Redibujando la compra de productos de moda…

IMAGE: Neyro2008 - 123RFLa moda es uno de las categorías consideradas fundamentales en el consumo, y sin embargo, la mecánica de las compras de productos de moda no ha cambiado excesivamente a lo largo de las últimas décadas. Aunque la irrupción del comercio electrónico ha logrado modificar algunos patrones y cada vez son más las personas que llevan a cabo una parte creciente de sus compras en la red apoyándose en una logística cada vez más versátil y multicanal, por lo general seguimos pensando en la moda como en una actividad relacionada con el salir de compras, los escaparates, los probadores, etc.

En la última edición del Singles’ Day, una celebración eminentemente china inventada por Alibaba y elevada cada año más a la categoría de fiesta global del consumo – como ocurre con otras como el Black Friday, el Cyber Monday o el Amazon Prime Day – una buena parte del consumo que batió de nuevo el record del año anterior correspondió a la categoría de moda y complementos. Entre las novedades, una serie de módulos en trece tiendas físicas en los que los usuarios pueden utilizar los servicios de un asistente virtual, FashionAI, para generar recomendaciones de prendas y complementos entre los artículos en inventario. En un momento de declive de las tiendas físicas, Alibaba intenta convertir al canal offline tradicional en una experiencia cada vez más conectada y complementaria con la de la red.

La iniciativa del gigante chino es tan solo una de las muchas que podemos ver en lo que parece un asalto final del comercio electrónico al mundo de la moda. Mientras algunos lanzan hipótesis sobre la posibilidad de que Amazon adquiera alguna de las cadenas norteamericanas de grandes almacenes en dificultados como Nordstrom para intentar hacer con la moda lo que parece dispuesta a hacer con los supermercados, la compañía ha desarrollado también su diseñador de moda algorítmico capaz de adaptar las tendencias de las pasarelas a la calle, ha adquirido una compañía capaz de calcular las tallas de los usuarios con que simplemente se muevan delante de la cámara de su ordenador o smartphone, y trabaja ultimando y puliendo los detalles para su servicio Prime Wardrobe, que posibilita que podamos escoger una amplia variedad de productos y devolver tranquilamente los que no nos queden bien o no nos gusten cuando los tengamos en la mano.

Tecnologías capaces de generar un modelo en pantalla con una talla similar a la nuestra para que nos probemos ropa virtualmente, al tiempo que nos recomienda prendas o complementos que vayan bien con los que vamos escogiendo. Estamos, posiblemente, ante una de las mayores revoluciones en el mundo del consumo, en una categoría que hasta el momento había permanecido relativamente refractaria al cambio. El final del recorrido es cuando las marcas de moda, sujetas cada vez más a un nivel creciente de automatización, acorten la cadena de suministro y sean capaces de fabricar en tiempo real y en proximidad la prenda que acabamos de comprar en la red con las dimensiones que se ajustan a nuestra talla, para ponerla en nuestras manos rápidamente mediante una logística eficiente.

Cada vez son más las firmas y compañías de moda que intentan redefinir el papel de la tecnología en su cadena de valor, y de atraer talento dentro de ámbitos como la logística de última generación, el comercio electrónico o la estrategia digital. A juzgar por el nivel de atención que los gigantes del comercio electrónico están dedicando al tema, no parece que hablemos ya de un futuro a largo plazo, sino de algo que ya está aquí. La experiencia de comprar moda, ropa y complementos podría estar a punto de cambiar y de adaptarse a un entorno diferente, un cambio que podría dejar fuera a muchos o precipitar alianzas con quienes sean capaz de desarrollar estos servicios en forma de plataformas para terceros. Agárrense que vienen curvas.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Why buying clothes is about to get a lot more interesting” 

 

5 comentarios

  • #001
    Gorki - 13 noviembre 2017 - 12:49

    Tengo una hermana que es alérgica a ir de tiendas, algo que no deja de ser una rareza. pues a muchos el ir de compras, entra dentro de lo que pudiéramos considerar, una obligación agradable. Esto hace de ella una magnifica compradora por Internet, y de otra parte, una experta en la compra on-line.

    En lo referente a la moda, (y mas concretamente a la compra de ropa), ha encontrado un lugar donde cada día compra mas, se llama La Redoute y la razón de su éxito. es que esta empresa.acepta sin rechistar y cargando con los gastos, las devoluciones y que además ha facilitado lo mas posible llevarlas a cabo, pues lo puedes devolver por correo o por MRW, que tiene, relativamente cerca de su casa, un punto de recogida con un amplio horario.

    En esas condiciones. mi hermana compra igual que si fuera a Zara, pide una serie de prendas, por ejemplo 10, se los prueba y devuelve los que no la gustan, (por ejemplo 7) . Por ello, es raro el caso que no devuelve algo, pero también e cierto que todas las veces se ha quedado con algo.

    A mi. esta forma de comprar me parece sobre todo un despilfarro, que solo beneficia las empresas de paquetería, pero parece ser que esto es cada vez más el futuro. Me hace el efecto que el futuro se vislumbra, como unos ciber-trogloditas que rara vez se alejan de su cueva, mientras que mensajeros , (posiblemente robotizados), van y viene por la sabana desierta llevando cosas de un sitio a otro.

    Responder
  • #002
    Roberto - 13 noviembre 2017 - 15:50

    Es una pena que tus post sobre moda los comentemos tus lectores habituales. Me temo que el porcentaje de solapamiento con los grandes consumidores de moda es tendiente a cero. Quizá si le preguntas a alguién de casa que tenga la costumbre de pasarse por el Zara, Mango y H&M (o las cadenas correspondientes al poder adquisitivo de la persona en cuestión) tendremos claras cuales de las innovaciones darán en el clavo y cuales serán los auténticos blufs.
    Salu2,

    Responder
  • #003
    Pedro - 14 noviembre 2017 - 00:13

    En realidad solo intentan llevar a Internet lo que ya se hace en una tienda física: probarte varias prendas y elegir la(s) que te gusta(n) y te queda(n) bien.

    Y esto supone una entrega rápida y eficiente, y una devolución rápida, eficiente y gratuita.

    Como bien ha dicho GORKI más arriba, por más que devuelva varias prendas su hermana siempre se queda algunas ya que la devolución es cómoda y gratuita. Supongo que el coste de gestión de esas devoluciones es menor que el beneficio de las prendas que sí se compran, y ahí está el truco: poner las cosas fáciles para que así “piquen” y se queden con varias prendas.

    Quien logre tener un buen sistema de calcular tallas y una buena logística podría convertirse en el enemigo a batir por los demás comercios de ropa en Internet, porque no habría casi devoluciones.

    Responder
  • #004
    Patricia - 14 noviembre 2017 - 17:04

    Hace un mes probé un servicio de personal shopper que envía 5 prendas sorpresa con base a la información que das sobre tallas y gustos personales. Me encantó recibir piezas que a lo mejor no me llamarían la atención pero que quedaron super bien. Este servicio también ofrece devolución gratis y un descuento si te quedas con todo. Un valor añadido muy interesante.
    Una ventaja de comprar online es poder acceder a un surtido mayor de lo que tienen las tiendas físicas. En rebajas te quitas la locura de tener que buscar entre montones desordenados.
    El poder devolver prendas sin gastos es muy importante, al menos hasta que mejoren las posibilidades de acertar la talla y saber si algo queda bien o no.
    Hay tiendas de zapatos infantiles que ofrecen el cambio de talla gratis. El mensajero lleva la talla nueva y aprovecha para recoger los zapatos que devuelves.
    Me gusta ir de tiendas pero para optimizar el tiempo, el poder comprar online ayuda mucho.

    Responder
  • #005
    José Enrique - 14 noviembre 2017 - 23:28

    Si me lo permites, un post mío de hace un montón de años: ¿Cómo me pruebo unos zapatos en una tienda online?

    Y la respuesta es…

    :-)

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG