Cuando Twitter se da la vuelta

Twitter: inteligencia ambiental - Expansión (pdf)Mi columna de esta semana en el diario Expansión se titula “Twitter: inteligencia ambiental” (pdf), trata de explicar hasta qué punto Twitter, a lo largo de su historia, se ha “dado la vuelta”: lo que comenzó como una trivialidad que servía para saber qué estaban haciendo tus amigos, en la que seguías fundamentalmente a personas que conocías y respondías a la pregunta “¿qué estás haciendo?”, se ha convertido en una sofisticada herramienta de análisis de información.

Hoy, que un directivo esté en Twitter pasa a tener todo el sentido del mundo. No solo por temas relacionados con el eventual desarrollo de su marca personal, que después de todo corresponde a una opción que – siempre que no sean sus accionistas quienes se la demanden – corresponde a uno mismo, sino también por la posibilidad de utilizar la herramienta para obtener información puntual sobre lo que tienen que decir los referentes en su industria, conseguir una integración en esa comunidad de personas que afectan a su compañía, y llevar a cabo una gestión de información eficiente. Twitter, hoy, se ha convertido en una herramienta completamente diferente a la que en su momento comenzó a popularizarse, y sin embargo, muchos directivos siguen creyendo erróneamente o bien que es “cosa de niños” (algo que en realidad, nunca fue cierto, y que simplemente se usaba como forma de quitar importancia a su crecimiento… los demográficos de Twitter siempre estuvieron mucho más centrados entre los treinta y los cuarenta años), o que se trata de una herramienta “trivial”.

Para entender Twitter hoy, hay que necesariamente “darle la vuelta”: la función de publicar sigue siendo importante, después de todo somos lo que publicamos y compartimos, pero como tal, y sobre todo para un usuario directivo como el lector medio de Expansión, es mucho más una herramienta de captación de información que de publicación como tal. Un directivo que no está en Twitter y que no sigue a las personas que tienen influencia en su industria es un directivo que tarda más que otros en acceder a información potencialmente relevante, peor conectado dentro de esa comunidad, y además, menos sensible a lo que el entorno dice de su empresa, sus productos o sus servicios, y menos consciente de lo que una herramienta como Twitter puede hacer por sus relaciones con el cliente. Sencillamente, menos inteligencia ambiental, que no deja de ser una variable cada vez más apreciada y, obviamente, una parte de la inteligencia en su conjunto…

A continuación, el texto completo de la columna:

 

Twitter: inteligencia ambiental

Considerar Twitter dentro de las “nuevas tecnologías” tiene poco sentido: lleva entre nosotros desde el año 2006. Identificarla con un público joven, también: sus demográficos apuntan más bien a usuarios de entre treinta y cuarenta años.

Como herramienta, Twitter ha sufrido una drástica evolución: en sus inicios, la pregunta que planteaba era “¿qué estás haciendo?” Eso llevó a muchos usuarios a compartir cosas intrascendentes: dónde estaban, qué comían… conversaciones triviales, frívolas o de escaso valor. Sin embargo, Twitter reorientó su propuesta hace algunos años: cambió la pregunta a “¿qué está pasando?”, y planteó con ello un cambio radical en su uso.

Hoy, Twitter es una herramienta que un directivo debería considerar fundamental: seguir a referentes en nuestra industria o ámbito ofrece no solo un acceso privilegiado, rápido y eficiente a la información que generan y comparten, sino también un “mundo plano” en el que podemos participar en diálogos enriquecedores con personas que habitualmente ni nos saludarían.

Mientras muchos siguen viendo Twitter como una herramienta trivial para “saber qué hacen sus amigos”, la realidad es que se ha convertido en una de las mejores formas de estar en contacto con el pulso informativo, de analizar el sentimiento hacia nuestra marca, la interacción con el cliente o lo que se mueve en nuestra industria. Y por supuesto, fundamental a la hora de gestionar la marca personal. Definimos nuestros intereses en función de a quiénes seguimos, y somos lo que compartimos.

Twitter es lo que nos ofrezcan las cuentas que decidamos seguir. Sigue a quienes dicen tonterías, y tu Twitter será, en consecuencia, una tontería. Sigue cuentas relevantes, y tu Twitter se convertirá en una pieza fundamental de tu dieta informativa. Una potente herramienta de “inteligencia ambiental”.

 

(This article is also available in English in my Medium page, “Twitter has changed its spots“)

10 comentarios

  • #001
    Felix Maocho - 6 junio 2014 - 14:42

    Utilizo Twitter fundamentalmente como fuente de información, (y no soy nigún directivo de nada), y solo eventualmente escribo algo que o bien deseo publicitar o cosas que encuentro y pienso que puede interesar a quienes me siguen y bastante RT de lo que me llama la atención. Con todo, leo muchos mas twits w que escribo por la sencilla razón que hasy muchas mas cosas que desconozco que las que sé.

  • #002
    Antonio Castro - 6 junio 2014 - 18:28

    Twitter es lo que tú sigues, porque que lo que tú sigues se convierte en el contenido de los que te siguen a ti. La cuestión es que esa afirmación trasladada a un Blog también es cierta y sin embargo actuar contra los que ensucian tu Blog en los comentarios está mucho peor visto y se requiere más mano izquierda. No resulta fácil poner el límite de lo admisible en un Blog y por ello conviene conceder el beneficio de la duda a los que parece que nunca aportarán nada bueno a tu Blog.

    En Twitter, dejar de escuchar a alguien no está mal visto aunque el efecto colateral sea el de poner la mordaza a esa persona para que no ensucie tu TL.

    Para que un baneo tuviera un efecto negativo en Twitter tendrías que hacer ostentación del mismo. Un baneo discreto es algo que no hace falta justificar.

    En Twitter, dejar de escuchar a alguien equivale a silenciarle. Algo así me parece maravilloso. Me encanta.

  • #003
    Rolmen - 6 junio 2014 - 18:38

    Twitter es, a mi manera de visualizarlo, un espacio más para entablar conversaciones triviales amén de que se tiene que ser parco en lo que expresamos pues 140 caracteres incluyendo espacio y signos ortográficos no nos da la oportunidad de ser más amplios en nuestro criterio a exponer y si a esto le agregamos la velocidad conque se desarrolla, en menos de cinco minutos lo manifestado se ha ido al fondo y a nadie le import su contenido porque cada quien tira por su lado en cambio Google plus nos da total amplitud y espacio y eso es una gran diferencia. Saludos.

  • #004
    SERGIO - 6 junio 2014 - 19:14

    Lo que nació para escribir frases ocurrentes se ha convertido en el perfecto difusor viral de links que llevan a artículos, vídeos o fotos, es decir contenidos. En realidad Twuitter es la auténtica red social de nuestros días. Y estoy convencido que dentro de una década, cuando los smartphoneadictos sean ya mayoría social, veremos el declive de Facebook y el reinado definitivo del pajarito.
    O no..

  • #005
    SERGIO - 6 junio 2014 - 19:17

    Rolmen, te olvidas que aparte de frases ocurrentes actualmente Twutter se utiliza de forma masiva para el reenvío de enlaces, con lo que se rompe el tema de la parquedad en la comunicación por el límite de 140 caracteres..

  • #006
    Felix Maocho - 6 junio 2014 - 20:17

    En mi vida twitera y llevo 7500 twits, he tenido una conversación en Twitter que dure más de 5 twits entre preguntas y respuestas. Si alguien dice que le vale para entablar conversaciones triviales, le creo, pero es indudable que su uso de Twitter es tan diferente al mío, que habrá que hablar de dos Twitter diferentes, (por lo menos), con el mismo nombre.

    Claro que lo mismo pasa con los blog, para algunos es un lugar de confesiones íntimas, para otros un boletín de lo que hacen y en cambio en el mío y llevo más de 2500 entradas, no hay una sola confesión intima o sentimental y es rarísimo el post que cuenta lo que he hecho, salvo las excursiones, contando el paisaje y los sitios para comer pero nada personal.

  • #007
    Antonio Castro - 9 junio 2014 - 07:49

    #006 Estoy totalmente de acuerdo. En ese aspecto Twitter es lo que tu desees que sea, o lo que tu mismo te buscas por la selección de seguidores que tienes.

    El problema es que hay gente que cree que cuantos más seguidores tengas mejor. Es lo que yo pensé cuando me di de alta en Facebook y ahora tengo un Facebook que no me sirve para nada. Algún día haré limpieza.

    Con Twitter fui bastante más selectivo y me va estupendamente.

  • #008
    Anónimo - 9 junio 2014 - 11:39

    #007 Antonio Castro
    La ventaja que te da tener 71 años es que ya la fama te la sopla y tener seguidores deja de s tener importancia. Para mí lo importante de Twitter es a quien sigo y esos no somas de 50 más o menos, la razón es que si no me andan tantos twits que no los puedo leer y no he llegado a comprender que sentido tiene seguir a alguien que no lees, aun que otros habrá que sepan manejar las listas y puedan manejar mas seguidos (no digo yo que los demás hagan lo que hago yo).

    En consecuencia cuando veo que los twits me superan hago una limpiezaa y aquel que proporcionalmente aporta poco interesante o aportando cosas muy interesantes mete mucho ruido, por ejemplo repite un twitter tres veces, me lo cepillo y vuelg vo a mis aprox 50 seguidos.

    Seguidores tengo 300 y en muchos casos, no se por qué me siguen pues mi perfil s sociológico se aleja radicalmente del suyo. Calculo que muchos ni me leen, en esas condiciones, ¿Qué más me da que me sigan?

  • #009
    Rolmen - 9 junio 2014 - 16:59

    Sergio, eso precisamente es lo peor que tiene Twitter, los enlaces, e incluso hice un comentario cierta vez en el cual expresé que para enlaces mejor busco la noticia que deseo saber y seguro estoy que la encontraré y algo más que aborrezco de Twitter es la gente que solo pasa haciendo sugerencias de seguir a fulano, sutano o mengano y te regalarán seguidores y yo de manera jocosa les he hecho saber que avisen cuando regalen dinero no importa si al diez por uno, eso sería beneficioso y referente al espacio,en tu respuesta a mi usaste 215 caracteres incluyendo los espacios, comas y puntos, lo que no habrías podido hacer en Twitter, aquí igual que en Google plus te es factible.(en lo personal, Twitter me sirvió para crear frases pensantes que, de antemano intuí, a nadie le importarían jejeje) Saludos.

  • #010
    Rolmen - 9 junio 2014 - 17:35

    Comencé a usar internet en el 98 del siglo pasado en una PC con windows 98 cuyos componentes eran eficaces a la época pues todo es relativo, cuando lo popular eran los foros y “chats” y tan limitado era todo aquello que si deseaba escuchar música en la red solo me encontraba con midis y … ¿videos o películas? ¿Música en MP3 u otros formatos? ¿Redes sociales? ¿Youtube? ¿Qué era todo eso? pero volviendo a los chats, de verdad era lamentable como mucha gente usaba palabras fuera de contexto y a cualquiera le recordaban el día de su progenitora sin previo aviso y por ello era mejor ir a los foros donde se podia seleccionar las personas con quienes charlar en amenidad pero el tiempo en internet, un año real equivale a cinco virtual por lo que 16 años desde aquel 1998 multiplicado por 5 ….pasen buen día todos…

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados