El libro es electrónico, en mi columna de Expansión

Mi columna de esta semana en Expansión continúa el tema de la transición del papel a los bits, y lo adapta para el público del diario económico. En la práctica, un tipo de lectura, el más orientado al desarrollo de conocimientos y habilidades, ya ha experimentado dicha transición, y el uso del libro electrónico se ha convertido ya en lo que separa a quienes son capaces de llevar a cabo un aprovechamiento completo y eficiente de la lectura, de aquellos que “simplemente leen”. Pero los usos y las propuestas de valor, en realidad, van mucho más allá, y abarcan a todos los demográficos.

La columna se titula “El libro es electrónico” (pdf), y busca llevar a la reflexión sobre los mitos más habituales y lugares comunes en esa transición de papel a los bits.

A continuación, el texto completo de la columna:

 

El libro es electrónico

Cuando hablo del libro electrónico, me encuentro siempre con prejuicios desinformados: que cansa la vista, que si el olor y el tacto del papel, que se acaba la batería, que pesa, que es mejor poder tomar notas en el margen de la página…

En realidad, son prejuicios que provienen de quienes jamás lo han utilizado. La prueba del uso demuestra que cansan igual o menos que un libro de papel (la pantalla tiene la misma luminosidad que el papel y puede modificarse instantáneamente el tamaño de letra en función de la situación), pesa menos que un libro, la batería dura semanas, el olor y el tacto del papel son simple nostalgia, y las notas… son claramente la principal ventaja. Si es de los que apunta cosas en los márgenes de los libros, dobla esquinas de páginas o las llena de papelitos, pásese a lo electrónico sin dudarlo. Nada iguala la facilidad y conveniencia de apuntar o subrayar algo, y tenerlo disponible inmediatamente en la web para copiarlo, pegarlo, compartirlo o reutilizarlo. Una verdadera delicia.

Mi madre, con sesenta y bastantes años, es un claro ejemplo de adaptación: cuando la introduje en el libro electrónico, comprobó que aquello no solo pesaba menos y se veía mejor, sino que no costaba nada cargarlo, lo podía llevar cómodamente en el bolso, y además, le daba una genuina imagen de moderna. Hoy no se despega de él.

Por la parte baja de la distribución de edad, los niños, viviremos un fenómeno similar: Amazon acaba de lanzar un sistema que permitirá a los niños leer todo cuanto quieran, contenido ilimitado y adaptado a su edad, en su Kindle, a cambio de una minúscula tarifa plana. Que se acostumbren cuando son pequeños.

El libro papel es ya un atavismo para nostálgicos. El papel fue la forma más eficiente y barata de transmitir información… durante el siglo pasado. Ahora ya no lo es.

51 comentarios

  • #001
    Observador - 7 diciembre 2012 - 10:38

    El caso es que, como bien te comentaban en la anterior entrada, no todo el mundo tiene acceso a un libro electrónico y me parece que de momento no vas a ser tú el que sufrague los gastos. El papel va a durar bastante más de lo que crees, porque no todo el mundo es un tecnólogo. Es un paso de transición generacional que será mucho más largo de lo que piensas porque no todo el mundo tiene un hijo tecnólogo.

    Mientras tanto, en otro universo paralelo:

    http://online.wsj.com/article/SB10001424127887324640104578163641549720044.html?mod=wsj_share_tweet

    ¿Por qué? Porque el hecho de que lo virtual sea intangible no significa que no exista, no tenga costes, o se haga solo, como algún que otro tontolbote se empeñe en argumentar.

    Sí, nos parece bien una tarifa plana para que los niños lean, pero no para que los adultos lo hagan…

    Eso es coherencia, Mr. Dans. A la que ya nos tiene usted acostumbrados.

  • #002
    Maria Azpiazu - 7 diciembre 2012 - 10:39

    Prejuicios?, que fácil es acusar a los que no son como TU. No es un prejuicio, sencillamente no me gusta, y no soy la unica. Igual que no me gusta cardarme el pelo.

    En cuanto a la forma más barata…,no se, desde luego es discutible y desde el punto de vista ecologico hasta zafio. Me gustaria saber cuanto cuesta producir la electricidad y cuanto contaminan las centrales electricas necesarias para que funcionen ordenadores, y demas aparatos que usamos diariamente. Me gustaria saber a donde van a parar las baterias viejas, y a que ciudades del tercer mundo se les da el honor de convertirse en basureros tecnologicos del primer mundo. Me gustaria saber si el Coltan causó guerras o no.

    En TU articulo, no hay ningun argumento que no haya aparecido en las tertulias de Terelu, es demasiado simplón, (tal vez pronto te veamos en alguna de esas sesudas tertulias, quien sabe, con TUS articulos, y TUS libros y TUS fotos, y TU ego); por favor, cuando publiques uno de TUS articulos y luego lo re-envies a TU blog, cuida las palabras, se supone que eres un profesor de universidad no un vendedor de chismes. Por favor, no prejuzgues a los que no les gusta el ebook. Por cierto mi Kindle lo regalé bien pronto, por falta de uso.

    Enrique, la diferencia existe. Afortunadamente.

  • #003
    Gorki - 7 diciembre 2012 - 10:49

    Para unas cosas prefiero el libro electrónico y para otras el papel. Para informarme, investigar, aprender, etc prefiero los bits, pues con ellos copio y pego voy haciendo mi propio resumen, en vez de subrayar. Hoy no concebiría comprar un periódico en un kiosco y no es el precio lo que me frena. De hecho han fracasado los periódicos gratuitos como metro y 20 miniuto.

    Sin embargo para leer literatura, o sea por puro placer intelectual. por ejemplo una novela, prefiero papel, por que sentado en un sofá y con un libro en las manos tengo menos distracciones a mi alcance y por tanto mas capacidad de concentración en el texto que en el PC u otro dispositivo digital, donde cuando me descuido, me he ido por las ramas, siguiendo cualquier punto que ha despertado mi interés.

  • #004
    Izaro - 7 diciembre 2012 - 10:51

    Hola,
    Pues puede que tengas razón, pero todavía quedamos algunos nostálgicos que el libro electrónico no acaba de convencernos!! :)
    http://izaroblog.com/2012/11/28/los-libros-del-futuro/

    Tiene muchas ventajas, pero yo no estoy tan seguro de que los libros de papel sean ya cosa del pasado!

  • #005
    Enrique Dans - 7 diciembre 2012 - 10:53

    #002: Tranquila, María, no te sulfures a estas horas, que es malo. Mi ego bien, gracias, si te molesta que escriba artículos y libros y que los cite en mi blog, ya sabes… no me leas, que veo que te dar ardor de estómago. Puedes volver a tu cueva ;-)

  • #006
    Juan José Ugena - 7 diciembre 2012 - 11:04

    El problema que hay en España son las pocas opciones de libros en ebook en comparación con otros países. Espero que sea cuestión de tiempo. Que librerías como la Casa del Libro se “pongan las pilas”.

    Las ventajas del ebook son grandes. Se pueden poner notas a los márgenes, subrayar y leer textos en otros idiomas con diccionarios integrados.

    Siempre que puedo lo uso, ya sea para cuestiones técnicas o para leer literatura en el sillón antes de ir a dormir.
    Siempre lo llevo encima, si tengo que ir en transporte público o cuando espero a alguien, aprovecho para leer.
    Es excelente para los que leemos más de un libro a la vez.

    Sobre los costes de adquisición. Puede ser que,ahora mismo, sea un poco caro, pero se amortiza a poco que leas. También eran caros los coches, los televisores, los móviles…
    Aunque hay opciones por menos de 100 euros.

    Y el que quiera ediciones de coleccionista para poner en la estantería de casa, pues tendrá la opción del papel.

  • #007
    Antonio Castro - 7 diciembre 2012 - 11:06

    No creo que el poder de la nostalgia sea precisamente pequeño. Es incluso capaz de saltar a la siguiente generación y dudo que el libro en papel desaparezca totalmente, pero poco a poco irá quedando reducido a un aspecto residual por un motivo de simple practicidad. Las nuevas generaciones encontrarán muy absurdo tener que dedicar un espacio de la casa para una gran estantería como las que podrán ver en películas antiguas. La gente que tenga algo de espacio de sobra, conservará unos pocos ejemplares en papel como algo exótico. Libros antíguos, descatalogados, que traten sobre temas ya obsoletos, pero como mucho serán objetos coleccionables. Una gran enciclopedia en papel, ya no sirve para nada y ocupa un montón, pero precisamente por eso tiene un valor. El valor de todo aquello que está desfasado y que va camino de convertirse en poco tiempo en una antiguedad con un valor nostálgico importante.

  • #008
    Montadito - 7 diciembre 2012 - 11:15

    La principal ventaja que veo entre mis conocidos es que pueden descargarse todas las novelas gratis desde sitios webs de dudosa reputación. Eso es lo que percibo, y no tomar notas o descansar mejor los ojos.

    Esa ventaja se te ha olvidado mencionarla Enrique…

  • #009
    Emil8 - 7 diciembre 2012 - 11:17

    totalmente de acuerdo con el artículo. No cansa la vista, te puedes ir de viaje con un solo libro y más pequeño que uno de bolsillo (antes para unas vacaciones te llevabas tres libros y como fuesen del tipo de “Los hombres que no amaban las mujeres” o cualquier libro de Ruíz Zafón, llenabas la maleta). Ahora me voy de paseo y me lo llevo (lo llevo a todas partes), no echo de menos el olor ni el tacto, y como comentas, se lo regalé a mi suegra y está encantada con él. La única pega que le veo es el precio de los ebooks que me siguen pareciendo caros en relación a los de papel (no hay gastos de distribución, ni material, ni nada).

  • #010
    Enrique Dans - 7 diciembre 2012 - 11:27

    #008: Pues ten cuidado con cómo escoges los amigos. Yo lo que leo lo compro. Y mi madre, y todos los amigos que tengo…

  • #011
    José Ángel Granado - 7 diciembre 2012 - 11:29

    Quizas sea una pregunta fácil de responder, pero yo no he encontrado la forma: ¿Como presto un libro electrónico a un amigo?

  • #012
    José Ignacio Merino - 7 diciembre 2012 - 11:31

    Hay otros puntos sobre el libro físico que son importantes mencionar:

    – Cuando lo compras lo posees. Puedes venderlo o prestarlo tantas veces como quiera, o dejarlo en herencia. No puedes hacer lo mismo con el libro electrónico y en caso que te dejen hacerlo, te imponen serias restricciones.
    – El libro físico no presenta incompatibilidad de formatos a 50 años vista. ¿Quién dice que los estándares de hoy en día de los libros electrónicos sean soportados por los dispositivos lectores dentro de 50 años? (O incluso dentro de 20). Hace 20 años guardábamos las cosas en discos de 5 pulgadas (los discos de 3 pulgadas estaban empezando a imponerse). Los discos duros de esa época tienen una interfaz completamente distinta a la que tienen hoy en día. Incluso aunque tuviésemos una unidad de disco o un disco duro de aquella época, no podríamos conectarlos al ordenador.
    Incluso ¿alguien recuerda los formatos de almacenamiento de información de aquella época? Los procesadores de texto eran WordStar, WordPerfect y Word. ¿Los procesadores de texto actuales serían capaces de recuperar un fichero de aquella época? Y en el caso que lo hicieran, ¿sería de forma fidedigna (sin fallos en el formato)?
    – El libro físico tiene un formato que resiste mucho mejor el paso del tiempo. Todos los formatos de almacenamiento actuales (CDs, discos duros, unidades de memoria flash, …) no están preparados para durar. No sabemos si cuando pasen 20 ó 50 años la información va a seguir estando ahí. Puede que incluso aunque podamos llegar a conectarlos al ordenador nos encontremos con que unos cuantos de bits han cambiado y ya tenemos un fichero irrecuperable.

    Si, todos estos problemas son solventables. Pero hoy en día nadie los ha abordado. Puede que por miedo o por desconocimiento o por ganas de maximizar beneficios, el modelo de negocio planteado es un “pago por uso”. Eso hace que a determinadas personas no les sea de ninguna forma planteable el libro electrónico. No tiene sentido para coleccionistas, para bibliotecas o para amantes de la lectura (entiéndase a este grupo del mismo modo que los amantes de la música que aún tienen vinilos porque la calidad de sonido es mucho mejor que el formato digital).

    Todo apunta que los libros electrónicos acabará teniendo el mismo comportamiento que la música donde hay hits en MP3 de “usar y tirar” que tendrás en la nube, discos que poseerás en CD porque realmente los quieres tener y vinilos. Y al igual que en este caso todo dependerá de la tipología de usuario: si prima la comodidad o hay otras cuestiones en juego.

  • #013
    Luis - 7 diciembre 2012 - 11:32

    Enrique, yo tengo un Kindle, sin teclado, que no es táctil, con una pantalla en blanco y negro de 6 pulgadas.

    Para leer una novela, esto es más que suficiente. Pero ayer por ejemplo estuve leyendo un libro de electrónica, con las páginas 3 veces más grandes que la pantalla del Kindle. Y con montones de fotos a color, diagramas, notas al margen, ilustraciones paso a paso, etc.

    Intentar leer ese tipo de contenido en mi Kindle sería un tormento. En resumen, en términos estrictamente objetivos, para según qué tipo de contenidos, los eBook Readers actuales están muy lejos de ofrecer el nivel de experiencia de usuario de los libros reales.

    Yo soy muy geek, así que no hablo desde los prejuicios de los luditas. Pero sigo esperando que aparezca un eBook Reader capaz de equiparar o superar esta experiencia de usuario. Algo así como un tablet táctil, con una pantalla de 12 o más pulgadas pero ligero, con una batería muy duradera y sobre todo, con una tecnología de display pasiva, es decir, que no lance rayos de luz directo a mis ojos.

    Cuando todo eso esté disponible, podremos decir que los eBook Readers superan en experiencia de usuario a los libros, pero creo que aún faltan unos cuantos años para que exista un tablet como el que describo en el párrafo anterior.

  • #014
    Pablo LP - 7 diciembre 2012 - 11:34

    Soy un converso al libro electrónico, desde que lo tengo he multiplicado x10 mis lecturas…

    Una utilidad que pienso de vez en cuando y supongo más gente habrá pensado… ¿Os imagináis que a los niños se les da un ebook al principio de cada año escolar con todos los libros precargados? Yo como padre lo pagaría encantado, seguro que es más barato que el material en papel y no se deslomarían cargando esas mochilas…

  • #015
    iokin - 7 diciembre 2012 - 11:45

    Estoy totalmente de acuerdo en el 90% del artículo. Pero creo desafortunada esta afirmación…”el olor y el tacto del papel son simple nostalgia”…Este desprecio por lo intangible que es al final lo que nos hace humanos y nos diferencia de las máquinas es muy peligroso. Son las sensaciones lo que queda en uno siempre. El olor a leña quemada nos trae recuerdos de infancia y el calor de la vitro no nos dice nada…

  • #016
    Luis - 7 diciembre 2012 - 11:59

    Más ventajas prácticas y objetivas de los libros tradicionales respecto de los eBook readers:

    – Feedback de tamaño: en un eBook no hay forma clara de saber lo gordo que es el libro que te estás leyendo. En la mayoría de los libros que tengo en mi Kindle no aparece el número de página, tan sólo un numerajo que es algo así como la “posición” según su sistema interno. Así que uno puede empezar a leer Guerra Y Paz o El Principito sin tener ni idea del tiempo que le va a tomar. Con un libro tradicional uno puede evaluar muy rápidamente el tamaño en base al tamaño de página, el número de páginas y el tamaño de letra.

    – Agilidad de paginación: en un libro físico uno puede moverse atrás y adelante con mucha más agilidad que con un eBook reader: el refresco de página de los eBooks es lento, y hay que pasar las páginas una a una o usar el índice como paso intermedio.

    No es necesario que los eBooks usen un paradigma idéntico al de los libros físicos para este tipo de funciones (el nivel de simulación de libro real que usa el reader del iPad lo encuentro un poco cursi). Pero algo deberán inventar para proporcionar esas funcionalidades en los readers, que por ahora carecen.

  • #017
    Bea S. - 7 diciembre 2012 - 12:02

    “Si es de los que apunta cosas en los márgenes de los libros, dobla esquinas de páginas o las llena de papelitos, pásese a lo electrónico sin dudarlo. Nada iguala la facilidad y conveniencia de apuntar o subrayar algo, y tenerlo disponible inmediatamente en la web para copiarlo, pegarlo, compartirlo o reutilizarlo.”

    Salvo el lápiz. Lo que dice de anotar en el libro electrónico es útil solo si le añade la última coletilla; pero la mayor parte de nosotros no leemos para publicarlo en la web, sino para nosotros mismos, para discutirlo posteriormente, cuando no nos acordemos de lo que hayamos escrito. Y para eso solo sirve el papel, precisamente por lo peor que tiene un lector de libros electrónicos: la dificultad que pone al vistazo. Cuesta muchísimo ojear un pdf, o un epub, o cualquier cosa en una pantalla.

    Libro electrónico, no tengo nada en contra, yo tengo uno y lo uso por su comodidad, es más fácil llevarse el Decamerón en pdf que en papel; pero eso no quita que de los libros que me interesan tenga una copia en casa en la que traduzco las cosas. Y no, no uso un cuaderno para las notas inmediatas, porque normalmente hablas sobre el texto, e invito a tener que buscar en el pdf -o en el libro- lo que referenciaste en el cuaderno.

  • #018
    Teknofilo - 7 diciembre 2012 - 12:17

    Suscribo todo lo que indicas en tu artículo. Además el nuevo Kindle Paperwhite lleva luz incorporada, lo cual permite leer en la oscuridad y aumenta el contraste para que las páginas sean más blancas. También incorpora un diccionario integrado (como versiones pasadas del Kindle), que para los que leemos en otro idioma no tiene precio…

    En nuestro blog Teknofilo hemos hecho un análisis del Kindle Paperwhite y nos ha gustado mucho.

  • #019
    Montadito - 7 diciembre 2012 - 12:31

    Claro Enrique #10, tus amigos son los mejores del mundo y los más honrados. En cambio los mios son hampones.
    Tiene narices la cosa después de todo lo que escribes que me digas esto… Vivir para ver.

  • #020
    Krigan - 7 diciembre 2012 - 13:04

    Las pasadas navidades el Kindle costaba 99 euros, ahora cuesta 79. Cabe preguntarse si los lectores e-tinta no acabarán costanto menos que un libro impreso.

  • #021
    Victor - 7 diciembre 2012 - 13:24

    Otra de las ventajas del libro electrónico es que si le dices a tu madre que la suegra hace mejor las croquetas y te lo tira a la cabeza te hará menos daño que si te tira la colección completa de Caballo de Troya :)

  • #022
    Raskolnikov - 7 diciembre 2012 - 13:26

    yo me incluyo entre los hampones que asaltan librerias virtuales… y más aún sabiendo que amazon se erige en el juez definitivo sobre los derechos de propiedad de lo que compras.

    Por otro lado entiendo la fragancia de los libros antiguos y de la magdalena de Proust. Pero como dice Punset cualquier tiempo pasado fue peor…

    saludos.

  • #023
    Hiperion - 7 diciembre 2012 - 13:48

    #8, #10 Montadito

    A ver, esto es más sencillo de lo que parece.

    Yo no soy un santo, pero intento comprar en Amazon (tengo kindle) lo que leo. ¿por que? Porque no tienen faltas de ortografía típicas de los libros que les han pasado un OCR (las que hay en los portales piratas. Aparte del hecho de que me conserva la página, y al cambiar de dispositivo no tengo que preocuparme de la migración de mis libros.

    Sin embargo, también tengo libros de páginas piratas. Cuando quiero leer un libro, lo busco, y lo obtengo. si es de Amazon, mejor, pero si no, no tengo escrúpulos:

    Si el libro no es técnico, y cuesta más de 7€ siendo novedad, o 3 teniendo más de 10 años, lo pirateo (aunque, si el libro merece la pena, cuando lo bajan de precio, lo compro, como he hecho con muchos de Terry Pratchet… a pesar de tenerlos en papel).

    Si el libro es técnico y cuesta más de 25€, salvo que sea una novedad muy significativa (los libros obsoletos, no los compro en ningún caso), también lo pirateo sin contemplaciones (aunque como el 90% de lo que leo es de Oreilly, sólo se ha dado el caso con una minoría insignificante de libros). Por cierto, que para estos el único lector adecuado suele ser el kindle DX.

    Si el libro no esta en catalogo, lo pirateo sin contemplaciones.

    O dicho de otra manera, no tengo problemas en pagar lo que el libro vale (en mi opinión), pero ni yo ni otros muchos estamos dispuestos a pagar por algo un valor que no tiene, o a comprar “otras cosas” en lugar de lo que verdaderamente nos interesa.

    Si tus amigos SÓLO obtienen libros piratas, es que no les preocupa la calidad de lo que leen… quizás el consejo de Enrique no sea tan malo.

  • #024
    Sibisse - 7 diciembre 2012 - 14:10

    Vamos a ver. He de decir que tengo un libro electrónico desde hace más de un año y que estoy encantada con él. Tiene muchísimas ventajas, como tú comentas. Es tremendamente cómoda, agradable de leer, te hace ahorrar espacio y dinero, te permite guardar citas y trasladarlas a tu ordenador… En fin, que me parece un gran invento. Pero de ahí a decir que va a desterrar el papel para siempre y que los que prefieren leer un libro físico lo hacen por puro romanticismo es, como mínimo, exagerar y, como máximo, caer dentro de los “integrados” que critica Umberto Eco en su conocido ensayo.
    Creo que libro electrónico y libro físico pueden convivir, y que hay determinados servicios (sin romanticismo de por medio) que son más complicados de encontrar en un lector de ebooks: Por ejemplo, la lectura no lineal. Los lectores no siempre cogemos un libro por la primera página y terminamos por la última. Los lectores de poesía, sin ir más lejos, solemos ojear primero un libro, haciendo una lectura al azar de algunas palabras, después buscamos poemas en concreto que nos hayan llamado la atención en esa primera lectura y saltamos de uno a otro, de una forma no lineal. Incluso podemos llegar a leer así un libro que no sea de poemas. Para la lectura “de un vistazo”, leyendo frases o párrafos o palabras al azar a lo largo de todo el libro, osea, para una lectura de un lector de poemarios, el libro electrónico no es suficiente.
    Otro caso en el que no cumple mis necesidades el libro electrónico son las relecturas. Hay ciertos libros que sólo lees una vez. Para esos el libro electrónico es perfecto. Sin embargo hay veces que quieres volver a leer algo, igual algo que no te había llamado la atención en un principio, algo que no has subrayado o marcado, pero que te acuerdas más o menos dónde está. Buscar así por un “más o menos” en un libro electrónico es terrible. Tienes que saber el lugar exacto o resulta muy penoso ponerse a localizar pasajes que no recuerdas muy bien donde están.
    En conclusión, hay muchos tipos de lectores, incluso un mismo lector es muchos tipos de lectores, y el libro electrónico es perfecto para determinadas lecturas (lineales y únicas), pero no para otras (azarosas y repetidas). Así que bienvenido sea el libro electrónico y bienguardado sea el libro físico, sin romanticismos, desde una visión práctica pero también desde la conciencia de que existen muchas lecturas posibles.

  • #025
    iokin - 7 diciembre 2012 - 14:26

    Edans lleva razón en lo que dice. Además el e-reader está comenzando su andadura y seguramente con el tiempo logrará una buena experiencia de usuario completa. Pero esto no servirá de nada sin apetito por leer y conocer…es decir sin curiosidad…Y eso no lo aporta la tecnología.

  • #026
    Sebastián - 7 diciembre 2012 - 14:41

    La misma polémica que tengo con mis amigos lectores en el mundo real se repite aquí virtualmente. Lo cierto es que… no tenemos que tomar una opción excluyente. Me encantan los libros en papel, pero también mi ebook Sony. De hecho, cada mundo tiene sus ventajas y hay que saber aprovecharlas.

    A los lectores del libro en papel les recomiendo darle una oportunidad al libro electrónico… permite aproximaciones distintas a la lectura y las ventajas que menciona Enrique en su artículo son reales.

  • #027
    Observador - 7 diciembre 2012 - 14:50

    El comentario de #10 (Dans) es tan hilarante que de no ser porque las probabilidades y la estadística dicen lo contrario, podría ser hasta gracioso. Pero no, no cuela, Dans. Es el típico comentario de niño que nos acostumbra a hacer Krigan de vez en cuando.

    El comentario de #15 (iokin) es muy ilustrativo, pero quizás demasiado pedir para algunos que no entienden nada más allá de lo que les interesa. Lo que van a pensar es que quieres que volvamos a cocinar con leña. No llegan a más.

    Krigan (#20), lo curioso es que Amazon no dedique lo que gana mediante su ingeniería fiscal a ofrecer los Kindle gratuitos o a muy bajo precio, pues se supone que les interesa para seguir vendiendo contenidos (que es el segmento que más promoción les supone dentro de su gigantesco bazar). Es bastante curioso.

  • #028
    Fede - 7 diciembre 2012 - 14:59

    El ebook sale carísimo.

    Ahora mismo tengo una docena en la estantería. A ciento y pico euros cada uno, me va a costar una pasta cambiar los que tengo en papel por ebooks.

    Y, además, no combinan con nada.

  • #029
    Jose - 7 diciembre 2012 - 20:20

    #20 To adblock or not to adblock? To troll or not to troll? ¿Ya tienes las answers o ha salido corriendo hacia adelante?

  • #030
    Victory - 7 diciembre 2012 - 21:41

    Bien #13.
    Parece que el mundo fuera sólo texto corrido con fotitos ilustrativas, teniendo a las bullet lists como el máximo recurso editorial.
    Sería bueno intentar leer un libro de ingeniería, toda una carilla con un complejo diagrama, otra carilla con las explicaciones… Pasar de una a otra 1000 veces intentando comprender las partes del esquema. Imposible !! Y lo he probado hasta en PCs con amplios monitores … Recuerden que hasta hay libros con páginas desplegables para poder ver 3 o 4 carillas a una misma vez. Muchas veces hasta es necesario mantener un dedo puesto en dos lugares para poder seguir las explicaciones y los gráficos…
    Pero negocios son negocios !.. como en la otra nota: enseñemos a los niños que lo único que existe es el reader, así jamás sabrán de lo que se pierden.

  • #031
    Krigan - 7 diciembre 2012 - 23:38

    #29 Jose:

    Huy, ¡qué va! Ya podemos esperar sentados.

  • #032
    Observador - 8 diciembre 2012 - 02:13

    Lo que deberías hacer los tecnólogos, dueños de chiringuitos virtuales y usuarios “loquierotodogratis”, aunque sinceramente no creo que podáis, es preguntaros por qué quienes entienden de literatura o leen con frecuencia tienden a defender la permanencia del papel.

    #29 Pregúntale a Dans, seguro que te sabe responder…

    #23 Hiperion: Yo no soy un santo, pero intento comprar en Amazon (tengo kindle) lo que leo. ¿por que? Porque no tienen faltas de ortografía típicas de los libros que les han pasado un OCR (las que hay en los portales piratas.

    Ya, por eso uno de los puntos débiles de Amazon es precisamente ese: el de que muchos de los ejemplares que pone a la venta están llenos de faltas ortográficas, gramaticales e incluso algunos sin maquetar porque no pasan por filtros. Cualquier corta/pega puede subirse a Amazon lleno de faltas que ellos lo ponen a la venta porque su único objetivo es llevare un porcentaje. Puedes buscar información en Google sobre el tema. Harás bien en informarte y así no harás el ridículo cuando quienes sí saben del tema te lean.

    Debe de ser que, al igual que le sucede a Enrique con sus amigos, tienes la suerte de haberte comprado justo todos los libros que están perfectamente escritos. Y además seguro que son más de 100. ¿A qué sí?

  • #033
    Pacho - 8 diciembre 2012 - 04:04

    Creo que confundir el DRM de amazon (o cualquier otro sistema de copia)con lo que supone el libro digital es un error. Tampoco creo que el los dispositivos actuales tengan bien solucionado el apartado de las grandes imagenes y de los diagramas o de alante-atras-alante en multiples paginas, pero seamos sinceros, es cuestion de tiempo, y desde mi punto de vista mas de uno o dos años que de una o dos decadas y ademas, por ser sinceros otra vez, comparar el porcentaje de libros de estas caracteristicas “dificiles” con el omnipresente libro “normal”, me parece fuera de lugar como elemnto decisorio, ¿que hablamos de 1/100 o menos?

    Despues de ser propietario de un Kindle durante un año, ni me planteo volverme a comprar un solo libro en papel, tengo las estanterias de casa llenas a rebosar de libros que no me entran, y desde que tengo un e-reader mi problema ha finalizado, un misero pendrive y unas prudentes copias de seguridad en la nube y otros discos duros proporcionan bastante mas vida a mi coleccion que el inflamable y “amarillable” papel (que tendriais que ver el estado de ediciones “normales” de mis libros mas antiguos). Con esto no digo que el cambio vaya a ser instantaneo, solo que esta sucediendo y negar la realidad me parece infantil.

    Por cierto, todos mis libros los guardo en formato Pdf y mobi (incluidos los de amazon, no me gusta pagar por que me dejen usar algo que creo que he comprado en su totalidad), el calibre (que no dudo, todos los que aqui hablamos conocemos) me hace todas las jugadas que necesito al respecto. Y adelantandome a lo que digan algunos, si bastantes de mis libros son conseguidos de estrangis, pero aun asi mi gasto en libros se ha triplicado este año (creo que amazon ha hecho un buen negocio conmigo dejandome el e-reader bastante barato)hasta alcanzar un porcentaje preocupante de mi economia.

    Y reafirmo lo que ha comentado otra gente, me sorprende la acogida entre grupos de personas para nada tecnologicas de mi entorno de los e-readers, en menos de un año casi todas las personas que me hablaban del olor y el tacto del papel (debo ser el raro, por que desde el principio para mi la lectura era el contenido y no el continente, por el que nunca he sentido ni el mas minimo aprecio) y otros impedimentos mas o menos esotericos han cambiado el discurso. Por todo ello estoy de acuerdo con el articulo en su generalidad.

  • #034
    Krigan - 8 diciembre 2012 - 10:03

    Observador:

    Yo leo libros con frecuencia, y el libro electrónico es mucho mejor que el papel, al menos para libros de texto corrido, que son la mayoría. También se han pasado al libro electrónico varias personas que conozco, que leen muchos libros, y que, a diferencia de mí, no son de perfil nada técnico (más bien al contrario en algunos casos).

    La contestación que le das a Hiperion me lleva a hacerte otra de mis preguntitas, ¿alguna vez has comprado un libro en formato electrónico? Yo sí, unas cuantas veces, como ya sabes.

  • #035
    Hiperion - 8 diciembre 2012 - 11:05

    #32 Observador

    Tu comentario huele a troll que apesta, pero por respeto (especialmente a Enrique), voy a tomarte en serio, olvidarme del cinismo, e imaginarme que ha sido un comentario con buena intención.

    Me hace gracia que achaques a Amazón los mismos fallos que tienen los libros en papel. Por poner, un ejemplo, tengo un ejempllar del “prisionero de Zenda” (el viejo famoso de Anthony Hope), que esta plagadito de faltas de ortografía y una maquetación claramente horrible (por ejemplo, hay mas de una una palabra partida por guion… que esta junto a su contraparte en la línea siguiente). Este libro, concretamente, tiene un par de décadas, es decir, de la época que se supone que cuidaban estas cosas.

    Los libros TIENEN faltas de ortografía, con independencia de que sean en papel o en electrónico (puedo indicarte un par de títulos recientes de planeta, en los que son bastante abultadas… aunque en descargo de planeta, creo que es cosa de un traductor que tuvieron una temporada…).

    El problema es que a las faltas propias de la edición (a fin de cuentas, escriben humanos, corrigen humanos), se le suman las de el escaneo OCR. Nótese que con algunos libros piratas, si tienen club de fans, con las continuas revisiones de estos, acaban siendo de mejor calidad que la edición impresa, como es el caso de muchos libros de Julio Verne.

    ¿Que he tenido suerte? Pues mira, no lo sé, ni me importa. Sé que las edicines que compro en amazon suelen ser bastantes más legibles que los que descargo en páginas pirata. Cuando cambie la tónica (supongo que en el momento que empiecen a subir libros pirateados directamente del digital), entonces será otro cantar (o no, porque me es sumamente cómodo comprar en amazon, mientras que en las páginas piratas, si no se lo que busco, me muero de asco).

    Respecto a los libros que he comprado, en los últimos 3 años que tengo el kindle, pues si, alguno más de 100 (concretamente, según Amazon, 152, si bien, soy un amante de los clásicos, y fácilmente de ese centenar algo más de una treintena ha sido a coste cero). Pero también he reconocido que no soy un santo: En el lector llevo encima más de 500 libros (leo entre 500 y 1000 páginas de papel de las antiguas por semana). A esto hay que sumar los libros de trabajo, pero como los paga la empresa, supongo que no cuentan para tu cómputo.

    Antes compraba en papel una media de 20-30 libros al año (mi economía no me daba para más). Parece que en electrónico llevo una media superior a 50 libros por año. En dinero, viene a ser más o menos lo mismo que me gastaba antes (bueno, tengo que sumarle el coste del lector, ya que cada cierto tiempo compro uno nuevo y regalo el antiguo a algún familiar).

  • #036
    Jose - 8 diciembre 2012 - 12:14

    #34 ¿Cómo iba alguien a hablar en contra del libro electrónico sin haberlo to buy or not to buy? Haces unas preguntas…

  • #037
    Obsevador - 8 diciembre 2012 - 16:40

    #035 Tú puedes decir lo que quieras sobre olores y demás. Yo te sigo diciendo que tú mensaje es tan cínico como las tonterías que por aquí se tienen que leer cada X tiempo en boca de quienes algunos ya sabemos. Eres libre de tomar mis mensajes como quieras, pero por favor, no vengas con la idiotez del troll. Porque de trolls llamando a otros troll está el mundo lleno.

    Te vuelvo a repetir que uno de las quejas principales de la mayoría de usuarios de Amazon y el sistema Kindle es el alto índice de faltas de ortografía por cada X títulos, la maquetación descuidada o simplemente un corta/pega traducido por algún software al uso. Sobre esto hay cientos de entradas en Internet, tanto en español, como en italiano, como en francés o inglés. Lo que deberías hacer es buscar esas entradas y no venir a contarnos la película que nos quieras contar. Vienes con la excusa de que eso ya sucedía en las tiradas en papel como si aquí dijéramos que es la celulosa la que sana la literatura, cuando el problema es de fondo.

    Me imagino que tú de estadística más bien poco, pero podrías hacer un simple experimento: abre al azar 50 libros en papel de esos de tu extensa biblioteca- cuyas ediciones no estén hechas en mercadillos ambulantes- y lee un par de páginas. Luego abre 50 de los títulos que dices que tienes en Amazon y haces lo mismo.

    Si vienes aquí a comentar que en los de papel hay más errores te adelanto que estás mintiendo. Me importa más bien poco la película que me tengas que contar sobre tus experiencias personales. Yo sé que estás mintiendo, porque ya se ha comprobado, y de hecho es bastante gracioso que vengas aquí a defender algo que ya incluso se ha “normalizado” por el hecho de que el lector entiende que muchas de las obras que hay no están corregidas. O te estás haciendo el tonto o… no hay duda que despejar.

    En dinero, viene a ser más o menos lo mismo que me gastaba antes (bueno, tengo que sumarle el coste del lector, ya que cada cierto tiempo compro uno nuevo y regalo el antiguo a algún familiar).

    No, si esto a medida que se acerca más la Navidad esto está lleno de Papa Noeles. Y de Robin Hoods. Ya lo sabemos.

    Menos mal que en España no hay piratas, ni estafadores, ni nada que tenga que ver con lo ilícito.

    Yo también quiero ser amigo de Enrique Dans.

    http://www.youtube.com/watch?gl=ES&hl=es&v=hvpBQcrU9gk

  • #038
    Observador - 8 diciembre 2012 - 16:50

    #034 Sí, Krigan, sí, he comprado libros electrónicos. Probablemente más que tú en una época y seguramente menos en otra. Me gusta el lector electrónico por el tema del peso si he de trasladarme (lo de no tener que llevar una maleta solo con libros es su mejor valor desde mi punto de vista), pero eso no quita que vaya a tirar mis ejemplares en papel o que no siga comprando otros, por muy diferentes motivos.

    Por cierto, no todos los lectores electrónicos son Kindle. Que parece que Amazon os pague por comisión, tal y como hace con su sistema de afiliados.

  • #039
    Observador - 8 diciembre 2012 - 17:22

    ¿¿¿WTF???

    Ahora bien, también digo que hay que tener pecado para comprarse un Kindle, un aparato que no soporta pdf y en el cual te cobran por leer tus propios documentos. Y encima es un cacharro feo, con ese horrible teclado ahí en medio.

    https://www.enriquedans.com/2009/07/amazon-el-kindle-y-la-mano-negra-que-se-lleva-tus-libros.html#comment-125781

  • #040
    Krigan - 8 diciembre 2012 - 19:55

    Observador:

    La verdad, Observador, primero escribes un mensaje “sensato”, y media hora después lo estropeas con un mensaje “insensato”. Ains.

    En fin, empecemos con el mensaje “insensato”, para que al final quede buen sabor de boca.

    #39:

    En primer lugar, me llama la atención que te pongas a buscar entre antiguos mensajes míos hasta encontrar uno con nada menos que 3 años de antigüedad. Lo cual me lleva a preguntarme si me he convertido en tu peor pesadilla o en tu obsesión más compulsiva ;-p

    En segundo lugar, no sé de qué te extrañas. El Kindle de aquella época, en efecto, no soportaba PDF, tenías que pagar por leer tus propios documentos en él, y tenía un teclado físico que lo afeaba, al menos para mi gusto. El Kindle actual no tiene ninguno de estos 3 defectos.

    #38:

    Te doy la razón. A veces hablamos demasiado del Kindle, y no mencionamos que también hay otros aparatos similares, que también son muy válidos.

    En cuanto a las ventajas del libro electrónico, tiene varias, y cada uno apreciará más unas u otras. Una de las que yo más aprecio es que tienes en casa la mayor biblioteca y las mayores librerías del mundo.

  • #041
    Hiperion - 8 diciembre 2012 - 22:43

    #037 Observador

    1.- No he dicho que en papel haya más faltas de ortografía. He dicho que hay LAS MISMAS en la versión en papel que en la versión digital oficial.

    2.- Comparar las ediciones en papel obviando los libros “de mercadillo” con los digitales, es un sinsentido, existen los libros cutres en papel, y existen los libros cutres en digital.

    3.- Los editores no añaden faltas de ortografía al libro que ya tienen editado. Si encuentro una falta de ortografía en un libro digital, y me voy a la edición impresa, tengo garantizado encontrarla (por lógica pura y dura: en España la versión digital va después de la impresa, y no se tiran a la basura miles de libros porque haya salido una falta, y aunque no me consta, al ir despues, si pudiera darse el caso de estar corregida en el digital)

    4.- Es un hecho que hay gente que compra, del mismo modo que hay gente que no. Quizás yo no sepa nada de estadistica (sonrrisa sardonica), pero lo que sé, me deja entender que si hay 0,9 libros electrónicos por cada lector (por poner una cifra), y hay gente que NUNCA compra libros (montadito dice conocer unos cuantos), significa que hay gente que compra bastante más que un par de libros. Mis “básicas” nociones de estadística, también me dan para saber que la estadística da distintos resultados por muestreo poblacional, y si que es posible (aunque lo desconozco), que quienes lean a Enrique pueden permitirse pagar los libros, y lo hagan en mayor proporción.

    Respecto al resto, te ruego que uses argumentos más “contundentes” que llamarme mentiroso, que aunque pudiera ser cierto – no lo es en este caso, pero aunque lo fuese – si no tienes nada más con lo que apoyar tu opnión…

    Respecto a #38:
    En realidad Amazón es el único que vende libros. Cada venta con el ascoformato de Adobe, es una invitación al pirateo; Amazon también tiene un DRM (igual de fácil de saltarselo), pero la gente no lo percibe. Mientras no arreglen ese detalle… kindle seguirá siendo quien marque el paso.

  • #042
    Ivan Alvarez - 9 diciembre 2012 - 00:17

    No puedo estar más de acuerdo Enrique, mi madre está en el mismo rango de edad que la tuya, le regalé una Kindle y ahora lee mucho más que antes, bien es cierto que sigue sin llevarse muy bien con la tecnología y aún tengo que comprarle yo los libros pero está encantada con su gadget y con lo que se ahorra, ahora por el precio de un libro de tapa dura se compra 2 o 3 en formato electrónico.
    Ciertamente sigue habiendo románticos -incluso de mi edad- que dicen aquello de preferir el papel, pero evidentemente esto es generacional y a nuestros hijos les resultará raro coger un libro de papel, a mi ya me resulta raro desde luego.
    No creo que el libro de papel desaparezca, pero evidentemente se va a convertir en casi testimonial, tiempo al tiempo.

  • #043
    Krigan - 9 diciembre 2012 - 03:42

    Hiperion:

    Ocurre algo digno de mención con los lectores e-tinta. En un móvil o en un tablet puedes tener más de un programa lector instalado, lo cual permite, entre otras cosas, el ser cliente de más de una librería online. Pero mucha gente rechaza leer libros en pantalla retroiluminada, solo los van a leer en un e-tinta, y en esos cacharros no puedes cambiar de programa lector, ni elegir el tipo de DRM. Es el que viene con el aparato, fin de la historia.

    Por tanto, tenemos una gran masa de gente que compró un Kindle, y que posiblemente compren algunos (o muchos) libros electrónicos, y otra gran masa de gente, posiblemente mayor que la anterior, que compraron otro e-tinta, y que sencillamente no pueden comprar en la mayor y mejor librería online, que es la Kindle Store (salvo unos pocos libros que se venden sin DRM). Como además el DRM de Adobe convierte la experiencia de comprar en algo bastante impracticable, la otra alternativa ya sabemos cuál es, dedicarse a asaltar barcos.

    Así pues, el DRM (impuesto por las editoriales) tiene un doble efecto. Por un lado crea una clientela cautiva en Amazon (lo cual beneficia a Amazon, no a las editoriales), por el otro crea una clientela cautiva en la piratería.

    Entre los casos que yo conozco personalmente, ni uno solo tiene un Kindle.

  • #044
    Hiperion - 9 diciembre 2012 - 10:27

    #43 Krigan

    Tienes razon en lo que comentas.

    Tanta razón, que no puedo evitar plantearme si la venta de libros elctrónicos es de baja prioridad para Adobe, que es quien vende InDesign. Resultaría asombrosamente trivial hacer un sistema de distribución sencillo para el cliente y el distribuidor, con DRM (pese a pensar que los editores se tiran piedras sobre su propio tejado, entiendo que sus miedos les hagan verlo como su única posibilidad).

    Sería asombrosamente facil hacer un sistema que funcionase bastante parecido al de Amazón: ya que es necesario tener el programa de adobe, hacer algo similar a la autodetección de java, o del flash, y que los datos del registro en las tiendas fuesen únicos (Es decir, que yo pudiese registrarme en la tienda, o en Adobe, indistintamente, como pasa con OpenId, y que pueda usar esa clave con todas las tiendas…), y que la “descarga” del libro abriese el gestor de Adobe… y que este tratase de meter de forma automática el libro en el primer lector que se conecte… o incluso hacer como amazon, y preguntar en que dispositivo quieres “entregarlo”

    Vamos, que veo bastante facil, con unos pocos cambios de mentalidad (no se como esta hecho el programa de Adobe, pero no debiera ser complicado), hacer la vida mucho más sencilla para el usuario.

    Y por cierto, que tampoco veo cual es el problema en usar el kindle… simplemente el programa local tendríaque convertir a movi con encriptación, y santas pascuas.

  • #045
    Observador - 9 diciembre 2012 - 15:01

    #39 Para nada Krigan, simplemente me encantan las hemerotecas. Se encuentra uno cosas muy curiosas a veces :)

    #41 Que no, que no hay las mismas, que hay muchas más en Amazon sencillamente porque hay un gran porcentaje de autoeditados que no pasan por un proceso de corrección (de momento Amazon no tiene departamento de correctores porque le interesa más bien poco que tú te encuentres con lo que muchos usuarios se han encontrado). Te lo he explicado ya tres veces. Espero que por fin lo hayas entendido y no sigas con la milonga de que hay las mismas, porque “científicamente” no es así.

    Claro, lo que Amazon podría hacer es producir esos millones de Kindle para quitarles el DRM y que además tengan enlace directo a chiringuitos innovadores. Así podría una sola persona comprar un libro a 0’99$ y pasárselo a todo el mundo. Amazon se llevaría 35 céntimos, el escritor o editorial 75 céntimos y todos podríamos leer gracias al señor que ha comprado el libro “original”.

    ¿A qué es buena idea? Seguro que a Amazon le iba a encantar. Desde que leo este blog solo tengo buenas ideas. Empiezo a ser amigo de Enrique Dans.

  • #046
    Hiperion - 9 diciembre 2012 - 22:22

    #45 Observador

    Estaba pensando que no venía mal que estuvieses en foro, siempre llevando la contraria, pues así evitamos un poco el efecto cámara de eco, pero despues de tu último comentario, [frase autocensurada].

    Primero me hablas de que los autoeditados son los que tienen mala calidad (no sabría decirte, no he comprado ninguno de momento), entonces ¿puedo encontrar esos en papel? o ¿en pirata? Pues probablemente no. Si quiero leer uno de esos libros, tendré que leerlos en amazon tal cual estan, porque no habrá otra opción ndisponible.

    Volviendo al principio de la conversación ¿Me afectan estos libros en mi decisión de que quiero comprar los libros dentro de un precio razonable con la mejor facilidad de lectura (esto es, sin faltas)? Pues si no estan en ningún otro sitio, no, no me afectan en lo más mínimo. ¿Es razonable pensar que en Amazon voy a encontrarlos con menos faltas? Pues si, los que tienen varias ediciones tendrán las mismas correcciones, y los autoeditados, simplemente no será posible encontrarlos en otro sitio.

    Respecto al DRM, simplemente he expuesto una forma en que conservando el DRM la incomodidad para el usuario sería mínima o casi nula.

    ¿Que creo que usar DRM es tirarse piedras contra su propio tejado? Pues mira, si, lo creo. A Oreilly no le va mal, y tiene los libros sin DRM (con si los compras en Amazon), y lleva ya así más de 4 años. Quizás el problema venga más por “el ladrón cree que todos son de su condición” que por el hecho de que haya gente que piratee.

    Y por cierto, para los libros de Amazon o de Adobe, se tarda uno en saltarse el DRM menos de un minuto, asi que para mi, y los de mi sector, es bastante parecido a no llevar DRM alguno… y no parece que los libros de esas ediciones sean mayoría en las redes de libros piratas.

  • #047
    José María Bautista - 11 diciembre 2012 - 00:49

    100% de acuerdo. No entiendo las excusas de la gente. Los gustos, los respeto. Pero no entiendo las excusas.
    Tengo mucho interés que expliques cómo haces eso que dices:
    ” Nada iguala la facilidad y conveniencia de apuntar o subrayar algo, y tenerlo disponible inmediatamente en la web para copiarlo, pegarlo, compartirlo o reutilizarlo. ”
    Gracias

  • #048
    Anónimo - 11 diciembre 2012 - 04:06

    Desde mis 6 años he sido una furibunda lectora, ahora tengo más de 70. Compré el kindle de Amazon, y ha sido mi bendicion. Para empezar, la facilidad de obtener el libro aquí e Colombia en menos de un minuto, sin laespera larga y el coste del transporte, segundo por el pesovdel aparato, el poder agrandar la letra, el poder llevarme de viaje muchos libros al tiempo, tener el diccionario en la página misma donde estoy leyendo, subrayar sin tener que buscar un lápiz,etc.etc. Y es absolutamente cierto que la vista no se cansa. A esta edad además el tal olor de los libros no es tan perceptible, y por la comodidad puedo cocentrarme mejor que en uno pesado de papel. La desventaja es que el día en que desaparezca Amazon, y pierda yo el kindle, me quedaría sin libros, pero si uno termina en una casa de la tercera edad, tampoco puede llevarse la biblioteca de papel.

  • #049
    cromalines - 11 diciembre 2012 - 17:59

    Hay recuerdos que yo prefiero tenerlos con cariño en una estantería y saber que siempre estarán allí, accesibles al instante, indelebles, pagados y sin tener que solicitarselos a un tercero mediante una conexión (habitualmente de pago), o depender de una batería, y un dispositivo “además que esté actualizado”, y un cargador y un soporte de memoria que a saber si conserva la información cuando lo vuelva a utilizar. Para mí no tiene comparación un libro de papel con un cachibache efímero.

  • #050
    cromalines - 11 diciembre 2012 - 18:11

    A más a más creo que no existe un soporte económico de informacíón que perdure más en el tiempo que el papel, como la historia de nos ha demostrado.

  • #051
    Iván - 13 diciembre 2012 - 01:15

    La verdad es que leo bastante desde siempre, y uso tanto Kindle como el papel. No puedo decir un % pero al menos 50 -50. Creo que cada formato tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Uno de los problemas y que nadie habla en los libros electrónicos es que a veces se rompen las pantallas, llevo en estos últimos cinco años 2 lectores rotos, uno por caída y rotura de pantalla, otro por cosas inexplicables de Murphy. Me gusta viajar con Kindle por el peso y la cantidad de libros, eso cae de cajón, pero también me gusta meterme en librerías de segunda mano y llegar a libros desconocidos. Respecto al subrayado y esas cosas tengo que decir que me gusta mucho hacer esas anotaciones en papel, subrayar con lapiceros de colores y eso nada como el papel. Por otro lado, ,me gusta buscar y explorar, no solamente en Amazon o internet, me gusta perderme en bibliotecas o librerís de viejo, creo que es un placer para los que amamos la lectura. Hay que decir también que los libros ilustrados en papel con encuadernaciones bonitas pues creo que es algo espectacular. Puede ser cierto que llegar a las casas del futuro sea ver una tablet y un lector de ebooks, pero la verdad, espero seguir teniendo el calor de libros viejos en papel que me ayuden a recordar una vida de viajes y libros. He estado recientemente en Estambul y en París, la experiencia de meterse en esas viejas librerías de segunda mano y charlar con libreros es algo que deseo que no desaparezca, es cultura en todos los aspectos, tanto por los libros como a nivel humano.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados