Trabajar en una compañía… ¿y vivir en ella?

Willow Campus (click to read more)Los planes de Facebook para la ampliación de su sede en Menlo Park incluyen la construcción de un complejo de 1,500 viviendas, con tiendas, supermercados, farmacias, parques, hoteles y todos los elementos e infraestructura de una pequeña ciudad para la vida cotidiana de sus trabajadores, bautizado como Willow Campus.

Los planes, cuya construcción se prolongaría hasta 2021, están pensados como forma de paliar uno de los principales problemas que los trabajadores de la compañía tienen a la hora de plantearse vivir en la zona de la bahía de San Francisco: los costes de vivienda se han elevado hasta el punto de convertirse en prácticamente irracionales. Una gran cantidad de compañías tecnológicas que pagan sueldos más elevados que la media y que, en muchas ocasiones, incluyen en sus negociaciones con los trabajadores el pago de todo o parte del coste del alquiler, han generado una situación de brutal gentrificación: en lo que hace algunos años eran las peores zonas de la ciudad, hoy no puede vivir ninguna persona con un sueldo considerado razonable.

La solución que Facebook parece estar diseñando es ofrecer viviendas a sus trabajadores en la proximidad de su lugar de trabajo: unos 225 apartamentos, un 15% del total, serían ofrecidos en alquiler a precios más bajos que los del mercado, presumiblemente a personas de la compañía. Otros podrían ser ofrecidos de forma abierta, aunque los detalles específicos aún no están claros. El espacio de oficinas que se crearía tampoco está definido si sería para uso exclusivo de Facebook o si se ofrecería a otras compañías. Además, Facebook está invirtiendo decenas de millones de dólares en mejoras de la US101, que sufre fuertes colapsos de tráfico que pueden llevar a tiempos de desplazamiento notablemente elevados.

Lo que Facebook está diseñando es, a todos los efectos, una pequeña ciudad, como puede verse en el vídeo de presentación: más de 160,000 metros cuadrados de oficinas, 1,500 viviendas, casi 12,000 metros cuadrados de superficie comercial, un mall, un centro cultural, un hotel y un centro de visitas… todo un auténtico “Facebookville”, no sé si incluyendo o no una estatua de su fundador :-) Una idea que lleva mucho más allá lo que otras grandes compañías han diseñado para sus sedes corporativas: hasta el momento, hablábamos de convertir esas sedes en autenticas ciudades en las que trabajaban decenas de miles de empleados. Ahora, además, muchos de esos empleados podrían directamente vivir en ellas.

La idea de proporcionar a un empleado no solo un puesto de trabajo, sino además, una vivienda en las inmediaciones del mismo parece, en principio, sumamente práctica: un diseño de ciudad llevado a cabo por una compañía como Facebook es evidente que no descuidaría en absoluto las infraestructuras necesarias para sus trabajadores, el ancho de banda o los sistemas de transporte adecuados. La experiencia de estos trabajadores podría convertirse seguramente en muy práctica y funcional, en una suerte de “vida en una burbuja” que muchos considerarían privilegiada, en la que muchas de las interacciones de su vida cotidiana se adaptarían a sus circunstancias. De cara a la atracción y retención de talento, estas compañías serían capaces de ofrecer una auténtica experiencia inmersiva, una solución “todo en uno” que seguramente podría resultar interesante para personas que, de otra manera, tienen que plantearse su movimiento profesional como todo un complejo puzzle repleto de complicaciones.

¿A dónde podría llegar un modelo de este tipo? ¿Qué problemas, ventajas o inconvenientes podría llegar a generar? Mi experiencia en Arabia Saudí, país que está creando nuevas ciudades desde cero conceptualizadas y construidas por una compañía, me lleva a pensar que las ganancias en eficiencia y planteamiento cuando se puede construir una ciudad desde cero son potencialmente enormes, hasta el punto de suponer un replanteamiento de muchos de los elementos de fricción de la vida cotidiana en ciudades tradicionales. ¿Está Facebook iniciando una tendencia hacia el desarrollo de “ciudades corporativas” que ofrezcan a sus trabajadores una experiencia que intenta mejorar las prestaciones de la vida en las ciudades que conocemos? ¿Os veríais viviendo en una ciudad en la que la presencia de la compañía para la que trabajáis es prácticamente ubicua, porque la ha creado y desarrollado esa misma compañía?

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Welcome to Facebookville” 

 

41 comentarios

  • #001
    Angel - 9 julio 2017 - 14:25

    Facebookville….???

    Rajoyville….????

  • #002
    Pere Losantos - 9 julio 2017 - 14:28

    Hola, hace 100 años ya existían colonias textiles en el río Llobregat para albergar hasta 1500 trabajadores de las fábricas.
    https://es.wikipedia.org/wiki/Cal_Rosal

    • Enrique Dans - 9 julio 2017 - 14:29

      Ya, y la iPhone City en China, y los pueblos que montaban las eléctricas para los trabajadores que estaban construyendo algunos embalses… pero creo que el planteamiento es algo diferente.

      • Miguel Durán - 10 julio 2017 - 07:39

        La Colonia Unión Eléctrica por la zona de Víctor de la Serna en Madrid creo que seguía un planteamiento similar: chalet con jardín rodeándole los cuatro costados en calles cuadriculadas donde era fácil aparcar en lugar del lo de calles de lo cercano. De adolescente era uno de mis lugares favoritos de paseo con.mi perra porque era todo un contraste con el circo de tráfico adyacente. Desconozco si estaría cerca de la sede social pero si la condición para acceder a ella era ser empleado, desde luego que es un moyivo de fidelización de peso.
        Alguna vez me he planteado el buscar mi residencia propia cerca del curro pero los precios de ciertas zonas (Gobelas, Majadahonda…) Y el hecho de que ya era el candidato ideal para las guardias presenciales, primero por ser el que residía más cerca y luego por ser el primero en disponer de banda ancha para conectarme cuando descubrieron que era.mas rápido solucionar en remoto los.marrones que tener que esperar hora y pico por el.despñazamiento, me han hecho tener que tragar demasiados sin una compensación económica que te dejará satisfecho.
        Eso y el haber tenido demasiado, perdón por la expresión, capullos pagados de sí mismos en lugar de mandos intermedios eficaces en una etapa.laboral, me.plantea el riesgo que esconde eso: que ni yendo a casa se acabe tu jornada.
        Cuando el Santander construyó su ciudad entre Alcorcón y Boadilla ya pensé que habían perdido una oportunidad de oro.para ofrecer eso mismo a sus activos … Pero claro cuando tratas a tus empleados a golpe de ERE por las sucesivas fusiones…
        En fin que me parece ideal sobre todo si se elimina los errores urbanismo cometidos en otros asentamientos, pero que hay que garantizar al trabajador que eso no va a ser una edición moderna de los.poblados mineros de Germinal y a la empresa que se va a respetar el plan de una convivencia que actúe de fidelización u atracción de nuevos talentos.
        Pero me temo que ese modelo se puede aplicar a pocas empresas aquí. Y me.suege una duda con mis 57 tacos ¿Que futuro le espera a alguien que se fidelice a la española o ala japonesa con la empresa cuando se jubile o simplemente sus jefes empiecen a pensar en sustitución de talento por cuatro becarios?

    • Zepete - 10 julio 2017 - 09:21

      Tienes razón no inventan nada nuevo, solo ponen al día el concepto.
      Empresas mineras que levantan pueblos enteros con viviendas, economato, hospital para sus trabajadores.
      Y sin necesidad de retrotraerse a 100 años a finales del siglo pasado Altos Hornos de Vizcaya creaba viviendas, colegios, cooperativa para uso exclusivo de sus empleados e hijos. En alguno de los comentarios lo ven como negativo, pero la realidad es que yo he vivido esa situación y nadie lo veía como una desventaja, todo lo contrario.

  • #006
    Garepubaro - 9 julio 2017 - 14:34

    Cuando se tiene toda la pasta del mundo, y apenas son necesarios unos miles o cientos de empleados para dar servicio a todo el planeta, la empresa llega con Facebook o Google al ideal, la perfeccion, como toda empresa quiere ser, y aun asi hay rumores de que no todos sus empleados, despues del curriculum de cientifico, que hace falta para entrar, este muy contentos … bueno esos tiempos cuando las grandes compañias como Ford tenian millones de empleados pasó a la historia hace tiempo hoy dia eso es impensable

  • #007
    Juan Navidada - 9 julio 2017 - 14:42

    Qué innovadores son estos yankis. Si este mismo proyecto lo desarrolla, pongamos, una persona de España, es un pringao. Cuando la crisis estaba en sus momentos más álgidos, yo diseñé el proyecto Vivituri, para que las viviendas producto del boom inmobiliario -no las que se estaban quitando a las personas y familias, sino a las promotoras- pudieran convertirse en bloques de personas innovadoras, lugares de trabajo e intercambio, focos de proyectos en red y también que fomentaran una nueva forma de vivir donde la gente no solo se saludara en el portal sino que compartiera proyectos.

    Los bancos prefirieron vender a saldo esos bloques de pisos y hacer caja eliminando activos tóxicos, en vez de desarrollar innovación y de paso ser los primeros en algo. Ahora llega Facebook y son los reyes del mambo. Seguimos siendo un país de ignorantes…

    • Vetuster - 9 julio 2017 - 23:41

      Existe hace tiempo

      http://www.santander.com/csgs/Satellite/CFWCSancomQP01/es_ES/La-Ciudad-Grupo-Santander.html

    • Ignacio - 11 julio 2017 - 09:54

      Los entornos tecnológicos e innovadores lo crean las personas no los edificios. La educación, las leyes o los impuestos tienen un impacto mas grande que los espacios fisicos. Por eso no puede nacer un Silicon Valley en Espania aunque se pusiese a disposicion de emprendedores todo el parque inmobiliario.

      Porqué en España aún no tenemos un Silicon Valley (aunque sí muchos parques tecnológicos)

  • #010
    Rudo - 9 julio 2017 - 14:53

    A pesar de las muchas ventajas que pueda ofrecer este modelo, creo que también podría tener efectos negativos como una progresiva “uniformidad” de comportamiento y pensamiento como consecuencia de la eliminación de estímulos de diferente orden.

    Yo creo que esta variedad de pensamiento enriquece y aporta mucho a las propias empresas.

  • #011
    JJ - 9 julio 2017 - 15:55

    Facebook solo tiene unos 17000 empleados en todo el mundo (nada que ver, por ejemplo, con Amazon, que sí crea empleo y que tiene una 20 veces mas).

    Si van a construir 1500 viviendas, y siendo que Facebook es tan rentable por trabajador, bien podrían donarlas a sus empleados. Así, darían buena imagen, además de garantizarse contar con los mejores y mas motivados colaboradores. Además, el fundador de Facebook, tal vez influenciado por su mujer, es un auténtico filántropo (el mas generoso en 2013).

    Zuckerberg filántropo hoy, quiere curar enfermedades

  • #012
    Gorki - 9 julio 2017 - 16:18

    Como saben, por que lo he dicho muchas veces. he trabajado en CORNING una empresa dedicada a fabricar vidrio, de cristales de ventanas, a fibras ópticas y de cristales que se oscurecen con la luz, a catalizadores de automóvil. La central de Corning, radia en Corning N.Y. un pueblo hecho por la empresa que tiene las características que tu indicas, TODO gira al rededor de la empresa, Los grandes jefes viven en una colina, en esplendidas mansiones y los empleados en la ladra en chalets con jardín cada vez más lejos y con el jardín mas pequeño, según tu categoría laboral.

    Pues bien, lo que más temíamos los empleados de Corning,l es que quisieran que fueramos a trabajar a la central, y vivieras en Corning N. Y,

    Nadie puede hacerse la idea de lo que es vivir en un sitio donde tus compañeros de oficina, son ademas tus vecinos del bario, lo molesto que es que tus hijos estudien en el mismo colegio que los de tus compañeros, Se hacen a la idera de lo que tu is haga el buling al hijo de un jefe, (o al contrario), que cuando haces un bollo a un coche al aparcar, resulta que es el de tu compañero de trabajo, o que te emparejes para jugar al golf con tu jefe y le ganes por 12 hoyos.

    Sinceramente hay cosas que sobre el papel son maravillosas, pero que en la realidad son un suplicio.

  • #013
    Carlos Quintero - 9 julio 2017 - 16:56

    Existen distintos aspectos a considerar:

    – Vivir en un entorno donde todos tus vecinos, o casi todos, son empleados de tu misma empresa. Cuando yo me fui a vivir a una urbanización en la calle de al lado de mi empresa (llevo 6 años, 3 de alquiler y 3 con vivienda propia) la gente me preguntaba si no me “daba cosa” ver el edificio de mi empresa los fines de semana, cuando salía a la calle (esa pregunta ya denota que no todo el mundo aprecia a la empresa para la que trabaja). Yo siempre contestaba en plan jocoso que el edificio de mi empresa no me molestaba, lo que me molestaba eran algunos empleados de la misma que iban de lunes a viernes, y a esos no me los encontraba durante el fin de semana :-). Supongo que la ciudad de Facebook es tan grande que puede que no te encuentres a tus compañeros de trabajo fuera del horario.

    – Cuando dejas de ser empleado (porque te cambias o, peor aún, porque te despiden), tienes que ocuparte también de cambiar de vivienda (supongo que habrá plazos y dependerá de lo que se firme por contrato).

    – No deja de ser curioso que incluso en empresas tan tecnológicas como Facebook siga siendo necesaria la presencia física de los empleados hasta el punto de tener que construirles ciudades. Si bien no soy partidario de teletrabajar todos los días desde tu casa (y que Facebook te pusiera una “habitación Facebook” en tu casa con videoconferencia inmersiva), me parecería también interesante que desarrollaran mini-oficinas Facebook en sitios más alejados de la sede central.

    – Lo que más me intriga de la noticia, y que no he visto reflejado en el vídeo, es que creo que cuando una empresa tan tecnológica como Facebook (o Google, Amazon, etc.) construye una ciudad desde cero, va a ser una ciudad mucho más “humana” que las que tenemos ahora, aprovechando la tecnología para proporcionar comodidad y bienestar a sus habitantes. Si permiten coches, no me imagino coches aparcados en las aceras, atascos, semáforos que no tengan en cuenta el tráfico, coches que no sean eléctricos, etc. En España, el caso que mejor conozco es Tres Cantos, una ciudad creada desde cero a principios de los 80 (no tiene casco antiguo ni calles estrechas, tiene muchas avenidas grandes y parques) y que sin embargo fue diseñada en torno al coche: la estación de cercanías está en un lateral (y no subterránea en el centro del núcleo urbano), lo que obliga a cada empresa a poner una lanzadera, y los carriles bici se han añadido con posterioridad por donde han podido. Y aún así, su acceso sur de entrada/salida para coches está mal diseñado (por decirlo de forma educada) y provoca atascos importantes (y accidentes recurrentes, algunos mortales).

    • Enrique Dans - 9 julio 2017 - 17:17

      A eso me refiero con el tema de retención de talento. Amigos que trabajan en Google me han comentado que uno de los factores que les mantiene en la compañía es la dificultad de plantearse cómo solucionar un montón de cosas que Google les da hechas. En concreto, una persona de San Francisco me comentaba que a él Google le solucionaba el transporte (iba en el bus de la compañía), la lavandería, el médico para un montón de temas de importancia menor, la comida (y muy buena), la guardería… si se planteaba irse, tener que ocuparse de todos esos temas le daba auténtica pereza. Acabó yéndose, en cualquier caso, pero seguramente dilató el proceso más debido a esas cuestiones. No sé si yo querría que mis empleados se quedasen conmigo por ese tipo de cuestiones, la verdad, pero es un tema para pensar sobre él…

  • #015
    Javier March - 9 julio 2017 - 17:50

    Yo creo que el ser humano todavía tiene una dosis demasiado alta de individualismo, y aunque para muchos pueda ser positivo algo así, para otros resultaría agobiante. Pero bueno, no creo que Facebook obligue a nadie a vivir ahí, con lo que es sólo una opción más para sus trabajadores que, además, son muchos más de los que caben, con lo que no veo el problema.
    Otra cosa sería pretender avanzar hacia “Un Mundo Felíz” en el que todo esté planeado por la empresa y no haya opciones.

  • #016
    Xaquín - 9 julio 2017 - 18:16

    La idea puede parecer buena, pero temo que los humanos no estamos diseñados para una convivencia tranquila y eficiente. En una urbanización los problemas básicosn no vienen por la interevención sobrenatural de los espíritus indios como en Poltergeist. El problema es que no damos resuelto la humana combinación natural de competencia y solidaridad. Por algo hai una regla no escrita de no juntar relaciones afectivas con relaciones comerciales…

    Y además, ¿no crearía una cierta separación entre teletrabajadores y trabajadores “en las faldas (reales) de mamá”?

  • #017
    Gorki - 9 julio 2017 - 18:19

    Nada que ver la ciudad de la Banca del Santander o de Telefonica o la hablada Ciudad de la Justicia, todos esos sitios no son más que macrocentros de trabajo más o mejos bien diseñados.
    De lo que hablamosmás bien es de lo que tiene el ejercito en algunos sitios, donde el cuartel está rodeadas de viviendas para los soldados.

    Corning esta en el medio de la nada, allí se levantaron fábricas, centros de investigación asombrosos y el headquarters y todo lo necesario para que vivan unos 10,000 empleados hay una “Main street” que tiene varias tiendas, de peluquria al hotel un centro comercial con hipermercado y las típicas cafeterías, colegios y cementerio, hasta un aeropuerto que te une a Nueva York casi como un puente aéreo.

    Todo lo que puedas necesitar o haya en una ciudad de unas 5000 familias. (unas 20.000 personas) Si vives en chalets, 5000 familias ocupan muchísima extensión y desde luego no hay problemas de aparcamiento porque los americanos tiene un dicho que siguen a rajatabla.”No parking, no bussines” y hasta el peluquero solo abre la tienda donde se pueda aparcar sin problemas.

    Sobre el papel maravilloso, pero quien lo vive no piensa lo mismo conozco gente que dejó la compañía por que le “ascendieron” y tenía que irse a vivir allí.

    • Ernesto Cárdenas - 10 julio 2017 - 00:24

      Justamente, al empezar a leer la nota no pude sino pensar en las villas militares, pero con la consideración de que ahí la vivienda no es en propiedad ni alquiler sino asignada mientras dure el destino.

      La verdad es que esta clase de experimentos sociales asustan bastante, me recuerda mucho cuando en el boom inmobiliario buscaban “calidad de vida” pero al final por lo mismo se iban tan fuera de la ciudad que todo su circulo de relaciones sociales se desmoronaba,

  • #019
    Carlos Quintero - 9 julio 2017 - 19:17

    Creo que empleados que siguen en la empresa por ese tipo de cuestiones no es peor para la empresa que empleados que solo trabajen por el salario a final de mes, pero sí puede ser peor para los empleados, porque les quita grados de libertad.

    En mi caso creo que preferiría resolverme las incomodidades (transporte, comida, etc.) de una forma independiente de la empresa, precisamente para que no sean un lastre si me quiero cambiar o un problema adicional si me despiden. En los 6 años que llevo viviendo con toda comodidad al lado de mi empresa, he sido consciente de que en cualquier momento podrían cambiar las circunstancias (cambio de empresa, asignación a otro centro de trabajo o a oficina cliente, despido, etc.), por lo cual, por ejemplo, he seguido teniendo un coche en propiedad que seguramente no necesitaba, etc.

    Como ya he comentado, me voy a mudar en unas semanas a una urbanización a las afueras de un pequeño pueblo sin apenas servicios ni tren (solo una línea de autobús directa a Madrid) que está a 20 Km de mi oficina, y han querido las circunstancias que coincida con que me he quedado sin coche (ayer pedí un segundo presupuesto de reparación y me sale igual de caro). Pues me estoy buscando la manera de que no sea un problema, y estoy viendo que hay no solo una solución para todo, sino múltiples soluciones, varias de ellas gracias a la tecnología:

    – A mis clientes puedo ir de más de una forma sin coche: cercanías, autobuses interurbanos, lanzaderas, coche compartido con mi mujer, etc.

    – A casa de mis padres a 120 Km igual: tren, autobús, BlaBlaCar, etc.

    – Voy a perder Amazon Prime Now, pero dada la capacidad de almacenamiento de mi nueva casa (que no tengo en la actual), puedo usar Amazon Pantry y acumular productos para varias semanas o meses.

    – Puedo cambiar mis horarios de entrada y salida (cambiando la natación diaria a otra hora) para sincronizar con mi mujer.

    – Puedo aprovechar los tiempos de transporte para trabajar. Como mínimo para leer el correo, documentos, etc. Ya veremos si no acabo convocando teleconferencias de seguimiento con mi equipo mientras voy en el autobús :-)

    – La tecnología va mejorando: la app de transportes de la Comunidad de Madrid está bastante bien, anteayer sacaron la tarjeta Multi para llevar varios títulos de transporte en una sola tarjeta, etc.

    – De momento me va bien y soy optimista, y veo margen de optimización. Lo que peor llevo es que la app de transporte de la Comunidad de Madrid no me dé información fiable de tiempos de paso, y sobre todo, la matraca de mi entorno insistiendo en que “no puedes no tener coche en propiedad”.

    PD: ayer instalé Midas Connect en el coche de mi mujer. Ya tenemos coche conectado :-)

    • Gorki - 9 julio 2017 - 21:41

      ¿De que te vale saber donde esta el coche de tu mujer?
      ¿No te seria útil tener la app de la EMT que te dice cuanto falta para que pase un autobus por una parada con bastante precisión?

      • Carlos Quintero - 9 julio 2017 - 22:34

        Cuando mi mujer queda conmigo después de su trabajo para recogerme en casa e ir a algún sitio, en lugar de tener que avisarme cuando sale y cuando va a llegar (que dependerá del tráfico, etc.), me avisa sólo cuando sale con un mensaje de WhatsApp en el que me dice “Geolocalízame”. Y con eso yo ya veo por dónde viene y cuándo está a punto de llegar.

        Durante años hemos usado Find My iPhone, pero por alguna razón que ignoro no siempre localiza su iPhone, así que hace unas semanas añadí Google Maps Location Sharing como mecanismo de “backup”.

        Lo del Midas Connect lo puse ayer para probarlo, a raíz de un post que escribió Enrique hace bastante sobre coches conectados. Tiene un mecanismo de GPS que me interesa sobre todo para localizar el coche en caso de robo. También me puede avisar cuando el coche se pone en movimiento o sale de un radio de x Km.

        La app de transportes de la Comunidad de Madrid el jueves pasado (cuando cayó el diluvio universal) no me funcionó muy bien, y creo que los tiempos en Tres Cantos no eran nada exactos, pero tengo que probarla mejor. Echo en falta la posición real de los autobuses, como tengo con el coche de mi mujer o el repartidor de Amazon Prime Now.

        Llevo años sin coger autobuses o trenes, solo metro, así que tengo mucho que probar con las apps que me estoy instalando de Car2Go, Emov, Uber, Renfe, taxis, etc.

        Te voy a hacer caso y voy a aplazar todo lo posible la decisión de compra de coche :-)

  • #022
    Jorge - 9 julio 2017 - 21:19

    Este tipo de ciudades, aunque aparentemente prácticas, funcionales, agradables, e incluso deseables para muchos profesionales, encierran el peligrosísimo germen de llevar la polarización social a extremos inéditos.

    Todos sabemos que a las personas nos gusta juntarnos con otras personas que comparten nuestros gustos, inquietudes y forma de pensar, y que por defecto somos propensos a dar mucha mayor relevancia a la información que confirma nuestros puntos de vista, que a la que los pone en duda (el conocido sesgo confirmatorio). Si a esto le creamos un entorno donde vivir prácticamente aislado del mundo exterior, es de esperar que se generalice entre sus habitantes una mentalidad de grupo nosotros-ellos, que no augura nada positivo.

    El paralelismo que trazas con una dictadura medieval como Arabia Saudí, donde los derechos humanos brillan por su ausencia, nos da una idea de por dónde van los tiros: cuidades cerradas para personas del mismo perfil. Distópico.

    Sinceramente creo que estas ciudades (más allá de las gated communities) serán cada vez cada vez más comunes en un mundo que, ante la incapacidad de sus gobernantes de resolver las desigualdades, ciertas empresas no harán sino profundizarlas, con el consiguiente efecto nocivo para la sociedad. Algo que trató de pasada Martin Ford en Rise of the Robots. Sólo el tiempo dirá si me equivoco. Y nada me gustaría más que así fuera…

    • Ernesto Cardenas - 10 julio 2017 - 17:30

      El riesgo es muy alto, y por otro lado tenemos las “urbanizaciones” privadas en varios países de Latinoamerica, entre este modelo y el otro una fea distopia se esta armando….

  • #024
    Mac amante - 9 julio 2017 - 23:27

    Lo que está haciendo facebook y lo hace Google desde hace muchos años. Una ciudad con sus propias reglas incluso las de trafico.

  • #025
    Vetuster - 10 julio 2017 - 00:03

    En Asturias en los años 40 se construyó el poblado de Llaranes para los trabajadores de la entonces ENSIDESA. Por lo que he comprobado, diversidad, gente muy a gusto y gente que se fue a la primera oportunidad. Como característica particular si he observado un especial hermanamiento entre los trabajadores que empezaron en aquellos años, como si fueran casi hermanos.

    En cuanto a Facebookvile, sería un magnífico laboratorio, tanto social, dado que, en FB trabaja gente de diversos países y culturas, como tecnológico, para pruebas de Smart Ville, facilities compartidas, comunicaciones, ecología (coche eléctrico autónomo compartido), etc., etc.

  • #026
    Víctor - 10 julio 2017 - 02:53

    desde hace 5000 años , se hace esto

  • #027
    Julio - 10 julio 2017 - 09:06

    Hola esta idea no es nada nueva.

    Por ejemplo en los años 50, 60 del siglo pasado con la industrialización en la zona sur de Madrid, en Getafe en concreto, las grandes empresas que se instalaron en el pueblo (fábricas) construyeron viviendas (servicios) para sus trabajadores.

    Por ejemplo Jonh Deere (tractores) hizo sus viviendas en el barrio del El Bercial (lo que hoy se llama Plaza de Lanz Ibérica curiosamente), Kelvinator (neveras, electrodomésticos) hizo las suyas en el barrio de la Alhóndiga.

    Todas las grandes seguían el mismo patrón o modelo.

    No solo hacían viviendas esto sino que también tenían su propio “economato” (mercado para abastecer a las familias), por ejemplo. Lo que nunca tuvieron estas empresas fueron colegios, “los curas y las monjas” ya daban ese servicio básico para los hijos de sus trabajadores por regla general.

    Con el tiempo, esas viviendas pasaron a sus inquilinos, trabajadores o antiguos trabajadores de esas fábricas.
    Se las vendieron a un precio bastante razonable.

    Esto fue parte del desarrollo económico y urbanístico de Getafe, por si alguien quiere estudiarlo.

    Un saludo.

  • #028
    Luis - 10 julio 2017 - 10:14

    Dándole un par de vueltas, parece una inversión inteligente. Más allá de facilitarles y atraer (y sobre todo, retener) talento, puede ser un laboratorio gigante para sectores como los coches autónomos, smart cities, facility, formas de pago, llevar las redes sociales al mundo físico, etc…

    De hecho, hacer la relación casa-trabajo más cómoda es algo prácticamente solucionado con el teletrabajo, que además supondría un ahorro brutal para una empresa como facebook, así que apostaría a que va más por una mezcla de esto con los posibles proyectos que surjan alrededor de las smart cities.

  • #029
    Luis - 10 julio 2017 - 10:16

    Y como ha dicho más gente, no es algo nuevo, la primera central de Endesa (si recuerdo bien), se construyó en Ponferrada, cerca de la cual se construyó también una urbanización de chalets adosados/pareados para los trabajadores de la empresa con unos servicios que en aquella época eran auténticos lujos.

  • #030
    Fernando - 10 julio 2017 - 11:03

    El concepto en España es un viejo conocido y funciona. Nadie más orgulloso de vivir en Ciudad Pegaso que los antiguos trabajadores de la factoría. Facebook no ha reinventado la rueda.

  • #031
    acerswap - 10 julio 2017 - 11:33

    No he podido evitar ponerme en mi “modo pesimista” y pensar en lo que ocurrirá cuando las cosas vengan mal dadas.

    Todos hemos visto lo que ocurre en pueblos que se forman en torno a una empresa o industria. Pueblos enteros en los que todas las familias tienen a alguien trabajando para una fabrica de coches, una embotelladora, una mina o una envasadora de pescado.

    Desafortunadamente, no todos esos trabajos duran para siempre: las minas se cierran cuando se agotan o la regulación limita su explotación. Las fábricas se van por haber reducido sus ventas (y prefieren eliminar plantas enteras), por crear presiones sobre un gobierno para que reduzcan sus impuestos o porque han encontrado un sitio mas barato donde poner su negocio. Por no hablar de quiebras.

    Ahora mismo existe una lucha por la privacidad que podria endurecerse, y la gente se mueve por modas. El numero de usuarios de esa red social podria caer en picado (¿acaso no cayó Tuenti en España?) y desaparecer con la ciudad a medio construir o dejar a gran parte de los habitantes de la zona sin trabajo.

    Esa caida no solo afectaria a los trabajadores, que quizás no podrian pagar unas viviendas embargadas, sino tambien a otros negocios puestos para cubrir la necesidad. El tipico trabajador que, viendo que existe demanda de sus servicios se hipoteca hasta las cejas para poner una tienda y comprar una vivienda cerca de su lugar de trabajo.

    Vale la pena conducir unos kilometros para llegar al trabajo ante esta perspectiva.

    • Gorki - 10 julio 2017 - 16:34

      En los casos que yo conozco, las casas son de alquiler, pertenecen a la empresa, Sólo ti te jubilas o te mueres trabajando en la empresa, tu familia tiene derecho a continuar en ellas. Si te despides de la empresa tienes que abandonarlas. Por tanto si cierra la empresa que te da de comer, ha dos posibilidades que encuentras trabajo en lugar prximo, y la empresa estará encantada de tenerte de inquilino, o que la abandones y ya verá la empresa como la hace rentable.

      Tener viviendas en posesión es algo poco normal en todos los países salvo en España.

  • #033
    Miguel Rebollo - 10 julio 2017 - 15:00

    Sin llegar a esa magnitud, en Valencia hay una iniciativa que está en esa línea. Este año se a abierto un colegio nuevo con esta nueva moda de la innovación educativa, nuevos métodos de aprendizaje y demás.

    Y tras la primera experiencia, se está planteando en construir un barrio nuevo alrededor del colegio, con una visión creo que parecida: unos horarios, recursos, etc. comunes organizados alrededor de la vida escolar, que es lo que tendrían en común.

    Al final, creo que veremos este tipo de cosas: comunidades organizadas alrededor de determinados proyectos, con una base de economía colaborativa/circular, optimización de recursos, solidaridad….

    • Gorki - 10 julio 2017 - 16:24

      Aun considerando algo utópico hacer inmuebles con un vida de 70 años al lado del colegio que es por si mismo de algo muy efímero, ( unos 10 años a lo sumo). No veo gran semejanza con lo que tratamos.

      Yo siempre he vivido cerca de los compañeros de mis hijos, porque iban al colegio del barrio, pero no es lo mismo cruzarse en la tienda con el padre de un compañero de tu hijo, al que posiblemente no conozcas, que con el administrativo del departamento de repuestos de tu empresa.

      • MIguel Rebollo - 10 julio 2017 - 17:39

        Bueno, tampoco el trabajo es algo permanente. Para mi es un mismo fenómeno: vivir en una comunidad alrededor de algún tipo de centro de interés: trabajo, educación (los campus universitarios podrían llegar a ser mini-ciudades). O como los deportistas de alto rendimiento ¿por qué no vivir en un sitio orientado a los horarios, requisitos o infraestructuras de deportistas de élite.

        Para mi hay poca diferencia entre la ciudad FB y una posible ciudad Universidad Complutense, por poner un ejemplo, o una ciudad Can Misses, ahora que hablan tanto de los problemas de vivienda en Ibiza

        • Enrique Dans - 10 julio 2017 - 17:58

          De hecho ya sucede en el caso de muchos deportistas de élite, es el esquema de los CAR, los Centros de Alto Rendimiento… tuve la oportunidad de visitar unos cuantos en un proyecto que hice con deportistas paralímpicos y es un caso muy interesante!

  • #037
    Mesosoma - 10 julio 2017 - 16:08

    El concepto de vivir urbanizaciones de una empresa se utiliza desde siempre: empezando con pueblos mineros hasta Hank Scorpion.
    Pero en un mundo dominado por robots y donde los gobiernos dado la espalda al desempleo crónico que esto genera, el concepto de “vivir en empresa” probablemente se convierte en la unica forma que la empresa puede demostrar compromiso hacia sus empleados humanos, pues el trabajo de una tecnologica como facebook es imposible de robotizar.

  • #038
    Pablo - 10 julio 2017 - 18:08

    Este artículo me ha recordado al libro El Círculo. Os lo recomiendo. Yo lo conozco por una referencia de Enrique Dans en este mismo blog

    • Enrique Dans - 10 julio 2017 - 18:14

      Mucho. De hecho, el escenario en el libro era algo de ese estilo, un “pueblo” de la compañía dentro del pueblo. Es un libro muy bueno y muy “lectura veraniega”, una “novelita” pero con mucho fondo…

      El círculo“, de Dave Eggers. Y preferentemente, leedlo antes de ver la película.

  • #040
    José Enrique - 11 julio 2017 - 00:25

    Creo que se escapa un dato, para mí fundamental y que aleja la propuesta de los acuartelamientos y los experimentos filantrópicos del siglo pasado (e incluso del anterior).

    La compañía plantea reserva “sólo” el 15% de las viviendas para empleados… luego destinará el 85% restante a algún mercado.

    Eso acerca el experimento más hacia alguna ciudad ex-novo (en la costa del Golfo hay muchos experimentos parecidos) como apunta Enrique.

    No es un poblado minero ni un centro de alto rendimiento ni las viviendas de los obreros de la fábrica; es una gran urbanización como hay muchos ejemplos en todo el mundo (y bastantes aquí en España); pero destaca California entre ellas.

    Las grandes conurbaciones han crecido a base de enormes urbanizaciones, muchas de ellas privadas; y se concentran en el eje Los Ángeles – San Diego – Tijuana y al norte alrededor de San Francisco – San José – Sacramento.

    Una urbanización de 15.000 viviendas en medio de la nada con sus colegios, hospitales, centros comerciales, deportivos y culturales y una población de 40 o 50.000 habitantes en poco más de un lustro, para esta gente, es una cosa pequeñita.

    Nada que ver con la Ciudad del Santander que son todos del Santander… no.

  • #041
    Angel - 15 julio 2017 - 16:59

    Podrán anunciar sus casas en AirB&B…..????
    ;)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados