Indicadores del fin de la era del papel

Cada vez más indicadores apuntan al fin de la era papel: por un lado, como este artículo de TechCrunch indica, surge toda una nueva clase de consumidores que renuncian al papel en mayor o menor medida, desde radicales como el autor del artículo o yo mismo, hasta procesos más o menos graduales de sustitución, pero que apuntan en la misma dirección.

Cada día más, resulta perfectamente posible una vida sin papel en todo lo relacionado con el acceso a la información. Los libros se ven ventajosamente sustituidos por su equivalente electrónico ganando en portabilidad y, sobre todo, en gestión de información: los subrayados o las notas que antes se tomaban al margen se sustituyen por páginas en la web en las que los usuarios pueden almacenar y compartir lo que más les ha interesado o llamado la atención en un libro, lo que posibilita una optimización de su reutilización en todos los sentidos.

Pero no son únicamente los libros: los periódicos, las revistas, las entradas, las tarjetas de embarque, las fotografías, el dinero, los ficheros, los archivos jurídicos… lenta pero consistentemente, estamos dando paso a una auténtica sociedad paperless, con usos cada vez más restringidos a lo puramente nostálgico y una clara distinción entre los que usan los nuevos medios electrónicos, rodeados de ventajas en términos de utilidad, y los que no saben, pueden o quieren hacerlo. Yo ya he perdido la cuenta del tiempo que llevo sin acercarme a manejar una impresora o sin entregar a mis alumnos una sola hoja de papel.

El último episodio interesante en el avance hacia el fin del papel lo propone de nuevo Amazon con un producto destinado a crear ávidos usuarios para su Kindle a partir de la más tierna infancia: una tarifa plana con un precio muy contenido que proporciona a los niños entre tres y ocho años acceso ilimitado a todo lo que quieran leer, en un repositorio adecuado a su edad que evita que se lleven sorpresas desagradables, y que les permite consumir cuanto quieran. Una generación de padres preocupados porque sus hijos lean es el fermento perfecto para que un producto así funcione: por tres dólares al mes, tu hijo puede leer todo lo que quiera en su tablet, en un formato atractivo y con una estantería ilimitada. La idea, lógicamente, es que los niños lleguen a la edad en la que comienzan a tomar sus propias decisiones sobre qué leer y cómo hacerlo, completamente acostumbrados a la lectura electrónica. Una deriva generacional que ya de por sí no era muy necesaria si consideramos la afinidad de los niños por lo electrónico, pero que procura asegurar un suministro de clientes jóvenes completamente hechos al hábito, que ni siquiera hayan pasado páginas de papel desde sus primeras lecturas.

Nos estamos acercando cada día más al fin de la era del papel. Todo indica que los arqueólogos del futuro van a tener pocas cosas físicas que excavar. Esperemos que al menos encuentren nuestros servidores, nuestras tarjetas de almacenamiento y nuestros discos duros… y sean suficientemente buenos hackers para poder acceder a su contenido!

26 comentarios

  • #001
    Sesga - 6 diciembre 2012 - 09:44

    La verdad es que me gusta el cariz que está tomando esto. No tanto por la idea de Amazon, que aún así considero una buena iniciativa, como por el concepto de una sociedad, como Enrique lo ha llamado, paperless.

    Lástima que aún en España desde el gobierno no se invierta dinero suficiente para sustituir todo documento en papel no necesario a un soporte digital seguro y eficaz. Y recalco las palabras seguro y eficaz. Con esas medidas estoy convencido que se ahorraría tiempo y dinero, e incluso me atrevería a decir que se ganaría en calidad de servicio.

    Buen artículo, Enrique.

    Un abrazo.

  • #002
    Narciso - 6 diciembre 2012 - 09:51

    A veces se entiende mal esto de suplir el papel por bits.
    En nuestro Servicio llevamos años colgando las presentaciones en la web sin imprimir, pero los alumnos se quejan de que “no entregamos las presentaciones”.
    Desde 2008 solo gestionamos e-facturas, y todo son quejas de los proveedores y clientes (que seguro que acaban imprimiéndolas)
    Desde que anunciaron el billete electronico, se están imprimiendo dos folios por billete AVE.
    Y para terminar, en la Escuela 2.0 nos obligan a comprar libros de texto y paquetes de folios por importe similar a un iPad.
    Si, se acabara con el papel…

    @nsamaniego

  • #003
    Manel pardo - 6 diciembre 2012 - 11:25

    no estoy de acuerdo, tal vez en 50 años pero por ahora queda mucho nicho de mercado para el papel; los periódicos no venden papel no por que sea sustituido por la red si no porque lo que ofrecen es una… bueno eso; hay productos editoriales insustituibles por el pc, el ebook o el ipad, libros de fotografía increíbles, ediciones limitadas cuidadísimas etc. pensar en que el papel desaparece tan rápido como ahí se sugiere es ver tan solo una parte de la realidad. Siendo ciertos tus ejemplos Enrique no es menos cierto lo que yo digo así que empate por ahora ;)

  • #004
    Juan - 6 diciembre 2012 - 11:36

    Mi apuesta en la feria del libro de Sevilla del año 2008 fue que en 10 años quedaría el 10% del mercado de papel, (3.400 M€) y me trataron de loco visionario.

    Primero con el Papyre para la lectura y ahora con el PapyreEdu para educación, creo que fui optimista, el mercado ya comienza a bajar al ritmo del 15% anual, a pesar de la resistencia de las editoriales.

    Tiempo al tiempo

  • #005
    InforTechBlog - 6 diciembre 2012 - 12:07

    La era del papel hace ya un par de años que ha llegado a su fin, al menos en cuanto a periódicos se refiere. Aqui en Asturias un par de periódicos bastante importantes, uno de ellos La Voz de Asturias, han quebrado por no adaptarse a crear buenas ediciones digitales.

  • #006
    Eduardo - 6 diciembre 2012 - 12:28

    Totalmente de acuerdo Enrique, sólo echo de menos a las empresas y toda la documentación que éstas generan. Desde los presupuestos y pedidos, pasando por los albaranes y facturas (y otros documentos intermedios).

    Si bien es cierto que cada vez se emiten más PDFs (que se envían por email y todos acabamos imprimiendo), lentamente, muy lentamente, se va concienciando al mercado en la necesidad de eliminar papel y pasar a la factura electrónica (XML). El siguiente paso es la firma electrónica (emisor o receptor) y listo… una factura en papel menos y cumpliendo con la legalidad vigente.

    Espero que se siga avanzando en éste capítulo (a mayor velocidad) y pronto podamos tener toda suerte de estándares electrónicos en documentos empresariales que eliminen el gasto de impresión y ayuden al entorno natural no malgastando papel.

    Saludos

  • #007
    Jorge López - 6 diciembre 2012 - 13:22

    Al final seguirá quedando papel para la burocracia con la administración. En muchos casos tienes que pedir un papel a una administración, hacer una fotocopia compulsada, y entregárselo a otra. En algunos casos incluso para la misma administración. Cualquier funcionario que haya tenido que presentar méritos para un concurso/oposición sabrá de lo que hablo.

  • #008
    Jorge Pascual - 6 diciembre 2012 - 13:33

    Desde hace tiempo me ronda una idea en la cabeza como consecuencia de esto que, como bien dices, es lo que está ocurriendo.

    El papel está siendo sustituido por bits. Una obviedad. En realidad muchas cosas lo están siendo (como gran parte te la expresión artística por ejemplo). Esos bits se almacenan en sistemas electrónicos y magnéticos. Esto es otra obviedad. Sin embargo, estas dos circunstancias pueden dar como resultado que la civilización que acumuló el mayor conocimiento conocido hasta la fecha sea la que menos rastro deja para civilizaciones posteriores. Nosotros, gracias a la arqueología hemos podido saber mucho sobre nuestros antepasados. Pero ¿Que ocurre si un día un campo magnético brutal llega a la tierra desde algún lugar del universo y se fulmina todos los sistemas magnéticos y electrónicos? ¿No es posible? ¿Serán capaces las civilizaciones venideras de recuperar la información y saber algo acerca de nosotros más allá de lo básico cuando nunca antes nuestra vida estuvo tan documentada?

    De las escrituras y pinturas en piedra hemos pasado a escrituras y pinturas en bits. La civilización de mayor conocimiento es probablemente la que de forma más frágil lo está guardando :)

  • #009
    David Peñasco Maldonado - 6 diciembre 2012 - 13:40

    El enésimo artículo sobre la muerte del papel, y van… ¿Cuánto llevamos con esto? ¿Desde que Turing inventó el primer ordenador? Y con las ventas de e-readers estancadas, ¿se habrá pasado el efecto novedad?

  • #010
    Albert - 6 diciembre 2012 - 16:36

    Todavía falta mucho.
    Tengo un Kindle. Y para leer bestsellers de texto corrido va bastante bien. Porque puedes llevar encima toda una biblioteca y pesa la cuarta parte de un solo libro.
    Ahora que para otras cosas como revistas, documentos formateados, textos profesionales, ediciones con gráficos, fotografías, y en general cualquier edición profesionalmente maquetada lo e-books no es que sean malos, es que son un asco. Y por ello las ediciones en papel tienen todavía larga vida.
    En entorno profesional o educativo, es muy útil el formato electrónico para distribución pero es inútil cuando los usuarios finales no tienen otra que imprimirlo para poder usarlo, porque los soportes ni todos disponen de ellos ni permiten la comodidad para uso que se necesita.
    Cuando un dispositivo electrónico tenga el tacto del papel, la durabilidad/obsolescencia del papel, la flexibilidad(habilidad/capacidad) del papel, y la prestancia del papel: Hablemos entonces del fin de la era del papel. ¡Hasta entonces larga vida al papel!

  • #011
    Kasumi - 6 diciembre 2012 - 17:23

    Si eso lo hiciese una empresa española y yo tuviese esa edad, quitaban esa tarifa plana en ná como hubiese 100 como yo por “abusos”. Que hay niños que leen mucho, y con ellos dirian que “no es negocio” :p

    Pero que el papel para el ocio desaparece, en muy poco tiempo, seguro.

  • #012
    Diego Castrellon - 6 diciembre 2012 - 17:51

    La moneda digital tiene muchos beneficios al igual que riesgos reales, recomiendo compren sus monedas de oro y plata, si no hay papel, quien nos asegura de que los hackers de los contadores de enron, anderson y maddoff no nos van a robar los bits. El principal riesgo de la moneda digital es que el gobierno va a debitar su impuesto de tu salario antes que lo recibas a tu cuenta bancaria, estarías a la merced del político populista y sus actos “socialmente iresponsables”
    Si lo que les preocupa del papel es el impacto ecológico, pues usen papel de cañamo y dejemos de talar arboles.
    Yo uso Kindle para leer, pero mi aversion al riesgo no preve un futuro cercano libre de transacciones con papel, ya sea chequera o notas de bancos centrales, inclusive veo un futuro próximo con billetes de papel emitidos por bancos privados haciendo competencia al euro, dólar, y demás monedas fiat.

  • #013
    montadito - 6 diciembre 2012 - 19:06

    Decir que va a acabar el papel completamente es como decir que se va a dejar de ir a los bares porque la gente ya queda en las redes sociales.

    El papel está siendo sustituido por bits y lo será aún más en muchos usos en los que aporta ventajas indudables: tickets de eventos, billetes de avión, documentos de todo tipo, etc.

    Pero como han dicho previamente varios tertulianos, como Albert (#10), de momento hay muchos textos profesionales que sobrevivirán, por no hablar de en los entornos educativos. ¿Se van a comprar un iPad todos los padres de una clase de infantil? ¿Los va a subvencionar el gobierno? ¿Van a dejar de aprender a escribir o dibujar en hojas de papel los niños?

    Veo un exceso de frikismo y de desconexión con la realidad en este escrito al decir que el papel va a desaparecer por completo. El que tenga hijos en edad escolar sabrá de lo que hablo: dibujos, dictados, redacciones, etc, etc.

  • #014
    montadito - 6 diciembre 2012 - 19:44

    Por no hablar de usos en los que los bits están suplantando al papel, sin suponer una mayor calidad:

    – Por ejemplo, los ereaders baratos: veo todos los días en el metro mucha gente que va leyendo diminutos dispositivos de marca nisu (si, no todo el mundo tiene Kindle o iPad) que se leen fatal. El fondo de la pantalla muy oscuro, grandes visajes de la imagen, muy incómodos al cambiar de página, tamaño diminuto de pantalla, etc. Todo parecido con la claridad y nitidez de un periódico o libro en papel es pura coincidencia.

    Como parece intuitivo, hay estudios que concluyen que se lee mejor en un libro de papel que en un ebook: se lee más deprisa, se recuerda mejor lo leído, etc:
    http://elsegundodesayuno.blogspot.com.es/2012/05/estudios-demuestran-que-se-lee-mejor-en.html

    – Los periódicos. Mientras no pongan a la venta un iPad o Kindle Fire más grandes (solo considero lectores en color obviamente) el tamaño de un periódico en papel viene a ser 4 veces el de un iPad, por lo que se lee considerablemente mejor. Por no hablar de que se puede doblar y pesa varias veces menos. La lectura de un periódico en papel no tiene nada que ver con leer un periódico digital, leer twitter, leer Flipboard o una novela en papel o Kindle. Es otra cosa y el que no lo conoce tiene un déficit cultural igual que el que no ha leído nunca una novela, o no ha ido nunca al teatro o a un museo.

    Como muestra un botón. Os dejo un magnífico artículo de EL PAIS en el que al autor describe como la clase política en España nos ha llevado hasta la crisis que padecemos actualmente. Pues en su versión digital, ya sea en la web de elpais.com o en su versión iPad, de Pocket (antes Read It Later) supone un verdadero tostón su lectura al scrollar y scrollar sin fin. En papel, eran simplemente dos caras, muy bien maqueadas mucho más atractivas de leer.

  • #015
    asmpredator - 6 diciembre 2012 - 20:18

    Hombre, que desaparezca el papel es mucho decir, es como decir que desaparezcan los libros impresos.
    Es un cambio a largo plazo, creo que hasta que practicamente todo el mundo no lleve un smartphone,un e-reader, un tablet, un portatil o cualquier aparato similar siempre encima y sepa utilizarlo no podremos plantear una desaparición del papel.
    Luego quedan muchos problemas de seguridad que resolver.

  • #016
    jincho - 6 diciembre 2012 - 22:36

    Al menos ya es un avance que en los comentarios anteriores no haya aparecido lo típico de tocar los libros, pasar las páginas, el olor, bla,bla,bla…

    Ebooks y tablets grandes, los hay, y los habrá más en el futuro inmediato: el jetbook color de ectaco, el xt700t1a de samsung (11.7 ” ), y el autóctono Tagus Magno de Casa del libro….En cualquier caso, habría que preguntar a las editoriales el motivo por el que siguen ancladas al pdf. Editar para una lectura en digital no debería ser trasladar el tamaño, al igual que el cine no es un teatro filmado, más bien habrían de centrarse en el contenido, adaptado a diferentes formatos de pantallas.

    Que si, que la era del papel termina ( lo que no significa necesariamente extinción), al igual que concluyó la del vinilo, salvo para usos puntuales, decorativos, etc… A las siguientes generaciones, les importara muy poco nuestros comentarios de añoranza al libro impreso.

    Saludos.

  • #017
    EMA - 7 diciembre 2012 - 09:25

    Por intentar apuntar algo nuevo. El hecho de no imprimir facturas por ejemplo, no es sólo por ahorrar papel, ya que muchas veces alguien te manda una factura y tú igualmente acabas imprimiéndola, lo cual hace que alguien translade el coste de impresión a otro.
    El tema aquí es el transporte. La contaminación. Eso es lo que se evita en este caso concreto, el tener que mover “papeles físicos” de un lado para otro.

  • #018
    Enrique Dans - 7 diciembre 2012 - 09:31

    #017: Y control. Por el momento, las facturas son en muchos casos absurdos documentos en pdf que reproducen lo que era una factura en papel. El cambio es aún un cambio a medias. Eso cambiará, y el diseño y formato de la factura se optimizará para su uso como documento electrónico, con todo lo que ello conlleva. Las verdaderas consecuencias se verán entonces.

  • #019
    Carmeun - 7 diciembre 2012 - 09:32

    ¿Y cómo los examinais sin papel? ¿Todos examen oral? Cómo dicen abajo mientras la administración nos obligue, las empresas seguiremos enterradas bajo papeles. no recuerdo la última vez que hice solo mi trabajo y no mil papeles para la burocracia, trazabiludad, inspecciones, etc.

  • #020
    Enrique Dans - 7 diciembre 2012 - 09:34

    #019: No, todos examen con ordenador. Se sientan delante de su máquina, contestan las preguntas, envían las respuestas a una cuenta de correo que tienen en el proyector general, y cuando comprueban que han sido recibidas, se levantan y se van. Así de sencillo.

  • #021
    Manuel García - 7 diciembre 2012 - 10:18

    #008 Pero para eso están los cristales de Superman tío. Sirven para guardar todo el conocimiento de la civilización, vídeos interactivos y todo tipo de contenido multimedia. Y además son a prueba de EMPs catastróficos.

    En unos años los tendrás disponibles en tu tienda de electrónica más cercana. Tranki.

  • #022
    Miguel - 7 diciembre 2012 - 14:41

    There’s a question nobody refers when focus this question! Paper has much more virtuous life cycle than DataCenter’s. DataCenters are responsible for about 5% of total world energy consuming! An immense figure.

  • #023
    Jesús - 7 diciembre 2012 - 15:02

    Completamente de acuerdo contigo, Enrique. Sólo dos cosas: 1. Al reservar un hotel por Internet, al menos por mi experiencia, te exigen en el destino que les des la reserva impresa. Lo veo absurdo, primero porque ellos ya saben que la has hecho, y por otra parte, esto se podría hacer vía email. 2. En caso de impartir un curso, una conferencia, etc. ¿cómo facilitas a los alumnos o asistentes la documentación del curso? ¿Por email? ¿Y si no tienes sus cuentas? Gracias y un saludo

  • #024
    Victory - 7 diciembre 2012 - 20:46

    Obviamente no se puede generalizar.
    Para leer mucho tipo de cosas, pueden ir bien los readers.
    Para el trabajo de técnicos, ingenieros, científicos, etc… la cosa es muy distinta. Tanto por la lectura del tipo de textos, como por la necesidad de usar manuscritos rápidos, croquis a mano alzada y demás herramientas de ayuda al proceso creativo.

    Gracias a todos.

  • #025
    Krigan - 8 diciembre 2012 - 09:19

    #23 Jesús:

    Me resulta extraño esto que dices de las reservas. De toda la vida, una reserva de hotel, ya sea por teléfono o por cualquier otro medio, consiste en llegar al hotel, decirles tu nombre y entregarles tu DNI.

  • #026
    Bernat - 12 diciembre 2012 - 11:24

    Interesante el debate papel o digital. Hay que avanzar en ello y hacerlo progresivo. Como bien he leído, un billete electrónico acaba imprimiendo dos hojas de papel, gran error de concepto. Personalmente creo que todo llegará, aunque debemos ir acostumbrándonos a ello, y que todos los inventos y nuevos procesos se hagan desde el sentido común y la sencillez absoluta.
    Si os interesa este mundo aplicado a las facturas que todos recibimos en casa os invito a conocer www.clickpost.com

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados