La telemedicina no desperdicia una crisis

IMAGE: Twitter @ComunidadMadrid status update #1461066512467476488

La Comunidad de Madrid anuncia un proyecto piloto de telemedicina utilizando videollamada, algo con muchísima lógica teniendo en cuenta el fortísimo avance que este canal ha experimentado durante la pandemia. Antes de la pandemia, las videollamadas se utilizaban mucho menos y la familiaridad de los usuarios con ellas era sensiblemente inferior, y durante la pandemia, muchas visitas al médico tendían a aplazarse debido a la elevada ocupación de los hospitales y a que se interpretaban como un riesgo.

En el caso de la Comunidad de Madrid, el proyecto se inicia, con bastante lógica, con la especialidad de Dermatología, una de las más estudiadas a través de este canal porque generalmente permite un nivel bastante elevado de prestaciones completas incluyendo el diagnóstico a partir de la imágenes de vídeo o de fotografías captadas con un dispositivo sencillo como un smartphone. El plan es ampliar la iniciativa posteriormente a otras especialidades, con un enfoque en aquellas consultas más administrativas, en las que el facultativo simplemente necesita hablar con el paciente para pedirle pruebas diagnósticas, para interpretarlas o para extender recetas.

Pocas cosas tienen en este momento más sentido que extender el uso de la telemedicina: descargar de fricción el sistema sanitario, ahorrar tiempos de espera y posibilitar una atención más eficiente utilizando la tecnología. La prestación a través de una videollamada no tiene por qué ser en ningún caso un sistema de atención de segunda clase: en muchas consultas a un médico, nos limitamos a intercambiar información, a hablar sobre sintomatología, a examinar informes o a extender volantes y recetas. Poder hacer muchos de esos trámites a través de un canal a distancia permite plantear flujos de trabajo mucho más eficientes, y que el sistema sanitario gane en agilidad.

Plantear críticas a la telemedicina o verla como algún tipo de pérdida de calidad en la prestación sanitaria es, simplemente, no entender la dirección en la que se mueven las tendencias en salud pública. El planteamiento de los sistemas de salud es, cada vez más, el de reducir la fricción administrativa mediante interacciones sencillas y eficientes, e incrementar los flujos de información del paciente. Aseguradoras privadas como Sanitas están avanzando en este sentido permitiendo que el asegurado conecte apps y dispositivos de salud a su sistema, y monitorizándolos para poder no solo que los médicos puedan utilizarlos en sus diagnósticos, sino también que puedan desencadenar alertas cuando los datos revelen algún tipo de problema. Este tipo de planteamiento permite no solo reducir el posible sufrimiento del paciente adelantando en muchos casos el diagnóstico – en ocasiones, antes incluso de que el paciente presente una sintomatología aparente – sino, además, ventajas de costes derivadas de la aplicación de tratamientos a fases tempranas de muchas afecciones. Con el tiempo, este tipo de sistemas podrán posibilitar también programas de investigación utilizando los datos compartidos por un número cada vez mayor de personas.

La telemedicina es una respuesta adecuada a la crisis que ha supuesto la pandemia, y su uso está explotando en muchos países. No es en modo alguno una «medicina de segunda clase«, y cada vez son más los pacientes que la prefieren frente a tener que visitar físicamente la consulta del médico. Dejémonos de críticas fáciles o sin sentido, y pongamos las iniciativas en valor cuando van en la dirección adecuada, independientemente de qué institución sea la que las pone en marcha.


This article is also available in English on my Medium page, «It took a crisis to get us to use telemedicine«

22 comentarios

  • #001
    Lua - 18 noviembre 2021 - 21:47

    cada vez son más los pacientes que la prefieren

    y una vez mas, el error de pensar que lo que pasa en USA o en Burkina Fasso, es lo que queremos aqui…

    la especialidad de Dermatología, una de las más estudiadas a través de este canal porque generalmente permite un nivel bastante elevado de prestaciones completas incluyendo el diagnóstico a partir de la imágenes de vídeo o de fotografías captadas con un dispositivo sencillo como un smartphone

    Segundo… una de la mejores pruebas, que dificilmente veras en una foto, es el «tracto» (al tacto), para saber si una peca es una peca o es un melanoma….

    Aseguradoras privadas como Sanitas están avanzando en este sentido permitiendo que el asegurado conecte

    Tercera: lo que hagan las aseguradoras, nos la ha de traer al pairo (y mira que me ahorro lo sospecho de mencionarla dos veces en un mes, que alguno habra que lo haga), que ellas estan por su negocio, no por tu salud, y parafraseandote, «si piensas lo contrario eres un imb… bueno, yo soy mas diplomatico… :P

    Si fuera algo salido de la Seguridad Social, aun… con reservas, pero aun…

    Y volviendo al punto uno, lo de que cada vez mas usuarios lo prefieren… no conozco sistema en ninguna comunidad autonoma española que no suponga un quebradero de cabeza para la gente mayor….

    Ya lo publique… pero insisto:

    Los viejos (les) molestan

    Responder
    • fernando - 19 noviembre 2021 - 07:09

      LUA, el médico determinará si tienes que hacer visita presencial. Ese sería un funcionamiento lógico del sistema. Lo digo por el dilema peca/melanoma.

      Responder
  • #004
    Carlos Quintero - 18 noviembre 2021 - 23:46

    Soy partidario de la tele-medicina, tele-trabajo y cualquier otra tele-«x» que ahorre desplazamientos innecesarios para cosas que se pueden hacer desde casa. Pero no acabo de ver cómo el piloto de videoconferencia médica para dermatología de la Comunidad de Madrid va a mejorar la eficiencia del sistema sanitario o la reducción de las listas de espera, y por qué no aplicarlo desde ya a otras especialidades que no sean la dermatología para interacciones que no requieran presencia física.

    Hasta donde yo sé y he podido comprobar tras usar la videoconferencia médica todo lo que puedo, si el personal médico me dedica el mismo tiempo si voy presencialmente o si me atiende por videoconferencia, el único ahorro es mi desplazamiento de ida y vuelta (que agradezco mucho). En Sanitas se ve claramente cuando estás en la sala de espera viendo los video-marcadores de turnos: a veces el personal médico atiende visitas físicas, y a veces atiende videollamadas, pero yo diría que el tiempo de atención es el mismo en promedio.

    Otra cosa es que se use la tecnología para eliminar algunas tareas, como por ejemplo, la burocracia, o usar asistentes virtuales o simplemente generadores de informes personalizados que te comenten el resultado de tu analítica o de tu prueba diagnóstica y te den consejos o siguientes pasos en función de los resultados o parámetros que están fuera de rango. Hoy he recibido mi informe médico de empresa en PDF y me ha parecido un poco absurdo que algunos parámetros de la analítica no se expliquen, ni se indique qué hacer concretamente para mejorarlos, y por otro lado al final del mismo te recomienden generalidades como no fumar o andar 20 min al día cuando ya les dijiste y así consta en el informe que no eres fumador o que andas 60 min al día…

    Respecto a la prevención, ya he comentado otras veces que la mayoría de las personas ya saben bastantes cosas que tendrían que hacer con sus vidas para mejorar su salud presente y futura: comer menos, más sano, evitar el sedentarismo, hacer ejercicio, dejar de fumar, consumir menos alcohol, no tomar demasiado el sol en verano, etc. para todo lo cual no se necesitan demasiados «gadgets». No digo que los aparatitos no tengan su utilidad (tengo báscula conectada, Apple Watch, etc.), pero creo que lo primero es la prevención básica mediante mejores hábitos de vida, y esta falla bastante.

    Respecto a la app de sanidad de la Comunidad de Madrid que menciona el portavoz (he dejado de ver el vídeo en este punto porque me daba la risa), lo primero que podían hacer es unificar la app de citas y la app de la tarjeta sanitaria para no confundir a la gente. La cosa es tan surrealista que cuando vas a la zona de citas de la app de la tarjeta sanitaria te dice que tienes que va a abrir la app de citas, que te tienes que instalar si no la tienes. Y luego, mejorar el proceso de alta en la app de la tarjeta sanitaria, para que no haya que ir presencialmente (ejem, ejem…) y, por supuesto, mejorar la usabilidad, a ver si las personas mayores y no tan mayores se pueden manejar con las apps sin hacerles parecer imbéciles.

    Responder
    • Lua - 18 noviembre 2021 - 23:56

      La cosa es tan surrealista que cuando vas a la zona de citas de la app de la tarjeta sanitaria te dice que tienes que va a abrir la app de citas, que te tienes que instalar si no la tienes. Y luego, mejorar el proceso de alta en la app de la tarjeta sanitaria, para que no haya que ir presencialmente (ejem, ejem…) y, por supuesto, mejorar la usabilidad, a ver si las personas mayores y no tan mayores se pueden manejar con las apps sin hacerles parecer imbéciles.

      Pues eso decia yo…. y estoy teniendo un «dia malo» en muchos aspectos, y mejor me callo, porque precisamente, la cosa va por la sanidad y sus «mejoras tecnologicas»

      (y yo soy de Adeslas… la cosa no mejora demasiado)

      Responder
  • #006
    Juan T. - 19 noviembre 2021 - 09:47

    No ha habido innovación en nada sin los correspondientes agoreros.

    Se trata de ver las posibilidades que tiene la telemedicina, por que recuerdo a los agoreros que los primeros que tienen en cuenta los problemas para llevarlo a cabo son los propios innovadores.

    ¿O no va de eso la innovación? Se toma un proceso y se le perfecciona, mejora o actualiza con nuevas formas mas eficientes, sencillas, económicas y útiles.

    Y como no se puede perfeccionar todo de golpe tendremos telemedicina 1.0 , 2.0, etc.

    No nos olvidemos que estamos en una época en que la palabra sinergia ha cobrado especial importancia, ya que están en curso tecnologías no solo disruptoras si no muy complementarias.

    Y a la telemedicina se le pueden aplicar varias tecnologías que avanzan muy rápidamente como la medición de parámetros de salud de forma personal y continua que pueden imbricarse en tiempo real con el historial médico y la importancia que tendría esto en el diagnóstico y tratamiento, la IA aplicada a dichos datos ,etc.

    Si sumamos que la parte sanitaria y asistencial tiene un peso en los presupuestos que no es sostenible , y mas con la deuda que tenemos, todo cuadra para que la telemedicina tenga necesariamente un largo y exitoso recorrido.

    Responder
  • #007
    Javier Lux - 19 noviembre 2021 - 11:25

    Por supuesto que creo en la telemedicina. Y mucho más en la telemedicina apoyada por la IA que nos ahorraría un pastón en horas-médico.

    En cambio yo estaría preocupado si viviese en madrid. Me da que esa tele-medicina pública de la comunidad será cutre y sólamente buscará abaratar el servicio público, comisiones al partido mediante. Es obvio que la sanidad madrileña apuesta por un modelo privado para ricos, funcionarios y trabajadores de grandes empresas, relegado una medicina cutre a los trabajadores de pymes y pobres. Modelo USA Medicaid.

    Responder
    • el informal - 19 noviembre 2021 - 15:41

      Soy funcionario y usuario de la sanidad pública. Y como yo muchos compañeros, y cuando no era funcionario y tenia un seguro privado el uso era muy esporádico. Siempre he recibido un trato exquisito en la Sanidad Pública madrileña que es donde vivía hasta hace unos meses, y dodne volveré dentro de unos años.
      Me siguen alucinando estos comentarios de gente que no vive en Madrid y sabe como funciona todo. Por supuesto que hay mucho que mejorar, pero como en cualquier servicio de salud de toda España independientemente de quien gobierne.
      Lo de descalificar una iniciativa sólo porque se haga en Madrid, no se yo, pero huele un poco a sectarismo.

      Además ¿qué tiene de malo querer ser mas eficiente y abaratar el servicio publico.
      Evidentemente algo asi no es algo para todo el mundo, pero te aseguro que si puedo ahorrarme tiempo para una consulta rutinaria, lo agradezco. En cualquier caso, lo que tengo claro es que no es un servicio para mi madre, por ejemplo

      Responder
  • #009
    meji yon - 19 noviembre 2021 - 13:14

    Es decir que lo normal ahora será:

    1. Vas al médico general por una afección en la piel
    2. Te hace un volante para el dermatólogo on line
    3. El dermatólogo on line, opina que viéndote por una pantallita se ve una mierda
    4. Tienes que ir a la «cola» de los que tan citas
    5. Te dan una cita, para sabe xxx cuando
    6. Te ve el dermatólogo presencial que ahora tiene más carga porque la mayoría de las consultas on line las tiene que volver a ver en «carne y hueso»
    7. Opina que te tiene que mandar unos análisis, marcadores, etc
    8. Nueva espera, petición etc etc etc
    9. Te presenta los resultados online, si eres una persona que se apaña con la tecnología…

    En realidad para lo que puede llegar a valer el online es para hacerte el seguimiento si no te tiene que quitar «un grano», a partir de una primera valoración y prueba diagnóstica, para el resto tengo mis dudas de que no suponga un aumento de la carga de trabajo del médico.

    Que a mi que haya una tecnología nueva de atención ME IMPORTA UN PIMIENTO, lo que me importa es que los cambios funcionen, y no parece que la forma de implantación sea la adecuada como dicen por abajo del twitter TELEHUMO

    Responder
  • #010
    Javier Cuchí - 19 noviembre 2021 - 13:23

    Hasta la pandemia, mi médica de familia sólo me había puesto la mano encima una vez en más de diez años; el resto era comentario de síntomas y analíticas. Siempre me había parecido engorroso ir al CAP, esperar un buen rato (por más bien que se gestionen los horarios, la puntualidad es imposible) y después tener una charla con la doctora; muy agradable, desde luego, es una tía muy enrollada, pero al final siempre me preguntaba: bueno ¿y esta consulta no se podía haber hecho por teléfono o por chat? Incluso por mensajería, porque el tiempo real no siempre es necesario. Con la pandemia, se implementó este sistema desde la web del CatSalut y, oye, miel sobre hojuelas. Supongo que con los especialistas será distinto: ellos sí tienen que ver y tocar y frecuentemente utilizar maquinaria de diagnóstico, pero en la atención primaria, desde luego, el uso de medios digitales cuando sea posible (que lo es casi siempre) incrementa muchísimo la comodidad del paciente y la eficiencia del profesional.

    Otra cosa es ya cierto segmento de pacientes que, por razón de edad (cada vez menos) o de analfabetismo tecnológico químicamente puro, no serán capaces de emplear estos sistemas (que, por lo demás, no tienen ninguna dificultad), pero si apartamos del sistema presencial a los que sí somos capaces de usarlos, la presión sobre los médicos de familia se aliviará muchísimo.

    Responder
    • Lua - 19 noviembre 2021 - 15:52

      Javi, caso personal al q me referia.
      A mi padre por alguna razon le quitan el paracetamol 1gr.

      Antes simplemente mandando un msg hubiera bastado tanto para ponerlo como pedir cita (por telefono imposible)

      Le digo q tranquilo q lo hare por LaMevaSalut, el ultimo invento

      Para darle de alta necesita si o si un movil y un email… Una persona de 83 años y aparrtir de ahi, el juego de claves arriba y abajo.

      Bien, tiene suerte q me tiene a mi y en hora y media lo conseguimos

      Vamos ahora a dar de alta a mi madre. Los mismos requisitos peeeeeroooo como tienen el mismo movil los dos, pues no. Un mobil una cuenta…

      No hace falta q siga, noo?

      Responder
  • #012
    Gorki - 19 noviembre 2021 - 15:31

    Hay algo que no llego a entender , Se supone que la Seguridad Social es un organismo que vive de las aportaciones de empleados y patronos, ¿Qué pintan aquí las Comunidades Autónomas? .

    Puedo entender que en Murcia, la Seguridad Social funcione mejor que en Andalucía o viceversa, pero entiendo, que eso puede ser debido a dos causas.
    Que los directivos de la Seguridad Social de una CCAA sean mas espabilados que el de la otra y han conseguido mejor financiación de la Caja Única de la Seguridad Social, o que motivos demográficos locales como, envejecimiento de la población, dispersión en pequeños pueblos, poca población trabajadora y muchos jubilados, o cualquier otra causa local, creen problemas en unas comunidades que no tiene otras.

    Pero que pinta en el buen o mal funcionamiento de la Seguridad Social, las políticas de las Comunidades Autónomas. Es como si el BBVA funciona mejor en Valencia que en Galicia y echamos la culpa a al presidente Autonómico gallego, la culpa en todo caso será de los dirigentes regionales del banco, o incluso de la Dirección General del Banco, pero no de las comunidades autónomas que disfrutan o padecen sus servicios. .

    ¿Qué es eso de que la Comunidad de Madrid pone en marcha … ¿No debería ser la Seguridad Social pone en marcha en Madrid …?

    Responder
    • José García - 19 noviembre 2021 - 16:58

      La SS está trasnferida a las CCAA, por lo cual es cada autonomía la que hace, deshace, innova, privatiza, externaliza…
      En Cataluña no se financian medias de compresión terapéutica ni los modelos de pañales de incontinencia (para adultos) de mayor capacidad.
      En Aragón sólo se financia un (1) tratamiento para el Alzheimer cuando en el resto de las CCAA se financia la combinación de dos. Y así, cada CCAA presenta sus diferencias.
      Aparte de eso, creo que la pandemia está sirviendo para que el colectivo sanitario de atención privada se bunkerice en los centros de salud, pida menos pacientes, más sueldo, más trabajadores… Mientras en la privada notan más demanda (más beneficio a su vez) y la cubren con los mismos de antes.
      Suena a broma, pero la teleconsulta está sirviendo para que se confunda un herpes con una alergia de contacto, por ejemplo.
      El paciente no sabe explicarse en términos médicos, y el médico pierde la información no verbal que recibe cuando ve al paciente.
      ¿Teleconsulta? Quizá en Meta.

      Responder
      • Lua - 19 noviembre 2021 - 17:44

        En Cataluña no se financian medias de compresión terapéutica ni los modelos de pañales de incontinencia (para adultos) de mayor capacidad

        En esto ultimo (pañales) no estoy de acuerdo. Se financian tanto en formato pañal como en braguita (asi como las sondas). Te lo digo de primera mano por familiares que son usuarios.

        Responder
      • el informal - 19 noviembre 2021 - 18:06

        ¿Puedes dar un ejemplo de Centros de Salud de Gestión privada? Hasta donde yo entendía los Centros de Salud (los de atención primaria) son todos de gestion pública y donde ha gestión privada es en algunos hospitales. Al menos es lo que entendía que pasaba en Madrid. No se si en otra Comunidad es distinto. Gracias

        Responder
        • Lua - 19 noviembre 2021 - 20:16

          Efectivamente, la gestion (atencion) primaria es generalista. Pero cuando pasas a «especialidades» te puedes encontrar casos en los que hay convenios con privada…

          Por ejemplo, mi mujer (cancer agresivo de vejiga), despues de ser tratada sin exito en SS y tras cinco operaciones con sus cinco quimios, pasamos a la Fundacion Puigvert (publico/privada) que tiene convenio (y ahi si, se «soluciono» si podemos decirlo asi).

          Responder
          • El informal - 19 noviembre 2021 - 21:54

            Perdona Lua, la pregunta era para Jose Garcia, pero lo que comentas es lo que yo conocia en Madrid

        • Lua - 19 noviembre 2021 - 23:06

          eDans….

          Acaba de desaparecer un comentario mio? Justo aqui?

          Asi? pim pum?

          No creo que se dijera nada especial (en todo caso, era un caso personal y queda en mi disposicion explicarlo o no)

          Responder
      • Gorki - 19 noviembre 2021 - 23:50

        Pues vaya desastre, O sea que lo que quitan por la fuerza a un empleado para la Seguridad Social, va a parar a manos de nuestros honrados políticos para que hagan con ello de su capa y un sayo.

        Responder
    • el informal - 19 noviembre 2021 - 18:02

      A ver, no mezclemos cosas.

      La Seguridad Social como entidad que paga las pensiones no está transferida y es unica (de momento en España).
      Otra cosa son las prestaciones sanitarias que si están transferidas a las Comunidades Autónomas. Los «veteranos» estamos acostumbrados a llamar a la Sanidad Pública, «Seguridad Social», pero en cada Comunidad Autónoma son independientes y gestionadas por las autonomías. Por eso hay prestaciones distintas y cada Comunidad decide el modelo que sigue.

      Responder
  • #021
    A.H. - 20 noviembre 2021 - 17:29

    No encuentro el lugar donde decir, en un futuro, cuando las corporaciones en las que los estados delegarán sus funciones lo sean todo, y las personas no valgan nada, ¿qué sucederá con los nacionalismos? los puertorriqueños, los europeos franceses ultraperiféricos y los catalanes ¿querrán su independencia?

    Responder
  • #022
    Raul - 20 noviembre 2021 - 21:37

    Este blog se está convirtiendo en un nicho de meclachurrasconmerinologos. Seguridad Social no tiene nada que ver con Sanidad Pública. Sanidad Pública no tiene nada que ver con nacionalismos. Y sobre los anti-tecnológia prefiero no opinar.

    Es una buena iniciativa? Desde luego? Se puede hacer mal? Claro, sin duda las primeras aproximaciones no serán perfectas. Ahorra recursos particulares y públicos? Muchos, no sólo en tiempos de desplazamiento que resultan obvios de ver, también en tiempos de espera, que a algunos parece que se les escapan. Si mi médico me llama para dedicarme los mismos 20min que me dedicaría en la consulta, yo no solo me ahorro el desplazamiento hasta el centro de salud y su coste (tmb ahorro a los demás mi uso del transporte público o el espacio y la contaminación de mi coche…) sino que además me ahorro el tiempo medio de espera en el centro de salud hasta ser atendido, y el personal que se necesita para gestionar mi estancia en dicho centro (recepción, ventanillas, justificantes, aseos, etc).

    Puede haber personas que no se habitúen a usar estos sistemas? Claro, la solución es hacerlos opcionales inicialmente, para que quien desee consulta presencial la siga teniendo.

    Lo que no entiendo es como a muchos no os cuesta ver las ventajas de la asistencia técnica en remoto, del trabajo en remoto o del mantenimiento en remoto pero cuando os hablan de la sanidad en remoto os lleváis las manos a la cabeza… os ponéis la venda de la suspicacia antes de la herida. Apoyemos la iniciativa y critiquemos sus defectos cuando los tenga.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG