El dinero y las prisas

IMAGE: Yong Hian Lim - 123RF

Airbnb pone en marcha una nueva ronda de financiación con grandes inversores con el fin de levantar 750 millones de dólares, con un precio que eleva la valoración de la compañía desde los 25,500 millones de dólares del pasado año hasta los $30,000.

El objetivo de la compañía es financiar su expansión global y retener a empleados valiosos que tenían stock options, pero retrasando lo más posible su salida a bolsa. La estrategia es similar a la llevada a cabo por Uber, que ha levantado diez mil millones de dólares a lo largo del último año y medio, igualmente con el fin de posponer todo lo posible el momento de saltar a los mercados.

Uber es, sin ningún género de dudas, la mayor compañía de transporte de personas del mundo, muy por encima de ningún posible competidor, y con ambiciones de posicionarse mucho más allá del transporte de personas, invadiendo industrias como la mensajería o la logística con su filosofía de Mobility as a Service (MaaS). Con Airbnb deberíamos pensar que hablamos de la mayor compañía hotelera del mundo, muy por encima de una Hilton valorada en $22,470 millones que afirma no tener ningún miedo, de Marriott ($16,870 millones) o de Starwood ($12,540 millones), todas ellas con capitalizaciones bursátiles en evolución marcadamente descendente. ¿Qué sentido tiene posponer la salida a bolsa de compañías con valoraciones estratosféricas de varias decenas de miles de millones de dólares, que podrían precisamente utilizar los fondos obtenidos para pasar a una nueva dimensión económica?

Muy posiblemente, el retraso se refiere, precisamente, a la necesidad de definir exactamente los términos en los cuales esas empresas desarrollan su actividad. En el caso de Uber, aparte de una constante lucha con los reguladores que ya hace mucho tiempo que tiene todas las trazas de ganar, gracias fundamentalmente a una flexibilidad que le permite utilizar la fórmula adecuada en cada mercado, la principal duda surge con respecto al impacto del vehículo autónomo: la compañía hace ya pruebas con su propia flota de automóviles Ford Fusion en Pittsburgh gracias a su alianza tecnológica con Carnegie Mellon, pero es consciente que retirar a los conductores de la ecuación alteraría drásticamente el modelo, que pasaría de ser una plataforma tecnológica ligera que simplemente pone en contacto a conductores con viajeros, para pasar a ser una gran flota en manos de la compañía. Las noticias desmentidas sobre enormes pedidos de vehículos a Daimler o a Tesla nos llevan a visualizar un futuro para la compañía completamente diferente, en el que no tendría que hacer frente al principal componente del coste de sus operaciones, los conductores, pero entraría en un negocio complejo sujeto a elevados costes fijos y a necesidades como el mantenimiento, algo que obligaría a todos los inversores con posiciones en la compañía a, como mínimo, rehacer y reevaluar sus números.

En el caso de Airbnb, hablamos de una batalla legal que parece estar en sus inicios: la llegada de posibles leyes restrictivas tanto en Nueva York como en su ciudad natal, San Francisco, que ha llevado a la compañía incluso a contraatacar con una demanda que, según los expertos, podría tener bastantes posibilidades de ganar. Pero indudablemente, hablamos de una contingencia legal que podría generar dudas y asustar a posibles inversores en una hipotética salida a bolsa, con todo lo que ello conlleva.

Dos de las empresas llamadas a ser actores importantes en la economía del futuro se muestran pacientes a la hora de salir a bolsa, alimentadas además por la posibilidad evidente de salir al mercado de inversión, extender la mano y que sigan lloviendo millones, que retornarán cuantiosas plusvalías cuando las compañías decidan abrir la puerta a todos los inversores mediante su oferta pública. Dinero, sí. Prisas, las justas.

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “Money and time

 

17 comentarios

  • #001
    pepelu - 30 junio 2016 - 15:10

    En el caso de Uber no llegó a entender eel interés en sustituir costes variables casi al 100% por costes fijos elevados .
    El modelo de negocio que tienen ahora es mucho mas eficinte en términos de inversión. No.compran coches, no contratan conductores, no necesitan bases donde guardar los.coches que no se usan ..con gastar algo de dinero en Marketing y Lobbying ya pueden desembarcar en un país..(algo mas hará falta, pero tampoco mucho mas/que no puedan proporcionar a nivel.global)
    Mi.impresión es que de tiempo.en.tiempo.sacan alguna nota de.prensa de que están investigando en.coches autónomos para darse alguna visibilidad…

    Es curioso que cuando se.habla de Uber y se relaciona con coches autonoms a todo el mundo le parece una gran idea. No se si a Airbnb se le ocurriera comprar edificios con habitaciones “que se limpiaran solas” la percepción sería la misma.

    • Asier - 30 junio 2016 - 15:58

      El tema es que si Uber renunciase a los coches autónomos, a medio-largo plazo se podría encontrar con que otra compañía los empieza a utilizar ofreciendo un servicio mejor y más barato, con lo cual su modelo de negocio quedaría obsoleto. Renovarse o morir…

  • #003
    Jose Antonio Garcia - 30 junio 2016 - 16:04

    Se me ocurren varios comentarios,

    * Mucho marketing, mucho humo, poca visibilidad a sus cuentas reales. ¿ Sus Financial Statements donde están?
    * Prefieren buscar financiación antes que entrar en Bolsa. Parece lógico se fiscaliza más a una compañia que está dentro del sistema bursatil.
    * Si le dan créditos, al precio que tiene hoy el dinero tampoco parece que sea urgente entrar en el sistema y seguir en la sombra. Mientras la técnica de la zanhoría y el burro siga funcionando (vehículos autónomos) pues para que van a entrar
    * Por otro lado el accionista va a buscar la rentabilidad de su dinero. Y mucho me temo que el negocio de ponerse en medio no genera grandes márgenes de facto ( me refiero a cobrar p.ej. 10% por un servicio de gestión) de ahí la diversificación, pero o tienen flotas/casas propias o adios castillo de naipes.

  • #004
    Gorki - 30 junio 2016 - 16:31

    Una cosa es que UBER se base (en unl futuro próximo), en coches autónomos y otra que esos coches sean de su propiedad Por qué no ofrecer a medianos y pequeños inversionistas, la posibilidad de comprar uno o una pequeña flota de coche autonomos y que UBER te lo gestione y saque un rendimiento..

    • Jose Antonio Garcia - 30 junio 2016 - 17:01

      El accionista busca que sus empresas ofrezcan buenas rentabilidades. Si en un negocio lo que haces es que otro (sea inversionista o no) sea el dueño de una parte de tu negocio, aparte de que es una estrategia débil, otra vez estás haciendo de agente, en el que solamente estás ganando dinero por la venta de un servicio no del total de la facturación ( a lo sumo co-contracting) por lo que tus ganancias reales son una parte muy pequeña de la facturación.
      Cuando un accionista, invierte en la empresa A, busca que su ganancia sea lo máxima posible ( +++ WACC) . En otras palabras si hay una empresa B( p.ej Apple) que obtiene un 50% de ganancias con el 100% de la facturación y no pone en riesgo con su estrategai el negocio. Y la empresa B tiene la misma facturación aparente, pero solo puede reconocer el 15% que se lleva, ya estás devaluando y poniendo en riesgo el 85% restante, que encima no ves un duro. ( lo ves pasar)

      Cualquier financiero te lo explicará mejor que yo.

      • Enrique Dans - 30 junio 2016 - 18:02

        Ya soy financiero. Y este también lo es, de hecho es el gurú de todos los financieros, el mayor experto en valoración financiera. Y mira su valoración de Uber: en 2015, era ya de 54,000 millones

        A ver: la noche os confunde, claramente. Veis que algo “no tiene activos”, y pensáis automáticamente que es “aire calentito”. Y nada más lejos de la verdad. Cada vez que una persona se sube en un Uber, hay dinerito del de verdad que cambia de manos. Y hay muchas, pero muchas personas subiéndose en un Uber en todo el mundo en cada minuto. Muchísimas. Y eso solo refleja un valor de Uber, el que tiene como compañía de taxis. Pero además se dedica a logística, a food delivery, a mensajería y a todo lo que implique transportar algo. Si creéis que el valor de Uber es “una burbuja” o “se desinflaría en bolsa” es que hay muchas cosas que os habéis perdido. ¿Valoraríais Google por su inmovilizado, por sus inmuebles, por sus patentes, por sus equipos informáticos, por sus materias primas, por sus productos acabados o por su facturación pendiente de cobro?? Esa mentalidad no es de este siglo. Uber, en pocos años, será una compañía de un tamaño comparable al de Google, uno de los mayores gigantes de la tecnología… aquí lo dejo por escrito!

        • Gorki - 30 junio 2016 - 18:36

          ¿. ¿Valoraríais Google por su inmovilizado, por sus inmuebles, por sus patentes, por sus equipos informáticos, por sus materias primas, por sus productos acabados o por su facturación pendiente de cobro?

          Yo no valor a UBER de ninguna forma, no es mi oficio, Pero para entra en Bolsa se exige valorar la empresa con criterios que son del siglo XX, tienes razón, Pero, ¿Qué quieres que yo haga? Quéjate a los gerifaltes de la Bolsa y explícalos que están anticuados en su forma de valorar.

          Otra cosa es que UBER se haga un gigantes de la tecnología. Es posible, ¿por qué no?, Tambien puede que llegue a ello cualquier empresa con gran capital que se lo proponga a ello, por decir una TEXACO, por ejemplo, pero hoy, no veo indicios de intentarlo ni en una ni en otra, UBER sólo ha sacado una App, Siendo meritorio, tampoco es para tirar cohetes. Foursquare y Second Life han hecho bastante mas y tampoco es probable que lleguen a serlo por ello..

          • Enrique Dans - 30 junio 2016 - 19:43

            No, hombre, la bolsa ya no hace eso… si no, Google o Facebook no valdrían lo que valen!

        • Jose Antonio Garcia - 30 junio 2016 - 19:37

          Gracias por el aporte.

          Me ha encantado el enfoque del mercado que ofrece el autor y como explica el desarrollo de negocio y el mercado ( me encantan los excel con previsiones, la penetración de mercado que grado de credibilidad le das?, si falla eso adios)
          Lo de los activos yo no lo he dicho. Eso es el fondo de comercio, y hoy hay un porcentaje alto de fé. No me parece que Uber, sea alguien que no sabe lo que hace, y como se mueve.
          Si fuera inversor, Compararía los margenes brutos con
          * Apple 39.9%
          * Google 31%
          * Facebook 84%
          * Prevision Uber; prevision negativas uunos años y luego 25% en 2025 ( vaya ROI…)

          El aire calentito de Uber suena lejos la verdad,

          que no me gustara que entrara en España a saco es mi problema personal,
          Pero que tiene mucho potencial a nivel global no lo dudo.
          Como inversor,
          igual Lehman Brothers en 2006 lo estaba haciendo bien, y luego zas, nunca se sabe.
          O la campana de búsquedas de tuenti vs años, como algo bueno e ilusionante se va al carajo, todos sabemos porque.

          Mucha incertidumbre que en la bolsa no gusta,

          Animo a invertir en Uber,
          Yo prefiero los tomates, al aire calentito, llámame romántico ;-))

          • Jos - 1 julio 2016 - 10:21

            Twitter también tenía ese mismo ROI y esas mismas estimaciones y …, bueno olvidalo, no he dicho nada.

          • Jose Antonio Garcia - 1 julio 2016 - 15:33

            Si nos pasas el link del BC de Twitter te lo agradeceriamos

  • #012
    Gorki - 30 junio 2016 - 16:45

    La resistencia a salir a bolsa puede ser debido, que si se valoran estas compañías con criterios contables tradiciones como exige el Mercado de Valores podria sufrir un gran bajon de valorción. Sin entra en discusion si valen o no lo que indicam una empresa sin inversiones de ningun tipo, sin investigación y sin ser propietaria de los “filones” que explota, Tendría en Bolsa muy baja valoración fiscal.

    No digo que sean “humo”, pero si que son “oportunidades de negocio reales”, pero con muy pocos activos tangibles. Si de repente se disolviesen, qué restos tendrían para vender, hacer caja y devolver a sus accionistas. ¿Inmuebles? ¿Patentes? ¿Equipos informáticos? ¿Materias primas? ¿Productos acabados? ¿Facturación pendiente de cobro?.

    • Jose Antonio garcia - 30 junio 2016 - 17:05

      Exacto
      Eso son los intangibles y el famoso fondo de comercio.
      En España decimos que el ojo del dueño engorda el caballo, os scordais de la sobravaloración que hizo Marisa en yahoo con la compra de Tumblr, que el SEC le dijo para el carro, y pon en libros el valor real de lo que has comprado, no lo que dices que vale..

      Si estos de Uber, Airbnb entran en Bolsa, van a parecer un globo deshinchándose…

      • Gorki - 30 junio 2016 - 18:18

        No hay que confundir la valorración medida con con los criterios que exije el Mercado de Valores, pensados para valorar negocios de ladrillo, y ahi valga una cosa, pero calculamdo la capitalización de sus beneficios, sea otro valor superior.

        El problema es que UBER, de momento, se le valora sobre todo, por las perspectivas de beneficio, mas que por los beneficios reales que hoy obtiene y eso es entrar en valoración especulativa, (Por favor, quitando a esta palabra todas las connotaciones negativas que tiene y dejenló en lo que es, partir de la premisa que tiene gran porvenir.)

        • Jose Antonio Garcia - 30 junio 2016 - 20:04

          El otro día hablábamos de la energía solar.
          Siendo un negocio redondo ( por el sol, que no se va a apagar)
          teniendo un ROI menor que al de UBER,
          y asegurar la vida media otros 10 años…la gente no invierte…
          Sin contar lo bueno de no contaminar, no ir contra un sector,
          Igual no es tan raro mirar a Uber de reojo.

  • #016
    SANTIAGO RODRIGUEZ BARCELO - 1 julio 2016 - 12:57

    Sobre problemas con Tesla http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2016-07-01/tesla-model-s-elon-musk-piloto-automatico-accidente-muerte_1226553/

  • #017
    abogados - 6 julio 2016 - 13:43

    Corroboro lo que apunta Enrique, la definición legal del ámbito de actuación de una empresa puede ser engorroso y nada sencillo y puede demorar meses la salida a bolsa.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados