Microsoft y el futuro post-Ballmer

Microsoft whatsnextModifico levemente el famoso eslogan de Microsoft de 2010, Be what’s next para especular un poco acerca del futuro de la compañías tras la próxima salida del despedido Steve Ballmer, el obvio responsable de su caída en términos de influencia y liderazgo, y la persona capaz de perderse una por una todas las grandes revoluciones tecnológicas de una década.

Un artículo en MIT Tech Review, Why Microsoft’s next CEO should break up the company, habla de la necesidad de dividir una compañía convertida en un monstruo burocrático incapaz de innovar, y especula sobre un futuro con una serie de mini-Bills separadas y dedicadas al sistema operativo, a las aplicaciones de escritorio, a las aplicaciones de servidor, al entretenimiento y a las actividades en la red.

En el año 1998, una de las preguntas del major field exam que tuve que afrontar de cara a la obtención de mi doctorado en UCLA fue precisamente esa, un escenario hipotético de división de la compañía en partes. En aquel momento, la especulación venía del posible impacto de la sentencia del caso United States vs. Microsoft por monopolio, pero muchas de las conclusiones de entonces son aplicables a ahora. Personalmente, y por lo que conozco de Microsoft, no creo que estemos hablando de una compañía incapaz de innovar. Sufre sin duda una crisis de burocratización y una esclerotización que es preciso resolver con el liderazgo y el cambio cultural adecuado, pero no pienso que una serie de spin-off sean la vía para solucionar ese problema en una compañía fantásticamente bien capitalizada y que no precisa especialmente de los recursos económicos que ese proceso sería susceptible de generar.

Mi impresión es que el factor fundamental que ha retrasado a Microsoft son los excesos derivados de una cultura excesivamente centrada en los esquemas cerrados y propietarios. La mentalidad de Microsoft está centrada en lo que ocurre dentro de la compañía, porque existe una creencia generalizada de que cualquier cosa puede hacerse con los recursos existentes dentro de ella. Esa visión cierra la puerta a fuentes de innovación exteriores: la compañía no aprende de sus usuarios, porque estos han estado generalmente lejos, tras una miríada de otros actores como revendedores, partners, OEMs, integradores, etc. La cercanía al cliente es fundamental en una era en la que muchas de las innovaciones vienen, precisamente, del estudio de los modelos de uso y de la forma en que los clientes acomodan la innovación propia y ajena.

El escenario, por otro lado, ha cambiado completamente. Las compañías más punteras en términos de innovación no obtienen todo de sus propios recursos, sino que se dedican a construir plataformas que permitan y den soporte a la innovación de terceros, bien a través de comunidades de desarrollo, o de estructuras de diversos tipos que posibiliten e incentiven la integración de creaciones de otros. La apertura, además, es un proceso clave en el desarrollo de productos de calidad, una pieza indispensable en la obtención de procesos de respuesta rápida a errores y problemas, y una garantía de una actitud adecuada.

Lo que Microsoft debe plantearse es como competir en un escenario en el que las arquitecturas abiertas han triunfado decididamente sobre las cerradas, y como hacer que esa evidencia impacte las filosofías de desarrollo de la compañía. El simple reto de plantearse abrir el código de muchos productos es una manera no solo de mejorarlos, sino también de presentar una nueva actitud, una imagen diferente: una de las claves en los problemas de Microsoft es la imagen negativa que, debida en gran medida al propio Steve Ballmer, genera en muchos usuarios. Competir con productos que se han desarrollado en el contexto de un escenario cada vez más abierto exige precisamente eso: hacerse mucho más abierto, iniciar un planteamiento de apertura sincero, constructivo y capaz de dar lugar a una dinámica positiva tanto dentro de la compañía como fuera de ella. Un proceso que requiere no solo del liderazgo adecuado, sino también de los esfuerzos conjuntos de todas y cada una de las divisiones de Microsoft. Para un proceso así, es más que posible que la compañía esté mejor unida que separada en partes. La evidencia que llevó a Bill Gates en el año 2006 a condicionar el apoyo de su fundación a proyectos de investigación al hecho de que fuesen de código abierto, debe llegar ahora a la compañía que fundó. Microsoft fue una de las compañías que, con su actitud y merced al principio de acción y reacción, más favoreció el desarrollo de la mentalidad de código abierto. Ahora, debe abrazar una filosofía que, simplemente, se ha convertido en signo de los tiempos.

¿Cómo plantear una Microsoft centrada en la innovación y, sobre todo, en la apertura? Ese y no otro es, para mí, el reto principal que va a tener que afrontar el próximo CEO de la compañía. Y un reto para el que, decididamente, no vale cualquiera.

 

(This post is also available in English in my Medium page, “Microsoft post-Ballmer: the future is open“)

13 comentarios

  • #001
    modes daviña - 31 agosto 2013 - 14:29

    Enrique, como bien dices gracias a Microsoft se ha impulsado el open software, pero no aprenden…

  • #002
    Antonio Castro - 31 agosto 2013 - 15:07

    En efecto Microsoft es víctima de una cultura excesivamente centrada en los esquemas cerrados y propietarios y ello seguramente se debe a que percibe peligros para la compañía derivados de un crecimiento lento pero implacable de esa cultura. El miedo a compartir el éxito en un determinado area de negocio puede ser fatal.

  • #003
    Anónimo - 31 agosto 2013 - 16:03

    ¿qué apertura aporta o adopta Apple, cuyo código y conectores son todos propietarios y crea ecosistemas cerrados?

  • #004
    David - 31 agosto 2013 - 16:58

    #3 Apple también usa sw libre: Zemlin says that even Apple gets the value of Linux and open source software. Inside every iPhone and iPad, there is free software. He says,” Apple knows something that many people don’t. When you stand on the shoulders of giants you can innovate at higher levels. http://www.linux.com/news/featured-blogs/185-jennifer-cloer/715856-jim-zemlin-at-tedx-what-weve-learned-from-linus-torvalds

  • #005
    Pablo Roca - 31 agosto 2013 - 17:59

    Pues para mi Microsoft siempre ha sido la compañia tecnológica mas cercana a los desarrolladores y tambien a sus usuarios. Es muy fácil llegar a ellos, charlar con sus managers y escuchan tus opiniones. Eso si .. tienen las suyas y se equivocan muchas veces. Como todos lo hacemos, pero en Microsoft tienen mas repercusión.

    Intenta lo mismo con Oracle, Google, o similares … nadie responde, nadie atiende. Soporte técnico? con Oracle a pagar un mojón, con Google … ¿que es el soporte técnico?

    De lejos Microsoft es la mas cercana a nosotros, los desarrolladores.

    Lo que creo que les ha pasado es, como dije ya en una ocasión aquí, que los managers se han enzarzado en una lucha de poder, de aquí está mi castillo y que no me lo toquen y en vez de tirar del carro en la misma dirección, cada uno tiraba hacia un lado.

    Espero que ahora sea el turno de la gente mas técnica y con talento, me gustaria que bien Scott Guthrie o Eric Rudder tomaran el mando en Microsoft. Ellos pueden dar el golpe de timón que necesita Microsoft.

  • #006
    Carlos - 31 agosto 2013 - 18:14

    #05 No confudas desarrolladores con los millones de consumidores finales de móviles y tablets, y todo lo que a través de esos medios se consume, desde información, entretenimiento, apps (justamente) y demás. Ese es el mercado.

  • #007
    Juan Diego Pérez - 31 agosto 2013 - 18:42

    Yo creo que la clave es el cliente y la lejanía que han tenido con ellos. Puede ser cierto o no que sean más o menos cercanos a los desarrolladores (cosa de la que en principio discrepo) pero lo cierto es que siguen manteniendo un modelo de promoción y distribución con demasiados intereses e intermediarios y los desarrolladores no son “clientes medios”.

    Económicamente pienso que tienen toda la capacidad del mundo.No creo que el hecho de que una compañía sea más o menos “cool” sea el único indicativo de que las cosas van bien. Tienen grandes productos, grandes talentos y únicamente deben invertir en innovación adecuadamente y acercarse al cliente actual cambiando ciertas actitudes que desde luego Ballmer no transmitía.

    Un saludo a todos.

  • #008
    Iván - 31 agosto 2013 - 19:35

    Buenas reflexiones Enrique. No veo descabellado pensar eso de que se creen entornos de Open Innovation en Microsoft, aunque desconozco en el sector de tecnología el uso que se hace de ese tipo de innovación en esas grandes empresas. Un saludo

  • #009
    Cristina - 31 agosto 2013 - 19:59

    Iniciar un proceso de apertura tal y como se conoce desde la óptica del software libre, lo visualizo demasiado complejo.
    Una empresa que lleva años anunciando la apertura de su codigo con objetivos secundarios, parece ya no dar demasiada credibilidad. No obstante, si se ve objetivamente, un gigante que tiene casi todas sus estrategias organizadas en torno a contratos, compromisos, precios, etc… Basados en un sistema cerrado, parece indicar que lo mas razonable sea adoptar un punto intermedio, como ya han empezado a desarrollar, con la creación de entornos mixtos de TI en la creación de su filial para invertir en interoperabilidad como se explica en este articulo.
    http://www.gacetatecnologica.com/espacio_microsoft/?p=184
    Existe entonces una gran diferencia entre apertura de codigo y/o filosofía internos y apertura hacia las comunidades abiertas para ofrecer a los clientes ahorro de costes en la implementación y/o incorporación de soluciones abiertas a una estrategia que debe abrirse aun mas, tal y como podemos ver en esta noticia de entrada al mercado Brasileño.

    http://blogs.technet.com/b/openness/archive/2013/08/19/openness-caixa-microsoft-cost-savings-improved-interoperability.aspx

  • #010
    Krigan - 31 agosto 2013 - 20:02

    El principal problema de MS es que, con Ballmer o sin él, van a seguir haciendo lo que han hecho hasta ahora. En el pasado, conseguir y mantener como sea el monopolio en el sistema operativo les dio un resultado indescriptiblemente bueno. Así es que van a seguir empeñados en conquistar el mercado del SO en móviles y tablets, y lo van a condicionar todo a conseguir ese objetivo imposible ya a estas alturas de lograr.

    Seguiremos viendo que tienen versiones de Office para iOS y Android, pero que esas versiones solo se puede usar en móviles, no en tablets, lo cual es un absurdo de marca mayor. Sacarán otra versión del hiper-fracasado Surface. Seguirán tratando de vender híbridos Windows 8 como si fueran tablets. Seguirán gastándose una pasta gansa en promoción de un Windows Phone que casi nadie quiere. Seguirán martirizando a los usuarios de PC con un interfaz de tablet. Etc, etc, etc.

    Las ventas de PCs se están hundiendo, los tablets están reemplazando en gran medida a los PCs en el hogar, y por tanto las minas de oro de Windows y Office se están agotando. De aquí a 5 años ya no se podrán permitir otro fracaso de mil millones de dólares como el Surface.

    Para mí la única incógnita es qué pasará con Windows en el PC dentro de 5 años. Las empresas van a seguir usando PCs, pero una MS cada vez más debilitada tal vez no sea capaz de defender su posición en el PC en el futuro. Después de todo, Windows y Office cuestan dinero, mientras que algunos de sus competidores son gratuitos.

  • #011
    Eva - 1 septiembre 2013 - 08:55

    Que MS se abriera (en cualquier sentido) sería tan revolucionario que MS dejaría de ser MS.

  • #012
    CMT - 1 septiembre 2013 - 14:18

    Estoy de acuerdo en muchas de las soluciones que planteas en esta entrada para el futuro de Microsoft.

    No obstante, por lo que comenta Frank Shaw, actual vice presidente de comunicaciones de MS, en el propio blog oficial de la empresa:

    http://blogs.technet.com/b/microsoft_blog/archive/2013/08/27/on-dickens-rashomon-and-twitter.aspx

    La interpretación que a la entrada citada da Tim Greene de Microsoft Subnet:

    http://www.networkworld.com/community/blog/microsoft-ballmer-may-be-going-our-direction-remains-same?source=nww_rss&utm_medium=referral&utm_source=pulsenews

    Es que no se prevén cambios en Microsoft…

    Si lo que la Junta General de Accionistas de MS pretende es seguir mamando de la teta del dividendo, la nueva dirección mantendrá el mismo rumbo que el actual hasta que la empresa reviente.

    Desconozco la composición de las mayorías de la JGA de MS, pero si esta ha caído mayoritariamente en manos de especuladores financieros, mucho me temo que Microsoft está muerta…

    En ese sentido, el intento de Michael Dell de sacar de la Bolsa las acciones de Dell Inc. tiene todo el sentido del mundo.

    Un saludo.

  • #013
    Aloe - 1 septiembre 2013 - 19:03

    Lo paradójico de la lejanía de Ms de sus usuarios y de buena parte del ecosistema de desarrolladores es que son esos terceros los que proporcionaron el rotundo éxito a Ms.
    Probablemente de forma en parte no deliberada (al menos en los años más dorados).
    Los sistemas operativos Ws han triunfado porque han sido la opción por defecto, la única conocida, por un amplio sector de usuarios. Y eso ha llegado a ser así (aparte de por llegar de los primeros a un mercado entonces nuevo y tener cuatro ideas claras y acertadas de cómo situarse en él) por la facilidad de copiarlo y hacerse con versiones pirata, y por la miríada de aplicaciones de todos los tamaños, orígenes y utilidades que han hecho miles y miles de desarrolladores para el sistema que utilizaban los particulares, el público en general, lo que reforzaba (y lo sigue haciendo) la posición de aquel.
    Dudo mucho de que eso fuera planeado. Y lo dudo porque la actitud de Ms al respecto parece ser bastante tradicional, bastante parecida a la de un fabricante de coches: unidireccional, en plan “yo vendo estas cajas que son estupendas, en tres modelos y siete colores, y adaptadas a tus necesidades, que yo las conozco mejor que tú, y verás que bien cuando me la compres”

    A mi me da la impresión de que el análisis de cómo sucedió eso ha formado parte de la base de la estrategia de los que han buscado ese mismo efecto en nuevas plataformas, pero deliberadamente y desde el principio. Ahora se le llama el “ecosistema”, pero en los noventa era simplemente “en Ws funciona todo, fuera de Ws poquitas cosas”.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados