¿Cuánto falta realmente para que conducir sea algo del pasado?

Image: Iqoncept - 123RFLlevo un cierto tiempo recopilando enlaces sobre el tema de los vehículos de conducción autónoma, y me parece una de esas cuestiones en las que resulta interesante analizar no solo el lado tecnológico o el empresarial, sino también el resto de condicionantes que rodean a la difusión de la innovación como tal.

Tras la fortísimo impulso que Google le dio al tema con el anuncio de su self-driving car en octubre de 2010, hemos entrado en una época en la que se ha dejado ya de lado la idea de ciencia-ficción para pasar a cuestiones mucho más operativas. La forma que Google presentó su prototipo, como política de hechos consumados, desveló toda posible incógnita sobre su viabilidad y llevó a muchos otros actores a avanzar en esa dirección.

La mayor parte de las marcas de automoción empezaron por dirigir sus avenidas de investigación, al menos oficialmente, hacia la conducción asistida, integrando sistemas de ayuda a la conducción de manera progresiva y combinándolos con la idea del “coche conectado”. Desarrollos como el de Ford con su Sync, o la recientemente anunciada Here Auto de Nokia exploran un futuro de difusión tecnológica basada en ecosistemas de programadores que crean o adaptan apps para su uso en el automóvil, siguiendo ese “the car as the ultimate mobile app of choice” propuesto por el presidente de Ford, Alan Mulally en el salón de Detroit del año pasado. Realmente, una manera de reconocer la importancia del consumidor geek, del que, incluso en un producto de consumo durable como un automóvil, sesga sus preferencias en función de la tecnología, pero manteniendo la idea de que el conductor, con las ayudas oportunas para la seguridad o para gestionar procesos tediosos como el aparcamiento, sigue siendo el principal sistema dentro del automóvil.

La primera marca a la que he visto dar el paso de anunciar una fecha para un vehículo autónomo – dejando aparte a Toyota, cuyo Prius fue utilizado como base por Google pero que no supone una avenida de investigación de la propia compañía – ha sido Nissan, dando como plazo el año 2020. ¿Realmente vamos a tener que esperar unos siete años, cuando ya sabemos que hay vehículos autónomos circulando por las carreteras y leyes convenientemente modificadas para permitirlo, para poder acceder a desarrollos comerciales a disposición de clientes finales? ¿Qué condicionantes tiene la difusión masiva de una tecnología que ya ha madurado hasta el punto de saber que su uso podría evitar decenas de miles de muertes por accidente, y que podría modificar radicalmente el mapa de numerosas industrias?

El primer punto, lógicamente, es el coste. El self-driving car de Google incluye unos $150.000 en equipamiento de diversos tipos que se superponen al precio del vehículo utilizado como base. Sobre ese número, unos $70.000 corresponden al LiDAR, un conjunto de 32 ó 64 haces de láser que permiten al vehículo obtener información del entorno en el que se mueve. Lo razonable es pensar en un rápido descenso del coste de las tecnologías implicadas en su desarrollo, y algunas de las recientes alianzas planteadas por Google, que incluyen a IBM y a la empresa de componentes de automoción alemana Continental AG podrían posiblemente ir en este sentido.

Pero la vertiente de producto destinado al consumidor final tiene otras posibilidades. La semana pasada, Google  anunció una inversión de $25o millones en Uber, la más grande de las gestionadas hasta el momento por Google Ventures. La noticia hace que Uber pase de ser una simple empresa que gestiona el envío de automóviles de lujo con conductor a los clientes que lo solicitan, a convertirse en una compañía a seguir, con una valoración de $3.500 millones. De tener que afrontar denuncias derivadas de la presión de las asociaciones de taxistas y protestas de sus conductores por culpa de la gestión de las propinas, a ser la compañía mejor posicionada para ser la primera que empiece a enviar a sus clientes vehículos que conducen solos. Vehículos cuya fabricación Google podría estar empezando a plantearse diseñar y crear por su cuenta o con las alianzas adecuadas.

La idea de tener flotas de taxis robóticos recogiendo a los usuarios para los desplazamientos por la ciudad sigue evocando películas y relatos de ciencia-ficción, pero no tiene por qué estar tan lejos considerando que Uber obtiene de Google mucho más que dinero: una capacidad de lobby y una llegada al poder capaz de desbloquear la idea desde sus aspectos legislativos. Y quien piensa en los taxis, piensa incluso antes en los servicios logísticos: hay 5,7 millones de camioneros solo en los Estados Unidos dedicados a transportar mercancías por las carreteras, cuyas posibilidades de ser sustituidos por robots son seguramente, por las especificidades de su trabajo, mucho más elevadas. ¿Imaginamos algún tipo de protesta o solidaridad generalizada ante una huelga de camioneros derivada de su sustitución por máquinas capaces de conducir esos monstruos de varias toneladas de manera incansable y con un nivel de seguridad mayor gracias a un mucho mayor número de sensores, mucho más precisos? Si tu forma de ganarte el sustento depende de la conducción de vehículos, vete imaginándote un futuro no tan lejano en el que aparezca la palabra “sustitución”.

Pero hay más condicionantes: ¿cómo de rápida esperamos que sea la transición? Realmente, una vez que los primeros vehículos autónomos estén disponibles a un precio competitivo – empezando, lógicamente, con el segmento superior y avanzando progresivamente hacia la gama baja – podremos ver no solo cómo se generaliza su uso en el transporte de mercancías y viajeros, sino también cómo las compañías aseguradoras comprueban rápidamente que la siniestralidad derivada de su uso disminuye de manera radical. Es bien sabido que la pieza responsable de la inmensa mayoría de los accidentes no es precisamente mecánica ni electrónica: es el conductor. Ante ese escenario, cabe esperar que una vez los vehículos autónomos lleguen a un nivel de disponibilidad económicamente razonable, conducir un “clásico” de forma manual se convertirá en un lujo que exija la obtención de una póliza de seguros dispuesta a cubrir un riesgo que el conductor asume voluntariamente, y que incluye una siniestralidad potencial elevada que implica posibles daños propios y a terceros. Asegurar a un conductor humano pudiendo hacerlo con uno robótico inherentemente más fiable es algo que sin duda, las aseguradoras pretenderán repercutir en el precio de manera sensible.

Múltiples factores, indudablemente muy complejos, pero ya escenarios ya con fechas y protagonistas. Si te gusta conducir, vete planteándote si podrás seguir haciéndolo…

ACTUALIZACIÓN (27/09/2013): Nissan’s robot car passes its license test.

 

(This post is also available in English in my Medium page, “Just how long will it be before driving is a thing of the past?

46 comentarios

  • #001
    Luis Miguel - 30 agosto 2013 - 14:44

    Interesante planteamiento, Enrique… La verdad es que entre eso, los smartwatches, las Google Glass y las impresoras en 3d, estamos en un momento de transición donde mcuhas tecnologías que hace no tanto parecían del futuro se van acercando. De todas estas creo que los coches autónomos es la más lejana pero también una de las más prometedoras. No solamente hay que tener en cuenta el tema de las pólizas sino que también pueden cambiar las velocidades máximas, automatizar rutas para evitar atascos gracias a Waze y google maps…

    Deberías tratar en otro artículo el tema de las impresoras 3d, porque esa puede ser una verdadera revolución indrustrial (aquí en Dubái ya se venden rondando los 1000 euros), y creo que tiene vertientes en TODAS las verticales y facetas imaginables :)

  • #002
    Daniel Terán - 30 agosto 2013 - 15:05

    Siempre estaremos en un momento de transición.

  • #003
    Observador - 30 agosto 2013 - 15:37

    Taxistas, camioneros, chóferes, conductores de trenes, posiblemente pilotos de aviones, capitanes de buques y demás profesiones poco interesantes por antiguas y poco profesionales. Ya saben, a estudiar construcción de robótica… Adáptense o desaparezcan.

    Me pregunto en cuánto estaría la tasa de desempleo con un CEO de Google/Amazon gobernando un país. Aunque ahora que pienso manejando esos lemas pseudotecnodarwinistas igual no tardarían en desaparecer.

    ¿Alguna respuesta?

    Por cierto, te has saltado una cosa fundamental en todo este asunto, pero ya sabemos que lo tuyo no es el Derecho… Fijo que Mario te lo explica.

  • #004
    Enrique Verdes - 30 agosto 2013 - 16:07

    Enrique,

    Lo que tu planteas es más que interesante, pero hay un aspecto no menor, que es la seguridad. Probablemente pasen muchos años antes que el uso de autos auto-conducibles sea masivo, pero aún un porcentaje bajo, si alguien puede acceder al control de los mismos, podría tener efectos devastadores, provocando accidentes o embotellamientos, por ejemplo. Desde otro punto de vista, también se podrían generar accidentes, con consecuencias muy graves, ante determinadas condiciones climáticas. Por ejemplo en Argentina, hace bastante poco, hubo una inundación muy grande en ciertas zonas de la ciudad de Buenos Aires, donde autos fueron arrastrados por el agua, sin que sus conductores pudieran salir, ya que el agua provocó fallos en los sistemas electrónicos de apertura de puertas de las ventanillas.
    ¿Que opinas de este aspecto?

  • #005
    Cristina - 30 agosto 2013 - 16:30

    Estaba pensando en la legislacion a modificar y a priori, se centra en permitir que un coche pueda operar sin conductor. Eso me ha llevado a investigar mas sobre las implicaciones.’este articulo me ha llamado la atencion y ademas me quedo pensando en el concepto de transportes como servicio. Queda mejor en ingles: transportación as a service. Y también el argumento de que estos coches autoconducods, regularan el mejor uso en relación al medioambiente y mi pregunta ha sido simaumentaran el tiempo de la obsolescencia programada?
    Aquí el articulo:
    http://www.theatlantic.com/technology/print/12/09/driverless-cars-would-reshape-automobiles-and-the-transit-system/262953/

  • #006
    Gorki - 30 agosto 2013 - 16:38

    Puedo estar confundido, pero me hace el efecto que el horizonte del año 2020 para los coches sinconductor es muy optimista.

    Las razones en lugar a muchos nos divierte conducir y realmente queremos ser los conductores y no que conduzca una máquina mientras nosotros leemos los twitter en el móvil. Me baso en la resistencia que encuentra el cambio automático en Europa, cuando el cambio automático ya no supone una gran diferencia de precio.

    Tambien fracasó el ordenador de abordo, toda la información que daba y la que podria dar ahora unido a internet, no fue valorada como interesante por los conductores. Igual pasa con los navegadores, todos tenemos un navegador o al menos un teléfono con app, pero tan solo se utilizan como callejero (que eso si, han desaparcido las guias y mapas de los coches) y para que avisen de los radares de la Guardia civil, que4 de Ängeles de la Guarda, han pasado a tranformarse por órdenes de sus jefes en S Asaltadores de Caminos.

    Muchos preferimos fiarnos de nuestra memoria o leer lo carteles de la carretera que de seguir las indicaciones del TonTon, que al cabo de un tiempo resulta simplemente insoportable.

    Aparte hay la superioridad que se le supone al hombre sobre la máquina, creo que se tardará mucho a en admitir que un automóvil circule por las calles sin un nadie dentro. Tl tren AVE se conduce automáticamente en muchas vias, (no en todas por desgracia), pero eso no quita para que sea obligatoriao llevar un maquinista en la cabina de conducción, aunque como hemos visto ultimamente, puede cometer y de hecho cometen, más errores que la máquina, pero a pesar de todo lo seguimos exigiendo. Por ejemplo, yo personalmente no quiero ni pensar lo que puede ser conducir de noche, con las alocadas furgonetas de reparto urgente pilotadas por un robot.

    Si vamoa a exigir que el taxi lleve un taxista por si acaso, ¿que incentivo van a tener los propietarios de taxis, para pagar un plus para que el taxi lo lleve un robot?

  • #007
    Gorki - 30 agosto 2013 - 16:48

    #001 Luis Miguel
    De las impresoras 3D aqui hemos hablado largo y tendido , pon en el buscador de esta páagina 3D.
    Te dejo los dos úmtimos artículos de fuera de este blog que me han impactado sobre este tema:
    http://blogthinkbig.com/protesis-robotica-impresion-3d/
    http://www.scientificamerican.com/article.cfm?id=microgravity-iss-3d-printing-space

  • #008
    Antonio Castro - 30 agosto 2013 - 17:33

    Los vehículos no tripulados ya son una realidad en lo que respecta a vehículos arereos, drones. La razón está en sus aplicaciones militares y a que circulan por un entorno mucho más sencillo y previsible. El gran problema de la circulación rodada son los conductores humanos. Las características del tráfico rodado introduce una componente demasiado compleja para un ordenador.

    Teniendo en cuenta que solo hemos alcanzado el nivel de estupidez artificial y la cantidad de burros que tienen carnet de conducir, ¿Tú Enrique te dormirías al volante dejando al vehículo que te llevara a alguna parte? Yo no.

    Las ayudas asistenciales son algo mucho más práctico.

  • #009
    enjuto_mojamuto - 30 agosto 2013 - 18:30

    Enrique, te has dejado una cosa importante: no se necesitará carnet de conducir, y las autoescuelas irán desapareciendo.
    Sólo tendremos que entrar en el coche, programar el GPS, y relajarnos en el asiento mientras escuchamos la radio, vemos el paisaje, vemos la tele, usamos el smartphone, leemos en nuestro Kindle o navegamos en nuestro iPad…
    O mejor, qué tal si usamos realidad aumentada en nuestras gafas de Google (Google Glasses) o incorporada en el coche para ver superpuesto al paisaje (o al entorno en el que estemos) todo tipo de indicaciones, como restaurantes, hoteles, casas rurales, centros comerciales, sitios turísticos, monumentos, y mil cosas más que seguro que me dejo…
    Todo en 3 dimensiones, en alta definición y a todo color…
    A todo ésto hay que unir que los coches serán cada vez más eléctricos (o de hidrógeno u otras tecnologías combinadas), con lo que serán silenciosos y no contaminantes…
    En todo ésto hay un filón de negocios incalculable…

  • #010
    enjuto_mojamuto - 30 agosto 2013 - 19:08

    Continuando con mi comentario anterior, estas tecnologías también tendrán que poder conducir el coche con fiabilidad en carreteras estrechas de montaña, y los todoterrenos en caminos de tierra y caminos de montaña…
    Hacer que estas tecnologías puedan llevar el coche por entornos difíciles es también otro filón de negocio a tener en cuenta…

  • #011
    CarlosTw - 30 agosto 2013 - 19:42

    Siempre he imaginado el futuro de la movilidad como una gran flota de taxis autónomos, gestionados informáticamente, que te lleven a tu destino, recogiendo a clientes que vayan por la ruta (o cerca). Puestos a no poder conducir tu coche, mejor no tener que preocuparte en absoluto por él. Que una empresa se dedique a tenerlos siempre en movimiento para amortizarlos, que le haga las revisiones y mantenimientos…
    Estaría bien por ejemplo que al solicitar un taxi, puedas elegir el modo de viaje, a distintos precios. Como ruta, (directa, desvíos mínimos, grandes desvíos), ocupación (viajar sólo, o con más pasajeros), flexibilidad en el horario (nula, +-10min, +-1 hora…) de modo que puedas usar el coche si quieres como si fuera tuyo, o como un vehículo compartido

  • #012
    Gorki - 30 agosto 2013 - 21:00

    #003 Observador
    Donde estén las literas de mano llevadas por dos o cuatro hombres, que se quiten los taxis que solo tiene un chofer. Aquello si que eran bajas tasas de desempleo
    http://www.educima.com/silla-de-mano-t18921.jpg

  • #013
    antonio garcia saenz - 30 agosto 2013 - 21:55

    Siempre he estado, y creo que muchos de aqui, muy interesado en como sera un sistema político económico, una sociedad, donde la tecnologia hace que se necesiten muy poca poblacion y muchas veces con altisima formacion trabajando, en España se ve con el inmenso paro y los mejores paises como Alemania logran disimular por ahora con trucos como los minijobs o lo mal que te hablan de primera mano los españoles que alli emigran, o que tambien te hablan ya muchas veces mal los que emigran a EEUU, nada que ver con el programa de television “españoles por el mundo” es un programa completamente sesgado, cuales serian libros que conoceis al respecto de avance tecnologico y escaso empleo ?

  • #014
    David - 30 agosto 2013 - 22:43

    Como los niños pequeños,¿cuánto falta? El ritmo del progreso no suele ser ni uniforme ni predecible. Lo importante es poner los recursos y trabajar en ello.

  • #015
    Cristina - 30 agosto 2013 - 23:26

    Y con todas las aplicaciones que tiene la tecnologia LiDAR, en un coche para que puede ser utilizada?
    http://en.wikipedia.org/wiki/Lidar

  • #016
    Alberto - 31 agosto 2013 - 00:43

    Para el comentario 015 de Cristina, el sensor LiDAR que usa el coche de Google es utilizado para mapear todo lo que esta alrededor del coche con bastante/suficiente precisión que permite incorporarlo en un ciclo de control bastante avanzado. Este mapeado se hace en 3D y es una pieza clave para la autoconducción del coche de Google . Existen mas propuestas para la conducción autónoma que tienen otros enfoques que esquivan de alguna forma los debates ético/legales que supone un coche totalmente autónomo y que se basan en una conducción altamente asistida: tren de carretera autónomo, automatizar los controles de velocidad adaptativos para que sean viables incluso en atascos sin necesidad de sistemas tan caros como el proyecto de Google….

    Para Antonio decir que tienen razon y no es posible modelar lineal mente la conducción de un coche, pero no por ello ed técnicamente inviable y “no se puede hacer con un ordenador”, hay muchas mas técnicas de control inteligente que lo permiten y actualmente hay suficiente desarrollo como para considerarlo seguro. El coche de google tiene ya muchos kilometros a la espalda, los suficientes para considerarlo altamente fiable.

    Posiblemente este involucrado en alguno de estos proyectos, a nivel académico, en un futuro y, si el autor del blog quiere, podria proporcionar en un futuro ciertas reflexiones que desarrolle personalmente o que reflejen las de los equipos de investigación al respecto, aunque igual estan enfocados en un futuro mucho mas cercano que las reflexiones mas profundas que este tema evoca.

    (siento que haya alguna falta ortográfica, que desde el móvil se me suelen escapar muchas tildes entre otras faltas… )

  • #017
    Observador - 31 agosto 2013 - 02:09

    #12 Gorki, como sarcasmo podría funcionar, pero ni siquiera eso. Aunque faltaría saber cuál es tu concepto de empleo… También habría que preguntarse cómo va a ser un “filón incalculable” (#009, otro genio) algo cuando alegremente estáis hablando de acabar con millones de empleos y cuando ya ha quedado claro que todos los que se han ido eliminando ni suponen la masa tributaria que suponían antes, ni la redistribución es la misma (está bastante claro que tiende a una concentración alarmante y un reduccionismo absoluto), ni una tasa de empleo superior. Pero vamos, que ya no sólo lo digo yo, ahora lo dice también el MIT…

    A ver si ahora Dans no me censura el enlace (3er intento):

    http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2013-08-26/conoce-al-enemigo-estos-son-los-robots-que-estan-robando-tu-trabajo_20597/

    Mientras tú creas que el dueño del supermercado pone cajeros robotizados para que tú te diviertas con la maquinita o que el de la gasolinera despide personas para que tú te consideres autosuficiente llenando el depósito, otros sólo piensan en reducción de costes, aunque eso a la larga sea una paradoja para todos. Cualquier imbécil te dirá que así es la competencia y la Economía y tú lo confirmarás sin ni siquiera saber qué finalidad tiene un sistema económico, ni qué tipos de regulaciones son necesarias para una economía que no acabe devorándose a sí misma. Pero si va a un país más o menos serio, y suelta lo mismo, le tratarán como lo que es. Esa es la tremenda paradoja de los países latinos: en general no tienen ni idea de lo que es la Economía y además van dando lecciones. Pero vamos, que sólo tienes que echar un vistazo…

    Esto es como lo de “Primero vinieron a por… Después vinieron a por…”. Hasta que el imbécil se da cuenta de que tarde o temprano también va a caer. La paradoja es que es demasiado tarde.

    Otra paradoja es que algunos seguiréis haciendo chistes y llamando neoluditas a quienes avisaron de lo que podía suponer la bomba atómica.

    Ya, sí eso, te lees un poco sobre la Ley de Moore.

    #008 Ha dado una pista, y es la diferencia entre un imbécil y alguien que puede entender el concepto de supletoriedad tecnológica, que no tiene nada que ver con el de sustitución pseudotecnodarwinista con el que alegremente decís las idioteces que decís. Métetelo en la cabeza: el empleo es la piedra filosofal/angular de la economía/Economía, como sistema y como ciencia.

  • #018
    Observador - 31 agosto 2013 - 02:26

    Alguien dijo en los 60′: Si los hombres tenemos suficiente talento como para inventar nuevas máquinas que destruyen puestos de trabajo, también tenemos la capacidad de hacer que las personas que han perdido su empleo vuelvan a trabajar”.

    Era una gran frase, desde luego. Sólo le faltó entender dos cosas: la Ley de Moore y el hecho de que no todos tendrán/tendrían la capacidad a la que se refería. Pero vamos, ahí está la clave, porque la clave es la predisposición. No todo el mundo es Rifkin y en este blog precisamente no es que vayáis sobrados.

  • #019
    Julio - 31 agosto 2013 - 03:44

    1. ¿Quién se responsabiliza en caso de accidente?

    2. Si con trenes, donde el trazado impone una gama muy limitado de movimientos, ocurren todo tipo de accidentes, ¿qué no ocurrirá con los coches?

    3. Si van desapareciendo puestos de trabajo, y no se establece una renta universal, ¿quién podrá pagar esos maravillosos servicios?

  • #020
    Krigan - 31 agosto 2013 - 08:31

    Observador:

    Y luego te quejas de que te llamemos neoludita. Si es que lo eres en estado puro. La esencia del neoludismo, al igual que en el ludismo clásico, es precisamente el oponerse a todo aquel avance tecnológico que ahorre mano de obra.

    ¿Y con los trabajadores qué hacemos? Pues lo mismo que hemos estado haciendo en el último siglo y medio. Que trabajemos menos horas a la semana, mayor tiempo de vacaciones, mayor proporción de nuestras vidas jubilados, subsidios para parados… lo cual no quita que no se puedan adoptar otras medidas nuevas, como que el estado pague por trabajos de interés social (algo que en realidad no es tan nuevo, dado que existen muchas personas trabajando en la enseñanza y la sanidad públicas).

    ¿Volvemos a la época de Ludd? Estamos MUCHO mejor ahora, y lo estamos gracias precisamente a los inventos que ahorran mano de obra, y que tu maestro Ludd tanto temía.

  • #021
    Krigan - 31 agosto 2013 - 08:33

    antonio garcia saenz:

    Te recomiendo “El fin del trabajo”, de Jeremy Rifkin.

  • #022
    Antonio Castro - 31 agosto 2013 - 08:52

    1) Crisis medioambiental en aumento por lo menos durante varias décadas más.
    2) Crisis de aumento demográfico por lo menos durante algunos años más.
    3) Crisis del empleo por lo menos durante algunos años más.

    El momento que vive la humanidad es tan emocionante como meter la directa y acelerar cuesta abajo. Me desconcierta nuestra capacidad para el optimismo. Al final de la cuesta nos preocuparemos del estado de nuestros frenos.

  • #023
    Krigan - 31 agosto 2013 - 10:31

    Antonio Castro:

    Tus problemas 1 y 2 no tienen nada que ver con la tecnología ahorrando mano de obra. Tu tercera cuestión en realidad tampoco, al menos no si hablamos de los efectos a largo plazo. La mayor parte del paro actual ha tenido otra causa.

  • #024
    Overflow - 31 agosto 2013 - 11:50

    Como se desprende del “post”, y de los propios comentarios al mismo, la conducción autónoma ha rebasado la barrera técnica pero aún le falta sobrepasar la social, que es más elevada y compleja.

    Algunos observan con escepticismo que una máquina pueda afrontar cualquier condición de tráfico airosamente del mismo modo que lo hace un conductor humano; simplemente les pedirían que reflexionen sobre el hecho de que en el tiempo en el un humano comienza a reaccionar ante una anomalía en el tráfico de mayor o menor gravedad, el sistema autónomo de conducción le ha dado tiempo a analizar sobradamente su entorno para encontrar la mejor respuesta teniendo en cuenta no solo su posición y velocidad sino la del resto de los conductores de su alrededor.

    Dicho de otro modo, cada segundo del que nosotros disponemos para analizar una circunstancia de tráfico “anómala” se traduce para la máquina en horas de frío cálculo; y en aquellas situaciones extremas en las que el conductor humano “tira” de volantazo y freno, encomendándose a San Pancracio, la máquina puede hacer la mejor combinación entre velocidad y trayectoria para evitar o minimizar un accidente.

    http://www.gizmos.es/57528/robotica/un-robot-ya-es-capaz-de-ganar-a-los-humanos-en-el-ping-pong/

    No obstante, la conducción autónoma tiene muchísimas implicaciones de índole económica, cultural e incluso filosófica que antes o después tendremos que afrontar.

    En primer lugar, queda fuera de toda duda que los costes operativos de la mayoría de las actividades profesionales de conducción que ahora lleva a cabo un humano se reducen y optimizan al ser sustituido por un sistema autónomo. Nos guste o no.

    Pero es que la propia conducción humana tenderá a ser innecesaria y peligrosa (términos que pueden sustituirse por el de “absurda”) fuera del ámbito profesional . La solución para que nos permitan seguir conduciendo en vías públicas será precisamente que nuestro vehículo cuente con un sistema auxiliar de conducción autónoma que sería el que tome los mandos en el caso de que las cosas se pongan feas (eso sí, por esta misma regla de tres, a priori veo un negro futuro para los motoristas ya que los sistema autónomo de conducción que pueda tomar el control en un momento dado es mucho en una moto es mucho más complicado de implementar y propio sentido de la utilidad que ahora tienen las motos se diluyen dentro de un tráfico completamente automatizado).

    Me ha gustado el apunte realizado por CarlosTw (#11) indicando que una vez que la conducción autónoma se convierta en algo generalizado empezará a tener sentido pagar únicamente por el servicio de transporte en vez de tener que comprar el vehículo y tener que mantenerlo.

  • #025
    lector - 31 agosto 2013 - 11:52

    Hay gente a la que nos gusta conducir…

  • #026
    Overflow - 31 agosto 2013 - 12:04

    #25 No te preocupes, seguro que la trigésimo octava edición de “Gran Turismo” será bastante indistinguible de la conducción real… ;-)

  • #027
    antonio garcia saenz - 31 agosto 2013 - 12:22

    #24# “Algunos observan con escepticismo que una máquina pueda afrontar …” por ese lado ningun problema, si es que es verdad que el sistema vale, primero lo pondran en una via conveniente de EEUU con poco tráfico etc, luego en vias con mucho tráfico y peatones y cuando vea que no pasa nada, ya tenemos otra tecnologia que debemos importar y nos quedamos atras perdimos el tren “por tanto decir que no se podia hacer…” … y al cabo del tiempo cuando te pongas en el semáforo si el coche lo conduce un tio pues no cruzas hasta que este bien paradito y si el coche no trae tio conduciendo se cruza con confianza, asi va esto

    España tiene como entre 2 o 7 mil victimas mortales de tráfico al año y da vértigo es como si estuviera metido en guerras … EEUU o Europa al completo hablamos de 40 mil o 50 mil victimas mortales al año, EEUU habla de 150.000 con lesiones graves, y 5 millones 700 mil de afectados, la típica torcedura de cuello en frenazo etc …

    Victimas de tráfico en Google … habra cualquier cosa que sea mejor que la conduccion humana a estas alturas no tiene que ser tan dificil, pero es que esto no puede seguir asi …

  • #028
    Gorki - 31 agosto 2013 - 12:43

    Lo que me asombra de los neoluditas es la falta de memoria selectiva que tiene lleva a la absurda idea de que por hacer todo a mano, hay trabajo para todos. En este santo país, el paro no es un invento de la actual crisis, sino algo endémico, por lo menos desde el siglo XV y eso, con una población un tercio de la actual.

    Hemos repoblado con mano de obra sobrante de España toda Latinoamérica (ayudado de los italianos), hasta el finales del siglo XIX y con Franco, cuando aún todo se hacia a mano y los autobuses llevaban conductor y cobrador, hubo una emigración monumental a Alemania y Europa en general, que palió, pero no elimino, el paro en este país.

    Solo el despegue industrial, de la consolidación del del turismo y de la generación de un boom de la construcción monumental se redujo con Aznar las cifras del paro. (Con Felipe Gonzalez también hubo un alto paro). Precisamente coincidió la gran automatización de la industria con el boom de la construcción, e hizo no solo que no hubiera paro en España, sino que atrajéramos a 5 millones de extranjeros a trabajar en España.

    Si la construcción hubiera estado automatizada, como parece que puede serlo en el futuro, el paro se habría iniciado en el año 2005, claro está que no habríamos sido un imán para los extranjeros, que mayoritariamente se colocaron en la construcción y hoy el paro estaría situado en un millón de personas, algo que es doloroso, pero soportable socialmente.

    A mi me gustaría que me explicaran los neoluditas, por qué a comienzos del siglo XX, que no existía un solo robot, la gente tenía que emigrar en masa a Mexico, Venezuela o Brasil porque no encontraban trabajo en España. ¿No dicen que la solución es hacerlo todo a base de mano de obra? ¿Por qué eso no funcionó ni con la Dictadura de Primo de Rivera, ni con la República, ni con Franco?

  • #029
    Manolo - 31 agosto 2013 - 13:34

    Soy ciego y nunca había pensado tener coche. Mira por donde lo mismo tengo que empezar a ahorrar.

  • #030
    antonio garcia saenz - 31 agosto 2013 - 13:53

    #028 Felix Maocho en tu blog hablas como salida laboral, volver al campo con tecnicas menos mecanizadas, menos de multinacional y mas artesanales, asi que empiezas a contradecirte un poquito

    http://felixmaocho.wordpress.com/2013/07/19/la-asociacion-aer-apoya-los-emprendimientos-en-zonas-rurales/

  • #031
    Observador - 31 agosto 2013 - 15:44

    #019 Comentarios para dar con la clave de la cuestión, que no podía ser otra que jurídica. Pero para un tecnólogo eso es bastante difícil de comprender, cuando la propiedad intelectual la ha dejado a la altura del betún. Efectivamente, en caso de accidente, ¿quién se va a hacer cargo de la cuestión? ¿Las empresas tecnológicas? Precisamente ese tipo de empresas lleva mucho tiempo especializándose en escurrir el bulto de todo tipo de conflictos y de ello viven. Entonces volveremos a la paradoja de Megaupload, en la que Dotcom se lavaba las manos tal cual Pilatos diciendo que la culpa era de cómo usara el usuario su herramienta, mientras los pardillos le lloraban al FBI que les hubiera borrado las fotos de boda…

    #20 IMPRESIONANTE, que me sigas llamando neoludita y que en #21 le aconsejes a Antonio un libro de alguien que yo contrapongo en #18 a todos vosotros.

    Te recuerdo que a Rifkin también le han llamado neoludita, obviamente quienes no tienen ni puta idea de lo que decían. Sólo faltaría ahora que me salieras con que tú tienes algo que ver con Rikfin…

    Si es que sois lamentables.

  • #032
    Patxi Huélamo - 31 agosto 2013 - 16:15

    Creo sinceramente Enrique, que tendrán que pasar muchos más años de los que se plantean en el articulo, las razones no son solo tecnológicas sino también psicológicas para al menos la mayoría de nuestra generación actual, por muy geeks que seamos.

    Son varias las cuestiones que se me plantean:

    1- Durante el tiempo de transición es más que probable que ocurrieran situaciones en las que las colisiones son inevitables y que obliguen a posteriores revisiones de la tecnología, ya sabemos que hasta que no hay muertos muchas veces todo vale, debido a intereses económicos.

    2- Qué pasa sí cualquiera de los sistemas de control falla ¿el coche se para? todo tiene que estar perfectamente chequeado, como en los viajes espaciales, la seguridad en estos vehículos debe ser una obsesión, ¿cuanto sobrecoste puede suponer la autoverificación de todos los sistemas de navegación.?

    3- Disfrutarías de una conducción asistida “plana”, en la que todos los coches circulen a la misma velocidad, para eso está el tren, ¿no?

    4- ¿De verdad creeís que los kilometros que ha realizado el Google-Prius en el que parece ha habido situaciones ocasionales en los 500.000 km en los que ha existido control humano, ya sirven para que en pocos años veamos coches autoconducidos como si nada. ?

    Las decisiones sobre imprevistos, el cruce de un gato, ciervo , Jabali….. maniobras extrañas de otros conductores pueden ser programadas pero.. ¿como sí fuese una partida de ajedrez en la que existen unas reglas muy definidas y la inteligencia artificial claramente nos vapulea.?

    Somos muchos, unos 10 millones de taxistas en este planeta que cada día pasamos muchas horas al volante, aprendiendo cada día la mejor forma de trasladar a nuestros pasajeros, sabemos que muchas veces en trayectos urbanos los GPS eligen rutas no optimas y además que muchos de nuestros clientes eligen nuestros vehículos además de porque solucionamos su movilidad por tener una conversación (Imagino que muchas veces agradable :))

    Hace mucho tiempo que los aviones pueden despegar y aterrizar en piloto automático, ¿como nos sentaría que nos dijeran que el avión es no tripulado? ¿Comprarías un billete para ese vuelo? Volar es mucho mas seguro que viajar en coche con una probabilidad de morir de 1 cada 5051 personas frente a las …… 1 cada 84 humanos que mueren en accidentes relacionados con los traslados por carretera.

    Un saludo y enhorabuena por el interesante post.

  • #033
    Mario - 31 agosto 2013 - 16:56

    En su visita a mi ciudad, Lima, Enrique Dans debe haber experimentado personalmente los embates del tráfico de esta ciudad y es muy posible que algún contertulio le haya explicado que tal pesadilla se debe a la informalidad del transporte público en Lima. En efecto, en Lima circulan dos o tres veces más taxis que en Nueva York, debemos tener el transporte público más barato pero a la vez más letal del planeta, perdemos más horas/hombres detenidos en un solo día de tráfico que en un año de huelgas y protestas laborales, y nuestros muertos y heridos por año en accidentes de tránsito superan con creces las bajas de los diez años de un terrorismo más demencial que el del ETA. Quizás Enrique solo haya sufrido nuestro tráfico como un problema de incomodidad pero se trata de algo mucho más serio en términos macroeconómicos y hasta de salud pública.

    Este es un buen preámbulo para describir el negocio de Uber: este site quiere llevar el caos, la anarquía, la informalidad del tránsito limeño a todas las grandes ciudades del primer mundo. En Lima -y en el mundo ideal de Uber- cualquiera puede ser taxista y cualquier vehículo está autorizado para hacer cualquier cosa. De lo que se trata es de eliminar la serie de requisitos, pagos o licencias que normalmente las autoridades fijan para hacer que uno pueda tomar un taxi en Madrid o en Nueva York, con una expectativa razonable de no ser asaltado, secuestrado o violada por la persona en quien, a fin de cuentas, estás depositando tu confianza y tu vida. (Lo contrario también es cierto y los casos de taxistas asaltados y muertos por sus pasajeros no son pocos en Lima).

    Uber, como es la norma en internet, nunca será responsable de nada: ellos solo “conectaron” a alguien que quería transportarse con alguien que necesitaba un dinero. Si ese alguien no tiene licencia profesional ni su vehículo está autorizado o si es un delincuente no es problema de ellos porque ellos son una tecnológica y no una empresa de servicio de transporte, y por tanto rehúsan estar bajo la jurisdicción de las autoridades locales que regulan el transporte público. Esta, de hecho, ha sido su argumentación de defensa contra lo que Enrique llama un “bloqueo” legislativo a sus servicios y que ahora el lobby de Google se encargará de eliminar. Cumplir las malignas normas de tránsito y velar por la seguridad pública en el servicio son un impedimento para la innovación tecnológica, como lo sabe cualquier tecchie.

    En realidad al negocio de Uber no le interesa que el vehículo sea conducido por un robot, sino que sea conducido por cualquiera así sea un delincuente prontariado o un menor de edad. El negocio está en no hacerse responsable de lo que pueda pasar. Tampoco creo que Google haya adquirido esta empresa con miras a sus vehículos autónomos sino más bien por la captura de información sobre los movimientos de las personas que pueden obtener de primerísima mano para regocijo de la NSA, en todo caso, pagaron lo que para Google es el equivalente a la calderilla que olvidamos en nuestros bolsillos.

    Sobre el tema en sí, vehículos autónomos, estoy por suerte, una vez más en completo desacuerdo con Enrique, sobretodo en aquello de la fiabilidad de un conductor robótico sobre uno humano, imaginar que un sistema de transporte es sólo el vehículo, o alucinar como Enrique habla de tránsito real como si habláramos de una pista de juguete de Hot Wheels donde nunca nadie será responsable de nada y todo es muy divertido. Tales barbaridades dan materia para otro comentario.

    Sobre el tránsito en Lima un reciente trabajo de Discovery Channel, gracioso de ver por lo pintoresco, menos divertido si conocidos tuyos han muerto atropellados por un taxi informal sin frenos solo por estar parados en la vereda frente al kiosko viendo los titulares. Bienvenidos a Uberlandia.
    http://www.youtube.com/watch?v=lhgQbH088po

  • #034
    Krigan - 31 agosto 2013 - 18:59

    Observador:

    Nah, no cuela. En su libro, Rifkin en ningún momento dice que se dejen de adoptar tecnologías porque ahorran mano de obra (que es lo que define al neoludita). Lo que indica es que la tecnología ahorra mano de obra no solo en los sectores primario y secundario (que era ya cosa ampliamente reconocida antes de Rifkin), sino también en el sector servicios, y señala (con acierto en mi opinión) que va a haber que afrontar el problema de que cada vez se necesitan menos horas de trabajo para producir lo mismo.

    http://es.wikipedia.org/wiki/El_fin_del_trabajo#Soluciones_de_Jeremy_Rifkin

    Pongamos un imaginario ejemplo extremo. Inventan un robot capaz de hacer absolutamente cualquier trabajo que pueda hacer un ser humano, y encima el robot es barato de fabricar (pongamos 3.000 euros). ¿Bendición o maldición para la Humanidad? Pues bendición, hombre, trabajaríamos cero horas a la semana. Pero eso sí, tendríamos que cambiar bastantes cosas acerca de cómo se reparte lo producido.

  • #035
    Gorki - 31 agosto 2013 - 19:28

    #030 antonio garcia saenz

    Antonio te aconsejo que si vas a criticar a alguien por lo que ha escrito leas lo que ha escrito ¿Quieres decirme en qué párrafo aconsejo “volver al campo con técnicas menos mecanizadas, menos de multinacional y mas artesanales”?

    Si te molestas en leer algo más que el encabezamiento verás que el post trata de las posibilidades que hay de trabajar en el lugar de nacimiento. precisamente por las facilidades que hoy da entre otras cosas Internet.

    Para que no te canses de leer te copio el tercer o cuarto párrafo.

    Muchos negocios demuestran que estar situados en una zona rural no dificulta para nada su actividad empresarial,

    +A VER Si TE ENTERAS!, y no contestes nunca en caliente que se dicen una cantidad de tonterías…

  • #036
    Overflow - 31 agosto 2013 - 20:22

    #32 Hola Patxi intento contestar desde mi punto de vista a tus dudas:

    1- Es inevitable que según el parque de vehículos automatizados crezca estos comiencen a encontrarse involucrados en incidentes de menor o mayor entidad (si dicho parque de vehículos automatizados llegasen alguna vez a ocupar la totalidad de la carretera el número de accidentes tendería a 0).

    La pregunta es ¿Quién será mayoritariamente el culpable en dichos incidentes? (apostaría a que en un 99,99 sería total culpa del conductor humano) y lo que es aún más importante: ¿Un humano hubiese reaccionado mejor ante la misma situación? Esta segunda pregunta es la clave y la que determinaría la capacidad del sistema automático para poder ser válido o no.

    Hay que señalar que un vehículo autónomo es una auténtica caja negra con ruedas y si en algún momento tienes un incidente con alguno de ellos en los que tú tengas la culpa ten bien claro que la compañía de seguros (o el juez, según el caso) tendrá la información al milímetro de lo ocurrido. En resumen, que no es conveniente realizar maniobras temerarias alrededor de uno de estos vehículos ya que en caso de problemas seguro que te pillan.

    2- A día de hoy hay miles de ejemplos de sistemas electrónicos “vitales” cuyo mal funcionamiento puede tener consecuencias funestas (aviones, barcos, centrales nucleares, sistemas de misiles, etc…)

    La duplicación de sistemas electrónicos y “autoverificación” de los mismos en un vehículo de conducción autónoma no es más difícil ni su fallo tiene consecuencias peores que en los casos que he citado. Por supuesto, en algún caso fallarán incluso el propio sistema redundante pero la pregunta sigue siendo ¿En qué proporción? Probablemente en una proporción igual de insignificante que ocurre con el resto de los sistemas electrónicos de cuyo funcionamiento dependen vidas.

    3- Evidentemente un conductor no disfruta de que el vehículo haga todo el trabajo del mismo modo que el cazador no disfruta cuando va a comprar el conejo en una bandeja al supermercado; eso no ha impedido, por motivos obvios, que la práctica de la caza para conseguir el sustento se haya convertido en minoritaria para una gran parte de la población mundial.

    4- Sí, porque además en esos 500000 km estoy seguro que el comportamiento del coche ha evolucionado muy significativamente desde el km 1 hasta el 499999. Y en aquellos casos en los que se haya necesitado la intervención humana, después ha dado lugar a que en un futuro se corrija el comportamiento del vehículo autónomo para situaciones similares de tal modo que ya no haga falta dicha intervención humana.

    Los humanos tenemos que aprender a conducir todos por nuestra cuenta, y si algún humano tiene un error eso no sirve para que otro humano pueda actualizarse para no cometer el mismo error; en cambio cuando se modifica el software de una máquina, dicho software permite que el resto de las máquinas aprendan de dicho error. Esto es una ventaja brutal y asegura que en pocas generaciones de vehículos autónomos estos sean muchísimo mejores que sus antecesores.

  • #037
    Cristina - 31 agosto 2013 - 22:28

    El tema de los accidentes es muy interesante. Aquí en España se puede conseguir la responsabilidad por fabricante. Pero la cuestión es que en un accidente entran muchos factores. A veces hablamos de errores humanos, otras de aspectos fortuitos, otras de mal mantenimiento del aparto. Se puede verificar el estado del automóvil de forma automática? Se realizo un aviso? Se bloqueo su encendido? Son muchos supuestos.. Pero la tecnologia que aplica LiDAR, me inquieta, Alberto :-)
    Un Mapeo se puede producir en 3D, luego se pueden estar teniendo en cuenta las amenazas en un radio determinado. Si el coche se conecta a una aplicación que ilustra avisos vía satélite, el campo de acción se amplia muchísimo. Es muy interesante!! Gracias por tu respuesta :-)

  • #038
    Gorki - 31 agosto 2013 - 23:42

    Los drones existen, es más, ya se estan haciendo pruebas en Canarias de mezclar con drones con el tráfico comercial normal, pues abarataria el coste del transporte de mercancías por vía aérea, pues el piloto en tierra solo interviene en las operaciones de despegue y aterrizaje y en caso de emergencia, por lo tanto un par de pilotos, pueden pilotar 10 o 12 drones al mismo tiempo sin tener las molestias de los cambios de uso horario, o aguantar vuelos de 14 horas.

    ¿Alguien de los presentes se subiria en un drone de Ryanair para ir a Londres por la mitad de precio, o aun preferimos viajar en un aparato que el piloto está a los mandos de la cabina, aunque en el 90% del tiempo quien pilote realmente sea el piloto automático? Yo creo que hay una vertiente sicológica que nos hace rechazar aparatos que son gobernados por máquinas sin supervisión humana, es por lo que creo, que aun estamos lejos de que se generalicen los coches sin conductor. Por muy eficaces que sean los programas de conducción automática, otra cosa son la ayuda a la conducción como el aparcamiento automático, o el frenado por radar en caso de alcanzar al coche que nos antecede, eso entrará sin problemas como ha entrado el freno ABS o el airbag.

  • #039
    Krigan - 31 agosto 2013 - 23:55

    Gorki:

    Yo me subiría en un avión sin piloto, precisamente porque la mayor parte de los accidentes son por error humano.

    Eso sí, ni de coña me subo en un avión de Ryanair.

  • #040
    Observador - 1 septiembre 2013 - 12:12

    #036 El problema de los ultratecnoutópicos es que SIEMPRE os dejáis factores externos/indirectos. Es decir, tenéis la extraña manía de creer que la realidad será como vosotros la pensáis. Pero no, por mucho automatismo que quieras, la competencia mal entendida generará unas presiones (tú es posible que no las veas, pero existen) que acabarán generando bastantes más accidentes que 0. Porque desde un punto de vista probabilístico, hablando matemáticamente, queda muy bien lo de la tendencia a 0 (yo mismo lo uso continuamente), pero si hablamos de vidas es bastante más frívolo. Hay un gran problema en España y consiste en que la mayoría de teóricos -de muy diferentes ramas- son poco más que gilipollas que dicen lo primero que les pasa por la cabeza -incluso las escriben en manuales-. Luego, cuando tienes que enfrentarte a la práctica/praxis, hay una cosa que se llama realidad que no es tan subjetiva. Y ahí es dónde los bocazas se retratan continuamente. De todas formas, y para que vayas entendiendo a qué me refiero, le aconsejo a cualquier fabricante de futuros coches automatizados que tengan en cuenta sonoros casos en el sector.

    http://www.mercado-dinero.es/Consumo/ford-explorer-250-muertos-a-sus-espaldas.html

    #039 En tu cabeza los accidentes siempre se producen por fallo humano, pero no, hay multitud de casos reales que se han debido al vehículo, como enlazo a #036. El fundamental problema, como ya se ha comentado, es que es o todos o ninguno, porque en un escenario en el que unos son automatizados y otros no daría como resultado accidentes continuos. Pero tú sigue en tu mundo de “esto debe de ser así porque yo pienso que debe ser así”, que no dejas de hacer el ridículo ante determinados lectores.

  • #041
    Krigan - 1 septiembre 2013 - 19:19

    Observador:

    ¿Mande? Yo dije “la mayor parte de los accidentes son por error humano”, y tú dices que dije “siempre”. Anda, inténtalo de nuevo, que si te esfuerzas seguro que eres capaz de entender una frase de 10 palabras.

  • #042
    Mario - 1 septiembre 2013 - 19:40

    #036. Overflow. Hay una buena razón por la cual en un vuelo regular, el avión es conducido principalmente por un robot, pero en los momentos críticos como el despegue, aterrizaje o turbulencias, es un ser humano el que toma el control de la nave: la razón es que se necesita un ser humano para que se tomen decisiones y se asuman responsabilidades cuando puede sobrevenir lo impredecible con mayor riesgo en las vidas de los pasajeros.

    Los robots son buenos reemplazando la labor humana solo si su labor se desarrolla en ambientes 100% controlados y en tareas 100% predeterminadas (fabricando chips por ejemplo). En este orden de ideas, es mucho más factible que un robot realice exitosamente una neurocirugía o un trasplante de hígado, con precisión milimétrica y gran parte de las ocurrencias previstas e incorporadas a su programa, que lanzar un robot a manejar en las calles donde millones de interacciones complejas con otros vehículos, personas, animales y objetos pueden escapársele al diseñador y ocasionar muertes.

    Como señalé en mi comentario anterior, no estamos hablando de una pista Hot Wheels -que sí es por cierto un entorno controlado- sino de la calle donde no solo se trata de no chocar sino de tomar decisiones que como seres humanos damos por sentadas pero que no pre-existen en un robot. Por ejemplo, es previsible que al robot se le programe para detenerse cuando identifica un peatón al que puede atropellar, pero si dichos peatones eran unos sujetos con armas la decisión correcta era esquivarlos y escapar, no detenerse. Luego de que asalten a miles se corregirá esto y se le pedirá al robot que si detecta un peatón armado lo evite. ¿Pero qué pasa si los peatones armados eran policías dando una orden de alto? Luego de que miles de personas sean abaleadas por darse a la fuga se corregirá esto y se le ordenará al robot que solo huya si su escaneo del peatón no le arroja un policía. ¿Pero qué pasa si los asaltantes ahora se dan cuenta de lo fácil que es asaltar o secuestrar un conductor vestidos de policía? Y así ad infinitum porque la casuística también lo es. Entonces de una orden tan elemental como el no atropellar personas, llegamos muy rápidamente a cambios y modificaciones que pueden pasar por una id policial detectable por los vehículos autónomos, involucrando a autoridades y nuevas normas. Lo que me lleva a un último punto.

    Tanto Enrique como Overflow o Krigan hablan del Auto Fantástico de una antigua serie de televisión, una maravilla tecnológica que se introduce en las calles actuales que todos conocemos, pero lo que usamos en realidad para transportarnos hoy no es solo un vehículo sino todo un sistema de transporte conformado por infraestructura pública (pistas, semáforos, señalética), individuos (conductores y peatones), y normatividad (códigos de tránsitos y funcionarios). Hablar de solo el elemento vehículo e introducirlo en un sistema no diseñado para él es ineficiente económicamente y valgan verdades, bastante irracional. Lo que yo veo es un injerto forzado por el capricho de Google de querer un auto autónomo, no para cubrir ninguna urgente necesidad real y actual, sino como un “tour de force” para demostrar sus capacidades tecnológicas. Cualquiera que no fuese Google diría: tengo este concepto del auto autónomo, vamos a hacer una propuesta para incorporarlo en los sistemas de tránsito del mundo real, necesitamos estas normas, esta infraestructura, estos son sus costes y estos sus beneficios (que bien planeados pueden ser efectivamente inmensos).

    No, no se trata de ser o no ludita, se trata de no ser estúpido y no transformar a las calles de las ciudades en un laboratorio de Googleplex donde llevar estadísticas de los costes en vidas humanas mientras se afina el servicio. A Overflow por ejemplo, le parece baja la siniestralidad en los sistemas de, por ejemplo, los vuelos aéreos o las centrales nucleares. Pero el asunto es que solo hay unos 90 mil vuelos diarios en el todo mundo pero más de 45 millones de vehículos circulando. Si se producen solo diez fallas técnicas diarias en los vuelos (que en realidad son más), el mismo ratio de “éxito” en los vehículos autónomos significarán 5000 fallas cada día, 5000 posibilidades de matar o herir a alguien, y hay que ver aún si los particulares serán capaces de seguir los estrictos protocolos de seguridad que anteceden cualquier vuelo de avión cada vez que quieran ir al supermercado.

  • #043
    Mario - 1 septiembre 2013 - 20:37

    Una error metodológico en mi comentario anterior: la cifra de 90 mil vuelos diarios sí es global pero la de 45 millones de viajes en coche diarios corresponde solo a un país medio. España con un parque de 30 millones de vehículos andará por allí. Mejor ni buscar la ratio exacta de vuelos/viajes en auto, ambos en España porque sería de terror.

    #040. Krigan , Observador. Bueno en realidad si consideramos no solo el manejo sino también el mantenimiento y el diseño mismo del avión, todos los fallos serán en última instancia por omisión/acción humana o por caso fortuito. Pero ese tipo de respuesta es una idiotez. Todos ya sabemos que la nave no tiene cuerpo que encarcelar ni culpas que redimir. Lo que pasa es que en Kriganlandia las máquinas mandan y tienen capacidad volitiva y además son siempre mejores que las personas en todo. Este concepto del mundo es fundamental para lavarse siempre las manos y decir que nunca fue Google, nunca fueron sus programadores ni diseñadores, nunca fueron los que impulsan tecnologías con total irresponsabilidad, los causantes de ningún problema.

    Pedirle empatía con el ser humano a los que creen que las calles y las personas son su pista personal de Hot Wheels es inútil. Además es chocante ver como quienes en este blog dicen estar involucrados en informática ni siquiera son capaces de abstraer y comprender el concepto mismo de “sistema”. Con razón España está colera en Europa en I+D, para otra cosa que no sea series Yonquis no les da.

  • #044
    Krigan - 1 septiembre 2013 - 23:21

    Mario:

    La verdad, es casi hasta gracioso el esfuerzo que hacéis algunos por no querer entender la frase “la mayor parte de los accidentes son por error humano”. Se le llama error humano al cometido por alguna de las personas encargadas de dirigir directa o indirectamente el vehículo. Lo mismo puede ser el piloto de un avión que el controlador en tierra. Lo otro son fallos mecánicos, o de diseño, o de programación, o de lo que sea, y a eso no se le llama error humano.

    La cuestión es muy simple. La mayor parte de las veces es por error humano. Fin de la historia, no hay más. El maquinista del tren se despistó y no frenó antes de la curva. El resultado fueron 79 muertos. Claro está que hay cierta polémica acerca de si las autoridades competentes fueron o no todo lo previsoras que es debido por no poner previamente un sistema de frenado automático en ese tramo, pero lo cierto es que un ordenador no hubiera cometido ese fallo, los ordenadores no se despistan.

    Indudablemente, somos más inteligentes que los ordenadores. De hecho, los ordenadores son completamente tontos. Pero hay ciertas tareas que hacen mucho mejor que nosotros. Cualquier ordenador barato es capaz de ganar al ajedrez a casi cualquier ser humano del planeta. Cualquier ordenador barato NO se hubiera despistado en aquella maldita curva.

    Conducir un tren es mucho más simple que conducir un coche. De acuerdo. Pero aquí la única cuestión es si el ordenador es capaz de hacerlo de manera más fiable que un ser humano, y parece ser, por las pruebas practicadas, que es así. Yo no quiero un taxista que me libre de los delincuentes de tu país. Yo quiero un taxista que me lleve del punto A al punto B, conduciendo de forma segura, y parece que eso deja fuera a los taxistas peruanos.

    Un taxi conducido por ordenador sería muchísimo más barato, por la sencilla razón de que el principal coste de un taxi es el taxista. Se harán más pruebas, se mejorarán todavía más los sistemas, y al final, la gente tendrá delante suyo 2 opciones: un taxi con taxista que cobrará 4 euros por un trayecto corto, y otro conducido por ordenador que cobrará un euro por lo mismo. Adivina cuál elegirá la gente. Salvo en Perú, claro, que ya sabemos que allí sois especiales, y la principal función de un taxista es salvarte de los asaltantes armados.

  • #045
    Gorki - 1 septiembre 2013 - 23:23

    En mi opinión los errores SIEMPRE se producen por error humano, si un accidente se produce por fallo en los frenos, por ejemplo, o hubo un fallo de diseño, o un fallo de fabricación, o un fallo de mantenimiento, todos errores humanos, lo que no podemos achacar la culpa es a los frenos.

    Igual pasaría si los coches los conduce un programa, en caso de accidente por circunstancias imprevistas, el error será debido a un fallo del programa y en consecuencia de los responsables de haberlo escrito y chequeado.

    Por poner un ejemplo conocido, el telecopio Hubble se lanzó al espacio con un eror en una lente http://www.veoveoqueves.com/2011/12/20/la-miopia-del-telescopio-hubble/ porque alguien confundió un mas por un menos en una fórmula mátemática que controlaba la máquina que pulía las lentes.

    Lógicamente nadie echo la culpa a la máquina, la culpa fue del programador que cometió el error y de quienes debieron chequear el producto antes de mandarlo al espacio.

    A mi no se me ocurre una situación en la que el error no sea humano salvo accidentes naturales como rayos, meteoritos y cosas así, que hay que considerarlos casos de fuerza mayor.

  • #046
    Anónimo - 2 septiembre 2013 - 22:45

    Hace cuatro años, mi empresa me facilitó un Honda Accord con control de velocidad, radar de proximidad, sistema de detección de cambio de carril y GPS. Fue entonces cuando pude comprobar lo bien que funcionan estos cuatro sistemas y lo cerca que estamos del automovil sin conductor. Solo falta perfeccionarlos, combinarlos y ponerlo en el mercado.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados