El lado oscuro de Twitter

IMAGE: Dave Akshar - Unsplash

Los recientes episodios en torno a Twitter, con el próximo juicio por la rotura del contrato de adquisición con Elon Musk y con las durísimas revelaciones de su ex-director de seguridad, no hacen más que esparcir más y más dudas sobre la realidad de la plataforma del pajarito azul.

En el fondo, la realidad es la que es: el juicio con Musk, por muy mal que Musk lo haya hecho en términos contractuales, es un intento de obligar a comprar algo a alguien que, tras verlo de cerca, decidió que aquello no era lo que le habían dicho y que no merecía ser comprado. Básicamente, lo mismo que le pasó a la compañía en su anterior intento de adquisición, hace ya unos años: Disney. En aquella ocasión, Disney tenía mucho interés en desarrollarse dentro del ámbito de las redes sociales, Twitter tenía interés por ser adquirida porque los parámetros económicos de su negocio de publicidad no funcionaban… pero en cuanto Disney se acercó y tuvo acceso al funcionamiento de Twitter, salió corriendo despavorida para nunca volver.

¿Qué hay en Twitter que hace que cuando alguien se acerque con cierto interés, lo pierda de manera casi inmediata? La respuesta parece clara: descontrol. Las laxas prácticas de gestión de la compañía facilitan que cualquiera pueda crear cuantas cuentas estime oportuno, algo que por un lado supone una gran libertad y versatilidad a la hora de gestionar la presencia de una persona o una compañía en la red social, pero que por otro, hace que el número de cuentas falsas sea, presumiblemente, elevadísimo. Podrá llegar o no al 90% que afirma Musk y que corrobora Chanpeng Zhao, pero indudablemente, es un porcentaje muy elevado, y los usuarios lo podemos comprobar de manera habitual cuando utilizamos Twitter: infinidad de cuentas patentemente falsas dedicadas a estafas de todo tipo, creadas por bots, con fotografías falsas, seguidores falsos y actitudes sospechosas. Que este tipo de cuentas aparezcan constantemente y que, por mucho que las bloquees, sigan apareciendo, da una idea de su ubicuidad., Que te molestes en denunciarlas y la compañía no haga absolutamente nada jamás, también. Lo de Twitter es un problema importantísimo de dejadez, de desatención patética, de descontrol total sobre los elementos más importantes que condicionan su actividad. Twitter es, simplemente, una «idea feliz» que ha crecido de manera completamente descontrolada.

La evidencia es la que es: Twitter no merece su estatus de plataforma influyente, simplemente porque carece de las precauciones y de la operativa adecuadas para ello. Es una plataforma en la que cualquiera, sin oposición alguna, puede crear auténtico ejércitos de cuentas falsas y dedicarlas a lo que quiera, sea tratar de influenciar la opinión pública en un tema o intentar estafar a incautos. Y en la que de hecho, esas dos cosas ocurren de manera habitual y constante. Es la evidencia que emerge de usar Twitter y la que se transparenta en el informe de su ex-directivo, que automáticamente pasa a ser creíble porque coincide con las observaciones de cualquiera, y que se convierte en material de investigación, lógicamente, hasta para los congresistas norteamericanos. ¿Qué hace China invirtiendo millonadas en publicidad en una red en la que tiene prohibido a sus ciudadanos que entren?

Twitter está llena de problemas. Cuando no es un perfil con una foto de una mujer atractiva identificada solo con un nombre y con poquísimos seguidores que te sigue y que retuitea cosas que escribiste hace tiempo para hacer que su perfil parezca genuino, es una estafa de criptomonedas en la que citan tu cuenta para darle difusión y que luego retuitean decenas de cuentas de una falsedad insultante. Son prácticas habituales, y de una zafiedad y tosquedad tan evidente, que cualquiera con dos dedos de frente podría denunciarlas como falsas. Pero no, la compañía o bien no quiere, o bien no es capaz de desactivarlas.

Sin duda, Twitter tiene un lado oscuro, y cualquiera que se acerca a la compañía, sea como usuario, como analista o como potencial comprador, lo puede ver a poco que mire con un mínimo de atención. Eso es lo que hizo que Disney no la comprase en su momento, lo que convenció a Musk de que adquirirla era una barbaridad porque no valía lo que decía valer, y lo que llevó a su ex-director de seguridad a tratar de poner las cosas en su sitio con su demoledor informe. A partir de aquí, ganará o perderá el juicio por rotura de contrato, pero va a ser muy difícil que no salga fuertemente perjudicada en el largo plazo, porque hablamos de elementos – la atención al usuario, la moderación o el control – que están en su cultura y en su orientación de negocio, y que van a ser, me temo, muy difíciles de cambiar.


This article is also available in English on my Medium page, «The dark side of Twitter»

11 comentarios

  • #001
    Xaquín - 23 septiembre 2022 - 11:51

    ¿Y que harían los Jedis sin el lado oscuro de la Fuerza?

    ¿Quién se encarga de que las mochilas adolescentes no estén bien repletas de filtros mentales, para diferenciar el grano de la paja?… y tener así cuidado con los falsos jedis?

    Cuando un tal Moisés bajó de la montaña con sus tuits escritos en piedra, ¿quién estaba preparado para afrontar tamaña contaminación mental?

    Y cuando un poderoso señor creó al primer dios, para autovalidarse como poderoso, ¿quién tenía la información precisa, para fabricar alguna arma de defensa?

    A una red social no se le gana desde fuera, porque te alejas de la fuente contaminante y te quedas combatiendo sus extremidades (efectos). Parece que hasta el bichejo del Trumpo, no pudo conseguir lo que quería poniéndose out.

    Responder
  • #002
    Angel "el bueno" - 23 septiembre 2022 - 12:18

    Como dice un gran enemigo mío:

    -¿Para qué queremos jueces y fiscales si tenemos Twitter….?

    Responder
  • #003
    Félix Maocho - 23 septiembre 2022 - 13:17

    Musk firmo libremente un contrato, Pues Musk tendrá que cumplirlo, o bien pagar as consecuencias de no cumplirlo. Punto.

    Si el antes valoraba la compañía como 1000 y ahora la valora como 50. es su problema.

    Las declaraciones que haga un ex director de seguridad, diciendo que la seguridad, diciendo que la seguridad en Twiter es mala, es como para decir, ¿Y por qué crees que te echaron?. No dimitiste porque no te hacían caso, te echaron por inútil.

    Responder
    • Alqvimista - 23 septiembre 2022 - 15:07

      Pues no, no es así.
      Es de básica que si el producto recibido/examinado no cumple con lo anunciado lo devuelves/no lo compras.

      Y ninguna, repito, ninguna empresa muestra públicamente lo que realmente es. Puede parecer muy bonita, mostrar buenos números, cotizar muy bien en bolsa, pero hasta que no envías a tus hombres de negro no sabes realmente cómo es. Y para eso están las cláusulas del contrato.

      Responder
      • Admirador de MELONn - 23 septiembre 2022 - 15:37

        El problema es que es no como tu lo cuentas.

        Resumiendo

        1. Elon quería ver los «secretos» de twitter
        2. Después de unas rondas, ambas partes firman un contrato
        3. Si uno de los dos, se retira, ACOQUINA una cantidad pactada.

        Sencillo hasta un comprador de Teslas lo puede entender.

        ¿Quién se quiere retirar? Tiene que acoquinar….

        Lo demás son excusas de «perdedor». Si estaba fumado o venía deteriorado de serie cuando firmó, ES SU PROBLEMA.

        ¿Puede no cumplir el acuerdo? Pues claro, pero entonces para eso están los tribunales.

        Se puede hacer más el ridículo que Musk, pues claro, leamos a sus seguidores.

        Responder
      • Gorki - 23 septiembre 2022 - 18:18

        Lo debio pensar antes de firmar.

        Responder
    • Javier Cuchí - 24 septiembre 2022 - 00:36

      Yo veo mucha gente que comenta; lo que no veo es:

      a) El texto completo del contrato y
      b) La legislación aplicable al mismo

      Sin esas dos cosas, es imposible una opinión fundamentada.

      Y, bueno, decir, insinuar o pretender que Elon no se lo pensó antes de firmar constituye, como mínimo y para no herir susceptibilidades, un juicio temerario.

      Responder
      • Dedo-en-la-llaga - 27 septiembre 2022 - 16:43

        Exacto, o tienes el contrato, o todo es hablar por hablar. O sea, haces de todólogo de turno… En fin.

        Responder
  • #009
    JM - 23 septiembre 2022 - 15:42

    El principal objetivo y razón de ser, digamos que el ADN, de una red social es crecer y adquirir el máximo número de usuarios posible ya que los datos de esos usuarios es lo que les da dinero.

    Ese propósito es incompatible totalmente con cualquier tipo de actividad que pueda disminuir el número de usuarios, aunque éstos sean falsos.

    Es como tratar de que un león sea vegetariano.

    Responder
  • #010
    Javier Cuchí - 24 septiembre 2022 - 00:37

    El lado oscuro de Twitter…

    Pero… ¿tiene algún lado claro?

    Responder
  • #011
    Fernando - 26 septiembre 2022 - 01:07

    Se podría decir lo mismo de Google o Youtube. Y sin embargo son todas de las mejores fuentes de información existentes, donde encuentras información muy valiosa. Probablemente sea imposible controlar esas plataformas y quizás el esfuerzo sería educarnos cada uno en tener sentido crítico.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG