Explotando tecnologías obsoletas

SMS

Beatriz Triper, de Cinco Días, me envió un correo para preguntarme mis impresiones sobre el futuro del SMS, a raíz de un informe de Telefonica publicado el pasado julio en el que se augura un buen futuro para esta tecnología, y hoy publica un artículo titulado “WhatsApp no cala en las empresas” (pdf) en el que subraya esas perspectivas optimistas.

El SMS es una tecnología desarrollada en 1985, cuando los actuales smartphones y su evolución desde la telefonía hasta los auténticos ordenadores de bolsillo que hoy utilizamos era algo completamente inimaginable. Es una tecnología absolutamente simple para enviar cadenas alfanuméricas de hasta 140 caracteres, cuyas sucesivas extensiones la han ido dotando de algunas funcionalidades adicionales (incluir otro tipo de contenidos, dar formato a los mensajes o encadenar varios mensajes de texto para permitir mayor longitud), que hacen un uso muy eficaz de la red de radio, y que además pueden ser enviados y recibidos en cualquier momento, incluso durante una llamada. Su pequeño tamaño hace que los SMS no necesiten que se asigne un canal de radio al usuario, como ocurre durante una llamada, sino que se insertan en la información de señalización de la propia red. 

Esa sencillez, unida al hecho de que todos los terminales los reciban sin necesidad de haberse descargado ninguna aplicación específica para ello, sirve a algunos para ser optimistas sobre el futuro de una tecnología claramente obsoleta y completamente superada por sistemas de mensajería mucho menos limitados y que incorporan prestaciones más avanzadas, como el cifrado de mensajes.

Mi opinión sobre el tema es que hablamos de una tecnología obsoleta, limitada y sometida a un uso que persiste simplemente por cuestiones de resiliencia e inercia corporativa. El usuario individual, por lo general, ha evolucionado en su uso para pasar a comunicarse mediante mensajería instantánea: lo que en España es un monopolio absoluto de WhatsApp, instalado en la práctica totalidad de los terminales, en otros mercados tiene lugar con otras aplicaciones, como Facebook Messenger en Estados Unidos, Canadá, Australia y hasta 49 países, Viber en otros 19, WeChat en China, etc. En entornos corporativos, no obstante, esta transición aún no ha tenido lugar, debido fundamentalmente a las escasas capacidades de administración avanzada de este tipo de plataformas.

Recientemente, Facebook anunció que el futuro de WhatsApp pasaba por su enfoque a las business accounts, las cuentas corporativas para la comunicación de las compañías con los usuarios, para funciones como el servicio al cliente o el marketing. El despliegue masivo de ese tipo de cuentas se estima que tendrá lugar antes del final de 2016, y dotará a las compañías de prestaciones de contact center avanzadas (administración multiusuario, conexión con las bases de datos y el CRM corporativos, tracking de usuarios, indicadores, analíticas, redirecciones, generación de texto automática, etc.) que, en la mayoría de los casos, las llevarán a sentir que con los vetustos SMS trabajaban en la edad de piedra. La evolución hacia la explotación de ese mercado por parte de las compañías de mensajería instantánea tendrá lugar al tiempo que se desarrolla otro fenómeno ya en fuerte crecimiento, el de los bots o chatbots avanzados basados en machine learning, y su uso se extenderá rápidamente en el mercado corporativo.

De ahí mi marcado escepticismo con respecto al futuro de los SMS: a pesar de las conclusiones del informe de Telefonica, hablamos de la explotación de una tecnología obsoleta, siguiendo un patrón que ya hemos visto evolucionar en numerosas ocasiones, y que suele caracterizarse por transiciones abruptas a partir del momento en que las ventajas de la tecnología sustitutiva se ven materializadas. Las compañías, por lo general, toman decisiones pragmáticas en función de variables racionales, pero lo que por el momento es una resistencia al cambio basada en una supuesta falta de universalidad de las apps de mensajería y en una carencia de herramientas de administración sofisticadas, dejará de serlo en breve y dará paso a nuevas oportunidades muy interesantes que querrán aprovechar, así como a una imagen de mayor respeto por la privacidad de sus mensajes derivada del uso del cifrado. Las compañías que se enroquen en el uso de una tecnología obsoleta pasarán, en no mucho tiempo, a tener la misma imagen que esa tecnología.

A continuación, el texto completo que intercambié con Beatriz:

P. ¿Por qué se opta por este medio de comunicación? ¿Por qué es más eficiente?; ¿Qué valor añadido aporta frente a aplicaciones como WhatsApp o Messenger?

R. La preferencia por el SMS se debe únicamente a la persistencia de la costumbre, a una falta de evolución de compañías que prefieren seguir haciendo las cosas como las han hecho siempre y no se paran a pensar en que pueden existir mejores métodos. El SMS es un canal completamente muerto, el porcentaje de SMS comerciales que generan un contacto eficiente es bajísimo, y las características como canal en términos de seguridad y capacidad resultan completamente anacrónicas a día de hoy. La única razón por la que los SMS no han sido completamente sustituidos en este ámbito está en las escasas capacidades de administración de las herramientas de mensajería instantánea, que estaban concebidas como canales de comunicación entre personas.

Hace algunos meses, Facebook, propietaria de WhatsApp, comunicó sus intenciones de convertir su herramienta en un canal de comunicación empresarial para el servicio al cliente o el marketing, y de dotarlo de capacidades de administración muy similares a las existentes en un call-center, un servicio que convertiría a las empresas en clientes de Facebook que pagarían por utilizar WhatsApp. Debemos tener en cuenta que el alcance de las herramientas de mensajería instantánea está ya muy próximo al del SMS (no es simplemente el caso de WhatsApp en España, sino muchos otros, cada mercado tiene una herramienta de mensajería instantánea predominante), y que por tanto, uno de los escasos argumentos a favor del uso del SMS desaparecerá muy pronto, relegándolo a su lógica condición de herramienta obsoleta.

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “The SMS: it’s got a great future behind it

 

31 comentarios

  • #001
    Manuel - 8 septiembre 2016 - 10:41

    ¿Diríamos que pasa lo mismo con la radio y la televisión?

    Responder
  • #002
    Carlos Quintero - 8 septiembre 2016 - 11:02

    Yo tampoco le veo mucho futuro al SMS. A nivel personal, no envío uno desde hace años. Recibo algunos SMS de avisos de algunas empresas (banco, etc.) que preferiría que fueran correos o mensajes de WhatsApp para tener un canal bidireccional más claro. Y si son realmente urgentes o importantes, preferiría una llamada de una persona.

    A nivel empresarial, en mi empresa casi todos nos hemos instalado WhatsApp en los terminales de empresa o en los propios y lo usamos extraoficialmente.

    Como caso curioso, el otro día hice mi primera compra a la frutería de mi barrio por WhatsApp, solo por probar la experiencia: envié la lista de cosas que quería, me contestaron que de algunas no había pero me enviaron fotos y precios de productos alternativos y cerramos el pedido muy rápida y cómodamente. Me pareció una posibilidad muy interesante, alternativa a la llamada telefónica, a hacerlo por la web (que no tienen) o a personarse físicamente en el establecimiento.

    Responder
    • José Manuel - 8 septiembre 2016 - 17:21

      “Recibo algunos SMS de avisos de algunas empresas (banco, etc.) que preferiría que fueran correos o mensajes de WhatsApp”.

      Ahí es donde Whatsapp quiere hacer negocio. Y también veo bien que las compañías se pongan en contacto conmigo por whatsapp: ojo, sólo las que a mí me interesen, cuando me interese y sobre lo que me interese.

      Responder
  • #004
    Gorki - 8 septiembre 2016 - 11:38

    En estae caso debemos estudiar que pasó con los demás medios obsoletos de comunicación, pues al fin y al cabo el SMS es simplemente uno de los últimos en entrar en ese grupo. Observamos que casi todos han desaparecido pero quedan restos en nichos mmuy concretos y para un uso muy determinado y específico.

    El mensajero, practicamente ha desaparecido, pero aun existen motoristas mensajeros. Su ventaja principal es la absoluta discreccion del mensaje y tener la constancia que llegan al destino, sobre todo si se desea hacer llegar un mensaje sobre un soporte fisico (carta). ¿El exministro Soria, habra recibido úoltimamente la visita de un mensajero?

    El telégrafo óptico, igualmente ha desaparecido excepto en comunicaciones entre dos barcos próximos, con banderas o telegrafos de luz. Su ventaja es que los mensajes son difícilmente interceptables, fuera de quienes los envían y reciben
    El telegrafo electrico, ha desaparecido totalmente, pero las señales Mores han perdurado hasta los años 50 y aun hay residuos, como señales de emergencia (SOS), su ventaja es que se pueden producir en circunstancias muy adversas, con medios que tengamos a mano, Hogueras, golpes en chapas metálicas etc.
    El telex, me hace el efecto que ha desaparecido, pero no estoy seguro que algunas compañías no lo sigan utilizando, Su única ventaja es su fácil integración con los ordenadores lo que facilita comunicaciones entre ordenadores y perifericos, como carteles de aviso en autopistas, reservas de hoteles y cosas por el estilo. (yo creo que la inmensa mayoria se han pasado el email, pero no estoy seguro)
    El fax, me hace el efecto que casi ha desaparecido, pero aun se utilizan burofax, pues un tercero puede atestiguar que un determinado documento fue enviado con ese contenido en tal fecha. Pese a que se sigan llamando fax, lo que se envían son pantallazos de ordenador.
    El teléfono, pese a exuistir telefonos IP, sigue gozando de buena salud ahí conde las llamadas no tienen coste, creo que es un medio de comunicación en clara decadencia sustituido por la mensajeria sonora y las videoconferencias ¿Quien pone hoy una conferencia internacional y no utiliza Skipe?.

    Viendo lo anterior, observamos que todo los medios de comunicacion obsoletos dejan nichos de uso, pero muy limitados y económicamente poco atractivos, por lo que dudo que hoy haya grandes compañias que se dediquen a explotar los nichos que quedan de mesajeros, banderolas nauticas, telegrafos, telex y fax. y supongo que en un próximo futuro ese es el destinos del SMS y del teléfono tradicional, No veo un futuro interesante..

    Responder
  • #005
    Jose Antonio Garcia - 8 septiembre 2016 - 12:00

    Estoy de acuerdo que el SMS no es gran cosa. Nunca lo fue. Un mensaje de 140 caracteres fue bueno cuando no había otra cosa

    Aunque tiene alguna ventaja

    a) No depende de un tercero.
    b) Es un standard que cuesta muy poco, y viene de facto en terminales y centrales

    Por tanto, si no molesta para que cargártelo. en esencia esa tontería llamada twitter empezó de forma parecida, con sus mensajitos cortos. Eso si, si lo cambias y quieres seguir cobrando 15 cents. como antaño por mucho enfoque empresarial, se van a hundir en la miseria aunque de vez en cuando haya un “Ánimo se fuerte”

    Responder
    • Enrique Dans - 8 septiembre 2016 - 12:04

      Esa es la cosa… no hay razones para cargárselo, y de ahí su persistencia… hasta que empieza a haberlas. Si las compañías que empiecen a utilizar canales más potentes como WhatsApp u otros para su interacción con los clientes obtienen muchas ventajas derivadas de esa mayor potencia del canal (mensajes más seguros, cifrados, más potentes, con posibilidad de recurrir a más formatos, con uso de bots para determinadas interacciones, etc.), el resto del mercado les seguirá rápidamente, y Zuckerberg está decidido a que WhatsApp, líder de mercado a nivel mundial, se consolide en ese sentido.

      Responder
      • lector - 8 septiembre 2016 - 13:13

        Creo que la alternativa más parecida viene a ser RCS.
        Quizá con la ayuda de Google pueda sustituir totalmente el SMS pero lo veo complicado:

        http://venturebeat.com/2016/02/22/google-rcs/

        Acerca de los usos del SMS actuales, son residuales pero críticos: transferencias, pagos y verificación con teléfono en general. Casos de uso que realmente no deberían depender ni de SMS ni de ninguna mensajería.

        La ventaja de la ubicuidad y alta disponibilidad del SMS se solucionaría si las plataformas de mensajería permitieran federación. De hecho Google Talk lo permitía por ejemplo. Es algo standard en XMPP que hemos perdido por razones estratégicas de las empresas.
        Creéis que sería descabellado exigir cierta interoperabilidad entre apps de mensajería? No sería mejor?

        Responder
      • Jose Antonio Garcia - 8 septiembre 2016 - 14:06

        La disyuntiva no la veo.

        Dejemos a las empresas que expongan sus soluciones, con sus ventajas y desventajas por un lado, y se labren su futuro.

        Y al viejo SMS que mantiene un ecosistema de empresas que lo utilizan, y no tenga que invertir dinero en renocvaciones sin Valor Añadido si no quieren ( uso de SMS por bancos, organismos oficiales,…)

        A no ser que lo que queremos ¿es hacer lobby por una de las soluciones?

        PS:Se puede seguir oyendo la radio por AM y escuchar Spotify. Y no pasa nada.

        Responder
      • acerswap - 8 septiembre 2016 - 16:32

        El SMS tiene una serie de ventajas, aunque os empeñeis en cargaroslo.

        1. Es interoperable al ser un estandar. No dependes de protocolos secretos.
        2. Es eficiente, ya que no dependes de tener red telefonica + internet. Con la red mas basica basta. Tampoco requiere telefonos potentes y necesita pocos datos para ser enviado y recibido (algo que se multiplica con la encriptacion).
        3. No depende (en teoria) de la etica de terceras empresas financiadas con el uso de tus datos. Pagas a tu operador y se supone que no analiza lo que envias, cosa que FB si hace.

        Yo no lo daria de lado.

        Responder
      • Rubén Salas - 8 septiembre 2016 - 17:32

        En mi opinión, los SMS no morirán porque como se dice hay nichos (importantes) que lo seguirán usando, y pienso sobre todo en los bancos, empresas de servicios y pasarelas de pago a nivel de comunicaciones urgentes y sistemas de autenticación. Lógicamente en las comunicaciones comerciales y en aquellas otras donde exista necesidad de una interacción con el cliente los actuales sistemas de mensajería instantánea serán imbatibles. Pero en las comunicaciones unidireccionales con necesidad de seguridad extremo a extremo a nivel de red el SMS sigue siendo mucho más robusto que cualquier sistema de mensajería IP por mucho que se establezcan encriptaciones del contenido extremo a extremo a nivel de aplicación. Además los controles regulatorios y auditorias de sistemas sobre los operadores de telecomunicaciones, unido al propio funcionamiento de los envíos por SMS, hacen que la información registrada por el operador sea más confiable que la que pueda ofrecer en un momento dado una empresa de internet.
        Y eso sin olvidar su potencial de uso en sistemas M2M.

        Responder
        • Carlos Quintero - 8 septiembre 2016 - 18:16

          Morir no creo que nadie crea que van a morir, pero de ahí a que su uso “crecerá de aquí a 2018” como indica el informe según el artículo… pues no lo veo, porque los usuarios ya no se comunican entre sí con SMS como antaño. Los usuarios con las empresas tampoco (hay medios mejores, teléfono, correo electrónico, Twitter, Facebook, etc.). ¿Qué queda? ¿Comunicaciones unidireccionales de las empresas a los usuarios? ¿Ese es el ámbito que crecerá? No sé si mi caso es raro, pero apenas recibo SMS de empresas, y cada vez intento que sean menos: del banco (algunos sí me pueden interesar, otros no), de servicios de autenticación de dos pasos (2FA) que se basan en SMS (preferiría usar Google Authenticator), de mi taller con ofertas y de la empresa de la ITV (de las cuales me gustaría borrarme), de empresas de reparto cuando no han podido entregarme un paquete y poco más.

          Responder
        • Krigan - 8 septiembre 2016 - 19:24

          ¿Más robusto que el cifrado de extremo a extremo del Whatsapp? Va a ser que no. En un SMS, el mensaje lo cifra la sim, lo descifra el operador del remitente, lo transmite (posiblemente sin cifrarlo de nuevo) al operador del destinatario (que a menudo es otro operador), el cual lo cifra con la clave del destinatario, y finalmente lo descifra la sim del destinatario. Ni de coña eso es más seguro que el Whatsapp.

          Y encima, a diferencia del Whatsapp, no se puede mejorar. Está anclado en un pasado de hace 36 años, y con una tecnología criptográfica que ya entonces era de baratillo (usar criptografía de clave pública en una sim en aquella época habría salido muy caro).

          En cuanto a usarlos para M2M, me parece una barbaridad. Es atarse a sus limitaciones a lo tonto. ¿Es que no hemos aprendido nada en estas últimas décadas? Los protocolos de red tiene que estar estructurados en capas, y la infraestructura y los recursos preexistentes para TCP/IP son inmensos, además de que la integración con Internet es una necesidad.

          ¿Lo siguiente qué va a ser? ¿Que alguien nos diga que el M2M debe ir sobre NetBIOS?

          Y luego nos quejamos de los sistemas legacy.

          Responder
  • #013
    Juan - 8 septiembre 2016 - 12:31

    Como medio de comunicación esta prácticamente obsoleto (aunque no necesita de datos).
    Como medio de identificación de momento es de lo mejor (PIN de identificación del terminal en compras asociadas a la factura de un operador, identificación del terminal por parte de Google para las compras por operador desde la tienda de Google) …

    Responder
    • Krigan - 8 septiembre 2016 - 20:08

      Teniendo en cuenta lo desastrosas que suelen ser las telecos en sus facturas, y las vueltas que te hacen dar cuando les reclamas una, mejor me quedo con el sistema que uso ahora. Huella dactilar para desbloquear el móvil (sin eso, los pagos NFC permanecen desactivados). Pongo el móvil encima del TPV. El móvil me dice la cantidad. Si es más de 20 euros, meto el pin de mi tarjeta de débito en el TPV, y asunto arreglado.

      Rápido, cómodo, seguro… y cada vez más TPVs soportan pagos contactless. Para los que no, siempre tengo el recurso de sacar la tarjeta.

      Y sin depender de ningún operador. Como si cambio de teleco mañana mismo, seguiría pudiendo pagar igual. En la EMT de Valencia, sin embargo, sí que usan un sistema “con operador”. Y claro, tienes que estar con uno de los operadores “compatibles”.

      Responder
  • #015
    Krigan - 8 septiembre 2016 - 18:06

    Vaya por delante que estamos hablando de SMS enviados por máquinas, el típico mensaje que recibimos de una empresa u organismo público. Para las comunicaciones entre personas, el SMS está completamente muerto, y Telefónica lo sabe. Comunicaciones unidireccionales, además. A muchos usuarios les siguen cobrando por los SMS, y por tanto no te van a contestar ni de coña. De los chatbots mejor nos olvidamos, eso queda para aplicaciones de IM como Whatsapp.

    Partiendo de esta base, la cuestión es si el SMS puede seguir viviendo, e incluso prosperando, en ese nicho. Habrá que ver cómo se lo monta Whatsapp cuando saque las cuentas corporativas, y los servicios asociados a ellas, pero creo que el futuro pinta muy negro para el SMS por una razón fundamental: está atado a una capa física concreta (GSM).

    En efecto, no puedo recibir SMS en el PC, ni en el tablet (salvo que tenga SIM), ni en el Amazon Echo, ni en cualquier otro aparato del futuro. Los SMS no van por IP, van literalmente por número de teléfono. O tienes un aparato con número de teléfono, o no hay nada que hacer.

    Esto es una atadura, y es bastante importante. Queda disimulada por el hecho de que el móvil es ese aparato que llevamos siempre encima, pero ¿qué pasará cuando la VoIP sustituya a la telefonía tradicional? Es posible que los móviles del futuro ni siquiera lleven SIM.

    Responder
    • Jose Antonio Garcia - 8 septiembre 2016 - 20:03

      SMS es un requerimiento obligatorio para los sistemas que reemplazan a los legacy. Y definido en el standard usado en Telefonía Móvil. Y la respuesta es que no pasará nada. Ya está funcionando sin problemas.

      Responder
      • Krigan - 9 septiembre 2016 - 00:43

        Bueno, pues no pasa nada. Que la empresa Acme, en lugar de montar su infraestructura de mensajes con sus clientes sobre XMPP (usado por Whatsapp y por cualquier otra plataforma de IM que yo sepa), que la monte sobre SMS.

        Lástima que Acme no le pueda enviar mensajes a sus clientes al PC, ni al tablet, ni al Amazon Echo o lo que venga después. Pero como llevan siempre encima el móvil, no importa mucho. De momento no se nos encienden las alarmas.

        Pero pasan los años, el soft de Acme para los SMS ha ido creciendo en prestaciones, se han ido eliminando los bugs, salvo por algunas limitaciones todo parece ir bien… y de repente Apple anuncia su nuevo iPhone sin SIM ni SMS, que así es más cool. Por supuesto, el mundo Android no tarda en copiar a Apple porque todos quieren ser como ella.

        Y no, no me digas que es imposible, que Apple no va a tener huevos, porque Apple ya ha hecho esta clase de cosas en el pasado. Remember Flash?

        ¿Resultado? Que Acme se queda con el culo al aire. “¿Cómo ha podido pasar esto?”, se lamenta su CEO. No es por culpa de la malvada Apple. Para empezar, ¿de verdad alguien pensó que íbamos a seguir usando SMS toda la vida? ¡Pero si ya ahora mismo no los usamos!

        Pero es que además, es una Mala Idea que lo que a todas luces debe ser algo que opere en la capa de aplicación (como XMPP) sea un “sin capas” al más puro estilo del Paleolítico Superior.

        Por eso un PC, un tablet, o el Amazon Echo no son capaces de recibir un puto SMS, pese a ser aparatos muchísimo más avanzados que un móvil digital de 1985, porque con el SMS está todo entremezclado, incluso hasta en la capa física. Y claro, como esos aparatos están usando otras capas físicas diferentes…

        ¿Quieres saber en qué consiste un móvil de hoy día? No es un aparato, son 2 metidos en la misma carcasa. Uno es el “smart”, el que tiene Android o iOS, el que ejecuta todas esas apps, el que conecta por wifi, el del procesador octacore y 3 gigas de ram.

        Y el otro, que tambíen tiene su propio procesador y ram (poco de ambos), y es el que tiene la sim, es básicamente… un móvil digital de 1985. Vale, ahora es algo más potente, pero sigue siendo básicamente lo mismo. Una especie de pequeño fósil viviente.

        El día en que alguien, Apple o quien sea, elimine al fósil (puedes creerme, Apple no es la única con ganas de hacerlo), adiós al SMS.

        Responder
      • Krigan - 9 septiembre 2016 - 01:59

        Algunos operadores están empezando a cerrar sus redes GSM (también llamado 2G):

        https://crowdsupport.telstra.com.au/t5/Telstra-Product-Exits/Our-2G-Network-is-closing/ba-p/440992

        https://www.business.att.com/content/other/2G-Sunset-FAQ_2016.pdf

        Necesitan el ancho de banda para tecnologías más avanzadas, que lo aprovechan mejor. Sí, ya sé que las generaciones actuales siguen soportando los SMS, tal como dices, peeero… ¿y las futuras? Nada es eterno, incluso el otrora omnipresente GSM está empezando a desaparecer.

        Responder
      • Krigan - 9 septiembre 2016 - 10:31

        He estado buscando información, y la verdad es que me ha sorprendido lo “avanzado” (no encadenado al pasado) que es LTE. Ya no se basa en conmutación de circuitos, sino paquetes, y más concretamente paquetes IP, e incorporando en su diseño los protocolos de Internet a través de IMS.

        Respecto a los SMS, aunque siguen siendo soportados en LTE, parece que la idea es sustituirlos por otros sistemas de mensajes más avanzados:

        http://www.3gpp.org/news-events/3gpp-news/1268-Dispelling-LTE-Myths

        Cuando habla de los SMS, menciona 2 formas de soporte. De “SMS over IP” dice que es “intended to provide compatibility between the existing cellular legacy and the implementations with more elaborate messaging capabilities”.

        La otra forma la califica de “solución de transición”, y es para cuando el SMS se transmite desde una infraestructura con conmutación de circuitos.

        Por supuesto, “SMS over IP” ya supone de por sí una inmensa mejora sobre los viejos SMS. Quedan ya desligados de la capa física (ya era hora), e integrados en los protocolos TCP/IP.

        Responder
  • #020
    Jose Antonio García - 8 septiembre 2016 - 19:48

    Como alternativa a una comunicación asíncrona, que use datos se puede usar nuestro viejo amigo el correo electrónico, tiene muchas ventajas, la gente se ha acostumbrado a usarlo, se puede encriptar, admite adjuntos, y si lo manda una compañía seria puede pasarle antivirus. Y sobre todo es Facebookless…

    Adios alternativas al SMS sin valor añadido…

    Responder
  • #021
    Nacho Blanco - 8 septiembre 2016 - 20:22

    Personalmente, me gustan mucho los canales de Telegram, que también tiene una API para poder utilizarlos con un CRM o cualquier gestor. Tan sólo necesitas integrarlo en tu sistema.

    Responder
  • #022
    Vicente M - 8 septiembre 2016 - 20:52

    En mi empresa no hemos realizado ninguna comunicacion con nuestros clientes por sms en cambio todos los dias recibimos wasap para pedir informacion de los productos e incluso para recibir algun pedido.

    Responder
  • #023
    Gorki - 8 septiembre 2016 - 23:23

    Se me ha olvidado la última vez que recibi un SMS creo que cuando recargo el movil de prepago suena uno.

    Responder
  • #024
    Josep Autet - 9 septiembre 2016 - 08:14

    Si básicamente es lo que pasó con el el Fax y el correo electrónico, hace años que también leí un artículo que el Fax estaría muchos años en las empresas y poco duro, no se si ese artículo provenía de algún iluminado de Telefónica.
    Los SMS si no fuera por que las compañías los mantienen, por que alguna que otra cosa le sacan, contando que la infraestructura informática que necesita esa plataforma hace años que ya está pagada y que todavía quedan empresas de los llamados SMS premium que lo utilizan como canal de comunicación por cierto muy intrusivo, ya estarían eliminados, resumen que le queda poco tiempo,

    Responder
  • #025
    Alfonso - 9 septiembre 2016 - 08:59

    Actualmente la autentticación de usuarios para operaciones de e-comm y banca en general todavía se hace mayoritariamente por SMS pero la única razón es que cualquier usuario con cualquier móvil lo recibe.

    Lo que las empresas están desarrollando son bases de datos en las que almacenan qué canal prefiere su cliente y si el cliente tienela App de la empresa lógicamente usan mensajería push en vez de SMS.

    No es resistencia de la empresas, es que tienes que recopilar y guardar qué canalprefiere cada uno de tus clientes y eso es costoso y lento.

    Responder
  • #026
    Federico Asorey - 9 septiembre 2016 - 20:22

    Hola
    Aun admitiendo que es un sistema obsoleto, si tiene utilidades muy interesantes, por ejemplo, para confirmar compras en Comercio Electrónico.
    Estoy hablando del mensaje que te devuelve el banco en ocasiones cuando haces una compra online solicitando que introduzcas el valor J5 , por ejemplo, de tu tarjeta de claves.
    Yo no querría de ningún modo que enviasen nada de ese tipo a través de WhatsApp.
    El uso masivo ha pasado a mejor vida, pero no creo que corran el riesgo inmediato de desaparición.
    Saludos.

    Responder
  • #027
    Alfonso - 9 septiembre 2016 - 22:02

    Que se sigan usando los mensajes SMS en cuestiones de tipo empresarial es por la sencilla y triste realidad de algo que se llama ‘estandarización’.

    Tu, no sabes si tu interlocutor tiene, usa o no WhatsApp, Telegram, Line o X. Si tiene un teléfono móvil puede recibir y enviar mensajes SMS no necesita de ningún tipo de aplicación externa ni depender de infraestructuras de terceros.

    WhatsApp y todas estas aplicaciones se iniciaron con un enfoque puramente lúdico y sin pretensiones empresariales. Las empresas tienen otras herramientas de colaboración, otra cosa es que las conozcan y/o quieran usarlas.

    El SMS, hoy en día se sigue usando, menos pero se sigue usando, al fin y al cabo si no sabes que aplicación tiene una tercera persona y quieres dejarle un comentario o un sencillo recordatorio, le envias un SMS y te despreocupas.

    Responder
  • #028
    Jose Saiz - 10 septiembre 2016 - 12:22

    Estimado Enrique, primero decir que durante años, no me pierdo ni una sola de tus publicaciones, y como podrás haber comprobado, jamás suelo interactuar u opinar sobres las mismas, incluso, en las pocas ocasiones en las que estoy en desacuerdo contigo, pero esta vez, y en aras de hacerte ver por qué el uso del SMS sigue siendo importante para las compañías, en desacuerdo a tu afirmación de que “La preferencia por el SMS se debe únicamente a la persistencia de la costumbre, a una falta de evolución de compañías que prefieren seguir haciendo las cosas como las han hecho siempre …” te diré que, dime si conoces tú algún medio mejor que:
    – te asegure la llegada del mensaje incluso a personas donde no disponen de cobertura de datos, póngase por ejemplo, esos pueblos que no les llega aún la cobertura 3G o esos edificios con paredes de hormigón que difícilmente les dejan entrar mientras estés dentro.
    – que no suponga un medio tan intrusivo como escribirles por un medio como whatsapp, que la gente, y yo me incluyo, consideramos como un medio de comunicación personal y no de trabajo. Sienta peor recibir una comunicación de alguien que no tienes confianza a través de tu whatsapp, que a través de un SMS, entre otras cosas, porque con el whatsapp te ven tu foto, tu estado de conexión, acuse de recibo, y tu estado textual, el cual, nos gusta guardarlo para SÓLO los amigos.
    – y que, volviendo al punto primero, sea de recepción más ágil y segura en su entraga, ya que como digo, tengas datos o no, mientras tengas línea de teléfono, el mensaje te llega sí o sí. La desventaja es la falta de cifrado de las comunicaciones, pero en ciertos temas, al remitente, con tal de asegurarse la pronta entrega le dan igual.
    Sin ir más lejos, nosotros nos comunicamos con todos nuestros artistas por este medio, con objeto de que se enteren rápidamente de lo que les queremos decir.
    Un abrazo.

    Responder
  • #029
    Hugo - 10 septiembre 2016 - 23:43

    En algunas zonas a veces no tengo Internet o es muy intermitente por lo que Whatsapp/Telegram/Etc. son inútiles e incluso puedo tener problemas para hacer una llamada. En esos casos utilizo el SMS y casi siempre me logro comunicar.
    Aparte de esa circunstancia casi nunca envío mensajes, pero sí recibo algunas noticias, informes de mi banco, etc.
    No es mi método de comunicación habitual, pero definitivamente sí me es útil.

    Responder
  • #030
    Fran - 12 septiembre 2016 - 14:48

    Obviando lo obsolescencia clara del SMS. Entiendo como más preocupante el movimiento de Facebook en centralizar la mensajería entre empresas, no porque no sea necesario ni útil, sinó porque la falta de autonomía de los estados en legislar adecuadamente aspectos tan sensibles como la seguridad corporativa. Como usuarios aceptamos cláusulas que no leemos, y aceptamos legislaciones foráneas que no se ajustan al marco local. Confiamos estúpidamente en la cesión de datos a corporaciones electrónicas (más que sospechosas) que jamás permitiriamos a medios físicos. La soberanía es notoria también aquí por su falta y se profundizará más aún con los tratados internacionales de comercio que den más poder legislativo y judicial a las multinacionales, que no empresas. Aceptando un nuevo modelo de espionaje ampliado del que no todas las empresas pueden defenderse y contra el que nuestro estado no sabe o quiere defender, o siquiera aprovecharse de ello. Por no hablar de otro síntoma más del Darwinismo corporativo.
    Una sociedad clientelar como la nuestra perderá las pocas innovaciones que pueda producir por este fenómeno entre otros. A modo de ejemplo recordemos un antiguo caso de interceptación de comunicaciones, con Boeing y Airbus (en el que no existia WhatsApp) que pudo llevar a hundir a la segunda. Imaginemos cualquier empresa netamente española

    Responder
  • #031
    Javier Palomares - 14 septiembre 2016 - 13:07

    140 caracteres? No estás tuiterizando los SMS?
    Si no recuerdo mal, eran 160 caracteres.

    Aunque…

    http://www.elandroidelibre.com/2015/02/por-que-la-longitud-de-los-sms-se-reduce-con-determinadas-palabras.html

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG