La deprimente fantasía de los brand killers…

IMAGE: Publicdomainvectors.org (CC0)

Es, sin duda, una de las metáforas habituales en innovación: cuando una marca consigue de verdad un producto que genera una fuerte disrupción en el mercado, uno de esos cambios que alteran el diseño de toda la categoría, e inmediatamente surge la fantasía del brand-killer: «sí, muy bonito, pero espera a que tal marca o tal otra saque su nuevo modelo, ese sí que se va a comer el mercado».

La atribución de algún tipo de «propiedades mágicas» a los incumbentes que dominaban un mercado antes de su disrupción es una imagen mental muy habitual: cada vez que aparece un producto verdaderamente revolucionario, muchos analistas piensan que es que los competidores importantes que había en esa categoría simplemente «se han dormido un rato», pero que en cuanto espabilen, su gran experiencia les permitirá poner en el mercado en un tiempo récord un producto que destroce la ventaja obtenida por el de su espabilado competidor, al que suelen además atribuir muy pocas o nulas posibilidades de éxito a largo plazo.

¿El iPhone-killer? Yeah, right. Todos los supuestos iPhone-killers, uno por uno, fracasaron miserablemente cuando salieron al mercado, y siguieron fracasando hasta que llegó un momento en que, a base de intentarlo, todos los smartphones eran virtualmente idénticos al iPhone. A lo largo de los años, muchos smartphones pretendieron atribuirse el título de iPhone-killer para terminar fracasando miserablemente, como puede verse en múltiples testimonios del momento. Hoy, la idea de un iPhone-killer es ridícula: todos sabemos lo que el iPhone ha significado en la historia de la tecnología, algo a lo que ninguno de sus pretendidos killers llegará jamás siquiera a aproximarse. El mejor homenaje al iPhone es poner a sus competidores encima de una mesa y mirarlos bien. Son todos iPhones. 

Con la industria del automóvil está pasando exactamente lo mismo: todos los analistas se llenan la boca afirmando que sí, que los modelos de Tesla están muy bien, pero que la compañía será incapaz de resistir cuando llegue X, Y o Z y lancen su vehículo eléctrico «en serio». El problema de esos analistas que atribuyen a los competidores tradicionales una experiencia y unas propiedades prácticamente mágicas para reaccionar a una disrupción en el mercado es que obvian una cuestión fundamental: las marcas tradicionales tienen experiencia en lo que era importante ayer. Y cuando se produce una verdadera disrupción en un mercado, lo que era importante ayer se queda en el ayer. Lo que es importante hoy son cosas diferentes, en las que las marcas tradicionales, precisamente, no tienen experiencia. O peor aún, cosas en las que necesitan desaprender, algo mucho más costoso – a veces imposible – que aprender.

Por el momento, se ha hablado de lo que pasaría cuando Porsche sacase su nuevo modelo eléctrico, que sin duda, sería un Tesla-killer. Pues bien, lo sacó, con gran fanfarria de todos los medios que llevan años recibiendo dinero y privilegios de Porsche, ¿y qué? Resultó tener menos prestaciones y, sobre todo, mucha menos autonomía que unos vehículos de Tesla sensiblemente más baratos. ¿Sorpresa? No, se llama experiencia. Experiencia en lo que es relevante ahora, no en lo que lo era hace décadas.

La experiencia de Porsche ha resultado ser similar a la que han tenido marcas como Audi, Jaguar y muchas otras. ¿Volkswagen? Por supuesto, muchos le atribuyen la capacidad de repetir la historia y volver a crear «el coche del pueblo», y posiblemente pueda ser capaz de hacerlo… pero no hoy, o al menos, no en sus primeros intentos. El mito del Tesla-killer, com ocurrió antes con el del iPhone-killer, ya se está quedando viejo, y aburre a las ovejas. De hecho, mientras las marcas tradicionales se obsesionan con el Tesla-killer, resulta que Tesla ya tiene no solo una gama cada vez más amplia y más premios de la crítica que nadie, sino que además, ha logrado construir una impresionante red de supercargadores estratégicamente situados en cada vez más países del mundo, más avances en el desarrollo de sus baterías, y una experiencia – de la que es de verdad relevante hoy – que la diferencia de los demás. Quien hoy quiere un vehículo eléctrico puntero y tiene dinero para pagarlo, se compra un Tesla. Los demás, se compran lo que un fabricante tradicional ha sido capaz de hacer intentando copiarla y basándose en lo que era importante ayer.

¿El mejor testimonio de la superioridad de Tesla, aparte de la cotización de su acción? Ver cómo el resto de marcas tradicionales van copiando sus innovaciones. Compres el automóvil que compres ahora, si está diseñado recientemente, tendrá una gran pantalla central, algo que hasta hace no mucho tiempo, los fabricantes afirmaban que era peligroso porque podía distraer al conductor. Sin duda, tendrá cada vez menos botones, relojes y palancas. ¿Por qué? Porque Tesla los ha eliminado prácticamente todos, lo que le permite no solo una interfaz de uso más consistente y sencilla, sino además, una plataforma de fabricación mucho más económica y ventajosa. Pronto, muchas marcas tradicionales, como ya ha anunciado Porsche, dejarán de lado a sus concesionarios, y venderán directamente online, como hace Tesla. En no mucho tiempo, podrás poner todos los modelos de las marcas tradicionales en una fila… y todos serán parecidos a un Tesla.

No nos engañemos: el propósito de Tesla era obligar a otras marcas a electrificar su gama, y lo están consiguiendo. En el futuro, como ocurre con Apple, Tesla venderá un cierto porcentaje de vehículos, pero habrá otras marcas vendiéndolos, y posiblemente más. Sin duda, para poder hacerlo, se habrán basado en la experiencia de Tesla, o incluso en las patentes que Tesla liberó. Cuando eso ocurra, Tesla habrá ganado. Y el planeta, también, porque todos esos mitos acerca de que los vehículos eléctricos contaminan más no son más que eso, mitos y leyendas absurdas.

El mito de los brand killers es eso, simplemente un mito de personas no formadas en innovación que atribuyen propiedades místicas a los competidores tradicionales. Cuando la realidad es tan sencilla como que si esas marcas tradicionales fuesen de verdad tan competitivas, tan inteligentes y tan maravillosas, habrían creado la disrupción ellas mismas, en lugar de dejarse patéticamente sorprender por ella e intentar copiarla posteriormente. Cuando una disrupción tiene lugar, los factores críticos de éxito de una industria cambian, las prioridades se alteran, y aquel que generó la disrupción lo tiene más sencillo. Porque, como ya he dicho en muchas ocasiones, el valor de la innovación no está en evitar que te copien, sino en conseguir que todos te quieran copiar. Menos killers, por favor, y más dar a la innovación el valor que realmente tiene.


This article was also published in English on Forbes, «Who ya gonna call? Brand-killers…«


37 comentarios

  • #001
    Jota - 11 enero 2020 - 15:26

    Sí. Juntar media tonelada de pilas 18650 y conseguir que para accionar el limpiaparabrisas (ojo a la tecnología punta) haya que pasar por tres menús en una pantalla táctil en vez de accionar una palanca yo creo que está en un nivel de disrupción casi tan excelso como el del gilipollas que decidió que los volantes redondos eran un lastre del pasado y los acható. Papanatas que sigan a los modernos nunca faltan.

    Responder
    • Enrique Dans - 11 enero 2020 - 15:35

      No, eso no es cierto. El botón para accionar el limpiaparabrisas está disponible en un solo clic, es inmediato, y además, si no quieres, no hay que usarlo casi nunca, porque si lo dejas en automático, la cámara del parabrisas detecta la cantidad de lluvia y se adapta, como hacen muchos otros coches, con la diferencia de que en Tesla aplica un algoritmo de machine learning que toma como input las veces que lo accionas manualmente. Y te lo digo yo, que sé de lo que hablo por experiencia, porque tengo un Tesla y uso su limpiaparabrisas. En cuanto a lo de «juntar media tonelada de pilas» es también igual de falso: puedes intentar leer un poco más, y ver cuánta innovación hay en ese tema, en lugar de repetir cosas que te han contado y no te has molestado jamás en verificar. Antes de decir algunas cosas en público, es importante documentarse mínimamente.

      Responder
      • obseco - 13 enero 2020 - 10:42

        Incorrecto. El resto de coches no dedican una cámara a la gestión de los limpiaparabrisas, usan un simple sensor mucho más barato y eficiente, pero en Tesla con la soberbia que les caracteriza creen que todo lo pueden solucionar con AI y así les va. Al coche no le funcionan bien unos simples limpias, no le funcionan bien las luces automáticas y el coche aparca mucho peor que cualquiera de la competencia. Pero oye, es disruptor hasta para eso: un producto inacabado y no dejan de sobrevalorarlo. Betatester con tu vida… Es un «killer» sin «brand»

        Responder
        • Enrique Dans - 13 enero 2020 - 10:48

          ¿Lo has probado? Obviamente NO. Yo SÍ y no da esos problemas que dices. Simplemente, hablas de lo que no sabes.

          Responder
  • #005
    Anónimo - 11 enero 2020 - 18:12

    Joder, Enrique Dans, creo que te estás liando con los putos anglicismos. No estás hablando de brand killers, sino de killer brands. NO ES LO MISMO. Un brand killer es que encuentren listeria en tu carne mechada. Una killer brand es Google copiando descaradamente a las startups que no se dejan comprar a pedoputa.

    No es lo mismo una marca asesina que un asesino de marcas.

    Responder
    • Enrique Dans - 11 enero 2020 - 19:41

      Claro. Por eso a los que copian al iPhone les llaman iPhone-killers y a los que copian a Tesla les llaman Tesla-killers. Peste de norteamericanos, que no tienen ni puta idea de inglés XD XD XD

      Responder
  • #007
    Gorki - 11 enero 2020 - 18:44

    Para mi un producto verdaderamente revolucionario en el automóvil es elRolls Royce Phantom. además con chofer. Olvidate de conducir y de aparcar.

    Apareció hace un montón de años y sigue imbatible. Lo malo es su precio.de compra y el coste de la licencia mensual del Piloto Automático. Si no fuera por eso me lo compraba.

    Responder
    • Jordito - 11 enero 2020 - 18:55

      Suscribo las palabras de Gorki.
      +1

      Responder
  • #009
    xaquín - 11 enero 2020 - 19:24

    Aprovecho lo de Teruel, para decir que existo. Y me lanzo por la cuneta, parafraseando esa frase mágica : «desaprender algo (anquilosado) es mucho má costoso, a veces imposible, que aprender (algo novedoso)».

    Aplicado ala industria si, pero yo lo suelo aplicar al sistema educativo. El profesorado que usó las diapositivas como «folios escritos con fotos», son una parte histórico del desastre educativo, por ejemplo. Y la ilustración (by FRato) de una maestra enseñando ciencias naturales en un bosque, con una lámina en un caballete, resulta como mínimo paradigmática.

    Y desde luego los tecnólogos no están precisamente vacunados para este tipo de enfermedades.

    Responder
  • #010
    Javier - 11 enero 2020 - 19:54

    No siempre tengo tiempo y ocasión para leer todos los links que pones, pero esta vez terminé mis pendientes temprano y me puse a leer uno por uno todos y cada uno de ellos.

    Y me surge una sola pregunta: esos gerentes, CEO’s, Chief Strategist y toda esta nueva pléyade de convencidos de que «…sí, era por acá…por los eléctricos…»

    ¿Qué auto manejan?
    ¿Pedican con el ejemplo verdad?

    …no más preguntas su señoría…

    Responder
    • Enrique Dans - 11 enero 2020 - 20:00

      Esos a los que te refieres no sé. Yo sí.

      Responder
      • Javier - 11 enero 2020 - 20:09

        Oye por cierto, me quedé intrigado con lo de los robots que fabrican las baterías en la Giga Factory, su velocidad y secretismo.

        Gracias por toda la información que brindas

        Responder
      • Gorki - 11 enero 2020 - 21:24

        Que si , que si.
        ¡Tramquilo!, que comprarte un Tesla fue realmente una decisión acertada…

        Pero no te lleves el Escatérgoris

        Responder
  • #014
    Ignacio - 12 enero 2020 - 06:45

    Buenos días,

    Soy un convencido de que la solución a la contaminación, como la polución que tenemos en las ciudades y que nos está haciendo enfermar, vendrá de la mano de la tecnología y de compañías como TESLA, por eso seguiré dedicando parte del dinero que dono a causas benéficas a comprar acciones de la compañía y a ver si con un poco de suerte a 478 dólares la acción pierdo algo de dinero que el cabrón esté de Elon me va a acabar haciendo rico y mi intención era hacer caridad.

    En mi opinion es mucho más útil apoyar estas iniciativas privadas que hacer una aportación a GreenPeace, por ejemplo.

    Si hubiese un grupo de accionistas que pierda el dinero que pierda la compañía siguiesen ahí solo por convicción, siempre que se siga avanzando en el objetivo de generar una tecnología que nos permita reemplazar los combustibles fósiles, el éxito sería inevitable.

    Un cordial saludo.

    Responder
  • #015
    Francisco VICENTE VALERO - 12 enero 2020 - 09:41

    Seguramente existen personas “fanáticas” de TESLA y su tecnología, y también detractores, como de cualquier otra marca relevante. Pero, salvando esos dos extremos, es de justicia reconocer que TESLA es, hoy por hoy, líder como fabricante de vehículos eléctricos y así es reconocido incluso por algunas marcas tradicionales. Pero, en cualquier caso, sería bueno que todas las personas que quieran opinar sobre TESLA prueben un Tesla.
    La movilidad eléctrica global y su tecnología asociada, es un sueño que pronto se hará realidad. Un trabajo en este sentido, dirigido por el Dr. Sainz Fuertes de la Universidad de Alcalá de Henares, data del año 1991.

    Responder
  • #016
    Ignacio - 12 enero 2020 - 10:39

    Estoy de acuerdo en parte pero hay varias diferencias importantes que creo no permiten comparar al iphone con los Tesla
    1. Apple gana dinero, mucho, desde el primer día. Tesla pierde mucho.
    2. La experiencia de ayer sí es relevante en coches. No en el software o las baterías pero sí en otras cosas importantes para tener éxito y volumen. Mira el encaje entre las piezas de chapa de un Tesla y compáralo con un vw de 15.000 euros. Mira los problemas de logística, de fiabilidad, de arranque de los nuevos modelos que ha tenido Tesla.

    Tesla ha marcado el camino y ha provocado el cambio, pero no creo que sea dentro de unos años un líder que gane dinero, como Apple. Alguien la comprará o desaparecerá.

    Responder
    • Enrique Dans - 12 enero 2020 - 10:46

      ¿Tienes un Tesla y has comprobado que las piezas de chapa ajustan mal, que tiene problemas de arranque o de fiabilidad? ¿A que no? Pues yo sí tengo uno, y he comprobado que esos problemas NO EXISTEN. Son MENTIRAS que sus competidores cuentan para que alguien como tú las repita sin ningún tipo de juicio crítico. Esos problemas no son reales, son invenciones para tratar de generar inquietud en posibles compradores… con escaso éxito, porque basta leer foros de usuarios, para comprobar no solo que no son ciertos, sino que además, hablas de la marca con mayor satisfacción de sus usuarios ¡de la historia!! ¿Problemas de arranque? Si es que. no sabes ni de lo que hablas, por favor… un vehículo eléctrico no necesita “arrancar”!! Así que, por favor, menos divulgar mentiras desinformadas y sin base alguna, y más hacer honor a la verdad…

      Responder
      • Jose Miguel - 12 enero 2020 - 11:49

        Que sí. Que ellos arrancan la batidora, el ventilador… XD XD

        Responder
        • Jose Miguel - 12 enero 2020 - 11:54

          Me retracto de mis palabras. Tiene razón. No hay forma de arrancar un VE. Tienen un serio problema con el arranque. No arrancan.

          Responder
      • José Antonio Quintana - 12 enero 2020 - 19:16

        Tengo un Tesla Model 3 desde hace 9 meses. Venía perfecto en ajustes, pero no todo venía bien. Algún problema con la pintura y luego me han tenido que arreglar varias cosas en garantía, algunas en taller y otras (la mayoría), en mi propia casa. Todo cosas menores, pero me las han tenido que solucionar. Tesla no tiene competencia en baterías y motores eléctricos, en software, en eficiencia, en seguridad, en actualizaciones que mejoran el coche y le añaden funcionalidades que no tenía en el momento de la entrega (¡¡¡gratis!!!). De hecho, con los acabados de un coche no se viaja, se viaja con una red de carga decente y con motores eficientes y buena aerodinámica. Sin embargo, Tesla sí necesita mejorar el control de calidad de su producción y la posventa. Ni que decir tiene que estoy encantando con el coche y me lo volvería a comprar. ¿Eres miembro del Club Tesla España?. Si no lo eres te invito a que te hagas socio y puedas comprobar de primera mano con otros socios lo que te acabo de contar aquí. Un saludo y excelente artículo, como siempre.

        Responder
      • Ignacio - 12 enero 2020 - 19:35

        En cuanto a arranque me refería al arranque de la producción y alcanzar los volúmenes de fabricación que habían anunciado. En cuanto al ajuste de las piezas de chapa me refiero a las distancias entre por ejemplo capota y aletas. Soy ingeniero, he trabajado en u a fábrica de pizas de chapa soldada y también en una planta de vehículos industriales eléctricos. No soy un experto, pero he visitado fábricas de baterías, conozco las dificultades de fabricar un vehículo eléctrico, lo difícil que es hacer el software correcto. Es mi opinión, habrá que esperar unos años para ver si estoy equivocado. Un saludo

        Responder
      • obseco - 13 enero 2020 - 10:46

        Sí, los ajustes son generalmente deficientes. Sí, chapas y gomas, acabados en general. Problemas de arranque? Sí, seguramente se referirá a que tardaron en tener el Model 3 en la calle un año más de lo previsto.
        Sí, tuve un Model 3 y lo devolví por estos fallos y unos cuantos más que demuestran que el control de calidad en la fabricación es inexistente.
        No voy a dejarle dinero a una empresa que después de comprarles el coche no tienen un teléfono para pedir una cita en el taller. O que después de pedirla por la aplicación te la cancelan unilateralmente si así lo deciden, sin consultarte. No son formas.

        Responder
        • Enrique Dans - 13 enero 2020 - 10:52

          Mientes. Simplemente eso. Cuando alguien está dispuesto a mentir descaradamente por defender una falsedad, es simplemente eso, un mentiroso. En este caso, además, un mentiroso patético e inútil. No hay ningún problema de ajuste, eso es simplemente una estupidez. Pregúntaselo a Bob Lutz, que sabe un poquito más que tú (no parece difícil, dados tus comentarios). Pretender venir a casa de uno que tiene un producto determinado a convencerlo de que ese producto tiene unos fallos que puedes ver fácilmente que no tiene es francamente para hacérselo mirar…

          Responder
          • David - 13 enero 2020 - 14:27

            Enrique. No pierdas el tiempo con este personaje. Se le echó de los grupos de reservistas de Tesla por Troll y Hater de la marca. Solo busca tocar las narices al personal criticando por criticar.

    • Jose Miguel - 12 enero 2020 - 11:35

      Una compañía puntera en ingeniería va a tener problemas de diseño y encaje del puzzle de la carrocería…

      Hay que ver las tonterías que hay que oír. Eso es de primero de ingeniero técnico…

      A ver si desarrollamos un poco de sentido crítico cuando leemos gilipolleces por ahí.

      Responder
    • Aleix - 12 enero 2020 - 19:14

      Apple perdió mucho dinero durante bastante tiempo y casi quiebra. Comparar al Apple de ahora con la Tesla de hoy no tiene sentido, compararlas en su trayectoria sí. Aunque para mi tenga poco sentido comparar telefonos y productos de electrónica de consumo con automóviles, la trayectoria de Tesla como empresa sería una mezcla de Apple/Amazon. La primera por su innovación en la parte tecnológica/diseño y la segunda por su expansión logistica a pesar de las pérdidas y falta de beneficios en periodos de tiempo similiares.

      Responder
      • obseco - 13 enero 2020 - 10:48

        Tesla pierde dinero. Desde el primer día. Sigue perdiendo a día de hoy. Punto.

        Responder
  • #029
    John Nelson Brainner Stravinsky - 13 enero 2020 - 16:45

    Lo curioso es que nadie discute que el resto de marcas están por detrás, muy por detrás de Tesla. Porsche, con su Taycan (https://en.wikipedia.org/wiki/Porsche_Taycan#Specifications) no ha sido capaz de mejorar la autonomía del Tesla Roadster de 2008 (https://en.wikipedia.org/wiki/Tesla_Roadster_(2008)#Performance), y ya no digamos del Model S. Y a día de hoy, lo más importante de un vehículo eléctrico es su autonomía y sus posibilidades de recarga. Nos gustarán más o menos los ajustes de los paneles de la carrocería de Tesla (¿a cuántas marcas se las ha juzgado por el ajuste de los paneles?), nos gustará más o menos que la lluvia la detecte no por un sensor si no por cámaras, que además permiten establecer el estado de la calzada, detección automática de niebla, etc, etc.; pero la realidad es que, a día de hoy, todas las marcas que pretenden no morir en el intento, van en su dirección (¿cuántas marcas tenían antes que Tesla actualizaciones de software OTA? ¿cuántas priorizaban los controles en pantalla frente a los botones?). Van a ser unos años muy emocionantes en el sector automovilístico.

    Responder
  • #030
    Ignacio Martin - 13 enero 2020 - 22:20

    Buenas noches,

    Bajo mi punto de vista, los ejemplos de Tesla y el Iphone no se pueden comparar bajo el prisma de la disrupción. Se pueden comparar por que ambas marcas no dejan indiferente a nadie y son objeto de deseo. No dices tengo un IOS sino tengo un Iphone y con el coche, lo mismo. No dices tengo un coche eléctrico, sino un Tesla

    El Iphone sí que fue un producto disruptivo por utilizar una pantalla en vez de botones.
    Tesla no ha sido disruptivo con sus coches eléctricos. Ya existían antes su nacimiento.

    Lo que Tesla ha sabido hacer muy pero que muy bien es ofrecer a gran escala un vehículo eléctrico en el momento en el que el mercado estaba preparado (la conciencia medioambiental) para comprar coches eléctricos. Si Tesla nace hace 20 años no hubiese sido lo mismo. Elon Musk ha adelantado por la derecha a todas las marcas dejándolas en evidencia, pero ya han reaccionado y se pondrán a su altura en breve. Y por supuesto, su fundador tiene una gran capacidad de vender y colocar sus productos en los telediarios. Su mérito es enorme ya que crear de nada y en tan poco tiempo una marca de automóviles y luchar contra los gigantes del mercado no es sencillo.

    Ahora mismo, Tesla no vende coches, los despacha. No necesita una red de concesionarios para venderlo, que por cierto cerró en EEUU para ahorrar costes (su versión).

    Me gustaría comprobar el proceso de entrega de los vehículos (tan solo he visto algún video y no me ha gustado como lo hacen, pero no tengo más referencias por lo que dejo en cuarentena lo visto)

    También quisiera saber cuando su cuota de mercado deje de ser anecdótica y circulen unos cuantos de miles (o una cifra similar a un premium) que va a pasar con el servicio postventa. En el coche no todo es software, también hay tornillos y arandelas.

    Por otro lado, no todo en un vehículo son las baterías y habrá que comprobar cómo envejecen los Teslas.

    En definitiva, bienvenido Tesla ya que el mundo del automóvil estaba un poco soso.

    PD: Enrique, en cuanto a la contaminación de los motores de combustión…. habla también de los cruceros, barcos ,aviones, calefacciones…. etc.

    Responder
    • Enrique Dans - 14 enero 2020 - 17:38

      No, Ignacio. Todos los teléfonos móviles que había antes del iPhone eran una basura, el iPhone redefinió lo que era un teléfono móvil. Del mismo modo, todos los vehículos eléctricos que había antes del Tesla eran una basura, la que fue capaz de redefinir lo que era un vehículo eléctrico fue Tesla, la que lo convirtió en el mejor automóvil del mundo fue Tesla, y la que está obligando a todos los fabricantes tradicionales a fabricar vehículos eléctricos es Tesla. Y por eso vale lo que vale.

      Responder
      • Francisco - 15 enero 2020 - 07:39

        Buenos días, Enrique.
        En el fondo comparto todo lo que dices, pero no en la forma. Quizás deberíamos hablar más en términos de probabilidad.
        Frente a los detractores de TESLA que dicen que no tiene beneficios (podrían invertir menos en I + D y tenerlos …) y que en algún momento cercano tendrá que “venderse” o cerrar, está la realidad de su crecimiento en capacidad de producción, experiencia acumulada, valor de mercado, etc.
        El presente año será emocionante en el mercado del vehículo eléctrico. Muchos fabricantes presentarán sus primeros modelos que intentarán competir con TESLA. Pero TESLA aún dará sorpresas en 2020: Presentación de las cuentas de 2019. Arranque de la producción del Model Y. Presentación de cierta mejora en la tecnología de las baterías. Consolidación de la producción en la factoría de China. Avances en la construcción de su nueva factoría en Europa. Y quizás alguna más…

        Responder
      • Perrito Piloto - 15 enero 2020 - 22:48

        Vaya, tantos años oyendote decir que tu no eras un “car person” y llevas unos meses en plan “tengo el mejor coche del mundo”. Vale, ya sabemos que tienes un coche superchulo y lo demas es una basura, pero da la sensacion que estas con la crisis de los 50 (y ya te paso esa edad hace tiempo).. A algunos les da por cambiar de esposa y comprarse un Porsche descapotable y a ti por hacerte fan de Tesla.

        Relajate hombre, que te va a dar algo. Ademas , si en lugar de venderse en España los Teslas del año,pasado, se vendiesen 10 veces mas te aseguro que ni tu experiencia seria la misma, ni Tesla podria entregarlos.

        Y todo esto estando de acuerdo con que son coches fantasticos y todo lo que quieras, pero de ahi a la actitud de hooligan que tienes con este tema, creo que hay un termino medio.

        Responder
        • Enrique Dans - 15 enero 2020 - 23:04

          No es hooliganismo, es la constatación mediante la experiencia de que es un producto completamente distinto, que funciona de otra manera completamente diferente, y que se siente realmente como si hubieses dado un salto y aterrizado en el futuro. No he hecho ninguna review del coche y de la experiencia de uso porque hay muchas, pero no lo descarto, sobre todo porque se lee tanta basura por ahí apelando a mitos y mentiras, que da auténtica risa floja pensar en los intereses que hay ahí metidos, como el caso de las revistas de automoción, que tras años siendo mantenidas por las marcas tradicionales que las financian con su publicidad y les otorgan un trato preferente, ahora hacen críticas a Tesla… porque no hace descuentos a nadie, ni a los famosos más famosos, y no hace publicidad. Curioso, ¿no? Como profesor de innovación, la experiencia de tener un Tesla es impresionante, porque lo analices con el modelo que lo analices, hace que te encajen un montón de cosas. Lo siento, pero pretender que mis artículos sobre Tesla tienen que ver con el hooliganismo en lugar de con un análisis serio es una crítica con la que disiento profundamente. Mi entusiasmo con Tesla no tiene nada que ver con el hecho de haberme comprado uno.

          En cuanto a lo de no ser una car person… simplemente, sigo sin serlo. Lo que ocurre es que mi análisis para comprarme un coche más caro de los que había adquirido anteriormente es igualmente fruto de un análisis económico, que por el momento, se cumple perfectamente: mi predicción sobre la vida del vehículo, la práctica ausencia de mantenimiento y, sobre todo, el diferencial enorme entre el coste de la gasolina (jamás entró un diesel en mi casa por una cuestión de principios) y el de la electricidad hacen que considere mi inversión en este coche como algo más que razonable y positivo.

          Responder
        • Manodehotel - 16 enero 2020 - 18:45

          Joder @PerritoPiloto que forma de personalizar la conversación más chunga.
          Debes ser amigo intimo de @EnriqueDans para tener tanta confianza.

          Por cierto, España no es referencia de coches eléctricos ni de electrificación. Iremos a golpe de gobierno-oposición tomando decisiones cortoplacistas e intentando ser mas güays y más europeos que nadie pero sin aplicar nada.

          Ojalá me equivoque.

          Responder
        • Jose Miguel - 16 enero 2020 - 19:57

          Hay que controlar esa envidia. Ya se te llevará alguien en esa tómbola, perrito piloto.

          Responder
        • Alqvimista - 17 enero 2020 - 08:04

          Ademas , si en lugar de venderse en España los Teslas del año,pasado, se vendiesen 10 veces mas te aseguro que ni tu experiencia seria la misma, ni Tesla podria entregarlos

          ¿Te has enterado de que la fábrica china de Tesla ya está sirviendo coches -en menos de un año de empezar a colocar los cimientos- y que la que se está construyendo en Alemania va por buen camino?
          ¿Cuántos a años lleva VW hablando de su coche eléctrico que parece que ya, que sí, que este año ya se va a vender… ¿De verdad nos vamos a quejar de que Tesla no es capaz de fabricar suficientes unidades?

          Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG