El bot como interfaz preferida

ChatbotEl desarrollo de bots para prácticamente todas las tareas imaginables sigue avanzando, a medida que las herramientas de creación se hacen más sencillas y más entornos conversacionales se configuran como plataformas para su explotación.

A pioneros de este renacer de los bots como Kik y su fortísimo desarrollo se unieron rápidamente Facebook, Telegram, Microsoft, Twitter y muchos otros para dar lugar a una situación interesantísima: los bots están pasando de tener una connotación de ahorro de interacción humana, de recurso para la reducción de costes, a ser una prestación que no solo no se trata de ocultar ante los usuarios, sino que estos incluso buscan activamente porque prefieren las ventajas de ese tipo de interacciones automatizadas frente a la conversación con una persona: los bots como futuro de la interacción, pero no porque sean más baratos – que también – sino porque es más cómodo e impone menos presión interaccionar con ellos para una gama de tareas cada vez más amplia.

Si no terminas de entender la situación, confesaré que me he pasado toda la campaña electoral manteniendo una animada conversación con Politibot, un experimento sobre Telegram que ha conseguido que me mantuviese mucho mejor informado sobre la evolución, los datos y el análisis que rodeaba a la cita electoral que lo que anteriormente había conseguido ningún otro medio. Una interfaz conversacional con opciones limitadas y, en ocasiones, un tanto desesperante, pero capaz de brindar toda una amplia batería de recursos interesantes a quien no tiene miedo de pedirlas porque sabe que no está molestando a nadie con ello. El caso de Telegram resulta especialmente interesante: mientras algunos se afanan por construir bots que añadan valora la información política mediante interfaces conversacionales, los dinosaurios de siempre se empeñan en intentar cerrarla

Y es que además de hablar de política, tenemos ya bots para absolutamente cualquier cosa: trabajar sobre nuestro Tinder para seleccionarnos potenciales citas, interaccionar con nuestro banco, mostrar nuestro curriculum o hablar con Chiquito de la Calzada. Un chatbot abogado ha sido capaz de aconsejar a usuarios como recurrir de manera incansable multas de estacionamiento en Londres y Nueva York hasta conseguir que 160,000 de ellas fuesen apeladas de forma exitosa, cuestionando la tarea de infinidad de compañías que se dedican a llevar a cabo este tipo de servicio con seres humanos que no hacen más que tareas completamente mecanizadas. Los chatbots capaces de anticipar tus necesidades se configuran como el futuro de la búsqueda o como la evolución del servicio al cliente, y de nuevo, no con una visión simplemente de reducir costes, sino de proporcionar un mejor servicio que los usuarios aprecian y prefieren frente a su alternativa humana. El vocacionalmente inútil Wally, de la tira cómica Dilbert, está encantado ante la posibilidad de que sus correos y mensajes sean contestados por un bot.

Estamos ante un marcadísimo cambio de percepción: de bots molestos, torpes, pesados y odiados por unos usuarios que los veían planteados como un “no me molestes, habla con este trasto”, a bots capaces de proporcionar una interfaz interactiva potente que permite solucionar muchas tareas de manera ventajosa, y que pueden convertirse en auténticas ventajas competitivas. Combinando esto con una generación que claramente prefiere esos canales de interacción a otros modelos clásicos, que adoran teclear y que no llaman por teléfono a nadie salvo que se trate de una verdadera emergencia, la lógica del movimiento es completa. Cada vez más bots, para cada vez más tareas, y cada vez menos triviales y más interesantes. Mucho más allá de la simple automatización, y percibido, consecuentemente, de una manera completamente diferente y ventajosa. Lo comentamos en su momento, pon un bot en tu vida. Si no lo pruebas, te será difícil entender de qué estamos hablando…

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “The bot as the interface of choice

 

25 comentarios

  • #001
    Queimacasas - 29 junio 2016 - 09:45

    Estamos asistiendo a las “guerras de interfaces” … “bots” vs “voz” jeje
    ¿Quién ganará? …
    Es curioso, porque parece que lo intuitivo es que las interfaces de voz podrían adaptarse fácilmente a bots porque lo que primero que hacen es convertir la voz a texto y los bots trabajan precisamente con texto … sería simplemente saltarse el paso de reconocimiento de voz
    Sin embargo, ninguna lo ha hecho que yo sepa …

    • Alejandro Delgado - 29 junio 2016 - 11:30

      No son incompatibles, pero la solución no es trivial. Los entrenamientos son parcialmente diferentes, no escribimos como hablamos, descubrir la intención última del interlocutor mediante el diálogo, tienes partes comunes, partes diferentes.
      Modular la respuesta, siendo importante es la parte fácil, no puedes responder con una url,

  • #003
    Gorki - 29 junio 2016 - 12:33

    Hace tiempo que trabajo con IFTTT con limitados pero interesantes esultados. Creo que el Bot en muchos casos puede ahorrarrte nucho trabajo. El problema como siempre. viene del uso que demos a la tecnología, mo a la tecnología en si,

    Si los utilizamos es para poner “Me gusta” o devolver un emoticón invariablemente a cualquier comentario que te hagan, lo único que consigues es hacer desaparecer el poco valor que tenia esos indicadores.

    Precisamente he estado buscando estos dias un bot que “·me sustituya” cuando no estoy en el PC, es decir, que cuando dejo el PC, siga haciendo mecanicamente consultas aleatorias a Google, leyendo respuestas, seleccionando una, moviendo el raton sobre ellas, siguiendo enlaces, copiando a un documento párrafos, o sea todo lo que yo hago habitualmente.

    El objeto es seguir con mi política, de “si quieres datos, aquí van TODOS los mios”, como una forma diferente de defender mi privacidad, algo que yo lo llamo eKung Fu, (aprovecha la fuerza digital del poderoso para derríbarlo)

    No le he encontrado y me ha dado mucha pereza, hacerlo en Visual Basic, pero cuando exista y lo utilice tantos como ahora tiene Adbloks, ¿Como puede afectar eso a la economía de los “Grandes Recojedores de Datos”?

    • Miguel Angel López Harillo - 29 junio 2016 - 14:23

      Gorki, acabas de dar con una idea revolucionaria y que puede hacer perder mucho dinero a los grandes…

      • Gorki - 29 junio 2016 - 15:33

        Es una idea a la que voy dando forma desde hace tiempo. Antes he utilizaba unos programas de intercambio de visitas, un bot que hacia visitas a unas webs de una lista, y a cambio, te visitaban, Como no me interesam ñ las falsas visitasas, (no pongo publicidad en mi blog), para no distorsionar mis estadísticas, les mandaba a visitar la web de un primo mío, que no salia del asombro del éxito que tenía en Internet.

  • #006
    Federico Llinas - 29 junio 2016 - 13:58

    Que pasaria con los gigantes que no les gustan mucho los bot? Google por ejemplo..

  • #007
    Jose Antonio Garcia - 29 junio 2016 - 15:31

    Yo voy más en la línea de Gorki, uso automatizaciones hechas normalmente por mi, y las más útiles suelen ser semiautomáticas. (Relación esfuerzo desarrollo, tiempo ahorrado)

    Aunque no lo tengo me parecen útiles los “robots” aspiradora o de jardín. Son una gran idea ( como el lavavajillas, lavadora,…eso si que son bots que funcionan)

    En el mundo SW chatbot como auxiliares de un soporte o más generalistas me ponen un poco de los nervios, por lo limitados, o te plantan una respuesta evasiva, o te mandan a internet como Siri.

    Como curiosidad, Me gustaría encontrar alguna web que ofreciera algún chat al estilo de alizia pero a la cuarta línea ya es bastante trivial la conversación que alcanzan. ¿Conocéis alguna alternativa que funcione mejor?

    Decidme una cosa, cuando llamais a una Compañía Telefónica, y os sale el portal de voz inteligente, decidme de verdad que no repetís operadora, operadora, operadora,…. operadora, hasta que sale una persona… Si? … Dinosaurios…;-))

  • #008
    menestro - 29 junio 2016 - 16:11

    Enrique, he estado en temas de AI de la universidad desde hace bastante tiempo, y un Chatbot, es decir un parser de lenguaje natural programable, es algo tan común, que lo llevan utilizando los niños de 15 años en los chats desde los años 90.

    Su funcionalidad como medio de acceso a servicios de cara al público, es conocida desde los tiempos de Clippy de Office o el asistente de la tienda Boo.com, o Secondlife.

    No me puedes pedir que me tome en serio un juguete de moda. Va.

    Sin dudar de su utilidad en servicios de atención al público, como un IVR. Pero no veo su novedad, salvo por su popularización en las aplicaciones de mensajería.

    Y ahora el tema serio. El que va de rondón.

    Muchísimo más grave, es la falta de respuestas y capacidad de adoptar un modelo competitivo como medio de información en internet, de las cabeceras de prensa tradicionales.

    Desde la sentencia de los casos Svensson y Bestwater, quedo perfectamente claro, o debería, que enlazar o difundir contenidos que se publican en abierto en un sitio web es totalmente legal y licito.

    Que después de ser el único miembro de la UE en el que ha cerrado un servicio como Google News, con el nulo efecto que ha producido, sino al contrario, sobre la agudización de la crisis de la prensa, y ser uno de los pocos países que ha intentado de forma pírrica implantar la ‘Tasa Google’ o Canon AEDE por enlazar a los periódicos, aún se pretenda perseguir a los servicios de mensajería privados como Whatsapp o Telegram, da una medida, del despropósito y carencia de recursos en ofrecer un producto atractivo a los lectores de prensa.

    No son dinosaurios, ni merecen el chiste fácil. Son personas que están dañando gravemente ese sector en nuestro país con su incompetencia.

    No se puede pedir el rescate de un negocio por ‘obligación moral’. Ni el FT ni el Washington Post, ni Martin Wolf, ni ningún periodista serio, se dedican a hacer de pedigueños para ser leídos.
    .

    Disclaimer: a lot of spanish shame, ‘Journanism’.

    FT Journalist – Twitter

    Robots are no match for Financial Times’ journalists

    Robots: friend or foe?

    Comentario al Caso Svensson – Uría

    • menestro - 29 junio 2016 - 17:02

      (Y algún día, arregla la caja de texto, Enrique. Que casi no puedo leer y escribir dentro de un sello de correos. Venga, va.)

      • Gorki - 29 junio 2016 - 18:43

        CTR + rueda del ratón para arriba aumenta, para abajo disminuye. Lo uso constantemente, tengo muy mala vista.

        • menestro - 29 junio 2016 - 19:38

          Gracias Gorki, el problema es, que solo se puede ver un párrafo en la caja de texto. Y según se anidan comentarios, se va reduciendo hasta casi los 20 caracteres por línea.

          Escribes dos párrafos, y el primero ya ha desaparecido de la vista y no es posible leer lo escrito.

          Y la zona de previsualización está por debajo del scroll de la pantalla.

          Es como escribir y leer en un ticket de la compra. Imagínate hacer una corrección a un comentario largo.

          Por alguna razón, se hizo ‘responsive’ sólo en navegadores móviles.

    • Enrique Dans - 29 junio 2016 - 20:15

      Ya sé que es un tema que empezó hace muchísimo tiempo, ya lo comento (y lo enlazo) en mi artículo anterior sobre el tema… lo que pasa es que ahora, al añadir machine learning a la ecuación, el resultado es completamente diferente e inmensamente más potente. Echa un ojo a este artículo de hoy sobre el tema…

      Sobre lo otro… pensando en dedicar otro de mis artículos incendiarios a los ********** de AEDE. Al final me van a acabar denunciando a mí también! :-(

      • Jose Antonio Garcia - 29 junio 2016 - 20:26

        Enrique
        Pues me parece muy bien que los critiques a fondo si no estás de acuerdo con ellos en algún tema, y que sigas colaborando con ellos. Por ejemplo en La Razon hace unos 15 días sobre car2go
        Una cosa es no estar de acuerdo en algo y otra dar tu punto de vista sobre otros temas,
        Enhorabuena !!!

      • menestro - 29 junio 2016 - 20:55

        Enrique., ya no solo es AEDE. Así que ve afilando el hacha. :-|

        • Jose Antonio Garcia - 30 junio 2016 - 15:42

          A ver si se aclara la situación de Google en España, sería una verdadera lástima que una empresa que le dimos el Principe de Asturias por su labor y difusión de la cultura en España se pueda haber pringado en un fraude a todos los españoles. Parece que facturó 55M€ en 2014 y solo vimos un escaso 3.7%. Si fuera cierto es lamentable, si hubieran declarado al 20% imaginaos las cosas que se pueden hacer con los casí 10 mill. que faltan.

          Presunto Fraude de Google a la Hacienda Española

    • Jose Antonio Garcia - 29 junio 2016 - 20:18

      Curioso punto de vista. Sumarios de prensa hechos por un bot y que la asociación española esté en contra de google news por temas económicos, bueno, es su punto de vista, enlazar webs abiertas es la base de internet… Por lo menos ganamos en que no haya tanta info copiada y duplicada en el ecosistema.. Prefiero los feeders.
      Gracias por los links.
      Personalmente no me gustan los refritos lo haga un bot o un periodista.

      Por otro lado, parece que la mayoría de los chat bots, lo están manteniendo chavales de 15 años. No encuentro ninguno que sea Best In Class… Después de tantos años.

  • #017
    Pablo Martínez-Almeida - 29 junio 2016 - 20:18

    El auge de los bots viene alentado por el desarrollo de la inteligencia artificial y el machine learning y las mejoras en el reconocimiento de voz y texto.

    Muy probablemente acabemos usándolos todo el tiempo, pero también creo que lo lógico es ir hacia un modelo de bot único personal (o unos pocos). Ese bot, al que entrenaremos y comunicaremos (directa o indirectamente) nuestras preferencias, sería el encargado de lidiar por nosotros con bots de otros personas, compañías y organizaciones.

    El uso de bots (=AIs) como herramientas para negociar y realizar transacciones y como recomendadores de productos y servicios puede tener consecuencias extraordinariamente importantes en los procesos de marketing y venta.

    Se trata de una amenaza muy seria para marcas, apps y retailers, por la pérdida de visibilidad y contacto directo con el consumidor final que acarrearía. Si los bots/AIs cambian la conversación sobre los productos los argumentos tangibles ganarán peso frente a los intangibles. Eso sería fantástico para el consumidor y supondría una diferencia brutal a la hora de vender una mayoría de productos y servicios de gran consumo:.

    La batalla por conseguir un bot/AI personal está servida y las grandes (Amazon, Apple, Google, Facebook, Microsoft…) saben que hay mucho que ganar aquí (perder si se quedan fuera). La confianza del usuario en su AI será clave. Habrá que ver qué modelo de negocio se impone. Parece razonable que el desarrollador del bot se lleve una parte de lo consumido, posiblemente las marcas deban ceder parte de su margen. También puede ser que los usuarios paguen por algún servicio premium / descuentos obtenidos, etc. Veremos.

    Imagino que mucha gente debe estar pensando en estas cosas, porque el futuro puede deparar enormes cambios en el marketing mix y las famosas cuatro P’s. Tendrán que buscarse nuevas maneras de llegar al cliente final y mantener la relevancia de las marcas. ¿Pondremos a nuestros bots a ver anuncios?

    Llevo un tiempo dándole vueltas a estas ideas y quizá me anime a escribir un artículo al respecto. Hace poco publiqué un post sobre el futuro de las apps en esta linea: La inteligencia artificial: ¿una amenaza para Apple?

    • Jose Antonio Garcia - 29 junio 2016 - 20:29

      ¿ conoces alguno que sea medianamente inteligente y se pueda hablar on line, o escribir?
      Fyi, nivel Siri me parece muy pobre

      • Pablo Martínez-Almeida - 29 junio 2016 - 20:55

        Me temo que no.

        Por cierto, otra aplicación que no tardará en llegar: bots de conversación para aprender y practicar otros idiomas.

        Habrá infinidad de ellos accesibles sin coste para el usuario. Academias y profesores lo tendrán más difícil.

        ¿Empezaremos a oír hablar de intrusismo bot?

        • Jose Antonio Garcia - 29 junio 2016 - 21:01

          Ok, gracias.
          Con idiomas he visto uno antes, uno argentino para corregir tu español. Pero como el resto…
          El de Alizia si le preguntas si ha pasado el test de Turing, te dice que hay humanos que tampoco. Me ha hecho gracia, y no le falta razón -;)

        • Gorki - 29 junio 2016 - 21:31

          ¡La Mare de Deu! Hoy no tiene asegurado el futuro profesional absolutamente nadie. «Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente»

          • Jose Antonio Garcia - 30 junio 2016 - 11:36

            Lo que hace el subconsciente había leido “Cameron” en vez de “Camarón”

            #Perjudicados_por_el_Brexit ;-))

    • Alejandro Delgado - 30 junio 2016 - 12:08

      Hay que separar los dos mundos, el de los de dominio abierto, y creo que SIRI no es un bot, en cuanto no gestiona la conversación, sino que responde a preguntas abiertas, y el de los específicos de dominio.
      En este último, en el mundo del canal online, donde quieres mantener al cliente a cualquier precio para mejorar la tasa de conversión, es donde los agentes virtuales que mantienen el contexto tendrán valor. Y si no consigo la pieza de información que me falta para cerrar una compra, y un bot me ayuda, las marcas no tendrán ningún problema en perder el contacto telefonico.
      No veo diferencia entre la parte de margen que se llevará el desarrollador del bot vs la empresa externa que me gestiona el contact center.

    • Raul SB - 1 julio 2016 - 13:54

      Muy interesante pero no comparto lo que dices de Samsung. A día de hoy Samsung es un fabricante de hardware y por ahora en tema de software basa su estrategia en alianzas. No obstante ya ha demostrado con Tizen que en TVs y wereables funciona bastante bien. Que te hace pensar que no pueda hacer lo mismo en IoT o smartphones?

  • #025
    Mesosoma - 30 junio 2016 - 20:31

    Pues ya era hora, en servicio a clientes los clientes estamos hartos que tratar con humanos pues son lentos, flojos, sólo actuar en sus propios intereses; los bot son neutrales e infinitamente más eficientes,tal como las empresas lo necesitan.

    Sin embargo debemos considerar que pasá con los humanos desplazados por los bots, aquí en America Latina los gobiernos han impulsado centros de telemarketing pues aseguran que estos al emplear miles de desempleados de estos países, los aleja de las drogas y violencias, dado que los políticos estan ajenos esto de tecnología no quiero imaginar que esos centros fracasen ante el inevitable exito de los bots

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados