Sobre el imposible y absurdo “derecho al olvido”

Olvídenme - Expansión (pdf)Mi columna en Expansión de esta semana se titula “Olvídenme” (pdf), e intenta poner un ejemplo sobre el imposible y mal llamado “derecho al olvido”, el intento de consagrar un supuesto derecho inexistente con el fin de convertir la web en un entorno donde la información circule cada vez con más dificultades.

Se me ocurren mucho motivos para querer poner palos en las ruedas del desarrollo de la web. Me vienen a la cabeza muchas personas que pueden tener interés en que la información circule con más dificultad, que sea más difícil de encontrar, que esté sujeta a más limitaciones. Y sinceramente, no me gusta ninguno de ellos. Siempre he pensado que cuanta más transparencia, mejor. La supuesta “protección a la intimidad” que emana de hacer que algo que fue publicado desaparezca de un motor de búsqueda – pero no del lugar en el que se publicó – me parece sencillamente demencial.

Por eso, usé la columna para hacer un ejemplo conmigo mismo: si quiero desaparecer, sería razonablemente fácil imponer a quien publicó aquello que quiero que desaparezca la responsabilidad de situar ese material en una parte de su web protegida por un fichero ROBOTS.TXT que evitase la indexación. Me sigue pareciendo inadecuado, sigo pensando que la información que fue publicada no puede ser “despublicada”, pero eso, al menos, supone dirigirnos a la fuente, al lugar donde está la información. ¿Se ha barajado esta alternativa? ¿Tiene alguno de los miembros del Tribunal de Justicia de la Unión Europea la más mínima idea de lo que es el estándar de exclusión de robots? ¿Debe tomar decisiones como esta quien no lo sabe? Porque lo contrario, imponer esa tarea a quien indexa, supone matar al mensajero. Y no solo a este mensajero, sino a todo aquel que lleve a cabo tareas de indexación y búsqueda de información en la web, ahora o en el futuro. Una hipoteca muy pesada sobre el desarrollo de tecnologías de acceso a la información. Decididamente, un error.

A continuación, el texto completo de la columna:

 

Olvídenme

Llevo escribiendo esta columna desde el año 2000. Son muchas columnas, años de historia e interpretación del panorama tecnológico empresarial. Pero imagínense que ahora, mientras clavo en sus pupilas mi pupila azul, les dijese: “olvídenme”.

¿Produciría esa frase algún movimiento en sus cerebros? ¿Detendría los circuitos neuronales redundantes que mantienen los recuerdos de mis columnas? Se lo aseguro: la respuesta es no. Y no porque mis columnas sean inolvidables, sino porque el olvido no funciona así. El olvido es un proceso fisiológico, no un derecho ni una imposición.

Si quiero que me olviden, tendría, en primer lugar, que ir a Expansión, y pedir que eliminasen mis columnas. En papel sería imposible, porque ya están en las hemerotecas, pero eso no me preocupa… ¿cuándo fue la última vez que pisó una?

Si Expansión se negase a eliminarlas de la web, solicitaría que las ubicasen en una zona excluida de los buscadores. Técnicamente es sencillo, trivial. Y ya está: problema solucionado. En poco tiempo, su rastro desaparecería de la web. Me olvidarían.

Por alguna razón inexplicable, el Tribunal de Justicia de la UE ha decidido que en eso del olvido, lo importante no es eliminar el material que queremos que se olvide, sino los enlaces al mismo en buscadores. Mantener la fuente, pero imponer a los buscadores… ¡que no busquen! Tan estúpido e irracional como eso: en lugar de borrar en la fuente, matamos al mensajero. Criminalizamos la herramienta.

Los efectos son demenciales. En vez de retirar lo que molesta, generamos una internet oscura, no indexable. Matar la propuesta de valor ya no de Google, sino de cualquier buscador, actual o futuro. Internet será un sitio donde la información fluya… pero solo si no molesta a nadie.

Yo me bajo. Olvídenme.

40 comentarios

  • #001
    Luis J. - 16 mayo 2014 - 10:53

    En los periódicos de hoy, sale algo que me molesta ¿y adónde voy a solucionar el problema?: al quiosquero, naturalmente.

  • #002
    Maryguana - 16 mayo 2014 - 11:35

    Dese luego, pensándolo bien, el panorama sería desolador. Sería para bajarse. Es evidente que utilizando la bandera de una protección al ciudadano tendrían los más poderosos una herramienta perfecta para moldear a su gusto y antojo sus perfiles y la información que sobre ellos aparezca. Creo que tiene que haber algo que verdaderamente proteja al usuario “normal” de una forma eficaz, pero si como apuntas la solución sería relativamente sencilla la cuestión está clara. Veo que una vez más el nombre de “todos” a sido utilizado para beneficio de unos pocos…

  • #003
    Antonio Castro - 16 mayo 2014 - 11:36

    Creo que las cualidades que mejor caracterizan este problema del derecho al olvido son las que mencionas “imposible y absurdo”.

    En cualquier caso, eso no es incompatible con que un tribunal pueda llegar a exigir cosas absurdas.

    ¿Sería un acto inútil? No me atrevo a ser tajante con eso.

    Los jueces pueden exigir a un inquilino que haga entrega de las llaves pese a que estas se pueden copiar.

    También pueden exigir que hagas entrega de unos ficheros de fotos en soporte digital pese a que estos se pueden copiar.

    Evidentemente tiene un valor meramente simbólico en señal de aceptación.

    Como digo, no es muy lógico pero tampoco es un disparate porque en estos casos que he mencionado no se trata de peticiones imposibles aunque sí absurdas.

    Otra cosa es exigir el derecho al olvido a cualquiera de los intermediarios de Internet por los cuales una información ha circulado. No son ni dueños de la información ni autores de la misma.

    No imagino a un juez exigiendo a un montón de buscadores “supriman de las páginas de su servidor las partes que contengan los datos ilícitos que son objeto de este procedimiento y destruyan las copias de seguridad que contengan alguna copia de los mismos”. Es ridículo.

    No es la primera vez que se piden leyes absurdas y técnicamente inviables. Se seguirá haciendo porque forma parte de una estrategia muy concreta que por desgracia creo que no ha sido bautizada aún. Lo que se busca con ello es de disponer herramientas legales tan imperfectas que su aplicación se convierta en arbitraria y que así se pueda actuar de forma selectiva sobre los colectivos concretos que más interese. Son formas de trucar las leyes desde el poder para atacar las libertades y los derechos de los ciudadanos recurriendo a tácticas intimidatorias.

  • #004
    Joseba Enjuto - 16 mayo 2014 - 11:57

    Yo tengo una propuesta alternativa, que me parece eficaz y tecnológicamente viable, aunque seguro que habría que pulirla:

    http://secugest.blogspot.com.es/2014/05/ni-google-ni-aepd-la-tercera-via.html

    Qué os parece?

  • #005
    MiguelVG - 16 mayo 2014 - 12:28

    Sr. Dans, por favor, no se baje del carro. Necesitamos que alguien Recuerde a los jueces y políticos cómo funciona la tecnología, en particular internet. Estoy de acuerdo con su frase: “¿Tiene alguno de los miembros del Tribunal de Justicia de la Unión Europea la más mínima idea de lo que es el estándar de exclusión de robots?” En mi opinión ese es el problema. No se puede tomar una decisión correcta si el decisor no tiene información suficiente para tomarla. Por eso hace falta gente como Ud. que aumente el conocimiento de la población en materia de tecnologías.

  • #006
    Axel - 16 mayo 2014 - 12:51

    No te bajes, please. Si no luchamos no podremos mirar a nuestros herederos a la cara … y la vejez dura muchos años.

  • #007
    Tot Dental - 16 mayo 2014 - 14:15

    Total y absolutamente de acuerdo, creo que hemos dado un paso atrás en el derecho a conocer la verdad aunque nos moleste, no todo tiene que ser a nuestro gusto y la censura se supone que acabó hace tiempo, una mala noticia para los amantes de la verdad de las cosas.
    Un saludo cordial.

  • #008
    Observador - 16 mayo 2014 - 15:17

    Pero Dans, entonces no entiendo una cosa: cuando Dotcom decía que la culpa era de los usuarios y no de él que únicamente ponía la herramienta (como hace Google), ¿tenía o no tenía razón?

  • #009
    Xaquín - 16 mayo 2014 - 15:43

    No puede existir el derecho al olvido como no puede existir el derecho a destruir los fósiles…puedes pedir que se reconozca la posible mentira nunca (salvo en las dictaduras) puedes borrar lo sucedido…y los jueces pueden ser bretonianos a tope: por ejemplo dictando que la poli se ponga a reoger los restos de prensa por las papeleras del condado…olvidando las mate del 2 + 2 = 4 que impiden atender tonterías y delincuencia al mismo tiempo…cuando seremos conscientes de que internet es el entramado de calles del universo virtual?

  • #010
    Anónimo - 16 mayo 2014 - 16:46

    Tiene gracia!

    Para el sr. Dans Google y demás indexadores tienen derecho de pernada para pasarse por el forro las legislaciones vigentes. La de la UE dice:

    http://europa.eu/legislation_summaries/information_society/data_protection/l14012_es.htm

    Las leyes se hacen para ser cumplidas, y si alguien piensa que otro no la cumple los tribunales dirimen si se ha trangredido a o no la ley.

    Y no hay que darle más vueltas al tema.

  • #011
    Marlon Molina - 16 mayo 2014 - 17:49

    Todo esto regresa al mismo punto: la miopía y analfabetismo tecnológico que sufren los políticos y los jueces.

  • #012
    Luis - 16 mayo 2014 - 18:29

    #010, tu razonamiento tiene un error de concepto de base: la legislación que referencias limita la PUBLICACIÓN de los datos personales. Google y otros buscadores no la publican, simplemente la indexan.

    Así que si una web publica datos personales, entonces quien no está cumpliendo la ley es esa web, no el buscador que te lleva a ella, igual que tampoco el navegador que usas para acceder a la web, ni tampoco el fabricante ordenador desde el que accedes, ni el proveedor de ADSL a través del cual obtienes la información, ni la compañía eléctrica, ni… creo que ya me entiendes.

  • #013
    Anónimo - 16 mayo 2014 - 22:43

    #12 Si, pero qué ocurre si ese medio quiebra y desaparece? Quiero decir que si tienen custodiados datos personales de sus clientes o usuarios y deja de existir y por lo que sea alguien quiere ejercer su derecho ya no tiene la posibilidad de que sean eliminados, o en el momento de la disolución de la sociedad, aquellos datos fueron eliminados. Esos datos personales están indexados en el buscador y cualquiera puede acceder a ellos.

    De todos es sabido que Google en concreto casi nunca accede a las peticiones de particulares para la eliminación de contenido personal y responden, si alguna vez se dignan a hacerlo, que se dirijan al creador del contenido. Qué puede hacerse en esos casos?

  • #014
    Krigan - 17 mayo 2014 - 00:14

    #13 Anónimo:

    No es el caso. La web del periódico sigue existiendo, y sigue mostrando que una propiedad de Costeja fue subastada por embargo el siglo pasado.

    Añado, de paso, que este es un caso de mierda. El derecho al honor no se ve afectado (¿es deshonroso que un negocio os vaya mal a ti o a tu mujer?), la información publicada es absolutamente cierta, publicarla es absolutamente legal, la convocatoria de esa subasta del siglo pasado ya hace años que no le interesaba ni a los subasteros, ni Dios se estaba fijando en que ahí aparecía alguien apellidado Costeja…

    Por un caso de mierda como este, en el que cuesta mucho entrever qué cojones de daño estaba recibiendo el señor Costeja, ahora tenemos a muy poderosos intereses intentando aprovechar el resquicio abierto por el gilipollas de Costeja para implantar un sistema de censura basado en que la información sí sea publicada, pero que la gente no pueda encontrarla porque cualquier gilipollas puede hacer lo que quiera con los resultados de los buscadores.

  • #015
    Observador - 17 mayo 2014 - 00:40

    Krigan, no te ofusques tanto, aunque tú no lo creas, los Tribunales son capaces de distinguir los “oscuros intereses” de lo otro. El problema es, como ya ha ido sucediendo con otros temas, la amplitud exponencial que puede adquirir una información personal que aunque no sea delictiva puede dañar la imagen. Aunque sí os doy la razón en que primero debería ser el medio quien se encargara por ser el contenedor del objeto del debate. Pero Google sabía que esto algún día podría pasar y en dos semanitas ya tiene un mecanismo para evitar problemas. Simplemente han esperado a que alguien les pare los pies, que es propio de ese nuevo modelo de Internet en el que algunos creen que por poder hacer todo va a ser legal y lícito directamente. Pues no, no es así. Google tiene un mundo de información para indexar más allá de los Costeja.

    Una pena que ya no te caigan bien los jueces.

  • #016
    Fermin - 17 mayo 2014 - 01:51

    Hasta los antecedentes penales y policiales pueden ser eliminados y borrados para siempre bajo ciertas condiciones, eliminación de datos en ficheros de morosos etc. No veo mal que exista un mecanismo con el que bajo ciertas condiciones, cierta información no sea accesible a cualquiera. Si el problema está en como se utilice todo esto, entiendo la preocupación, habrá que andarse con ojo, pero les recuerdo que en la ferretería de la esquina venden cuchillos, motosierras…. Y salvó algún enajenado, lo normal es que se utilicen para lo que son.

  • #017
    Krigan - 17 mayo 2014 - 15:13

    Observador:

    ¿Me has visto decir algo de los jueces? Tú, con decenas de sentencias absolviendo a las webs de enlaces, varias de ellas en apelación, todavía sigues diciendo que estas son ilegales. Yo, con una sola sentencia, no sé si el problema ha estado en un error de los jueces o en una directiva mal hecha.

    Y sí, los tribunales son capaces de detectar oscuros intereses, pero los ordenadores no son tan buenos en eso. Corremos el riesgo de que los buscadores afronten la nueva situación con un formulario web, e incluso con una API para peticiones de retirada masivas automatizadas, y que cada uno censure lo que quiera. Con las peticiones de retirada DMCA ya ha pasado, millones de enlaces son retirados del buscador, y que se jodan los falsos positivos.

    Para empresas como Eliminalia es como un paraíso terrenal, seguro que ahora mismo están programando sus propios bots, o licenciando los que ya usaba la industria de contenidos. Tú sabrás qué futuro quieres, no será que no te lo hemos advertido. Que lo que la gente puede ver lo decidan bots mercenarios y lo acepten sin rechistar los bots de los buscadores. Y aquí no nos estamos refiriendo a pelis de pirateo, que la gente siempre podrá encontrarlas en The Pirate Bay, sino a cualquier información en la que aparezca el nombre de algún personaje poco limpio.

    Es un iluso todo aquel que se crea que va seguir siendo libre de recibir información en un mundo en el que los buscadores no son libres de darla. Y no, Google no va a pelear esa batalla por ti. ¿Por qué habría de hacerlo? Si tú estás muy a gusto con todos esos bots censuradores…

  • #018
    Observador - 17 mayo 2014 - 16:18

    Krigan, tu cabeza es una paranoia continua que me parece muy curiosa por un motivo: “que cada uno censure lo que quiera”, dices en tono de preocupación, pero parece no preocuparte esa capacidad masiva para otro tipo de cosas que también han rozado lo ilegal. Y no, no es que yo defienda la censura (para que no caigas en la tentación).

    Sigues sin TENER NI PUTA IDEA. Los falsos positivos no se deben a sus legítimos propietarios o sus triquiñuelas, sino a aquellos que primero usaron trapos sucios. Si tú eres un Youtuber que quier ganar un puñado de visitas haciendo una mierda de vídeo con el que ganes más dinero que un profesional de la edición, me parece muy bien, y Google así te lo va a proporcionar, pero no tienes por qué cojones coger la música de ese otro músico que ha estado invirtiendo un tiempo a no ser que éste la abra al uso colectivo. Y lo mismo para las productoras, editoras y demás. Si hubiera habido este uso indiscriminado de piratas a los que les da igual el trabajo ajeno y que curiosamente son los primeros en quejarse cuando a ellos les plagian, nada de esto estaría ocurriendo.

    Así que, como siempre, tú criterio para atribuir responsabilidades es lo que vendría siendo una PUTA MIERDA. No te preocupes, es algo bastante común.

    que va seguir siendo libre de recibir información en un mundo en el que los buscadores no son libres de darla.

    Iluso es aquel que piensa que actualmente hay mejor información que nunca. Lo que hay es MÁS, no MEJOR. Y por supuesto ese MEJOR no es cuestión de Google. Ni siquiera les importa un pimiento. Si no sabemos diferenciar esto apaga y vámonos.

    Precisamente por eso he dicho una y otra vez que la calidad ha muerto. Por supuesto también de la información.

    Sinceramente, NO TENÉIS NI PUTA IDEA (más allá del tema tecnológico).

  • #019
    CMT - 17 mayo 2014 - 18:03

    #014 Krigan:

    Yo no he hablado del caso de este señor que podía o no tener razón y, ya ves: los jueces se la han dado.

    Pero voy más allá y sigo poniendo ejemplos. Hace unos días la justicia, (que mala es la “jodía”), cerraba una serie de canales de TV porque las licencias se habían otorgado a los amiguetes de los políticos de turno. Esas cadenas emitían sus contenidos, sujetos a derecho de copyright, y para ello usaban las antenas y repetidores propiedad de Abertis o de cualquier otra empresa de telecomunicaciones. Yo no me imagino al propietario de esas antenas copiando el contenido que enviaban a los repetidores los canales de TV. Cambia Abertis por Google y la copia de contenidos por la indexación y ya tenemos el lío montado.

    Lo que decía antes: Google se pasa las leyes por el forro!

  • #020
    Krigan - 17 mayo 2014 - 19:14

    CMT:

    Creo que llevas un cacao bastante gordo. Las guías de programación tv han existido desde siempre y siempre han sido legales.

  • #021
    GPomarada - 17 mayo 2014 - 21:30

    La sentencia del Tribunal de Justicia de la UE es solo un parche para un problema menor, en ningún caso el mayor desafío al que nos enfrentamos en materia de las TIC. Totalmente de acuerdo en que al igual que no es posible (por cuestiones materiales) hacer desaparecer lo publicado en papel, no tiene mucho sentido intentar ponerle puertas al campo en Internet. Menos todavía incidiendo solamente sobre Google. Las noticias que se quieran olvidar seguirán en los portales de los medios y a ellos sí que no se les puede imponer la obligación de olvidar. De nuevo caeríamos en la disputa entre el derecho a la intimidad y el derecho a la información. ¿Qué debe primar? Por supuesto los límites ya existentes, como el honor o la propia imagen. Son límites sensatos, pero invocados (en demasiadas ocasiones) de forma incorrecta y únicamente con motivos económicos. A toda esta maraña se une un nuevo derecho, el del olvido. Esperemos que no se utilice como sus predecesores.

  • #022
    Anónimo - 17 mayo 2014 - 23:20

    #020 Has debido beber más de la cuenta en la comunión de hoy…

    Lo siento, yo no he hablado de “guías de programación”, hablaba de grabar los contenidos de esas emisiones y dejarlos almacenados.

  • #023
    Krigan - 17 mayo 2014 - 23:35

    #20 CMT:

    Me parece que tú hablas de todo menos de este caso.

  • #024
    Anónimo - 18 mayo 2014 - 01:23

    #023 Krigan:

    Yo SI hablo del caso. De lo que puedas hablar tú es uno de esos expedientes X qué los ufólogos se dejan la piel en descubrir y nunca llegan a nada concreto.

  • #025
    Mario - 18 mayo 2014 - 04:08

    #020. ¿Krigan de qué coño estás hablando? Según la última entrada de Enrique deberías ser un genio de la lógica capaz de dejar a Aristóteles como un descerebrado por estar versado en las ciencias computacionales.

    A ver ensayemos:

    Premisa mayor: Costeja tiene derecho a la privacidad
    Premisa menor: Google afecta el derecho a la privacidad
    Conclusión: Costeja es un gilipollas.

    Lógica impecable de programador.

  • #026
    Krigan - 18 mayo 2014 - 16:14

    Mario:

    No has puesto bien las premisas:

    Premisa 1: Costeja no quería que la gente se enterase de su pasada morosidad.

    Premisa 2: Ahora todo el mundo conoce ese pasado moroso suyo.

    Naturalmente, pederastas, asesinos, y políticos corruptos serán más listos que Costeja, ellos no van a demandar arriesgándose a un efecto Streisand. Mirarán a ver si Google pone un formulario de auto-eliminación como consecuencia de este caso del muy inteligente señor Costeja (sí, ese formulario que algunos tontos útiles insistentemente reclaman), y en la intimidad de su hogar lo usarán, sin correr riesgo alguno.

    Lo peor que les puede pasar es que el bot de Google rechace algunas peticiones, pero las que cuelen coladas quedarán. Y las rechazadas, siempre se pueden volver a intentar de una manera algo distinta. Total, el honorable elemento que intenta ser “olvidado” (que no le indexen) no se juega nada, y puede usar toda su inteligencia (o la de los expertos de Eliminalia) para engañar al bot.

    Porque aquí hay ilusos que se creen que Google va a contratar a un centenar de jueces retirados para que examinen minuciosamente cada caso, pero no va a ser así. Va a ser el mismo cachondeo que con las peticiones de retirada DMCA, todo va a ir por bots, no solo los de los buscadores que reciben las peticiones de retirada, sino también los de empresas como Eliminalia que hacen peticiones de retirada por miles e incluso por millones.

    Los unos por manía anti-Google, los otros por espíritu de contradicción, o por confundir churras con merinas, o por el motivo que sea, aquí vemos a unos cuantos dando vítores a Costeja, y sin que ninguno de vosotros nos explique a los demás cómo podemos ejercitar en la práctica nuestro derecho constitucional a recibir información si los buscadores no tienen derecho legal a dárnosla.

  • #027
    Observador - 18 mayo 2014 - 16:25

    Krigan, si para ti es información el tema de la morosidad y tan preocupado estás, tienes unos cuántos archivos que puedes consultar a petición de parte. No es tan complicado. A Google le queda todo un mundo para explotar su agencia de publicidad.

  • #028
    Anónimo - 18 mayo 2014 - 17:05

    #026 Krigan:

    El primero en hablar en esta entrada del Sr. Costeja (si no tienes inconveniente en llamarle Sr., más que nada porque ha tenido unos hue*os, determinación y fe en sus posibilidades), has sido tu. Y aderezado además con los insultos que tanto te gustan.

    Google no tiene que contratar a nadie, tan solo tiene que cumplir la sentencia y parece que sabía que antes o después iba a suceder, con el Sr. Casteja o con cualquier otra persona que quiera proteger su derecho al honor… Creo que has dicho que ese derecho es legítimo, menos mal!!!, vas mejorando tu percepción de lo que son los derechos individuales frente a los estados y corporaciones.

  • #029
    Krigan - 18 mayo 2014 - 18:44

    #28

    Ah, bueno, entonces cuando Enrique menciona al TJUE, y lo absurdo que resulta el mantener la información en la web que la publica, pero borrarla de los buscadores, es que Enrique no se está refiriendo al caso de Costeja, sino a otro. Lo que no comprendo es por qué Enrique puso en este artículo un tag que es “Mario Costeja”.

    Todo gilipollas tiene huevos, determinación, y fe en sus posibilidades. No creo que encuentres a ni un solo gilipollas que sea de carácter inseguro. La diferencia entre un valiente que consigue algo meritorio y un gilipollas está en el resultado. El gilipollas consigue justo lo contrario de lo que buscaba, y aún así hincha el pecho como si hubiera puesto un huevo.

  • #030
    Krigan - 18 mayo 2014 - 18:58

    Observador:

    Ya, y los bots de los buscadores son tan inteligentes que van a saber cuándo hay deuda o embargo en páginas en las que estas palabras o sus sinónimos no aparecen por ningún lado, ¿verdad?

    Tú sigues pensando que estos casos los va a ver un juez. En el momento en que Google ponga un formulario, adiós a los jueces, y por tanto será el cielo de los políticos corruptos, dado que el bot no va a saber nada de si el peticionario ocupa un cargo público.

    Bots sustituyendo a jueces, y un neoludita como tú se queda tan ancho. Vivir para ver.

  • #031
    Anónimo - 18 mayo 2014 - 21:21

    #029 y #30 Krigan.

    Ese “gilipollas” siguiendo tu terminología tan ejemplar, ha sido capaz de poner en jaque a todo un monopolio, algo impensable para vosotros, que han claudicado a los cantos de sirena de una organización que os tiene más cogidos por las pelotas que Hacienda.

    Ahora va a resultar que esos jueces, (te dejo el honor de ponerles el adjetivo que prefieras), no pueden ser sustituidos por un bot. Acabas de descubrir el Mediterráneo; por supuesto que una máquina nunca podrá sustituir a un juez o abogado en tales menesteres, eso es lo que a vosotros, los geeks, os gustaría.

    Una máquina dirigiendo a las personas… Suena muy Orwelliano, o Cameroniano, no crees?

  • #032
    Krigan - 18 mayo 2014 - 22:19

    #31:

    ¿Google en jaque? Juas, debe ser que no leíste las declaraciones de Costeja diciendo “Ahora Google es perfecto”.

    Lo que a mí me gustaría es que la ley fuera igual para todos, y que si un gobierno puede publicar unos datos, y la web de un periódico puede mantenerlos publicados hasta el fin de los tiempos, entonces los buscadores deberían poder indexarlos.

    Pero ya no es solo una cuestión de un elemental principio de igualdad ante la ley, sino que hay muy poderosos intereses en poder hacer desaparecer toda clase de informaciones incómodas de los buscadores.

    No veo en ni uno solo de tus mensajes que respondas a nada de esto. Te da lo mismo si los buscadores y los periódicos son o no iguales ante la ley, te da lo mismo si los padres van ahora a poder encontrar información sobre las andanzas de los pederastas. Lo único que te importa es que alguien le ha ganado un juicio a Google. ¡Loado sea Dios! ¡¡Han puesto en jaque a Google!! Rápido, vamos a descorchar el champán…

    Dime una cosa, ¿qué tal te cae Facebook? ¿No crees que deberíamos aplicar el mismo principio legal a Facebook? ¿Y Twitter? ¿Qué tal te cae Twitter?

  • #033
    Anónimo - 18 mayo 2014 - 23:24

    #032 Al no responder entiendo que lo que te pone es que una máquina nos pudiera dirigir a todos y dirimir nuestras diferencias. Eso suena muy, digamos…, aséptico? Sería como echar la moneda en la tragaperras a ver si con suerte te toca el premio gordo y en caso contrario aguantoformo.

    Muy propio de mentes calenturientas de los mundos de yupi. Despierta, coño!

    Si he hablado de Google, es porque la demanda que ha ganado el Sr.Castejón se presentó contra esta empresa, pero EXACTAMENTE igual me alegraría si la sentencia condenatoria, (no lo olvides), hubiera sido a otro de estos gigantescos repositorios de información nada respetuosos con nuestra privacidad.

    En cuanto a que la ley debe ser cumplida por todos, Te recomiendo repases el comentario 10…

  • #034
    Krigan - 19 mayo 2014 - 00:43

    #33

    Evidentemente, entiendes lo que quieres. Te recuerdo que soy yo el que aquí está alertando del riesgo de que estas cuestiones acaben siendo decididas por bots en lugar de jueces (remember DMCA?). También te falla un poquito la lógica, cuando yo hablo de igualdad ante la ley tú me respondes que todos deben cumplir la ley, como si fuera la misma cosa. Por ponerte un ejemplo sencillote, a tu nivel: si un negro se queja de que le han condenado por intentar votar, porque eso rompe la igualdad ante la ley, tu respuesta al negro es que él también está obligado a cumplir la ley. Igualito que los blancos.

    Llevamos ya 34 mensajes, y sigo sin ver que alguien nos explique cómo se come eso de que un periódico pueda publicar algo pero un buscador no pueda indexarlo, y cómo evitamos que toda clase de indeseables se lancen en tromba a conseguir “olvidos” tan pronto como los buscadores pongan un formulario para ello.

    La web de La Vanguardia también es “otro de estos gigantescos repositorios de información nada respetuosos con nuestra privacidad”. ¿O no?

  • #035
    Krigan - 19 mayo 2014 - 01:11

    #33

    Por curiosidad, ¿tú cómo harías lo de Facebook y Twitter? Porque ahí es un ciudadano con su derecho constitucional a dar información quien está poniendo el enlace…

    Para obtener información sobre pederastas y políticos corruptos, ¿tendremos que recurrir a Facebook y Twitter? ¿O eso también lo va a capar el señor Costeja? ¿Puede un bloguero poner una recopilación de enlaces a casos de pederastia? Pero hay muchos casos. ¿Puede un bloguero incluir un buscador interno en su propio blog?

    ¿Y el correo electrónico? ¿Qué me dices del correo electrónico? ¿Deberían borrarse los enlaces de nuestros correos de Gmail o Hotmail? ¿O bastará conque el buscador interno de Gmail no nos permita encontrar nuestros propios correos?

    Más aún, podría ocurrir que tuviéramos el fichero con la información sobre Costeja y el violador del Ensanche en nuestro disco duro. Sin tocar ese fichero, faltaría más, que la libertad de información debe ser respetada, ¿bastará conque el buscador de ficheros de Windows (o el SO que uses) no nos permita encontrarlo?

  • #036
    Anónimo - 19 mayo 2014 - 12:18

    Krigan, mi anterior mensaje ha sido moderado, de modo que volveré a explicártelo con otras palabras.

    En un estado de derecho las leyes son iguales para TODOS. Entiendes aquél lema que coreaban los de la revolución francesa: “Liberté, equalité, fraternité”? No hay que aplicar lógica alguna para entenderlo, tan solo hay que tener alguna que otra neurona.

    En tu ejemplo tu mismo caes en el más repugnante racismo. En tu mundo de yupi al negro se le condenaría por NO haber votado cuando era su obligación hacerlo y no al revés. Sabes dónde ocurren esas injusticias?, desde luego NO en estados donde la libertad individual prima sobre la del colectivo.

    Cuando metas la moneda en la máquina me cuentas si han salido los siete ases o no ha habido suerte…

  • #037
    Anónimo - 19 mayo 2014 - 14:11

    “Llevamos ya 34 mensajes, y sigo sin ver que alguien nos explique cómo se come eso de que un periódico pueda publicar algo pero un buscador no pueda indexarlo, y cómo evitamos que toda clase de indeseables se lancen en tromba a conseguir “olvidos” tan pronto como los buscadores pongan un formulario para ello”.

    No pretendo dar ninguna clase de derecho porque no soy abogado, Dans tampoco y tú lo mismo.

    Existen dos clases de derechos, el positivo y el negativo. El Derecho positivo es aquél que para ser satisfecho requiere una Obligación para otros y el negativo es aquél que para ser satisfecho requiere una Prohibición para todos. El derecho a la información es un derecho positivo y el derecho a la intimidad y el del respeto al honor en negativo.

    Krigan tiene derecho a informarse de si su vecino del tercero es un peligroso violador, pero por las leyes que amparan a ese vecino, Krigan NO puede por su cuenta husmear en la vida de esa persona.

    Google y otros buscadores no son obviamente los responsables de la información que indexan de La Vanguardia ni del BOE, pero sí son responsables de no aceptar a requerimiento del afectado el eliminar de sus propios servidores, (no del de los proveedores de la información), esa información injuriosa, inexacta o falsa.

    Existen multitud de medios en nuestro ordenamiento jurídico para averiguar a qué se dedica o qué estafas u otros delitos ha cometido tu vecino del tercero sin tener que estar públicamente expuestos para uso y disfrute de cualquiera y para escarnio de esa persona.

    Aquí os dejo a Dans y a ti, “paladines” de la libertad de información un enlace interesante sobre la eterna polémica entre qué derecho prevalece sobre el otro escrito por alguien por los que Dans siente tanto aprecio:

    http://www.cuentayrazon.org/revista/pdf/044/Num044_010.pdf

    Y si no lo entendéis, preguntad a un experto, no a un friki que no tiene puta idea del tema.

  • #038
    Krigan - 20 mayo 2014 - 00:01

    #36 #37

    Pues a eso voy, que los gobiernos (tanto el central como los autonómicos, que también lo hacen) y los periódicos pueden publicar determinada información, pero los buscadores no pueden indexarla, y vaya usted a saber qué pasa con los blogueros y con los usuarios de redes sociales. Aquí no parece que haya mucha equalité.

    Y no, no me parece de recibo que si quiero informarme de las andanzas de un violador la respuesta sea que puedo acudir a una hemeroteca. Vivo en el siglo 21, y por tanto uso con frecuencia el buscador.

    En cuanto a la sentencia, ya dije que no tengo ni idea de si es un error de los jueces, o del legislador que aprobó una ley (o directiva) mal hecha. Lo que sí sé es que aquí falla algo.

    Y que los peores indeseables de nuestra sociedad están deseando aprovechar ese fallo…

  • #039
    Esther Ruiz - 21 mayo 2014 - 14:37

    Me gustaria compartir lo que piensa el estado de California en USA sobre el derecho al olvido con la Ley Megan

    http://www.meganslaw.ca.gov/index.aspx?lang=SPANISH

    y la base de datos asociada a la misma

    http://www.meganslaw.ca.gov/Search.aspx?lang=SPANISH

  • #040
    perseoariadna - 26 mayo 2014 - 07:21

    Aun no he leído nada sobre la excesiva facilidad para la difamación a traves de la redes sociales y de foros con intereses en tumbar reputaciones y levantar otras de las que obtienen comisiones
    Difama que algo queda… luego ya le tocara al de turno lavar su imagen y demostrar la veracidad de lo publicado
    Incluso las noticias en las cadenas mas relevantes , después de cada noticia leemos un desmentido…
    Cuando la libertad de expresión cruza limites y se saca un beneficio económico
    Hay empresas y estructuras unicamente creadas para formar opinion en los ciudadanos , indicarles que comprar y que no comprar , que visitar , que comer.
    Hay noticias que salen en primera plana en detrimento de noticas mas relevantes
    Ponerle puestas al campo es muy difícil y en los dos lados hay empresas muy interesadas en que sus comentarios salgan indexados en google y en las primeras posiciones y hay empresas muy interesadas en que ciertos comentarios y noticias desaparezcan de la indexación de google

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

9 comentarios en Menéame

#001
Shikamaru18 - 16 mayo 2014 - 08:40

No estoy de acuerdo con el artículo de opinión.

Si existe y está consagrado el derecho a la Protección de Datos, por qué no puede existir el derecho al olvido?» autor: Shikamaru18

#002
rantamplanzzz - 16 mayo 2014 - 09:09

Mi opinión es que le están haciendo un favor a google de la hostia.

Esencialmente por que google tiene capacidad para llevar esto a cabo, pero estoy casi seguro de que si no es el único que puede, desde luego no hay muchos más que puedan hacerlo.

Lo que quiere decir que han creado una barrera de entrada al mercado de la leche. ¿Que ocurre si despues de esto google denuncia a Bing, yahoo, ask, lycos o cualquier otro buscador de estos “que lo intentan pero no llegan”?. Pues que al no cumplir la normativa tendrán que cerrar, supongo.» autor: rantamplanzzz

#003
jonasleioi - 16 mayo 2014 - 09:41

El problema no es el arma, sino el que la dispara.
Una vez yo muera (no tengo claro lo de yo mismo en vida), alguien quiere que se elimine todo lo que he hecho y está online. El derecho tal cual puede ir a borrar mis cuentas de correo o de facebook.
Pero también eliminaría toda mi obra “intelectual” y todas mis colaboraciones o trabajos. Impediría que alguien recuperara y continuara cualquier comentario, idea, o proyecto que yo haya publicado.
¿a quién beneficia? ¿quién podría acceder y cómo conserva lo que yo he publicado, escrito o compartido?» autor: jonasleioi

#004
Terseus - 16 mayo 2014 - 10:33

#1 Sólo los datos de carácter personal están protegidos por la LOPD, eso no incluye las opiniones o contenido que tú mismo has difundido, ya sea en internet o en cualquier otro medio, ni veo porqué debe extenderse a tal información.

El derecho al olvido no sólo es absurdo por lo irrealizable en el contexto actual, también es muy peligroso; imagina que el Gobierno del PP apela al derecho al olvido para que toda información negativa sobre su última legislatura desaparezca de los buscadores, o que una figura pública exija la retirada de todos sus comentarios homófobos y/o racistas para limpiar su imagen (como ya intentan actualmente).» autor: Terseus

#005
Shikamaru18 - 16 mayo 2014 - 10:34

#4 Ya, pero la cosa cambia cuando empiezan a mercadear con tus preferencias, visitas, opiniones o navegaciones.

Oiga usted, si usted está en su derecho de comerciar con mis preferencias que gratuitamente le he dado y por el que no percibo un céntimo, digo yo que también tendré derecho a cesar esas preferencias y navegaciones, ¿no?» autor: Shikamaru18

#006
edans - 16 mayo 2014 - 10:50

#1: el olvido NO ES un derecho. Ese concepto no existe. El olvido sucede cuando alguien olvida, que es un proceso fisiológico al que, por definición, no se puede obligar a nadie. Yo no voy a olvidar porque otro me lo pida; es más, lo normal es que si me lo pide, refuerce mi recuerdo. El olvido es algo que se basa en que la información que se pretende que sea olvidada, 1. desaparezca de donde estaba, y 2. no sea evocada de otras maneras. Por tanto, la primera cuestión es que desaparezca de donde estaba, si es que esto es posible. Por el momento, como sociedad, hemos considerado que si algo estaba publicado, había sido hecho público, ya no podía desaparecer, no se podía “despublicar”, porque a nadie le parece normal andar arrancando páginas de los periódicos en las hemerotecas. Pero incluso si esto se convirtiese en una obsesión, se podría pedir a los medios que recibiesen y atendiesen peticiones para poner esas páginas en un repositorio al margen de los buscadores. Técnicamente es sencillo. Lo que de ninguna manera se puede hacer es condicionar el trabajo y la excelencia técnica de un buscador, cuya función es ni más ni menos que BUSCAR. Pero te puedo asegurar que el derecho al olvido NO EXISTE, aunque a todos nos suene intuitivamente bien eso de dar a un botón y que se olviden ciertas cosas. Pero no, no existe. Es una patraña inventada, una demagogia y una estupidez. Y lamentaremos mucho como sociedad que semejante estupidez se ponga en marcha, ya lo verás.» autor: edans

#007
Terseus - 16 mayo 2014 - 10:54

#5 Depende de cómo se recaben esos datos y/o de cómo los has proporcionado.

En el caso de los datos que tú mismo has proporcionado a la empresa eso ya lo contempla la LOPD con los derechos de acceso, rectificación y cancelación de datos.

En el caso de los metadatos (esto es, los datos que generamos en nuestra vida cotidiana) es un poco diferente, ¿somos dueños de nuestros metadatos? Eso ya es, en mi opinión, otro debate muy distinto.

En todo caso, si quieren derecho al olvido no tienen más que ir a la fuente de la información que quieren retirar y solicitar su retirada conforme a la legislación vigente, no pedirle a un indexador de contenidos que deje de indexar.» autor: Terseus

#008
Terseus - 16 mayo 2014 - 10:56

También debemos recordar que el derecho al olvido será, como casi todos los demás, un derecho que disfrutarán aquellos que tienen medios y/o recursos para hacerlos valer, probablemente no accesible para el ciudadano de a pié.» autor: Terseus

#009
Mice2 - 16 mayo 2014 - 11:10

#1 Porque hasta le momento todas las solicitudes de borrado de datos son de políticos corruptos, políticos ladrones o políticos pedófilos. Esa es información de interés público.
Esta ley les hay venido perfecta para las europeas, no se si ves la trampa. Se trata de que internet solo puede sacar lo que cada uno quiera, deja de ser una fuente de conocimiento para ser un escaparate.» autor: Mice2