El tweet maldito

Selerity tweet

Este tweet que aparece en la ilustración ha costado 7.400 millones de dólares, el 18% del valor de una empresa. Y la empresa afectada, para hacerlo más paradójico aún… ha sido Twitter.

Ayer día 28 de abril, un rato antes de la presentación oficial de los resultados del primer trimestre de 2015, un problema que la empresa achaca a la operativa del NYSE hizo aparecer en la página de información a los accionistas de la compañía las cifras que iban a ser anunciadas, y que reflejaban un pequeño descenso de la facturación con respecto a las previsiones iniciales ($436 millones frente a los esperados $456). En realidad, el descenso con respecto a las estimaciones iba acompañado por un crecimiento de usuarios en línea con las expectativas y unas ganancias por acción superiores a las esperadas ($0,07 frente a $0,04), lo que habría mitigado en parte el mal resultado. De haberse quedado ahí, muy pocos lo habrían visto, el anuncio habría tenido lugar a la hora prevista, y aunque con seguridad hubiese dado lugar a una cierta caída en el valor de la acción, nada habría hecho suponer un descalabro semejante.

Sin embargo, una empresa de análisis, Selerity, descubrió esos números y los publicó inmediatamente en su cuenta de Twitter, adelantándose a la comunicación oficial. El resultado de ese anuncio irregular hecho “sin más”, sin ningún tipo de explicaciones adicionales que lo matizasen, fue una caída brutal que llevó incluso al NYSE a interrumpir la cotización de las acciones de la compañía, mientras esta investigaba las supuestas causas de un leak que en ningún momento había sido tal. El peor de los escenarios, que da lugar al peor de los desenlaces. La única vez que la acción de la compañía había sufrido un varapalo comparable fue en febrero del 2014, cuando cayó un 24% al anunciar unos resultados que mostraban un muy escaso crecimiento del 3.8% en el número de usuarios con respecto al trimestre anterior.

La paradoja es evidente: hoy, la información se mueve al ritmo que marca Twitter. Un simple tweet es capaz de generar una catástrofe financiera, como aquel producto de un hackeo en 2013 que hizo caer en picado todos los mercados, o destrozar la carrera de un directivo. Pero ese mismo tweet que es capaz de cambiar el curso de los mercados, levanta dudas sobre la viabilidad financiera de la empresa que lo hace posible, y sobre todo, permite el acceso a información en pildorazos, sin prácticamente matices posibles, o sin contexto de ningún tipo.

No soy inversor ni me dedico a la información financiera, pero las perspectivas de Twitter a largo plazo me generan muy pocas dudas: la empresa crece a pesar de ser un producto que no es “para todos los públicos” y al que a muchos les cuesta encontrar la propuesta de valor, la propuesta de herramientas publicitarias para el anunciante me parece que se desarrolla de la manera adecuada considerando lo difícil que es compaginar una buena experiencia de cliente con los intereses de los anunciantes, y la posición que la compañía está consiguiendo en el mundo de vídeo y el livestreaming es más que interesante. Pero por otro lado, lo que antes era competir contra los medios clásicos y, como mucho, Google y Facebook, ahora se convierte en un escenario en el que actores como Instagram o Snapchat pugnan – y con notable acierto – por hacerse un hueco en torno a ese nuevo concepto ideal de la publicidad que los usuarios no “soportan”, sino que incluso “disfrutan”. Un escenario que aún cuesta evaluar de la manera adecuada si uno vive fuera de los Estados Unidos, pero que sin duda tiene una proyección muy fuerte de cara a un futuro definido en gran medida por los gustos de las generaciones más jóvenes.

Nadie dice que Twitter lo vaya a tener fácil, aunque por lo general se tienda a creer que existe algún tipo de justicia kármica o divina que lleva a a que aquellas herramientas que generan un valor elevado a sus usuarios – hoy, millones de personas se informan en Twitter antes que en ningún otro medio de comunicación – tiendan a terminar siendo capaces de capitalizar una parte de ese valor. Pero eso, de nuevo, no supone ningún tipo de derecho divino, sino como mucho una “tendencia histórica”. Y de hoy, no nos quedamos con las hipótesis sobre el valor futuro de Twitter, sino con la gran paradoja que supone haber creado una herramienta para que, unos años más tarde, sea esa herramienta la que, en menos de ciento cuarenta caracteres, fulmine en cuestión de minutos casi una quinta parte del valor de tu compañía… decididamente, un tweet maldito.

 

ACTUALIZACIÓN (3 de mayo de 2015): How Selerity reported Twitter’s earnings—before Twitter did, o cómo el web scraping es tan solo la parte más sencilla de la fórmula…

 

This article is also available in English in my Medium page, “Twitter: hoist by its own petard

15 comentarios

  • #001
    David - 29 abril 2015 - 13:17

    No creo que sea tanta catástrofe, hay que ver lo que subirá hoy la acción con los resultados completos. Estos movimientos salvajes son bastante habituales en los mercados americanos.

    Irónicamente genial la jugada de Selerity, habrán dado el pelotazo de su vida en un solo día, un 18% de caída transformada en derivados financieros es una auténtica fortuna, y seguro que ya cerraron sus posiciones ayer.

    Yo creo que el problema de Twitter es el mismo que el de los períodicos de papel: como negocios no son gran cosa, pero son inmensamente poderosos e influyentes. Aquellos que los controlen no ganarán demasiado dinero directamente, pero sí por otras vias…

  • #002
    Antonio Castro - 29 abril 2015 - 13:33

    Tampoco hay que exagerar. Es un mero lapsus que ha provocado una momentánea oscilación en la cotización de esa empresa, dando así quizás, la opción a que alguien compre barato, por pura casualidad (lo otro sería pensar muy mal).

    Te lo voy a explicar: a mí estas cosas no me pillan. Me niego a jugar en bolsa. No voy a decir que sea un juego amañado (presuntamente puede). Se mueve demasiado dinero de forma poco clara. Además los momentos buenos para entrar parecen casi siempre evidentes y los momentos para salir son casi siempre una sorpresa desagradable. Sorpresas que algunos tienen cierta capacidad para provocar. No digo que no se pueda ganar dinero con inversiones inteligentes a largo plazo, pero la economía está muy loca y muy inestable. Yo también creo que a Twitter le va a ir muy bien, pero no me interesa jugar en bolsa por interesante que parezca la ocasión y algo como lo ocurrido tiene pinta de muy interesante.

  • #003
    Gorki - 29 abril 2015 - 13:57

    El valor real de la compañía se mantiene estable, no baja un 18% por un Twit ni sube porque el NYT haga un comentario favorable, El valor real de la compañía, son sus inversiones, inmovilizados, tecnología, mercado etc, y con seguridad no cambia de un día para otro mas que en unas décimas.

    Lo que cambian son las expectativas, Si la gente se había hecho a la idea que Twitter era el cuerno de la abundancia y de la noche a la mañana pasan a pensar que solamente es un buen negocio, las expectativas caen bruscamente y se refleja en el precio de la acción. Pero sabemos que Bolsa es expeculación y si no hubiera cambios de expectativa, la Bolsa actual sería como es actualmente, pues hoy no reúne ahorradores que quieran poner sus capitales a buen recaudo, sino especuladores que desean ganar, aprovechando el aumento brusco de las expectativas de las compañías.

    Twiter es un buen negocio porque miles lo utilizamos como forma de enterarnos de lo que nos interesa en los temas concreto que nos interesa y como forma de comunicar noticias a quien le pueden interesar. En una palabraa Twitter es muy útil.

    Ahora bien, no es buen soporte publicitario, la abundancia de publicidad puede matarla, por lo que sus ingresos principales no pueden basarse en esta fuente, pero es un magnifico observatorio de tendencias y eso es a mi juicio lo que twitter tiene que explotar y vender y es un magnifico lugar para estudiar quienes de verdad influyen en cada sector económico o de pensamiento y esta es otra fuente de negocios. ¿Cuanto paga un empresa por hacer llegar su mensaje al puñado de nombres que pueden criticar/publicitar sus productos, e influir en el consumo del resto de la población?

    • Pedro Torres - 5 mayo 2015 - 14:20

      Hola Gorki,

      El valor real es el sexo de los ángeles o el principio de incertidumbre.

      Hasta que no vendes no sabes lo que vale.

      Lo que observas es la volatilidad de los mercados y la mejor crítica que conozco de su eficiencia es justo que los movimientos del mercado amplifican los movimientos en la realidad.

      En neoliberalismo aposto a que los mercados estan dominados por las expectativas RACIONALES, es decir, que en pleno darwinismo eugenista, presumponieron que ganarian los listos.

      Lo que se ha observado por contra es que el mercado, como la politica, es cuestión de una mayoría aborregada, dominada por su inconsciente irracional y subjetivo, cuya capacidad de valorar se resume a “voy a comprar ahora o no ganare”.

      Son debilidades humanas comunes y faciles de ver sin necesidad de teorias conspiranoicas :)

      La volatilidad es historica, no de la composicion de especuladores / ahorradores, quienes tienen el mismo adn y los mismos comportamientos.

      Subidas y bajadas bruscas y sin sentido es el pan nuestro de cada día de meterse en bolsa.

      Los ahorradores, como todos, tienen especial aversión a la perdida y lejos de meterse en la bolsa, compran fondos de inversión, donde un equipo se encarga de gestionar un portfolio diversificado.

      Es decir, que especuladores o ahorradores tienen los mismos criterios y no afectan al mercado.

      Otra cosa es que sea un mercado de Bears o Bulls, de compradores o de vendedores.

      Deja de pensar en especuladores y especulación, que lo que observas se explica con la sencillez de entender que el mercado lo domina la mayoría y que quien toma decisiones es nuestro inconsciente irracional y relativista.

      Irracional porque evolutivamente, ser objetivo requiere mucha energía, mientras que compara y copiar no.

      Un saludo de este relativista materialista subjetivo.

  • #005
    Maestre Patarran - 29 abril 2015 - 14:56

    18% de caida.
    Barbaro. Sobre todo para Selerity… ;-)
    Pero tras el “estornudo”, vuelta a la normalidad.
    Solo alergia, nada de costipado.
    Y… Efectivamente.
    Como dice Gorki, el gorjeo es un magnifico observatorio de “algunas” tendencias. Ojo. No todas.
    Eso es lo que lo define.
    Influencers. That’s all.

  • #006
    Antonio Castro - 29 abril 2015 - 17:58

    #003 #004 Naturalmente que el valor real de Twitter se ha visto afectado temporalmente.

    El valor de algo solo depende de lo que alguien esté dispuesto a pagar por ello y una caída en bolsa es una pérdida de valor real. Lo que ocurre, es que en este caso se debió a la publicación de una información parcial por parte de la propia Twitter. Es decir, una media verdad, o una mentira, son las culpables de una pérdida de valor real, pero momentánea, de una compañía. Es temporal porque ellos mismos aclaran luego la situación real.

    El valor de algo no depende de la cosa, solo depende de lo que alguien esté dispuesto a pagar por ello en un preciso lugar y en un preciso instante. No vale lo mismo un litro de agua en Madrid, que en el Sahara, que en La Luna. Otro ejemplo de valor real, en una situación de supervivencia un preservativo usado te puede servir como lupa para hacer fuego y tiene un valor. En otras circunstancias, su valor se acercaría bastante a cero.

    • Krigan - 29 abril 2015 - 19:15

      Eres MacGyver, ¿verdad?

    • Ricardo Martinez - 30 abril 2015 - 09:29

      Esto… ¿Nos podrías explicar por qué tiene que ser uno usado?

  • #009
    Mike - 29 abril 2015 - 19:04

    Leer: http://www.xataka.com/aplicaciones-y-servicios/twitter-esa-maquina-de-perder-dinero

    Bienvenidos a la Economía 3.0, donde el hecho de que tu empresa no haga más que perder dinero a espuertas sólo significa que hoy en día hay más imbéciles que nunca dispuestos a darte MÁS dinero. Hasta que la burbuja estalle, claro…

  • #010
    Krigan - 29 abril 2015 - 19:22

    Es la bolsa, ¿qué esperabais? No es muy diferente de jugar a la ruleta.

    Lo que siempre me ha asombrado es que haya tanta gente dispuesta a tomar los índices bursátiles como indicador de la marcha de la economía de un país, pero eso ya sería otro debate.

  • #011
    xaquin - 29 abril 2015 - 20:48

    Efectivamente que resulta otro debate… es lo que nos convierte en dinosaurios que, mirando como se acercan los asteroides a la Tierra, se ponen a apostar por el orden de llegada en vez de buscar una posible solución para minimizar el choque…

  • #012
    Daniel - 30 abril 2015 - 00:51

    A mí lo que me asombra es que por haber facturado un 4,4% menos de lo esperado el valor de una empresa caiga un 18%, o por ponerlo en números absolutos, por ingresar 20M menos de lo calculado previamente, pierden valor por 7.400M. ¿Nadie más ve la estupidez del asunto?
    Por éso no me gusta la bolsa, demasiado volátil, y basado demasiado en previsiones (¿qué habría pasado si hubieran estimado 400M en su momento? ¿Habría subido su valor pese a haber ingresado los mismos 436M?)
    Bueno, dejo a los expertos seguir discutiendo, un placer leer las entradas y los comentarios!!

    • Petersam - 6 mayo 2015 - 10:53

      Cuando una compañia se encuentra en una fase embrionaria de su modelo de negocio, variaciones que pueden parecer poco significativas en el corto plazo, proyectadas a 20 años resultan ser mucho mas importantes y costosas.

      Twitter ha demostrado que comienza a producirse un desacoplamiento entre las proyecciones de crecimiento geometrico anunciadas hace 2 trimestres y su evolucio real, y eso es lo que el mercado penalizo. Al igual que Linkedin, Yelp.

      Cuando una compañia que acaba de nacer es valorada por los flujos de caja de los proximos 20 años el comenzar a fallar en las previsiones hace que su valoracion pueda caer a la mitad.

      Los inversores que apuestan en acciones con tanto riesgo/beneficio como las tecnologicas, ya saben de antemano esto. Los otros perfiles mas conservadores del mercado invierten en cosas mas mundanas como seguros, pañales, botellas de agua…TWTR no es Nestle. TWTR pretende ser un modelo disruptivo en el negocio de la comunicacion, pues esa incertidumbre en los mercados financieros se le llama volatilidad.

  • #014
    Gerardo aldama - 30 abril 2015 - 17:15

    Con eso de que ya con el celular podemos hacer y deshacer todos, ya es una completa amenaza esto.

  • #015
    Petersam - 6 mayo 2015 - 10:44

    ¿Pero como va a causar un tweet la caida tan abrupta de una cotizada? Lo que hizo caer la accion de manera tan pronunciada fueron los datos, muy malos datos. TWTR cotiza(ba) a unos multiplos que se han demostrado excesivos, y se basaban en un fuerte crecimiento en la rentabilidad por usuario y en el aumento significativo de usuarios. Ninguna de esas dos premisas se cumplieron, y desde hace 5 dias de manera consecutiva la accion ha caido cerca de un 30%.

    El tweet no provoco la caida, lo provoco la informacion que trasladaba, y es precisamente que TWTR sea una herramienta de comunicacion lo que le ha permitido alcanzar el tamaño de una compañia de 25.000 millones de dolares algo asi como nuestra Repsol.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados