Un futuro eléctrico

IMAGE: Nerthuz - 123RFMi columna de esta semana en El Español se titula “Petróleo y lógica aplastante” (pdf), y habla del principio del apocalipsis del petróleo a manos de la electricidad, al hilo de la decisión de Volvo de poner fecha al fin de la fabricación de motores basados de manera exclusiva en la combustión interna, que será pronto imitada por otros fabricantes de automóviles. El anuncio no puede ser aún considerado como una medida drástica: algunos modelos actuales de Volvo utilizan aún los motores híbridos como prácticamente una excusa, como una manera de ofrecer escasos treinta o cuarenta kilómetros de autonomía en condiciones reales, para poder así optar a una etiqueta verde que les permita circular por carriles de alta ocupación o estacionar gratis en zonas azules o verdes, pero sin duda, es positivo, y marca el comienzo de una andadura hacia un futuro exclusivamente eléctrico.

Los escándalos de Volkswagen, vistos con perspectiva y considerados ya ejemplos de libro de lo que jamás se debería hacer en términos de ética o de responsabilidad social corporativa, marcan el final de una época, el ejemplo al que nadie quiere ya parecerse. A todos los efectos, el motor diesel se ha convertido en un problema a erradicar, en un error histórico e irresponsable, y solo es cuestión de tiempo que el emitir humo por un tubo de escape pase a ser visto como algo moralmente reprobable o incluso algo prohibido o ilegal.

Al tiempo que Volvo pone fecha al principio del fin de los motores de combustión interna, Tesla lanza su Model 3, la segunda parte de su plan estratégico consistente en ir bajando las barreras de entrada a sus vehículos co precios cada vez más razonables, y Finlandia anuncia el fin del uso de combustibles fósiles en calefacción en el año 2020. Incluso los símbolos de la conducción deportiva y de la diversión al volante como Porsche pasan a equipar motores híbridos debido no tanto al ahorro de combustible, sino a las consecuencias de la entrega inmediata de potencia del motor eléctrico, que los dotan de mejores prestaciones.

El mundo se mueve en una dirección clara e inequívoca, y profesores como Tony Seba se posicionan como visionarios anunciando el apocalipsis para la industria del petróleo a partir del momento cercano en el que los vehículos eléctricos, mucho más sencillos y con menos mantenimiento al tener unas veinte piezas móviles por las más de dos mil de los tradicionales, pasen a ser más baratos que los de combustión interna, y operados además en régimen de servicio en lugar de como posesión ineficiente. Su informe, Rethinking transportation 2020-2030 (pdf, 14.7MB) es de los que vale la pena leer con cierto detenimiento. El futuro no ha llegado todavía, falta trasladar al mercado algunas bajadas de precio en los vehículos eléctricos obtenidas de su producción masiva, falta ajustar detalles como el absurdo e irracional planteamiento de las operaciones de leasing que llevan a cabo algunas compañías considerando que el valor residual de los vehículos eléctricos es cero y dando lugar a una elevación artificial de las cuotas, pero se trata de ajustes que están en camino. Pronto, el vehículo eléctrico tendrá una lógica aplastante.

Hace poco tuve la oportunidad de conducir un vehículo eléctrico durante un par de semanas, una experiencia sobre la que escribiré en breve. Mi experiencia coincidió con algunos viajes antes y después de ese período, lo que hizo que, en la práctica, transcurriese más de un mes sin que tuviese que pasarme por una gasolinera a repostar combustible. La sensación al tener que volver a ella ayer fue incómoda, como de vuelta al siglo pasado, uno de esos momentos en los que te das cuenta de hasta qué punto hábitos arraigados o establecidos se convierten en incómodos y sin sentido a medida que la tecnología evoluciona. No, el petróleo no va a desaparecer de la noche a la mañana, veremos sin duda una larga transición, pero el objetivo ya aparece claramente marcado en el horizonte. Y capitalizar ese futuro pasa a tener cada día más sentido desde un punto de vista de lógica empresarial.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Looking forward to an electric future” 

 

24 comentarios

  • #001
    marcelo - 7 julio 2017 - 10:48

    Lo malo del apocalipsis de la industria petrolera es que arrastrará irremediablemente a toda la economía mundial a unos cambios dramáticos: dejando de lado los enormes recursos que los estados dejarían de recibir vía impuestos a los hidrocarburos, en un sistema en que todo el mundo está endeudado hasta las orejas con todo el mundo, el hundimiento del precio del petroleo producirá inmediatamente una cadena de impagos de deuda soberana y de repatriaciones de fondos soberanos simplemente insoportable para los mercados, quedarán arrasados, el fin del capitalismo tal como lo conocemos (y el de vuestros fondos de pensiones y de inversión). Por no hablar de los gravísimos problemas geoestratégicos que se producirán por la ruina de gran cantidad de enormes paises que práticamente no tienen otra cosa que petroleo para ofrecer al mundo: Rusia, Brasil, México, Oriente Medio, zonas de África…

    Así que si alguien se pregunta por el escaso entusiasmo de casi todo el mundo por los coches eléctricos, aquí podría tener la respuesta.

    • Alquimista - 7 julio 2017 - 12:15

      Tranquilo Marcelo, la desaparición del petróleo no va a ser inmediata ni mucho menos, piensa que mucha de la nueva electricidad va a seguir siendo generada en eficientes centrales térmicas, por ejemplo, y que el petróleo sigue siendo un valioso e irreemplazable mineral necesario para la obtención de muchos productos químicos.
      Lo que dices acabará pasando, sí, pero en no menos de 50 años. Todos los agentes implicados va a tener tiempo de sobra para adaptarse a la nueva situación.
      Las revoluciones lentas son menos revolucionarias…

    • Lucio M - 7 julio 2017 - 18:40

      arrastrará irremediablemente a toda la economía mundial a unos cambios dramáticos

      Estas hablando en tiempo futuro. Eso solo es aceptable si vives en USA, donde su presidente apuesta por una economia basada en fuentes energeticas del pasado, cuando el resto del mundo ya esta haciendo transicion a fuentes energeticas renovables. Ejemplos de esto sobran en la red.

      Quienes tendran problemas seran aquellos paises con gobiernos que no apuesten por economias energeticas basadas en fuentes renovables. Y solo eso. Pero puesto que casi todo el mundo lo esta haciendo, no veo la necesidad del tono alarmante, amarillista pre fin del mundo de tu comentario.

    • Lucio M - 7 julio 2017 - 18:44

      Por no hablar de los gravísimos problemas geoestratégicos que se producirán por la ruina de gran cantidad de enormes paises que práticamente no tienen otra cosa que petroleo para ofrecer al mundo: Rusia, Brasil, México, Oriente Medio, zonas de África…

      Yo soy de Mexico, y el pais tambien se encuentra en plena transicion hacia economia basada en renovables para generacion energetica. Hay estados en el pais cuya economia depende mucho del petroleo. Esos estados estan sufriendo una crisis economica fuerte (debido a que sus gobiernos no diversificaron su economia; acostumbrados a la epoca de vacas gordas del petroleo), pero esa situacion de ninguna manera aplica para todo el pais.

      No puedo hablar por los otros paises que mencionas, pero Mexico ya se encuentra camino a disminuir cada vez mas su dependencia a nivel federal del dinero (cada vez menor) que genera PEMEX.

    • Krigan - 7 julio 2017 - 19:19

      Si mirásemos las cifras antes de hablar…

      El impuesto sobre hidrocarburos supone tan solo el 6% de los ingresos fiscales de España, y siempre se podrían subir el resto de los impuestos para cubrir esa pérdida. Incluso sin cubrirla, ninguna deuda soberana se iba a hundir por eso.

      En cuanto a Rusia, Brasil, y México, si crees que lo único que exportan es petróleo, entonces es que tampoco te has mirado sus cifras. En 2 de los 3 países que has mencionado el petróleo ni siquiera es el principal producto de exportación.

      • Gorki - 7 julio 2017 - 20:03

        Por eso no hay que preocuparse en el caso de España, pondrán unos impuestos bárbaros al uso de robotaxis y asunto acabado, todo menos reducir el techo del gasto.

        Los que si tienen que preocuparse son países donde el rubro de la exportación de petróleo es muy intenso en comparación con su economía, Ahí supone mas problema a Guinea Ecuatorial por ejemplo que a Noruega, aunque los ingresos del Mar del norte sean muy superiores a los de los pozos de Obiang.

        De todas formas la energía se tendrá que obtener de alguna forma, así como la gasolina de aviones, el gas natural para la calefacción. los plásticos y toda la industria química que hay detrás del petróleo, Parece razonable pensar que bajara el consumo de crudo, se cierren los yacimientos menos rentable y se llegue a otro precio de equilibrio entre producción y consumo.

        • Krigan - 7 julio 2017 - 20:49

          En efecto, el petroleo no solo es fuente de energía, sino también es materia prima para la fabricación de plásticos y otras cosas.

          En cuanto a la energía, el futuro es fotoeléctrico, con la solar térmica, la eólica y la hidroeléctrica como útiles complementos. Por la ley de Swanson la fotoeléctrica es ya rentable y cada vez más barata, además de ser sobradamente abundante para cubrir todas nuestras necesidades.

          Con los combustibles fósiles estamos hablando de escasez de energía (son finitos), con la fotoeléctrica estamos hablando de abundancia inagotable, y el problema pasa a ser de gestión, no de escasez. Que si cómo acumulas (centrales de bombeo o baterías), que si el ahorro energético no lo haces ya para responder a la escasez sino para tener que acumular menos, que si para acumular menos (sobre todo para horas nocturnas) complementas con solar térmica, eólica, e hidroeléctrica, etc, etc.

  • #008
    Gorki - 7 julio 2017 - 13:35

    El coche eléctrico es tan viejo como el automóvil, losn hay desde el prinicpio del automóvil, pero desde entonces, sólo espera una cosa, que inventen la batería, y está pese a las cuantiosas inversiones en investigación que se hacen, sigue resistiéndose.

    Tu Enrique que tan partidario eres del coche eléctrico, ¿Te irías de Madrid a Galicia en un Tesla a ver a tus padres?

    • Krigan - 7 julio 2017 - 19:56

      Ya, pero luego resulta que esas largas autonomías del coche fósil tan solo se usan una o dos veces al año. En todo lo demás, el coche eléctrico gana por goleada. Si se pasa del coche propio al “coche como servicio” (robotaxis, etc) el 95-99% de los desplazamientos los harías en un coche eléctrico, mucho más barato.

      El modelo actual es puro desperdicio, un candidato ideal para la disrupción. El coche propio se pasa casi todo el tiempo aparcado, tiene 4 plazas y maletero que casi nunca se usan, y utiliza el ineficiente y caro motor fósil que de remate depende de un combustible que no tiene futuro porque es finito, no renovable.

      Es así de sencillo: en cualquier ciudad, en cualquier momento dado, la mayor parte de los coches que hay están aparcados, y la mayor parte de los que están circulando son coches de 4 plazas que llevan únicamente al conductor.

      ¿Y todo por qué? Únicamente por ese ocasional viaje a Galicia que mencionas. En un modelo de “coche como servicio”, ese viaje lo harías en un coche diferente, pensado para viajes largos. No necesitas andar quemando gasóleo todos los días si solo haces uno o dos viajes largos al año.

      • Carlos Quintero - 7 julio 2017 - 20:43

        Completamente de acuerdo. El coche en propiedad hace que hayamos adoptado una mentalidad de usarlo para todo, desde desplazamientos muy cortos donde es ineficiente, desplazamientos al trabajo con 4 plazas y maletero vacíos, hasta desplazamientos muy largos en vacaciones con toda la familia y las maletas (no es mi caso) donde sería mucho más cómodo alquilar un coche más grande.

        Yo solo hacía un viaje largo al año en coche y era en vacaciones, a Asturias. Mi coche es malo y viejo, le fallaba el aire acondicionado a las 2 horas, y ya llevaba algún año fantaseando con alquilar un coche de alta gama para ir (que no me podría permitir comprar), y lo mismo para volver, alquilando allí uno pequeño. Al final el año pasado fuimos en avión, y este año haremos lo mismo, alquilando un coche muy pequeño y barato para movernos por allí.

        Ahora que estoy con mi experimento de 60 días sin usar mi coche me planteo diversas opciones para ir a cada sitio donde tengo que ir: autobús, metro, tren, que me lleve mi mujer, andando, taxi, Uber, Car2Go, e incluso me plantearía bici normal o bici eléctrica si no peligrara mi integridad física. El fin de semana pasado para ir a casa de mis padres a 120 Km fui en tren, pero miré la posibilidad de alquilar un coche, cosa que no pude porque los domingos no podía devolverlo en mi ciudad (sí en el aeropuerto), y además era algo caro. También podía haber ido en autobús o en BlaBlaCar.

        ¿Que es más cómodo tener un coche en propiedad para todo? Pues incluso depende. Durante 3 años viví en una zona donde no tenía garaje, y buscar aparcamiento cada tarde era una tarea de 15 min. En días de partido del R. Madrid era imposible y a la media hora tenía que llamar a mi mujer para que bajara para irnos a cenar a algún sitio hasta que acabara el partido y se fueran los coches que no eran del barrio.

        Yo estoy deseando que llegue tu Robotaxi :-)

      • Gorki - 7 julio 2017 - 23:51

        El modelo actual es puro desperdicio,

        Cierto tienes razón, pero ¿Cómo se explica que siendo así, hasta los moderadamente pobres tenga coche?
        Según la DGT en el 2016 había en España .22876830 turismos y 3211474, algo mas de un coche cada dos personas incluyendo los niños y los ancianos nonagenarios Lo lógico , seria desplazarse por el centro de las ciudades en moto, o en transporte público, y excepcionalmente alquiles un coche para viajes entre ciudades,,

        No existe el famoso robotaxi, pero existe en Madrid el Car2Go que a los efectos a ser loes lo mismo y hay en muchas ciudades bicicletas de alquiler, en Madrid, hay coches de alquiler eléctricos, bicicletas eléctricas, y motos eléctricas y a mi juicio coches y motos han tenido una buena acogida. Sin embargo no conozco a nadie que tuviera coche que haya dicho, ” lo vendo”,

        En mi entorno , clase media, no muy prospera, es rarísimo el que no tiene coche y los que conozco, es porque son urbanitas irreductibles, que gustan vivir no céntricos sino en el cogollo de la ciudad y ahí, es casi imposible tener coche por la dificultad de aparcamiento en la calle y la carestía de las plazas de parking privadas.

        Fuera de esos casos todos tiene coche. Sería muy lógico tener moto para moverse por la ciudad y alquilar un coche para viajes largos, pero conozco muchos con moto y coche, pero nadie que alquile coches para hacer viajes largos, lo alquilan solo si se desplazan en avión o en tren a otra ciudad y ahí alquilan coche.

        • Carlos Quintero - 8 julio 2017 - 00:40

          Algunas reflexiones personales:

          – Si ya tienes coche, no te planteas venderlo y dejar de usarlo. Si necesitas reparar tu coche viejo o comprarte otro, ya es posible que te plantees dejar de tener coche. Este es mi caso, pero yo soy un bicho raro, a mi me gusta probar cosas y ver qué me funciona y qué no :-). Mi entorno no dudaría en comprarse otro coche. Y nuevo. Y de gasolina.

          – Alquilar un coche, sacar un billete de tren, etc. tiene bastante fricción como para hacerlo con frecuencia incluso si el precio no fuera un problema: muchas empresas, muchos modelos, oficinas cerradas en festivos, no sé si registrándote puedes saltarte datos y pasos y repetir el último alquiler, etc. Una de las comodidades de apps como Amazon Prime Now es que puedes comprar con “cuatro” clicks, repitiendo datos de la anterior compra.

          – Algunos no usamos bici por ciudad porque no podemos ir de extremo a extremo sin compartir carriles con coches. Imaginemos una ciudad donde las calles con dos carriles, una se convierta en carril bici, y donde las de un carril la zona donde aparcan los coches se convierta en carril bici. Y eduquemos a los niños desde pequeños y conciencemos a los mayores para usar bici. Y lo de las cuestas de Madrid, con bicis eléctricas ya no debería ser un problema.

          – El transporte público en Madrid es muy abundante pero no llega a todas partes, requiere transbordos y en definitiva es más lento que el coche. Para mucha gente, media hora de ahorro por la mañana y media por la tarde es bastante, a pesar de que hoy en día mientras esperas en la parada o vas en el autobús puedes hacer la compra, un curso online de tu empresa, contestar emails, consultar las redes sociales, etc. e incluso producir contenidos, y ya lo tienes hecho cuando llegas a casa.

          – La tecnología no hace todo lo que podría hacer para ahorrarte tiempo. Por ejemplo, saber con cuantos minutos exactos tienes que salir de casa o de la oficina para llegar a la parada y esperar un solo minuto a tu autobús. Ver en un mapa la posición de los autobuses en tiempo real. Que yo sepa, la app de transportes de Madrid no te da esa información. Usando Find my iPhone o Google Maps Sharing yo sé exactamente por dónde va el coche de mi mujer cuando viene a recogerme a un sitio, o cuándo bajar al portal.

          En general creo todo esto se resume en que es un tema cultural: las ciudades se han diseñado y optimizado para los desplazamientos en coches particulares, no para otros tipos de desplazamientos, que son un “afterthought”.

        • Krigan - 8 julio 2017 - 10:27

          Tú mismo lo has dicho, el robotaxi todavía no existe. Y no, Car2Go no es lo mismo. Tienes que ser tú el que se desplace a donde haya un Car2Go, no es lo mismo que pedir un robotaxi con el móvil y que este te recoja.

          Además de eso, tienes que aparcarlo dentro de una zona determinada (o te cobrarán recargo), y sus tarifas son muy caras (21 céntimos/minuto) en comparación con lo que costaría un robotaxi, posiblemente por el coste de los empleados de Car2Go que van adonde un cliente dejó uno de sus coches, para trasladar este a un punto de inicio más adecuado para la siguiente carrera.

          El robotaxi, por supuesto, no tienes que aparcarlo, simplemente te lleva del punto A al punto B. Car2Go no puede cubrir ni de lejos de forma tan universal ni origen ni destino.

          Si quieres concebir cuáles serán los efectos del robotaxi, la manera más adecuada no consiste en decir “ya tenemos Car2Go”, que es un bicho muy diferente, sino en pensar qué pasa cuando de los taxis desaparece su principal coste, que es el conductor.

          ¿De verdad crees que el coche propio se mantendría si los taxis (robotaxis) pasasen a costar medio euro la carrera corta y un euro la larga? Esa es la pregunta clave.

          • Gorki - 8 julio 2017 - 11:38

            a) Los robotaxis no existen los Car2go si y blos encuentra a menos de 100 metros de tu casa
            b) Car2go (2 plazas) y Emov (4 plazas) los aparcasc en cualquier plaza de la calle sin pagar, las motos electricas eCooltra las apracas sobre la acera Notiene coste de aparcamiento ni de conductor
            c) Tiene bastante uso para ir al centro de Madrid y para salir de él, pero nadie ha pensado en vender su coche por su aparición, a lo que sustituyen es la taxi normal.

          • JJ - 8 julio 2017 - 14:47

            Krigan, propongo cambiar la palabra “robotaxi” por otra que no suene tan mal.

            Por ejemplo; taxibot.

          • pepelu - 9 julio 2017 - 10:54

            Krigan:

            Hasta donde yo he visto empleados de Car2Go no se dedican a acercar los coches a donde sea la “siguiente carrera”. Los clientes los dejan donde quieren y otro cliente ya lo recogera en ese punto. No se dedican a distribuir la flota, ya que sería algo muy ineficiente.
            Lo que si hacen en todo caso es cargarlos cuando se gasta la batería, pero no se exacamente como lo hacen o como los recogen. Probablemente Enrique nos podría explicar más de como está organizada la operación.

            Gorki:
            Yo no creo que los Car2Go sean directamente una competencia del taxi. No todo el mundo sabe conducir, ni quiere estar preocupado en donde se deja el coche una vez llegado al destino. Una cosa es que puedas aparcar en cualquier plaza y otra que encuentres sitio para hacerlo.
            Por supuesto que quitará algunos clientes al taxi, pero creo que lo que hace mas en realidad, es evitar desplzamientos de coches particulares. Al menos la gente de mi entorno que lo usa nunca seles habría pasado por la cabeza coger un taxi, para algo que hacen en car2go.

    • eldelaplazoleta - 9 julio 2017 - 04:48

      Si me peguntases a mí en vez de a Enrique, te diría que ahora mismo: NO, ni de coña. Habría que planificar el viaje al milímetro para ver si es “razonablemente” factible. El problema no es solo la autonomía que tenga el coche sino la infraestructura de recarga que exista a lo largo del viaje.

      Ahora bien, echándole un poco de imaginación, en un país que apostara por el vehículo eléctrico y facilitase la instalación de todo tipo de puntos de recarga de baterías, digamos en un futuro no muy lejano, la respuesta sería: SÍ, sin ningún problema. Incluso si la autonomía del coche es menor que la de un Tesla.

      Imaginemos que tienes un coche con una capacidad de recorrer unos 400-500 Km reales y quieres cruzar España de punta a punta (Bilbao-Málaga – entre 1.000-1.200 Km -). Tienes un problema, o no.

      Imaginemos que cargas las baterías previamente a la salida en tu domicilio: una lonja, un garaje privado o comunitario, etc, con un enchufe propio. Ya estamos en marcha.

      Imaginemos que no ha podido ser y tienes que iniciar el viaje con las baterías a medias. Empieza el estrés, o no.

      Imaginemos que vas por autopista y tanto a la entrada como a la salida hay una área de recarga. Disminuye el estrés.

      Imaginemos que a lo largo de la autopista hay zonas de descanso (las típicas con una papelera y cuatro arbolitos), con accesos paralelos en los que se han instalado enchufes de recarga. Es más, hay nuevas zonas de servicio paralelas al trazado exclusivas de recarga, incluyendo las gasolineras propias de la autopista que se han adaptado y han añadido una zona de recarga eléctrica. El estrés sigue bajando.

      Imaginemos que con la prisa no has desayunado y paras en una zona de descanso con restaurante, con su correspondiente zona de recarga. Recargas pilas tú y el coche.

      Imaginemos que sales de la autopista y no has necesitado usar ningún punto de recarga hasta ese momento. Estás con las baterías a cero pero resulta que tienes un pueblo, uno de tantos, a tiro de piedra donde hay una gasolinera con su zona de carga eléctrica, un bar con aparcamiento con su fila de enchufes eléctricos, una plaza pública donde recargan sus coches los vecinos, incluso una vecina octogenaria muy moderna con 15 enchufes de recarga en la fachada de su casa (LOL).El estrés empieza a desaparecer.

      Imaginemos que decides no parar en ese pueblo y apuras al máximo hasta llegar a un restaurante, otro de tantos, donde recargas el coche mientras comes tranquilamente. El estrés ya es historia.

      Imaginemos que, después de otra pechada de kilómetros, decides que es hora de recargar baterías de nuevo y aprovechas un centro comercial que hay en el camino para enchufar el coche a un supercargador disponible para clientes. Tardas media hora en comprar y a la salida el coche está listo para reanudar la marcha. Empiezas a disfrutar del viaje.

      Imaginemos que llegas a tu destino (Málaga) y empiezas a barajar opciones de rellenar las baterías para que el vehículo esté listo al día siguiente. Puedes optar por un garaje público con enchufe. Si vas a un hotel, cargarlo en el garaje del mismo. Puedes usar cualquier establecimiento público de la zona que haya habilitado zona de carga eléctrica. Incluso puede que el ayuntamiento de Málaga (y el resto de municipios españoles) se ponga las pilas (nunca mejor dicho) y habilite un cargador en cada plaza de aparcamiento destinada a zona ORA disponible las 24 horas del día. Cargas el coche mientras está aparcado, bien por el día, bien por la noche. Un cargador normal en zona verde, uno más rápido y con más capacidad en zona azul y un supercargador en zonas (rojas???) muy limitadas.

      ¿A que ya no parece tan temerario lanzarse a la aventura con un coche eléctrico?.

      Algunos no os acordaréis pero, no hace tanto tiempo, viajar a determinados lugares de España con el coche generaba casi el mismo estrés del que aquí estamos hablando por falta de gasolineras en la zona. La comparación de la autonomía de un coche de gasolina-gasoil con respecto a la de un coche eléctrico no tendría sentido si la extensa red de gasolineras actuales no existiese. El coche de combustión, con sus 1.000 Km de autonomía, también estaría vendido en un viaje Madrid-Galicia, que son 1.200 Km ida y vuelta.

      Perdón por la chapa, a estas horas era seguir escribiendo el post o ponerme un capítulo grabado del “Ministerio del Tiempo” ;) .

      • Toronjil - 9 julio 2017 - 12:24

        Una previsión bastante razonable para aquellos agoreros que solo se fijan en los problemas de la tecnología eléctrica ¿autonomía?, y no en sus enormes posibilidades.

        Y no olvidemos que se podrán hacer unos pocos tipos de batería estándar que se puedan intercambiar en un minuto.

  • #019
    JJ - 7 julio 2017 - 15:59

    Hasta ahora hay mucho interés en el futuro a corto plazo del coche autónomo y eléctrico.

    Waymo valorada en 70 mil millones de dólares

  • #020
    jose luis portela - 7 julio 2017 - 23:43

    Sin duda mi tema favorito y del que tanto he hablado en clases, en TV y en distintos foros

    Si lo tengo que resumir

    1. La gente comprará coche eléctrico no por el medio ambiente, sino porque NO se estropean (revision motor eléctrico 1.000.000 km), tienen infinita mas aceleración y es ademas instantánea, y el coste para moverlo es el 20%
    2. De las 10 empresas mas grandes del mundo, 5 son petroleras y dos de automoción. El 70% del petroleo lo consume los coches y camiones. Con este dato te darás cuenta que habrá mucha polémica y resistencias al cambio. En otras palabras harán lo imposible porque no suceda.
    3. Qatar 55, Kuwait 56, Irag 58, EAU 72, Irán 59, Arabia Saudí 65 y Argelia 85. Este es el precio que tiene que tener el barril para que estos países para poder equilibrar el saldo fiscal. En otras palabras, si el precio del barril esta por debajo no cubren presupuesto para vivir
    4. Del punto 2 y 3 se puede deducir que habrá muchos conflictos en estos lugares. (Ahí lo dejo, no quiero ni escribir lo que se puede deducir).
    5. Os pido que probeis por unos días un coche eléctrico. Lo que os pasará por el cuerpo y la mente, solo vosotros lo podréis experimentar

  • #021
    Matt - 8 julio 2017 - 01:38

    Yo lo que no acabo de ver es eso de que cuando el coche sea autónomo y eléctrico, la gente dejará de comprarlos para pasar a alquilarlos.

  • #022
    José Luis Castillo - 8 julio 2017 - 10:40

    Dos preguntas tontas, desde la ignoracia:

    1) ¿Hay producción eléctrica para tanto automóvil individual o el subidón de demanda eléctrica ejercerá presiones a favor de modelos de uso en vez de modelos de propiedad?

    2) ¿El automóvil pasará a ser un competidor de servicios que ahora mismo usan electricidad, como los hogares?

    Las dos basadas en que la producción de electricidad tiene dificultades técnicas (transporte) y ambientales, que lo mismo también es que no conozco bien el tema…

    Lo siento si son triviales.

    • Toronjil - 8 julio 2017 - 11:37

      Respuesta a 1)

      Por una parte, la mayoría de los coches eléctricos no se cargarían todos los días “desde cero hasta el tope”, sino que esto dependerá de las necesidades del usuario. Además se cargarán en su mayoría por la noche. Por otra parte, aunque rápida, la adopción del coche eléctrico no va a hacerse de la noche a la mañana. Las infraestructuras tendrán tiempo de adaptarse.

      Respuesta a 2)

      El coche no solo no sería competidor del resto de dispositivos en los hogares, sino que sus baterías podrán hacer de respaldo mientras el coche está en el garaje (la mayor parte del tiempo en muchas casas), lo que nos permitiría cargarlo en horas más económicas, y devolver/vender energía a la red en las horas más caras.

      En definitiva se tratará de una red más distribuida e inteligente capaz de aprovechar mejor la energía.

  • #024
    Krigan - 8 julio 2017 - 10:44

    Desde luego, es muy interesante el paso firme con el que Noruega (no Finlandia) se está convirtiendo en una economía libre de combustibles fósiles (y sin nucleares). Ya producen casi el 100% de su electricidad mediante renovable (hidroeléctrica), y todavía les sobra para exportar. Tienen un parque de coches eléctricos que es ya importante y creciendo, hasta el punto de que se plantean prohibir la venta de coches fósiles para el 2025. Y ahora han anunciado que prohíben para dentro de 3 años el uso de petróleo (gasoil, etc) para calefacción. El gas natural de momento se queda, pero es un obvio candidato para la siguiente prohibición.

    Esto en un país que es un importante exportador de petróleo. Nosotros, que no tenemos petróleo, por el contrario no estamos aprovechando nuestro sol.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados