Facebook: de la ingenuidad a la estupidez

IMAGE: Gilc - 123RFMuchos me habéis pedido mi opinión sobre el último gran escándalo que ha afectado a Facebook, con caída de los mercados, responsabilidades judiciales y portada de The Economist incluidas, así que aquí va. Y es que la cosa suena a auténtica trama de película de espionaje: un investigador de la Universidad de Cambridge que trabaja en temas relacionados con la manipulación social y psicológica de votantes, con algunos vínculos difusos con la Universidad de San Petersburgo, que es localizado por un millonario ultraconservador que financia a una oscura compañía que, con engaños y métodos como mínimo éticamente reprobables, se convierte en un arma fundamental para nada menos que llevar a la Casa Blanca a un candidato tan poco probable y disfuncional como Donald Trump.

¿Perdón? ¿De qué hablamos? ¿Se trata acaso de algún tipo de ataque sofisticadísimo, de una filtración de datos sin precedentes o de la explotación de alguna vulnerabilidad desconocida que permitió a esa compañía robar los datos personales y trazar complejos perfiles psicológicos de cincuenta millones de norteamericanos, con entre tres mil y cinco mil datos sobre cada uno de ellos? (sí, existen tantos datos sobre ti… y puedes comprobarlo bajándote e inspeccionando lo que Facebook ha recolectado en el tiempo que llevas usándolo) Pues no, me temo que no. Hablamos de algo completamente normal, que lleva pudiéndose hacer en Facebook sin demasiados problemas ni limitaciones desde prácticamente los inicios de su actividad publicitaria. Utilizar un aparentemente trivial quiz, de esos pasatiempos que millones de ignorantes contestan todos los días en la red social para supuestamente saber algo más de sí mismos y compartirlos con sus amigos, para conseguir acceso a tantos perfiles como amigos tienen esos incautos. En realidad, lleva haciéndose desde la época de las aplicaciones de juegos, desde los FarmVille, los MafiaWars o los PetSociety, si no antes. Algo que Facebook, por mucho que ahora pretenda redefinirlo como “platform abuse”, ha permitido de manera perfectamente consciente, como parte de una estrategia destinada a convertirse en el mejor francotirador del mundo, en el más acertado, en el que más sabe de sus usuarios. El problema no está en que Cambridge Analytica, Robert Mercer o Alexander Nix sean perversos genios del mal, sino en que la mismísima API de Facebook permite a terceras partes no solo acceder a tus datos con el simple permiso que otorgas para hacer un estúpido quiz, sino que, además, permite el acceso a los perfiles de todos tus amigos. Con simplemente 270,000 personas que rellenaron el quiz, muchos de ellos trabajadores pagados del Mechanical Turk de Amazon que ofrecieron acceso a sus perfiles personales incumpliendo las condiciones del servicio, la compañía obtuvo acceso, suponiendo una media muy conservadora de 185 amigos por usuario, a los perfiles de casi cincuenta millones de usuarios. Genial.

No, el problema no está en crear una plataforma gratuita para que los usuarios compartan información y detalles sobre su vida con sus amigos y conocidos. Esa función, si no la hubiese desarrollado Facebook, habría que inventarla: creo sinceramente que el mundo es mejor cuando puedo ver las fotos y vídeos que mis amigos ha subido de sus vacaciones en un par de clics, cuando mi madre es capaz de saber en qué ciudad del mundo estoy ese día y hasta qué o dónde he comido sin moverse de su casa en La Coruña, o cuando puedo no perder el contacto con aquel ex-compañero de Jesuitas al que apreciaba y del que, de otra manera, me costaría saber por dónde anda. El problema tampoco está en financiar esa actividad con la publicidad, particularmente si esa publicidad no resulta especialmente molesta, no canta, no se mueve y no recurre a tácticas estúpidas e insostenibles para llamar mi atención. El problema surge cuando la compañía que hace esto permite, sin aparente supervisión, que una serie de terceros cada vez más sofisticados perviertan el uso de su plataforma, obtengan datos de millones de personas, y la conviertan en una herramienta de manipulación para cualquier fin.

El problema surge cuando eres consciente de esos usos, pero aún así, no excluyes a quienes lo llevan a cabo hasta el día en que un fenomenal trabajo periodístico de The Guardian, The New York Times y Channel 4 consigue sacarlo a la luz. Facebook sabía perfectamente lo que Cambridge Analytica estaba haciendo desde hace más de tres años (posiblemente con la excepción del uso de datos académicos para fines lucrativos), pero se dedicó conscientemente a restarle importancia y a no hacer nada con el fin de no perjudicar su negocio publicitario, o incluso a amenazar a las publicaciones con llevarlas ante los tribunales. Tanto los procedimientos que supuestamente obligaban a Aleksandr Kogan o a Cambridge Analytica a destruir los datos obtenidos de manera abusiva y la interrupción de su acceso a la plataforma fallaron completamente, y no solo fallaron: se convirtieron en una patética prueba de la ingenuidad de toda una compañía y de sus responsables. 

No, investigar con datos generados por la actividad de los usuarios en Facebook no es malo. Nos permite aprender sobre nuestra sociedad y desarrollar todo tipo de herramientas interesantes, que nos lleven a conclusiones de todo tipo y nos permitan desde prevenir el suicidio hasta definir mejor el acoso o el abuso, o entender las formas en las que la información es difundida a través de la red. La solución al problema de Facebook no es ahora interrumpir todo acceso masivo a sus datos, sino más bien lo contrario: dar más acceso a los investigadores, pero con mejores controles y transparencia total sobre su actividad. El acceso a los datos de Facebook no es ni puede ser bajo ningún concepto una barra libre para el que paga, y aquí, claramente, lo han sido. Facebook no ha vendido los datos de nadie, pero ha dado acceso a un tercero con evidentes malas intenciones a una serie de perfiles con una información detalladísima sobre sus vidas, sus preferencias, sus actitudes…

El problema de verdad surge cuando la ingenuidad se convierte en estupidez, cuando no eres capaz de entender que esos accesos a datos de tu plataforma no son para un uso académico, sino con un propósito completamente diferente. Que de alguna manera, el hecho de que cualquier amigo nuestro haga un inocente quiz en Facebook conlleve que terminemos siendo objeto de publicidad electoral y de noticias falsas para intentar cambiar el sentido de nuestro voto, basadas en datos completamente privados sobre aquello que nos gusta o nuestras reacciones a todo tipo de cosas, es un salto conceptual impresentable, inconcebible y, sobre todo, gravísimo. Es una irresponsabilidad y una falta de transparencia de tal magnitud con el usuario, que merece sanciones sustantivas y que posiblemente justifique el que deba ser objeto de regulación. Si por el hecho de tener un amigo al que le gusta hacer quizzes estúpidos puedo terminar así porque Facebook no solo lo permite, sino que no hace nada para evitarlo, te digo yo lo tranquilo que me voy a sentir compartiendo cualquier cosa, incluso la más trivial, en Facebook. Cuando unilateralmente se rompe la confianza, mantener esa confianza desde el otro lado puede llegar a resultar temerario o incluso estúpido, y eso afecta tanto a Facebook con compañías como Cambridge Analytica y las que puedan venir detrás, como a Facebook con sus usuarios. La ingenuidad tiene límites para todos. 

Lo que Facebook ha cometido es una culpa in vigilandoal no haber vigilado de forma adecuada, otra persona o compañía ha producido un daño, daño cuya responsabilidad civil debe asumir aquel que faltó claramente a su deber de vigilancia. Si algo permite entender la cándida entrevista de Mark Zuckerberg con CNN y la entrada que ha escrito en su página es que su conclusión es tristemente correcta: hubo una ruptura de la confianza entre Aleksander Kogan con Facebook cuando proporcionó los datos a Cambridge Analytica, pero hubo otra ruptura, posiblemente mucho más grave, de la confianza entre Facebook y sus usuarios. La primera, como ya he dicho, puede haber estado en algún punto entre la ingenuidad y la estupidez. Pero la segunda, si no se hacen enormes y visibles esfuerzos para corregirla desde lo más básico, podría llegar a significar el fin de la compañía. Y no habrá sido por falta de avisos. 

 

ACTUALIZACIÓN (18/04/2018): Carlos Bueno me cita en su artículo de El Economista titulado “Facebook pierde 48.000 millones en bolsa en apenas un mes” (pdf)

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Facebook: from naivety to stupidity” 

 

58 comentarios

  • #001
    Luis Hernández - 23 marzo 2018 - 14:17

    ¡Muchas gracias por el artículo Enrique!.
    De todo este asunto, a mi lo que más me inquieta son las conclusiones que pueden llegar a sacarse de una muestra tan enorme. 50 millones de personas, con tal cantidad de datos disponibles de cada una de ellas, es una muestra enorme. No ya para diseñar información específica individualizada, sino para comprender como funciona la sociedad en su conjunto.
    Ni neuromarketing, ni nada. Este conocimiento sería la verdadera piedra filosofal del marketing, de la política, o de cualquier otro aspecto de nuestra conducta.
    De ahí que, tontos o listos, necesitemos algún tipo de protección contra las noticias falsas e intentos de manipulación del tipo que sea. Lo que no tengo muy claro es que esto sea realmente posible.

  • #002
    Angel "El Bueno" - 23 marzo 2018 - 14:46

    Enrique,

    Llamar candidato disfuncional a Trump me parece tan sublime como incomparable….

    Cada dia aprendo de ti. (A insultar tambien…. ;)

  • #003
    Jesus Raro - 23 marzo 2018 - 14:53

    Por fín….¡¡,
    Cuando escribes que “posiblemente justifica que deba ser objeto de regulación…”.
    Hemos hablado de la “educación digital”, de adicciones…, y por fín estamos hablando de regulaciones, límites…, es evidente que nos facilita muchas cosas, y que es imprescindible educar digitalmente, pero para todo eso, es necesario poner lo que siempre se ha negado para la red, las famosas “puertas” o límites para que quien cruce una puerta, una “valla”, sepa que se expone a algún tipo de sanción, multa…. sea usuario, portal….
    Sigo teniendo facebook, pero mis conexiones pueden ser 5 minutos cada…. muchos días, limitándome a observar, (no cuelgo prácticamente nada, aunque manden esos mensajes en los que dicen que hace tiempo que tal y tal…., que si tengo” nosecuantas” notificaciones o que me estoy perdiendo cosas…)y lo que hay, es como un patio de vecinos, sin ningún reparo en expresar sentimientos íntimos, vergüenzas propias o ajenas, exhibicionismos, soledades, concursos de “Me gusta”….
    No estaría mal, hacer de vez en cuando esas cosas llamadas boicots, o toques de atención para que la inmensa mayoría, podamos dar algún tipo de patada a tanta prepotencia….
    Un par de dias sin Facebook, y no pasa nada…..

    • Enrique Dans - 23 marzo 2018 - 17:30

      Con el paso del tiempo, prácticamente todo termina siendo regulado, Jesús. Es una verdad inequívoca en todo aquello que tenga consecuencias que vayan más allá de la persona. La sociedad se regula con normas, aunque su nivel dependa de muchos factores: a veces, es suficiente con un protocolo, con una norma no escrita o con la costumbre. Otras veces se convierten en leyes, en reglamentos, y hasta se sanciona su incumplimiento. En el caso de la innovación, es importantísimo no regular demasiado pronto, o te arriesgas a matarla, y no “inventar” nueva regulación y crear leyes inflacionarias o de imposible cumplimiento, porque es muy posible que con la que ya había, ya fuese suficiente simplemente aplicándolas al nuevo entorno. En el caso de Facebook, o de los medios sociales en general, nadie sabe cómo pueden regularse, y no va a ser sencillo, pero el hecho de que estén tomando una importancia cada vez más brutal, hasta el punto de jugar un papel en la elección del cargo más importante del mundo (y de paso, condenar al mundo a un retroceso y a unos riesgos brutales!) podría recomendar que empezásemos a pensar en el tema…

      • Jesús Raro - 23 marzo 2018 - 19:14

        Seguro que no va a ser sencillo.
        Tienes razón cuando hablas de los peligros por legislar demasiado pronto, pero en algunos casos también puede que vaya siendo demasiado tarde…
        A estas alturas, creo que nadie puede poner en duda, que controlar el nivel de alcohol mientras se conduce, no es prohibir. Es evitar….

        Quizás uno de los problemas, es que cuando se habla de regulación en la red, algunos lo vinculan directamente con “prohibición”, cuando lo correcto debería ser relaccionarlo con “protección”.

      • chema - 26 marzo 2018 - 17:04

        La regulación existe en Europa y es lo que todos conocemos como “protección de datos personales” es en ese ámbito donde se ha incumplido, se han cedido unos datos sin derecho a cederlos y se han tratado sin permiso para tratarlos .

        Como mucho podríamos añadir que se usado o abusado de un defecto de un software para un acceso no autorizado a unos datos. Pero la mayor parte del problema queda dentro del ámbito del tratamiento de datos personales.

  • #007
    Pedro Torres Asdrubal - 23 marzo 2018 - 15:33

    ¿”Manipulación social y psicológica”, “arma fundamental”, “una herramienta de manipulación”?

    ¿A ti quien te manipula Enrique? ¿Los anuncios? Las diferencias son un discurso de aristócratas.

    ¿Exculpamos a Logan Paul por jugar con los límites de lo aceptable pero condenamos a FB?

    Decía Napoleón que tan tranquilas son las personas honradas y tan activas las pícaras, que a menudo es necesario servirse de las segundas.

    Igualmente, los estados tienen pendiente legislar la publicidad política en redes sociales.

  • #008
    Krigan - 23 marzo 2018 - 16:18

    En realidad Facebook fue siempre así, nunca respetó la privacidad de sus usuarios. Configuración por defecto muy poco privada, cambios en esa configuración por defecto para que sea menos privada y que te los aplicaban automáticamente, tenerte etiquetado en fotos incluso si lo desactivabas porque permanecías etiquetado en las fotos de otros, etc, etc.

    Y ahora esto, que tampoco es algo nuevo, la única novedad es que alguien lo aprovechó a lo grande y saltó el escándalo. Esto no es un accidente, es la consecuencia lógica e inevitable de la política de erosión de la privacidad que siempre ha seguido Facebook.

  • #009
    JJ - 23 marzo 2018 - 16:47

    Me ha gustado el artículo aunque llegue un poco tarde.

    No es que esté de acuerdo con todo, pero encuentro que dice cosas importantes.

    Sobre la ingenuidad o estupidez de Facebook la verdad es que no me la creo. O, mejor dicho, no creo en la ingenuidad de Facebook pero quizás sí en la estupidez…

    Es la confianza, estúpido

    Pienso que Mark Zuckerberg acertó yendo a la CNN (y no a la FOX, donde suele ir Peter Thiel). La CNN junto al New York Times abanderan las críticas contra Trump. Pero Mark quizás se equivocó al no asumir sus culpas y responsabilidades y al intentar culpar a Aleksandr Kogan de lo ocurrido. Kogan solo es un empleado, en el fondo, un mandado de Robert Mercer, al que Zuckerberg no mencionó.

    Lo que dijo Aleksandr Kogan

    Y es que Robert Mercer es el dueño de la madre del cordero; Cambridge Analytica, además de ser también el dueño de Breitbart News. Mercer, experto en high frequency trading y Big Data, está vinculado a Peter Thiel, que controla Palantir.

    Robert Mercer tiene una hija, que vive (no sé si ahora se habrá mudado) en la Torre Trump. Se llama Rebekah, y dicen que es su mano derecha.

    Rebekah está directamente vinculada a Peter Thiel y han trabajado juntos en el equipo de transición de Donald Trump.

    Rebekah Mercer y Peter Thiel

    Peter Thiel, un hombre brillante y polémico, es una de las personas que mas ha influido en el éxito de Facebook como accionista y consejero.

    Mi impresión es que Mark Zuckerberg quizás le admira, y que no quiere desvincularse de Thiel cuando es este hombre el que puede comprometer a Facebook en este escándalo en la medida que se siga investigando.

    Quiero decir, que no me extrañaría del todo que aquí, el “ingenuo”, con todas las comillas, sea Zuckerberg.

    Tengo que reconocer que nunca me gustó mucho Facebook. Pero que Mark Zuckerberg, con sus camisetas y sudaderas, con sus líos con sus ex compañeros en Facebook, desde los gemelos Winklevoss hasta Saverin y Sean Parker, siempre me cayó bien.

    Supongo que es un hombre, muy joven, super ambicioso e incluso codicioso, pero también me gusta su mujer médico, madre de sus dos hijos pequeños y con la que se casó después de un largo noviazgo.

    Me gusta Zuckerberg porque siendo joven y megarico no parece estar motivado, como por ejemplo, su ex socio Saverin, por los Bentley y por cenar cada noche con una chica diferente. Zuckerberg no es así, una rara avis hoy en día, y eso también hay que valorarlo.

    Hay un concepto que se repite una y otra vez: en Internet si el producto es gratis es porque el producto eres tú. Hay que dejar de repetir como loros semejante estupidez. Desde hace muchos años convivimos con la radio y con la televisión, que se han financiado mayormente con publicidad sin necesidad de robarnos nuestros datos. Este es el camino, creo, que debe tomar Internet, la financiación con publicidad respetuosa con los datos personales de los usuarios. Los datos no se deben robar ni por la fuerza ni con argucias. Ya está bien. Se ha llegado al límite, y hasta las elecciones en la primera potencia del mundo se han visto condicionadas por el robo de datos personales. Habria que acabar con este juego peligroso.

    Zuckerberg está a tiempo de desvincularse de Mercer-Thiel. Quizás no lo haga y este esperando que Facebook rebote en la bolsa, algo que puede ocurrir. Pero Facebook está tocada, y no se puede estar con Dios y con el diablo. Tarde o temprano quizas tendrá que decidir si es demócrata o republicana.

    Tal vez, necesitemos por lo menos dos redes sociales, de tendencias opuestas, para encontrar un equilibrio. Podría ser el futuro.

    • MANUEL - 24 marzo 2018 - 13:57

      ¿Zuckerberg ingenuo? Entiendo que es tu nota de humor. Echarle la culpa a Kogan demuestra cualquier cosa menos ingenuidad. Salvo que alguien demuestre alguna relación de Kogan con Putin, que ya no me atrevería a descartar.

      • JJ - 24 marzo 2018 - 16:50

        Esta entrada lleva por título “Facebook: de la ingenuidad a la estupidez”.

        De acuerdo en que Mark Zuckerberg no es ningún tonto. Es un hombre muy inteligente, además de perseverante y muy ambicioso, pero no creo que sea retorcido ni polémico como otras personas con las que puede estar muy vinculado.

        Las hombres tan ricos como él suelen tener un problema; están rodeados de aduladores. Y también de otras personas muy inteligentes y que ambicionan dinero o poder.

        Lo que tú dices es verdad, la gente difícilmente creerá que un empleado como Kogan es el culpable de lo ocurrido. Y tampoco creerán que Zuckerberg es ingenuo o estúpido y que no sabía lo que estaba ocurriendo. Por eso digo “ingenuo”, con todas las comillas del mundo. Pero no lo digo con ironía. En ese sentido, coincido con Enrique Dans .

  • #012
    marcelo - 23 marzo 2018 - 17:13

    La multa por este entuerto presuntamente es de 40.000 pavos por barba, lo que elevaría el monto final de la sanción a la bonita y descabelladamente inasumible cantidad 2 billones de dólares (billones de verdad, no los de los americanos). Tendría su gracia ver a la gran FB arruinada de esta manera por sus impresentables trapicheos… a ver si algún juez de atreve.

  • #013
    Gorki - 23 marzo 2018 - 19:57

    Sinceramente no lo entiendo y es mas me parece un tanto hipócrita que nos escadalicemos.

    ¿Es que no sabíamos que Facebook vende nuestros datos?
    ¿Es que no sabemos que es pública nuestra lista de seguidos?
    ¿Es que no hemos visto nunca la página de un amigo de un amigo?

    Pues si todo esto es sabido y lo aceptamos ¿Nos extraña que alguien recorra las ramas de personas, que sabiendo bien lo que hacían o no, han dado permiso para hacerlo?

    Vamos a ver esas personas tiene como media 185 amigos, pero esos amigos han dado el consentimiento para que esas personas los sigan CON TODAS LAS CONSECUENCIAS,

    Ahora pasa las siguientes cosas:

    1ª.- Que descubrimos que en Facebook no hay intimidad – MENUDO DESCUBRIMIENTO

    2º Que Facebook vende nuestros datos – ¿ALGUNO LO IGNORABA?

    3º) Que a partir de esos datos una empresa de estudios de mercado ha definido quien son de derechas y entre ellos quienes son “influencers” – Pues señores, como saben quienes v beben vino y cuantos de ellos son Influencers, ni mas ni menos, por ewso mandan a algunos a probar nuevos vinos y a otros no.

    4º) Que un partido político ha utilizado esa información para tratar de desequilibrar la balanza hacia su lado, Que partido político no ha utilizado los estudios de mercado, para tratar de llevar a su cotarro a los jubilados, a las analfabetos, a los católicos, a los celíacos, a las feministas, a las personas de movilidad reducida, a los gays, a los docetes, ….

    Lo único que se demuestra, es que TRUMP gastó el dinero de la publicidad electoral muchísimo mejor que la inútil de CLINTON,l que monto una elecciones basadas en el aparato del partido, como si aun estuviéramos en pleno siglo XX y que como consecuencia, TRUP, nos guste o no, convenció a muchos mas indecisos que su contraria. Que lo hiciera con estos otros medios no tiene relevancia.

    Entonces ¿Por qué se ha montado este pollo?

    Pues, porque LOS MEDIOS DE COMUNICACION tradicionales, tanto rescritos, como Tv como digitales, están furiosos contra Google, Facebook y Twitter, no porque nos engañen que no engañan a nadie, sino porque les estána quitando los anunciantes, y cuando ha habido la ocasión de meterle el cuerno a Facebook, lo han hecho a conciencia y al únisono,. colocandonos una nueva posverdad

    QUE LOS POBRECITOS USUARIOS PENSABAN QUE
    FACEBOOK DEFENDIA SUS DATOS

    Y nosotros como tontos mordiendo el anzuelo, Ya lo dijo EL ROTO:

    “NO SE BIEN SI CREER LAS NOTICIAS FALSAS,
    O LAS VERDADES OFICIALES”

    • JJ - 24 marzo 2018 - 01:45

      No comprendo, Gorki, como alguien inteligente como tú puede creerse tantas mentiras (tampoco comprendo porqué GRITAS).

      Nadie regala a las redes sociales sus datos personales. Los datos son robados mediante argucias en muchos casos. En otros, la gente se ve obligada a entregarlos para no quedarse fuera.

      FB funciona como un monopolio, y si tienes amigos allí, o familiares, o compañeros de estudios o trabajo no tienes elección, tienes que tragar o atenerte a las consecuencias quedándote solo.

      Pero ya está bien. Se ha llegado demasiado lejos. Hay que cambiar esto respetando y dando libertad para elegir al usuario.

      Y lo de la conspiración de los medios tradicionales contra FB no se lo cree nadie. El gigante, Goliat, es aquí el monopolio, la red social y no los, en comparación, pequeños medios tradicionales…

      Te dejo dos enlaces para que te entretengas. Parte, quizas, de la temible conspiración de un medio tradicional, Channel 4, contra Cambridge Analytica y Facebook…

      La corrupción de Cambridge Analytica

      Secretos de Cambridge Analytica

    • Alqvimista - 24 marzo 2018 - 12:13

      Estoy de acuerdo con lo que dices salvo porque falla la premisa: no señor Gorki, no todos los saben. Y no importa cuantas veces se lo digas o se lo quieras explicar. Eso sí, luego se escandalizan como los demás cuando descubren la verdad… para al día siguiente volver a las andadas.
      La cuestión es que tendemos a creer que todo el mundo es tan listo como nosotros y no, no lo son. Basta con leer los comentarios de los usuarios en cualquier tipo de publicación y sin importar demasiado de qué habla la noticia para darse cuenta del nivel intelectual de los mismos…
      Tiene razón Jesús Raro cuando dice: Quizás uno de los problemas, es que cuando se habla de regulación en la red, algunos lo vinculan directamente con “prohibición”, cuando lo correcto debería ser relaccionarlo con “protección”.
      A la gente no le gusta ser tonto, pero todos lo somos en algún momento o en alguna cuestión. Esto me recuerda a cuando los ultraliberales gritan ‘yo sé mejor que el gobierno qué hacer con mi dinero’, y lo hacen mientras colea el escándalo de las preferentes…
      Sí señor Gorki, todos somos tontos y más pronto que tarde necesitamos que nos protejan.

  • #016
    Gorki - 23 marzo 2018 - 20:06

    Por cierto, si alguien quiere conversar con sus amigos en una ambiente aséptico y a prueba de intrusiones, puede montarse con sus amigos una VPN y abandonar Faceboo gozando s de su TL

    e-google-lanza-herramienta-para-que-tengamos-nuestra-propia-vpn-gratis/?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

    Ya no hay motivo para criticar a Facebbok. quien quierqa plemna intimidad puede tener el mismo tipo de sertvicio pero para el y sus amigos sólamente. ahora si que nadie esta obligado a entrar en FB

    Yo creo, (claro que es solo mi opinión), que al menos las empresas deberían utilizar esto para las comunicaciones internas entre sus empleados y sucursales,

    • Jesus Raro - 23 marzo 2018 - 21:35

      Gorki, ni hipócresia, ni escandalizar.
      Si lo planteas así, también podemos ser hipócritas al reclamar penas para los políticos (por ejemplo) una vez que se demuestran sus “prácticas” delictivas, por haber depositado en ellos nuestros votos….??
      El Roto también tiene algunos muy buenos al respecto… un niño sentado en el suelo con el ordenador y dice:
      “Sospecho que me han dado este ordenador, para no mirar por la ventana…”
      Otro con un visor y auriculares diciendo:
      “¡¡Pues claro que el mundo se puede mejorar, todo es cuestión de añadir pixeles…11”
      La imagen de un hombre con dos móviles puestos como las orejeras de caballos para no ver……
      Y por último, voy a bajar al bar para ver la segunda parte de un partido, y conversar con los amigos en un ambiente un poco ruidoso, pero sin “uvepeenes” Facebook,…
      Eso sí, algo de dinero para unas cañas, muy bien tiradas por cierto…¡¡
      Saludos.

      • Gorki - 23 marzo 2018 - 22:43

        Tu postura es congruente. No quiero que FB me espíe, pues no entro, No creo que nadie te obligue a hacerlo. A mi me importa un bledo que me espíen lo que escribo como FéliX Maocho pues lo uso,

        Lo que nunca he dudado es que lo que escribo ahí no lo comercialicen cono les salga de las nerices, pues cuando entré ya me dijeron que lo iban a hacer y es mas, podía libremente haber puesto limitaciones en mi TL, pero no me he molestado en hacerlo- NO puedo quejarme si copian y venden algo para lo que YO les di permiso-

        Es como si un dia. Edans encuentra la forma de comercializar mis comentarios en su Blog, con la diferencia que además a Facebook. le di permiso expresamente y a Edans no, pero implícitamente se entiende, que si escribo en las paredes de su casa con la intención que todos lo lean, le estoy dando pie, a que haga con ello lo que quiera.
        .

        • Guillermo - 24 marzo 2018 - 16:08

          Me da la impresión de que no has entendido de qué va todo esto GORKI. No se trata de ceder los datos ni de que tú tengas algo que ocultar o no o si te ponen publi y comercializan tus comentarios o no. No es eso en absoluto. Te recomiendo busques mas información y lo leas en profundidad, hay mucha info en internet que sirve para aclarar la dimensión de todo, y poder entenderlo no sólo de oídas, porque creo no has captado para nada la complejidad del asunto. De verdad. Infórmate y creo que entenderás mejor que se discute. Desde luego no es eso que defiendes. Un saludo.

    • Krigan - 23 marzo 2018 - 22:06

      Supongo (tu enlace está mal) que te refieres a Outline, pero está orientado a periodistas. Más aún, el tener tu propia VPN no tiene nada que ver con tener tu propia red social, una VPN no sirve para eso.

      • Gorki - 23 marzo 2018 - 22:33

        si e enlace es
        https://wwwhatsnew.com/2018/03/21/empresa-hermana-de-google-lanza-herramienta-para-que-tengamos-nuestra-propia-vpn-gratis/?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter

        Una VPN vale para hablar con otros de una forma segura, seas periodista, empresas y empeados o jugador de golf entere si.

        Si no quieres que te espíen en FB y quieres seguir comunicadote con tus amigos basta que te la montes GRATIS

        • Krigan - 23 marzo 2018 - 23:17

          Una VPN sirve para establecer un túnel cifrado entre terceros (por ejemplo, entre un periodista y su fuente). La VPN no es parte en la comunicación, simplemente crea el túnel.

          Si lo único que quieres es una comunicación cifrada de extremo a extremo, puedes usar cualquier programa que lo soporte (por ejemplo, Whatsapp o Signal). Que eso sea una red social o no ya es otro tema.

          Por ejemplo, si haces una llamada de WhatsApp, eso difícilmente se puede calificar de red social. Los chats de Whatsapp son mensajería instantánea, y aunque a eso no se le suele llamar red social, sí que tiene cierta similitud con una.

          Puedes crear tu propia red social montándote un servidor web en tu casa, activando https si quieres que vaya cifrado, y usando cualquier programa de foros web como phpBB, que es gratis, libre, y existe desde hace 18 años. Puedes configurar los foros para que actúen como red social.

          • Gorki - 24 marzo 2018 - 00:59

            La diferencia de cifrado punto a punto como Wahts App es que todo pasa por un servidor, que además es del mismo que cifra los mensajes- Por tanto la seguridad, depende del dueño del servidor.

            En una VPN no hay servidor intermedio, tu ordenador, si así lo quieres, hace de servidor. por tanto nadie salvo tu puede descifrar lo que circula por la red-

            Esto se independiente de tu profesión, puedes ser periodista y entrevistado, o padre e hijo,.

          • Krigan - 24 marzo 2018 - 10:00

            Gorki:

            No, en el cifrado de extremo a extremo (Whatsapp y otros) el servidor no cifra nada ni puede descifrar los mensajes.

          • Gorki - 24 marzo 2018 - 12:12

            Quien los cifra es Whatts App lo cual me da una gran tranquilidad. Clato que ademas, sabe a quien se lo mando desde donde y a que hora y si quien/es lo recibe/n contesta/n o no y cuanto tardan en contestar. Total nada completa privacidad.

          • Krigan - 24 marzo 2018 - 12:46

            Gorki:

            Puedes usar Signal, si no te fías de Whatsapp. O bien montarte tu propia red social con phpBB, como dije.

            El problema que vas a tener, ya uses Signal, phpBB, u Outline, es que casi nadie va a comunicarse contigo, va a ser una “red no social” (también se le puede llamar “red solitaria”).

            A esto se le llama “efecto red”, y es un problema muy real. Un poco más abajo MP ha escrito un comentario muy inteligente sobre la interoperabilidad.

  • #027
    menestro - 23 marzo 2018 - 22:04

    No quiero iniciar ninguna polémica, y no voy a hacerlo, pero creo que es mejor aclarar lo que ha sucedido, antes de sacar cualquier conclusión.

    Facebook no ha tenido nada que ver con el acceso a los datos de esos usuarios, ha sido una empresa ajena, Cambridge Analytica, la que ha utilizado el acceso a los permisos de la API de Facebook para hacerse con los datos de los contactos de los usuarios que habían instalado su App.

    La App se la instalaron voluntariamente 270.000 personas, desde la tienda de aplicaciones de de esa empresa, que a quienes la instalaban y realizaban la encuesta pagaba entre 2$ y 5$, y desde esas cuentas, y con los permisos que le habían concedido sus usuarios a la App, la empresa Cambridge Analytica tuvo acceso los datos de sus contactos, estimados en otros 50 millones de usuarios (Teóricos).

    Esto sucedió, porque la App solicitaba permisos para el acceso a los datos de contacto de los amigos. No había datos de la encuesta, ni de la actividad de los otros usuarios, solo los datos de contacto que figuraban de forma pública.

    Esa empresa utilizo los datos para fines demoscópicos en la campaña de Trump y, probablemente, de otros tantos políticos, sin pedir el permiso a los usuarios, que pensaban que era un estudio académico.

    Casualmente, la empresa de estudios demoscópicos también está dirigida por algunos de los colaboradores de Trump durante la campaña, así todo queda en casa, Steve Bannon y Robert Mercer.

    Facebook, cuando supo que se habían extraído los datos de los contactos y usado la información de la encuesta en un estudio comercial de una filial SCL – Strategic Communication Laboratories – bloqueó el acceso a la empresa que los había sustraído, violando la clausulas de uso de los permisos, y efectuado la cesión de esas datos para una prospección no autorizada.

    Esto es lo que ha ocurrido.

    Sin entrar en juicios de valor o cazas de brujas.

    Ahora, podemos estudiar con detenimiento el fenómeno mediático, o lo que yo llamo “El principio de Churchill” en honor al mayor número de frases jamas pronunciadas y que nunca sucedieron de nuestro querido Winston.

    Viene a ser;

    “El grado de desinformación y propagación de los bulos es directamente proporcional al efectismo en el tratamiento de la noticia.”

    Se resume en titulares de este estilo, todos reales.

    “Facebook te espía”

    “Facebook vende tus datos”

    “Facebook está fuera de control”

    “Facebook, Amazon, Google son gratis porque el producto eres tú”

    (Evidentemente, el “producto” de la publicidad es uno, vaya. Como en la televisión en abierto de toda la vida)

    Y que abusan del alarmismo, a causa del incumplimiento de las condiciones de uso de otra empresa, para efectuar un juicio sumarísimo a cualquier red social o compañía tecnológica que, por supuesto, te están espiando, porque, porque… el gobierno también nos espía… o por alguna razón, que nadie sabe explicarte muy bien, pero que da mucho miedo.

    El peligro amarillo, la amenaza roja o la invasión de los mundos.

    • menestro - 23 marzo 2018 - 22:16

      By the way, otro día hablamos de las mochilas transparentes que se está obligando a utilizar a los estudiantes en algunos colegios de EE.UU. a raíz de los tiroteos en las escuelas.

      Como no se nos habrá ocurrido antes.

    • Gorki - 23 marzo 2018 - 22:57

      Se te ha olvidado añadir que Google Facbook y Twitter están llevándose el pastel publicitario del que vivían periodicos de papel y digitales, Televisión y Radio y logicamente se han tirado a la yugular de FB tan pronto como les han dado una oportunidad.

      Per oFB no morirá por este ataque, puede que Musk, qe no pierde una de salir en los papeles, deje FB, pero cientos de empresas se incorporaran mañana mismo, Lo que va a matar a FB es que cada día es más aburrida,.porque la gente que sigues, (no los anuncios de FB, que también), en vez de comentar lo que hacen que era lo que te interesaba, intenta venderte algo y eso es casi igual que ver un película con 25 cortes publicitarios.

    • MANUEL - 24 marzo 2018 - 14:18

      ‘The Guardian’ desmiente todo lo que dices, y deja claro que Facebook dio un trato especial a Kogan. Buen intento.
      https://www.theguardian.com/news/2018/mar/22/facebook-gave-data-about-57bn-friendships-to-academic-aleksandr-kogan

    • MANUEL - 25 marzo 2018 - 21:44

      Otra imprecisión:
      “Facebook no ha tenido nada que ver con el acceso a los datos de esos usuarios, …”

      https://www.cnbc.com/2018/03/21/facebook-cambridge-analytica-scandal-everything-you-need-to-know.html
      How has Facebook responded?
      Facebook has said that while the data was obtained by Cambridge Analytica legitimately, …

  • #032
    Garepubaro - 23 marzo 2018 - 23:44

    Hoy, precisamente por amigos marines en Facebook, estan acusando a Rusia de armar a los talibanes y a otros mahometanos … van a por Rusia, pues es realmente otro pais con un PIB insignificante en vias de desarrollo, que se quedo en el siglo XX y no tiene ni una relevante empresa de informatica del siglo XXI, ni de automoviles ni de televisores ni de nada nada mas que de ventas de materias primas … comprado con EEUU, con un monton de miles de cabezas nucleares eso si y satelite desde el año la pera, como Pakistan y demas, y el verdadero tema de la seguridad mundial
    A los americanos aun les caen todavia peor los excomunistas rusos que los mahometanos …
    Vereis, vereis con esto que es digo como se acaba liando con los rusos y no con los mahometanos … Rusia perdio la URSS, perdio su influencia sobre Polonia, Yugoslavia, Rumania etc perdio su predominio sobre Ucraina ( como dice una amiga mia Ucraina no Ucrania eso esta mal dicho… perdio todos los paises amigos que abastecia de armas y Mig derribados Irak, Libia, Siria no esta clara tras siete años … toca Rusia y van a por esta, se va a liar, y no con Korea como creia la hente

  • #033
    Reguladores con Piel de Liberales - 23 marzo 2018 - 23:56

    Bienvenidos a el CAPITALISMO, si algo da dinero, se hará.

    En cuanto a si la publicidad se puede considerar manipulación, o es el usuario el que se deja manipular parece más un tema filosófico orientado a degradar el concepto de libre albedrío también llamado “libertad”, en aras del recorte (regulación) de las libertades individuales y colectivas .

    A diario vemos como grandes medios de prensa y televisión “oficialistas” generan Fakenews totalmente orientadas políticamente, pero este comportamiento pervertido (medios púbicos) lo hemos NORMALIZADO.

    Eso si, nada vende mejor que las conspiraciones ocultas, aunque sólo sean un trampa emocional.

    • José Enrique - 24 marzo 2018 - 00:36

      Madre del Cielo!

      Vamos a ver… es de “si algo da dinero se hará” no es capitalismo… es oligarquía. De hecho, el capitalismo se basa en traspasar el poder económico al capital frente a la mera propiedad… precisamente, la propiedad de esa oligarquía.

      Es un pacto social que establece que los beneficios de ese capital se distribuyan (bien o mal) a través de los salarios y el pago de los impuestos.

      Respecto a lo medios de comunicación “oficialistas” (por las comillas deduzco que no haces distinciones entre unos y otros) no podemos decir que generan “fakenews”… lo que hacen es segmentar.

      Se pelean por el mismo público y se esfuerzan en lograr su “segmento” diciendo lo que ese segmento quiere oír. España 1 – 1 Alemania es un partido que se puede contar de muchas maneras. Dependiendo de cómo lo cuentes no sólo te leerán o te escuchará más o menos gente, sino que lo hará más o menos gente de un determinado perfil. Ese número de personas de ese determinado perfil es lo que venden a sus anunciantes.

      Fakenews es decir que Alemania nos metió 4 o que hubo un atentado yihadista o de los neonazis antes, durante o después del partido.

      Tu concepto de libre albedrío se basa en la capacidad de escoger. Para escoger deben existir alternativas. Empresas que ofrezcan productos o servicios parecidos que resuelvan los mismos problemas. La información sobre esos productos o servicios es la publicidad. Que también se segmenta. Aproximadamente de la misma manera.

      Ahí no existe manipulación como tal… la única duda es si eres tú el que escoge o si son ellos los que te escogen a ti. Pero de una manera u otra, no cabe la otra duda: eso es algo que te beneficia.

      Si todo esto se hace bien o mal queda al criterio de cada cual. Que podría hacerse mejor… pues casi seguro.

      • REGULADORES CON PIEL DE LIBERALES - 24 marzo 2018 - 09:36

        Gracias por discutirme dándome la razón usando eufemismos políticos, TODOS los medios españoles “segmentan” en la mayoría de los temas (monarquía,nacionalismo español, inmigración, política exterior…), en una única dirección política-económica.
        La libertad de elección es ridícula en la practica totalidad de los casos.

        Por poco que se haga zapping observaremos una Postverdad totalmente uniforme.
        La Fakenews oficiales existen desde que los estados son estados.

        Y desde este pervertido entorno deducimos que la publicidad SEGMENTADA ;-) en internet debe des ser santa y apostólica.

        No seamos hipócritas si somos libres de detectar noticias falsas de las “prestigiosas” TVs también somos libres de detectarlas en Internet.

        Internet no necesita más regulación que la que ya se tiene para los medios tradicionales de información.

        Quizás lo más triste de toda esta parodia es que es que una empresa, con menos medios
        pero perfectamente conocedora del entorno de Redes Sociales, ha ganado la partida a los a los reguladores-liberales en su propio “patio particular” y es algo que de ninguna manera pueden tolerar.

        • José Enrique - 24 marzo 2018 - 18:56

          Vamos a ver… en los cuatro temas que hablas tú: Monarquíe, Nacionalismo (Español o del Atlético… da igual), Inmigración o Política (interior, Exterior o de Centro); tienes medio a punta pala para encontrar alguno que diga lo que quieres leer.

          Evidentemente, los medios generalistas y más populares “segmentan” generalizando y, de ahí, las opiniones más populares.

          En cuanto a las FakeNews… parece que no lo pillas. Que el País diga que lo que hizo Puigdemont es un delito de rebelión no es una “FakeNew”… es lo que dice el juez. Por mucho que haya gente en Cataluña que no lo entiendan o que no lo quieran entender.

          En este caso, por ejemplo (estoy poniendo un ejemplo… nada más: no estoy pretendiendo decir que piensas de una determinada manera OjO) una FakeNews sería decir que Rajoy llamó a Puigdemont y le ofreció la presidencia y 200.000€ en “B” (de Barcenas) a cambio de no apoyar la DUI… algo imposible de demostrar o de desmentir y que se convierte en “verdad” si lo retwitea el número suficiente de gente.

          El Caso “Cifu” de eldiario.es no es una fake aunque se demuestra finalmente falso… es una “cagada” y nada más. El Diario cuanta con el testimonio de una persona que le ha dicho eso, se puso en contacto con los interesados, todo el mundo colgó el teléfono y, ante la duda, decidieron publicarlo. Es su decisión y también su responsabilidad.

          Déjame que “hile” esto con el otro tema que apuntas: los periódicos (en general, todos los medios) son responsables de lo que publican… PORQUE LO PUBLICAN ELLOS. En el caso de los medios sociales, no sé si serán responsables de lo que publiquen los usuarios… y mucho menos de que otros lo compartan, lo comenten o lo republiquen a su vez.

          No lo sé… lo que sí sé es que si es que no, esa legislación a la que aludes no es aplicable. Pero, por otro lado, tampoco estaría bajo el paraguas del Derecho a la Información.

          • Reguladores con Piel de Liberales - 24 marzo 2018 - 19:34

            Es evidente no sabes nada de redes sociales lo que no te impide lanzar continuamente salvas al viento, por supuesto que TODO el mundo posee responsabilidades en la redes sociales, si no de que manera la fiscalia procesaría a tantos twitteros adolescentes por decir cualquier exabrupto.

            Y si es cierto que en este país tenemos mucho letrado de taberna, es radicalmente falso que haya un abanico de opiniones a escoger en las TVs nacionales por que la misma legislación lo prohíbe en muchos temas: la figura del rey no esta sujeta a critica (delito de Injurias a la corona) y tampoco la religión (delito de ofensas a los sentimientos religiosos) y así un larguísimo ecetra.

            Por otro lado, mucho cuidado con lo que pedís que probablemente se o será concedido: Pedir insistentemente la regulación y control Facebook y otras redes sociales, en estos momentos, es un Gran Regalo para la administración Trump, es darle MAYOR control sobre la información en aras de ser reelegido.

  • #038
    José Enrique - 24 marzo 2018 - 00:52

    Me gustaría partir una lanza por los amigos de Facebook.

    Decir que da un poco de dentera decir eso de que Facebook es una “red social”.

    No lo creo. Una red social eres tú y la gente con la que mantienes contacto. Facebook no es más que un instrumento; un programa de ordenador muy poco innovador, por cierto, pero que supo combinar muy bien todas las herramientas que existían en 2007: foros, chat, fotos, vídeos y un algoritmo de ranking que permite ordenar todo esto en base a los intereses de cada usuario.. Y muy bueno, por cierto. Porque permite hacer muchas cosas.

    No me trago que una de esas cosas que se puedan hacer es poner a Trump de Presidente de los EEUU.

    Desconozco lo que hizo toda esta gente de Cambridge y sus 50 millones de perfiles; cifra que por otro lado se puede ver bastante reducida porque luego resulta que los amigos de unos y de otros son los mismos. Supongo que idea sería trazar modelos de propagación para crear y gestionar perfiles similares a los de más éxito de entre los reales. Ahí tienes a los “Communities” con 8 móviles encima cada uno de ellos…

    Pero esto es lo mismo que te vendía Páginas Amarillas o QdQ hace 10 años… ¿no?

    ¿Quieres “likes”?

    • JJ - 24 marzo 2018 - 17:09

      ‘Supongo que idea sería trazar modelos de propagación para crear y gestionar perfiles similares a los de más éxito de entre los reales. Ahí tienes a los “Communities” con 8 móviles encima cada uno de ellos…

      Pero esto es lo mismo que te vendía Páginas Amarillas o QdQ hace 10 años… ¿no?

      ¿Quieres “likes”?’

      Ni idea de lo que quieres decir. Pero me llama un poco la atención que menciones a QdQ.

      • José Enrique - 24 marzo 2018 - 18:39

        Pues te explico: recuerdo cuando el paradigma del marketing online paso de “tener” web a “estar” en redes sociales.

        Un batallón de comerciales de Yell Publicidad, QdQ Media y otras muchas “consultoras” se lanzó a la calle a vender “likes”… que era lo que, en principio, quería la gente.

        Te hablo del 2010, 2011… pero el mensaje caló. Fue como una lluvia fina. Ahora todo el mundo tiene muy claro que facebook (y los demás) son un megáfono publicitario destinado, sobre todo, a difusión masiva a través de contenidos compartidos.

        Había otra legión de “usuarios” que se dedicaban a compartir y “likear” los contenidos por los que se les pagaba una cantidad. Los otros contenidos no…

        En principio, la estrategia funciona.

        El tema de Cambridge Analytica es más moderno pero persigue el mismo objetivo. El caso es que por aquella época se estudiaba más detenidamente el patrón que seguían esos contenidos “virales” de manera que los “usuarios pagados” pudieran alcanzar una mayor notoriedad.

        Así me acuerdo que en las elecciones de 2015 tenían todos los partidos un equipo de gente destinado a manejar perfiles de redes sociales que venían de un proceso de… digamos… “curación”.

        Esa “curación” de usuarios “fake” (porque cada uno de los miembros del equipo manejaban varios perfiles distintos y ninguno era el suyo) venían de instrucciones muy precisas de qué contenidos del los otros… los que hacía 3 o 4 años se pasaban de largo, había también que “likear” comentar e incluso compartir para poder lograr un mayor alcance cuando se compartiesen los contenidos que interesaba compartir.

        Pero de esto no tiene culpa facebook (ni los demás medios sociales) sino la comercialización absurda que entonces se hizo de este tipo de publicidad.

        Ya digo que facebook no es una “red” social (bueno, ahora que está todo el mundo, también puede que tenga más sentido el término; pero prefiero el término “sociedad virtual”) sino un instrumento, una herramienta que te permite a ti gestionar TU red de contactos con tu teléfono móvil.

        • JJ - 24 marzo 2018 - 21:38

          Vale, José Enrique. Ya entiendo lo de QdQ…

          Ahora, tú has escrito:

          ‘El tema de Cambridge Analytica es más moderno pero persigue el mismo objetivo. El caso es que por aquella época se estudiaba más detenidamente el patrón que seguían esos contenidos “virales” de manera que los “usuarios pagados” pudieran alcanzar una mayor notoriedad. Así me acuerdo que en las elecciones de 2015 tenían todos los partidos un equipo de gente destinado a manejar perfiles de redes sociales que venían de un proceso de… digamos… “curación”…’

          ¿Curación? A que proceso de “curación” te refieres?

          Y ten en cuenta lo siguiente:

          “La firma (Cambridge Analytica) ha sido financiada en parte por el donante republicano y multimillonario Robert Mercer y su familia, y tiene vínculos con asesores de Trump anteriores y actuales. El exjefe de estratega de la Casa Blanca Steve Bannon es el exvicepresidente de la firma, y ​​la consejera de la Casa Blanca Kellyanne Conway fue consultora para la compañía.”

          ver enlace

          Quiero decir que todo el mundo sabe quien es Steve Bannon, al que se conoce desde hace tiempo. Facebook no puede decir que no sabia quien era Bannon y su lugar en Cambridge Analytica.

          • José Enrique - 24 marzo 2018 - 21:49

            A lo que me refiero con ese proceso de “curación” era que ya no se abrían 50 cuentas para “likear” en plan masivo a una peluquería, sino que había gente que se encargaba ir construyendo cuentas poco a poco con perfiles que posteriormente se pudieran utilizar.

            Esos perfiles venían muy pulidos por sus rasgos sociológicos y las estrategias para copiar lo que hicieron bien los perfiles “reales” a la hora de posicionarse como influencia… aunque lo hicieran sin querer.

            Esos perfiles influencia eran y son muy fáciles de detectar; y sus estrategias (aunque no tuvieran estrategia se podía decir que siempre hacían lo mismo o cosas parecidas) muy fácil de copiar.

            La cosa cambió y mucho entre 2010 y 2014 y creo que bastante más desde entonces hasta ahora… pero si me preguntas a mí, yo en 2014 no conocía a Bannon… a Trump sí porque estudié arquitectura; que si no ni eso.

            ¿Lograrán automatizar eso? ¿Lo lograron ya? Estaríamos hablando de que el tráfico de contenidos en facebook está controlado desde fuera de facebook.

            No… no creo que la cosa sea tan grave de momento.

          • JJ - 25 marzo 2018 - 00:16

            De acuerdo José Enrique. Comprendo tu punto de vista como experto en marketing.

            A propósito, Steve Bannon, además de periodista y hombre de negocios es publicista.

            ¿De verdad crees que en Facebook no sabían quien era Bannon?

            “En 2012, Bannon se convirtió en director de la página web de noticias Breitbart News, conocida por su apoyo a la llamada «alt-right». Como director de Breitbart News, llegó a declarar a la web de noticias como «la plataforma de la Alt-right», dirigiendo ataques velados de tono antisemita a los rivales de Trump durante la campaña presidencial de este, negando simultáneamente la relevancia de elementos defensores del nacionalismo blanco, del antisemitismo y la homofobia dentro del movimiento. Nombrado consejero presidencial y estratega jefe del equipo de Donald Trump, posteriormente este anunció su inclusión como asistente permanente en las reuniones del Consejo de Seguridad Nacional”.

            De Wikipedia

          • José Enrique - 25 marzo 2018 - 01:22

            En 2012 aún estábamos en pañales con todo esto.

            Encontré esta historia. No he confirmado mucho de lo que dice pero parece consistente:

            https://www.xataka.com/privacidad/el-escandalo-de-cambridge-analytica-resume-todo-lo-que-esta-terriblemente-mal-con-facebook

          • JJ - 25 marzo 2018 - 12:25

            No creo, como tú dices, que en 2012 estuviéramos en pañales con esto…

            Del artículo que tú enlazas:

            “En 2007 esta red social ya comenzaba a convertirse en claro referente entre los usuarios de internet, pero pocos vislumbraban lo que toda esa información sobre los usuarios podía ofrecer. Entre los que lo hicieron estaban Michal Kosinski y David Stillwell, dos psicólogos del Pyschometrics Centre en la Universidad de Cambridge que trabajaban en métodos de estudiar la personalidad cuantificándola”.

            Es un buen artículo, muy interesante y que intenta profundizar. Pero ni Christopher Wylie es Snowden ni Facebook es la NSA. Facebook solo es una empresa privada.

            Luego, me cuesta mucho creer que Bannon haya tenido que convencer a Mercer acerca de trabajar con Cambridge Analytica

            Sobre la conexión rusa? Puede existir, pero todo el mundo sabe que alguien que trabaja en o para instituciones rusas no es del todo libre y puede verse presionado u obligado a colaborar con el poder putineano.

          • José Enrique - 26 marzo 2018 - 23:38

            Aquí el muchacho este que dijo lo que dijo…

            https://elpais.com/internacional/2018/03/26/actualidad/1522058765_703094.html

            La verdad, si hubiesen hecho lo mismo para según qué otras cosas, el experimento podría haber marcado un antes y un después.

            Bueno… en realidad lo hizo :-D

  • #047
    Pedro Ruíz Soto - 24 marzo 2018 - 08:49

    Probablemente sólo ha habido culpa in vigilando, pero de una gravedad tal que se asimila al dolo, a la infracción intencional, porque la falta de supervisión se ha prolongado nada menos que tres años. En derecho de daños se utilizan dos figuras que hacen frontera: la culpa consciente (yo no quiero que se produzca un resultado pero sé o tengo que saber que se puede producir y no hago nada para reducir el riesgo) y el dolo eventual (yo no quiero que se produzca un resultado pero sé que se puede producir y aún así asumo la eventualidad de que ocurra). La conducta de facebook es, como mínimo, una de las dos.y las consecuencias jurídicas son las mismas

  • #048
    MP - 24 marzo 2018 - 09:47

    En mi modesta opinión el ecosistema de las redes sociales mejoraría y mucho si hubiese competencia real y esto, al igual que sucedió en el pasado para las redes de telefonía, solo se logrará con la interoperabilidad y esta vendrá a través de la regulación porque el dominante no tiene ningún interés a que su red se interconectd con otras.
    Europa podría innovar en esta materia, técnicamente es sencillo:
    competencia+transparencia=Confianza

  • #049
    MANUEL - 24 marzo 2018 - 14:22

    ‘The Guardian’ deja claro que FB lo sabía todo, como no puede ser de otra manera (técnicamente muy fácil de detectar).
    https://www.theguardian.com/news/2018/mar/22/facebook-gave-data-about-57bn-friendships-to-academic-aleksandr-kogan

  • #050
    rodrigo - 25 marzo 2018 - 00:49

    Bien Enrique, coincido en varias partes, en otras no tanto o debo pensarlo más calmadamente. Lo que si no se debe permitir bajo ningún punto de vista es que por este desastre, lo considero así, varios energúmenos de la talla de Maduro, Erdogan, y demás autócratas globales, despliegan sus alas “moralizantes” para legitimar un control ya no sólo de una red social sino de internet toda, control que, por otro lado ya hacen, pero que , gracias al desastre Facebook, ya no lo hacen ni tan en silencio ni con algo de pudor, y ese control no es precisamente para mejorar una herramienta sino lisa y llanamente es para un control social político, económico y cultural que no tiene nada que ver con ideas de progreso y libertad. Facebook está en serios problemas, más graves de lo que se pueden ver públicamente, más graves y profundos de los que podemos imaginar y está en serios problemas por Facebook mismo, no por que una tercera parte se “abuso” de la plataforma, como bien dices Facebook sabía perfectamente lo que estaba pasando y su fundador no está a la altura de lo que creó y generó y creo que Facebook y su fundador, creo que terminarán tal vez compasando por un exceso de importancia sobre sis mismos. Facebook podrá desaparecer mañana mismo si fuera el caso, pero nacerá otra red social, la economía no se detiene, la cultura social y digital no podrá detenerse y los avances logrados en muchos frentes por Facebook como herramienta de interacción social, no creo que deban ser dejado de lado, pero si debemos involucrarnos, como usuarios y los verdeaderos creadores de valor económico en cualquier red social, en que no caiga en las manos de los energúmenos que nombre y de los que hacen cualquier cosa con la información que de manera directa o indirecta, entregamos a toda red social.

  • #051
    Pablo Castro - 25 marzo 2018 - 18:28

    Hay una nueva ley de la entropía digital que básicamente dicta que la información tiende a difundirse. Es cada vez más fácil duplicar y propagar cantidades ingentes de información.

    Torpezas del personal de Facebook aparte, será cada vez más difícil ponerle límites a la difusión de grandes compilaciones de datos. Y si el capitalismo empuja hacia la concentración de grandes actores en Internet, es de esperar que las filtraciones sean cada vez más y más relevantes en tamaño y contenido.

    Igualmente todo va tan deprisa que un “exploit” de este tipo ya es completamente obsoleto a los pocos meses. Por tanto todo es cuestión de suerte de aparición y las circunstancias globales: elecciones, conflictos, etc.

    Yo no creo que el impacto sobre Facebook vaya a ser importante, sinceramente. Neutralizarán las lagunas observadas. Pero el siguiente escándalo será de otros y se nos pasará el enfado.

  • #052
    MANUEL - 25 marzo 2018 - 21:21

    Por si alguien sigue teniendo dudas de cuánto sabe FB de estos procesos:
    https://www.buzzfeed.com/danielkreiss/forget-russian-trolls-facebooks-own-staff-did-more?utm_term=.xerBVk5O#.ee9z3Bv1

  • #053
    Juanma - 26 marzo 2018 - 13:13

    Vale, pero entonces debemos preguntarnos a servicio de quien está Facebook ¿del mejor pagador?
    Me cuesta creer que Facebook haya dado, ingenuamente, acceso a un tercero con malas intenciones. Simplemente, habrá mirado para otro lado, pero lo ingenuo es pensar que no tenía ni idea.

  • #054
    Sonia - 26 marzo 2018 - 18:32

    Muchas gracias Enrique por tu visión del asunto. Este artículo enlaza directamente con el de hace unos días sobre analfabetismo digital. Es absolutamente increíble que muchos se estén enterando ahora de las prácticas de Facebook y similares en relación con nuestros datos. Desde luego, yo no creo que Zuckerberg sea ningún ingenuo, más bien todo lo contrario.

    • Xaquín - 26 marzo 2018 - 22:34

      Atrapo con retraso este hilo para opinar sobre el asunto.

      Los poderosos no suelen ser ingenuos (pero si algo estúpidos). Lo que tienen es una gran capacidad para jugar con nuestra ingenuidad.

      El usuario de redes sociales peca de estúpido (en su sentido más “clásico”) y va dejando miguitas allí por donde va. Hay una metodología que permite seguirlas mejor que “por el bosque”.

      Si la gente se asusta de que lleguen “los malos” (o los buenos) hasta ella, gracias a las estupideces/ingenuidades que hace (responder a “tontolobas quizzes”, por ejemplo) , entonces simplemente peca esa gente de algo mucho más serio: el desconocimiento de lo que hace.

      Y ello tiene que ver con la famosa educación. Una asignatura pendiente para la especie humana, que, no lo olvidemos, es demasiado joven para tener aún categoría de elemento histórico universal.

  • #056
    Dedo-en-la-llaga - 27 marzo 2018 - 16:51

    ” (…) creo sinceramente que el mundo es mejor cuando puedo ver las fotos y vídeos que mis amigos ha subido de sus vacaciones en un par de clics, cuando mi madre es capaz de saber en qué ciudad del mundo estoy ese día y hasta qué o dónde he comido sin moverse de su casa en La Coruña, o cuando puedo no perder el contacto con aquel ex-compañero de Jesuitas al que apreciaba y del que, de otra manera, me costaría saber por dónde anda.”, sólo digo una cosa: glup! (Así empezó todo…)

  • #057
    Gabriel - 28 marzo 2018 - 12:12

    Muy buen artículo y la verdad que ha sido un placer leerlo, muchas gracias. Eso sí, con tantos enlaces externos y con lo curioso que soy yo, he tardado bastante más tiempo del esperado en leerlo todo.

    • Enrique Dans - 28 marzo 2018 - 12:16

      Gracias, Gabriel! Siempre pongo muchos enlaces externos, son para cuando reutilizo estos artículos en mis clases, para mantener las fuentes ordenadas. No todo el mundo los lee, el clickthrough es más elevado que en otras publicaciones, pero no es ni mucho menos generalizado, y en muchas ocasiones te encontrarás personas añadiendo enlaces en los comentarios que yo ya había añadido en la redacción original, pero me alegro de ver que hay algunos que, efectivamente, los vais leyendo mientras seguís mi artículo… aunque está claro, te llevará un rato leerlo todo! :-)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados