La carne y el futuro

IMAGE: Eliza28diamonds - Pixabay (CC0)

Mi columna de esta semana en Invertia se titula «Los pecados de la carne» (pdf), y trata de separar cuestiones en las polémicas declaraciones del ministro de consumo español, Alberto Garzón, a The Guardian. Básicamente, trata de diferenciar lo que dijo, con lo que estoy inequívocamente de acuerdo, del medio en el que lo dijo, que fue claramente un error.

Si un ministro español acude a un medio importante y prestigioso británico, un medio en el que el periodismo se cuida mucho desde hace muchos años y en el que no es especialmente esperable que tergiversen lo que has dicho, y afirma que su país está exportando carne de baja calidad procedente de animales maltratados, lo que consigue es generar una mala reputación que, a modo de paraguas, tiende a extenderse a todos los productos cárnicos del país. El consumidor europeo que lee esa entrevista pasa a asociar carne española con macrogranjas y con maltrato animal, independientemente de la procedencia real de la carne y del proceso empleado en su producción. La frase concreta que genera el problema es

“Extensive farming is an environmentally sustainable means of cattle farming and one that has a lot of heft in parts of Spain such as Asturias, parts of Castilla y León, Andalucía and Extremadura. That is sustainable; what isn’t at all sustainable is these so-called mega-farms… They find a village in a depopulated bit of Spain and put in 4,000, or 5,000, or 10,000 head of cattle. They pollute the soil, they pollute the water and then they export this poor quality meat from these ill-treated animals.”

La preocupación del ministro con las macrogranjas es completamente legítima, y que la industria ganadera española se escandalice por ello es injustificable: el impacto medioambiental de este tipo de instalaciones es demencial y nunca debería autorizarse, el tratamiento de los animales no admite ningún tipo de consideración ética, el empleo de desinfectantes y antibióticos para evitar los efectos del hacinamiento supera todos los límites permisibles, y la calidad del producto final es claramente inferior a la que se obtiene con la ganadería tradicional. Que la industria pretenda acogerse a una disquisición terminológica en modo «las nuestras no son macrogranjas porque son muy pequeñas en comparación con las de otros países» es completamente absurdo: el término macrogranja no alude a un número de cabezas de ganado determinado, sino a un método de producción que todos conocemos.

Si crías animales en un espacio dramáticamente inferior al que precisan para moverse libremente, en condiciones de elevado hacinamiento y de manera completamente industrial, lo que obtienes es un producto de calidad inferior. Se puede argumentar que la ganadería tradicional no permite obtener la cantidad de proteínas necesaria y al precio que la demanda admite, y que hay un segmento del mercado que quiere comer carne a un precio que únicamente puede obtenerse con los costes de este tipo de instalaciones, pero eso nos lleva a admitir que estamos dispuestos a lo que sea – en términos medioambientales, éticos o sanitarios – para obtener esas proteínas.

Las macrogranjas españolas, por tanto, son insostenibles desde cualquier punto de vista, y en el futuro deberían tender a desaparecer, no a expandirse. Si el ministro detecta, como es el caso, una tendencia del sector ganadero español a crear más instalaciones de este tipo, lo que tiene que hacer no es quejarse amargamente en un medio prestigioso británico y generar la imagen de que toda la carne española es así, sino proponer, junto con otros ministros competentes, legislación que limite las macrogranjas. Legislación que, por otro lado, ya existe, y simplemente está siendo ignorada.

Si bien países como los Estados Unidos o, sobre todo, China, han hecho enormes avances en el ámbito de las macrogranjas, han incorporado tecnologías de todo tipodesde reconocimiento facial hasta trazabilidad mediante cadena de bloques – y han obtenido niveles de productividad muy elevados que les permiten abastecer de proteína a su población, en la práctica todos sabemos que en el futuro, ese tipo de instalaciones están condenadas a desaparecer. El futuro de la industria cárnica no está en las macrogranjas, sino en el cultivo celular en laboratorio. Más del 60% de la carne consumida en 2040 se calcula que no provendrá de animales sacrificados, sino de ese tipo de procesos de cultivo. Obviamente, esto no significará que desaparezcan el chuletón impresionante, el ojo de bife o el asado de tira, sino que se crearán diferentes segmentos de mercado en función de que busquemos abastecernos de proteína de calidad y barata, o acceder a toda una experiencia gastronómica de un animal de una raza concreta, criado en unas condiciones determinadas.

Sobre la producción de carne en laboratorio, un proceso cuyo futuro, en realidad, no corresponde a instalaciones de tipo laboratorio sino a grandes biorreactores en instalaciones industriales, y sobre el que he escrito en varias ocasiones, tenemos que aplicar las consideraciones que se aplican a la inmensa mayoría de los procesos tecnológicos: en poco tiempo, estaremos hablando de producciones muy elevadas, que comenzarán con productos de escasa diferenciación como nuggets o hamburguesas, pero que lograrán reproducir estructuras complejas y sintetizar tejidos que darán lugar a productos de una calidad muy satisfactoria. De nuevo: no hablamos de la desaparición de la ganadería tradicional, que seguirá abasteciendo a determinados segmentos de mercado, pero sí de la desaparición futura de unas macrogranjas enfocadas a la producción de una proteína de calidad inferior, que podrá obtenerse de manera más sostenible, más ética y más razonable mediante ese tipo de procesos.

Por tanto, lo ideal sería ver un sector cárnico español enfocado a ese tipo de procesos, no a crear más macrogranjas insostenibles. En España existen mano de obra y recursos suficientes como para apostar de manera sólida por ese tipo de tecnologías. Si el ministro de consumo quiere abrir ese debate, enormemente interesante, e incidir en el desarrollo de ese proceso limitando, además, los evidentes problemas que generan las macrogranjas, que trate de desarrollar legislación en ese sentido, en lugar de acudir a un medio británico y arriesgarse a estropear la imagen de la carne española.


This article is also available in English on my Medium page, «The sins of the flesh«

56 comentarios

  • #001
    Victor - 12 enero 2022 - 15:39

    Muy buen articulo, me encanta la estructura y los enlaces. Gracias como siempre

    Responder
  • #002
    Philip - 12 enero 2022 - 15:42

    Estoy de acuerdo contigo en que el ministro quizás no haya estado acertado en acudir a ese medio y que seguramente haya tenido un impacto negativo en la imagen de la carne española, sobre todo dada la mediocridad en términos políticos de la sociedad en la que vivimos, estamos «twitterizados».

    No obstante, si es cierto que ya existe legislación que se «saltan a la torera», y que desconozco si luego se aplican este tipo de legislaciones a nivel autonómico haciendo cada uno lo que le da la gana, ¿qué mas opciones le quedan al ministro que no sea dar un toque de atención que realmente duela? A veces es necesario dar un paso atrás para poder seguir andando en la dirección correcta.

    Responder
    • Rodrigo - 12 enero 2022 - 16:06

      Si es como dices el señor ministro tendrá que sancionar a los infractores en lugar de generalizar con unas declaraciones a todas luces fuera de lugar.

      Responder
    • Enrique Dans - 12 enero 2022 - 16:08

      No lo veo. Es un ministro, no un influencer. Lo que tiene que hacer un ministro es proponer legislación que solucione los problemas, y de hecho, para eso está…

      Responder
      • Rodrigo - 12 enero 2022 - 16:39

        Efectivamente una parte de su trabajo es cambiar la legislación, que no se cambia mediante declaraciones en un diario sino proponiendo leyes en el lugar que corresponda, pero la otra es, como parte del ejecutivo, hacer que se cumplan las leyes vigentes y sino denunciarlo en el sistema judicial.

        Responder
      • Alberto - 12 enero 2022 - 20:40

        Creo que en este caso el señor Dans ha opinado categóricamente sin disponer de todos los datos, ya que sí ha habido propuesta para regular la ganadería intensiva por parte del grupo al que pertenece el señor Garzón en el Congreso. Recordemos que las competencias al respecto corresponden a otro ministerio aunque los efectos recaigan sobre el consumo. La información de este enlace es previa al estallido de la polémica: https://www.publico.es/politica/propuesta-unidas-prohibir-macrogranjas-zonas-vulnerables-sido-rechazada.html
        ¿Alguna corrección/rectificación o seguimos justificando la cacería con nuevos argumentos?

        Responder
        • Enrique Dans - 12 enero 2022 - 20:52

          Si eres tan profunda y tristemente limitado como para leer algún tipo de «cacería» en lo que yo he escrito, no mereces que corrija nada, sino que te insulte. Y no lo voy a hacer porque me conozco las reglas de esta página. Hacer una propuesta que rechazan tus propios socios de gobierno no tiene absolutamente nada que ver con que un ministro, en el ejercicio de sus funciones, proponga una ley desde su gobierno y, lógicamente, la saque adelante. Cuando entiendas la diferencia entre la voluntad política y los gestos, a lo mejor dejas de hacer lecturas absurdas de lo que escribo y de ver fantasmas donde no los hay.

          Responder
        • Gorki - 12 enero 2022 - 21:33

          Salvo que tenga mala comprensión, los Podemitas no estaban en contra de las macrogranjas, sino de impedir que en zonas donde las hay, no en otros sitio, no se pongan más.

          impedir la ampliación de existentes en zonas declaradas como vulnerables o sobreexplotadas.

          Nada tiene que ver con lo que dijo Garzón de carne de mala calidad, Y supongo es que si se rechazó la propuesta y se hizo en Consejo de Ministros al que debió asistir el Sr. Garzón y él estuvo de acuerdo, porque si no hubiera aceptado esto, podia haber dimitido de Ministro.

          Responder
        • Bern - 14 enero 2022 - 14:16

          Buen apunte. Es importante verlo en el tiempo, según, se han ido produciendo los acontecimientos. La realidad, es que frente al primer rechazo en el Parlamento por la oposición, ahora, se va reconociendo el mal de las macrogranjas, y su sin futuro (de hecho, E. DANS lo reconoce); todo ello, al margen de «las formas» y escaparate utilizado por Garzón. Las aguas se van poniendo en su cauce, y también, la realidad es que se habla de ello…

          Responder
      • fernando - 13 enero 2022 - 08:24

        La legislación existe y luego es papel mojado, los pueblos lo sufren. Se dice con mucho énfasis que hay que denunciar cuando algo incumple la normativa, pero la realidad es que en los pueblos se sufre mucha presión emocional, se ha creado muy mal ambiente, no es fácil cuando desde la administración hay sesgo hacia las macrogranjas y luego las denuncias siguen cursos muy lentos.

        Responder
        • paco - 13 enero 2022 - 11:31

          Efectivamente. Sólo cuando nos pisan los callos en Europa nos duele. Y en vez de morirnos de vergüenza, acusamos al denunciante! No queda más remedio que denunciar fuera, porque desde dentro no se hace nada. No son necesarias nuevas leyes, sólo que se apliquen las actuales.

          Responder
  • #012
    Miguel V. - 12 enero 2022 - 15:45

    Antes de empezar con prohibiciones, mas impuestos y manipulaciones, seria bueno mirar donde se pueden hacer optimizaciones que reduzcan el impacto medio-ambiental.

    Mira por ejemplo esto: Lufthansa reconoce que voló 18 mil aviones vacíos para mantener sus derechos aeroportuarios

    https://www.airlive.net/lufthansa-group-confirmed-that-18000-flights-had-been-flown-empty-to-keep-airport-slots/

    Yo supongo que todas las otra lineas aéreas hicieron lo mismo. Cuanto vuelos vacíos fueron en total? 100 mil? 500 mil? Un millón?

    Y supuestamente yo me tengo que sentir culpable por comerme un chorizo, mientras nuestros «lideres’ viajan en jet privados. Andaaa.

    Responder
    • Manuel - 13 enero 2022 - 23:34

      Olé tú!

      Responder
  • #014
    Rodrigo - 12 enero 2022 - 16:03

    Como en todo podemos suponer y opinar cualquier cosa pero con datos se desmonta todo: ¿Hay datos qué demuestren que una macro granja contamina más que una explotación de similar tamaño pero extensiva? ¿Podemos comparar la calidad de la carne con parámetros objetivos? Y aunque la calidad de la carne sea peor en una macro granja ¿Quién dice que estemos dispuestos a comprar carne que será más cara pudiéndola comprar de otros países que obviamente van a tener menos controles de calidad que los europeos?
    Y por último, la carne cultivada a partir de células es buena pero la carne de macrogranjas no. No lo veo yo tan claro.

    Responder
    • Enrique Dans - 12 enero 2022 - 16:13

      Por supuesto que hay datos de contaminación de acuíferos por exceso de materia orgánica, que en la ganadería extensiva se distribuyen en un territorio amplio y son absorbidos de manera natural, y en una macrogranja se concentran en un espacio pequeño y tienen que ser eliminados. Hay tiene evidencias clarísimas de contaminación de acuíferos, recogidas a lo largo del tiempo:

      «El 2 de diciembre, la Comisión Europea decidió llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE por la deficiente aplicación de la Directiva de Nitratos. No es para menos: la contaminación media por nitratos de las aguas subterráneas españolas, nuestras reservas para el futuro, aumentó un 51,5 % solo en los últimos cuatro años. Según los últimos datos sobre agua de consumo, en 10 comunidades autónomas se alcanzaron, en algún momento a lo largo de 2020, valores superiores a 50 mg/L, y el mayor valor obtenido fue en Huesca (Aragón), con 197 mg/L. Cada vez son más también los ecosistemas afectados, como está ocurriendo en el Mar Menor. En 2020, la ganadería industrial fue la responsable del 94% de las emisiones declaradas de amoniaco, siendo el sector porcino responsable del 69% y el avícola del 25%.»

      Pero vamos, que no hay más que ver una de estas instalaciones. En términos medioambientales, éticos y de sostenibilidad, no hay por dónde cogerlas.

      Responder
      • Rodrigo - 12 enero 2022 - 16:43

        Esos datos están muy bien y probablemente tenga mucha relación en ese sentido las macrogranjas. Pero como ves hablo de probabilidades. Sin datos comparativos y dividiendo entre los diferentes sistemas de producción no podemos ser tan categóricos. A mí no me vale simplemente «es lo que se ve» sin otros datos objetivos.

        Responder
      • Smit169 - 12 enero 2022 - 17:57

        Lo siento, Don Enrique, pero en este comentario mezcla churras y merinas y le diré porqué.
        El anión nitrato no es un contaminante orgánico. Es inorgánico. La contaminación de los acuíferos por exceso de nitratos no se produce en uno o dos años, ni puntualmente, sino por la lixiviación y arrastre de los abonos nitrogenados minerales usados en exceso durante los últimos 60-80 años por la agricultura tradicional. Y este es el origen también de la contaminación del Mar Menor, no la orgánica. En cuanto a la última frase, la del amoniaco, no se sostiene por ningún sitio, ya que no dice si es superior o inferior a los límites legales ni a nada parecido.
        Es más, leyendo la nota de prensa de la Unión Europea sobre este procedimiento, se refiere solamente a prácticas agrícolas. No sé que pinta la mención al amoniaco, más allá de incluir a la ganadería en un tema agrícola para fines espurios.

        Responder
      • Manuel - 14 enero 2022 - 13:50

        Una “vaca”, (así en genérico, no vamos a entrar en características), produce cada año unos 25.000 litros de purín, formado por las orinas de los animales y lo que rezuma del estiércol este desecho orgánico. Si tenemos en cuenta que cada explotación ganadera extensiva tenga de media unas 97 vacas, deberá gestionar más de 2 millones y medio de litros de purín cada año. El medio no absorbe ni de lejos esa cantidad.
        En la zona cantábrica, las ganaderías se limpian a manguera y toda esa andanada va al medio. Por debajo de la cota donde hay unas pocas explotaciones no quedan ni manantiales utilizables ni vida en los ríos. La g. extensiva no es lo más sostenible, hoy en día. Tampoco es un problema que se pueda solucionar con el saneamiento de vertidos, puesto que esto implica una concentración del vertido; esa andanada de nitratos y demás productos es inasumible para el medio.
        ¿Y cómo alimentas con extensiva a una ciudad pequeña o mediana, a 47M habitantes? ¿Volvemos a un 30% de población ocupada en agricultura y llenamos el territorio de extensivas? Dejémonos de ideas propias del Romanticismo, los ganaderos no son jardineros, son industriales, grandes o pequeños, que maximizan su beneficio todo lo que pueden.

        Responder
  • #020
    Xaquín - 12 enero 2022 - 16:13

    Caray, para metaverso la dura y puta realidad que nos obligan a «vivir/sufrir» en el llamado día a día.

    Hoy me fijo en «la cantidad de proteínas necesaria y al precio que la demanda admite…» (EDans).

    Quién dice que algo es necesario y quién se beneficia (económicamente) del aumento de consumo de ese «bien necesario», puede ser una buena pregunta.

    Como observar claramente el contexto de una intervención pública y valorar pros y contras, antes de hacer la intervención. El tan traído contexto, que a la mayoría de políticos le trae sin cuidado.

    Y sin querer meterse con la metedura de pata, digamos que fue quitar del primer plano a una reforma laboral, que ya de por sí trae abundante cola. Siendo, por otro lado, una afirmación totalmente correcta.

    En fin, si en la sarcástica peli de No mire arriba nos muestran un par de científicos, que sufren un sesgo de confirmación, y, para colmo a duo. Yendo a visitar a un presidente sin antes comprobar un mínimo de tiempo lo que sus ojos parecen ver. Y, para más inri, ya tiene algo de contracoña, que resulte más «científica» (esperar y valorar), una auténtica trumpiana, que una doctoranda y un científico pastillero.

    Responder
    • Dedo-en-la-llaga - 13 enero 2022 - 12:46

      Una puntualización: Lo de que sufren «un sesgo de confirmación» lo habrá visto usted por su propia cuenta, (cuidado con esa creencia a ultranza en la «psicología de los sesgos»… ) y considerar sarcástica a esa película es, precisamente, lo opuesto a lo que realmente transmite, y así nos quedamos tranquilos y seguimos sin mirar hacia arriba porque, en este caso, si miras hacia arriba te cae una macrogranja…

      Invitaría a verse unos cuantos documentales sobre la producción de carne de todo tipo que se han hecho estos últimos años. Aviso a navegantes: la concepción de dichos establecimientos, sus principios y su diseño, desde el minuto 1 hasta su envasado final, (sobre todo en las megagranjas de pollos) comulgan con los mismos principios y métodos con los que los alemanes sometían a sus propios judíos en la época del nazismo. Y no, no estoy comparando a animales con personas ni a personas con animales, pero… Y me gusta la carne, of course! Y estoy de acuerdo con que el Sr. Garzón en vez de lloriquear tanto, tendría que hacer más y dejar de lloriquear, ya que un ministro tiene que venir llorado de casa, que para eso se le paga. De sus socios de gobierno ya no digo nada porque son lo que son: de lo peorcito. Máxime cuando se comportan como la Presidenta de la película porque tienen pronto una elecciones en un feudo profundamente franquista…

      Responder
  • #022
    meji yon - 12 enero 2022 - 16:18

    Pongo un enlace más

    https://www.eldiario.es/sociedad/son-macrogranjas-pp-dice-no-existen_1_8646725.html

    Una misma realidad se puede enfocar desde distintos puntos de vista, y creo que el tipo de oposición que hemos visto estos últimos días se quedan en la anécdota superficial de lo que consideran una salida de pata de banco de un ministro que no olvidemos que no está especialmente dotado para ser dirigente. Dijo Anguita que deberiamos estar orgullosos (se refería en IU) a que hubiera aceptado ser el quinto en la lista electoral. Lo que era un halago a la humildad de un partido histórico en nuestro pais (PCE ó IU) en hacer la reverencia al partido del entonces flamante P.Iglesias(Podemos). Pues el tiempo parece dar la razón que en su mediocridad haber aceptado ir el 52 de la lista nos hubiera ahorrado bastantes bochornos (la más reciente la parida de la huelga de juguetes)

    Pero entremos en faena, nos viene a contar Enrique en resumidas palabras que garzón está siendo carne de cañón y que las macrogranjas, las españolas, las de fuera no, son malas malísimas… eso si son macrogranjas muy pequeñas, es decir, que si, que Garzón iba contra las explotaciones «intensivas» independientemente del número de cabezas de ganado.

    Lo cual es darle la razón que si que realmente está arremetiendo Garzón contra una mayoría de granjas

    ¿Dónde están los expendientes del ministerio del ramo sancionando a macro granjas «pequeñitas?

    Luego el enlace que pongo arriba, nos cuentan que las granjitas son malas porque contaminan. p.ej. metano

    Pregunta de urbanita

    ¿Producirá el mismo metano 1000 granjas de 100 cabezas, que 100 granjas de 1000 cabezas?
    Vamos que no hay por donde coger el argumento.
    de que las macro granjas pequeñitas producirán el mismo daño ambiental…. si me apuras será más facilmente controlable una macrogranja al haber menos ¿?

    Lo dicho si no hay expedientes sancionadores es porque se cumplen las normas o porque no se cumplen y no se vigilan. En cualquiera de los 2 casos no salen bien parados ministros de medio pelo.Y ojo puede tener razón en parte, pero ¿se puede gestionar peor esa parte?

    Responder
    • Rodrigo - 12 enero 2022 - 16:58

      Creo que las vacas son todas iguales independientemente de dónde vivan y por lo tanto entiendo que una vaca de intensivo producirá aproximadamente los mismos desechos que una de extensivo, aunque es posible que haya alguna variación debido a la diferente comida que se les da, aunque como digo siempre esto habrá que demostrarlo con datos. Y por otra parte ¿Qué diferencia puede haber entre una macrogranja de intensivo con una minigranja de intensivo? Obviamente hay diferencias entre intensivo y extensivo en cuanto a calidad de vida de los animales pero por el resto si se cumple con la legislación vigente y no es suficientemente completa habrá que cambiarla pero siempre teniendo en cuenta a todos los interesados y ponderando beneficios y perjuicios.

      Responder
      • Enrique Dans - 12 enero 2022 - 17:19

        La diferencia es cuantitativa y enormemente evidente (pocas cosas son más evidentes que unas cuantas toneladas de mierda, con perdón). La producción de desechos de una vaca o de un cerdo en ganadería extensiva se reparte por el campo, y no genera ningún problema. La de una macrogranja en la que hay miles de cabezas de ganado se concentra en un punto en cantidades masivas – tanto más masivas cuanto más grande sea la instalación – y hay que evacuarlas en algún sitio, desde el que, debido a la cantidad que representan, se filtran a los acuíferos y provocan contaminación por nitratos y por exceso de materia orgánica. ¿Cómo te libras de toneladas de desechos todos los días? Obviamente, la ganadería extensiva es menos productiva, pero no provoca esos problemas, además de tener mucho más sentido desde el punto de vista ético.

        Responder
        • Rodrigo - 12 enero 2022 - 18:13

          No descubres nada Enrique. Es evidente que 5 millones de vacas contaminan más que un millón. Pero la solución no es pasar cinco millones de vacas a extensivo porque seguirán contaminando como cinco millones. Y los purines de las vacas de intensivo no se amontonan sino que se extienden por grandes superficies. Lo mismo que si tuviéramos cinco millones de vacas en extensivo. La solución: vender las vacas y quitar explotaciones. Justo lo que se hizo a finales de los ochenta del siglo pasado con el vacuno gallego. El gobierno pagó generosamente a los granjeros porque no había cuota láctea suficiente. Y ¿Quienes cerraron? Adivina adivinanza. Y después compramos la carne y la leche en países sin controles de calidad. Por eso es importante ponderar pros y contras de lo que se propone.

          Responder
          • Rodrigo - 12 enero 2022 - 18:29

            Por cierto dejo aquí unos datos de España (cabezas de ganado):
            – Vacas: 6 millones de la cuales algo menos de 1 millón son lecheras
            – Cerdos: 50 millones.
            – Aves: 800 millones.

            Y el año pasado se sacrificaron más de 900 millones de animales.

            Dame una solución viable para estos números porque yo no lo veo sencillo.

        • Meji Yon - 12 enero 2022 - 19:19

          Ironia on
          Desde un punto de vista de la eficiencia del coste de la carne no es posible generar solamente carne de forma extensiva. Por mucho que ganes en el IE, con las conferencias, con las acciones de Tesla y Apple solomillo de Kobe no comes todos los días
          ironia off

          Aparte del precio, el mercado está globalizado, y si nos cargamos la competitividad del sector por la razón que hoy le venga bien a un mediocre político, la realidad es que vas a tener el kilo de carne de cerdo muy barata en Hungria o Rumania, y los Super van a ir a esos paises a comprar a precios similares a los actuales, porque desgraciadamente el nivel adquisitivo del españolito es el que es, y si cierran grnajas la media baja.

          Entonces, lo de ir a buscar «catalinas» al campo te puede parecer un deporte interesante, que no es viable. Desde un punto de vista técnico es más efizaz tener macrogranjas más grandes que las actuales dado que es más eficaz el tratamiento de sus productos de desecho. De hecho leí que algún «ecologista» en algún país lo usaban para generar energía.

          Pero más allá de la anécdota de un ministro mediocre, lo más saludable siempre es tener la producción en tu país, y no hagamos el panoli también con la ganadería como en su día hicimos con la industria

          Mira como en China no hay polémica, necesitan carne y hacen todo lo posible para conseguirla con el mejor coste, y sin duda con la mejor calidad usando hasta IA para el cuidado de los animales. Y nadie dice paridas y menos un ministro, que están para hacer lo mejor que saben para su país. Y no aqui que son unos lerdos cum laude.

          Responder
  • #028
    JM - 12 enero 2022 - 17:26

    Por de pronto se podría obligar por ley (y poner los medios para que se cumpla, ojo) que a partir de x no ilos de animal de granja sea necesario la instalación de una planta depuradora de aguas residuales al igual qu es obligatorio para una determinada población de seres humanos.

    Ahí veríamos qué tipo de granjas son rentables y cuáles no.

    Responder
  • #029
    Gorki - 12 enero 2022 - 17:32

    Creo que la función de un Gobierno, si cree que los animales no estan suficientemnte bien tratado, es legislar las condiciones en que hay que tenerlos.

    Condenar las macrogranjas porque hay muchos animales, es un absurdo En principio el que haya 10.000 cerdos en un edificio, no supone que estén apretados ni que contaminen, dependerá del tamaño del edificio y de las instan laciones sanitarias que contenga,

    Cuando era joven crianamos en mi familia dos cerdos en una cochiquera para el consumo familiar y no creo que estuvieran mas limpios ni mas amplios ni mejor alimentados que los cerdos de esas macrograjas.

    El problema no es de tamaños, sino en todo caso de mala legislación, que permite tener cerdos sen 6 o 6000 en deficientes condiciones, algo que si hay que buscar un culpable mucho menos lo son los ganaderos que los partidos que están en el Gobierno y no legislan,

    Garzón con sus declaraciones, pone en riesgo la exportacion de los jamones de Jabugo, y si hay unos cerdos ecológicamente perfectamente cuidados, son los cerdos que pastan en dehesas, Yo creo que es un irresponasable y analfabeto agrario.

    Responder
  • #030
    Go - 12 enero 2022 - 19:17

    Sobretodo es la densidad de animales que están hacinados, se automutilan, enferman y los dopan a medicamentos.
    Y por no hablar del pienso para alimentarlos que vienen de Brasil en campos creados de la deforestación.
    Globalmente es una catástrofe.

    Responder
    • Gorki - 12 enero 2022 - 21:38

      ¿Lo sabes de primera mano que se auto mutilan?
      ¿Como sabes que los piensos de las macrogranjas españolas viene de Brasil y no de Texas por ejemplo? ¿Algún amigo en una fabrica de piensos?

      Responder
  • #032
    Lua - 12 enero 2022 - 20:06

    Empezare diciendo que Garzon no es precisamente santo de mi devoción.
    Ahora bien, creo que todo el mundo le anda sacando punta a unas declaraciones, que me temo se entienden bastante bien. Tergiversarlas ya es tener ganas de polémica.

    Que no debería haberlas hecho en un periódico?
    Y por que no? Acaso el resto de políticos no hablan con mas medios? (y sueltan paridas peores)

    Esta claro que hay un problema con la ganadería y que debería ser más estricta su regulación. Circulan imágenes de granjas de autentico espanto, de las condiciones en que mal viven la mayoría de los animales en ellas. (No soy animalista, pero considero que debe haber una cierta “ética” en la crianza)

    Existe ya una regulación, que simplemente no se aplica. Siempre hay el típico “avispao” que piensa que donde tiene 1000 animales, puede meter 1500 (o más). Suelen ir compinchados con el cuñado inspector o político.

    Seria preferible, menos cabezas de ganado y aumentar el precio?
    Podría ser una solución. Pero debería ir acompañada de la prohibición de importar. Porque si no, estaremos en lo de siempre, nosotros, haciendo las cosas bien y pagando el precio y los demás, haciendo negocio con ello.

    Reconvertir todas esas granjas a extensiva?
    Habrá un problema de falta de terreno y alimentación. Y una notable disminución del número de ejemplares.

    Pasarnos a la carne de laboratorio?
    No se los demás. Yo no. Antes me hago vegano.

    Ciertamente, es un problema serio que exige soluciones serias… y valientes
    …y por desgracia, los votos son los votos

    Responder
  • #033
    Cipaba - 12 enero 2022 - 21:29

    Creo que la ganadería extensiva es mala para el medio ambiente como lo es la agricultura tradicional. Se requiere la destrucción de grandes extensiones de bosques y vegetación autóctona para una misma productividad.

    Mientras llega la carne sintética, creo que es mejor concentrar la producción en macrogranjas , por supuesto invirtiendo para conseguir las mejores condiciones de bienestar animal, gestión de residuos etc y creando leyes en este sentido.

    Responder
  • #034
    Luis - 12 enero 2022 - 23:16

    Creo que no se debe justificar las declaraciones acudiendo a la carne sintética. La cuestión, y no la he visto en ningún sitio, es conocer cuánto se exporta al Reino Unido procedente de macrogranjas, y cuánto de ganadería extensiva. A partir de ahí se puede juzgar con más información esas declaraciones. Por otro lado, no sólo hay extremos: también hay granjas intensivas que no son macrogranjas y se les ha hecho una buena faena.

    Responder
  • #035
    Matt - 13 enero 2022 - 00:14

    Sin entrar a si Garzon lleva razón o no (que a mi modo de ver sí pero ese no es el tema) quiero puntualizar que la polemica y la posible mala imagen de la carne española no la ha generado Garzon sino la derecha española y su tactica de radicalizarlo y exagerarlo todo con su estrategia habitual de hundir España si no gobiernan ellos. Si la derecha no hubiera tergiversado y convertido en declaracion de guerra esas declaraciones no se habría enterado ni dios. Es especialemte gracioso porque estos días en redes sociales hemos podido ver tuits y noticias de gente del PP protestando en otras ocasiones anteriores contra las macrogranjas, a toda la derecha votando en plenos de ayuntamientos en contra de la instalación de macrogranjas en su territorio y a asociaciones de ganaderos que ahora se rasgan las vestiduras pidiendo la dimisión de Garzon porque lo ordena el amo … pero el año pasado era esa misma asociación la que protestaba contra las macrogranjas y decía exactamente lo mismo que ha dicho Garzon.

    Sobre lo de las regulaciones … estamos en lo mismo de siempre: Las regulaciones ya existen, solo hay que aplicarlas. Pero claro, no permitir a una empresa hacer lo que le de la gana es comunismo y está muy pero que muuuuuy mal, así que a ver quien le pone el cascabel al gato. Y si algun día surge alguien que se atreva a ponerselo lo más seguro es que aparezca algun juez de estos que se han convertido en monarcas absolutos a desmontar el cascabel.

    Responder
    • Rodrigo - 13 enero 2022 - 08:16

      Empiezas diciendo «sin entrar a sí razón lleva razón o no». Vamos a pensar en las dos posibilidades: lleva razón o no la lleva. Y vamos a hablar de sus declaraciones: el dijo «poor quality», eso es lo que aparece en el diario The Guardian.

      Empezamos por «no lleva razón». Si es así no hay mucho más que decir. Sus declaraciones sobre el «poor quality» caen por su propio peso.

      Ahora vamos a pensar que «lleva razón» y tenemos en cuenta que hay una legislación europea que todos los países de la Unión Europea deben cumplir. Si se cumple la legislación europea, entonces se cumple con los parámetros de calidad y la carne cumple con los estándares europeos de calidad como el resto de carnes europeas. Concluyo que o todas las carnes europeas tienen «poor quality» o todas son buenas. Y si los estándares europeos no son buenos habrá que modificarlos y para ello está el señor ministro, para ir al lugar pertinente y proponer su cambio. También puede ocurrir que en España las empresas no cumplan con la ley, entonces habrá que sancionarlas porque están incumpliendo la ley, y en ese caso si se puede producir carne de «poor quality». Pero como te comento tiene solución: multas o lo que indique la ley cuando se incumple.

      Si evalúas todo lo que he dicho, en todos los casos el señor ministro o se ha equivocado o tiene trabajo que hacer para solucionar el problema. Pero ir a «The guardian» a decir lo que dijo no parece la mejor solución porque generaliza y puede haber muchas explotaciones intensivas que sean macrogranjas o no sean macrogranjas que produzcan carne de calidad. Y a las que producen carne de calidad, según los estándares europeos actuales, si le han perjudicado gravemente sus declaraciones.

      Y me puedes rebatir: es que te quedas en una parte de sus declaraciones. Efectivamente, pero en Europa sólo van a fijarse en la parte que dice que España produce carne de «poor quality». Y no en el resto, porque lo impactante de sus declaraciones es precisamente eso.

      Nota final: Yo vivo en un pueblo pequeño, y compro la carne en carnicerías de confianza, no en grandes superficies, porque las primeras suelen comprar la carne a proveedores con pequeñas explotaciones.

      Responder
  • #037
    Fer - 13 enero 2022 - 08:55

    Las proyecciones de la ONU: 200 millones de refugiados climáticos en 2050. Esto no va de izquierdas o derechas, tarde o temprano nos apretarán las clavijas. P. D: el ambiente en algunos pueblos es irrespirable, tanto ambiental como socialmente.

    Responder
  • #038
    A. Nónima - 13 enero 2022 - 10:19

    Mis conclusiones son:

    – Sería conveniente reducir la ganadería intensiva en favor de la extensiva y de un menor consumo de carne.

    – Sería conveniente eliminar prácticas no sostenibles económica y socialmente en la ganadería; y en la agricultura.

    – Sería conveniente globalizar las exigencias higiénico sanitarias para la producción de alimentos; y también las económicas.

    – Si eres Ministro, al parecer, no conviene que digas la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad: siempre habrá alguien que te lo reproche.

    – Garzón es, o un simple o un genio de la estrategia; no lo considero un genio ni creo que vaya a hacerlo nunca. Entre otras razones por su estrategia limitada.

    – La revolución llegará por el consumo, por aquello que, cada día, cada uno de nosotros consumamos. Si es así, habría que extender el debate a cada aspecto de cada ámbito que conlleva el consumo en la sociedad.

    Responder
    • Meji Yon - 13 enero 2022 - 11:50

      Tus conclusiones ¿aplican a la ganaderia humana en forma de turismo intensivo? Ya sabemos cual será el próximo «gili parade», Colau sal a calentar

      Garzón es un «cero a la izquierda» que miró hacia otro con las tarjetas black, que provocó la dimisión en bloque de IUCM, que se rebajó a ir el quinto de la lista y que lo único que ha hecho es mirar por su escaño.

      Que se mete en el negociado de otro Ministerio porque la camarada Yolanda se le está comiendo, haciendo bien su trabajo…

      Mientras este no distingue lo que es estar en la oposición o estar en un ejecutivo

      Cuando Yolanda metió la pata con lo del informe COVID. vió que se había equivocado y no siguió, pero éste se acaba la linde, y sigue andando, y andando…

      Como dice Rodrigo es culpable por acción o por omisión.

      Eso si ha levantado a la derecha, con lo cual va a tener el culo calentito un rato más por joder a Casado y compañía

      Responder
  • #040
    KOLDO SARRIA - 13 enero 2022 - 11:19

    Muy buen artículo, Enrique, perfectamente estructurado y rematado con una tesis realista y triste a partes iguales:

    “Si el ministro detecta, como es el caso, una tendencia del sector ganadero español a crear más instalaciones de este tipo, lo que tiene que hacer no es quejarse amargamente en un medio prestigioso británico y generar la imagen de que toda la carne española es así, sino proponer, junto con otros ministros competentes, legislación que limite las macrogranjas”.

    Y digo triste porque nos hace visualizar la extrema complejidad de las reglas que rigen la formación de la opinión pública en nuestros días.

    Si uno no quiere correr el riesgo de salir malparado o ser malinterpretado, la cantidad de reglas de comunicación a cumplir y tener en cuenta es de tal tamaño que desalientan a cualquiera.

    No debería extrañarnos, por tanto, que el discurso político imperante al que estamos acostumbrados sea tan plano, vacío y lleno de lugares comunes. Simplemente se opta por jugar a la defensiva para no encajar goles.

    Cuando alguien se sale de ese esquema, las probabilidades de salir trasquilado aumentan exponencialmente, como bien ha comprobado el Sr. Ministro.

    Responder
  • #041
    DavidMS - 13 enero 2022 - 11:31

    Una pregunta de ignorante:
    ¿Está resuelto el tema de dónde va a salir la energía que consuman esos grandes biorreactores si aún no disponemos de la que necesitamos ahora?

    Y una pregunta de viejuno:
    ¿No deberíamos mejor amoldarnos a lo que la naturaleza puede darnos desde su perfecto equilibrio y no estar haciendo trampas para engañarla?

    Responder
    • Enrique Dans - 13 enero 2022 - 11:35

      No sé qué idea tienes de lo que es un biorreactor. Es simplemente un área de cultivo celular con condiciones de esterilidad, humedad y temperatura controlada. No es nada sofisticado, simplemente un sitio en el que se evita la contaminación del cultivo y se reproducen unas condiciones adecuadas para la óptima multiplicación de las células que están siendo cultivadas, que no son nada especial, porque las células se reproducen a temperaturas muy normales. No tiene ningún tipo de consumo energético especial, simplemente una gestión cuidadosa para evitar su contaminación.

      Lo de la naturaleza suena muy bien… pero la naturaleza no está preparada para sostener una población de siete mil millones de humanos con unas demandas de calidad de vida determinada. Por tanto, si quieres reducir el tema a «lo que la naturaleza nos da», te va a sobrar un montón de gente, que no van a aceptar de buen grado que no les ofrezcas soluciones. Por otro lado… hace muchos años que nos apartamos de lo que la naturaleza nos daba. Mediante selección de especies, hemos obtenido todo tipo de cultivos que no se parecen en nada a lo que la naturaleza nos ofrecía: ni el maíz, ni el trigo, ni las manzanas, ni nada de lo que consumes habitualmente es «natural», ha sido obtenido por selección, eligiendo los ejemplares que tenían unos rasgos más adecuados y eliminando a los demás. La opción de quedarnos con lo que la naturaleza nos daba la abandonamos en el Neolítico.

      Responder
      • Chipiron - 13 enero 2022 - 11:48

        ..Y por eso mismo, controlar la natalidad para evitar la sobrepoblación de la tierra, tendrá que abordarse en algun momento, por incómodo que sea el tema.

        Me repito más que el ajo, pero de poco sirven las medidas de eficiencia en las actividades humanas si la población en la tierra se duplica cada 20, 30 o 50 años.

        Los recursos de la tierra son limitados y, como bien dices, no dan para tanta gente. Hemos aprendido a «hackearlos», pero ese hackeo también tendrá un límite.

        Responder
      • Meji Yon - 13 enero 2022 - 12:05

        Enrique

        Lo de la carne de laboratorio a ti te puede sonar muy bien. A mi, de primeras me puede sonar «repugnante», pero creo que debemos ser «openmind»

        Sería bueno explicar que sería necesario, para producir cerca de 8 millones de toneladas de carne sintética (España 2020) que tipo de instalaciones, materia prima necesitarían esos «biorreactores» (agua, productos, energía) y aparte de la salida del producto que tipo de vertidos, contaminantes o no, se soltarían al medio ambiente.

        Y si el producto es viable y sostenible para el medio ambiente, que coste tendría ese supuesto kilogramo sucedáneo de carne.

        Sin esa información es asumir que unas pruebas de concepto son una solución sin datos, que solamente pueden ser tenidas en cuenta como algo anecdótico.

        Responder
        • Pep - 13 enero 2022 - 23:32

          -La población global ya NO se duplica està estabilzandose y entrará en decrecimiento (envejecimiento poblacional)
          https://www.xataka.com/investigacion/crecimiento-poblacion-mundial
          -Por otro lado la comida más saludable suele ser al más ecológica (baja en grasas saturadas animales).
          La principal causa de muerte es la enfermedad cardiovascular.
          -Por lo que finalmente falta aceptar un cambio cultural-alimentario, las broncas políticas y sus FakeNews van destinas a que esto no suceda.

          Responder
      • DavidMS - 13 enero 2022 - 15:02

        No tenía ninguna idea de lo que es un biorreactor por eso preguntaba. Me quedo más tranquilo porque el nombre impone un poco.

        Con lo de lo que nos da la naturaleza me refería a lo que se pueda producir a un ritmo «más o menos natural». Tampoco nosotros somos iguales que en el Neolítico ni pretendo exterminar a gente pero creo que por ahí pueden ir los tiros.

        Yo, por mi parte, he decidido no tener hijos, me he comprado un piso a 10 minutos andando del trabajo, el coche lo uso sólo un par de veces a la semana para ir a por la compra y ver a mis padres que por mi mudanza viven en otra ciudad, casi toda mi ropa, sábanas, cortinas… son de algodón, me arreglo la ropa de cuando era más gordo en vez de comprar nueva, no compro ni como nada procesado y lo cocino yo todo, uso para todo bolsas de tela en vez de plástico…

        Puede que no solucione nada pero creo que si todos nos viniéramos un poquito abajo tendríamos algún problema menos.

        Responder
  • #047
    Jose - 13 enero 2022 - 12:26

    La contaminación animal es evitable con la construcción de biodigestores:
    https://www.youtube.com/watch?v=_ry0Xb-YO94
    De hecho, hay grandes cárnicas que generan su propia electricidad a través de estos biodigestivos.

    Solo hay que legislar para que sean obligatorias.

    Otro casa ya sería el bienestar de los animales y su trato.

    Responder
  • #048
    Angel B.A. - 13 enero 2022 - 14:22

    Como bien ha argumentado Rodrigo, Garzón se ha equivocado se mire como se mire, además de no ser este tema competencia de su ministerio. Estuvo mucho mejor cuando se ciño a recomendar la reducción del consumo de carne. Me temo que ahora ha sido influido por esos «ecologistas» cuyas posturas no lo son tanto cuando se miran a la luz de los datos y la ciencia, y que por desgracia abundan en la izquierda «Feng-Shui».
    En todo caso, sólo añadir a los comentarios que lo de los medicamentos en ganadería es un tópico que no debería mencionarse a la ligera. Hace ya muchos años que no se pueden usar medicamentos en animales sanos. Y los enfermos que se tratan no pueden volver a la cadena alimentaria hasta superada a enfermedad y pasado un tiempo suficiente para la eliminación de los fármacos de su organismo. Tenemos inspectores que hacen su trabajo para controlar estas y muchas otras obligaciones legales de las explotaciones ganaderas. Otra cosa es que en España exista una cultura que favorece el exceso de la prescripción de antibióticos, lo cual se traduce también en que los veterinarios prescriben en exceso para las explotaciones. Por eso vamos por detras de otros países en la reducción de estas prescripciones. Pero aún así se ha ido mejorando en este tema, y se seguirá mejorando.
    Mientras no llega lo que señala Enrique, la inversión en investigación y desarrollo de los cultivos celulares, la ganadería intensiva seguirá siendo imprescindible, y no es viable ni económica ni medioambientalmente, sustituirla por extensiva. El coste en suelo, emisiones de CO2 y gestión de purines que supondría pasar todo a extensivo, es inasumible. Al final y como casi siempre, lo que hay que hacer es dar suficientes recursos a la inspección y el control, y a mejorar en la legislación.

    Responder
    • Dedo-en-la-llaga - 13 enero 2022 - 15:21

      Ah, no, no es tema de competencia de su ministerio, no, qué va. La competencia de su ministerio debe ser entonces, la caza de los gamusinos y el «estar a velas vir». Hay que joderse…

      Responder
      • Meji yon - 13 enero 2022 - 20:22

        La competencia del ministerio de Consumo son como las de Tony Cantó con la oficina del español

        «El Ministerio de Consumo es el departamento ministerial que asume las políticas del Gobierno relativas a la protección y defensa de los derechos de los consumidores así como la regulación, autorización, supervisión, control y, en su caso, sanción de las actividades de juego de ámbito estatal»

        De Agricultura es la competencia

        El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación es el Departamento competente en el ámbito de la Administración General del Estado para la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de recursos agrícolas, ganaderos y pesqueros, de industria agroalimentaria, de desarrollo rural y de alimentación.

        Corresponde al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en el ámbito de las competencias del Estado, la elaboración de la legislación estatal en las materias agrícolas, pesqueras y alimentarias; la propuesta y ejecución de las directrices generales del Gobierno sobre la política agraria, pesquera y alimentaria; la representación del Estado en los organismos internacionales correspondientes a estas materias, sin perjuicio de las competencias del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación; así como la coordinación de actuaciones, la cooperación y la concertación en el diseño y aplicación de todas las políticas que afecten al ámbito de competencias de las comunidades autónomas y de las restantes administraciones públicas, propiciando su participación a través de los órganos e instrumentos de cooperación adecuados.


        Que se aburre Garzón, vale
        Que opine Garzón, vale
        Que a ti te parezca que ha hecho bien, vale

        ¿Tu has oido al ministro de agricultura meter baza?
        Por algo será
        Que hay que decirlo todo

        Responder
        • Angel B.A. - 14 enero 2022 - 20:33

          Pues resulta que sí, que Agricultura se mosqueó con las declaraciones de Garzón. Tienes la noticia en distintos medios.

          Responder
      • Angel B.A. - 14 enero 2022 - 20:29

        La política ganadera no es de Consumo, es de Agricultura, Pesca y Alimentación. Artículo 11 del decreto de competencias de los ministerios. Y los temas medioambientales tampoco son de Consumo. Lo único de estas declaraciones que podría estar relacionado con su ministerio es la calidad de la carne, y ahí no sé que criterio utiliza para decir que las de intensivo son de peor calidad. Serán más de gourmet las de extensico, pero nutricionalmente no creo que haya mucha diferencia, quizás más grasa en los de intensivo. En general la baja calidad de los productos cárnicos tiene más que ver con el procesado posterior que con la carne en sí. Y ese tono borde no sé a qué viene, yo he expresado mi opinión educadamente.

        Responder
  • #053
    Jorge - 13 enero 2022 - 18:22

    No deja de parecerme curioso como el sesgo ideológico nos condiciona. Aún estando de acuerdo en que la calidad de la carne es peor, que genera desastres medioambientales, y que el trato al animal es despreciable. Lo importante aquí es que el ministro lo ha hecho mal.
    No hay controversia sobre como se manipula la información en los medios de comunicación, sobre los vaivénes partidistas, la descarada presión del lobby cárnico. Cuando alguien señala un problema que nos afecta a todos solo el necio mira el dedo.
    Aquí recurriré a la manida frase de «a mi el ministro me da igual, no me da de comer». Pero me parece preocupante que no nos podamos salir de nuestro reducto ideológico y prime la aversión al contricante antes que la sensatez.

    Responder
    • Enrique Dans - 13 enero 2022 - 18:28

      Si has leído eso, no ha sido en el artículo que yo escribí. Mi artículo dice, primero, el ministro cometió un error diciendo eso en un medio británico. Segundo, eso me trae sin cuidado y el cómo lo solucione el jefe de su gabinete, también, porque yo no me dedico al análisis político. Tercero, y lo verdaderamente importante: las macrogranjas son malas y, decididamente, no son el futuro, el futuro está en otras cosas, como los cultivos celulares.

      Responder
      • Angel B.A. - 14 enero 2022 - 20:52

        Estoy de acuerdo Enrique, el futuro son los cultivos celulares, quizás complementados por la cría de insectos para consumo, y quizás también con más piscifactorías que ahora. O cultivos vegetales transgénicos que suplan las deficiencias dietéticas de los cultivos actuales. Pero en el presente hay que seguir proveyendo a la población de proteínas animales, y la producción ganadera en intensivo es necesaria por ahora, el extensivo no es viable para producir todo lo que se necesita. Que se puedan mejorar los costes ambientales y el trato animal en macrogranjas, seguro, felicitaré a los políticos que trabajen para ello, especialmente a lo que lo hagan de manera más efectiva que Garzón.

        Responder
  • #056
    Luis - 14 enero 2022 - 12:06

    Una macrogranja de 5.000 vacas o cerdos contamina lo mismo que 10 «microgranjas» de 500 cabezas.

    ¿Donde y como se tratan los purines ? 1 vaca produce 100 l. / día, 5.000 cabezas = 500.000 l. / día; tanto da en que tipo de granja.

    La base de la ganadería industrial es la agricultura industrial. Agricultura que utiliza nitratos químicos, biocidas, herbicidas… mata todo menos la semilla transgénica, Y en ese todo entran los insectos, bacterias, hongos, artrópodos,… y los de los estratos superiores de la cadena trófica que se alimentan de ellos como aves, reptiles, anfibios,..
    Los monocultivos favorecen la desaparición de la biodiversidad. La fertilidad actual de nuestras tierras es muy baja, cada vez necesitan más tonelas de nitratos químicos, nitratos que son finitos y cada vez más escasos y caros.

    El EXTENSIVO sin control es contraproducente, necesita de un sistema y filosofía como
    la AGROECOLOGÍA que es un conjunto de prácticas que buscan sistemas agrícolas SOSTENIBLES que optimizan y estabilizan la producción.

    La carne y agricultura que solo mira el precio se tiene que y se va a acabar, el planeta es finito, la contaminación que producen bestial.

    La carne artificial o de laboratorio esta muy lejos de ser sostenible y barata.

    Tal vez no crezca mucho el nº de humanos pero si sus consumos de todo tipo; el «3·er» mundo aspira a ser como nosotros y comer mucha carne.
    Tendremos que comer menos carne, más sostenible, más sana y… más cara.

    Is not de COW is the HOW.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG