La revolución de la logística

Amazon Prime Now MadridAmazon lanza Amazon Prime Now en Madrid y alrededores: reparto en una hora por 5.90 euros y gratis en dos horas de un catálogo de 18,000 referencias entre las que se incluyen alimentación, hogar, electrónica y entretenimiento. Jesús Martínez, de El Español, me llamó para hablar sobre el tema y me cita brevemente en su artículo titulado “¿Cómo sobrevivirá Amazon entregándote productos en una hora?”

La respuesta a la pregunta planteada por Jesús está más que clara: Amazon sobrevivirá con paciencia, con una optimización de procesos al límite, y con mucho, mucho volumen. Que la logística en plazos muy breves dentro de las ciudades ciudades puede ser rentable ya ha sido demostrado anteriormente en casos como Maple, de la que hablamos hace no mucho tiempo, y también por compañías como  GrubhubPostmates, Hello Alfred, UberEatsDoorDash o Deliveroo: se trata de, básicamente, de optimizar todos los procesos y costes de manera mucho más agresiva que en la logística tradicional. 

Pero en el caso de Amazon, además, se unen otros condicionantes: el primero, que Amazon puede invertir tranquilamente mucho dinero para conseguir el volumen necesario para superar el punto de equilibrio. El segundo, que la logística rápida es solo uno de los elementos de una estrategia que busca que su servicio se haga imprescindible: la tarifa plana que hay que pagar para acceder a Amazon Premium en España lleva además aparejada servicios adicionales como espacio de almacenamiento para fotografías o acceso anticipado a eventos de BuyVIP, pero no hay más que fijarse en los Estados Unidos, en donde se añaden servicios como el acceso a un enorme catálogo de libros gratis, o música, películas y series de televisión ilimitadas, para entender que las posibilidades de la compañía para “endulzar” la oferta son prácticamente ilimitadas. En Estados Unidos, Amazon Prime es enormemente popular en los hogares de alto poder adquisitivo, y en esos hogares, una vez que toman la decisión de pagar, la lista de productos que dejan de plantearse adquirir en supermercados tradicionales crece sin parar. Simplemente, dejan de pasarse por esas secciones, porque les basta encargar esos productos para que estén en casa en una o dos horas. Y eso, además, les hace incrementar su gasto mensual en Amazon a más del doble. El crecimiento de Amazon Prime es elevadísimo, y los clientes renuevan el servicio cada año sin pestañear. ¿Cabe esperar que el mercado español se diferencie mucho del norteamericano en sus parámetros de adopción?

Además de simplemente buscar el crecimiento mejorando la oferta con servicios adicionales, Amazon tiene más trucos en la manga. Los botones de Amazon Dash o las peticiones de viva voz a través de Amazon Echo, aún no disponibles en España, se encargan de que muchas de las compras repetitivas o sistemáticas, los suministros que nos resulta simplemente aburrido salir a comprar, lleguen a casa tras simplemente darle al botón o pedirle a Alexa que las encargue. O algunas veces, ni eso: ya hay electrodomésticos que simplemente lanzan ellos el pedido de detergente o suavizante sin intervención humana cuando sus niveles de esos productos están bajos. Para las marcas, una bendición: una vez que un cliente instala un electrodoméstico que se abastece solo de sus suministros, la estrategia de precios tendría que ser muy mala para hacer que el cliente no lo utilizase. Y una vez que lo utiliza, se convierte en un cliente mucho más fiel y que, simplemente, desaparece del lineal de esa categoría en el supermercado o de la tienda tradicional. En Francia, recientemente, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, protestó contra la misma iniciativa de Amazon, Amazon Prime Now, alegando la importancia del comercio de proximidad y un supuesto incremento de la contaminación en la capital francesa.

Con todos esos elementos, está claro que nos aproximamos a un cambio brutal en la distribución. La logística es tan solo el primer paso. Y la respuesta de la distribución tradicional va a ser compleja: competir contra Amazon, una compañía con bolsillos profundísimos, en la venta online parece un verdadero suicidio. Y convertirse en un especialista, en un category killer en las categorías que culturalmente aún preferimos comprar en persona, como los productos frescos, la carne, el pescado o la fruta, tampoco parece una estrategia especialmente sostenible en el tiempo: aunque llegue un momento en el que casi nos apetezca salir a comprar determinados productos porque la experiencia sea fantástica en nuestro supermercado, no olvidemos que Amazon Fresh es una de las categorías en las que Amazon está haciendo un mayor esfuerzo, y que la satisfacción de sus clientes en otros mercados parece estar siendo bastante elevada. Geográficamente, no toda España es Madrid, y Amazon Prime Now no va a expandirse rápidamente a otras ciudades españolas precisamente por la importancia de esos condicionantes de volumen, de manera que por el momento, podrían ser vistos como una amenaza limitada, aunque en absoluto insignificante, en un proceso que comienza a definir los mapas o barrios en función de su acceso a la logística rápida. La gran distribución española no es mala, no está dormida y no va a quedarse de brazos cruzados viendo como le roban la merienda… pero tampoco lo va a tener fácil en absoluto.

 

 

This article is also available in English in my Medium page, “The logistics revolution has started

 

14 comentarios

  • #001
    Gorki - 22 julio 2016 - 10:39

    ¡Bienvenida la competencia!, En este momento tengo ya algunos supermercados que me lo traen a casa (Carrefour, Alcampo y últimamente Mecadona), en algo más de tiempo,y uno en concreto, Covivar que lo regenta un chino, que me lo trae en un plazo mas o menos de una hora, pero uno más no molesta.

  • #002
    Daniel Terán - 22 julio 2016 - 11:22

    Otra commodity que añadir a la lista: agua, luz, gas, telecom y ahora logística.

  • #003
    Sergio Portuondo Higueras - 22 julio 2016 - 11:55

    He hecho una pequeña comparativa de precios con Mercadona que es a donde suelo ir a comprar y todavía veo caro a Prime Now. Por ejemplo 1 kg de melocotón amarillo en Prime Now cuesta 2,93 € y en Mercadona 1,45 €.
    Si mejoran los precios en mi tendrán un buen cliente

    • Gorki - 22 julio 2016 - 12:21

      Un 206% y compra mínima 19€ con con eso ya esta casi todo dicho. Esperaré a que rebajen los precios,

      ¿Alguien ha hecho la comparación con algo que no quepa dudas de igualdad de calidad, porque está envasado estandar como una lata o un producto de limpieza? Yo lo haría peo en mi móvil mo me cabe una App más.

      • Jose Antonio Garcia - 22 julio 2016 - 13:27

        Una vez finalice el periodo de prueba gratis, Amazon Premium tan sólo cuesta EUR 19,95/año. ¿envío gratis en 2h?

        Modelo logistico: casi 2 hubs en España vs 1596 tiendas Mercadona… ¿revolucionario? ¿por usar bicis?, venga ahora lo de los drones, los robots,…

        Muy bueno lo de “no va a expandirse rápidamente a otras ciudades españolas precisamente por la importancia de esos condicionantes de volumen” claro vaya obviedad, si no hay hub, no hay distribución en una hora, si no hay volumen, no hay masa crítica, bienvenido al mundo real de los negocios… vaya huevo que ha puesto…

        Está claro que se gastan una pasta gansa en marketing, publicidad con mensaje subliminal: “enormemente popular en los hogares de alto poder adquisitivo”… si no tenes tiempo para nada, ya te lo llevamos nosotros, eso es vida, ufff que alivio, que bien puedo seguir trabajando hasta las tantas.

        Apaga y vámonos.

        PS: Lo de tanta app para cualquier cosa es muy cansino. No hay nada más, que triste.

  • #006
    Pit - 22 julio 2016 - 13:22

    He comparado los precios de algunos productos no frescos (que son de los que se opud estar seguro que son iguales) con el carrefour online y en general Prime now es ligeramente más barato. He escogido productos de marcas represetantivas como Colacao, Puleva, Danone, Kellogs, Fontaneda
    Y si esl servicio es el habitual de Amazon, ya sabemos que será muy superior al de cualquier hiper .

    A modo de anécdota ayer recibí un email de amazon diciendome que me hacian una devolución de 6,66€ proque un producto que compré en las ofertas Flash del Prime (y que tengo desde el día siguiente) lo han bajado más desde entonces.

    El caso es que parece que puede ser competitivo (no lo dudaba, no creoq ue Amazon se mete en este jardían para ser más caro).

    Lo que me extraña es que Prime now no está disponible en PC, sólo en app móvil. Entiendo que el móvil es prioritario en este servicio, pero ¿tanto les costaría hacerlo accesible desde un navegador de escritorio?

  • #007
    Juan Navidad - 22 julio 2016 - 13:49

    Amazon gana mucho más por el sobreprecio que le carga a cada producto que por lo que cobra por cada envío. En un tema anterior sobre Amazon en este blog, alguno de los comentaristas decía que Amazon ofrece el precio mínimo garantizado. Eso es falso. Al menos en Nueva York, donde existen supermercados de productos descuento las diferencias son abismales. Tienen el precio de un supermercado de los caros.

    A propósito de ejemplos, amigo Gorki, te daré solo uno: un queso que hemos comprado varias veces por un dólar en un supermercado descuento en Manhattan cuesta 6,90$ en Amazon. Desde luego, perder no pierden…

    Hay otro asunto que no sé si la gente es consciente. Cuando se habla de impacto medioabiental en el caso también de las declaraciones de la alcaldesa de París, la gente piensa en la forma de transportar los productos. En Estados Unidos hay compañías (como Fresh Direct) que reparten a domicilio con camiones propulsados por biodiésel. Algo es algo. Llegará un momento en que se pueda hacer con vehículos eléctricos e incluso con paneles solares.

    Pero eso no es todo: la cantidad de cajas y envases que se generan son brutales. Yo lo veo muchas veces: cajas y cajas y más cajas que no se reúsan, sino que son de nuevo procesadas, recicladas industrialmente. Deberían obligarse por ley a estas empresas a utilizar envases que puedan ser usados muchas veces.

    • Jose Antonio Garcia - 22 julio 2016 - 14:48

      Juan

      Tengo claro que los negocios fucionan con un reclamo, y que al final donde se nota es como dice Gorki es en la pequeña diferencia.

      Si por ejemplo me gusta la cerveza de marca blanca, que es más barata que una de marca conocida, Y Amazon solo tiene la marca, tengo que gastarme un 100% más porque no puedo elegir la de marca blanca, aunque esa marca comparada esté al nivel de otros supermecados caros. Ya que decir si directamente es el doble o 6 veces más como cita.

      Me gusta su referencia a la mochila ecológica que conllevan los embalajes, y hay otra importante el lugar de producción. P.ej. si las manzanas que vende p.ej. Mercadona son de Lérida y no están embaladas, su mochila ecológica es mucho menor que las que compras a un Super X que vienen de Chile o del Tirol embaladitas muy monas ellas, con su barniz incluido, sus semanas de cámara. sus plásticos, etc etc

  • #009
    Gorki - 22 julio 2016 - 14:26

    Pes no se otros, pero yo a los precios de la alimentación y la droguería especialmente soy muy sensible, mucho más que al de otros artículos como ropa, informática, o en bares y restaurantes, que acepto con facilidad diferencias de precio mayores poco justificadas sin que me importe en exceso. Pero si veo que la el nismo jabón que he comprado, vale 15 cnts de euro más que el que venden en otro sitio, quien me vendió el jabón ha perdido un cliente.

  • #010
    Carlos Quintero - 22 julio 2016 - 17:27

    Para mi lo más importante (más que el precio) es la experiencia de compra (especialmente en la resolución de problemas) y el tiempo que me ahorro.

    Hace años usaba los servicios a domicilio de Mercadona, Alcampo o Carrefour y había problemas tanto de suministro (“no quedaba Coca-Cola Light, hemos traído la normal”) como de entrega, y dejé de usarlos. No sé si habrán espabilado.

    Mis experiencias de compras de estos tres últimos días:

    1. Compra presencial en una frutería de barrio hoy por primera vez. Al superar determinado importe dicen que me lo llevan a casa gratis “a lo largo de la mañana”. Me dan el teléfono de la tienda por si hay problemas. Entrega perfecta en menos de 2h. Tienen una web (que da un 404 “forbidden”) y una app que no he encontrado y el QR-code de la tarjeta que me han dado es ilegible. Repetiré por el trato tan amable y el buen servicio que me han dado.

    2. Compra en Amazon Prime Now hoy por primera vez. La app muy correcta. Se hace el pedido y ves en todo momento en un mapa por dónde va el repartidor, con su nombre y un botón para contactar con él. Envían dos SMS (uno al salir el envío y otro al estar próximo a llegar) con un enlace a dicho mapa (para mí esto es la “killer feature”). Entrega perfecta en menos de 2h. El servicio de transporte lo proporciona Seur en mi zona (pero charlando con el transportista me dice que el Seur que proporciona Amazon Premium es “otro Seur”). Repetiré muchísimo.

    3. Compra en Amazon Premium hace dos días. El servicio de transporte lo presta también Seur, pero con otros procedimientos (el “otro Seur”) Ayer estuve en casa en la franja de una hora decidida unilateralmente por ellos. Ni mapa, ni SMS ni forma de contactar. Pasa la hora y recibo un correo indicando que estaba “ausente”. Cabreo fenomenal. La web de Seur no me permite elegir franja para hoy. Recibo correo hoy donde me indican la nueva franja de una hora que han decidido unilateralmente. Espero al repartidor mirando literalmente por la ventana todo el tiempo, le veo llegar (casualmente en el mismo minuto que el de Amazon Prime Now, también de Seur) pero inexplicablemente, mientras sube el de Amazon Prime Now y le atiendo, el de Amazon Premium no llama al telefonillo y descubro pasmado unos minutos después que se ha ido, y recibo otro correo indicando que he estado “ausente” de nuevo. Aquí me llevan los demonios. Llamo a Seur, un 902 donde solo hablas con una máquina sin ninguna inteligencia ni “machine learning”. Imposible hablar con un humano. Entro en la web de Amazon, localizo la opción para que me “llamen ahora”, me llaman al instante, les cuento el caso, llaman a Seur, localizan al transportista y le indican que dé la vuelta, indicando que sí estoy en casa. Mientras le espero en la calle, en el correo de Amazon que recibo tras la reclamación telefónica viene otro teléfono de Seur. Se me ocurre llamarles (en este sí atienden humanos), localizan de nuevo al transportista y me dicen que se pasará una hora y media más tarde (menos mal que se me ocurrió llamarles…). Bajo de nuevo al cabo de hora y media y le espero en la calle. Por fin me entrega el paquete (resultó que estaba llamando al piso de otro bloque de mi urbanización).

    Que cada cual saque sus conclusiones.

  • #011
    Krigan - 23 julio 2016 - 00:49

    Son 2 temas relacionados. Amazon tiene muy claro que el Santo Grial del comercio electrónico es la entrega casi inmediata. Pero para ello no basta con tener un almacén en Alcalá de Henares, así que ha abierto otro en Legazpi (una posición bastante más cercana al centro que Alcalá).

    Más aún, para hacer la entrega en 2 horas en (por ejemplo) Valencia, va a necesitar abrir un almacén en esta ciudad, o en sus inmediaciones. Para entregas al día siguiente, basta con un solo almacén en el centro de la Península (salvo que haya que cruzar el mar), que es la situación que había hasta ahora. Para entregas en 2 horas (y no digamos ya en una), se va a necesitar una red de almacenes repartidos por toda España.

    Lo cual nos lleva al otro tema. Una red de almacenes en toda España no se justifica mediante compras ocasionales de móviles o televisores. Lo que compramos con más frecuencia son productos de supermercado. Eso sí da para tener una red de almacenes por toda España.

    No es solo que el pastel de los supermercados sea muy gordo, y Amazon se lo quiera llevar, es que una vez implantada la entrega en una hora en una zona determinada, tienes también la ventaja de la inmediatez para los televisores o lo que sea que vendas.

  • #012
    Alfonso De La Fuente - 23 julio 2016 - 09:01

    Saludos,
    Aproveché la promoción de 10€ gratis del primer día e hice mi primer pedido al Prime Now. Algo de frescos, algo de bebidas y algo de electrónica. En 2h envío gratis.
    La experiencia fue perfecta. En seguimiento, horario y empaquetado. La calidad de los productos bastante bien, diría que en línea de Mercadona que uso con frecuencia.
    Pero habra que mirar más en detalle precios.

  • #013
    Luis Hernández - 23 julio 2016 - 12:23

    En casa también somos usuarios de Amazon Premium y, aunque solemos utilizarlo para compras de electrónica y similares, hemos realizado recientemente una compra de droguería.

    Lo más sorprendente es que, para una sola compra, vinieron a casa media docena de repartidores a lo largo de varios días. Uno de ellos trajo únicamente un tubo de pasta de dientes, con un valor de menos de un euro, perfectamente reempaquetado en su caja de cartón de Amazon.

    Me pareció cualquier cosa menos eficiente y al final terminamos con un montón de cajas de cartón, algunas mucho más grandes que su contenido, para llevar a reciclar a un contendor que en mi barrio está casi siempre completamente lleno.

    • Krigan - 23 julio 2016 - 14:33

      No tengo posibilidad de probar Prime Now, pero es posible que funcione igual que otros pedidos de Amazon. Los usuarios Premium tienen activada por defecto la opción de “Enviar a medida que estén disponibles” en “Preferencias de envío”. Se supone que es algo que puedes cambiar en la cesta en el momento de realizar el pedido.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados