Menos oficinas – y muy diferentes de las que conocemos

IMAGE: Pxfuel (CC0)

Mi columna de esta semana en Invertia se titula «Replantea tus oficinas» (pdf), y habla de los fuertes cambios que se están viendo en el planteamiento del espacio de oficinas y de la naturaleza del trabajo a raíz de las medidas de confinamiento y distanciamiento social que ha traído la pandemia.

EL trabajo en oficinas, en muchos casos herencia directa de planteamientos de la revolución industrial que exigían que el trabajador tuviese acceso a activos especializados y estuviese bajo una supervision directa, está siendo sustituido cada vez más por acuerdos flexibles que priorizan el trabajo distribuido. Cada vez son más las compañías que anuncian acuerdos de este tipo, así como las que renuncian a renovar el leasing de sus espacios de oficina, una tendencia especialmente significativa en las compañías tecnológicas.

El trabajo distribuido está aquí para quedarse, como afirman trabajos de investigación de universidades como Stanford o el MIT. Una nueva economía basada en la flexibilidad y los acuerdos híbridos, que países como Holanda o Finlandia llevaban ya tiempo practicando y que, a aquellos que tengan los rasgos de personalidad adecuados para ello, les permitirá no solo mejores niveles de comodidad y productividad, sino también ser más innovadores y creativos.

Para lograrlo, es fundamental abandonar el «modo emergencia» bajo el que muchos comenzaron a trabajar al principio de la pandemia, y empezar a desarrollar metodologías basadas no solo en herramientas síncronas, sino también en otras asíncronas. Menos Zoom, Teams o Meet, y más colaboración en documentos compartidos y, sobre todo, mensajería con funcionalidades extendidas como Slack, auténtico ganador del momento en cada vez más compañías. Un uso que precisará del desarrollo de nuevos protocolos, pero que ofrecerá muchísimas ventajas frente a la idea inicial de sustituir unos hábitos generados en el trabajo cara a cara con interminables videoconferencias que nos atan constantemente a la pantalla.

Menos espacio de oficinas o de parking, y sobre todo, diseños centrados en proporcionar servicios a los trabajadores que, eventualmente, decidan acudir a ellas. Más espacios multifuncionales para reuniones, para sentarse a trabajar un rato, para hablar por teléfono con cierta privacidad o para socializar, y menos despachos o mesas asignadas con nombre y apellidos. Invertir en mamparas, en adhesivos para marcar la distancia social y en dispensadores de gel hidroalcohólico puede estar bien, pero hay que hacerlo dentro del marco de unas remodelaciones mucho más ambiciosas que tengan en cuenta que el trabajo flexible y en remoto ya ha dejado de ser coyuntural, y se ha convertido en algo que está aquí para quedarse.


This article was also published in English on Forbes, «Redesign your offices!«


25 comentarios

  • #001
    Juan T. - 15 julio 2020 - 14:27

    Nada como una buena crisis para romper inercias.

    Eso si, que la asincronicidad pueda ser mas productiva parece contraintuitivo, pero si miramos lo que supuso whatsapp, vemos que no.

    Yo me comunico muchisimo mas con whatsapp que cuando habia que hablar por teléfono, entre otras cosas por que sabes que no eres inoportuno ni molestas a nadie, ni te molestan cuando te viene mal contestar, y se ha extendido tanto esta modalidad asincrona que ahora , en llamadas telefonicas,no hay modo que te conteste nadie a la primera.

    Yo mismo el primero que no contesto a la mínima que me venga mal.

    Por lo demás, por lo que se refiere al articulo, es que no veo en el teletrabajo ninguna desventaja para ninguna de las partes, todo son ventajas, para el empresario, para el trabajador, para el trafico, para el medio ambiente, para la sociedad.

    ¿Como es que no ha ocurrido antes, cuando ya se tenian los medios desde hace años, y con tantos lumbreras sueltos?

    Responder
    • Javier - 15 julio 2020 - 14:54

      Atribuida a Peter Drucker:

      Administrar, es hacer las cosas bien. Liderar es hacer lo correcto.

      Quizás sea porque había un montón de administradores que estaban haciendo las cosas mal, y faltaba el verdadero liderazgo.

      Responder
      • Pedro Torres Asdrúbal - 15 julio 2020 - 16:22

        La rutina es el refugio de la incompetencia.

        Responder
    • Daniel Terán - 15 julio 2020 - 15:08

      Me gustaría saber cómo va a afectar el teletrabajo a la estructura formal e informal de las empresas en el medio y largo plazo.

      Quiero decir, si el jefe va a la oficina y uno se queda en casa, ¿cómo afecta eso a las posibilidades de mejorar en el futuro? Hay un riesgo grande de pérdida de visibilidad ahí.

      Responder
      • Javier - 15 julio 2020 - 16:32

        Tú mismo has planteado el problema: pérdida de visibilidad.

        Si las posibilidades de mejorar en el futuro está más relacionado con «que te vean» que con realizar tu trabajo con eficacia y eficiencia, ahí radica el problema

        Responder
      • Gorki - 15 julio 2020 - 21:03

        Volveremos a la frase bíblica, «Por sus obras les conoceréis»

        El empleado que trabaje en tandem con su compañera en casa y saque 2,5 mas trabajo que los que trabajen solos, ascenderá.

        Responder
        • Daniel Terán - 15 julio 2020 - 21:19

          Además de eso, primero habría que hablar largo y tendido sobre lo que significa sacar más trabajo.

          Pero entre dos personas que realizan su trabajo con igual eficacia y eficiencia, ¿quién se lleva el gato al agua?

          Responder
          • MigWel - 17 julio 2020 - 23:02

            Esto me parece interesante. Históricamente se hubiera llevado el gato al agua seguramente la persona que más horas eche en la oficina, compromiso lo llaman algunos cínicos. Pero llevo años defendiendo que el que consigue sacar el mismo rendimiento en menos tiempo y se va a casa «a su hora» es probablemente mejor haciendo ese trabajo.

    • JM - 15 julio 2020 - 15:18

      No sé qué decirte…

      Llevamos décadas usando correo electrónico y todavía alguna vez me llama alguien para decirme que me ha escrito un correo y después de un rato no he contestado. Si me lo has escrito, ¿porqué me llamas?. Y si era urgente haberme llamado sin enviar ningún correo.

      Creo que hay demasiada inercia de uso de medios asíncronos como si fuesen síncronos.

      Responder
  • #011
    Gorki - 15 julio 2020 - 15:00

    El mercado inmobiliario está ahora en un fuerte incertidumbre, que dependerá de lo que realmente se implantar el teletrabajo. Si el teletrabajo reduce el trabajo en oficinas en un 20% se producirán movimientos de población del centro hacia la periferia de las ciudades, que no solo afectan a las
    oficinas, sino a los cambios de residencia que ello puede suponer a la larga.

    El gran problema del mercado inmobiliario es, como su nombre indica, que la oferta es inmóvil, es decir si donde está una casa, nadie la quiere, no la puedes cambiar de sitio y llevarla ahí donde hay demanda.

    Por tanto, los cambios de la demanda de inmuebles, generan unas distorsiones muy ampliadas en el precio de los inmuebles tanto a la baja como a la alta.

    En este momento hay riesgos para

    El mercado de oficinas (evidente)
    Los barrios de mal urbanismo cuyo valor es solo lo bien comunicados que están, por ejemplo Tetuán Madrid,
    Los comercios locales, obligados a seguir a sus clientes (agravados por la venta online)
    Los apartementos diminutos en sitios céntricos,
    Los Cetros Comerciales ( agravados por la venta on-line y por el número desaforado de aperturas)
    ,
    Estos inmuebles, ya han bajado de valor, pero quien prevea y acierte donde van a subir de valor las viviendas tiene la posibilidad de ganar unas buenas plusvalías,

    Responder
    • sin censura - 15 julio 2020 - 15:27

      Los procesos de eficiencia inmobilaria son lentos, ponle mínimo 3 años para que la empresa haga caja. Si en ese periodo hay mucha demanda hay métodos de conseguir buenos precios a la larga

      Responder
      • Gorki - 15 julio 2020 - 19:51

        Lo pongo a mucho mas largo plazo, una persona cambia de domicilio como media una vez cada 10 años,

        Pero el cambio será mucho mas profundo de lo que sospechemos. La España vaciada ha necesitado casi 50 años para trasladar la gente del campo a las ciudades,

        Quizá se necesite otro tanto para trasladar a la gente de las ciudades al campo.

        Pero en el negocio inmobiliario se amplifican los efectos de las subidas y bajadas de precios a pequeños pocos cambios de demanda que se produzcan. Las oficinas en concreto cambian mucho de precio con los cambios del paro

        Responder
  • #014
    Sin censura - 15 julio 2020 - 15:25

    Vamos a poner el teletrabajo en contexto y analizarlo con un poquito de por favor. No el teletrabajo no es que uses zoom o la aplicación que la madre superiora especifique, poco se habla de webex o similares en entornos profesionales. El uso de una app gratuita supone un agujero de seguridad como un estanque de patos…

    Según Eurofund el 30% de los empleados pasan por el canuto del teletrabajo de «forma voluntaria». De repente a muchos «señores con boina digital» le dijeron «a trabajar a casita», y claro visto lo visto, como en la mili, agachas las orejas y haces caso. Pero hostias que calor hace en casa ¿quien me paga el aire?, ¿si tengo que imprimir como lo hago en casa? ¿la silla de enea te provoca un dolor de espalda horrible? ¿necesito espacio para trabajar aggghhhh?

    Ojala que ese sindicato al que no estoy afiliado, porque no soy un rojo, lucha por mis derechos, y consigue algo en la ley de teletrabajo,

    Si estás en una PYME, date por jodido, eso del sindicato no se usa en el 3.0

    ¿Me pagarán la fibra? ¿y algo por los m2 de mi casa dedicadas a trabajar?¿repetimos, Y algo por el uso de mi domicilio para trabajar?…. Pues si señorito tu eres un obrerito de derechitas y a lo mejor te ves beneficiado si tu empresa tiene un comité de empresa potente, pero si no, como diría Andreita JO-DE-TE…

    Mientras la empresa empieza a discurrir a velocidad de tortuga, tampoco le pidas milagros a los dinosaurios. Y en su cabeza vienen los siguientes pensamientos:

    * Si apuesto por el teletrabajo, joder, se acabaron los puestos con Nombre y Apellidos. Los recursos se asignarán en planta por departamentos. Si un departamento tiene 20 curritos, pondremos 10 puestos sin nombre, ya que tienen que teletrabajar eso que me ahorro en espacio dedicado.

    * Les daré un portátil y para hablar por teléfono un móvil y a los «inferiores»… solo skipe o que usen sus móviles, más barato!!
    ¡¡El teletrabajo sale a pelo puta !!!

    * Para que vean la buena voluntad les compraremos una mochila o un carrito para el portátil. Y todos cantando: «que buenos son los hermanos del colegio, que buenos son que nos llevan de excursión»

    * Como ahora necesitamos el 50% de m» de oficina. Podemos vender el edificio, y que la propia empresa que nos lo compra, en la negociación nos tendrá que ofrecer un alquiler por la mitad de plantas a buen precio. Caja !!!
    * REFLEXIONEN: Caja !!! = Bono Dirección !!!

    * Eso si al estar en casa no les podré vigilar, pero para eso están los nuevos procesos de management: llamada a las 16:45 pidiendo un informe para esta noche, y como soy un empresario bueno lo dejaremos para por la mañana…

    * Además el bono transporte, si tienes la suerte que lo tenías, ahora solo se pagará los días de presencia en la oficina, que al final en la negociación te mantendrán el pago de la comida si la tenías

    ¿Para quien es el negocio del teletrabajo? Yo lo tengo claro para el teletrabajador que se quedaba hasta las 9 de la noche para calentar la silla… ahora hace lo mismo delante de la tele…

    Y como dice Enrique más flexibilidad, y gel hidroalcohólico. Yupi, viva la madre superiora !!!

    https://www.eurofound.europa.eu/data/covid-19/working-teleworking

    Responder
    • Javier Lux - 16 julio 2020 - 10:06

      Me he divertido leyendo tu post. Gracias.

      Con algunos puntos estoy de acuerdo, con otros no tanto, también creo que te dejas ventajas importantes del teletrabajo, como la próxima obsolescencia de los «open spaces» que son ODIOSOS (Los odiáis tanto como yo?), y solo por eso merece la pena el teletrabajo.

      Pero al fin y al cabo, el teletrabajo es un CAMBIO, que se va afianzar en los próximos años, y como todo CAMBIO, tiene sus ganadores y perdedores. Esos perdedores/ganadores pueden ser personas que ni siquiera teletrabajen, por ejemplo los propietarios con buenas y grandes viviendas en los alrededores de grandes ciudades verán mas revalorización de sus pisos que los propietarios de minipisos céntricos, debido al aumento de la demanda de m2 particulares para trabajar.

      Responder
      • Sin censura - 16 julio 2020 - 12:36

        Gracias, Javier Lux y Enrique

        Obviamente era un poco «parodia» para enganchar al lector ;-) y no refleja la realidad al 100% pero seguro que hay casos a peor y a mejor…

        La moraleja sería: Bienvenidos los cambios si son a mejor. Si no virgencita, virgencita…

        Lo de los gayumbos en casa apoyo la moción !!! y un cartoncito en la cam, y luego decimos eso de la video llamada no me funciona, no sé que es… se queda a negro

        Responder
  • #017
    Enrique - 15 julio 2020 - 16:02

    Está claro entonces, ¿no?. Tanto desde casa como en la oficina te van a putear igual, por lo menos en tu casa estás en gayumbos.

    Lo del abono transporte me ha hecho gracia, yo canjeo mi abono trasporte por un billete ida y vuelta a Alicante un «finde» al mes.
    El resto de los gastos, lo comido por lo servido, o acaso te pagaban la gasolina entre tu casa y la oficina.

    Responder
  • #018
    Mauricio - 15 julio 2020 - 20:31

    Enrique (Dans), estoy de acuerdo en que hay que mejorar el uso de las herramientas asíncronas. Sería interesante que nos contaras tus experiencias al respecto, pues en estos tiempos de pandemia los profesores nos hemos visto inundados por una cantidad impresionante de correos electrónicos y creo que debería existir una manera más óptima de manejar este tipo de situaciones.

    Para comunicarte con tus alumnos del IE de manera asíncrona, ¿qué es lo que usas normalmente? ¿Correo electrónico, foros, WhatsApp, Twitter, Slack? Y si quieren enviarte un texto que han escrito, ¿te lo mandan como archivo adjunto o lo comparten contigo a través de Google Docs, OneDrive u otra alternativa? Y las correcciones, ¿las haces utilizando la respectiva función de Word o tienes un método diferente?

    Responder
  • #019
    Enrique - 16 julio 2020 - 09:27

    Menos oficinas y la beta de Starlink ya en marcha.
    Internet a 1Gbps y 25ms de retardo en cualquier lugar.

    Me parece que en esta misma década vamos a comprobar si las grandes ciudades realmente pueden competir con las pequeñas, si les quitamos la oferta de trabajo.

    Responder
    • Gorki - 16 julio 2020 - 11:11

      Posiblemente el futuro sea de ciudades entre 25.000 y 100.000 habitantes que tendrán tele trabajos tan bien remunerados como en cualquier otro sitio y reúnen las ventajas del campo, (vivienda económica y contacto con la naturaleza) y de la ciudad, (educación, sanidad y ocio)..

      Responder
      • Enrique - 16 julio 2020 - 12:08

        Eso creo yo.

        Los pueblos de 10.000-20.000 habitantes, que ya tienen cierta infraestructura, tienen una oportunidad única para crecer, pero tienen que empezar a mover ficha ya.

        Y los que están en un radio de 200km de Madrid y Barcelona ni te digo.

        Responder
      • Sin Censura - 16 julio 2020 - 12:43

        Lo suyo es poner una Cam a cada vaca, geoposicionada y aplicarles el SW de gestión de flotas de alguna multinacional del reparto… cada una con unos auriculares para hacer remote management (pastoreo):

        «Ehhhhhh pinta paaaa la derecha, catalaaaaaana quiiieeeta que te vas a matar por el barrrrranco»

        Y no doy ideas no vaya a ver algún empresario estilo Gowex y me robe las ideas….

        Responder
  • #023
    Héctor Quispe - 16 julio 2020 - 19:04

    No he usado SLACK mucho, pero uso asiduamente TEAMS y lo uso bastante de forma asíncrona. ¿Algo más que tenga Slack que Teams no pueda hacer? ¿qué me pierdo?

    Responder
    • Mario - 28 julio 2020 - 22:24

      Para mí, usabilidad ;)

      Responder
  • #025
    sergio - 19 julio 2020 - 13:14

    Genial artículo y debate!

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG