Cancela todas tus reuniones

IMAGE: Modified from Campaign creators - Unsplash

La plataforma de comercio electrónico canadiense Shopify anuncia a través de su fundador, Tobi Lütke, que eliminará las reuniones internas de coordinación con más de dos personas, con muy pocas excepciones, y anima a sus empleados a declinar las invitaciones a reunirse y a cancelar su presencia en grandes foros y chats de comunicación internos. Las excepciones son las grandes reuniones informativas, que se restringirán como máximo a una por semana y en un horario predefinido, en una ventana de seis horas los jueves.

La compañía, fundada en 2006, tiene más de diez mil empleados, que trabajan desde donde quieren en una política indefinida de «digital por diseño» que se inició en mayo de 2020, en plena pandemia, y que también permite a los empleados decidir libremente qué parte de su sueldo quieren recibir en forma de dinero y qué parte en acciones de la empresa. Más de 1.7 millones de compañías utilizan la plataforma de Shopify en 175 países del mundo para vender sus productos o servicios: la compañía se convirtió en una de las grandes beneficiadas de la pandemia cuando el comercio electrónico multiplicó su actividad, pero tras haber llegado a facturar 4,600 millones de dólares en 2021, experimentó una fuerte crisis en 2022 en la que sus acciones perdieron un 75% de su valor y tuvo que despedir a más de mil empleados, según su fundador, por haber sobredimensionado ese impacto positivo de la pandemia. Durante el 2022, Shopify se ha dedicado fundamentalmente al recorte de costes y a reinventarse para intentar ganar en eficiencia.

La teoría de Lütke es muy sencilla, y tiene que ver con el valor de la sustracción, del saber quitar cosas: es más fácil añadir cosas a una compañía que quitarlas, y cada vez que dices que sí a una cosa, estás diciendo no a todas las otras cosas que podrías estar haciendo en su lugar durante ese período de tiempo. Minimalismo puro: a medida que las personas añaden más cosas a su día a día, el conjunto de cosas que pueden hacer lógicamente disminuye, y la compañía acaba teniendo que mantener a más y más personas tan solo para sostener el statu quo, en una tendencia que todas las compañías suelen experimentar hacia la burocratización.

Según él, la idea de eliminar las reuniones se encuadra precisamente en una iniciativa para reducir la burocracia corporativa, porque «sabemos que nadie vino a trabajar a Shopify para estar sentado en reuniones» y porque la mayoría de los empleados preferirían poder decir que no a muchas más reuniones. Los estudios afirman que el trabajo distribuido ha generado en general una fuerte inflación de reuniones derivada de la necesidad de los trabajadores de justificarse y hacer ver que están trabajando, y la realidad es que muchas de esas reuniones son completamente improductivas y podrían ser perfecta y ventajosamente sustituidas por un documento compartido o un simple mensaje.

Es una de las teorías de Matt Mullenweg, fundador de Automattic, la compañía creadora de WordPress, que cuenta con una larga tradición de trabajo en entorno completamente distribuido: a medida que las empresas se mueven hacia el trabajo distribuido, el objetivo debe ser ir evolucionando para pasar de medios de coordinación síncronos como las reuniones a medios asíncronos, a una optimización de las metodologías de trabajo basada en las posibilidades que nos ofrece la tecnología. Otro proponente de esta idea es Phil Libin, creador entre otras cosas del software de vídeo Mmhmm, que promueve también la eliminación de las reuniones como medio de coordinación corporativo y que afirma que un vídeo grabado cómodamente en un momento y compartido con las personas interesadas es un uso sistemáticamente mejor de nuestro tiempo que una reunión.

No se trata de ser anti-social, pero sí de entender que hay muchos mejores usos para el cara a cara que el utilizar ese tiempo para poner en común información. Algunas investigaciones apuntan a que las políticas de eliminación de reuniones pueden redundar en incrementos de la productividad y en una reducción del nivel de estrés de los empleados, y numerosas compañías han instituido «días libres de reuniones» para tratar de obtener una reducción de su número total. Veremos si cunde el ejemplo y nos libramos de una de las prácticas más absurdas e ineficientes de coordinación que existen en el entorno corporativo.


This article is also available in English on my Medium page, «Let’s greet, but must we meet?»

14 comentarios

  • #001
    RaulSB - 3 enero 2023 - 19:03

    No puedo estar más de acuerdo. Hace 1 semana reduje drásticamente a la mitad las reuniones «de coordinación» con mis compañeros más directos, y le mande a «la central» un email pidiendo que se nos invite solo cuando podamos aportar en el tema, y que si veían un hueco en la agenda no quería decir que estuviese allí para que ellos metan una reunión pues ademas nos pagan por trabajar.

    Respuesta: ponte en la agenda un eufemismo (o sea reuniones ficticias) y ahórrate este tipo de emails. Y eso que uno de los destinatarios era People&Organization….

    Responder
  • #002
    menestro - 3 enero 2023 - 19:05

    Mira, hay una cosa que es impepinable. Cuando disminuye la capacidad comunicación interna, se pierde por completo la capacidad de trabajar en equipo.

    El porqué hay personas en actualidad con esos enormes problemas de comunicación cara a cara, tiene que ver más con carencias psicológicas de base y la pobre socialización que procuran las redes sociales que con supuestas innovaciones en el trabajo.

    A no mucho tardar veremos terapias de rehabilitación en habilidades sociales básicas.

    Lo estamos viendo hasta con el caso de Elon Musk (Sí, se ríen), cuando da la espantada en conversaciones de tú a tú con periodistas y empleados cualificados y tiene que abandonar esa personalidad ficticia que se ha creado en los medios sociales.

    Son personas con problemas de interacción personal graves. No una revolución laboral.

    Disclaimer

    Me sé el DSM-III-IV de memoria. Para eso están las facultades de psicología y los mentores.

    Responder
    • Michel Henric-Coll - 4 enero 2023 - 14:21

      Estoy bastante de acuerdo contigo. No son las reuniones que tienen la culpa, sino la incapacidad de la mayoría (sobre todo si son directivos) de llevar reuniones productivas.

      Es asombrosa la falta de capacidad a comunicar que he podido observar en reuniones reales de empresas que eran clientes mías en consulting y / formación.

      En lugar de aprender a conducir, tiran los coches y problema solucionado.

      Responder
  • #004
    PEDRO.P - 3 enero 2023 - 19:51

    La realidad no es ni blanca ni negra, ni todo o nada. Cualquiera que haya trabajado en entornos complejos, organizaciones cuyo negocio está vivo, con situaciones cambiantes, múltiples equipos que trabajan en problemas complejos sabe perfectamente que las reuniones son necesarias, y que una buena reunión, con buenas prácticas, con los actores imprescindibles desbloquea muchos asuntos que a través de herramientas (llámese jira, confluence, correos, herramientas de ticketing, equipos o lo que sea) solo hacen más que enredarse. Obviamente no estoy defendiendo las reuniones absurdas que no tienen un tiempo limitado, una agenda definida y una puesta a disposición previa de lo que se va a discutir.

    Responder
  • #005
    Enrique Castro - 3 enero 2023 - 20:25

    Shopify ha perdido un 75% de su valor por la sencilla razón de que su producto es malo. Ha renegado del código como y de los desarrolladores vendiendo algo así como «sin saber código» puede usted tener una tienda online y hacerse millonario.

    Y encima lo vendían como SASS.

    Me alegro y mucho que hayan perdido tanta pasta

    Responder
    • Javier - 3 enero 2023 - 21:45

      Shopify ha perdido un 75% de su valor por la sencilla razón de que su producto es malo.

      Hola Enrique, sin acritud, y buscando un sano debate de ideas:

      Así les fue a las principales acciones tecnológicas de Wall Street en 2022

      No hubo ninguna que no se hubiera hecho «crema» este año que acaba de terminar.

      Siguiendo tu razonamiento: como todas las empresas registraron pérdidas ¿todas son malas?

      Este ya era el panorama en febrero de 2022:

      Cerca de la mitad de las empresas del Nasdaq Composite acumula unas pérdidas superiores al 50% desde que alcanzaran máximos a finales del año pasado, un nivel que no se tocaba desde 2008.

      No soy ni accionista de Shopify, lo que hagan me tiene sin cuidado, pero una empresa que saca una herramienta para competirle de tu a tu a Amazon en cuanto a la publicidad, vaya…

      Introducing Shopify Audiences: A New Way to Find High-Intent Buyers

      y que además crea valor para sus empleados con una medida como la que describe la publicación de este blog.

      No digo que sean perfectos, que seguro no lo son y tendrás tus legítimas razones para exponer lo que publicas, pero para ser malos, son bastante buenos…

      Saludos y que bueno que te sumes al debate.

      Responder
      • Gorki - 3 enero 2023 - 23:27

        Me sumo. No tiene sentido alegrarse de que a otro le vaya mal.

        Responder
        • Enrique Castro - 4 enero 2023 - 10:45

          Reitero…me alegro y mucho de que hayan perdido pasta los de Shopify por la sencilla razón de que vendían y venden HUMO.

          Vendían y venden. que te monta un Ecommerce sin «saber una sola línea de código». Estableciendo un modelo de negocio falso, donde -por poner un ejemplo tonto- el SEO de las webs de Shopify es igual que CERO.

          Sin contar lo que hacen con el DOMAIN si lo contratas con ellos. Otra muy mala praxis en el mundo de la web.

          Y Gorki…¿además de opinar…hiciste algo en tu vida?

          Saludos

          Responder
          • Gorki - 6 enero 2023 - 21:05

            Si, trate de no alegrarme del mal ajeno-

      • Enrique Castro - 4 enero 2023 - 11:03

        Y se me olvidó contestar a esto:
        «No soy ni accionista de Shopify, lo que hagan me tiene sin cuidado, pero una empresa que saca una herramienta para competirle de tu a tu a Amazon en cuanto a la publicidad, vaya…»

        El principal negocio y creo que el más rentable de Amazon son sin lugar a dudas sus servicios cloud.

        El principal negocio de Shopify es un software tipo SASS que te permite abrir una tienda online con una plantilla bonita y nada más. No puedes instalarlo en tu servidor, ni descargar el software ni nada por el estilo, a diferencia de las principales empresas, tales como Automattic o Prestashop,.

        El principal negocio de Shopify va directo al fracaso, por ser un modelo contrario al Open Source…al que por cierto…Amazon ha sabido adoptar y muy bien.

        Saludos y disculpa Tocayo por ser hoy tan pesado

        Responder
  • #011
    Benji - 3 enero 2023 - 22:03

    Que cunda eso… Me da pena estar en reuniones donde no pinto nada y acabo leyendo emails de otros proyectos para estar al día

    Responder
  • #012
    Gabriel - 4 enero 2023 - 07:55

    Sin un cara a cara con tu equipo u otros equipos es muy difícil tener un feedback o la cercanía que precisa un equipo remoto o el trabajo remoto en muchos momentos. Otra cosa es que haya personas a las que les sobra el tiempo y lo dedican a tener reuniones con otros. Si la gente y directivos están ocupados y tienen conciencia de la productividad individual y colectiva el tema se equilibra solo.
    Una visión económica siempre es buena ¿alguien echa cuentas de lo que cuesta una reunión? Coste directo de las horas por persona más coste de lo que no hacen.
    Es el mismo problema que los que ponen en copia de email a mucha gente y ni siquiera se dignan en indicar tras el hola a quién se dirigen…..
    Supongo que es un problema de sentido común y formación en comunicación y gestión del tiempo más que de normar la eliminación de reuniones.

    Responder
  • #013
    Pablo - 4 enero 2023 - 08:19

    Solo un matiz: la ventana de 6 horas que la compañía reserva para reuniones es de jueves. Los miércoles, la empresa tiene una política de no reuniones.

    Responder
  • #014
    EMA - 4 enero 2023 - 08:30

    La gente es muy pesada con las reuniones. En ellas hay 2 tipos de personas: las que hablan mucho y dicen poco, y las que no abren la boca nunca.
    Y un pequeño porcentaje son las que aportan algo de valor. Mejor muy pocas reuniones y con un contador que, llegado al límite, se acabó la reunión. Es la única forma de «obligar» a la gente a sintetizar. Si no, se van por los cerros de Úbeda.

    A ver, como todo hay excepciones. Cuando estás empezando un proyecto y tienes que construir desde 0 un montón de cosas, ok, brainstorming y una docena de mentes hablando. Pero sólo en ese caso, que la gente es muy pesada.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG