Tecnologías y futuro

AI, AR/VR, Blockchain, EnernetCon ocasión de una entrevista que me hicieron para un informe de inversión de Arcano Partners y de una presentación que Informa me pidió para el evento de celebración de su XXV aniversario, tuve la oportunidad de reflexionar un poco sobre las tecnologías que tendrán un impacto más importante en el futuro cercano.

El ejercicio es interesante, porque cuando una parte importante de tu trabajo es analizar tecnologías y estar pendiente de sus desarrollos, tiendes a ver ese avance como un conjunto heterogéneo de líneas, pero sin realmente detenerte a trazar un mapa de cuáles son los avances que, de alguna manera, tenderías a ver como responsables de más impacto. Obviamente, faltan temáticas y muy posiblemente podríamos discutir la priorización o el etiquetado, pero creo que, de alguna manera, pueden resumirse razonablemente bien de una manera amplia e inclusiva en esos cuatro epígrafes que aparecen simbolizados en la imagen: AI/machine learning, realidad virtual o aumentada, blockchain y energía.

AI/Machine learning es algo que requiere, para mí, muy poca explicación. Sin duda la etiqueta que, desde hace un cierto tiempo, más he utilizado para clasificar las entradas en mi página, y la que mejor define en este momento mis intereses de infvestigación. Hablamos de un conjunto de tecnologías que estarán en absolutamente todas partes, en todo tipo de procesos desde industriales hasta de servicios, en los vehículos autónomos o en el desarrollo de la genética. Cada día son más las compañías que, con mucha razón, se obsesionan con la idea de entender el futuro de su actividad a la luz de las posibilidades que ofrece el convertirse en intensivas en la generación de datos y utilizarlos para alimentar algoritmos, y la importancia de que todos los directivos que trabajen en la compañía entiendan cómo funciona. Todos los procesos de transformación digital tienen de una u otra manera como objetivo final el ser capaz de incorporar AI/Machine learning a sus procesos: digitalizarlo todo para ponerlo al servicio de la generación constante y continua de datos, redefinir los procesos internos, y redefinir el modelo de negocio en función de las posibilidades que ofrecen esos algoritmos alimentados con los datos de la actividad. Desarrollos que pueden generar una de las mayores alteraciones en nuestra sociedad, eliminar una amplia cantidad de tareas que hoy conocemos como trabajo y que dejarán de tener sentido, e impactar incluso la manera en la que nos definimos como sociedad dando lugar a modelos redistributivos radicalmente diferentes a los actuales.

AR/VR es, sin duda, otra de esas tecnologías o conjunto de tecnologías capaces de modificar nuestro día a día, y de ofrecernos posibilidades que aún no llegamos a imaginar. Más allá de la simple proyección a corta distancia de nuestros ojos de una serie de imágenes que nos permitan la creación de un entorno inmersivo o de una capa superpuesta sobre la realidad, hablamos de la posibilidad de redefinir una buena parte de nuestro trabajo, nuestro ocio, nuestra interacción con la información, el aprendizaje, y una amplísima variedad de tareas más. Una tecnología muchas veces minimizada por su origen y desarrollo en entornos como el gaming, que trasladará su impacto a una gran cantidad de actividades y se convertirá en prácticamente ubicua.

Blockchain es la esencia de la transaccionalidad: todo aquello que pueda ser definido como una transacción, sea un intercambio económico o de otro tipo, tendrá como base una cadena de bloques, la solución más elegante jamás diseñada para garantizar su integridad. La adopción de blockchain en todas las industrias determinará una fortísima ganancia de agilidad y el cambio en el funcionamiento de muchos mecanismos que hoy damos como imprescindibles, pero que no lo son. El impacto de blockchain se verá en todas partes, incluyendo posibilidades para todo el resto de las tecnologías que conocemos.

Y finalmente, la transformación de la energía gracias a la progresiva mejora en eficiencia y abaratamiento de los paneles solares y de la extensión de la energía eólica y otras renovables, la pila de hidrógeno, la mejora en la tecnología de las baterías y la distribución de la generación eléctrica – la llamada “enernet” – conforma una amplia panoplia de avances que darán lugar a un entorno de energía abundante, limpia y barata, con todo lo que ello conlleva de revolucionario en un mundo en el que, tradicionalmente, el acceso a la energía ha determinado el mapa económico, ha funcionado como un factor limitante del desarrollo, y nos ha llevado a poner en grave peligro el entorno natural. El cambio en el mapa energético y el aprovechamiento ubicuo de tecnologías de generación limpias será, sin duda, uno de los factores que más impacto tendrá sobre el futuro de la humanidad.

Obviamente, esto no es más que un resumen corto de por qué pienso que esas cuatro tecnologías son las que, en mayor medida y entendidas de manera inclusiva, tendrán un mayor impacto en el futuro a medio plazo. Las predicciones están para lo que están, pero creo que estas pueden ser vistas como un tanto obvias, como apuestas casi seguras, aunque por supuesto, pueda haber otras que tengan un impacto potencialmente muy elevado, como podrán ser la computación cuántica, la edición genética, el grafeno o algunas otras que posiblemente estén en la mente de muchos. Esto es, simplemente, un intento de determinar niveles de criticidad, de evaluar posibilidades de impacto futuro, y de plantear actuales y futuros niveles de desarrollo de una manera realista. Quien no tenga en su mapa esas cuatro tecnologías, es más que posible que se haya perdido algo, y es más que posible que sea algo muy importante.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “The big four technologies of today that will shape tomorrow” 

 

24 comentarios

  • #001
    Luis - 27 octubre 2017 - 09:56

    En la serie The Expanse puden verse muchas de esas tecnologías de las que hablas integradas en el día a día de los personajes y tramas de la historia. Otra serie que también extrapola muy bien el impacto de la tecnología en la vida normal es Blackmiror.
    De las que nombras, el blockchain es la más difícil de asimilar y la que está dando sudores fríos a toda la obsoleta banca mundial, la transparencia no está en su cultura empresarial.

    Responder
  • #002
    Daniel Terán - 27 octubre 2017 - 10:55

    Tengo mis dudas respecto a blockchain como “la solución más elegante jamás diseñada para garantizar su integridad [de las transacciones]”. Parece que su escalabilidad es pobre, las transacciones tienen coste (aunque pequeño), la criptografía no está a prueba de computación cuántica … Se necesita una vuelta de tuerca todavía. O una aproximación distinta.

    Responder
    • Ignacio - 27 octubre 2017 - 19:24

      El artículo habla de tecnologías cercanas, no presentes. Ninguna de las tecnologías mencionadas está 100% preparada. En blockchain la escalabilidad está en camino, en diciembre se desplegará Rootstock sobre Bitcoin, y en 2018 seguramente Lighting Network empiece a dar que hablar. Y la criptografía avanza con la tecnología, la computación cuántica vendrá con su criptografía cuántica también.

      Responder
      • Daniel Terán - 27 octubre 2017 - 23:31

        Pero ya hay soluciones 100% prepararadas que resuelven esos problemas sin tener que esperar a 2018.

        Responder
  • #005
    Luis Hernández - 27 octubre 2017 - 11:55

    Corregidme si me equivoco pero tengo la sensación de que de que la energía sobre todo, pero también la AI tienen un poder de cambio, en lo que a nuestro futuro se refiere, varios órdenes de maginitud por encima de las otras dos.

    Responder
  • #006
    TORONJIL - 27 octubre 2017 - 12:08

    En este reciente artículo sobre bitcoins se puede comprobar lo extremadamente caras que deberían ser las transferencias, solo por el importe de la energía necesaria que requiere actualizar todas las bases de datos redundantes:

    https://news.bitcoin.com/dutch-bank-upset-about-the-amount-of-electricity-bitcoin-consumes/

    Se afirma que el coste energético de una sola transacción en bitcoins (repito, transaccion, no minado) es de unos 200 kWh.

    Al precio actual del kWh en España, esto supone unos 30 euros.

    Una barbaridad.

    ¡Imaginad una compra en el súper (de cualquier importe) y que te carguen aparte esos 30 euros!

    Responder
    • Asier - 27 octubre 2017 - 19:01

      El mismo artículo dice que el cálculo no tiene en cuenta todos los gastos de los bancos.

      Las transferencias no tienen por qué ser caras dado que los mineros ya son recompensados en bitcoins por su trabajo.

      El gran coste energético de la red es la manera de mantenerla segura.

      Responder
      • TORONJIL - 27 octubre 2017 - 21:02

        ¿Entiendo entonces que, esos 30 euros en electricidad por cada transferencia de bitcoins los pagan los mineros?

        Lo digo porque la energía no es gratis.

        Responder
        • Asier - 27 octubre 2017 - 22:34

          Sí, la electricidad la pagan los mineros. Lo hacen porque los bitcoins con los que son recompensados valen más que el coste que les supone en electricidad y equipamiento.

          Responder
    • Ignacio - 27 octubre 2017 - 19:28

      Esa es la discusión actual.

      Las soluciones de segunda capa como Lighting Network o las Sidechains ofrecen una solución bastante sólida a este problema. En principio permitirían millones de transacciones por segundo a precios minimos, permitiendo incluso microtransacciones (streammoney).

      Responder
      • TORONJIL - 27 octubre 2017 - 21:35

        Entonces habrá que esperar y ver…

        Responder
  • #012
    Gorki - 27 octubre 2017 - 12:43

    Según mi entender

    — AI y Machine learning indudablemente llegarán . No son mas que pasos razonables y lógicos de la progresiva e imparable digitalización de cada vez mayor número de tareas.

    — AR/VR no lo tengo tan seguro. Lo veo poca utilidad fuera de algún nicho muy específico, como simuladores para aprendizaje o el ocio. Para el común de la gente, `puede ser que hagas “turismo virtual”. o ojee en Amazon un catálogo virtual, pero no creo que se efecto tenga huella profunda en la actividad diaria.

    Blockchain tiene muchísimo futuro, con sólo que se consiga eliminar la barrera de desconfianza que provoca. Mientras que nos sintamos mas seguros, en poder demostrar la propiedad de un inmueble porque así lo atestigua el Colegio de Registradores que don un registro Blockchain o nos fiemos mas en un apunte bancario que en un registro Blockchain. costará introducirlo. pero como yo he vivido la suspicacia que generaban los tarjetas de crédito, creo que a medida que nos encontremos con mas transacciones atestiguadas con registros Blockchain, estas suspicacias disminuirán. La posibilidad de que en la practica desaparezca el uso del dinero de papel en las transacciones económicas sustituido por transacciones Blockchain aumenta cada vez más.

    La “enernet” y la posibilidad de que muchos nos hagamos “prosumidores” de energía, solo precisa la aparición de un sistema acumulador de energía eficaces, algo que se está resistiendo mucho más de lo que se esperaba.

    A mi juicio si ese “superacumulador” aparece, las consecuencias serán tan profundas en la sociedad, como fue la aparición de la máquina de vapor,

    Ese invento marcará definitivamente el fin de la Revolución Industrial y el comienzo de la Revolución Digital que supondrá un cambio radical de la sociedad de conocemos

    Responder
  • #013
    Krigan - 27 octubre 2017 - 14:33

    Lo de que la IA va a estar en absolutamente todas partes no es ninguna tontería. Precisamente acaba de salir la Developer Preview de Android 8.1 (lanzamiento final previsto para diciembre), que incluye la NNAPI (Neural Networks API), con soporte para ejecutar localmente redes neuronales en CPU, GPU, DSP, y procesadores especializados, estilo la NPU de Huawei. Compatible incluso con los Nexus 5x y 6P.

    Así que prepárense para llevar en pocos años (o incluso en pocos meses si su móvil actualiza a 8.1) varias redes neuronales en el bolsillo :-)

    Responder
    • Daniel Terán - 27 octubre 2017 - 14:46

      Ya la tengo. Cómo se usa?

      Responder
      • Krigan - 27 octubre 2017 - 16:57

        No, si tú no tienes que hacer nada, a no ser que seas programador. Simplemente descubrirás que tu móvil y las apps que le instales son capaces de hacer cosas que antes no podían.

        Responder
  • #016
    Muadib - 27 octubre 2017 - 17:45

    Y el CRISP?? Se que que este es un blog de alta tecnologia, pero si las promesas de esta tecnica genetica se cumplen, revolucionara a toda la raza humana y acabara con mucho sufrimiento!!

    Responder
    • Gorki - 27 octubre 2017 - 21:13

      Tienes toda la razón, nos hemos olvidada de CRISP y de lo que puede suponer para muchas empresas, la bajada brutal de costes de entrada en el campo de la manipulación genética.
      También se está abriendo un área de imprevisibles consecuencias, que es la del ordenador cuántico, que unido con la IA y a la Machine learning y la Big Data, puede tener consecuencias imposibles de valorar hoy

      Los primeros ordenadores cuánticos están a punto de salir al mercado, e incluso hay un modelo comercial, el D-Wave, sobre el que se discute, si es cuántico puro, o una especie de híbrido de ordenador digital y cuántico. ..

      Responder
      • JJ - 28 octubre 2017 - 18:12

        CRISPR es, probablemente, lo mas revolucionario junto con los avances en IA.

        Sería interesante una novela que tocara los dos temas paralelamente; una inteligencia no humana pero superior a esta, frente a una inteligencia humana superior obtenida mediante edición y corta y pega de genes.

        Aunque un poco antiguo (2015), un artículo interesante sobre CRISPR.

        bebes genéticamente perfectos

        Responder
    • Asier - 27 octubre 2017 - 22:57

      La tecnología que mencionas (CRISPR) y los avances en medicina son desde mi punto de vista lo más importante. Ninguna otra tecnología supera los beneficios de tener salud y vivir muchos años. Envejecer, enfermar y morir son el fin del juego y hoy en día tenemos los recursos para luchar contra ellos como nunca antes. Si fuera millonario invertiría en empresas que estudian el proceso del envejecimiento y buscan un remedio contra él, es fuente de la mayoría de los problemas de salud.

      Responder
  • #020
    José Enrique - 27 octubre 2017 - 23:32

    Me trae recuerdos… sí

    Recuerdo como hace 20 años desarrollábamos contenidos para DVD-Rom (sí… aquella mierda de soporte). A día de hoy, lo que veo en la web no le llega a aquello ni a la suela de los zapatos.

    Era 1996/97 y todos teníamos muy claro que Internet iba a ser el futuro. Pero un futuro que, a corto plazo, no pasaba de Geocities.

    ¿Cómo llegó ese futuro? ¿Cómo entró ese Internet en los hogares? ¿Cómo se hizo masivo? ¿Ofreciendo algo mínimamente decente o comparable a lo que había entonces? Pues no: todo “gratis”… si ya pago a Telefónica, ¿por qué tengo que pagar por los contenidos? Pirateando, por supuesto. Cargándose y precarizando hasta el límite esa industria de los contenidos por la vía rápida: “ADSL y descárgate lo que quieras” decía Telefónica entonces.

    Por eso ahora sólo leo, y sólo leo blogs: porque el texto es lo único que, para mí, queda… vale la pena. Era la industria de los contenidos la que mantenía el nivel de aquellos productos audiovisuales e interactivos. No la tecnología.

    Pero aún hubo más. 10 años más tarde un loco quitó los botones de los móviles y liberó toda la superficie que ocupaban para hacer una pantalla más grande. Llegaba el smartphone.

    Todos tuvimos claro, entonces, que el futuro pasaba por adaptar nuestras web (sin contenidos mínimamente decentes ya) al ridículo tamaño de esas pantallas. Primero a través de las app y después a través de la web.

    La realidad es que, aún a día de hoy, muchos sitios web “adaptados a móviles” no llegan ni a aquel Geocities que dije antes.

    ¿Cómo llegó este nuevo futuro? ¿Cómo se popularizó? ¿Querían los consumidores dar ese paso? Pues tampoco: las operadoras de móvil se pasaron años “regalando” ese nuevo tipo de terminal por firmar el contrato.

    ¿Qué dices que viene ahora? ¿La inteligencia artificial? ¿Y qué va a pasar? ¿Te van a regalar el “asistente” por una compra superior a 15€ en Carrefour? Porque de otra manera no metes asistentes en las casas… ¿Van a pagar los Ayuntamientos la burrada que cueste poner iconos en las fotos instagram de los monumentos? Porque si eso lo tienen que pagar las empresas, tampoco va a ser muy popular, que digamos.

    Y si no son cosas que hacen o tienen todos… yo, ¿para qué? ¿Para ir de techie? ¿De friky?

    No pienses en el top. El aprendizaje máquina no es para que Amazon venda más. Es para que tú puedas comprarle mejor.

    Estas tecnologías no “entran” hasta que el que la posea sea el usuario y eso no sucede de manera espontánea y mucho menos pagando.

    Lo mismo la realidad virtual o la realidad aumentada: no se desarrollarán para las ingenierías: lo harán para el porno o para cuando facebook se decida a incorporarlo en su “megusta”. Lo otro ya está ahí desde hace 20 años.

    Como entonces, la popularización pasa por el todos o ninguno. Poco tiene que ver con el avance tecnológico.

    Responder
  • #021
    Gorki - 28 octubre 2017 - 11:32

    A día de hoy, lo que veo en la web no le llega a aquello ni a la suela de los zapatos.
    ¿No te has preguntado si lo que ocurre es que hoy no sabemos buscar? – La web tiene paginas maravillosas sobre cualquier tema, pero como siempre pasa, escondidas entre mucha de pura ganga.

    Responder
    • José Enrique - 28 octubre 2017 - 17:47

      Sí… me lo he preguntado. Y, evidentemente, pasa lo que dices. Lo que habíamos comentado el otro día del trailer del peliculón es un ejemplo.

      Pero yo me refiero a otra cosa. La misma empresa, los mismos artículos. La calidad de los contenidos que aparecían en sus catálogos de 1997 es muy superior a la de los que aparecen en su web de 2017. Y me refiero a calidad técnica, de textos, imágenes, infografías, diseños, composiciones…

      Las tecnologías que menciona Enrique, a día de hoy, marcan una diferencia. Pero cuando se “popularicen” sufrirán ese desgaste. La RA ahora es una herramienta espectacular a la hora de visitar un museo, por ejemplo. Pero cuando la adopten 2.000.000.000 de personas y la usen para pasear… mentiras, publicidad y SEO. Y lo mismo ocurre con la “inteligencia” de tu lavadora.

      No digo nada de las biotech o la enernet que sí… seguirán siendo sueños de ricos.

      Responder
  • #023
    Muadib - 29 octubre 2017 - 01:06

    Una nota adicional al CRISPR: https://www.technologyreview.com/s/609203/crispr-20-is-here-and-its-way-more-precise/

    Responder
    • Enrique Dans - 29 octubre 2017 - 01:15

      Me parece una tecnología brutalmente interesante, no os discuto absolutamente nada en ese sentido. ¿Por qué no la incluí entre las principales? Porque la experiencia con GMO y el hecho de que estén aún prohibidos en medio mundo, incluyendo toda Europa, hace pensar que los obstáculos legislativos a su aplicación y uso son aún muy elevados, y que podemos prever un amplio período en el que una parte del mundo se dedicará a ver desde la barrera los toros que se lidian en la otra. Por tanto, si bien se vislumbra un potencial enorme, el plazo de aplicación tiene que verse necesariamente más lejano que otras tecnologías que ya están prácticamente aquí y cuentan con una aceptación muy superior… pero en fin, que ojalá me equivoque, como biólogo no puedo estar más interesado!

      Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG