¿Te gusta conducir?, en mi columna de Expansión

¿Te gusta conducir? - Expansión (pdf, haz clic para ampliar)Ayer retomé la columna de Expansión tras el parón estival, con “¿Te gusta conducir?” (pdf), una versión adaptada al formato papel de un tema que me llama bastante la atención y sobre el que escribí en la página hace no demasiado tiempo: el desarrollo de los vehículos de conducción autónoma.

Una innovación en la que se entremezclan factores tecnológicos con otros sociales y legislativos, pero que al hilo de las diversas alianzas y de una competencia que implica a compañías de muy diversa naturaleza parece estar avanzando mucho más rápido de lo que inicialmente se esperaba.

Conducir es un acto enormemente imbricado en nuestra sociedad: además de servir para trasladar personas o mercancías de un lugar a otro y de ser una habilidad que muchos utilizan como medio de vida, conlleva muchas más connotaciones de todo tipo que hacen que tenga como innovación un cierto toque “inquietante”. Por otro lado, todavía existe un gran número de personas incapaces de aceptar que la conducción autónoma pueda ser más segura que la llevada a cabo por un humano, un hecho abundantemente probado: el vehículo autónomo ve más y mejor, puede llevar a cabo una exploración constante y mucho más completa del entorno que le rodea, puede comunicarse con otros vehículos autónomos, y no se fatiga…

7 comentarios

  • #001
    Antonio Castro - 14 septiembre 2013 - 13:07

    En mi humilde opinión la tecnología tiene casi siempre un altísimo impacto social y creo que la mayoría de las veces no se valora su importancia. Estamos acumulando daños colaterales muy relacionados con las aplicaciones de la tecnología y hemos aprendido a sufrirlo como en la historia de la rana cocida a fuego lento.

    En parte eso es así porque el ciudadano medio rara vez tiene acceso a tecnología punta de vanguardia y los que nos gobiernan sí. Digo rara vez porque en ocasiones se nos usa como conejillos de indias, no por otra cosa.

    La conducción autónoma no será una excepción a lo que estoy diciendo.

    Entrando más en el fondo de la cuestión, creo que las expectativas de un tráfico de ciudad donde los coches circulen mediante conducción autónoma es algo que llegará mucho más tarde de lo que se piensa. Lo creo porque en general los proyectos de inteligencia artificial van todos muy retrasados con respecto a las expectativas creadas por algunos avances puntuales.

    Nissan dice que estará preparado para comercializar vehículos que puedan circular de forma autónoma en 2020, y me parece una forma muy inteligente de hacer marketing. En 2020 la gente ya se habrá olvidado de lo que dice ahora.

    No digo que no sea posible, pero en este siglo yo no imagino ninguna ciudad importante donde los coches sean autónomos. Lo que si veremos son muchos juguetitos para captar la atención.

  • #002
    Cristina - 14 septiembre 2013 - 15:23

    Pues si. La seguridad y fiabilidad es un punto a veces infravalorado.
    Yo lo entiendo como seguridad jurídica, pero en este contexto, aplica otro tipo de seguridad.
    Para mi, la Seguridad juridica, implica poder realizar operaciones normales, con una cierta seguridad de que se van a llevar a cabo.
    En la conduccion autonoma, Mantener las distancias de seguridad, parece evidente, sin embargo, cuantos pequeños cruces, choques, despistes, imprudencias, atropellos, se dan en una sociedad como la Española versus otras sociedades “mas salvajes”
    Ademas, Permitir que invidentes puedan desplazarse y llegar de manera autónoma a un lugar, es un avance espectacular. :-)

  • #003
    mahjong - 14 septiembre 2013 - 20:40

    Si los coches autónomos fuesen seguros los aviones ya volarían solos, ¿no? Ooops esto… cierto, ya vuelan solos.

    Bromas aparte es el futuro, nos guste o no, y esperemos que reporte una rebaja significativa en el número de muertos en la carretera. De todos modos el coche sigue siendo la forma más ineficaz de desplazarse. Sistemas de coches automáticos que conociendo la ruta puedan recogerte de paso junto con otras personas de paso también serán el futuro. Saldremos de casa, teclearemos el destino en una consola y el primer “coche” que pase cuyo recorrido sea compatible nos recogerá y nos dejará en nuestro destino. Solo en el caso de grandes trayectos con muchos bultos podremos programar para recibir un coche personal para hacer todo el recorrido y aun así si no van todas las plazas ocupadas seguramente terminemos por llevar a un “autoestopista” en algún tramo de nuestra ruta.

    Así veo el futuro.

  • #004
    Gerundio - 15 septiembre 2013 - 09:20

    ¿Conducir…?
    ¡¡¡Conducir un automóvil…!!!
    Puede que varios a lo largo de la vida activa del conductor.
    Dos fases, dos aspectos. Dos cuestiones.
    Empezar a conducir, dejar de conducir.
    A veces, en mi caso al menos, distanciados estos dos momentos por casi, cincuenta años.
    Vas, ves los primeros autos asequibles, ¿primeros años 60…? ¡¡¡¡Un 600…!!!
    Mejor dicho, un 800 Seat, cuatro puertas. ¡¡¡Lujo, señor…!!! ¿60.000 “pelas” de entonces…?
    Bla, bla, bla…
    Pasan los años, diversos vehículos, y te “plantas”, (me planto) en los 80 y mas. ¡¡¡Dejas de conducir…!!!
    Prudente, discreto hacerlo. ¿Poder…? Poder, puedo, pero no debo.
    ¡¡¡Ahora, que me lleven…!!!
    GERUNDIO

  • #005
    Gerundio - 15 septiembre 2013 - 09:22

    ¡¡¡ME GUSTA, GUSTA SU “BLOG”, AUNQUE A VECS, NO ENTIENDA DEL TODO, TODO LO QUE DICE, DICE…!!!
    GERUNDIO

  • #006
    majarete.com - 15 septiembre 2013 - 20:44

    Me parece que este asunto se va a demorar un poco más de tiempo para su desarrollo. Y creo que su implementación requerirá de más cuidado, es decir que no es algo tan sencillo como algunos lo pintan. Por lo pronto dentro de algunos años en las calles correrán los coches automáticos y los conducidos por personas; y eso si ocasionará muchos accidentes, pues hay gente que en cuestión de segundos cambia de idea y hace locuras; algo que una computadora no le de tiempo reaccionar.

    Además está el caso de lo costoso que serán este tipo de carros. Y como tendrá más tecnología y mucho más sensores, puede que con más frecuencia encienda la luz del tablero indicando que revise la computadora. Es decir que necesitara de más reparaciones, quizás no mecánicas, sino técnicas. Ahi está el caso del carro híbrido, el cual no está al alcance de la mayoría de nosotros y donde todavía hay que mejorarle muchas cosas.

    No me gusta la idea de que me “lleven”sino de yo llevar el coche. Me gusta conducir y cuando lo hago encuentro el camino y la distancia más corto. Como tengo el cerebro ocupado en el tráfico siento que el tiempo pasa más rápido. Para mi el conducir es un placer, en particular cuando no hay accidentes. El conducir es algo tan emocionante que muchas personas no videntes – como la cantante Crystal de México – su sueño es poder manejar un coche, no que la lleven, como actualmente pasa.

  • #007
    Víctor Salmador - 16 septiembre 2013 - 02:36

    Ya que antes de mi hay un comentario que indica que este asunto va a demorar mucho tiempo, agrego el mío que dice que no va a demorar tanto, así lo podemos democráticamente dejar en que pronto estará a tiro de piedra…
    Aqui su actual desarrollo:
    http://youtu.be/G5kJ_8JAp-w
    Y con respecto a los costos, recuerdo hace 5 años, que un led de 42 pulgadas salia 20.000 y hoy con mil te lo llevas.
    Con mucho respeto, permiteme opinar, Antonio que referirnos a este siglo, significa tener una visión tecnológica a futuro de 87 años, lo cual creo imposible hasta para Stephen Hawking. Puede que la humanidad ni siquiera exista.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados