Cuando el futuro se asoma ya a cinco años vista

Google car - Dec. 2014 iterationEl coche autónomo de Google ya es completamente real: sí, parece de dibujos animados, pero ya no es un diseño como el que fue presentado el pasado mayo, sino completamente funcional, con sensores, hardwaresoftware, listo para transportar pasajeros de manera completamente autónoma. Y con carnet de conducir.

Una serie completa de vehículos eléctricos fabricados por la compañía en un fabricante no revelado de Detroit, con una autonomía de hasta cien millas, preparados para comenzar pruebas reales en California llevando empleados de Google entre edificios de su campus. Pero obviamente, con ambiciones mucho mayores.

Obviamente, Google no pretende convertirse en una empresa de automoción, y lo ha dicho alto y claro. La idea que subyace detrás de este prototipo y de todo el Google self-driving car project es convertirse en un desarrollador de tecnología que la comercialice a precios asequibles a los fabricantes de automóviles, con el fin de asegurar que los vehículos autónomos sean una realidad lo antes posible.

El primer prototipo de Prius con el que Google empezó a hacer pruebas en tráfico real era un vehículo de unos $24.000 en el mercado norteamericano, equipado con un sistema LIDAR fabricado por Velodyne con un coste de entre $75.000 y $80.000, sensores visuales y de radar con un coste de unos $10.000, y una matriz de GPS valorada en unos $200,000. Sin incluir el ordenador y el software, hablamos de un vehículo de unos $320.000, completamente fuera de mercado.

Sin embargo, el anuncio original de Sergey Brin en 2012 hablaba de un horizonte de cinco años, 2017, para que un ciudadano normal pudiese disfrutar de coches robóticos que condujesen solos, y algunas de las previsiones que se manejan de manera cada vez más realista apuntan a que no andaba demasiado desencaminado: fabricantes como GM, Mercedes-Benz, Audi, Nissan, BMW y Renault afirman que comercializarán automóviles capaces de conducirse autónomamente la mayor parte del tiempo antes del año 2020. Hablamos de un futuro a cinco años. 

Repítelo despacio: cin-co-a-ños. Eso es 2020, llega en seguida. Hace un par de días, en una conversación con una persona de mi familia, de setenta y pocos años que me razonaba la necesidad de vender su casa a unos veinte kilómetros de la ciudad para pasar a vivir en el centro de la ciudad a medida que su habilidad para conducir disminuía con los años, me di verdadera cuenta de la dimensión que tiene una promesa tecnológica como esa, la posibilidad de que en un plazo de cinco años podamos contar de manera razonablemente realista con algo así. Para muchos, la posibilidad de vivir donde realmente quieren vivir, sin necesidad de adaptarse a una movilidad geográfica que se hace decreciente por pura ley de vida.

El tráfico del futuro estará protagonizado fundamentalmente por vehículos autónomos. En su gran mayoría, ni siquiera serán vehículos que sus ocupantes posean y que pasan la inmensa mayoría del tiempo completamente inactivos en un garaje, sino servicios que se solicitarán simplemente cuando sean necesarios. Sencillamente, tener un coche propio dejará de tener sentido económico, y responderá más a un capricho – que además habrá que pagar en términos de seguro elevado. Es muy posible que, en un mundo en el que los automóviles conducen en su mayoría solos y no beben, no se cansan, no tienen errores, no se pierden y vigilan constantemente su mantenimiento, las propias compañías de seguros y el precio de las pólizas necesarias para darse el capricho de conducir uno mismo se conviertan en uno de los principales factores que determinen la adopción del vehículo autónomo. Sencillamente, solicitar el vehículo que necesites, cuando lo necesites, según las circunstancias para las que lo necesites: uno más lujoso cuando queramos disfrutar de él, una furgoneta cuando vayamos a comprar muebles, o un vehículo compartido que nos ahorre costes cuando vamos por la mañana a trabajar.

¿Ciencia-ficción? ¿Visiones distópicas peliculeras? No, estamos hablando ya de tecnología que va a estar madura en un horizonte de cinco años. Piénsalo, puede afectar incluso tus planes de vida. O los de tus padres. Hablamos de cosas que vamos a poder ver, no de conceptos de los que nos imaginamos disfrutando a nuestros hijos o nietos. De cosas que pueden cambiar la vida de mucha gente. Transporte como servicio, ni más ni menos. Y ya está prácticamente aquí, a la vuelta de la esquina.

 

ACTUALIZACIÓN (5 de enero de 2015): Audi ya está casi a punto en estos temas

ACTUALIZACIÓN (6 de enero de 2015): Mercedes-Benz tampoco parece mal encaminada

ACTUALIZACION (19 de enero de 2015): en TechCrunch, Autonomous cars are closer than you think

 

This article is also available in English in my Medium page, “The future is less than five years away

42 comentarios

  • #001
    Go - 27 diciembre 2014 - 16:40

    Mal pinta la profesión para los taxistas, ¡qué sera lo siguiente!

  • #002
    Gorki - 27 diciembre 2014 - 16:40

    ¡Cómo se va a poner la patronal del taxi!. ¡¡¡ Transportan viajeros sin licencia, con solo llamarlos por una App !!! ¡¡¡Que los prohíban!!!

  • #003
    Gorki - 27 diciembre 2014 - 16:54

    Tengo 71 años por lo que con suerte, como mucho, me quedan 7 u 8 años de conducir. Mi coche actual me salió magnifico y tiene ya 200.000 Km. pero me planteaba cambiarlo ya, porque es poco razonable que me dure otros siete años mas y eso supone comprar un coche para quizá, solo dos o tres años de uso, lo que no es sensato.

    Se suma así una nueva variable, ¿Estiro lo más que pueda el coche actual, a la espera del coche sin conductor, en propiedad o compartido, que me puede valer, aun no estando en condiciones de conducir, desde que lo compre, hasta que me muera?.

  • #004
    Garepubaro - 27 diciembre 2014 - 17:28

    Ves? eso, el coche autodirigido y mejor seria el coche de agua o energias gratis, eso es tecnologia que no crea precariedad laboral y situaciones tipicas del “como no se puede evitar el pirateo no hay mas remedio que dejarlos”, y eso no es tecnologia sino ruina, osea todo lo que hay hasta ahora, la desgracia… pero lo primero todavia es mas incompatible con el capitalismo, ( recaudacion por combustibles, seguros sociales y gastos de conductores humanos ) asi que le van a poner tantas trabas que hasta el XXII quiza no lo veremos desarrollado …

  • #005
    victor - 27 diciembre 2014 - 17:54

    Lo espero con ganas, aun que solo sea por el medio ambiente, con menos coches en la calle. Aun que claro, hay que ver como afecta a los fabricantes, ya que a mi me gustaría no tener tener que comprar un coche en mi vida, y la diferenciación de un coche de alquiler que usaré por horas es más complicada.

    Un saludo

  • #006
    Enrique Dans - 27 diciembre 2014 - 18:02

    #005: En efecto, menos coches, muchísimo más inteligentes que el conductor medio actual, y coordinados entre sí, lo que permitirá un uso mucho más eficiente del espacio. Los fabricantes se irán reconvirtiendo en proveedores de servicios de transporte, que competirán en función de distintos atributos.

  • #007
    Pablo Roca - 27 diciembre 2014 - 18:31

    Es muy interesante.

    Calculo (creo haberlo leído en internet) que de las primeras empresas que lo usará será Uber. Otros que se van a poner contentos, los actuales conductores de Uber .. tienen los días contados (al igual que los taxistas).

  • #008
    Krigan - 27 diciembre 2014 - 18:38

    Un coche pasa el 95% de su vida aparcado. Sí, tal como suena. De las 24 horas que tiene el día, un coche solo se usa en promedio una hora y 12 minutos. Tiene 4 plazas y maletero, cuando la mayor parte de las veces solo necesitamos una o dos plazas, y no usamos el maletero. Tiene un motor capaz de llevarnos a más de 100 Km/h entre ciudades, pero la mayor parte de las veces se usa para ir por ciudad, donde no se pueden superar los 50Km/h (la resistencia del aire aumenta con el cuadrado de la velocidad, es 4 veces mayor a 100 que a 50). Un coche es, casi enteramente, puro desperdicio no utilizado.

    Hay gente que entra a trabajar a las 8 de la mañana, otros a las 9, otros a las 10. Hay gente que tiene horario de tarde, hay un montón de jubilados que no trabajan, y que por tanto no están sujetos a un horario concreto. Hay gente a los que no les importa coger el metro o el autobús, pero necesitan que se les lleve a la parada más cercana.

    Ahora imaginen lo que puede pasar con un robotaxi de estos. Por una tarifa de 20 euros al mes te lleva al trabajo 5 días a la semana. Si sales el sábado noche la ida y la vuelta para ti y tu pareja te sale por 2 euros en total. Si quieres hacer un viaje con toda la familia contratas un 4 plazas con maletero por 10 euros/día + gasoil.

    En estas condiciones, ¿quién se compraría un coche? No es casualidad que Google sea accionista de Uber.

    Por supuesto, no es solo que los taxistas pierdan su trabajo. Hay un montón de gente que se dedica a fabricar coches, pero con el robotaxi no se necesitarían ni la quinta parte de los coches que hay ahora.

  • #009
    Carlos - 27 diciembre 2014 - 18:38

    Adiós taxis, adiós autobuses y camiones… y todos sus conductores. Con la marina mercante está ocurriendo lo mismo. Dentro de poco, sobrarán los pilotos de drones. Viva el paro, viva un tal Ned Ludd que ya lo vio venir. Hasta ahora por cada avance que ocasionaba paro se creaban trabajos para sustituirlos. Ahora avanza mas rápido la primera parte de la ecuación. Tal vez en cinco años, esta opinión que lees esté mucho mejor escrita (cosa fácil) por una inteligencia sintética. Lo mismo digo del artículo, solo que eso ya ocurre hoy. Estamos llegando a la singularidad que citaba Ray Kurzweil. Un mundo nuevo está naciendo, pero los dolores del parto serán terribles.

    Feliz 2015… y sucesivos.

  • #010
    Antonio Castro - 27 diciembre 2014 - 18:45

    Este es otro producto diseñado específicamente para que los bloggers hablen de Google, y en este caso nada menos que durante cinco años más. El resultado dentro de cinco años será un producto que circulará por recintos con un tráfico muy controlado tales como parque tecnológicos, universidades, parque botánicos y zoológicos, y algunos paseos marítimos especialmente acondicionados. En otras palabras, más de lo mismo.

    El truco de crear expectativas y quedarse a medias ya está muy visto. Es la repetición de la jugada realizada con Google Glass.

    Los avances en la Inteligencia Artificial han ido siempre muy por detrás de lo vaticinado por los especialistas. El dineral que decidió invertir japón a raiz de la consecución de los primeros sistemas expertos. Hablo de lo que Kazuhiro Fuchi denominó la quinta generación de computadoras allá por los años 70. Incluso se desarrolló un lenguaje de programación ‘Prolog’ parcialmente orientado a la inteligencia artificial. Aparecieron sistemas expertos para múltiples disciplinas, y continuamos sin tener un traductor de idiomas decente o de un procesador de voz capaz de dialogar con un cliente que se acerque mínimamente a lo que se necesita pese al inmenso interés de ese tipo de aplicaciones. El número de empleados que podrían ahorrarse las empresas sería brutal.

    Terminará ocurriendo en algún momento, pero creo falta bastante, yo me temo que el anuncio de Google es una operación de marqueting. Encaja con el tipo de marqueting viral que suele usar Google y no encaja con la velocidad de los avances en Inteligencia Artificial.

  • #011
    Krigan - 27 diciembre 2014 - 19:12

    Otro aspecto a considerar es el reparto de productos comprados online. Amazon ya lleva tiempo con sus taquillas de recogida, pero se necesita un espacio para ponerlas, y el comprador ha de ir a donde están instaladas. Estos cochecitos podrían ser como taquillas ambulantes, reduciendo grandemente los costes de envío. Más presión para las tiendas físicas.

  • #012
    Enrique Dans - 27 diciembre 2014 - 20:13

    #011: La logística y el transporte en general serán los primeros afectados. Para un usuario, la propuesta de valor de un automóvil autónomo es razonablemente buena. Pero para quien tiene una flota de camiones, la propuesta de que no tengan que detenerse por cansancio, que no tengan accidentes, que no infrinjan nunca las normas de circulación y no reciban multas, o que no haya que pagarles nóminas es brutal. Serán los primeros, y darán lugar a un abaratamiento brutal de la logística…

  • #013
    Raul - 27 diciembre 2014 - 21:28

    ¿Los coches autónomos diseñados por mujeres conducirán peor? ;)

  • #014
    CMT - 27 diciembre 2014 - 22:11

    Como cuento resulta muy bonito. El problema serán los hackers y las incompatibilidades con futuros proyectos que ya están en marcha aunque no tan avanzados como el de Google.

    Qué ocurriría si un Anonimous cualquiera le metiera mano al sistema? O si fueran los propios usuarios los que lo hicieran? Eso por no hablar de los sistemas de la competencia: podrían circular por la misma vía los vehículos de Google y los de otras empresas? Y que decir de las actualizaciones de software que no llegaran a los vehículos más antiguos.

    Desde luego que cinco años no es nada, pero al sistema le quedan muchísimos aspectos por pulir. Sirva como ejemplo la aviación comercial que desde hace muchísimos años un avión puede teóricamente despegar, volar y aterrizar en casi cualquier condición meteorológica sin intervención humana alguna pero ahí siguen el piloto, copiloto y técnico. Son las compañías aéreas y los fabricantes unos retrógrados?

    Sr. Dans, sugiera la creación de un “aero Uber” y empecemos una nueva polémica.

  • #015
    CMT - 27 diciembre 2014 - 22:17

    Por cierto, el prototipo es clavado al Isetta o gogomóvil de los años 50 que cité hace ya mucho en una entrada suya que hablaba sobre un prototipo de Toyota.

    En 60 años los diseños no han cambiado demasiado.

  • #016
    Mauricio - 27 diciembre 2014 - 23:03

    Gorki #003: Lo del automóvil autónomo es todavía un espejismo. Sería mucho más sencillo que los trenes, metros y tranvías fueran autónomos y esta es la hora en la que poquísimos lo son. El siguiente escalón serían los buses urbanos sin conductor y hasta ahora no veo ningún proyecto claro al respecto. Los aviones tienen piloto automático desde hace muchos tiempo, pero hasta ahora nadie se ha atrevido a plantear seriamente la ausencia de pilotos en los vuelos comerciales, aunque ya sea técnicamente posible el que un avión despegue, vuele y aterrice automáticamente. Incluso los drones tienen a alguien que los opera a distancia.

    Los desafíos que debe enfrentar un automóvil autónomo son muy superiores a los que debe enfrentar, por ejemplo, un tren autónomo: Desde maniobras inesperadas de otros autos, ciclistas o peatones hasta condiciones de visibilidad, adherencia o mantenimiento vial muy variables. No hay que olvidar, además, los problemas relacionados con cuelgues del sistema, mapas que no reflejan las últimas remodelaciones viales, vandalismo, virus que busquen tomar el control del sistema o inutilizarlo, costos de adquisición y reparación elevados o ausencia de claridad sobre las responsabilidades en caso de accidente.

    Quizá dentro de treinta años todo esto se haya más o menos resuelto en algunos países, pero ciertamente no en cinco años. Si en este momento de tu vida quieres comprarte el “coche del futuro”, yo daría mi voto por el Volkswagen Golf GTE, y si quieres un auto que te dure hasta que cumplas 100 años, cómprate un Toyota Corolla (en el sur de Ecuador conocí a un taxista que ya había recorrido más de 500 mil kilómetros con un vehículo de dicho modelo). En cuanto al coche de Google, a corto y mediano plazo no circulará libremente más que en entornos muy controlados y quizá más como cochecito para el transporte de visitantes o empleados en grandes ferias, aeropuertos o polígonos industriales que como vehículo para el usuario particular.

  • #017
    Mesosoma - 27 diciembre 2014 - 23:44

    Los Reglamentos de Tránsito de muchos países son de época del 1970, sin cambios desde entonces, el coche autónomo es un llamado de atención para actualizarlos, ¿Pero cual será la reacción del gobierno? prohibir estos coches y defender los lobbies afectados (taxistas, etc) y no sería la primera vez que los gobiernos hacen esto en esta época con tantos cambios sociales por obra y gracia de la tecnología.

    Garepubaro Y Carlos:

    ¡Pobres aguadores, que perdieron su negocio cuando el ayuntamiento instaló tuberías hasta las casas! ! pobres vendedores de hielo que lloraron cuando se inventó la nevera !
    ¿Recuerdan cuando existían los Sastres? quedaron desemplearon por culpa de la máquina de coser. ¿Y los monjes copistas? !La imprenta ! ¿Es que nadie piensa en los sastres y copistas antes de inventar máquinas automatizando una actividad?

  • #018
    Krigan - 27 diciembre 2014 - 23:55

    #12 Enrique:

    Hace ya años que pienso que hay un problema de ineficiencia grave con la distribución (logística incluida). El precio por unidad al que el fabricante chino vende al por mayor (pongamos por ejemplo) un juguete es un euro. El coste por transportarlo hasta Europa es medio euro. Y resulta que ese juguete (que no es de marca conocida) se vende en tienda a 15-20 euros, o como poco a 10 en tienda de chinos.

    O bien al agricultor valenciano le pagan las naranjas a 22 céntimos el kilo, y en los supermercados de la misma Valencia las venden a 1-2 euros.

    Algo está fallando.

  • #019
    Evde Cilt Bakımı - 28 diciembre 2014 - 00:10

    Mal pinta la profesión para los taxistas, ¡qué sera lo siguiente!

  • #020
    Deckard - 28 diciembre 2014 - 10:32

    A mi me sigue sorprendiendo cómo avanzamos. El progreso no se puede ni se debe frenar. Y si las ventajas tecnológicas crean más paro, debe ser porque algo estamos haciendo muy mal. No me puedo creer que un vehículo capaz de dar movilidad a una persona con alguna discapacidad pueda ser malo. El problema es que en nuestro sistema de capitalismo salvaje, que más bien debería llamarse terrorismo financiero, no se hace nada en función de cuanto se pueda mejorar la vida de las personas si no de que algunos capitostes se llenen los bolsillos aun más. Y me gustaría aclarar que, para quien no se haya dado cuenta, el progreso tiene lugar, no gracias a los gobiernos y las grandes empresas, si no A PESAR DE ELLAS.

  • #021
    David el Bueno - 28 diciembre 2014 - 12:09

    También Nicola Tesla, descubridor nada menos que de la corriente alterna y a quien admiro profundamente, también afirmó hace 100 años que tenía un método probado para contactar con extraterrestres de otros universos con un gasto mínimo de energía.

    Algunas preguntas:

    -¿Podremos viajar gratis ya que le estaremos otorgando “visibilidad” a sus coches donde podrán poner publicidad a “tuti-plen”?
    -¿Enlazar trayectos y que les salga gratis a terceras personas será también considerado como “propio de la naturaleza de la red”?
    -¿Tratar de proteger la propiedad de esos vehículos y que no haya uber-hackers que los usen en su propio beneficio no será considerado delito?
    -¿Cuando el partido en el gobierno trate de proteger la propiedad privada de los dueños de esos coches le consideraremos poco menos que como el demonio con cuernos?

  • #022
    Krigan - 28 diciembre 2014 - 13:02

    Deckard:

    Llevamos ya más de 2 siglos de avances tecnológicos que ahorran mano de obra de forma bestial, y eso no es nada malo, sino algo muy bueno. La adaptación de la sociedad a este ahorro de mano de obra ha sido doble:

    – Producir más: ahora producimos mucho más per capita que hace 2 siglos. Por tanto, tenemos casas más amplias, mucha más ropa, mejores alimentos, toda clase de electrodomésticos (que a su vez también han ahorrado su buena dosis de faena en el hogar), y un largo etc. de cosas que antes no teníamos.

    – Trabajar menos: antes se empezaba a trabajar a los 12 años e incluso más joven, no había jubilación (los pocos que llegaban a viejos eran sostenidos por sus hijos), ni vacaciones, y la jornada laboral era de 72-84 horas semanales. Se descansaba un día a la semana, ahora se descansa 2, se trabajaba 12-14 horas al día, ahora 7 u 8.

    Es obvio que se pueden seguir aplicando las mismas recetas que se han aplicado estos 2 siglos. Lo malo es que en los últimos años no se ha hecho, sino más bien lo contrario. Por ejemplo, la edad de jubilación ha sido alargada de 65 a 67, en lugar de reducirla a 63 o incluso 60.

    Como de la realidad económica no es posible escapar, los ancianos que fuerces a seguir trabajando implican jóvenes que se quedan en el paro. Es tan sencillo como esto: con un determinado nivel tecnológico la sociedad va a necesitar en global X horas de trabajo para producir X bienes. Ante el avance que ahorra mano de obra, o lo prohíbes (la solución ludita), o le das más bienes a la gente (aumentar el poder adquisitivo), o haces que la gente trabaje menos.

    La prohibición ludita no funcionaría. En un país tal vez pudieras hacerla cumplir (o tal vez no), pero ese país se quedaría atrasado, y acabaría por ser dominado por los países que no prohíban el avance. Mal que les pese a los neoluditas y a los austericidas, va a seguir pasando en los próximos 2 siglos lo que ha pasado en los 2 anteriores: el poder adquisitivo va a aumentar, y el número de horas que trabajamos en el conjunto de nuestra vida va a disminuir.

    ¿No te crees lo del aumento de poder adquisitivo? Pues es muy sencillo, el dinero que la gente se ahorre de no comprarse el coche se lo va a poder gastar en otras cosas. Ganando los mismos euros van a poder comprar más cosas.

    Coño, pero si hasta en China, con su mano de obra hiper-barata, Foxconn y otros fabricantes planean introducir robots en masa en sus fábricas… con eso te lo digo todo.

  • #023
    Vicens Jordana - 28 diciembre 2014 - 13:12

    Como siempre los avances sociales vendrán frenados por la incapacidad de la sociedad para asumir lo posible. hablar de evolución tecnológica sin hacerlo de política es hoy absurdo. por muy bien que funcione esta tecnología o la de los drones de amazon, o cualquiera que se te ocurra, no será posible sin un marco legal que la propicie o, al menos, no la bloquee en función del sector desplazado de turno, sean las discográficas o los taxistas. Pero la base del problema no está en las pequeñas legislaciones, sino en una concepción global de la economía basada en el trabajo. Si la única manera de sobrevivir es trabajar, todas estas tecnologías se convierten en el enemigo y no encontrarán marcos legales en los que funcionar. por eso o instauramos una renta básica incondicional ya, o olvídate de ver coches automáticos o drones por las calles de tu ciudad.

  • #024
    Antonio Castro - 28 diciembre 2014 - 14:00

    Yo creo que la gente ha visto muchas pelis de ciencia ficción y cree que algunos avances son inminentes.

    Un conductor de automóvil no es un autómata. Un conductor de automóvil ha de tener cierta capacidad de iniciativa. Existe un alto número de factores que pueden concurrir en la conducción y la explosión combinatoria de las distintas circunstancias expresadas muchas de ellas en forma de en magnitudes a analógicas no me parece algo demasiado manejable computacionalmente.

    Creo que la computación y las capacidades mentales humanas continúan estándo a una gran distancia. Computacionalmente hemos logrado dar solución a problemas muy complicados pero necesariamente muy bien acotados.

    Las máquinas de la ciencia ficción que muestran capacidad para tener iniciativas propias son pura fantasía. Pensaré que un robot (por llamarlo de alguna forma) es caaz de conducir un automovil normal y corriente por cualquier carretera el día que dicho robot sea capaz de hablar de forma coherente sobre cualquier tema y que sea capaz de programarse a sí mismo para ir sacando versiones cada vez más avanzadas de su propio S.O. Pero ahora que lo pienso, eso posiblemente le capacitaría para cometer BUGs terribles.

  • #025
    Krigan - 28 diciembre 2014 - 14:08

    Vicens Jordana:

    Acabaremos por llegar a la renta básica, pero es una solución nueva, y mucha gente es muy reacia a las novedades. Sin embargo, se está yendo a eso, aunque por vía indirecta y tortuosa. Por ejemplo, ahora existe el subsidio para mayores de 55 años.

    Otro ejemplo de vía tortuosa: como cada vez más gente tiene contratos a tiempo parcial, a menudo por un número ridículamente bajo de horas (lo cual, ya de paso, implica una reducción media de la jornada laboral), ahora de cara a la jubilación tales trabajadores cotizan como si fueran a tiempo completo. Alguien que trabaje solo media jornada, en un año de trabajo cotiza como un año, no medio como pasaba antes. 15 años de trabajo a media jornada dan derecho a pensión contributiva, igual que si se hubieran trabajado a jornada completa.

    Todas estas “vías tortuosas” vienen porque no se quiere admitir lo inevitable: que la gente, en su conjunto, cada vez va a trabajar menos horas a lo largo de su vida. Yo preferiría que se hiciera de forma más limpia: reducir la jornada oficial, y reducir la edad oficial de jubilación. En lugar de eso, los políticos prefieren estas “vías tortuosas” para tener una dualidad de “jubilados” de 55 años y trabajadores que no se jubilan hasta los 67, y otra dualidad de trabajadores a 40 horas y otros a 20, en lugar de tenerlos a todos a 30 horas.

    Estas dualidades le salvan la cara a la ideología oficial, pero perjudican a todos (salvo que estés en la cumbre de la pirámide, claro).

  • #026
    Krigan - 28 diciembre 2014 - 14:10

    Antonio Castro:

    Google ha probado su coche en vías públicas, más de 200.000 kilómetros.

  • #027
    ivan - 28 diciembre 2014 - 16:43

    Enrique estas quizas dejando de lado una componente casi imprescindible a la hora de la compra de un vehiculo para un gran numero de conductores, que va mas allá de su mera utilidad o funcionalidad, me refiero al status social o la personalizaicón, el “caché” que te da tener un coche, cierto coche además, con ciertas características personalizadas que no te va a dar nunca un coche “on demand”, aparte de que en determinados lugares como Asturias sin ir mas lejos, las zonas rurales estan muy lejos de las villas o mayores nucleos, como para poder prescindir de tener un vehiculo a la puerta disponible para cuando se naecesario. No veo yo a una persona de Cangas del Narcea o Tineo o incluso zonas rurales del centro que están a media hora de nucleos MEDIANOS de población, esperando media hora o incluso más a que les sirvan un coche para poder ir a comprar a la ciudad o hacer sus cosas. La verdad…

    Hablando de este articulo con mis amistades, gente mas o menos joven (de 20 a 30 años), les seduce la idea de que conduzca solo solo hasta cierta medida, pero mayormente no, les gusta sentirse dueños de su coche, les gusta CONDUCIR (como el anuncio de BMW de en su día), les gusta estirar las marchas o no hacerlo, disfrutar de la conduccion de un coche manual (incluso ni siquiear quieren coches automaticos sin marchas…). La conduccion y la personalizacion del coche ya forma parte de la forma y caracter de la persona ,y eso es bastante dificil de quitar de la cabeza.

    Que conste que a mi me seduce la idea, pero no es tan sencillo de que la gente la adopte. No todo el mundo usa el coche solamente para transportarse, sino que el vehiculo le supone suplir otras necesidades más, principalmente sociales.

    Eso dejando de lado consideraciones politicas claro está que serían otra traba mas, lobbies y demás actores.

  • #028
    CMT - 28 diciembre 2014 - 17:22

    #026 Krigan: El coche autómata de Google tiene todavía mucho trabajo por delante para ser plenamente operativo. Los cinco años que comenta el Sr. Dans para la finalización del proyecto y que esté plenamente operativo no es más que humo.

    Una simple búsqueda me ha dado esta web: www.cochesinconductor

    Por una vez y sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con #024 Antonio Castro.

    Ante imprevistos como el del incendio de un vehículo en un túnel de Madrid hace muy pocos días el coche de Google se habría achicharrado ante la imposibilidad de salir de la ratonera en dirección contraria a la establecida en la cartografía que sigue al pie de la letra de manera inexorable.

  • #029
    Garepubaro - 28 diciembre 2014 - 18:49

    #028 pero porque inexorable? el automovil no tiene ni que discutir filosofia, ni saber idiomas, ni lógica compleja, tendra informacion de todos los semaforos de lejos, y seguramente el GPS sobrara, simplemente seguir dispositivos electronicos en mojones, pinturas del pavimento incluso invisibles etc … ademas todos llevarian dispositivos como wifi para comunicarse unos con otros la situacion etc, por eso si hay un accidente delante en un tunel o como sea, incluso avisa a los de atras para frenar etc … todo eso esta tirado, no hace falta ni la potencia de un telefono movil, la seguridad como en la estacion espacial, redundante, si hay que abrir una escotilla se lo pregunta a 20 sencillos y seguros ordenadores simultaneamente etc … lo peor seria los imprevistos, un gato o niño que de repente se mete en la trayectoria del automovil pero eso no es cuestion de la programacion sino de sensores que avisen a frenar, etc, esta tan tirado que ya tarda claro esta si no fuera que hay peatones de por medio

  • #030
    CMT - 28 diciembre 2014 - 21:55

    #029 En el enlace que puse parece que el sistema sigue teniendo problemas importantes en lo que a la seguridad de los pasajeros y objetos que rodean al vehículo se refiere. Por no hablar de lo que más arriba comentaba sobre un hackeo.

    A mi me parece una idea fantástica que un vehículo así llege a ser una realidad pero parece que todavía quedan demasiadas incógnitas de carácter técnico por resolver. También antes comenté que en la aviación civil ya hay sistemas capaces de pilotar el avión sin intervención humana pero ahí siguen los pilotos, para resolver problemas imprevistos en los que la imaginación y capacidad humana para afrontar este tipo de situaciones una máquina, hoy por hoy, es incapaz de resolver.

  • #031
    Gorki - 29 diciembre 2014 - 00:40

    Los ascensores antes iban controladoss por ascensoristas que paraban la cabina y abrían las puertas, yo he llegado a verlos hasta en el Corte Inglés, hoy no queda uno solo con ascensorista. Las centralitas de teléfonos tenían una telefonista que insertaba clavijas en una panel para comunicar los teléfonos, hoy no queda ninguna telefonista. los bancos tenían cajeros que hacían las operaciones con los clientes, aun quedan unos pocos cajeros, pero el grueso del dinero se mueve con cajeros automáticos, ¿por qué no va a ser igual con los automóviles? Mandamos un cohete a un cometa sin conductor y llega sin errores después de varios años de viaje. y ¿no vamos a ser capaces de mandar un coche a la Puerta del Sol en un viaje de media hora?

  • #032
    Mauricio - 29 diciembre 2014 - 02:04

    Gorki #031: Como te decía más arriba, lo del auto autónomo no me parece que vaya a ser real en tan solo cinco años. Si bien tienes razón con tus ejemplos, es llamativo que, por el contrario, salvo excepciones, ni los trenes, ni los aviones, entre otros, hayan prescindido de un ser humano que los conduzca aunque ya sea técnicamente posible. En este sentido, la percepción de seguridad juega un rol importante. ¿Se sentirían más seguros los pasajeros de un avión absolutamente automático en comparación con los de uno con dos pilotos humanos experimentados? No sé si el gran público y los legisladores permitan que haya autos absolutamente automáticos, especialmente luego de que se produzcan los primeros accidentes y antes de que todos los autos puedan intercambiar datos entre sí.

  • #033
    JL - 29 diciembre 2014 - 02:26

    #031 Gorki, creo que pones ejemplos de sistemas muy simples, con muy pocas variables que intervienen en el entorno, y que son fácilmente controlables. En el caso del ascensor,básicamente saber cuando se puede cerrar la puerta (un sensor que dice si vamos a “aplastar” a alguien), y una lista de pisos en los que el ascensor debe parar.
    En el caso de las centralitas de teléfonos,era todavía más sencillo. Básicamente buscar el teléfono con el que se quería comunicar y establecer el circuito. Por supuesto estas tareas eran fácilmente automatizables y así ha sido.

    El caso de los viajes a la Luna o a un cometa, sin ser experto en el tema, creo que siendo complejo, no lo es tanto como un vehículo autónomo en una ciudad. A fin de cuentas (ya lo se que simplicando mucho) sabemos casi al 100% como se van a comportar los objetos en el espacio, (sus trayectorias están determinadas), y salvo en momentos puntuales, como el despegue y aterrizaje, creo que hay margen de tiempo para corregir una maniobra. Es decir, si el cohete se sale de su trayectoria durante un minuto no creo que vaya a chocar con nada, y es fácilmente corregible.(Repito que simplifciando mucho). Ya sabemos desde hace mucho tiempo que un iPhone actual es varios ordenes de magnitud mas potente que los ordenadores de la mision Apolo a la Luna. Y fuerron y volvieron…

    Sin embargo un coche se mueve en un entorno con miles de variables que no se controlan de la misma forma, y totalmente impredecibles. Y muchas veces las decisiones tienen que tomarse en décimas de segundo.

    Antes que coches autonomos creo que deberíamos ver robots autónomos en un entorno no controlado, por ejmplo, pudiendo manejarse en unos grandes almacenes un dia de rebajas, sin causar daño a nadie, y “sobreviviendo”…

    A mi también me gustaría que estuviesen cerca esos coches autónomos, pero mas me gustaría que hubiera coches voladores, como se preveía en los años 50 para el año 2000… Creo que con los coches autónomos pasará lo mismo

  • #034
    Jesús Ranchal Sirvent - 29 diciembre 2014 - 13:17

    Desde luego sería toda una revolución y una prueba más de que la expresión “ciencia-ficción” cada vez pierde más su sentido…

    Lo que me echa para atrás es la posibilidad de que los sistemas de autonomía fallen y el coche se accidente, con el conductor dentro; pero, viniendo de Google (quienes parece que lo hacen todo bien), confío en que tengan esa posibilidad muy en cuenta.

    Gracias por el artículo, Enrique.

  • #035
    Towers - 30 diciembre 2014 - 17:23

    Al tema de los seguros yo añadiria un descenso de los recursos energéticos… en un mundo con menos combustibles fósiles no tiene sentido derrochar recursos

  • #036
    Deckard - 31 diciembre 2014 - 11:52

    #22. Gracias por tu comentario, Krigan. Totalmente de acuerdo.

  • #037
    Surfero - 31 diciembre 2014 - 16:53

    Como ya han comentado esto es otro humo de Google, una cosa: en caso de accidente en un robocar si no existe un conductor físico ¿quién tiene la culpa? Me acuerdo cuando era pequeño en los años 80, las revistas de vehículos vaticinaban un futuro no muy lejano (mediados de los 90) en el que el 90% de los vehículos funcionarían sin petróleo. Ahun hoy dependemos de el al 100%
    Buen tema este para los blogeros, pero la realidad es que el combustible de los coches sige siendo el mismo que hace 100 años.

  • #038
    David - 31 diciembre 2014 - 17:05

    21 David el Bueno… Tu patético post queda retratado con tu afirmación de que Tesla fué el “descubridor de la corriente alterna”…Mirate esto extraido de la wikipedia si es que eres capaz de leer en Inglés:

    Enlace a la parte del artículo

    http://en.wikipedia.org/wiki/Alternating_current#History

    (y.. ¡¡oooh, no he pagado por ponerlo!!)

    Transcripción de lo enlazado (más ilegal todavía)

    “The first alternator to produce alternating current was a dynamo electric generator based on Michael Faraday’s principles constructed by the French instrument maker Hippolyte Pixii in 1832.[3] Pixii later added a commutator to his device to produce the (then) more commonly used direct current. The earliest recorded practical application of alternating current is by Guillaume Duchenne, inventor and developer of electrotherapy. In 1855, he announced that AC was superior to direct current for electrotherapeutic triggering of muscle contractions.[4]

    Alternating current technology had first developed in Europe due to the work of Guillaume Duchenne (1850s), The Hungarian Ganz Works (1870s), Sebastian Ziani de Ferranti (1880s), Lucien Gaulard, and Galileo Ferraris.”

    Después de esto sobra decir que el resto de tu post es basura al mismo nivel al que nos tienes acostumbrados por aqui.

  • #039
    Martín - 7 enero 2015 - 12:18

    Admitamos que dentro de poco los coches se conduzcan solos en la práctica.
    Que sea técnicamente factible, no significa que sea bueno para la sociedad.
    Imaginad este caso:
    Quiero ir al centro de la cuidad para hacer unas compras y disfrutar de un tiempo de ocio. Como el transporte público es un rollo, y sé que el aparcamiento está fatal, cojo mi robo-coche, voy con él a mi sitio favorito y luego le mando que se vuelva a aparcar al garaje de casa. Cuando quiero volver, utilizo mi reloj intercomunicador del coche fantástico para llamar a KIT para que venga a buscarme.
    O este otro:
    En vez de perder mi valioso tiempo en llevar a los niños al colegio (antes íbamos andando), ahora programo el robo-coche para que los lleve, regrese al garaje, vaya a por ellos a la hora de salida y los traiga a casa.
    Resultado:
    Si todos hiciéramos esto, aumentaría al doble el tráfico, el consumo de combustible, la contaminación, el cambio climático, etc… ¡Viva la eficiencia del transporte!
    ¿En serio nos interesa llenar las calles de coches vacíos? ¿No sería mejor que los ingenieros de Google dedicaran sus esfuerzos a conseguir que los coches circularan por la ciudad cada vez más llenos, en vez de más vacíos?
    Necesitamos inventos que mitiguen nuestros problemas actuales; no que los empeoren o nos creen otros nuevos.
    Pensándolo bien, sería mejor crear un buen sistema de uso compartido de los coches (un Blablacar urbano y que funcionara en tiempo real a pie de calle)… pero me temo que nos gustan demasiado los juguetes.

  • #040
    Enrique Dans - 7 enero 2015 - 14:04

    #039: Precisamente la idea es esa, que los coches sean un servicio y no un producto que poseemos. Es decir, tú abres tu app, dices que quieres ir de un sitio a otro, el coche aparece y te lleva. No lo “posees” como tal, aunque habrá un mercado de lujo para quienes lo quieran tener en propiedad. Pero en principio, la idea de Google es que la mayoría de las personas no tengan coche, sino que lo usen como servicio, una cuestión que alcanzará también a la logística. De ahí su interés en Uber, entre otras cosas…

  • #041
    Joaquín de Suazo - 7 enero 2015 - 17:34

    Automobility http://vimeo.com/111573398

  • #042
    Martín - 8 enero 2015 - 00:38

    #40: Querámoslo o no, vivimos en una economía capitalista. Incluso en China, casi todos aspiramos a poseer un coche, y estamos dispuestos a trabajar, ahorrar y hasta endeudarnos para comprar el mejor que nos podamos permitir. Como decía el anuncio, nos gusta conducir. Los coches son unas máquinas fantásticas y la sensación de libertad que nos aportan es maravillosa.
    Sin embargo, esto no significa (y es algo muy distinto), que todo el mundo tenga que ser esclavo de utilizar su coche todos los días y de pasar por la gasolinera cada semana para dejarse allí una parte del sueldo (haced cuentas y veréis que 25 o 30 céntimos por Km es una burrada equivalente a tener que vender el coche para comprar gasolina). En la economía colaborativa que se avecina, cualquiera puede ser proveedor y cualquiera puede ser usuario. Con el sistema que propongo, primaría la libertad individual: Quien tenga coche, dependiendo del día que sea o a dónde tenga que ir, podrá elegir entre utilizarlo (preferiblemente compartiendo los gastos con otras personas a las que transporte en sus plazas libres), o bien dejar que sea otro quien le lleve (ahorrando gastos igualmente). Para quien no lo tenga, le daremos nuevas opciones: Podrá seguir utilizando el transporte público (en muchos casos con varios transbordos y gran pérdida de tiempo), o utilizar la App para solicitar su recorrido en un coche compartido, con lo que podrá viajar con la comodidad de un taxi, pero a precio de autobús. La tecnología viene en nuestro rescate. ¡Power to the people!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

4 comentarios en Menéame

#001
tictactoc - 28 diciembre 2014 - 12:59

Eso de que tener coche propio será un capricho será en las ciudades. Donde vivo yo sin coche no puedes ir a trabajar, no hay alternativa.» autor: tictactoc

#002
cubaman - 28 diciembre 2014 - 13:21

El tráfico del futuro estará protagonizado fundamentalmente por vehículos autónomos. En su gran mayoría, ni siquiera serán vehículos que sus ocupantes posean y que pasan la inmensa mayoría del tiempo completamente inactivos en un garaje, sino servicios que se solicitarán simplemente cuando sean necesarios. Sencillamente, tener un coche propio dejará de tener sentido económico, y responderá más a un capricho – que además habrá que pagar en términos de seguro elevado. Es muy posible que, en un mundo en el que los automóviles conducen en su mayoría solos y no beben, no se cansan, no tienen errores, no se pierden y vigilan constantemente su mantenimiento, las propias compañías de seguros y el precio de las pólizas necesarias para darse el capricho de conducir uno mismo se conviertan en uno de los principales factores que determinen la adopción del vehículo autónomo. Sencillamente, solicitar el vehículo que necesites, cuando lo necesites, según las circunstancias para las que lo necesites: uno más lujoso cuando queramos disfrutar de él, una furgoneta cuando vayamos a comprar muebles, o un vehículo compartido que nos ahorre costes cuando vamos por la mañana a trabajar.» autor: cubaman

#003
alvaro.rey - 28 diciembre 2014 - 13:24

Coche propio como dice @tictactoc, sera un lujo en las ciudades europeas y en las grandes urbes Americanas y Asiaticas. En los pueblos, y pequeñas ciudades, ciudades dormitorio es una necesidad sin la cual tu relación con la sociedad o el entorno sera poca o nula.» autor: alvaro.rey

#004
Ferran - 29 diciembre 2014 - 19:26

#1 #3 en un futuro la conducción humana será un lujo para ricos, las compañías de seguro cobrarán caro a quienes quieran conducir por si mismos en vez de delegar esa tarea a un ordenador.

Los coches automáticos serán mucho más económicos para todos, tanto en pueblos como en ciudades. La gente se ahorrará la compra del vehículo, el garaje, mantenimiento, seguro, etc.

Antiguamente la gente iba a caballo y hoy eso se ha relegado a un deporte, lo mismo ocurrirá con la conducción manual. Son pocos los pueblos donde la gente va a caballo, y lo hacen más por tradición y placer, que por otra cosa » autor: Ferran