Neutralidad de la red: el 12 de julio, la red vuelve a la carga

JULY 12TH: INTERNET-WIDE DAY OF ACTION TO SAVE NET NEUTRALITY

Los planes de Donald Trump para acabar con la neutralidad de la red, que comenzaron inmediatamente después de su llegada a la Casa Blanca con la designación de Ajit Pai, anteriormente abogado y lobbista de Verizon, como director de la FCC, van a encontrarse finalmente con una contestación: una jornada de lucha en internet en la que una gran cantidad de páginas desplegarán consignas a favor de la neutralidad de la red, y que acaba de recibir el apoyo de gigantes como Google o Facebook.

Envidio la manera en la que los norteamericanos son capaces de movilizarse y organizarse para luchar contra cuestiones importantes como esta. A partir de una definición que muchos, intencionadamente, pretendieron convertir en confusa y tachar de “reivindicación de frikies“, la lucha por la neutralidad de la red ha conseguido reunir a buena parte de la sociedad civil y ha conseguido crear una campaña que recibe el apoyo de las empresas de internet, y que termina por convertirse en un clamor, clamor que todos los medios de comunicación tienen que recoger, y que resulta difícil de ignorar. No lo olvidemos: la neutralidad de la red es lo que evita un control omnímodo de internet por parte de las empresas de telecomunicaciones, que sin ella podrían hacer y deshacer a su antojo, ralentizar unos sitios o privilegiar otros en función de los acuerdos que tuviesen con ellos, o incluso bloquear o enviar sitios a tramos con precios diferentes, condenándolos de manera efectiva al ostracismo. Todo lo contrario a lo que internet es y representa.

El sistema de democracia representativa norteamericano, en el que todo ciudadano puede enviar a su representante, al congresista o senador específico que le representa ante el Congreso o el Senado, hace el resto: todo norteamericano que, el día 12, se encuentre con los banners u otros modos de protesta que las páginas que visita habitualmente deseen mostrar, podrá enviar desde las mismas una carta a sus representantes demandando que los planes de Donald Trump sean detenidos. En Europa, con una sociedad civil con una conciencia de movilización prácticamente inexistente, este tipo de iniciativas son imposibles de organizar, y terminamos encontrándonos con que los lobbies organizados por empresas con amplios presupuestos para ello acaban haciendo lo que les viene en gana.

A lo largo de los años, he participado en infinidad de campañas para intentar defender derechos civiles en internet en España. He llegado a ser considerado “una interferencia” en el Senado precisamente en la presentación de una moción que conminaba al gobierno a proteger la neutralidad de la red (moción que el gobierno terminó ignorando completamente, prueba clara de la escasa calidad democrática de nuestro país), y soy cada día más pesimista con respecto a la capacidad de movilización de la sociedad en la que vivo.

En el caso norteamericano, nos encontramos con una campaña durísima, en la que las empresas de telecomunicaciones han llegado incluso al punto de inundar el sitio que la FCC estaba obligada a ofrecer para la recogida de comentarios públicos con miles de comentarios falsos creados por bots con nombres de usuarios que, en muchos casos, aseguraron no haber participado en ellos, con la idea de que los comentarios legítimos de protesta de los usuarios quedasen sepultados, fuesen imposibles de procesar o se viesen como iniciativas poco serias.

El próximo día 12 de julio, los norteamericanos llevarán a cabo una jornada de lucha para defender la neutralidad de la red, algo que consideran fundamental para que internet siga siendo lo que ha sido: un lugar en el que las buenas ideas pueden prosperar, independientemente de quien esté detrás de ellas, y en el que un clic es igual a otro clic y llega siempre a su destino a la velocidad que tengas contratada, sin que nadie pueda interponerse negociando acuerdos preferentes que privilegien a unos o penalicen a otros. Un día para la protesta, para la reivindicación y para la defensa de los derechos civiles, que está por ver cómo decidirá afrontar la administración Trump. Si ese día, en los sitios que visitas habitualmente en la red, te encuentras notificaciones, vídeos previos a la carga de la página o banners hablando del tema, que no te pille de sorpresa: los norteamericanos están defendiendo cuestiones importantes para las que en otros sitios no sabemos movilizarnos ni cómo defender.

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Internet neutrality: the fightback continues” 

 

10 comentarios

  • #001
    Antonio Morales - 8 julio 2017 - 11:43

    No me creo lo que está sucediendo con este hombre al poder, no creo que pueda hacer todo lo que el quiera, habría que pararle los pies, bajarle de las nubes y hacerle ver que esto es la vida real. Es que se cree un “Dios” o algo por el estilo.

  • #002
    JJ - 8 julio 2017 - 15:45

    Me parece muy bien la campaña que se está haciendo en EEUU. Y es cierto que en Europa es mas difícil.

    Pero quizás hay que identificar otro problema menos evidente.

    Las operadores quieren ahora un Internet que siga el modelo que han impuesto con la telefonía móvil. Es decir, volver a la antigua telefonía en la que se cobraba por minuto, solo que ahora se hace por volumen de datos. Pero en el fondo es lo mismo. Quieren acabar con el concepto de Neutralidad y de tarifa plana para regresar al pasado.

    Ya hemos visto, por ejemplo, como le han ido bajando la potencia a los routers para que no se puedan compartir entre vecinos y pequeñas empresas, algo que les preocupaba mucho (en el fondo, la idea de Fon de Varsavsky se basaba en eso). La excusa para bajar la potencia es el supuesto riesgo para la salud (1)

    Pienso que sin tarifa plana, es casi lógico que la gente termine por aceptar cualquier cosa. Y para acabar con la Neutralidad de la Red es lo que hace falta: que el consumidor lo acepte como algo “normal”.

    Hay iniciativas, como vemos aquí con Vodafone, que ofrece, para comenzar, no cobrar datos en ciertos servicios. Esto, aparentemente, va contra la Neutralidad de la Red. Pero hay otra lectura: comenzar a acercarse a la tarifa plana para móviles, que es el verdadero camino a seguir.

    A las operadoras les conviene que la gente vaya abandonando la línea telefónica y use solo el 4G. Y esto está ocurriendo, que la mayoría se conecta a los servicios mediante el smartphone, en detrimento de ordenadores y tabletas. Y el wifi se usa menos.

    Sobre Donald Trump, está claro que ya es mucha la gente que le cuestiona en su país y en el mundo. Si Trump ha manipulado la información en la Red y ha mentido para ganar las elecciones las pruebas están allí, en manos de las redes sociales y de los buscadores, y si esta información sobre esta manipulación es publicada, él quedará descalificado para actuar contra Internet.

    (1) Las ondas WiFi no producen quemaduras ni calor porque su potencia de salida, que se mide en vatios, es mucho menor que en un horno microondas. En concreto, un horno microondas tiene alrededor de 800 W y una WiFi 50 mW, lo que implica que la onda del WiFi, tiene una capacidad mucho menor de penetración en el cuerpo y genera mucho menos calor.

  • #003
    Rocio - 8 julio 2017 - 19:12

    El control de internet por parte de las compañías de telecomunicaciones ya ocurrió y paso: os acordáis de la navegación de los primeros móviles? Era control absoluto por parte de las telco. Y los smartphones con apps preinstaladas (WhatsApp). Creo (quiero creer) que siempre habrá una telco freerider que ofrezca neutralidad en su servicio y se llevará el mercado de calle. Claro que siempre habrá borregos, pero en eso no habrá diferencia con o sin neutralidad en la red.

  • #004
    Gorki - 8 julio 2017 - 21:20

    Ruego que quede claro que este comentario es de quien normalmente firma con el sedónimo de Gorky, que no soy ningún bot y que no recibo pago por escribir este comentario,

    Supongo que si quien esta a favor de la neutralidad de la red, tiene derecho a escribir comentarios favorables, quienes pensamos que que la libertad de la empresa es uno de los pilares de nuestra sociedad también tenemos derecho a expresarlos.

    Informo que la pretendida neutralidad de la ley es una entelequia que nunca ha existido, desde el momento que por ejemplo, de siempre, unos tienen mejor servicio que otros, porque pagan mas, o cuando el servicio que te danm como por ejemplo el,que da la EMT en sus autobuses y en muchos hoteles, es un servicio “capado” que permite acceder a u nos sitios si y a otros no. La neutralidad de la red no existe ni ha existido nunca,

    Pese a no haber neutralidad en la red, Internet es un sitio maravilloso que ofrece miles de posibilidades de ocio , cultura y negocio. y no hay razón para que deje de haberla siguiendo con el status actual donde cada empresa permite hacer en la red lo que le parezca oportuno,

    Creo que está demostrado, que lo que es bueno para el usuario, es la libre competencia entre diversas empresas que luchan por atraer a los clientes. Los sistemas desregulados, como por ejemplo la industria del calzado, o la vinícola, producen productos y servicios, que se acercan mas en calidad y precio al ideal, que los sistemas estrictamente regulados como por ejemplo, la industria del taxi. La economía socialista de la URSS es un claro ejemplo de como una industria que evita la competencia, aunque en principio parezca que aprovecha mejor los recursos, da como resultado un total desprecio por el cliente final, y una desidia mortal en todo el entramado productivo.

    Por ello mucho mejor que tratar de fijar por ley unas reglas de juego, tratemos de buscar nuevos espacios para que florezca la competencia, como forma segura de evitar posturas dictatoriales en las empresas suministradoras de Internet.

    Existen sistemas alternativos a los actuales de dar servicio al usuario, hay la posibilidad de utilizar los tendidos eléctricos para llevar Internet a los hogares (PLC), así como el WIMAX que pueden cubrir el territorio nacional y sobre todo la ultima milla con una ionversión razonablemente pequeña.

    Uno debería preguntarse antes de solicitar la neutralidad de la ley, por qué estos medios técnicos ya desarrollados y probados, no han prosperado. Si la respuesta es porquen se ha llegado acuerdos con el oligopolio existente para yugular estos servicios, pedir al gobierno que nlos estimule, pues nuestra mayor defensa es la abundancia de oferta. Si no es así seguiremos con ley de neutralidad y teniendo uno de los servicios más caros de Europa.

    Por otra parte aún en estado investigaciones de laboratorio, pero muy avanzadas están nuevas formas de darnos servicio de Internet, vía satélite, mediante dirigibles de gran altura, utilizar las canalización existentes como servicio de agua, alcantarillado y gas para hacer llegar económicamente la fibra óptica a los hogares, y hay muchos ayuntamientos que han querido dar servicio a sus ciudadanos y los lobbys empresariales han presionado para impedirlo.

    Como ven, podemos fácilmente multiplicar la competencia. En un mercado así, que una compañía tenga una cuota, que permite ver películas, pero no deja ver Google, no es un estorbo para la mayoría, que simplemente buscará otro proveedor, pero puede ser una solución económica para quien no le interese en absoluto ver Google.

    • JJ - 9 julio 2017 - 15:07

      Coincido contigo en la defensa de la competencia y la libertad de empresa.

      Por eso, entre otras cosas, comprendo que la Neutralidad de la Red es imprescindible.

      Sin Neutralidad, las operadoras harán lo que les venga en gana. Se pondrán de acuerdo, y tendremos en la Red un control oligopólico que, a su vez, será controlado por el poder político. Eso es lo que quiere Trump.

      Los oligopolios siempre se alían con el poder político, porque dependen de que este no cambie las leyes y les quite los privilegios, así que no les queda mas alternativa.

      En un sistema en el que domina un oligopolio no puede haber verdadera competencia, ni libre empresa.

      Imagina todas las autopistas de un país de peaje, y controladas por unas pocas empresas que se ponen de acuerdo para decidir a quien dejan pasar y de que manera. Si puede pasar directamente o si debe hacer una larga cola, o si ha de pagar mucho o poco. Por ejemplo, si eres mi socio te dejo pasar gratis y de manera directa, pero sino debes pagar y ponerte a la cola. Así, quien no se asocie con los dueños del peaje no tiene nada que hacer, no puede competir.

      Sin Neutralidad de la Red vamos seguro a un Internet estilo ruso o chino.

      Censura en Internet en Rusia y China

      Por ello, deberíamos encaminarnos hacia la Neutralidad de la Red en la telefonía móvil, donde aún no existe. Pagamos con datos nuestros la publicidad que nos meten. En sitios como Youtube, la buena calidad de vídeo tienes que pagarla aparte, con tus datos, etc. Y si te quedas sin datos eres penalizado, castigado con una velocidad que te hace casi imposible la navegación, algo absurdo y que parece fomentar la mala fe tecnológica, algo que deberíamos combatir si no queremos terminar todos “capados” de una u otra forma.

      Aquí y en otros países, empresas como Vodafone ofrecen acceso a servicios como WhatsApp, bajo ciertas condiciones, sin consumir datos. Y puede ser el principio del camino hacia la tarifa plana en móviles. Yo, como usuario, no puedo quejarme porque me cobren por un servicio menos que antes. Pero Vodafone, con esto, también podría estar haciendo competencia desleal. No tanto contra otras operadoras, pero sí dificultando el acceso al mercado de nuevas empresas que pretendan competir en ese sector, o quitando clientes a otros servicios que no pueden ofrecer esta gratuidad. Así que cuidado con cargarse de esta forma la competencia y la libertad de empresa.

      El debate que abre el caso Vodafone

    • Javier - 10 julio 2017 - 15:08

      Lo de la competencia esta muy bien, cuando la hay, hablas de los zapatos o los vinos, vale muy bien, ¿Hablamos de la luz? Por decir una. La única entelequia que existe es la competencia y tu comentario, disculpa que así te lo diga, me parece tremendamente hipócrita, cuando aquí no estamos hablando de de zapatos o de vinos, sino de Movistar, Orange y Vodafone, y para de contar. Competencia dice.

    • Javier - 10 julio 2017 - 15:12

      Por cierto, hablas de la economía socialista, ¿cuando vas a criticar la capitalista? ¿Cuando te estés muriendo de hambre? Bueno, te queda poco.

  • #008
    Garepubaro - 9 julio 2017 - 01:05

    Y porque va a ser igual “un bit que otro bit” porque tiene que costar uno igual que otro? … es obvio que en eso consiste la ruina estructural, el basureo que es ya internet … de todos modos la gente esta a otras cosas y no tiene tiempo para esto, cosas como que si, que costara “el jamon igual que el pan””la seda costara igual que el algodon” eso si seria interesante y tantas cosas …

    Es evidente que internet no tiene futuro, esta situacion antinatura no durara ya mucho, que se ira resolviendo primero en EEUU volviendo a la venta tradicional de servicios de television por cable, musica por cable ahora por IP etc quedando el internet genuino en un segundo plano y pocos, pero los ruidosos de siempre, lo lamentaran, afortunadamente poco influyentes en el mundo real … es lo que hay que aguantar siempre

    En la Historia Internet quedara como otro experimento fallido de tantos. Ahi viene la cosa con EEUU a la cabeza como siempre …

    • David - 10 julio 2017 - 20:20

      En todos los foros aparece siempre algún cómico capaz de hacer los chistes más inverosimiles….
      Mejor pensar eso de tí a pensar que este sea un comentario serio.

  • #010
    Javier Miro - 10 julio 2017 - 16:16

    La falta de neutralidad va en contra de la RED en muchos sentidos:

    -Se prima a los servicios existentes en contra de otros futuros que puedan llegar, en pro de la velocidad. Resulta que ahora no te van a cobrar por enviar Whatsapp porque comercialmente resulta interesante para unas compañias. De este mismo modo esa ventaja se convierte en desventajas ante posibles competidores Line, Telegram, Messenger,…
    Cuidado cuando te dan algo gratis, que el producto eres tú.

    -Se favorece el control de grupos sociales masivos ya que se puede monitorizar el uso de protocolos. Con lo que, ¿Qué va a pasar con los protocolos que aún no existen? por qué se deben poner barreras a esa posible evolución en contra de tecnologías actuales?

    -Que pasa con los servicios bajo demanda y los intereses comerciales de las telco? sinceramente no me apetece volver a ver una guerra de velocidades ni sufrirla en mis carnes, ni ver como nos venden aquello de “interés público” para luego privatizarlo todo como ya pasó con el futbol en España.

    -En el momento que la música vaya discriminalizada por protocolo. Cuanto tiempo tardará la SGAE en llamar a la puerta de cada usuario con los datos de uso?

    La neutralidad debe ser un derecho fundamental, al igual que en una población todos pagan lo mismo por el suministro de agua.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados