Esqueletos en el armario

IMAGE: Dedmazay - 123RFUna exclusiva de ElDiario.es utiliza Graphext, una herramienta analítica creada por una joven empresa alojada en la incubadora de IE Business School, Area 31, para demostrar que el candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, llevó a cabo una exhaustiva limpieza de su cuenta de Twitter – eliminó nada menos que 212 actualizaciones – entre el 11 y el 13 de junio, justo antes de la investidura de Manuela Carmena que apoyó con los votos de su grupo.

El análisis evidencia varias cuestiones, y ninguna de ellas positiva: primero, que Antonio Miguel Carmona estaba perfectamente informado con antelación de la maniobra mediática que se estaba preparando contra algunos de los concejales de la plataforma Ahora Madrid. Una maniobra perfectamente planificada en la que se llevó a cabo un examen exhaustivo de sus cuentas de Twitter, remontándose a varios años atrás, para poder encontrar tweets que pudiesen ser utilizados como posibles armas arrojadizas a la hora de pedir su dimisión, y se informó a la prensa española e internacional en una secuencia bien estudiada. Una prueba que, seguramente, muy pocos ciudadanos superarían. Y sin duda, un interesante concepto de lealtad: con esta mano apoyo la investidura con esta mano, mientras con esta otra preparo emboscadas para tratar de sabotearla.

Segundo, que no solo estaba informado de esa maniobra, sino que además, se preparó para evitar posibles “situaciones incómodas por comparación” realizando un “aseo completo” de su timeline para eliminar todo aquello que pudiera ser considerado reprochable. Se dedicó a dejar su cuenta “en estado de revista”… y en ese proceso eliminó no uno ni dos, sino nada menos que ¡¡212 tweets!! Exactamente como suena: el candidato Carmona, ante la tesitura de “ya que vamos a sacarle las vergüenzas a este, vamos a evitar que puedan decir algo de mí”, se encontró hasta doscientos doce momentos en su cronología de actualizaciones que, como si fueran esqueletos en el armario, pensó que sería mejor eliminar, presumiblemente porque eran susceptibles de ser descontextualizados y utilizados como armas arrojadizas. Doscientos doce comentarios de hasta ciento cuarenta caracteres que el candidato ha considerado mejor ocultar al escrutinio público. No está mal como idea de transparencia. Mientras con una mano envío a los sabuesos a buscar posibles situaciones que puedan ser presentadas como carroña, con la otra limpio mi cuenta por si me la encuentran a mí. Muy edificante. Lo que había en esas 212 actualizaciones, el contenido de los tweets que Antonio Miguel Carmona decidió que iba a ser mejor ocultar es algo que tendrá que ser dejado a la imaginación de los ciudadanos: ahí cada uno que piense lo que quiera.

Tercero, que pensó que “total, nadie se va a dar cuenta”, o que “aunque se den cuenta, creo que va a ser mejor así”. O no tiene ni idea de tecnología y desconoce que toda actividad en la red queda recogida en algún fichero log, o realmente el contenido de esos tweets borrados podrían haberle avergonzado mucho.

Todo indica que, en el tristísimo panorama político que el bipartidismo pretende construir, preferimos políticos que borran su pasado “por si acaso” a personas que en algún momento manifestaron algún tipo de opinión que fuese susceptible de ser descontextualizada. El PSOE prueba haber jugado un papel central en una operación específicamente montada para acosar y derribar a varios miembros de la ejecutiva municipal que estaba apoyando con sus votos, y parece inclinarse por la idea de que es mejor presentar un candidato anodino, que va con la goma de borrar en ristre eliminando todo aquello que tenga posibilidades de ser utilizado en su contra, eliminando todas aquellas cuestiones polémicas que en su momento pudo decir por si acaso son descontextualizadas. O peor, que ante la posibilidad de que le afeen lo que ha dicho, prefiere no decir nada, dedicarse a medrar en la sombra, sin hacer ruido.

Volvemos a lo de siempre: el sentido común. ¿Está justificado pedir la dimisión de alguien por actualizaciones descontextualizadas de hace varios años en una cuenta de Twitter, hechas cuando ni siquiera era un político profesional? ¿Realmente pretendemos absurdamente que alguien que hace humor negro tiene que tener ideas personales que coinciden con los recursos que ese humor utiliza? ¿De verdad creemos – o queremos hacer que creemos – que alguien que anima públicamente a ajusticiar a alguien le gustaría realmente hacerlo… o en realidad, todos sabemos que es simplemente una hipérbole, una forma de hablar y de dotar de énfasis a una idea, pero que la integridad física del personaje en cuestión no corre ningún peligro? ¿Cuánto de tanto escándalo es simplemente impostura, pose, exclamación de “en esta casa se juega” de quienes recurren sin problemas al humor negro o a las hipérboles en su vida cotidiana?

A mí todo esto me recuerda poderosamente a aquellas declaraciones de un joven Bill Clinton en marzo de 1992, cuando preparaba la campaña que le llevó a ocupar la presidencia de los Estados Unidos en 1993, en las que, confrontado con la evidencia de que había fumado marihuana cuando era joven, se defendió patéticamente diciendo que “sí fumé, pero no me tragaba el humo” (I didn’t inhale), una frase que ha pasado a los anales del absurdo maximalista de la corrección política.

La “política de toda la vida”, defendiéndose contra posibles “nuevos entrantes” con toda la siniestra artillería que pueda conseguir. “Mira lo que dijo Fulanito en su Twitter cuando era joven, qué barbaridad… escandalicémonos todos juntos”. Frentismo en estado puro, envenenamiento del diálogo para construir barreras de entrada, para que quien quiera venir a disputarnos el poder, se lo piense muy mucho o pase antes por el despacho del censor. Realmente, lo más deleznable en todo este asunto no eran los polémicos tweets denunciados: eran las ideas de quienes los han sacado a la luz.

 

ACTUALIZACIÓN: ElDiario.es actualiza su noticia para notificar que algunos de los tweets eliminados de la cuenta del Sr. Carmona procedían del borrado selectivo de otra cuenta que el Sr. Carmona retwitteaba. La rectificación no debería ser tal: por un lado, sí se ha producido un borrado selectivo de una cuenta controlada por el Sr. Carmona o por su equipo, que coincide con los días inmediatamente previos a la publicación del escándalo de los tweets del Sr. Zapata. Por otro, no todos los tweets eliminados de la cuenta supuestamente personal del Sr. Carmona corresponden a esos retweets: existen, en efecto, tweets eliminados manualmente, como existen también determinados retweets que han sido eliminados también de manera manual. Todo ello uno o dos días antes de que se conociese el escándalo. A falta de otras evidencias, y con los datos de Graphext en la mano – ya indiqué que mi conexión con la compañía era directa, y que por tanto no estaba simplemente “especulando” sobre el artículo de El Diario.es, como algunos parecen creer – mantengo la idea de una relación directa entre esos borrados y el conocimiento directo de las circunstancias que iban a afectar al Sr. Zapata. Y en cualquier caso, el propósito de mi entrada, por supuesto, no era afear la conducta de uno u otro cargo público – poco se me ha perdido en tratar de defender o atacar a una u otra formación política – sino poner de manifiesto las absurdas consecuencias de una política cada vez más frentista, inútilmente puritana, y dedicada a hacer autos de fe sobre lo que se escribió o se dejó de escribir hace varios años. La política no es eso. Ni debe serlo.

83 comentarios

  • #001
    Garepubaro - 18 junio 2015 - 10:34

    Pues mas vale eso, porque reirse de una niña hecha cachos por terroristas no hay contexto posible donde algo asi tenga gracia … en un pais digno, y España no lo es

    • Ignacio - 18 junio 2015 - 11:55

      Alguien deberia denunciar a esta twittera:

      http://img02.lavanguardia.com/2015/06/14/Respuesta-de-Irene-Villa-a-aqu_54432273020_54028874188_960_639.jpg

    • Polidori - 18 junio 2015 - 14:57

      Esa niña hecha cachos ya indicó que no se sentía ofendida e incluso publicó un chiste sobre sí misma. La reflexión del Sr. Dans va en el sentido de qué preferimos la falsa pulcritud o la imperfecta realidad en la que la gente se equivoca y pide disculpas. Lo de que no somos un país digno debería matizarlo

    • Enrique Dans - 19 junio 2015 - 14:27

      Es que no se reía de ella. Entrecomillaba un chiste para hablar de los límites del humor. Si de verdad crees que esa persona se divertía pensando en lo que le pasó a Irene Villa, o lo celebraba de alguna manera, entonces el enfermo eres tú.

  • #005
    Anon - 18 junio 2015 - 11:03

    No creo que sea defendible de ninguna manera que alguien, y menos un “influencer”, anime públicamente a ajusticiar a alguien por sus ideas, por mucha hipérbole o calentón que tenga en ese momento. Si seguimos usando la violencia (aunque sea verbal) como herramienta habitual a la hora de relacionarnos, mal nos va como sociedad. Y conste que soy de los primeros que pienso en la guillotina cuando veo algo que no funciona, pero no creo que sea adecuado ir por ahí aconsejando su uso.

    • Ignacio - 18 junio 2015 - 11:53

      “Soy de los primeros que pienso en la guillotina cuando veo algo que no funciona” ANON. 18 Junio 2015.

      Espero que no pretenda dentro de cuatro o cinco anios disputar un puesto publico, por que le machacaremos mediaticamente por sus comentarios incitando a la violencia.

      • Anon - 18 junio 2015 - 17:39

        Pues no se me había ocurrido, pero seguro que con esa frase como eslogan me saco al menos un escaño. :D
        Ahora en serio. Gracias por el ejemplo de cómo pueden tergiversar los medios una declaración. No tengo claro que sea el mismo caso que los tuits de los que hablamos, pero me quedo con la sensación de haber aprendido algo interesante.

    • Enrique Dans - 19 junio 2015 - 14:31

      Pues mira, a mí me pasa lo contrario. A mí me parece que el haber hecho activismo y haber dicho determinadas cosas cuando no se era político sino ciudadano normal es algo que valida a una persona para ser representante público. Que a algunos se les calentase la boca – y la neurona – cuando la policía desalojó a porrazos a centenares de personas completamente pacíficas que estaban sentadas en una plaza en Barcelona me parece una prueba de dignidad. Aún deseo la cárcel más oscura durante muchos años para el que ordenó aquello, ya ves. Soy así. Y según tú, por supuesto, soy indigno de ocupar ningún cargo público. Tranquilo, no lo ocuparé. Pero plantéate a qué tipo de personas excluyes con esa mentalidad.

      • Ignacio - 19 junio 2015 - 15:06

        Senior Dans, su posicion en contacto constante con la industria tecnologica y con el mundo de la innovacion, su integridad moral, y su privilegiada capacidad de trabajo y analisis, le harian la persona idonea para desarrollar una labor con influencia en un Ministerio de Economia, Innovacion o Industria.

        Este pais necesita mas gente que pueda desde escribir en LibertadDigital, implicarse en un 15M y sembrar el #NoLesVotes, asesorar a un PP en tecnologia o codearse con importantes empresarios y emprendedores.

        Eso es lo que hace falta promocionar en Espania: talento, critica, dignidad, trabajo y comunicadion. Vengan de donde vengan y con las ideas que quieran.

  • #010
    Juan - 18 junio 2015 - 11:33

    Pues en eldiario.es han publicado una rectificación http://www.eldiario.es/escolar/RECTIFICACION-Antonio-Miguel-Carmona-personal_6_400069997.html
    Resulta que ese “borrado” de tweets se debe a que fueron retweets borrados en la cuenta origen, la que se usó durante la campaña a la alcaldía y que de la que el señor Carmona hacía retweets en la suya personal.

    • Krigan - 18 junio 2015 - 13:43

      Pues estamos en las mismas. Alguien del equipo de Carmona (aunque tal vez no el propio Carmona) eliminó miles de tweets (no solo un par de cientos) de la cuenta de campaña (no la personal) de Carmona, y este borrado masivo se hizo tan solo unos días antes de que alguien “descubriese” los tweets de Zapata.

      • Paco - 18 junio 2015 - 14:20

        Pues en lo que estamos es en que eldiario.es y por extensión Enrique Dans han hecho el ridículo. Que una cuenta creada para una campaña se borre al terminar esa campaña me parece lo más normal del mundo. Que Enrique Dans no se haya enterado, o que esté “disparando desde la cintura” como él mismo ha acusado a otros recientemente… pues no habla bien de él, ni como técnico ni como bloguero.

        Enrique, en este caso has cometido un error, creo que te toca pedir disculpas.

        • Krigan - 18 junio 2015 - 15:41

          No se borró la cuenta, se borraron unos 2000 tweets que había en ella, y se dejaron otros.

          ¿Decías algo de pedir disculpas?

        • Enrique Dans - 19 junio 2015 - 14:33

          No. No he cometido ningún error, ni me toca pedir disculpas a nadie. Ese señor borró tweets y lo hizo cuando ya sabía que iban a sacarle el escándalo a Zapata. Es lo que hay, lo diga Napoleón o su porquero.

  • #015
    Alex - 18 junio 2015 - 11:34

    http://www.eldiario.es/escolar/RECTIFICACION-Antonio-Miguel-Carmona-personal_6_400069997.html

  • #017
    Jose Carlos VÁZQUEZ - 18 junio 2015 - 11:37

    Un BRAVO al maestro Dans. Como siempre. Desde luego un chiste no representa una opinión, de igual manera que lo que dice un personaje en una novela no expresa el pensamiento ni la ideología de su autor. Pero es igual, aquí todo vale…es el”Welcome to the jungle” del poder establecido, de los machos alfa en su defensa del territorio: el que venga a disputárnoslo que venga “preparado para todo”.En realidad nada ha cambiado en cien mil años de evolución.

  • #018
    Andrés Peral - 18 junio 2015 - 11:37

    Estimado Sr. Dans, en vez de pensar en una conspiración, ¿se le ha ocurrido pensar en algo más sencillo como que quizás alguien de los medios afín al señor Carmona le avisó de lo que iba a publicarse sobre Zapata? Usar la navaja de Occam no duele. Por experiencia directa sé que los políticos rara vez son tan inteligentes y coordinados como para montar conspiraciones reales que no sean unas chapuzas. Además por esa regla de tres, ¿qué le parece que en las filas de Podemos sus cuentas de Twitter empezaran un borrado masivo de tuits el día que saltó el escándalo usando herramientas como TweetDelete? ¿Eso qué demuestra, señor Dans, según su razonamiento de este artículo, que estamos ante los esqueletos del armario de Podemos? ¿Tenemos su permiso para imaginarnos lo que queramos sobre el contenido de esos tuits de Podemos, o debemos seguir un tratamiento distinto por ser ellos y no “los de la casta”? ¿Seguimos con su razonamiento, que lo siento pero es frentista, y empezamos a contar cuántos tuits ha borrado cada político de cada partido, para así poder decir “tú la tienes más grande” y así sentirnos justificados en nuestra ley del embudo? Lamento ver señor Dans que es usted uno de los mejores analistas de comunicación e internet no sólo de España sino del mundo, en mi opinión, pero que políticamente carece de la ecuanimidad y el rigor que demuestra en sus artículos y actividades profesionales. Tendré que leer con más cuidado sus artículos a partir de ahora y separar el grano de la paja, por si acaso. Un saludo

    http://www.20minutos.es/noticia/2492452/0/carmona-psoe-madrid/borro-tuits/zapata-twitter/

    • Krigan - 18 junio 2015 - 16:43

      Pongamos que tu teoría es cierta. Hace un par de días Carmona, ante las cámaras de tv, no solo volvió a pedir la dimisión de Zapata como concejal (no solo el cargo de Cultura), sino que además insistió en que él había sido el primerísimo en pedir tal dimisión.

      Lo que no dijo es que justo antes del “descubrimiento” de los tweets de Zapata, unos 2000 tweets habían sido borrados de la cuenta de campaña del propio Carmona.

      Es difícil concebir que Carmona sea un pobre ignorante que no se entera de lo que pasa en su propia cuenta de campaña, dado que la retuiteó unas 200 veces.

      Por tanto, ahí estaba Carmona, exigiendo dimisión, siendo según él mismo el primero en exigirla, sabiendo que 2000 tweets suyos ya habían sido borrados por él mismo o por alguien de su equipo.

      Tan solo me queda una duda. ¿Los del PP también borraron sus tweets justo antes de que empezase la caza de brujas?

      • Andrés Peral - 20 junio 2015 - 13:45

        Me parece que no has leído bien lo que he escrito (y que otros también han comentado). Es más fácil concebir que Carmona había sido avisado por gente de los medios (dándole tiempo a borrar sus propios tuits dudosos), que dar por hecha una conspiración antiPodemos dirigida o cogestionada por Carmona junto con otros políticos o partidos, como ha hecho el señor Dans. Eso es la navaja de Occam, en igualdad de condiciones lo más fácil suele ser lo correcto. No seré yo quien ponga la mano en el fuego por Carmona ni puedo asegurar al 100% que no hay una conspiración judeomasónica en marcha, pero tampoco la pongo por ningún otro político nuevo o viejo, cosa que sí ha hecho el señor Dans dando por válida la teoría más improbable (aunque no imposible). Y sigo sin leer su “valoración” sobre el hecho de que las cuentas de Podemos sufrieran miles de borrados de tuits a continuación de saltar el escándalo. ¿No estamos ante un artículo del señor Dans que es una valoración ética en toda regla? ¿Qué valoración ética tiene para él ese borrado de tuits de Podemos? Yo lo tengo claro: iguala a Podemos con el resto de partidos y de políticos bocazas como mínimo. Si no, no habrían borrado nada o casi nada. Y esto no es puritanismo pues los ciudadanos tenemos el derecho y el deber (insisto: deber) de conocer el comportamiento de los candidatos y gobernantes, ni muchos tuits repugnantes de Zapata, Soto y otros están fuera de contexto o fuera del “tiempo político” como se ve en las fechas. Si esto no es House of Cards, ¿cuál es el juego o la serie de tv a la que juegan en Podemos, Juego de Tronos quizás? En fin… a pesar de la actualización del señor Dans, su artículo sigue teniendo un fuerte sesgo, una falta de ecuanimidad que no me esperaba, así que yo también me mantengo en mi crítica y en mi lamento. Un saludo.

        • Enrique Dans - 20 junio 2015 - 15:25

          A ver si me hago entender, Andrés: a mí, la ecuanimidad o el sesgo en política me traen al maldito fresco. Me da exactamente lo mismo que un político sea del PSOE, del PP, de Podemos o de su p. madre. Es que me resulta completamente indiferente, no me podría dar más igual. Esta entrada no va sobre “lo malo que es el PSOE”, “lo malvado que es Carmona” o “el pobrecito Zapata”. Es que no se me ha perdido nada en eso, no cobro de ninguna fuerza política, no trabajo para ninguna, y mis preferencias personales, además de no importar, no son ninguna de esas dos. Pocas cosas me podrían traer más sin cuidado que el futuro político de Carmona o de Zapata. Esta entrada habla de la influencia de la tecnología en la política, y cómo ridiculizar convenientemente las cazas de brujas o los procesos inquisitoriales en modo “auto de fe” como el llevado a cabo hace unos días. No hay más. Si alguien quiere hacer una lectura política, que le cunda, pero nunca estuvo originalmente en la concepción de mi entrada. Nunca. No tengo el menor interés por esa tontería de tratar de sesgar las preferencias de los votantes en uno u otro sentido. Me podrás creer o no, pero es lo que hay.

          • Andrés Peral - 20 junio 2015 - 19:19

            Concedo la posibilidad de que usted no tenga interés político alguno, pero me atengo a la literalidad de los párrafos, tanto del artículo como de la actualización. Su primer artículo dejaba clara su opinión de estar ante una conspiración. La actualización deja de lado el tema y se limita a destacar hechos, lo que es de agradecer: que hubo borrado de tuits previamente al escándalo, y que algunos fueron manuales. Podría ser coincidencia pero yo tampoco suelo creer en las coincidencias, así que dejémoslo ahí, un posible informador desde los medios o alguna especie de conspiración. Ahora bien, el resto de su artículo es incendiario, señor Dans. Soy periodista y usted ha escrito mucho y sabe muy bien emplear las palabras, y sus palabras reflejan una opinión profundamente asqueada y polarizada contra las posturas genéricas de los dos grandes partidos tradicionales. Comparto ese asco, y a veces yo también me dejo llevar… y sé cuando me equivoco. Usted se ha equivocado dando por supuestas una serie de cosas, de las que no he leído una rectificación clara en ninguna de sus respuestas (si bien, a estas horas de la tarde, ya no he repasado todas sus nuevas respuestas a comentarios, así que quizás me equivoco, en ese caso perdone). No puede calificar “alegremente” de frentismo en estado puro, envenenamiento del diálogo, incluso de que “lo más deleznable en todo este asunto no eran los polémicos tweets denunciados: eran las ideas de quienes los han sacado a la luz”, y dar a entender que no hay ahí algo más que un acento algo más fuerte que otros en una crítica ecuánime a cualquier político y partido. Y menos después de que la teoría de la conspiración ha quedado claramente puesta en entredicho -como mínimo-. Porque tampoco ofrece una explicación a que los tuits ofensivos y repugnantes de Zapata tengan distintas fechas hasta incluso del año pasado, lo que deja sin peso alguno el argumento de que estaban en un contexto de debate sobre los límites del humor en el 2011. Ni tampoco vale el argumento de que por aquél entonces estaba fuera de la política, porque el activismo es una forma de política en toda regla (en EEUU ni se plantearía la duda siquiera). Ni vale el argumento de que era un desconocido, cuando ya era un profesional de la Comunicación con trayectoria y su video en Youtube había sido un éxito y colaboraba con medios en internet. Ni me vale una descalificación plena y radical de las ideas de quienes critican los tuits como hizo usted con todo su derecho, y no hacer el menor comentario crítico a los miles de tuits borrados por Podemos el mismo día del escándalo, colocándoles (siento repetirme pero me escandaliza) a la misma altura ética de la basura bipartidista. Estos son los puntos en los que usted no cede o al menos no los comenta, ni tiene porqué hacerlo, faltaría más, pero que me autorizan a mí a ver una lectura política de su artículo. Nuestras palabras nos atan tanto como nuestros hechos, de eso va la responsabilidad: ser capaz de responder de lo que decimos y hacemos, y asumir las consecuencias. Lo mismo vale para PP y PSOE que para Podemos u otros. Y para nosotros que comentamos en una web entre otros millones :-) Le ruego que no se ofenda. Respeto las ideas propias, incluso las más extrañas, créame. Pero no acepto las argumentaciones mal fundamentadas, al menos no de personas inteligentes con un gran poder de influencia en muchos. Un cordial saludo.

        • Krigan - 21 junio 2015 - 10:28

          Leí perfectamente lo que escribiste, y de hecho asumí condicionalmente (pongamos, supongamos) como cierta tu teoría. A continuación extraje algunas conclusiones que se derivan precisamente de tu teoría.

          Si hay algo que se me ha escapado, soy todo oídos. Pero hasta la fecha, lo que veo es que Carmona se sumó a la caza de brujas tras haber borrado 2000 tweets suyos, ANTES de que se iniciase la caza, gracias a que contaba con información privilegiada.

          Aprovecho la ocasión para señalar el punto más flaco de tu teoría. Las cazas de brujas no surgen de la nada, siempre hay alguien que las lanza. Si no fue el PSOE, entonces ¿quién?

          • Krigan - 21 junio 2015 - 11:29

            Andrés Peral:

            Añado un detalle a mi comentario anterior. Esos 2 chistes entrecomillados estuvieron ahí durante 4 años, sin que se montase ninguna escandalera.

            Al final de esos 4 años, Zapata es nombrado candidato, está en la lista de Ahora Madrid. Tampoco entonces hay escandalera. Llegan las elecciones, seguimos sin escandalera. Se negocia, se llega a un acuerdo de investidura. La mar sigue en calma.

            Finalmente, llega el día de la investidura. Carmena es alcaldesa, Zapata es concejal de Cultura… y ese mismísimo día alguien “descubre” los tweets malditos de Zapata, a tiempo para que sean portada en la edición impresa de los periódicos al día siguiente:

            http://elpais.com/hemeroteca/elpais/portadas/2015/06/14/

            No sé qué pensarás tú, pero para mí está muy claro que ese alguien esperó a que Zapata tomase posesión del cargo de concejal, y a que Carmena le nombrase concejal de Cultura, antes de lanzar la caza de brujas.

            Entretanto, en los días previos, alguien del PSOE borró el 99% de los tweets de la cuenta de campaña de Carmona.

          • Andrés Peral - 21 junio 2015 - 13:34

            Estimado Krigan: no, sus conclusiones no se derivan de mi teoría. Usted me está discutiendo por discutir, porque en unos puntos dice lo mismo que yo como si fuera algo nuevo o contradictorio, y en otros lo que dice no tiene que ver con lo que yo estoy diciendo. Yo digo que puede ser una de tres cosas: coincidencia (poco creíble pero posible), aviso de alguien de los medios (lo que considero más probable por pura lógica y experiencia, pero que el señor Dans no aprecia como posibilidad lo que me sorprende, una cosa es tener dudas y otra dar por cierta la posibilidad más difícil, insisto en la navaja de Occam), o conspiración. El único punto en que su argumentación y la mía se encuentran es en el asunto de cómo borró Carmona sus tuits en los días previos, lo cual per se puede apoyar cualquiera de las dos últimas teorías. Y el único punto en que usted y yo podemos discutir es en el tema de los 2.000 y pico tuits borrados de la cuenta de campaña de Carmona (que no de su cuenta personal). Si le he entendido bien usted da a entender que ésa es la evidencia de una premeditación clara de cara a la denuncia inminente de los tuits de Zapata, y supongo que pretende recalcar que no son sólo 212 tuits de la cuenta de Carmona, sino más de 2.000 si sumamos los de la cuenta de campaña. Si era lo que quería recalcar lo siento, pero no le entendí en sus comentarios anteriores. Y si era otra cosa, definitivamente no le entiendo en absoluto. Pero supongamos que esta vez le he entendido bien. Dos mil y pico tuits son muchos pero no puede compararlos así como así a una cuenta personal. Las cuentas de campaña son lo que son, intrínsecamente temporales. La mayoría de ellas se borran con el tiempo o se dejan inactivas. En muchas se hace borrado completo de tuits. En bastantes casos se dejan abandonadas. Son cuentas que utilizan el retuiteo por sistema y de vez en cuando añaden eslóganes o mensajes de cosecha propia para intentar la viralidad entre los simpatizantes y seguidores. Los RT son, por definición, mensajes acumulados que no tienen más interés que el intento de fidelizar a unos seguidores o de propagar la sensación de viralidad en otros para causar más impacto en la opinión pública de Twitter o convertir hashtags en trending topics. Su utilidad real como información es cercana a cero, salvo que hagamos análisis de metadatos. La utilidad de borrarlos también es cercana a cero, salvo que se pretenda reutilizar esa cuenta en un futuro próximo, cosa que en el caso de Carmona es posible pues seguimos en año electoral. Según Carmona dijo y nadie le ha desmentido, casi todo lo borrado son RT, por lo tanto de importancia casi nula. Ahora pongámonos escépticos, y yo lo soy. SEGURO que Carmona o su personal de campaña borró algún que otro tuit comprometido o inadecuado. ¿Y? Ya sé que Carmona es otro político más con esqueletos en el armario. Pero si estamos viendo a quien la tiene más grande, Carmona posiblemente no sea el que gane. Su excusa de borrado de RT es más que creíble para la mayor parte de ese escandaloso número de dos mil y pico tuits de su cuenta de campaña. Y si no hubiera sido así, estoy seguro de que ya habrían salido a la luz capturas de pantalla de algunos de sus peores tuits, porque hay gente a la que enloquece ir copiando esas cosas. Y hasta donde yo he podido comprobar, no hay nada de eso. Y ahora pongamos frente a ese borrado probable de 2.000 mensajes que es muy posible que sólo fueran RT inofensivos porque esos borrados son típicos al terminar una campaña electoral, los más de dos mil y pico de tuits borrados a posteriori en cada una de las cuentas de muchos de los concejales y candidatos de Podemos (y del PP y de otros partidos). Estamos hablando de cuentas personales ahora, no de campaña, y al día siguiente del escándalo, no al día siguiente del fin de la campaña electoral. Dejemos de lado todo lo demás: ¿no es evidente que como mínimo estamos ante una clara muestra de miedo culpable en todos esos candidatos y cargos electos? Así que, ¿qué diferencia parece ver usted, señor Krigan, más allá del hecho de que Carmona se adelantara un día? A Carmona, que absolutamente no es santo de mi devoción por decirlo con suavidad, se le puede responsabilizar claramente por sus 212 tuits de su cuenta personal y algunos pocos de su cuenta de campaña. Y apuesto a que alguien de los medios le avisó de la publicación de los tuits de Zapata. Y nada más. Si hubiera sido una conspiración de la casta bipartidista, el borrado previo de tuits de cuentas clave en PP y PSOE hubiera sido masivo, descarado y evidente. Pero no es así. Elucubrar sobre conspiraciones a partir de los datos existentes me parece una escasa muestra de ecuanimidad y una posible señal de “infección ideológica” en un espacio, el del señor Dans, que siempre ha sido un ejemplo magnífico de sensatez y sentido común. De ahí mis comentarios, que aunque llevo años siguiendo esta página nunca había hecho sobre ningún tema. Porque es preocupante. En cuanto a cazas de brujas, ¿acaso hace falta una mano negra? Los linchamientos públicos rara vez son el resultado de una conspiración. Y Podemos se ha dedicado a linchar mediáticamente a mucha gente en el tiempo que lleva en activo, mientras el público contemplaba las ejecuciones verbales con simpatía y agrado, ya que la indignación es general y enorme con los partidos políticos tradicionales. Pero igual que sucede con los sitios donde se permite la ley de Lynch, el tema se termina escapando a todo control, y el linchamiento se vuelve en contra de quienes lo utilizan. Partidos, políticos, periodistas y gente normal que no traga con los dogmatismos revolucionarios frentistas le “tenían ganas” a Podemos desde hace mucho. Y han saltado sobre esta oportunidad ofrecida en bandeja. Habrá más y peores casos en los próximos meses y años. Y aunque sea triste decirlo, así es la política actual, y los dirigentes de Podemos son hijos de la vieja política, aunque sus votantes quieran otra cosa en realidad. Termino ya resumiendo, a ver si “nos entendemos” de una vez. Yo pienso que Carmona sabía que se iban a publicar tuits de Zapata porque alguien de los medios se lo chivó. Pienso que aprovechó el borrado habitual de RTs de su cuenta de campaña para borrar también algunos que otros tuits comprometidos en esa cuenta y en la suya personal y así tener una excusa creíble si alguien lo notaba. Pienso que decidió aprovechar el escándalo inminente para sumarse unos puntos denunciando en tromba a Zapata y pidiendo dimisiones, mientras el resto de concejales y candidatos aún estuvieran aturdidos intentando recordar qué habían escrito en twitter las semanas y años anteriores. Hay que tener en cuenta que Carmona está muy mal en imagen política, porque ha pactado con gente que le ha llamado “subnormal” a la cara; y esas cosas, a la larga, se pagan tanto dentro como fuera del partido. Así que lo de Zapata era un regalo del cielo para vengarse, recuperar imagen y algo de su nula dignidad, y debilitar la posición de Podemos en Madrid de cara a un futuro más bien corto (noviembre o diciembre). Con su denuncia no sólo le da un aviso a Carmena para que no se extralimite, además gana imagen ante sus votantes que dudaban de su dignidad, y gana imagen de candidato con carácter y capacidad de liderar una oposición eficaz dentro de su partido. Esto también explica porqué los tuits no salieron a la luz durante la campaña o en el periodo de negociación: los periodistas no son omniscientes ni se pasan el día escarbando en la basura, sino que van investigando las cosas que se van convirtiendo en noticia, no al revés (salvo con el verdadero “periodismo de investigación”). Alguien, en algún medio, empezó a revisar las cuentas de Twitter de los que iban a ser nombrados concejales por Carmena al final de la negociación entre partidos, y se dio cuenta de que había un filón, un escándalo en toda regla. Súmese a eso la politización de muchos periodistas y medios, y ya tienes móvil y oportunidad sin necesidad de recurrir a conspiraciones judeomasónicas. Todo esto que digo son mis elucubraciones, pero no sólo las mías sino la de muchos otros analistas: es lo que mejor se adapta a los hechos y a lo que se sabe de unos y otros. Un saludo.

  • #026
    jico - 18 junio 2015 - 11:39

    La velocidad, ese mal del siglo XXI
    http://www.eldiario.es/escolar/RECTIFICACION-Antonio-Miguel-Carmona-personal_6_400069997.html

    • Jose Antonio Vilar - 18 junio 2015 - 15:00

      ¡¡Desde luego!!! Poco rigor y además con una intención dolosa este post…

    • Enrique Dans - 19 junio 2015 - 14:31

      La rectificación en sí es errónea. Sí borró tweets y sí lo hizo en esa fecha. Si os conformáis con lo primero que os cuentan, no llegaréis muy lejos…

  • #029
    Esteban - 18 junio 2015 - 11:42

    Lo que parece digno de estudio es que lo que siempre hubiera sido una barbaridad intolerable en televisión, radio o prensa, es las redes sociales es una hipérbole y un calentón perfectamente comprensible.
    Si, por lo visto, y después de todo, las redes sociales se deben considerar más como una reunión de amigos que un medio de comunicación. Pero es por eso que esos comentarios no se dicen en público, y en público resultan despreciables: porque lo son.
    Es que estoy viendo cómo salen a la luz ciertos comentarios que son salvajadas, que nunca saldrían de gente sensata . Como en actual alcalde de Las Palmas que en su día llamó a la Armada Española “mamporreros de Repsol”. Es más, quizás no deberían en absoluto retractarse: si es así como se expresan entre amiguetes y en calentones, que lo hagan ahora en la radio, en la prensa, en la tele y en el Congreso de los Diputados.
    Y en tiempos de Aznar, cualquier comentario o actitud fuera de lugar en el PP no tardaban de tildarlo de facha. Era como un tic de la izquierda. Como el de aquél diputado que hizo un gesto como de “te doy una…”. Y eso que era un calentón. Pero en el Congreso.

  • #030
    Julián - 18 junio 2015 - 11:47

    Al final va a ser verdad que es más peligroso tener una cuenta en Twitter que tenerla en Suiza. Sería para partirse si no fuera tan triste. La pena es que en realidad ya me esta dando un poco de miedo dejar este comentario (no siendo que..) Quien tenga oídos que oiga / Mi enhorabuena por tu articulo #lúcido

    • acerswap - 18 junio 2015 - 13:02

      Depende de por lo que se te juzgue, si por tus ideas o por tus actos.

  • #032
    Diego Garcia - 18 junio 2015 - 11:49

    Enrique, como bien dices en otras ocasiones Twitter (y cualquier red social, facebook, instangram, etc) no es un mundo paralelo y aislado, es ahora mas que nunca un reflejo de nuestra sociedad. Lo que es legal (o ilegal) en un sitio debería serlo en el otro, y lo que es irresponsable, políticamente hablando, en twitter ahora tiene un reflejo/impacto en la “vida real”. Ese no es el problema.
    El problema de nuestra política es la doble moral de nuestro bi-partidismo, que exige responsabilidades en estos casos y mira para otro lado en cuestiones incluso mas serias. Un imputado por corrupción puede no ser culpable legalmente hasta su juicio, pero es responsable políticamente desde el momento en que se le imputa y/o ha permitido que exista la corrupción bajo su mandato/responsabilidad (y las dimisiones por cuestiones de responsabilidad en España son algo anecdótico).
    Si ademas vemos maniobras como la que comentas hoy… apaga y vamonos, vaya políticos

  • #033
    Carlos - 18 junio 2015 - 11:58

    Rectificación de la información en eldiario.es :
    http://www.eldiario.es/escolar/RECTIFICACION-Antonio-Miguel-Carmona-personal_6_400069997.html

  • #034
    Nacho - 18 junio 2015 - 12:00

    Senior Dans, hay actualizacion y rectificacion del tema:

    http://www.eldiario.es/escolar/RECTIFICACION-Antonio-Miguel-Carmona-personal_6_400069997.html

  • #035
    Julian Moyano Reiz - 18 junio 2015 - 12:00

    Estamos tan acostumbrados a fiarnos de @iescolar que hemos metido la pata hasta el pescuezo
    .
    http://www.eldiario.es/escolar/RECTIFICACION-Antonio-Miguel-Carmona-personal_6_400069997.html

  • #036
    JL - 18 junio 2015 - 12:14

    Pues parece que Antonio Miguel Carmona no borró Tweets de su cuenta personal, sino que lo que desaparecieron fueron los RT que hacía de la cuenta de la candidatura. Y elDiario.es está rectificando la información.

    Por otra parte, lo de usar ese borrado como justificación de que el filtrador de la información es Antonio Miguel Carmona me parece bastante delirante.

    Años y años hablando en este Blog (y otros muchos) de lo importante que es tener una “Marca Digital”, construida con toda la participación en las RRSS y en Internet, porque según todos los gurús de las RRSS refleja mucho mejor que cualquier otro medio lo que es una persona..y cuando aparece algún caso “descontextualizado” que va contra los intereses de “uno de los nuestros”(y no me refiero que sea de los tuyos), entonces nos quejamos de la “caverna” y el Bipartidismo.

    Y luego está el cambio de criterio sobre imputado y acusado (cuando acusado es un paso mas alla de imputado), que en un caso sirve para pedir dimisiones y en el otro para decir que son por defender la “libertad de expresión”..

    En fin vaya tropa…

  • #037
    Gorki - 18 junio 2015 - 12:26

    Sinceramente no lo tengo claro. Realmente no creo que sea para “crucificar” a nadie, el que haya escrito en Twitter unos posts “políticamente incorrecto”, pero por otro lado, me parece correcto que se utilice los historiales en Redes Sociales, para saber de “que pie cojea” los personaje político, porque es de suponer, que si anteriormente se ha mostrado, (sobre el tena que sea, anticlericalismo, odio a la derecha, fascismo, ,,,), como un extremista radical, no es probable que mágicamente haya cambiado su forma de pensar, simplemente por aparecer en una lista electoral y también es de suponer que su actual postura moderada, es solo sea una hipócrita actitud política.

    Repito, no tengo claro si estoy a favor o en contra de la “hemeroteca digital”, supongo que todo dependerá del uso que se haga de ella. ¿Es conveniente que se investigue que Carmona ha borrado 212 Twits? . Pues naso o menos igual de conveniente que se haya descubierto que Zapata escribió chistes de mal gusto, Son cosas que ambos escribieron en diferente contexto político.

    ¿Es conveniente sacarlo a la luz? – Pues sigo sin saberlo

    • Goomer - 18 junio 2015 - 13:37

      Pero es que como creo que dije el otro día, una cosa es sacarlos a la luz, y otra cesar al autor. Quien cesa no es quien los saca, sino quien cree que le puede hacer daño político. Si tan defendibles son esas opiniones, ¿por qué no lo argumenta y se queda? Y por otra parte, de vez en cuando salen artículos escritos por tal o cual persona hace 30 o 40 años en prensa. ¿Por qué no se va a hacer de algo escrito en Twitter? Me parece una gran hipocresía, por una parte antes de las elecciones TODOS intentan salir guapitos en la foto, y por otra parte cuando se les descubre algo feo, dicen que se sacó de contexto, pero esa cara la ocultan antes de las elecciones. Si tan en contexto están, ¿por qué luego reniegan de eso?

  • #039
    Francisco George - 18 junio 2015 - 13:30

    1. Es verdad que si borras tweets de una cuenta de twitter los a cuales se hicieron RTs se borran de las cuentas que hicieron RTs.

    2. Los tuits no se borran en el flow de twitter alli siguen, se borra la referencia a esos tuits, al igual que cuándo borras archivos en tu disco duro.

    3. Desde 2010, la Biblioteca del Congreso de EE.UU graba en un archivo propio TODOS los tweets emitidos en el mundo.

    “It is our pleasure to donate access to the entire archive of public Tweets to the Library of Congress for preservation and research. It’s very exciting that tweets are becoming part of history. It should be noted that there are some specifics regarding this arrangement. Only after a six-month delay can the Tweets be used for internal library use, for non-commercial research, public display by the library itself, and preservation.” http://pllqt.it/SO8WJP

  • #040
    Francisco George - 18 junio 2015 - 13:41

    Se me olvidaba un detalle…vale Carmona no ha borrado tuits de su cuenta personal…pero porque borraron tweets de su cuenta de campaña?

  • #041
    Goomer - 18 junio 2015 - 13:41

    Una pregunta inocente, en este caso el bipartidismo es el del PSOE con Podemos, ¿no? Porque la verdad es que me pierdo, de PP=PSOE=m… hemos pasado a que ahora uno de los términos de esa igualdad es bueno para lograr la unidad de la izquierda.

    • Ignacio - 18 junio 2015 - 16:06

      Existe una elite politica que trabaja y se enriquece poniendo las instituciones al servicio de una elite economia, ignorando los intereses de la mayoria social.

      Esa es la idea de partida.

      Para comunicar dicha idea se crean terminos y simbolos que conecten con el sentir popular: PPSOE, bipartidismo, casta…

      Logicamente el espectro es continuo, hay grandes servidores publicos en los partidos de la denominada casta, hay elite economica que juega en la politica, hay ricos que se sienten parte de la mayoria social…. Pero aun siendo un espectro continuo hay grandes desquilibrios que permiten que esas etiquetas funcionen tan bien.

      Lógicamente un analisis pormenorizados de casos concretos resulta en un monton de contradicciones, como con cualquier simplificacion.

      • Goomer - 18 junio 2015 - 23:06

        Seré más claro y directo con mi apreciación, se habla de criticar el bipartidismo, pero a la ve se pacta con el, como en este caso. ¿Hay entonces bipartidismo bueno y malo? ¿Cómo podemos criticar al bipartidismo (yo creo que con mucho motivo) y a la vez cuando nos conviene pactar con el sin que se sepa bien a cambio de qué?

        • Ignacio - 19 junio 2015 - 10:00

          Si critica el bipartidismo como candado que imposibilita los cambios: dos partidos en alternancia manteniendo politicas similares y niveles de corrupcion escandalosos.

          La situacion actual de bipartidismo no tiene demasiado. Ahora hay al menos cuatro partidos, mas un monton mas en lo local, influyendo en las decisiones politicas.

          Ahora lo que hay que hacer es mirar con lupa dichos pactos.

  • #045
    Maestre Patarran - 18 junio 2015 - 13:59

    Don Enrique… Bravo. No puedo mas que aplaudir, este o no de acuerdo en todo.
    Y los comentarios idem de idem.
    Con su permiso… lo voy a retuitear.
    ;-)

  • #046
    Eduard - 18 junio 2015 - 14:06

    Mucho me temo que está entrada del blog podrá ser utilizada en el futuro como ejemplo de lo que debe evitarse a la hora de teclear una bitácora. Poco rigor y escasa reflexión, dejándose guiar por las impresiones del momento, dejando de lado el se tildó común y empleando una lógica carcelaria, apoyada en los resultados sin filtrar de una herramienta de análisis que se encuentra en fase Alfa, o eso parece.

    Curiosamente en la entrada se acusa a Carmona de ser gris y anodino, al tiempo que se le pinta, al pobre hombre, de ser un genio del mal de la política. Supongo que las musas tienen unos días más ocupados que otros y no siempre nos visitan. O eso o un exceso de cafeína, porque ya hay que echarle imaginación para ver a Carmona como un personaje de “House of Cards”.

    En fin, que antes de lanzarse a la piscina “con todo” conviene comprobar si en ésta hay agua. O si hay piscina.

    País…

  • #047
    Krigan - 18 junio 2015 - 14:13

    Una de las cosas que más me preocupan es la gran dificultad que parecen tener muchos ciudadanos (es decir, personas que votan) para darse cuenta de que toda esta escandalera de los tweets de Zapata no es sino una campaña política de desprestigio de un partido rival.

    En una democracia como es debido, los ciudadanos deberían votar por aquellos que proponen un programa que les guste, y no votar por aquellos que incumplen su programa, o que son corruptos. Lamentablemente, esto suena a utopía.

    • Gorki - 18 junio 2015 - 17:34

      Idealista Krigan, observa todos los que han votado a alguien que reconoce que su programa mo son mas que “un conjunto de sugerencias”. No obstante pienso que los programas de los demás no tiene más valor que los de Carmena. ¿Que peso tiene la promesa de Sanchéz de no pactar con Podemos o la promesa del PP de promover “reformas para que no se vuelva a poner en riesgo los servicios básicos del bienestar”?

      • Krigan - 18 junio 2015 - 18:02

        En efecto, esas declaraciones sobre el “conjunto de sugerencias” son para mí mucho más preocupantes que si el señor Zapata quiso poner un ejemplo o contar un chiste de indudable mal gusto.

        No conozco apenas el programa de Carmena (no vivo en Madrid) pero, o los políticos empiezan a cumplir con sus programas, o esto ni es democracia ni es nada.

        • Gorki - 18 junio 2015 - 21:31

          Tampoco es eso Krigan , te aseguro yo que he vivido otras cosas, que esto es una democracia.. aunque eso si, con muchas imperfecciones.

          Ojalá encontremos la forma de corregir las más importantes. Para mi hay dos, las listas cerradas y la Ley d’Hont, pero tampoco estoy seguro de ello, solo me lo parece, y tampoco sé si hay necesidad de cambiar alguna otra más.

          • Krigan - 18 junio 2015 - 23:14

            El hecho de que Franco fuera un dictador, y que su régimen fuera peor que el actual, no significa que lo de ahora sea una democracia.

            Desde mayo del 2010, lo que hemos visto es que el gobierno del PSOE no ha hecho lo que querían sus votantes, seguido del gobierno del PP que tampoco ha hecho lo que querían sus votantes.

            ¿De dónde crees que viene toda esa masa enorme de votantes de Podemos y Ciudadanos? Si ahora estos 2 van a no cumplir tampoco con la voluntad de sus votantes, ¿dónde queda la democracia?

            Es en este sentido que me preocupan mucho más las palabras de Carmena que los chistes de Zapata. Eso sí, reconozco que para poder valorar su desempeño habrá que esperar unos meses.

  • #052
    JL - 18 junio 2015 - 14:53

    Me guardo esta entrada como el perfecto ejemplo de lo que no se debe hacer nunca… Tirarse a la piscina a escribir un artículo sin datos, sin información… Mal señor Dans, muy mal.

  • #053
    Javier Cuchí - 18 junio 2015 - 15:46

    Lo he dicho antes en la propia red social: van a conseguir que, a partir de ahora, Twitter sea aburridísimo. Al final, me voy a quedar sólo con el triste Google+ pero menos da una piedra, que te da un cantazo (y nunca mejor dicho).

    Y añado ahora: habrá que volver a la vieja cultura del pantallazo cada vez que veamos un tuit que sea/podría ser conflictivo.

    Pobre red: entre todos la mataron y ella sola se murió

  • #054
    Miguel - 18 junio 2015 - 16:20

    Esta letra e interlínea que tiene ud. en el blog es del todo ilegible. Un consejo: ¡cámbiela!.

  • #055
    Jose Luis Portela - 18 junio 2015 - 16:51

    Aunque considero que de un político lo que realmente importa es lo que hace, y no lo que dice, creo que debido a su condición pública y por lo tanto influenciadora de la cultura de la sociedad (la cultura nace por copia), si que tendrían que tener cuidado con lo que escriben.

    • Gorki - 18 junio 2015 - 17:23

      Lo que dicen y escriben, es parte de lo que hacen, yo no creo que no se pueda tener en cuenta esta faceta de su actividad.

    • Krigan - 18 junio 2015 - 17:49

      Totalmente de acuerdo. Añado un par de datos:

      – Zapata no era un político cuando escribió sus 2 tweets malditos. Carmona sí lo era cuando escribió (él o su “negro”) los 2000 tweets borrados.

      – En ambos tweets Zapata escribió esos 2 chistes entrecomillados.

      Tengo la impresión de que en este caso ha dimitido el político que no tocaba.

  • #058
    Domingo - 18 junio 2015 - 19:04

    Es muy posible que el equipo, o el propio Sr. Carmona, hayan hecho una chapuza, pero sería muy deseable que todos, y no solo los que van a ser políticos, recuperásemos un poco de la antigua urbanidad, porque no hay “desconextualización posible” a algunas manifestaciones. Ya lo decía mi abuela: hijo, ten cuidado, que l oescrito, escrito queda.
    Un poco de urbanidad y respeto sería más que deseable.
    En algunos países algunas de las manifestaciones de las aqui mencionadas, por no mencionar las del Sr. Casado, estarían inmersas en el código penal. Eso es relevante y no el borrado o el “y tu más”.
    Perdón por la longitud, pero hay una cosa que me revienta, y es la resistencia, muy celtibérica, a pedir disculpas, que se ampara en eso de “si alguien se ha sentido ofendido…”

  • #059
    Antonio Castro - 18 junio 2015 - 21:09

    Hay auténticos expertos en diseñar campañas de descrédito y me parece absurdo pensar en términos simplistas de un simple borrado de Tweets. La supuesta equivocación de E.Dans me parece simplemente una inexactitud poco relevante y fruto de un segundo movimiento en una especie de partida de ajedrez diseñada por auténticos expertos de la intoxicación. La anticipación en este tipo de maniobras suele ser clave. Tanto el PP como el PSOE gozan de la ayuda de poderes que tienen pánico a cierto tipo de cambios. Lamento este nivel de paranoya en mi comentario pero el que crea que ciertas guerras sucias no se van a desarrollar en redes sociales se equivoca. El campo de batalla será Internet porque es el terreno donde Podemos es fuerte.

    Más allá de su uso por una fuerza política u otra, Internet es un poderoso bastión de las libertades y será acosado cada vez con más fuerza.

  • #060
    Marcus Max - 18 junio 2015 - 21:21

    Cielos, ¡qué campaña!

    ¿Pero alguien de verdad piensa que si estos tuits salvajes los hubiera escrito alguien del PP se estarían dedicando tantas sutilezas a argumentar que son humor descontextualizado?

    No albergo más simpatías por la derecha de las que pueda tener por la izquierda, si ambas son moderadas, pero esto es de cajón. Y ahora le toca a Carmona. Tantas líneas para defender lo indefendible, solo —es mi humilde impresión–, por simple afinidad con la novedosa tropa política, pura pataleta ante quienes quieren empañar la nueva era.

    Ayer, para rizar el rizo, leí un artículo en un medio digital [ El Mundo – Zapata, cineasta a. T. (antes de Twitter) – de Luis Martínez ] en el que el autor insinuaba al final que quizá todo es un aperitivo deliberado para luego usarlo en un futuro cortometraje que versaría sobre los riesgos de la descontextualización, ya que, se decía, ello sería coherente con la temática de la obra previa del susodicho tuitero. Original la línea de defensa, pero… ¡Cáspita! Como Joaquin Phoenix cuando se pasó un año zarrapastroso yendo de marginal y luego era para una peli.

    Cómo huele todo esto a maniobra para justificar el pasado con un poco de creatividad futura. Pero yo no apostaría en contra de que al final se utilice esa creativa coartada sobrevenida, acorde con la línea de política hipermarketinizada que nos invade.

    Y todo simplemente porque algunos están en la ola de este cambio, no quieren que nada lo empañe y ponen todo su intelecto y su poder mediático para contribuir a la defensa. Con lo fácil que es condenar lo evidente sin por ello renunciar a los movimientos y causas respetables que cada uno prefiera (un manchón no invalida el escrito).

    Mire, señor Dans: tiene el mismo fundamento pensar que Carmona está en esa conspiración (maniobra mediática la llama) por borrar unos tuits que insinuar que usted está en los inicios de su campaña para ser ministro de nuevas tecnologías en el futuro gobierno de izquierdas. Ninguno… ¿O me equivoco y tiene alguno?

    • Enrique Dans - 18 junio 2015 - 21:49

      ¿Pero tú estás tonto o qué? Yo tengo de izquierdas lo mismo que de enano (y mido 1’93)

      • Fernando - 19 junio 2015 - 02:38

        Sostenella y no enmedalla. Tal cosa no me suena a nueva, Sr Dans. sino a rancia.

        Supongo que peco de ingenuo.

        • Enrique Dans - 19 junio 2015 - 14:35

          Pecas de no saber que yo sí tenía los datos de Graphext, y los he interpretado mejor que ElDiario.es

          Eso es todo.

      • Marcus Max - 19 junio 2015 - 21:30

        Celebro la confianza y la sinceridad del calificativo (me ha hecho reír, y no es poco hoy en día). Solo era una provocación, no que yo me lo crea o no me lo crea, aunque no tendría nada de malo. Pero, dicho sea, siempre sube en mi cotización quien se moja, en este mundo de paniaguados. Con esta respuesta ya se me ha pasado el mosqueo.

        Lo único que nos ha desconcertado es que sus dos posts destilen dar crédito a la excusa de lo descontextualizado. Que supuestamente se nos haya hurtado la parte interesante del supuesto debate (que no aparece en twitter, porque debe de ser supuestamente verbal) y sí se explicitaran los supuestos chistes ejemplo, pues no es creíble, qué quiere que le diga.

        Lo cual no quita lustre a otras partes de sus razonamientos, más en su línea habitual, muchas veces acerada, pero casi siempre lúcida. Por eso le seguimos.

        • Krigan - 20 junio 2015 - 01:36

          Vayamos por partes, que diría Jack el Destripador.

          Supongamos en primer lugar que sí que contó esos 2 chistes de indudable mal gusto. Lo hizo 4 años antes de dedicarse a la política, y solo son chistes, por muy deplorables que sean. No existe el más mínimo indicio de que Zapata sea antisemita o haya apoyado alguna vez el terrorismo. Lo siento, pero para mí eso no es motivo suficiente para que un cargo público dimita.

          Pero es que además existe otra posibilidad, y es que no estuviese contando esos chistes, sino poniéndolos como ejemplo en un debate. Esta fue desde el principio la versión de Zapata. Yo tampoco he leído la conversación de ese debate, que sería la mejor manera de juzgar este asunto, pero lo cierto es que Zapata escribió ambos chistes entre comillas.

          Si tienes para esas comillas, que he visto con mis propios ojos, una explicación diferente a la del propio Zapata (que no estaba contando chistes, sino poniendo ejemplos), adelante, soy todo oídos. Pero lo que yo he visto no es una excusa, es un hecho, y como tal debe ser valorado.

          • MM - 23 junio 2015 - 18:45

            ¿Dónde consta ese interesantísimo debate? Una brizna, un pellizco, por favor.

            ¿Cómo puede ser que solo queden como vestigios de la acción dialéctica… los supuestos chistes?

            Derivar la existencia de un debate de unas comillas es exégesis de la buena (o crédito interpretativo por –no se me ocurre otro motivo– una pulsión de defensa por afinidad.

            Y si hubiera existido ese debate, ¿por qué suponer que sea de alto nivel intelectual y no el simple epílogo de una cena que prefiero no imaginar? Si se trata del libre deporte de presuponer, pues hagámoslo en todas direcciones.

      • Francisco Garcia - 19 junio 2015 - 22:56

        Sr. Dans este comentario nos ofende a la gente de baja estatura, al utilizarlo en un comparativo, ¡rectifique ya! ;-)

    • Antonio Castro - 19 junio 2015 - 08:09

      Calificar de maniobra mediática estos comportamientos no me parece una exageración. Por desgracia la política se está transformando en maniobras sucias y en poco más.

      Yo creo que antes de lanzar el ataque contra los autores de tuitts desafortunados, hubo un profundo estudio para localizar cualquier cosa que pudiera hacer daño en el rival político.

      Supongo que para evitar una respuesta “donde las dan las toman”, antes de lanzar ese ataque se aplicó el mismo estudio al propio Carmona para tomar medidas preventivas.

      Es evidente que el borrado de Twitts también podría ofrecer un blanco fácil a ciertos ataques de la oposición así que lo hicieron de forma que luego pudieran usar alguna excusa por insulsa que esta fuera. Estaba todo planificado.

      PP y PSOE tienen el mismo pensamiento sobre el uso de la información privada. Tenemos que recordar que Interior mantiene el infame sistema de espionaje masivo llamado SITEL que puso en marcha Rubalcaba. Un sistema lleno de lagunas legales y que controla más de 50 millones de líneas telefónicas, cruza todo tipo de datos con SMS, MMS, correos electrónicos, todo tipo de intervenciones en Internet. Me temo que esa es una parte importante de la batalla contra las libertades y se libra en Internet sin que tengamos información sobre el tipo de uso que realmente se hace.

      Yo creo que ante lo que PP y PSOE consideran el enemigo a batir, PODEMOS. Por ello hay cierto tipo de informaciones que les interesa compartir mientras ambos se insultan en el parlamento para aparentar una división ideológica de derechas e izquierdas que permita continuar cultivando odios en la población.

      Me refiero a los odios que les permiten controlar la división de un electorado sumido en el miedo y en la visceralidad e incapaz de construir opciones políticas eficaces de generación democráticas. Un electorado que pese a sus nobles propósitos, para tomar decisiones recurre a las asambleas donde intuyo cual es la categoría intelectual de aquellos que más se hacen oír elevando la voz y su contenido de adrenalida en la sangre.

  • #069
    muriago - 19 junio 2015 - 08:42

    Lo que usted dice hace sospechar que Carmona sabía que alguien estaba peinando las cuentas de los concejales podemitas, pero, ¿cómo ha dado el salto de acusar al PSOE de la caza de brujas? Usted dice que “El PSOE prueba haber jugado un papel central en una operación específicamente montada para acosar y derribar a varios miembros de la ejecutiva municipal que estaba apoyando con sus votos”, pero no aporta ninguna prueba.

    • Krigan - 19 junio 2015 - 10:39

      El propio Carmona insiste en que él fue el primerísimo en pedir la dimisión de Zapata.

      • Muriago - 20 junio 2015 - 17:41

        ¿Y eso demuestra que han sido el PSOE o Carmona quienes han rebuscado en los twitter podemitas?
        Insisto en afirmar que el Sr. Dans acusa sin pruebas al PSOE y a Carmona.

        • Enrique Dans - 20 junio 2015 - 18:19

          Repito, YA EN MAYÚSCULAS: ¿Y A MÍ QUE ME IMPORTA LO QUE LE PASE AL PSOE O A CARMONA??? ¿Puedes dejar de mirar el dedo y mirar a lo que realmente estoy señalando? Que lo de andar haciendo tonterías con que “si tú escribiste esto o aquello” o “si yo saco de contexto esto o lo de más allá” es una estupidez, una exaltación absurda de la corrección política, y no lleva a ningún sitio más que a terminar viendo este tipo de tonterías…

          Tranquilo. No tengo nada contra Carmona, ni contra el PSOE, ni contra Podemos, ni contra nadie. Esos temas me traen al fresco. Aunque tú seas, obviamente, incapaz de creértelo. Ya ves…

          • Muriago - 20 junio 2015 - 18:32

            Usted no se entera, Sr. Dans. Yo no sé si le importan o no el PSOE O Carmona, aunque, por su tono, parece que sí le importasen. Lo que quiero decir y usted sigue haciéndose el sueco, es que los ha acusado SIN PRUEBAS (con mayúsculas) de rebuscar en los Twitter podémicos para desacreditarlos.
            Por cierto, ese lenguaje suyo tabernario desmerece bastante de los contenidos de su blog, por lo general, muy interesante y que yo sigo a diario.

          • bovril - 20 junio 2015 - 19:57

            Bueno Enrique, aunque según dices (que te creo, eh?) tu entrada sólo apuntaba a la versión tecnológica de “el que a hierro mata…” pues parece que el contenido no quedó muy claro -a los comentarios me remito. Menos mal que has podido aclarar en las respuestas, que si no… Suerte!

          • Enrique Dans - 20 junio 2015 - 20:16

            Gracias por ponerle nombre. A lo mejor si hubiese utilizado esa misma frase, habría que dado más claro. Era exactamente eso…

        • Antonio Castro - 20 junio 2015 - 18:37

          Personalmente yo hablaré de la confianza que me inspiren unos y otros partidos sin que por ello me sienta obligado a demostrar nada. Lo digo abiertamente. Pienso lo peor de lo peor de algunos partidos entre los que se encuentra el PP, el PSOE y CiU (o lo que quede de ella). A todos ellos parece que les encanta mentir, intoxicar y promover divisiones y odios entre las personas.

        • Krigan - 21 junio 2015 - 10:39

          Como mínimo demuestra que Carmona se sumó desde el primer minuto a la caza de brujas.

          ¿La montó Carmona? ¿O Carmona “solo” se subió al carro desde el mismo inicio sabiendo de antemano que el carro iba a arrancar? ¿Hay alguna diferencia moral?

  • #078
    makertan - 19 junio 2015 - 09:18

    Y puede ser cierto Enrique pero….no es nada nuevo de la política, ya se hacía antes (recomiendo ver House of Cards) y bueno pues si le soy sincero, estuviese o no Carmona enterado, el culpable de lo que le pasó a Zapata es el propio Zapata por no demostrar la inteligencia suficiente en redes sociales, no me vale que eldiario me saque otros casos o que me cuenten eso de que no estaban contextualizados. Y es raro que un partido como podemos que aboga por la transparencia haya empezado a borrar tuits y cuentas , que lo haga la ‘casta’ lo esperabamos, que lo hagan la divinidad no tanto.
    Por otro lado me gustaría que con el mismo rigor informativo con el que defiende a este innovativo partido de redes sociales investigue (como he hecho yo) y nos cuente cómo trabajan las redes sociales, cómo Pablo Iglesias tenía de su millón de seguidores 400.000 cuentas falsas o bots y cómo se generó en precampaña electoral un viral como ese de desmontando a ciudadanos que fue TT (y que muchos han apuntado a ingeniería tuitera de podemos).
    Le dejo unas palabras de Juan Ramon Rallo que definen perfectamente esto de Carmona (y del partido de Pablo):
    “Cuando se borran todos los tuits históricos es porque:
    a) Ya no se piensa ahora lo que se pensaba entonces y uno se avergüenza de su pasado.
    b) Se sigue pensando ahora lo que se pensaba entonces pero uno quiere ocultarlo:
    b1) Quiere ocultarlo para engañarnos sobre lo que piensa ahora.
    b2) Quiere ocultarlo porque considera que esas opiniones pasadas no deberían interesarnos hoy por mucho que coincidan con las presentes.
    La opción a) es improbable que se dé de la noche a la mañana por el mero hecho de acceder a un cargo público. La opción b2) supone ocultar información relevante sobre ese cargo público (¿dónde queda la transparencia?). La opción b1) constata naturaleza propagandística de la política.”

    • Krigan - 19 junio 2015 - 11:31

      Es verdad, el culpable es Zapata porque:

      – Aquí la política se hace como en House of Cards

      – Si es tonto y no tenía información privilegiada de que se iba a iniciar una caza de brujas, que se joda.

      – No tuvo en cuenta que a la prensa, que nos informa a todos tan bien, le iban a importar un carajo las comillas, y todavía menos el contexto.

      En cuanto a borrar tweets DESPUÉS de iniciada la caza de brujas, ¿es legítimo? Eso da para un debate. Por un lado, no queremos que nuestros políticos publiquen (o mantengan publicadas) declaraciones que puedan ser consideradas ofensivas. Por otro, les exigimos transparencia, no que anden ocultando información. ¿Qué ha de hacer un político que en el pasado escribió un tweet que puede ser ofensivo? ¿Borrarlo o mantenerlo?

      Es sin duda un debate interesante, pero tiene poco que ver con lo que ha ocurrido en este caso. Aquí unos borraron tweets antes de que empezase la caza de brujas, y otros los borraron después, y todos esos borrados no tuvieron nada que ver con consideraciones sobre la prudencia en las declaraciones, ni sobre la transparencia. Aquí lo único que ha importado es que había una caza de brujas.

  • #080
    Rex Lameiro - 19 junio 2015 - 14:08

    Una maquiavélica estrategia de descrédito y sistemático acoso y derribo de las iniciativas populistas, que bebe de las fuentes de McCarthy y Torquemada.

  • #081
    Alberto Lozano - 19 junio 2015 - 23:14

    Otra herramienta interesante; en la lista de países también está España.
    Lista Twits borrados, hace cuanto tiempo y durante cuanto rato estuvieron en linea

    http://www.politwoops.eu

    Ejemplo:
    PP de Madrid (spain) retweeted @Apapell :
    RT @Apapell: Ese tal Zapata debe dimitir inmediatamente en Madrid. No bastan las disculpas. Carmona debe garantizar integridad democrática.
    PP de Madrid Deleted 3 days ago after 2 days, tweeted using Twitter for iPhone

  • #082
    Alfonso - 20 junio 2015 - 09:12

    Respecto a lo más relevante de esta entrada, que Carmona formara parte de la capaña contra Zapata, no lo tengo claro. Hay otra posibilidad que también explicaría el borrado masivo.
    Todos los partidos tienen informantes en los medios, es muy fácil que algún informante del Psoe avisara al gabinete de Carmona que iba a haber una campaña basada en twits pasados y que ante la duda de si sería contra él optara por borrar los dudosos.
    No me queda claro porqué descartas en la entrada esta posibilidad.

  • #083
    Javier Cuchí - 21 junio 2015 - 16:32

    Bueno, parecería que esto lo explica todo: http://www.eldiario.es/defensor/datos-correctos-mienten_6_400769930.html

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados