No, no todos somos Google

No todos somos Google - Atento

Desde la revista digital de Atento, Leading Next Generation, me pidieron un pequeño artículo para abrir su sección de bienvenida, hablando sobre las compañías «born digital», o «nativas digitales», y acaba de publicarse bajo el título «No todos somos Google» (pdf).

Traté de hacer una pequeña reflexión sobre cómo las empresas nativas digitales en general, por su cultura y su forma de hacer las cosas, pueden servir como modelo y ayudar a reenfocar determinados elementos de la estrategia de las empresas más tradicionales, sobre todo poniéndolo en el contexto de transformación que nos encontramos a raíz de la pandemia, viendo cómo esas compañías, en general, han abanderado las medidas de protección de sus trabajadores.

Que no todos somos Google, Amazon, Facebook, Apple o Microsoft, por citar algunas, es obvio. Que esas compañías puedan enviar tranquilamente a sus empleados a su casa, ofrecerles incluso el seguir trabajando desde ella una vez termine la situación excepcional, y otro tipo de condiciones y beneficios asociados con la próxima era del «trabaja desde cualquier sitio» que se avecina es algo que deriva no solo de su condición de compañías que operan en el ámbito digital, sino también de una visión de inversión a largo plazo considerada como un elemento fundamental del negocio que les ha llevado hasta donde ahora están.

Cuando cuentas este tipo de cosas en el contexto de una clase de un MBA en la que la mayoría de tus alumnos tienen unos treinta años y seis o siete de experiencia en compañías de todos los sectores, o en un programa de alta dirección en el que abundan directivos o hasta fundadores de empresas pequeñas y medianas, la reacción es inmediata: «mira, esos ejemplos que nos pones están muy bien, pero me quedan ya no lejos, sino a muchos órdenes de magnitud de lo que yo me puedo plantear». A partir de ahí, mi trabajo suele ser intentar llevar la discusión hasta puntos en los que vean que de la experiencia de esas compañías es posible extraer muchos elementos que sí pueden ser aplicables a cualquier otra, y que para eso, tienen que plantearse elementos y estrategias de innovación que sí están dentro de sus posibilidades.

Enfocar una cadena de valor y tratar de digitalizar la mayor cantidad de elementos posibles cuando ello tenga sentido es un ejercicio interesantísimo, sobre todo desde mi óptica, porque por norma general siempre sé menos del negocio que lo que el alumno que tengo delante, con su experiencia, puede llegar a saber. Hacer entender a alguien que por mucho que lo parezca, la transformación digital no va de instalar tecnologías, sino de transformar a personas, es una experiencia que raya en lo metafísico. Y dado que por lo general, no pierdo la atención de mis alumnos durante la clase, y es más, suelen salir bastante contentos, seguramente eso quiere decir que no me sale del todo mal.

No, no todos somos Google… pero la transformación digital te va a tocar ponerla en práctica de todas maneras, seas quien seas. Una pandemia, con todo lo que tiene de negativo, de frenazo de todo y de pérdidas humanas, tiene algo que tenemos que aprovechar: nos obliga a enfrentarnos con esa transformación, y además, a hacerlo con una visión que no se restrinja a un simple «a ver qué hacemos mientras dura esto». Si no lo haces así, tu problema de supervivencia no se limitará a lo que ocurra durante la pandemia: vendrá después.


25 comentarios

  • #001
    Gorki - 5 noviembre 2020 - 19:56

    Hace poco me paso una pequeña desgracia. muy habitual, al de arria se le rompió una tubería y me mancharon el techo de la cocina, Me puse deen contacto con el seguro del Hogar que era Mafre, para que me mandarn el perto y la telefonista me contó, ço pa

    Responder
    • Gorki - 5 noviembre 2020 - 20:09

      «No hace falta, como los daños son pequeños, hace unas fotos y me las manda por WathApp»

      Así lo hice y por el mismo camino me comunicaron que no iba a venir el perito, que era suficiente, que les avisara cuando se hubiera secado el techo para enviar al pintor.

      Esta mañana hablamos con la telefonista. para decirla que podía mandar al pintor, y mi mujer me comentó. «está trabajando en su casa, porque se oía a niños pequeños»,

      Al poco rato, llamó el pintor y quedó con nosotros para venir a pintar dentro de unos días.

      Yo creo que MAPFRE. si ha realizado la transformación digital y todos, los perjudicados, MAPFRE, y los empleados, hemos salido ganando,… (quizá el que ha pagado el pato es el perito).

      Responder
      • Carlos Quintero - 5 noviembre 2020 - 21:40

        Pues yo tengo una empresa que me proporciona la energía a mi casa, de esas empresas grandísimas a las que solo contactas cada varios años cuando tienes un problema o quieres hacer un cambio, y su página web de solicitudes y reclamaciones contiene estas «perlas de transformación digital»:

        – En esta sección sólo se muestran las solicitudes realizadas a través de internet.
        – Los cambios en los estados de tus solicitudes pueden tardar hasta una semana en verse reflejados en esta página.
        -No se muestran las solicitudes de más de 2 meses de antigüedad.


        Así que si les llamas por teléfono, tu reclamación no aparecerá ahí (de WhatsApp ni hablamos…). Si les escribes un correo, ya puedes guardarlo bien, porque en la página solo muestran un listado de incidencias, no su contenido, y en su correo de respuesta con el número de incidencia no incluyen tu correo original. Por supuesto, la dirección desde la que te contestan es del tipo «nocontestar@», y así todo.

        Les hice una solicitud con un cambio relacionado con la facturación hace dos meses, y aunque el mes pasado lo hicieron bien, en este lo han vuelto a hacer mal. Si el mes que viene sigue mal, me cambiaré a otra (tardo menos…), y cuando me llamen para ver por qué me he cambiado, les contestaré que si antes de llamarme se han mirado su CRM para ver sus últimas interacciones conmigo ;-)

        Responder
        • Narcís - 5 noviembre 2020 - 21:54

          Cambia directamente, no vale la pena. Nosotros cambiamos siempre y vamos mucho más tranquilos.

          Responder
      • Daniel Terán - 6 noviembre 2020 - 01:17

        Pues vaya suerte. Yo tuve unas humedades en paredes y techo por una gotera de arriba allá por enero y, entre que viene el perito de un seguro, el del otro, que has sido tú, no fuiste tú, el covid, las vacaciones, viene el pintor, otra vez el perito, etc.; hoy 5 de noviembre por fin el pintor lo terminó todo en el día.

        Responder
  • #006
    Javier - 5 noviembre 2020 - 21:06

    La publicación del enlace de HBR es el epítome de lo que debe ser el presente (no el futuro) del trabajo. Acabo de terminar de leerlo y casi que no quería tener que llegar a final. Disculpe mi francés la peña, pero «que calidad, la puta madre». Me dejó completamente movilizado.

    También me hizo ver que futuro les espera a muchas empresas y «empresaurios» (por utilizar el termino empleado aquí una vez).

    Buenos tiempos se aproximan.

    Responder
  • #007
    Javier - 5 noviembre 2020 - 21:19

    A partir de ahí, mi trabajo suele ser intentar llevar la discusión hasta puntos en los que vean que de la experiencia de esas compañías es posible extraer muchos elementos que sí pueden ser aplicables a cualquier otra, y que para eso, tienen que plantearse elementos y estrategias de innovación que sí están dentro de sus posibilidades.

    Con la cantidad de información que tiene solo ese enlace, hay para mantener ocupados a un ejército de personas dedicadas a querer hacer crecer a su empresa.

    Responder
  • #008
    Carlos Quintero - 5 noviembre 2020 - 21:21

    «Hacer entender a alguien que por mucho que lo parezca, la transformación digital no va de instalar tecnologías, sino de transformar a personas, es una experiencia que raya en lo metafísico»

    Las transformaciones empresariales, sean Agile, DevOps, Lean IT, VeriSM, ITIL, o la que sea, consisten en tres cosas:

    1) Las herramientas: como suelo explicar yo, esto son 5 minutos de reloj (literalmente), si usas un proveedor en la nube con una solución SaaS y tienes una tarjeta bancaria a mano.

    2) Los procesos: esto se cambia en unas semanas, con personal interno (que sepa) o con consultores externos. Y cada vez menos porque los procesos ya no son documentos infumables en Word o PDF sino que van definidos en las herramientas del punto 1.

    3) Las personas: esta es la parte que las organizaciones con muchísimo talento logran cambiar en muchos meses o años, y las demás no lo consiguen nunca, con lo que solo aplican algunas partes de los puntos 1 y 2.

    Responder
  • #009
    Javier Lux - 5 noviembre 2020 - 22:44

    Yo ya comenté hace poco que del teletrabajo a la subcontratación del empleado offshore hay centímetros.

    Si tu trabajador es remoto, porqué no instalarlo en Tánger o Tegucigalpa. Así te ahorras seg social y tantas más cosas!

    Si, ya sé que las empresas offshore existen hace tiempo, pero estando la gente cada vez mas habituada al teletrabajo, a Zoom, a Meet a Slack a Trello…etc Yo creo que la cosa cambia.

    Responder
    • Gorki - 5 noviembre 2020 - 23:41

      Si,. evidentemente es un riesgo cierto para los trabajos que se puedan hacer 100% fuera de la oficina. .

      Habrá una «deslocalización del las oficinas como ha habido una deslocalización de los talleres.

      Responder
    • Javier Cuchí - 6 noviembre 2020 - 08:18

      Eso, ciertamente, puede parecer un peligro, pero yo solamente lo veo para puestos de trabajo de baja o muy baja cualificación. Los demás, requieren titulaciones o colegiaciones europeas de niveles de grado profesional medio para arriba, aparte de un control del idioma local que -hoy por hoy- los traductores digitales no ofrecen.

      Y con offshore o sin offshore los problemas de paro de este país sólo empezarán a solucionarse con cualificaciones altas de nivel FP y universitario.

      El boom de natalidad de los 60 nos causará -nos está causando ya- un problema para las pensiones, pero, al mismo tiempo, bajará muchísimo la curva de la población española activa y ésta estará muchísimo más cualificada. El problema pasará a ser, entonces, la ínfima cualificación de sectores importantes de población inmigrante o de origen inmigrante, problema que puede llegar a ser muy importante, pero que sólo se solucionará generacionalmente. Cambiar la actual mentalidad en importantes colectivos de inmigrantes de que estudiar es un gasto inútil y una pérdida de tiempo llevará otra generación, hasta llegar a la de los nietos de los que vinieron

      Responder
      • Gorki - 6 noviembre 2020 - 13:13

        Yo he trabajado tanto para oficinas semi publicas, (TVE), como privadas, y puedo asegurar, que el número de puestos que requieren un empleado titulado es mínimo, Alguna vez se requiere un ingeniero, un abogado, o un medico colegiado, pero son casos muy contados, En el 90% de los puestos de oficina no se requiere titulación Otra cosa es que se soliciten titulados para realizar esos trabajos, pero es por solicitar un nivel de conocimientos, no porque se precise el título. .

        Si en Venezuela alguien tiene el nivel de conocimientos que se precisa, nos será tan válido para teletrabajar como si es español.

        Responder
  • #013
    Javier - 6 noviembre 2020 - 00:24

    El único ejemplo que se me ocurre, es el de las «empresas» de entrega de comida a domicilio (Glovo, Ubereats, etc…): al final o acabas teniendo que cambiar por las regulaciones o acabas canibalizado por la gente a la que le demostraste que no la quisiste cuidar como debías.

    ¿Conoces algún «trabajador» de esas «empresas» que sea fiel y leal a ellas? No. Te exprimen todo lo que puedan y si te pasa algo, alguien más te reemplazará. Ejemplos conocemos todos, aunque más no sea por las noticias.

    ¿Si la información es valiosa en alguna empresa, no querría esa empresa que sus empleados sean leales y honestos con ella?

    ¿Qué tiempo de vida tendría una empresa como la que tu planteas? ¿Cuanto tiempo pasaría para que un trabajador sub contratado / offshore le venda al mejor postor información importante a su competencia?

    Ahora, si los tratas con dignidad y los reconoces como gente valiosa, como los ejemplos que ofrece el link ¿cuanto crees que se esforzarán por cuidar y mantener la relación? ¿Crees que rifarían tan fácilmente su buen nombre y una oportunidad de un trabajo dignificante y con muchas ventajas por un puñado de dólares/euros? Imagino que Gorki, pragmáticamente, diría que cada persona tiene su precio.

    Léete la nota completa que EDans dejó en el textohttps://hbr.org/2020/11/our-work-from-anywhere-future para entender que es lo que está pasando ahora mismo. Es asombroso. Y viene pasando desde hace al menos 5 años.

    La pandemia no solo afectó nuestra cotidianeidad. Cambió para siempre las relaciones laborales. Y por los ejemplos que ofrecen, parece que para mejor. Y el que no quiera entenderlo, desaparecerá.

    No será mañana mismo, pero la dirección del cambio ya está fijada.

    Responder
    • Javier - 6 noviembre 2020 - 00:25

      Mi comentario intentó ser una respuesta a #008

      Responder
    • Gorki - 6 noviembre 2020 - 02:01

      No tengo ni idea de la imagen que proyecto, (ni es un tema que me quite el sueño), pero he dejado dicho lo que para mi una empresa eficiente.:

      Yo solo concibo la empresa, como un punto de encuentro entre los que les sobra dinero, (capitalistas), con los que lo que les sobra capacidad de trabajo, (empleados) y la empresa irá bien, si ambas partes, consideran que hay un reparto justo y equitativo de los beneficios que resultan de mezclar los dos componentes, dinero y trabajo, e irá mal, si unos u otros, o los dos, se sienten explotado o engañados,

      El directivo que olvide esto tan obvio. conseguirá cargarse la empresa mas floreciente, por muchos beneficios que esta produzca.

      https://www.enriquedans.com/2020/10/cuando-tus-trabajadores-estan-en-remoto-los-detalles-cuentan-mas.html

      Sin embargo eso no quita para que pueda ocurrir que algón trabajador resida en Tegucigalpa. y otros en el Gabón,

      Responder
  • #016
    Daniel Terán - 6 noviembre 2020 - 01:22

    En mi opinión, la transformación digital debería estar pasada de moda. Hace mucho tiempo que se habla de ella y, quien no se transformó en su momento, ya no lo va a hacer.

    También el término está muy desgastado a estas alturas. Pienso que deberíamos buscarle otro nombre.

    Responder
  • #017
    Jose Luis - 6 noviembre 2020 - 08:38

    Buenos días: Esto ya lo decía Tom Peters en En busca de la excelencia y se está cumpliendo como un plan perfectamente armonizado. El problema es que hay grandes corporaciones (bancos, electricas, gas…) que todavía para cualquier interacción como darte de baja hay que enviar un mail con tu dni y esperar dos meses que lo hayan procesado. Además no te dan ninguna seguridad de que se vaya a hacer con lo cual te quedas con la incognita durante mucho tiempo…Les auguro un nefasto presente y ningún futuro.

    Responder
  • #018
    Juan T. - 6 noviembre 2020 - 09:26

    Yo creo que el mayor problema, una vez que el asunto se trata simplemente de tener la voluntad de cambiar, es la mentalidad antigua de los directivos que no tienen internalizado que ahora, para sobrevivir , hay que adaptarse continuamente.

    Las nuevas generaciones , sin embargo, lo llevan de fabrica, y sobre todo en empresas nuevas, lo primero de lo que se ocupan es de adaptar la empresa a lo digital.

    Responder
  • #019
    Pedro - 6 noviembre 2020 - 12:07

    OffTopic: youronlinechoices.com

    ¿Una herramienta de la UE que nos dice que empresas no están espiando y permite darnos de baja?

    En la Lista Robinson me registre una vez y no he vuelto a recibir llamadas publicitarias, pero los de «autocontrol» y la UE pretenden que les digamos a las casi 90 empresas que tiene registradas, una por una que no queremos que usen nuestros datos.

    ¿Y si aparecen empresas nuevas? Por defecto están autorizadas.

    ¿Y si quiero hacer una limpieza y borrar las cookies? Hay que volverle a decir a todas y cada una que no queremos que usen nuestros datos.

    ¿Y si las empresas no están cubiertas por esta herramienta? Ajo y agua, pues la única manera de evitar es borrando cookies cada poco.

    En fin… La Lista Robinson se merece un princesa de Asturias, y no lo digo en broma.

    Responder
  • #021
    Lua65 - 6 noviembre 2020 - 12:38

    Vamos a teletrabajar, pero sin certificado digital.
    ¿Cuándo darán cita para recoger presencialmente las credenciales para obtener el certificado digital?

    Desde hace meses, levantado incluso el estado de alarma, que no dan citas.

    Responder
    • Pedro - 6 noviembre 2020 - 14:38

      La cita es para que un funcionario (empleado público) te identifique presencialmente. El certificado te lo mandan a tu correo. Lo hacen infinidad de organismo públicos, incluso locales.

      Hay un white hat que se dedica a trolear a estafadores. Es tan épico que la televisión alemana hizo un documental con su trabajo.

      Un makina https://www.youtube.com/channel/UCBNG0osIBAprVcZZ3ic84vw

      Responder
      • Lua65 - 6 noviembre 2020 - 17:29

        Cuándo darán cita

        Vamos leyendo o ya si eso.. otro dia? XD

        Responder
  • #024
    Xaquín - 6 noviembre 2020 - 16:04

    Una buena aclaración. Hay gente que se empeña en decir, que no hay que ser el Imperio Romano, para sacar muchas y profundas lecciones positivas de su colosal descalabro. Y se supone que también se pueden sacar de su excelente y azaroso ascenso.

    Cada uno que busque el espejo allí donde esté más a gusto, pero… que piense en su futuro (dentro de un ecosistema determinado), a ser posible.

    Responder
    • Gorki - 6 noviembre 2020 - 17:01

      ¿De veras que no dejas caer las palabras al buen tun tun?

      Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG