Las diez entradas más leídas de 2018

Top ten Enrique Dans

En el top ten de popularidad de las entradas que he escrito a lo largo de este año he tomado la decisión de agrupar todos mis canales independientemente del idioma, una decisión que se debe al hecho de que, por primera vez desde que comencé a escribir esta página allá por el año 2003, es el primer año en el que sistemáticamente recibo más visitas en inglés que en español. Supongo que una evolución razonable considerando la de mi compañía, IE University, en la que prácticamente ya no doy clases en español y en la que el número de alumnos españoles o hispanoparlantes es ya muy inferior al del resto del mundo.

Esta decisión hace que la lista esté marcada fundamentalmente por los artículos que obtuvieron una acogida fuerte en mi página en Forbes, un canal que, lógicamente, tiende a tener, en ocasiones, mucho más tirón que el que puedo llegar a tener yo con mis páginas personales, tanto esta misma como la de Medium.

La abundancia de artículos sobre la industria de la automoción no responde a ningún patrón específico dentro de mis intereses de investigación más allá de lo que habéis visto a lo largo del año: en realidad, mi interés por esa industria es el mismo que pude tener en su momento por la de los contenidos, la banca, los seguros o por otras sometidas a un fuerte proceso de disrupción. Como en otros casos, esa concentración ha conllevado que se incrementase el número de compañías de automoción con las que he tenido la oportunidad de interactuar a todos los niveles, bien a través de conferencias o eventos o a través de conversaciones con sus directivos.

A continuación, algunos comentarios sobre las entradas que se convirtieron en las más leídas:

  1. ¡Sorpresa! ¡Todos estaban equivocados con Tesla!“: con total sinceridad, una entrada a la que dediqué poquísimo tiempo. La escribí desde un hotel cuando se acercaba la hora del checkout, en menos de una hora, cuando vi el anuncio de los resultados positivos de la compañía, y lo hice como una especie de terapia, de forma de dar en las narices a todos los agoreros que negaban la posibilidad de que Tesla funcionase algún día. La entrada en español funcionó razonablemente bien, pero la sorpresa vino con la versión en inglés, titulada Guess what? Everyone was wrong about Tesla, que por la razón que sea se convirtió en viral, pasó a ser el primero de mis artículos que supera el medio millón de lectores, y recibió hasta un retweet de nada menos que Maye Musk, la madre de Elon! :-)
  2. Vehículos eléctricos y desinformación“: una de las dos entradas que dediqué al “cuñadismo” que rodea a los vehículos eléctricos, las no-verdades que un porcentaje desgraciadamente elevado de la población esgrime cuando habla de ellos. A pesar de estar escrita en el habitualmente flojo mes de julio, funcionó muy bien en su versión en español, pero mucho mejor en su versión en inglés, titulada The misinformation around electric vehicles, que generó muchísima atención.
  3. Sí, seguramente a ti también te hayan robado la contraseña“: una entrada en modo “didáctico”, escrita a partir de una sucesión de noticias de intrusiones en compañías como Marriott, Quora o Facebook, que me permitió hablar de cosas como la comprobación de si una contraseña ha sido expuesta o no, o de otro tema que toco a menudo: la necesidad de utilizar un gestor de contraseñas. En español fue una entrada con un nivel de tráfico normal, pero en inglés me encontré con la sorpresa de que funcionaba asombrosamente bien, posiblemente debido – esta reflexión la hice, obviamente, después – a un título posiblemente algo sensacionalista: No doubt about it: your password’s been stolen” .
  4. Mitos y leyendas: los vehículos eléctricos que misteriosamente contaminaban más“: otra de las entradas que dediqué a la desinformación con respecto al vehículo eléctrico, en este caso centrándome en la conocida como “teoría del tubo de escape largo”. El comportamiento de esta entrada fue opuesto al de la anterior dedicada al mismo tema: generó un tráfico muy superior a la media en su versión en español, pero se comportó de manera bastante más discreta en su versión en inglés, titulada Myths and shibboleths about electric vehicles: the long tailpipe theory.
  5. Tesla, el Model 3… y el mercado“: escribí esta entrada como reacción a las primeras cifras de ventas del Model 3, y la evidencia de que, con una simple proyección, y a pesar de referirse únicamente al segmento de vehículos ligeros, estábamos hablando de un fenómeno de gran importancia, que podría marcar un antes y un después en el mercado de los vehículos eléctricos. Las cifras en Europa, a pesar de ser muy incipientes, apuntan a lo mismo. La entrada funcionó muy bien y con un nivel de tráfico bastante similar tanto en español como en inglés, bajo el título Tesla, the Model 3… and the market.
  6. El futuro de las redes sociales y la era post-Facebook“: una de las entradas que dediqué al desastre de Facebook, la primera en la que comencé a hablar de la posibilidad de un futuro en el que la compañía de Mark Zuckerberg sufriese una debacle y otro tipo de filosofía en torno a las redes sociales ocupase su lugar. Esta entrada también tuvo niveles similares de tráfico en su versión española y norteamericana, donde la titulé We are now entering the post-Facebook era, pero en la que la ortodoxia de Forbes me llevó a utilizar una imagen mucho menos agresiva que la que utilicé en la versión española. En la versión de Medium, que publiqué como siempre cinco días después, tuvo también una tracción bastante elevada.
  7. Bob Lutz y Tesla: la diferencia entre nueva y vieja economía“: una entrada “impertinente” provocada por las declaraciones de un mito de la vieja industria automovilística, una persona a la que hace años admiraba mucho por la forma en la que había revolucionado la comunicación en GM, pero que con el tiempo, ha dejado que su juicio se oxide y se asimile al del resto de su industria, incapaz de aceptar que las cosas pueden ser diferentes. Su tráfico en la versión española fue relativamente discreto, pero en inglés, titulada Bob Lutz and Tesla: the difference between the old economy and the new funcionó razonablemente bien.
  8. Adiós, disco USB“: una de esas entradas nostálgicas, escrita a partir de la noticia de que IBM prohibía el uso de esos dispositivos que, hace muchos años, antes de que la nube fuese algo ubicuo, fui el primero en llevar a mi compañía, donde se convirtieron en la solución universal para que los profesores llevasen sus presentaciones. La foto que utilicé la hice con la caja que tengo en casa en la que guardo decenas y decenas de discos acumulados a lo largo de los años. Esta entrada funcionó fantásticamente bien en español y en Medium, donde se tituló Farewell, USB drive, your time has come…, pero no la publiqué en Forbes.
  9. La invasión de los patinetes eléctricos se internacionaliza“: una de las múltiples entradas que dediqué al que sin duda ha sido uno de los fenómenos tecnológicos del año, los patinetes eléctricos, sobre la que tengo una cierta visibilidad gracias a la perspectiva que da discutir esos temas con grupos de alumnos de medio mundo. Desde el primer momento interpreté el patinete eléctrico como mucho más que un simple juguete, como algo destinado a jugar un papel en la movilidad urbana del futuro, y hablé de la necesidad de adaptar las ciudades a su existencia. Esta entrada funcionó muy fuerte en español y en Medium, donde se tituló The invasion of the electric scooters goes international: let’s hope they’re here to stay, pero no la saqué en Forbes porque prácticamente acababa de escribir sobre el mismo tema en el contexto del mercado de los Estados Unidos.
  10. Repensando el seguro de automóvil“: el décimo artículo del ranking de este año tiene que ver con otra industria de la que hablo con relativa frecuencia y que también me da la oportunidad a menudo de hablar con muchos de sus directivos, la aseguradora. La entrada habla sobre la necesaria redefinición de una de las ramas más rentables del seguro, el de automóvil, a medida que no solo cambia la fórmula de propiedad de los vehículos, sino que además, nos dedicamos a sensorizar todo aquello que puede ser sensorizado. La versión en inglés, Why it’s time to rethink car insurance, fue mucho más popular que la escrita en español. y llevó a que bastantes compañías norteamericanas me contactasen para saturarme con información sobre su mercado y sus opciones, un efecto secundario habitual de los artículos de Forbes.

Y esto, a falta de unos pocos días, es lo que ha dado de sí en términos de ranking el año 2018. Muchísimas gracias a todos por tantas discusiones, opiniones y puntos de vista sobre estos temas y sobre todos los demás que hemos ido tocando. Aunque ahora mi tráfico viene mucho más de las versiones de mis artículos en lengua inglesa que española, el número de comentarios sigue siendo mucho más elevado aquí que en Medium o en Forbes, y como ya he dicho en muchísimas ocasiones, los comentarios son, en muchas ocasiones, mejores que las propias entradas. Gracias a todos por estar ahí!


This post is also available in English in my Medium page, “My ten most-read entries of 2018

8 comentarios

  • #001
    Gorki - 26 diciembre 2018 - 23:31

    A la vista de los resultados, no se si debiéramos considerar si este blog trata sobre tecnología o sobre Tesla y otros vehículos eléctricos.

    Responder
    • Enrique Dans - 26 diciembre 2018 - 23:38

      No es ese el resultado que tienes que mirar. Para decidir eso tendrías que ver cuántas de las entradas que he escrito son sobre ese tema, no cuántas hay en mi top ten. Mi top ten no refleja – necesariamente – mis intereses, sino los de mis lectores. Pero en cualquier caso, los vehículos eléctricos son definitivamente tecnología, y como digo en la entrada, las industrias que sufren procesos disruptivos son definitivamente algo que me ha interesado siempre. Cuando hace años escribía muchísimo sobre música y descargas no era porque me interesase especialmente esa industria – aunque terminase dando conferencias a varias de las grandes discográficas – sino porque me interesaba la disrupción.

      Responder
  • #003
    Angel - 27 diciembre 2018 - 00:54

    Espero que no dejes de postear en español, aunque las lecturas sean menos. Y no lo digo por los comentarios, sino por tu contenido. Gracias.

    Responder
    • Enrique Dans - 27 diciembre 2018 - 10:20

      No, no está en mis planes en absoluto. Sí he reducido la prioridad de los temas que tienen que ver únicamente con España, los puramente domésticos, no solo porque en general tiendan a ser menos interesantes para mis lectores anglosajones, sino porque además, cada día me aburren más, pero no me planteo dejar de escribir en español.

      Responder
  • #005
    Pedro - 27 diciembre 2018 - 16:11

    Buenas tardes Enrique, yo soy uno de los tantos lectores que en 2018 ha descubierto tu blog y simplemente quiero felicitarte por la calidad de los artículos.

    También quiero aprovechar para transmitirte mi punto de vista. Quizá el aumento de visitas a los artículos en inglés se debe a que muchos, como en mi caso, preferimos leerlos directamente en inglés porque queremos seguir mejorando nuestro inglés cogiendo vocabulario especifico.

    Un cordial saludo y Feliz Navidad.

    Pedro.

    Responder
    • David Arias - 27 diciembre 2018 - 20:42

      Pedro, comparto la misma opinión. Una felicitación a Enrique por su blog y la calidad de sus artículos. Y además que siga adelante con su versión en inglés. Mérida, Yucatán. México

      Responder
  • #007
    jesus Raro - 28 diciembre 2018 - 00:01

    Pues sí Enrique, música y descargas…

    Me gustaría que después de tanto tiempo hablando sobre ello, tuvieses una entrada para ver como el tiempo nos ha dado o quitado la razón…,

    Responder
  • #008
    Pedro Amador - 5 enero 2019 - 23:31

    ¡Enhorabuena! ¡Gracias por tu contínuo afán por compartir y decir sin filtros la realidad!

    Y medio millón… ¡Guau! Me alegré mucho al ver que tengo un post que tiene 40.000 visitas al mes y que está a la altura de todo un referente en tecnología (googlea reflexiones y verás que sale mi post, que todo sea dicho, llevó 10 años escribir).

    Fuerte abrazo y muchas gracias de nuevo

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG