Efectivamente, abierto es mejor que cerrado

Open better than closedDado el tiempo que llevo escribiendo sobre innovación y tecnología, me resulta muy llamativo contrastar cómo ha evolucionado la percepción de los modelos de negocio en el tiempo, en particular en lo referente al nivel de apertura. Lo que hace una década resultaba casi anatema afirmar en el mundo de los negocios, que abierto es siempre mejor que cerrado, hoy parece casi una obviedad, una verdad prácticamente absoluta.

Un buen artículo en Venture Beat, It’s actually open source software that’s eating the world, demuestra con números la impresionante evolución de la popularidad y el interés en torno al software de código abierto a lo largo de la última década, y concluye prácticamente que la discusión ha terminado, que los modelos abiertos son ya intrínsecamente superiores a los modelos propietarios.

En realidad, hablamos de una evolución que posee una explicación relativamente sencilla: el desarrollo y popularización de internet, que ha posibilitado un mundo intensamente interconectado, una reducción brutal en los costes de transacción y coordinación. Antes de internet, la mayor parte de las tareas tenían más sentido cuando se llevaban a cabo dentro de una estructura corporativa diseñada para mejorar la coordinación. A medida que los costes de coordinación disminuyen, más interesante y ventajoso resulta coordinar recursos situados fuera de la compañía, y más posibilidades existen de alinear esos recursos en torno a un proyecto común.

Así, vemos cómo empresas que tradicionalmente han defendido el modelo cerrado y propietario, como Microsoft, llevan a cabo el relevo de su cúpula directiva para promocionar a personas capaces de entender esa evolución, y tratan de promover una cultura más colaborativa que privilegia el desarrollo de software en código abierto, que en tiempos de Steve Ballmer era definido como “un cáncer“. Microsoft convirtió su entorno de programación .NET en código abierto el pasado noviembre, su Distributed Machine Learning toolkit en ese mismo mes, acaba de anunciar que hará lo mismo con el motor JavaScript utilizado en sus navegadores y en otros muchos productos, y todo indica que hablamos tan solo del inicio de una tendencia. Apple, empresa cuyos productos descansan en gran medida sobre código abierto, libera el código fuente del compilador Swift, lo que supone una importante victoria para la comunidad open source y dota de mucho más atractivo al lenguaje de programación. Para Google, la cuestión es tan sencilla y clara como que la filosofía de “default to open” forma parte de sus principios fundamentales de innovación: reinventar la rueda no tiene sentido, y siempre hay más talento fuera de la compañía que dentro de ella. Para Facebook, la cuestión es igualmente clara y fácil de entender. Otra empresa considerada entre las más innovadoras del mundo, Tesla, también lo tiene claro: para competir mejor, abre sus patentes.

Pero la cuestión es trasladar esta filosofía más allá de la programación. Robin Chase, cofundadora y CEO de Zipcar, afirma en un artículo reciente en Forbes que la era del capitalismo industrial ha terminado, y que gracias a internet, se genera un valor diferencialmente más elevado cuando se comparten activos. En cuatro años, puedes convertir una compañía sin activos inmobiliarios en la cadena de hoteles más grande y valiosa del mundo, o construir sin necesidad de poseer vehículos o construir infraestructuras uno de los mayores competidores del mundo en el transporte de personas.

¿Qué implicaciones tiene – o debería tener – esto en el mundo corporativo? La constatación de que hay que repensarlo todo para tratar de extraer ventajas de estos menores costes de transacción y coordinación, apalancar todas las actividades de la compañía en las posibilidades de apertura que sean susceptibles de generar valor. Algo que debe comenzar dando paso a una generación nueva de directivos  – no necesariamente en función de edad, pero si de apertura de miras – capaces de entender estos modelos. Como ha ocurrido siempre, las compañías que mejor funcionen terminarán siendo las que mejor se adapten al entorno, y una característica fundamental de ese entorno es precisamente esa, la disminución de los costes de coordinación y transacción.

Tiempo de cambios.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Open is better than closed

 

8 comentarios

  • #001
    Gorki - 12 diciembre 2015 - 18:26

    En este sentido, me sorprendió el paso dado por IBN con el LinuxONE, un sistema de servidores sobre Linux, escalable hasta conseguir 8.000 maquinas virtuales, que utilizará software abierto como Apache Spark, Maria, Posture y Chef.
    http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2015/08/659-643282-9-ibm-lanza-linuxone-sistema-de-servidores-exclusivo-para-linux.shtml

    Siendo profesionalmente hijo de IBM, este paso, absolutamente opuesto a su política tradicional, se ha tenido que dar, por haber llegado a la conclusión de que el Software Libre, no solo es mejor que el cerrado, sino ademas, que si te enclaustras en el software cerrado, no puedes competir.

    • Raul SB - 12 diciembre 2015 - 19:34

      No estoy del todo de acuerdo en que sea un problema de que sea cerrado o abierto, sino de pérdida de foco.

      Me explico, las empresas que basan su modelo en ecosistemas cerrados e invierten más recursos en que siga siendo cerrado en vez de en generar valor añadido sin duda tienen un problema de subsistencia, pero si les ofrecen algo a sus clientes por lo que merezca la pena pagar, no veo que tiene de malo que sea cerrado.

      • Gorki - 12 diciembre 2015 - 19:50

        Yo tampoco lo veo, siempre que sea competitivo lo que vendes cerrado. Pero creo, que IBM opina que eso no es posible, o al meno es muy difícil, y que se encontrarán cosas abiertas, (no necesariamente gratuitas), que superan a lo que tu y tus medios pueden conseguir. Por lo que se pasan, (supongo que muy a su pesar), a Linux, en vez de seguir mejorando sus sistemas operativos propietarios.

        • Garepubaro - 12 diciembre 2015 - 23:11

          “…que superan a lo que tu y tus medios pueden conseguir…” na, que las IBM, Microsoft y demas colosas estan perdias con la presion popular, con el gentio del Open Source, viva viva viva …. el asalto popular da al traste con tanta empresa cada vez mas innecesaria, cada vez necesitaremos menos empresas, menos mal

          • Gorki - 13 diciembre 2015 - 10:08

            Lo que necesitaremos cada vez menos, son las patentes, no las empresas, ¿o es que IBM deja de ser empresa por vender Linux?

            No espero que lo entiendas porque para ejemplo de cerrada, tu mollera

  • #006
    Reparacio.Cat - 13 diciembre 2015 - 09:44

    Parece raro que no se hayan dado cuenta antes, o que hasta el momento las grandes empresas que cobran por su software cerrado ya le vean los cuernos al toro. Sin ser código abierto el msdos y las primeras versiones de Windows corrían de mano en mano como caramelos, eso parecía extraño pero supuso una expansión total de Microsoft en todos los ámbitos. La mayoría de servidores de internet corren con linux, no con unix. Y las empresas de informática se han adaptado vendiendo el servicio de la gestión de ese software sin haber creado ni una sola línea de código. Generalizando el último intento de cobro por programas es utilizando el Saas, aunque está por ver la rentabilidad que pueda suponer, a nivel empresarial correcto, aunque el usuario final hogareño encuentra “chocante” que se le cobre por una cosa la cual ya ha “pagado”. El modelo está claro que es open, y en ese caso se distribuye la ganancia entre la empresa creadora inicial del software y las cientos de empresas que dan soporte sobre el mismo.

  • #007
    jose luis portela - 13 diciembre 2015 - 10:28

    Ya se podrían aplicar los partidos políticos esta filosofía…

  • #008
    Alberto Ramba - 17 diciembre 2015 - 14:26

    Me sorprenden este tipo de entradas y más viniendo de una persona considerada un gurú en estos asuntos. Creo que tener una visión más científica y menos emocional sobre estos aspectos ayudaría un poco. Aceptamos sin más el rumrum de que las empresas como Facebook, Google e incluso Microsoft abrazan el open source y bla, bla, bla…. Creo que nos quedamos en la anécdota, en una verdad a medias, en el titular. Con el titulo de este post no me queda claro a que se refiere, ¿modelo de negocio abierto mejor que cerrado? ¿usar herramientas abiertas para crear producto cerrado? ¿las dos? Hay muy pocas empresas que con un modelo de negocio basado en el open source, hayan conseguido un éxito significativo económicamente hablando y comparando con las grandes. Siempre se pone el ejemplo de RedHat, pero nunca ha surgido otra Red Hat, además en términos comparativos con empresas como Microsoft, Oracle, Amazon o VMware, en ventas y beneficios es una compañía realmente minúscula. La cuestión de que las empresas que basan su modelo de negocio en desarrollar software abierto para disponer ingresos vía suscripciones, soporte, etc. está muy bien a priori pero normalmente no genera suficientes ingresos y siempre corres el riesgo de que una grande se apoye en tus desarrollos para potenciar su producto/servicio y tu te quedes con las migas. Ya hay muchos precedentes de grandes compañías que se apalancan en desarrollos open source y explotan la principal debilidad de las empresas o individuos que las desarrollan, como la falta de recursos, de canal, marketing, distribución, etc. Un ejemplo claro lo hemos visto en nuestro propio país. Una compañía como BQ se pone a vender kits de impresión 3D a un precio realmente salvaje. El desarrollador de la impresora, Josef Prusa, vivirá de la venta de sus Kits de impresora a muy duras penas, pero BQ dispone de la potencia de una empresa grande y los fondos para marketing, canal y distribución muy consolidada. Así aprovechan esta capacidad para lanzar productos donde su inversión en innovación y desarrollo a sido casi cero. Con lo cual se llevan la gloria, el dinero y la etiqueta de empresa que apuesta por el conocimiento libre, etc. Pero la realidad es que el modelo de negocio del verdadero creador, es catastrófico y cuando entra un BQ de turno en el mercado, aún lo es más. Por supuesto que Facebook, google, Amazon usan software abierto y hacen gala de ello. De hecho serían compañías que si no fuera así, seguramente no existirían. Pero para las grandes compañías los titulares como la de este post son el santo grial. Desarrollar y compartir malditos, no hay nada como la libertad y la colaboración para que yo siga manteniendo sobre todo lo que construimos “juntos”, un monopolio como nunca visto antes, el gran juego del montón tan bien descrito por Taleb en su obra maestra El cisne negro. Pero no nos engañemos más, éstas compañías, usan software libre de forma estructural, lo importante, el resultado de ese software, es cerrado a cal y canto. Lo que se monta sobre la estructura, y es lo que se ofrece al usuario, es tan cerrado como el Windows de Microsoft. ¿Adwords es open source? ¿los algoritmos de búsqueda de Google son Open source? ¿El código de transacciones de Amazon o el sistema de compra a 1 click son open source? ¿que apple convierta sus herramientas de desarrollo en open source significa que sus productos lo son? Con lo cual señor Dans, que lo abierto es mejor que lo cerrado me temo que no tiene una respuesta tan contundente.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados