Trump, tecnología y medio ambiente

IMAGE: Isaincuz - 123RFMi columna en El Español de esta semana se titula “Otra de Trump“, como esas sagas eternas de chistes que siempre tienen el mismo protagonista. Pero desgraciadamente, no se trata de un chiste, sino de algo muy serio.

En su reciente visita a Detroit para reunirse con la industria del automóvil, a Donald Trump no se le ha ocurrido otra cosa que anunciar la eliminación de las medidas de control de emisiones instauradas por Barack Obama para combatir el cambio climático. Según su lógica, se trata de una medida para “beneficiar a la industria” para que pueda ser más competitiva y genere más puestos de trabajo, unos puestos de trabajo que sabemos perfectamente que no van a volver jamás, porque simplemente ya no existen nada mas que en su cabeza. Para una persona que no solo niega el mayor problema actual de la humanidad, el cambio climático, sino que además cree que es simplemente “un invento de los chinos“, la cuestión suena a lógica aplastante: elimino restricciones, y la industria será más competitiva. 

Las medidas de control de emisiones impuestas por Barack Obama se habían convertido en el mayor incentivo para la mejora de la industria automovilística estadounidense. Las restricciones obligaban a la industria a invertir en motores necesariamente más eficientes y, sobre todo, en alternativas al motor de explosión, lo que en su momento significó el auge primero de los vehículos híbridos y, posteriormente, del interés por lograr ser competitivo en el segmento de los eléctricos puros. Eliminar las restricciones no supone hacer a la industria del automóvil más competitiva, sino precisamente todo lo contrario: permitir la complacencia, reducir la necesidad de cambio y relajar la agenda de las compañías para que puedan seguir fabricando y vendiendo vehículos menos eficientes y más dañinos para el medio ambiente. Ahora, el progreso en el vehículo eléctrico y el incremento progresivo de su eficiencia y rango ya no tendrá que venir de la industria automovilística norteamericana, sino de compañías como Tesla y similares, o de competidores en Asia o Europa, de países dirigidos por gobernantes que no son estúpidamente negacionistas del cambio climático. Genial movimiento.

Trump es un absoluto ignorante en temas tecnológicos y científicos en general. Esas cuestiones, simplemente, le exceden, y tampoco le generan interés alguno en asesorarse convenientemente. Si tus referencias intelectuales son las noticias de determinadas televisiones y de publicaciones como Breitbart News, la posibilidad de que tu país se quede fuera de la próxima gran revolución industrial propulsada por la robótica o de que condenes a la producción científica a décadas de oscuridad se convierte, tristemente, en muy real. Mientras otros países invierten en nuevos esquemas productivos, tú te dedicas a apostar por el fin de la neutralidad de la red y por la vuelta del carbón, como si eso fuese posible y como si realmente fuese a crear tantos puestos de trabajo, cuando está demostrado que la mayoría de los nuevos empleos ya proviene, precisamente, de la generación de energías renovables. América, tu supuesto “comandante en jefe” es un estúpido ignorante. Aquello de “America first” será pronto visto como un auténtico chiste.

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Trump, technology and environment

 

14 comentarios

  • #001
    Carlos Quintero - 24 marzo 2017 - 13:51

    Yo siempre pienso que el tema de la ecología depende de tres actores:

    – Los gobiernos, mediante palos y zanahorias para los otros dos actores. En el caso de Trump (y de otros gobiernos) ya sabemos lo que podemos esperar.

    – Las empresas, mediante una actitud responsable a pesar de los gobiernos. En el caso de las compañías automovilísticas del motor de explosión que falsean los tests de emisiones ya sabemos lo que podemos esperar.

    – Los consumidores, con actitudes de no comprar a empresas que contaminan, mienten, sobornan, etc. Visto el poco o nulo impacto del escándalo de las emisiones en VW, ya sabemos lo que podemos esperar.

    Así que tristemente tenemos (y tendremos) lo que nos merecemos.

  • #002
    menestro - 24 marzo 2017 - 14:37

    Sí, Enrique, pero la ignorancia científica no es sólo patrimonio de Trump.

    Por ejemplo, se ha puesto de moda hablar en los medios de Cambio Climático, cuando no se puede definir como tal.

    Lo que producen las emisiones de gases, son el efecto invernadero, que es diferente, y con todo lo perjudicial que puede ser, y el calentamiento atmosférico que produce o el daño producido a la salud por la contaminación derivada de los combustibles fósiles, no supone una variación de entidad suficiente si lo consideramos en términos de eras geológicas, que es la medida de un cambio climático.

    Por ejemplo, un cambio climático sería una glaciación durante varios miles de años, como la última sucedida, que se prolongó durante 80.000 años.

    Es una perversión del lenguaje científico, porque resulta más efectista hablar de cosas globales y climáticas, que de efecto invernadero, que parece más pequeño y está más gastado.

    Hasta ahora, el efecto producido por las emisiones en términos de afectación de la percepción meteorológica, es menos evidente que en comparación con otros procesos geológicos, que sí tienen un impacto mayor en ese efecto invernadero.

    Es normal que nieve en estas fechas, o que desaparezcan glaciares y se vuelvan a crear de nuevo, o los fenómenos de gota fría en regiones tropicales. Son ciclos naturales de variación meteorológica y climatológica, que pueden estar más o menos influenciados por el efecto invernadero, pero que se producen a una escala diferente a la de una modificación del clima global, aunque sean coincidentes y durante un periodo muy breve.

    Pero, los medios no tienen una crisis del Ébola con la que hacer titulares catastrofistas que capten la atención, así que el supuesto cambio de clima global irreversible es la noticia catastrófica del día.

    Claro que se debe limitar las emisiones de vehículos o las producidas por combustibles fósiles, así como la de otras fuentes de contaminación. Pero no a costa del sensacionalismo y alarmismo, sino por motivos reales y plenamente justificados

    No me inundéis con innumerables artículos periodísticos, o descubrimientos impactantes, recordad que efecto invernadero y cambio climático no son lo mismo, y eso se refleja en el índice de publicaciones científicas.

    Como todas las creencias irracionales, siempre vienen abrigadas por una apariencia de cientificidad. “Elon Musk y Stephen Hawking han dicho que…”

    Tened en cuenta, que el catastrofismo forma parte de nuestra cultura, desde las plagas bíblicas a las predicciones Mayas.

    Es un mecanismo psicológico con el que se afronta la realidad y la incertidumbre convirtiéndolas en factores externos, por eso las películas de desastres son tan populares, y el marketing lo utiliza para vender.

    Efecto invernadero

    Catastrofismo

    Climatología

    Glaciación

    • Asier - 24 marzo 2017 - 16:59

      Mira Menestro, ya “discutí” contigo este tema en esta otra entrada del blog y no pienso darle muchas más vueltas, que cada cual lea y saque sus conclusiones.

      ¿Tan difícil es de aceptar que el calentamiento global observado en las últimas décadas y su correlación con la contaminación emitida por la actividad humana sea seguramente algo más que una casualidad?

      <a href="http://climate.nasa.gov/scientific-consensus/"http://climate.nasa.gov/scientific-consensus/

      • menestro - 24 marzo 2017 - 20:23

        A ver Asier, qué parte de ‘Efecto invernadero’ es la que no te gusta. ;-)

    • MauriAriel - 25 marzo 2017 - 22:47

      Solo por curiosidad, un par de preguntas.

      Tienes idea de las razones que provocaron tales cambios climáticos de antaño??? En todas ellas hubo algún evento (sea el impacto de un meteorito, sea una actividad volcánica inusual, etc) que provocó un gran desbalance en las cantidades de CO2-O2, y que, gracias a los efectos invernaderos y a su equivalente opuesto (el invierno nuclear sería un ejemplo) permitieron al clima siempre volver al punto de equilibrio. Esta vez tenemos un agente interno (nosotros) que estamos provocando dicho desbalance.

      De donde has sacado que los glaciares se funden y se vuelven a crear??? Me parece que andas totalmente perdido…no es una cuestión de ciclos de invierno-verano. Los balances globales son totalmente negativos y cada año son peores.
      Me podrías decir que en la Antártida los balances no son acusados, totalmente cierto, pero aquí entran otras razones (morfología del terreno, corrientes de aire, etc) que hacen que el frío “quede retenido”.

      Dices “Por ejemplo, un cambio climático sería una glaciación durante varios miles de años, como la última sucedida, que se prolongó durante 80.000 años.” Entonces según tú, para que algo pueda ser o no llamado cambio climático depende de la duración del proceso??? Venga por favor…

      Y sí, tienes razón “efecto invernadero y cambio climático no son lo mismo” Totalmente cierto, el primero es uno de los diferentes actores que conforman el segundo.

      De verdad, es triste leer y oír cada “experto” diciendo chorradas sin sentido sin apenas argumentación… y más triste aún es ver que no sois pocos.

  • #006
    Garepubaro - 24 marzo 2017 - 14:56

    Pues que en creacion de empleo y futuro hay varias opiniones, unos que vemos evidente que cada vez sera necesaria menos empresas y menos empleo para que la sociedad funcione en todos sus aspectos, otros que dicen que si que cada vez habra mas de esto aunque no saben, ahora mismo, cuales van a ser, y por fin ya los Trump, ( que tiene detras a los asesores del gobierno de EEUU nada menos que suelen ser de la talla de Alvin Toffler o premios Nobel ), que si saben; “…El simplista razonamiento del presidente le lleva a creer que menos robots significan más empleo …” y volver a al carbón, se despejó la incognita por fin de los segundos, vienen unos años emocionantes

  • #007
    DANN ELIO - 24 marzo 2017 - 18:15

    El señor Trump es básicamente un empresario, un hombre de negocios…Y como tal, y en un tema que precisa de una sensibilidad tan específica como es la situación medio ambiental y su sostenibilidad, pues no le podemos pedir peras al olmo…

    Aclarar que yo no le tengo ninguna animadversión. Y tampoco conozco a nadie que le odie gratuitamente. No, no le odio, no le ha hecho nada malo ni a mí, ni a nadie de mi familia. No hay motivo ninguno para odiarle. Ahora bien, sorprenderme con las cosas que dice y hace..en una escala del 0(-) al 10 (+)..el señor Trump a mí me sorprende con un valor del 12 !!!

    Aclarar lo del odio porque al parecer la sociedad está últimamente muy sensible con eso…máxime cuando cambiando la parte por el todo, o mejor, cambiando de lugar la emoción por el hecho, nos quieren convencer desde lo judicial de que es un delito…Delito cuando yo era un niño era robar o matar, y la cantidad de daño que se haya causado con esos actos..pero no el “estado de ánimo” en el que se cometan esos actos. Por ejemplo: si la persona que te apuñala con arma blanca, lo hace con una sonrisa de oreja a oreja como el Joker de Gotham City, entonces es menos delito? Y si te apuñala mientras llora como una Magdalena? No deja de ser algo peculiar, que las emociones humanas, o el careto que “aparentemente” pone el presunto realizador de la acción, llegue a ser “conceptuable” y además “medible” como delito…Para ser completamente coherentes con esto, si el asesino mata con “buena cara” y “relajado” se le puede bajar la pena ¿no? No sé..toda esta moda-tendencia de cosificar el odio como algo concreto..tiene un punto extraño. Pero bueno, si lo dicen los jueces…

    Matizados estos aspectos suprafilosóficos sobre la “odiología” ( no buscar esta palabra que no existe…pero al paso que vamos..yo ya no me extrañaría de nada en el futuro..), pues ya comentaré en otro ratito sobre lo que opino sobre la ignorancia científica de Trump, y sobre las informaciones completamente erróneas que andan por su cabeza. Que son muchas y muy equivocadas. Ya tendré ocasión de comentar de todas ellas…que como lo vamos a tener hasta el 2020..como poco…seguro que nos dará motivos para hablar sobre él.

    Nota: Aunque no cambie el clima por el hecho de que un motor funcione, YO ODIO profundamente los tubos de escape de los vehículos y todo lo que sale de ellos ( Espero que esta emoción humana que yo siento, no sea constitutiva de delito ;-)

  • #008
    Xaquín - 24 marzo 2017 - 19:04

    No depende todo de Trump…la estructura mental del usamericano medio considera al combustible (y el agua) como excedentes… y para los del resto del mundo estaba hollywood metiendo caña (hasta yo me aprendí términos como fast y speed!!).

    Son importantes los programas federales, eso desde luego. Pero si no interaccionan positivamente con la sociedad de nada valen (aparte para despretigiarse)… tengamos en cuenta que el pueblo USA está muy curado de espanto. Hay muchos aspectos en la historia de USA que hace a la gente desconfiada.

    Por ejemplo, que le dice a un nativo que vive en reserva la postura de Trumpo (o de Gore) sobre el cambio climático?

  • #009
    Gorki - 24 marzo 2017 - 19:11

    Solo espero que estos cuatro años de mandato pasen rápido y que los destrozos sean lo mas pequeño posibles. Con este hombre la cosa no tiene arreglo, a ver si los legislativo y judicial americano, que por fortuna es mucho mas independiente del ejecutivo, que es en nuestro país le frenan.

  • #010
    Daniel - 24 marzo 2017 - 22:56

    Pues a mi me da que los culpables de que ganase Trump son los mismos que dicen que en tres años todos sin trabajo

    • Gorki - 24 marzo 2017 - 23:58

      Los “culpables” de que ganase Trump fueron exclusivamente quienes le votaron en las elecciones USA.

      Ya está bien de intentar que carguemos con errores ajenos.

  • #012
    Erin - 28 marzo 2017 - 14:00

    Yo pienso que Trump es ignorante de muchas cosas. No quiere ayudar muchas personas y yo estoy asustado por el gobierno.

  • #013
    Dedo-en-la-llaga - 28 marzo 2017 - 18:29

    El Pato Donald Trump lo ha entendido a las mil maravillas: este sistema es como “Speed”, si baja la velocidad explota, si no se puede detener, se lo lleva todo por delante… Y mientras se toman o no medidas contra la contaminación del consumidor, se mira para otro lado sobre lo que contaminan los cargueros (transporte absolutamente desregulado, sí, esos que llevan dentro de sus containers vuestros objetos más preciados,) y que contaminan infinitamente más y más allá todavía del infinito, en un solo viaje, que millones de coches todos juntos en un día… Pero claro, ya se sabe lo bien que se nos da a todos la hipocresía… Como aquello de “qué asquerosos los de WV pero yo me acabo de comprar uno…” ja, ja, ja, ja,… En fin.

    • Miguel - 29 marzo 2017 - 11:54

      Ahí es donde esta el tema. En el transporte en toda su magnitud. Por que miramos lo cercano como los coches y parece que nos olvidamos de la contaminación, consumo de energía y consecuencias de todo lo que se mueve hoy en día. Es muy clarificador un documental ” Las autopistas de la alimentación” donde se ve una parte de como se mueven los alimentos. ¿Cuanto se consume y contamina para hacer llegar los productos y alimentos en el mercado mundial? No es proteccionismo, pero igual hay que plantearse que el precio puede que no sea el único factor a contemplar para adquirir un bien. Y de Trump, mentalidad empresarial de los ochenta. Un Gordon Gecko con dinero, poder y pocos escrupulos al frente de un país con grandes diferencias culturales internas.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados