El mito de aquellos jóvenes que se iban de Facebook

IMAGE: Serhiy Kobyakov - 123RFLlevamos años oyéndolo, concretamente desde que David Ebersman, entonces CFO de Facebook, reveló en una presentación de resultados en octubre de 2013 que la compañía estaba experimentando un cierto descenso en sus parámetros de uso diario entre los usuarios más jóvenes

La cuestión no era nueva para Facebook, sino simplemente algo que no habían discutido antes de manera pública. Y la historia, decididamente, sintonizaba con la experiencia y la percepción de muchos, que veían cómo sus hijos protestaban porque sus padres estaban en Facebook y les vigilaban o incluso – ¡horror! – les hacían likes o comentarios en sus actualizaciones, delante de todos sus amigos. Pero la realidad fue que aquel día de octubre de 2013, lo que Ebersman comentó fue que “el uso de Facebook entre jóvenes norteamericanos entre el segundo y el tercer trimestre había permanecido estable”, que “su penetración en el segmento joven seguía siendo prácticamente total”, y que “no había demasiados datos que soportasen la caída en el uso de los jóvenes, pero que lo comentaban porque, a pesar de ser un dato escasamente significativo, recibían muchas preguntas sobre ese tema”.

A partir de esa escasa evidencia, se ha construido toda una narrativa que hace referencia a los “terribles problemas” de la compañía para mantener fidelizada a una base de usuarios jóvenes que supuestamente huyen de la red donde están sus padres, que recelan de la escasa privacidad, que les resulta intrascendente o que temen los efectos de haber compartido fotos en sus fiestas cuando crezcan y comiencen a buscar trabajo. Todas afirmaciones que “suenan bien”, que efectivamente pueden coincidir con evidencias anecdóticas o con perlas que a los jóvenes les gusta soltar en una conversación. “Facebook es de viejos”, me dijo a mí el hijo adolescente de unos amigos no hace mucho.

La idea de una Snapchat que rechazaba la oferta de compra de tres mil millones de dólares de Facebook, dirigida por un Evan Spiegel malote y visionario capaz de obtener valoraciones estratosféricamente más elevadas, que confundía a los adultos y que veía después cómo los resultados de facturación y el crecimiento la acompañaban tenía indudablemente mucho de épica, de historia bonita que gusta creer.

Sin embargo, la gran realidad parece ser que, a pesar del fuerte crecimiento de Snapchat y compañía, los datos desmienten ese supuesto éxodo masivo de jóvenes de Facebook. Ni el estudio de Pew Research en abril de 2015, que afirmaba que Facebook aún reinaba de manera absoluta entre los jóvenes, ni el presentado el pasado miércoles por comScore, que demuestra que el uso diario de Facebook excede muchísimo, tanto en minutos por mes como en porcentaje de uso, al de todo el resto de redes sociales, evidencian ningún problema en la relación entre Facebook y los jóvenes. Podríamos aducir que el último estudio, el realizado por comScore, únicamente cubre usuarios de 18 años en adelante, que posiblemente los datos del segmento 13 a 17, que sí se incluyen en el de Pew Research, puedan ser diferentes, y de hecho lo son: el uso de redes como Snapchat o Instagram es decididamente superior… pero no se acompaña por un abandono de Facebook. Simplemente, tienen más tiempo libre,y utilizan más redes. Son más promiscuos en su uso, sí, pero no abandonan el barco.

Penetration and engagement of leading social networks - comScore report April 2016

Como muestra la gráfica, Facebook destaca de manera radical sobre todo el resto de redes sociales, tanto en penetración – prácticamente total – como en minutos de uso mensuales, triplicando el nivel de uso de Snapchat, que aparece como la siguiente red social, seguida de un segmento en el que aparecen Instagram (que recordémoslo, pertenece a Facebook), Tumblr, Pinterest o Twitter. Redes que, sin lugar a dudas, marcan fenómenos interesantes que deben ser seguidos y que ofrecen innumerables oportunidades para que las marcas traten de alcanzar a sus usuarios… pero que, en términos de relevancia real, están aún a años luz de lo que el fenómeno Facebook significa.

La próxima vez que escuchemos esa historia sobre jóvenes que huyen de Facebook, tomémosla, como dicen los americanos, “con un grano de sal”. Tal vez suene bien, pero decididamente, no es lo que los datos dicen. Tal vez para los jóvenes, lo cool sea decir que no usan Facebook, que no usan lo mismo que usan sus padres o sus abuelos. Posiblemente gusten de presumir de herramientas que sus padres no alcanzan a comprender. O tal vez, sencillamente, sean malos como indicadores de adopción, porque oscilan en sus tendencias de manera caprichosa y terminan revirtiendo a la tendencia general.

La red social que ha logrado alcanzar la mayor penetración en la población mundial de la historia, por encima ya de los mil seiscientos millones de usuarios, parece que goza de buena salud. Y como ellos mismos dicen, aún están en el 1% de lo que pretenden hacer…

 

This article is also available in English in my Medium page, “Young people are abandoning Facebook… says who?

 

15 comentarios

  • #001
    Javier - 3 abril 2016 - 17:22

    Buen artículo. La locución «cum grano salis» es latina, sin embargo.

  • #002
    Gorki - 3 abril 2016 - 20:11

    No tengo datos mas que sonbre los que sigo yo en Facebook, 110 personas), pero me hace el efecto que gente, en mi caso concreto, todos adultos), que utilizaba FB antes de forma asidua, hoy ha abandonado FB.

    Posiblemente no se note porque hay muchas nuevas incorporaciones del Tercer Mundo, pero en mis seguido ha habido muchas deserciones.

    Como digo, mi muestra no supone nada, por tanto no trato de demostrar nada, ni tengo ninguna posición firme, es solo una hipótesis.

    ¿Alguien sabe cuantos abandonan FB despues de un año de uso habitual? o dicho de otra forma cuantas cuentas hay “muertas”, o sea, que los titulares, no solo no escriben nada, sino que tampoco leen.

    • ramón - 4 abril 2016 - 20:59

      Pues te doy la razón, en mi casa solo por olvidos de contraseña tenemos cuatro inactivas.

  • #004
    Esteban - 4 abril 2016 - 01:20

    Por si sirve de reflexión: en este blog se afirma una cosa y poco después la contraria con la misma contundencia. Supongo que al ritmo que marcan las fuentes primarias. Por estas cosas, cuando doy mi opinión por ahí suelo empezar con un “parece ser que dicen que….”.

    • Enrique Dans - 4 abril 2016 - 06:47

      Esteban… ¿qué creías? ¿Que todo lo que comentaba era investigación original mía? Me parece que sobredimensionas un poco mis capacidades, ¿no? De verdad pretendes que todo lo que te cuente en esta página sean cosas “que he descubierto yo”? No, mira, verás, te explico: me dedico a dar clase a personas muy exigentes y preparadas. Para ello, tengo que leer mucho. Y dado que leo mucho, considero interesante y que puede aportar valor publicar lo que me parece más destacado de lo que leo, intentando analizarlo en la medida que dé mi experiencia y mi conocimiento al respecto. Cuando los análisis afirman a que los usuarios jóvenes se están yendo de Facebook, lo cuento, porque me parece interesante, y lo vinculo con cómo Facebook adquiere Instagram, y WhatsApp, y otras cosas para intentar evitar una volatilidad importante e intrínseca a las redes sociales. Cuando un par de estudios confirman que los jóvenes siguen en Facebook, lo vuelvo a contar, como es lógico, y vuelvo a hacer mi interpretación de esos datos. ¿Qué preferirías? ¿Que me callase y no te lo contase? Tu mentalidad en ese sentido me parece un poco extraña, ¿sabes? :-)

      • Esteban - 4 abril 2016 - 10:09

        Conozco que no son investigaciones tuyas. Y entiendo que se deban contar. Lo que me despista, y confieso que me molesta un poco, perdón, es la contundencia. Si un día es “y el que no lo quiera ver que se lo haga mirar” debido a una información, días después será “y que se lo haga mirar” por lo contrario.

        Yo por lo pronto seguiré tomando el pulso de la actualidad tecnológica por este fantástico blog (y otros), al tiempo que me tomaré las cosas “con un grano de sal”.

        • Andreu - 6 abril 2016 - 09:39

          Confieso que estoy con Esteban, algo sorprendido con el post. Me parece estupendo que Enrique nos cuente aquello que lee y aquello que opina -que para eso este es su blog y nosotros sus lectores-, sin embargo en esta caso y tema me sorprende que el análisis sea tan firme y opuesto al realizado unas pocas semanas atrás, sin hacer mención expresa a ese cambio.

          Yo creo que habría estado bien señalar precisamente a ese cambio de datos y análisis en primera persona. “Donde yo mismo entendí que…” en lugar de la tercera persona del plural elegida “sintonizaba con la experiencia y la percepción de muchos”.

          Todos entendemos y apreciamos la vigencia -y caducidad- de los datos que maneja Enrique, y la flexibilidad de su análisis en función de los mismos. No sé quizá sea una tontería, cuestión de formas.

          Expreso mi opinión al respecto porque precisamente publiqué yo mismo un post a raíz del último de Enrique sobre el tema, y ahora yo también rectificaré lo afirmado allí a la luz de los nuevos datos que nos facilita Enrique. En ese sentido, gracias una vez más por ayudarnos a seguir al día y atentos a tendencias y movimientos del mundo tecnológico.

          Saludos.

          • Pedro Torres Asdrubal - 13 abril 2016 - 18:54

            Busque, compare, y si encuentra algo mejor:
            – cómprelo
            – vótelo
            – coméntelo

            :D

  • #009
    Fresco y del Mar - 4 abril 2016 - 12:14

    No voy a discutir los datos, porque son datos, pero lo que sí quería decir es que mi hijo de 15 años apenas utiliza el facebook, y me dijo que sus amigos tampoco lo utilizan nada más que para subir alguna foto, y que ellos emplean otras redes como la que citas Snapchat, y eso antes no ocurría.

    • Enrique Dans - 4 abril 2016 - 12:29

      Es la misma experiencia que tengo yo. Mi hija lo usa, pero es sin duda la que más lo usa de todas sus amigas, y si descendemos en edad, y hablo con mi ahijada o con hijos de amigos míos, afirman no utilizarlo y dicen básicamente que “es de viejos”. Pero los datos dicen que aunque afirmen eso, lo siguen usando, y es más, que le dedican más tiempo que a las demás herramientas. O bien estamos ante diferencias entre España y Estados Unidos, o a un caso de datos frente a percepciones…

  • #011
    Campurriana Campu - 5 abril 2016 - 00:16

    Se trata de analizar nuestras realidades a partir de otras realidades obtenidas de análisis generales. No tiene nada de malo. Y es cierto que todos sabemos que los estudios pueden estar dirigidos en unos u otros sentidos.

    En mi caso, me echaron de Fb. Para regresar, debía otorgarles documentación identificativa. Nunca lo comprendí, la verdad. Tampoco sé si será, o ya es, la tendencia del nuevo Fb.

    Un tema interesante también, que toca la legalidad de las redes sociales; sus responsabilidades y las de sus usuarios.

  • #012
    Solucione - 5 abril 2016 - 17:27

    Sin duda lo de Tuenti fue un error. Acotarse a un público de una determinada edad los ha terminado por eliminar de esta difícil guerra que ni Google ha sido capaz de combatir.

  • #013
    Pegashio - 6 abril 2016 - 10:25

    Actualmente trabajo en el diseño y desarrollo de una red social. Un modelo totalmente diferente donde casi todos los servicios seran de pago: pago por seguir a un usuario, pago por ver un contenido extendido, pago por ver un video subido, … . El modelo se basa en el pago por uso y en la calidad o necesidad de visualizacion del contenido. Puede parecer que estamos un poco-bastante locos, pero hay detalles de funcionamiento, que de momento no puedo anunciar, que hacen muy interesante a nuestro usuario su participación en la red.
    En fin, al grano. Nuestro perfil de usuario descarta el adolescente , incluso al menor de 24años. ( entendamos descartar como el no invertir recursos en la captacion de estos usuarios). Considero que es un segmento muy volatil y al que normalmente apunta todo el mundo, con lo que esta acostumbrado a probar y desplazarse de un servicio a otro. Por lo tanto si yo formase parte de Facebook la linea a seguir ( justo la que estan realizando) es adquirir aquellas aplicaciones que encajan con el perfil mas joven, y no modificar las características de un producto líder para encajar en un sector tan volatil. El tiempo pasa para todos y al igual que a un joven le puede parecer que Facebook “es para viejos” para un adulto Snapchat “no es ni sera nunca para el ” con la diferencia de que, con el tiempo, todos seremos adultos y Facebook estara ahí esperandolos.
    Por eso, a medio plazo, es mas efectivo los usuarios de Facebook ( nuestro objetivo ) que los usuarios de otras redes.
    Un cordial saludo para todos.

  • #014
    RSOL - 6 abril 2016 - 17:49

    Pienso que los datos son correctos y que incluyen a España y que incluyen a gente de todas las edades. En Facebook están todas las personas y queremos saber los unos de los otros, queremos saber lo que hacen nuestros amigos, nuestra familia, ver lo que todo el mundo publica y esto interesa a todas las edades (jóvenes y mayores). Otra cosa es la actividad, que los jóvenes compartan menos cosas o no lo hagan como antes, pero estar creo que está todo el mundo y todo el mundo se conecta y mira (sobretodo mira). Facebook termina cansando también, cansa a jóvenes y también a mayores, que pasado un tiempo, terminan dejando de publicar, pero irse no, irse creo que poquitos se van para no volver, se cambia en la forma de usarlo, pero no creo que se esté abandonando. El día que se empiece a abandonar se producirá un efecto tipo dominó, pero esto no ha llegado y no creo que llegue de momento, si hubiese llegado ya se vería claramente, los abandonos serían notables y ya irían en aumento, se vería en estadísticas de forma clara y sería progresivo y así creo que será si algún día pasa. Facebook llegó para quedarse, es como el balcón, el balcón de nuestra casa que nos deja ver todo lo que pasa en nuestro entorno más cercano.

  • #015
    astur - 11 abril 2016 - 01:29

    Hombre yo he notado que tengo los mismos contactos pero hay mucha menos actividad, come mucho tiempo el facebook, y no sirve para nada productivo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados