La transformación de Microsoft

IMAGE: Dirk Ercken - 123RFUn memorandum del CEO de Microsoft, Satya Nadella a todos los empleados de la compañía anuncia una fuerte reestructuración con mucho sentido aparente que apunta a poner todo el peso estratégico de cara al futuro en dos elementos fundamentales: la inteligencia artificial y la nube. Un movimiento completamente acorde con la evolución tecnológica y con los tiempos que vivimos, que trata de poner en valor a una compañía que ya no es la propietaria del sistema operativo más utilizado, pero a la que le queda muchísimo potencial de contribución al futuro de la tecnología. De hecho, así lo refleja una valoración que, según Morgan Stanley, podría llegar a alcanzar el billón de dólares a lo largo de este año 2018, irrumpiendo en una carrera en la que la mayoría tendían a mirar más bien hacia Apple y Google.

Para alcanzar ese objetivo de redefinirse en un mundo en el que la importancia del sistema operativo ha quedado sensiblemente reducida, la compañía degrada la posición estratégica de Windows, el sistema operativo que le permitió convertirse en lo que es hoy: el responsable de Windows, Terry Myerson, abandona la compañía, y su puesto en el primer nivel directivo de la compañía no es sustituido por ninguna otra persona con la palabra “Windows” en su tarjeta. El hasta ahora responsable de Office, Rajesh Jha, entra en ese primer nivel como responsable de una nueva división llamada ahora “Experiences & Devices”, dentro de la que se encuentra Windows.

Entre las prioridades, entender el nuevo papel del sistema operativo en un mundo en el que las experiencias de computación tienen lugar a través de múltiples dispositivos muchos de los cuales no tienen Windows, y por tanto, crear una arquitectura muy abierta y orientada a la nube en la que la compatibilidad con iOS y Android sea un elemento fundamental: da lo mismo qué dispositivo estés utilizando y con qué sistema operativo, pero podrás conectar de manera sencilla con la nube de Microsoft y trabajar con sus algoritmos. Como ya sabemos y hemos comentado desde hace muchísimo tiempo: abierto mejor que cerrado

Como armas fundamentales, una penetración privilegiada en el mundo corporativo, y una muy respetable segunda posición, por detrás Amazon pero por delante de Google, en el mercado del cloud computing, además de una cultura reforzada bajo la batuta de un Satya Nadella que está llevando a cabo la que puede ser, posiblemente, una de las operaciones de reorganización y transformación más ambiciosas e importantes de la historia de la tecnología, tras el desastre y la total pérdida de oportunidades que supuso su nefasto predecesor. Como resultado de la dirección marcada por Ballmer, Microsoft se quedó fuera de revoluciones tan importantes como la búsqueda, los smartphones, el código abierto o las redes sociales, una posición que, lógicamente, dejaba sus posibilidades de futuro sensiblemente reducidas.

Desde aquel panorama, en el que con Ballmer aún en la compañía, una portada de The Economist en 2012 dejó fuera a Microsoft de ese liderazgo tecnológico por el que, según ellos, luchaban Google, Apple, Facebook y Amazon, hasta tener hoy una compañía con brillantes perspectivas financieras, que ha sabido descontar agresiva y rápidamente sus anteriores errores, que está llevando a cabo una muy razonable transformación desde la simple venta de licencias (y anteriormente, cajas de discos envueltas en celofán), y que se transforma para adaptarse y participar de las tendencias más importantes del futuro tecnológico. No soy yo especialmente dado a las entradas laudatorias, pero la lectura del memorandum viene a reafirmar las razones por las que, desde hace ya algún tiempo, muchos hemos vuelto a considerar a Microsoft no solo una compañía muy interesante, sino además, a creer firmemente que cuanto mejor le vaya a la compañía, mejor nos irá a los usuarios y a la evolución del ecosistema tecnológico en general.

 

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Microsoft and Satya Nadella: understanding transformation” 

 

16 comentarios

  • #001
    Gorki - 1 abril 2018 - 14:39

    IBM perdio el tren de los PC y dificilmente volverá a ocupar el primer lugar
    Microsoft perdió el tren de los Sartphome y dificilmente volverá a ocupar el primer lugar
    Google perderá el tren de la IA y dificilmente volverá a ocupar el primer lugar
    ¿Quien coupara el lugar ? — Una empresa china

    • Fernando González - 1 abril 2018 - 17:29

      ¿Google perder el tren de la IA? ¿Habrás querido decir quizá Apple?

      • Gorki - 2 abril 2018 - 00:25

        Digo Google, los chinos han cogido la delantera
        https://www.technologyreview.es/s/10080/la-ambicion-china-por-controlar-la-ia-es-mayor-de-lo-que-creiamos

  • #004
    Krigan - 1 abril 2018 - 18:29

    Desde luego, me gusta mucho más esta MS de Nadella que la MS de Gates y Ballmer, empeñada en mantener y extender a toda costa el monopolio de Windows.

    Es una MS que ya no infringe las leyes anti-monopolio, que ha convertido a Office en multi-plataforma, y que apuesta más por el futuro (IA y nube) que por mantener el bastión de Windows en el menguante PC.

    El actual apoyo de MS a PWA hubiera sido impensable hace solo unos pocos años. Aplicaciones que se ejecutan en Windows pero que no son aplicaciones Windows… todo un torpedo en la línea de flotación del monopolio Windows, que siempre estuvo basado en las aplicaciones.

    Como además Google también apoya PWA (y ambas empresas están colaborando en esto), tal vez veamos cumplido en los próximos años el viejo sueño (que se remonta a los años 90) de que la mayoría de las aplicaciones sean html, independientes del sistema operativo y del navegador.

    https://www.windowscentral.com/great-equalizer-microsoft-google-and-apple-embrace-progressive-web-apps

    Si ese momento llega, será el fin del monopolístico “efecto red” en los sistemas operativos, y habremos dado un salto de gigante.

    • Krigan - 1 abril 2018 - 19:33

      Añado: si esto suena a “el navegador como sistema operativo”, que es una frase que se ha dicho a veces, nada más lejos de la realidad. Aunque el proporcionar un entorno para la ejecución de aplicaciones ha sido tradicionalmente una función del SO, también hay otras, y muy importantes, que no se ven alteradas por este esquema:

      – Acceso controlado al hardware, así como abstracción (compatibilidad) del mismo.

      – Sistema de ficheros y de conexiones de red.

      – Garantizar la seguridad del sistema.

      – Capacidad multitarea y multiusuario.

      – Interfaz de usuario (intercambiable en muchos SOs).

      – Codecs de audio y vídeo.

      – Aceleración 3D y pronto también de redes neuronales.

      – Comunicación entre procesos (incluidos diferentes procesos del navegador, que es la manera correcta de hacerlo: cada aplicación html en su propio proceso).

      – Librerías varias.

      Seguro que me dejo algunas en el tintero. El SO va a seguir siendo una pieza de soft bastante gorda (y esperemos que modular).

    • Alqvimista - 2 abril 2018 - 12:27

      Como además Google también apoya PWA (y ambas empresas están colaborando en esto), tal vez veamos cumplido en los próximos años el viejo sueño (que se remonta a los años 90) de que la mayoría de las aplicaciones sean html, independientes del sistema operativo y del navegador.
      Cuando oigo esto no puedo evitar pensar en la presentación del primer iPhone, pensado para ejecutar aplicaciones web y no aplicaciones nativas.
      https://www.apple.com/es/newsroom/2007/06/11iPhone-to-Support-Third-Party-Web-2-0-Applications/

  • #007
    Yulia - 1 abril 2018 - 19:45

    Aunque parece que han decidido ponerse las pilas, no entiendo cómo la bestia mastodóntica de Microsoft ha podido acomodarse en su monopolio, pasando por completo de la experiencia de usuario y de lo que hoy en día casi parece más importante: emocionar. Veremos si son todavía capaces de sorprendernos.

  • #008
    Carlos Quintero - 1 abril 2018 - 21:15

    Lo primero, una puntualización histórica: en la era Ballmer ya existía un Office para Mac (yo usé la versión 2011) y el equipo de Office para iPad reveló en un chat en Reddit hace 3 años que la decisión de lanzar Office para iPad fue de Ballmer, antes de que Satya fuera el CEO. Pero ciertamente Ballmer no creía en la multiplataforma, ni en el open source ni nada de eso.

    La estrategia de Satya estos años ha sido “mobile-first, cloud-first” y la han llevado a rajatabla. Nada de Windows-first. Su nube empezó llamándose Windows Azure (todavía hay un vestigio, el portal antiguo: https://manage.windowsazure.com) y se renombró a Microsoft Azure en 2014.

    Para los que somos desarrolladores en plataforma Microsoft, el giro ha sido de 180º: a día de hoy Microsoft está encantado de que uses el hardware, sistema operativo, lenguajes de programación e IDEs de desarrollo que quieras para conectarte a sus servicios Azure, y proporciona todas las facilidades del mundo para ello. Incluso cosas impensables como SQL Server para Linux.

    Y no solo eso, sino sino que sus nuevos compiladores (C#, VB.NET), a.k.a. Roslyn, su nuevo .NET Core Framework, su nuevo IDE Visual Studio Code, etc. son multi-plataforma y open source, el código está en Github, y el nivel de transparencia que tienen es asombroso. Tenían un problema con el precio de sus IDEs (para competir con la gratuidad de Eclipse/Java) pero lo solucionaron hace 3 años: el IDE clásico tiene una versión Community gratuita (salvo para grandes empresas) que tiene la misma funcionalidad que la Professional (de pago) y el nuevo IDE es gratuito en cualquier circunstancia. De su transformación a Agile y DevOps ya he hablado en comentarios pasados.

    Los usuarios también hemos salido ganando: el sistema operativo nunca debió ser tan importante como lo fue Windows (lo importante son las apps y los datos), y ahora podemos usar el dispositivo que queramos con su sistema operativo asociado sin que tengamos que preocuparnos mucho por la disponibilidad de las apps. En mi caso personal, uso Surface Pro/Windows en el trabajo, Apple/macOS en casa (con Windows virtualizado para desarrollar), tableta iPad y móvil Android. Y este conglomerado me está ayudando a huir de apps específicas (Apple) a apps multiplataforma para tener todos mis datos consultables y editables desde cualquiera de ellas o desde un navegador, como parte de mi viaje de transformación digital.

    Suele decir Scott Hanselman (el Principal Program Manager de los temas de desarrollo de Microsoft) que nunca ha habido una época mejor para ser desarrollador. Pero yo creo que nunca ha habido una época mejor para ser usuario de informática.

    • Krigan - 1 abril 2018 - 22:20

      Lo del Office para Mac viene de antiguo, el Mac era una excepción a la regla de “el Office es solo para Windows”, y también en el Mac MS estuvo jugando al Monopoly con el Office.

      En el famoso acuerdo de 1997 (con Steve Jobs saliendo al estrado a alabar a un Bill Gates que estaba detrás en una pantalla gigante) MS se comprometió a soportar el Office en el Mac durante 5 años… a cambio de que Apple incluyera el IE en el Mac.

      En aquel momento la prioridad de Gates era que el IE desplazase a Netscape (seguía siendo el navegador más usado), no le preocupaba una Apple que por aquel entonces estaba contra las cuerdas.

      No conozco los detalles del Office para iPad, pero Ballmer anunció en agosto del 2013 que se retiraría en 12 meses (le echaron a patadas, y tan deprisa que ni siquiera tenían preparado un sustituto). Es posible que esa decisión se tomase en el interregno, cuando Ballmer estaba “en funciones”.

      Desde luego, el cambio en MS ha sido brutal, no parece la misma empresa.

      • Carlos Quintero - 1 abril 2018 - 22:44

        La idea original de Ballmer fue retrasar la salida de Office para iPad para sacar primero Office para Windows 8 táctil. El Windows-first que llevaba en el ADN. Ciertamente alguien le convenció de que los tiempos estaban cambiando.

  • #011
    Gorki - 2 abril 2018 - 00:36

    ¿Alguien utiliza algún producto de Microsoft cuya primera versión no lleve 8 años e el mercado? – ¿Podemos llamar a Microsoft una empresa innovadora?

    • Jose Fernández Tamame - 2 abril 2018 - 17:16

      La primera versión del vaso lleva siglos. No todos `pueden decir que su innovación sea complicada de mejorar. .

    • Miguel Durán - 3 abril 2018 - 07:40

      Code, su editor.de codigo fuente multipñatafirma y gratuito. Una de las causas de que comprara una licencia de Editplus era qie.ningun editor o IDE de nadie me satisfacia al 100% y los de Microsoft en eso estaban mas abajo de la suela.del zapato.
      Hoy sigo usandolo, pero Code cafa vez lo uso mas, principalmente en Linux (como ya han dicho algo impensable con los anteriores mandamases)
      He probado una Surface pero no acabo de ver su utilidad en el.entorno en que me muevo. Y por cierto comparte problema con mi portatil ultrabook: solo un tecnico puede cambiarte la bateria, lo que limita su ciclo de vida.
      Aparte de que productos que llevan muchos años en el.mercado se parecen como un huevo a una castaña a sus antecesores. En mi primer curro de informatico la opinion unanime.era que el C de Microsoft solo valia para formatear su disquete comparado con cualquier otro… Y ahi tienes a su descediente… Hasta productos qie siempre han sido alabados, como yevlados, ratones o mandos de juego, presentan innovaciones. Y las necesidades del consumidor cambian. Los tipivos joysticks de palo (un sitio donde MS siempre fue lider) han sido sustituidos por los gamepads, y mi favorito (el.de la Xbox 360) es como un Testarrosa al lado del 600 de su primer gamepad….

  • #014
    Javier - 2 abril 2018 - 00:44

    Hay una errata en el artículo, Microsoft podría alcanzar el trillón de dólares este año según Morgan Stanley, no mil millones como dice el texto (esa capitalización la superó hace muchos años).

    • Enrique Dans - 2 abril 2018 - 13:14

      Gracias, Javier, por supuesto que estaba mal. Corregido!

  • #016
    jose luis portela - 2 abril 2018 - 00:56

    Yo tengo una surface pro desde hace 3 años y sin duda es de los ordenadores mas revolucionarios que han existido. Ahora acaban de sacar el ordenador portátil Book 2 y de nuevo hacen un producto que no hay nada parecido. Ya he hecho la reserva y me lo entregan en Abril.

    No tengo ni a favor ni encontra de esta compañía, pero hoy en día en portátiles están a la cabeza.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados