Hablando sobre el aniversario de Steve Jobs, en La Vanguardia

Francesc Bracero, de La Vanguardia, me llamó para hablar del aniversario del fallecimiento de Steve Jobs, y de la evolución de Apple durante este año sin su figura. Hoy lo publica en La Vanguardia bajo el título “Un año sin el gran inspirador” (pdf).

Mi opinión sobre el tema es que, siendo Steve Jobs indudablemente un genio al que recordaremos toda la vida (muy recomendable en ese sentido la reflexión de Mat Honan en Wired, Why we’ll never stop talking about Steve Jobs), la compañía lo ha hecho fantásticamente bien sin él. No comparto para nada las reflexiones del tipo “con Jobs esto no habría pasado” o “todo esto aún viene de Jobs y ahora cuando se les acabe les va a ir mal”: la planificación y desarrollo de la sucesión de Steve Jobs en Apple me parece uno de los episodios más brillantes de la historia del management en las corporaciones.

Obviamente, contribuyó muchísimo a ello tanto el hecho de tomar conciencia con prácticamente un año de antelación de la inevitabilidad del desenlace, como la particular personalidad de Jobs, que enfocó el proceso con una frase para mí clave: “no os planteéis qué decisiones habría tomado yo, simplemente tomad las decisiones correctas”. Así, a lo largo de este año, hemos visto como la compañía tomaba decisiones, como la de repartir dividendos, que iban claramente en contra de lo que Jobs había expresado en vida, pero no ha dudado en hacerlo al juzgar que o bien las circunstancias habían cambiado, o bien era el momento adecuado para hacerlo.

Otras decisiones que han sido muy criticadas, como poner Maps en el mercado como aplicación todavía con problemas de calidad, no representan en realidad un alejamiento del mítico perfeccionismo de Jobs (que, no lo olvidemos, también protagonizó episodios similares con otras aplicaciones y productos): con los mapas hablamos de una aplicación que precisa estar funcionando y con usuarios activos para poder ser mejorada adecuadamente, pero sobre todo, que representaba un problema estratégico de primer nivel que la compañía debía resolver con urgencia: cada minuto sin mapas propios era un minuto de ventaja y de aporte económico para su principal competidor.

“Las predicciones son difíciles, especialmente sobre el futuro” (frase atribuida a Niels Bohr, quien por cierto cumpliría hoy 117 años), pero mi impresión es que el hecho de que Apple pueda mantener su impresionante evolución en el futuro no depende especialmente del hecho de que Steve Jobs no esté.  Su salida de la compañía en 1985 fue en efecto catastrófica, pero también radicalmente diferente en sus circunstancias, y el mítico proceso de reinvención de productos como el reproductor MP3, el teléfono móvil o el tablet para dar lugar al iPod, el iPhone o el iPad no era, como tal, un resultado exclusivo del pensamiento de una persona, aunque pudiese estar notablemente potenciado por su estilo personal y directivo. Mi impresión es que muchos de los procesos que propiciaban esas reinvenciones pueden haber sobrevivido a Jobs gracias a una transición modélica. El hecho de que este último año no hayamos visto ningún producto nuevo como tal, sino mejoras incrementales de los ya existentes me parece escasa evidencia como para aventurar que la compañía sin Jobs carece de genialidad, entre otras cosas porque el transcurso de ese año aún no la aleja para nada del ratio de frecuencia de lanzamiento de nuevos productos que Apple mantuvo durante la última etapa de Jobs. Por eso, y porque las conclusiones fáciles y el catastrofismo me aburren :-)

 

ACTUALIZACIÓN: César Dergarabedian me cita hablando del mismo tema en su artículo titulado “¿Cómo perdura el legado empresarial de Jobs en Apple?“, publicado en iProfesional.com

ACTUALIZACIÓN: Otra cita, ésta de Álvaro Fernández en Época, “Steve Jobs: la manzana huérfana” (pdf).

13 comentarios

  • #001
    Luis Manuel Tolmos - 7 octubre 2012 - 11:46

    Totalmente de acuerdo Enrique. Yo también coincido con tu enfoque, donde parece que sin Jobs todo se queda sin rumbo, pero bien es cierto que, estrategias como la de los mapas, si ha sido mundialmente criticado: ” cada minuto sin mapas propios era un minuto de ventaja y de aporte económico para su principal competidor.”

    La perspectiva de la compañía, tampoco debe pasarnos desapercibida con las nuevas solicitudes de patentes (que son como un libro abierto para conocer la estrategia de la empresa), se orienta a la mejora de sus terminales con la innovación en los materiales (estructuras de carbono) así como en la incorporación de nuevas tecnologías orientadas al ahorro energético (el consumo de mapas de apple se dice que es un 80% casi inferior a Google Maps), y carga solar de sus baterías (Apple Wins Solar, iOS Camera & iPhone Docking Patents).

  • #002
    Manuel - 7 octubre 2012 - 13:56

    A mi me parece que Apple sí que ha cambiado desde que no está Jobs. Este año no han presentado nada nuevo aparte de iOS 6 (que por cierto con lo de los mapas y algunas cosas más ha sido un poco decepcionante).

    Creo que Apple se ha centrado más en mejorar lo que ya tenía que en innovar en sus productos, por ejemplo en iPhone 5, de forma que se han vuelto más conservadores.

    Esto no es necesariamente un cambio a mal, siempre que no se convierta en la tónica claro está.

    En este artículo, al final, se explican algunas de las cosas que han podido cambiar en Apple: http://blogtecnologiainformatica.com/aniversario-muerte-steve-jobs/

  • #003
    jorge gomez - 7 octubre 2012 - 16:53

    Aunque la propia personalidad de Jobs influyó sin duda en su empresa, no está de más recordar que figuras como la de Jobs, Gates, Zuckerberg o los fundadores de Google no serían posibles sin una sociedad de cultura emprendedora y con un entorno educativo adecuado. Jobs comenzó en el Homebrew Computer Club, donde se daban cita los aficionados a la electrónica e intercambiaban ideas y proyectos. En España va a ser difícil que aparezca gente así, sobre todo si sale adelante la Ley Organica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) donde eliminan la tecnología y electrotecnia del Bachillerato y prácticamente de la ESO. ¿Donde podrán aprender y conocer las bases de la electrónica, informática, redes,.. nuestros estudiantes de secundaria? Apoya la tecnología: http://www.change.org/es/peticiones/en-apoyo-de-la-educaci%C3%B3n-tecnol%C3%B3gica#

  • #004
    Gorki - 7 octubre 2012 - 16:56

    las conclusiones fáciles y el catastrofismo me aburren :-)
    Me alegro mucho, a mi me aburre leerlas. Prefiero sin lugar a duda, conclusiones nuevas, originales y diferentes, aunque estén un poco erradas, pues al menos ellas me dan que pensar.

  • #005
    Pedro - 7 octubre 2012 - 17:59

    “las conclusiones fáciles y el catastrofismo me aburren”…

    …..menos cuando se trata de Microsfot, que entonces soy el primero que pone las noticias en portada.

    Te faltó añadir esa última parte.

  • #006
    Gorki - 7 octubre 2012 - 18:28

    #003 jorge gome
    z
    Puede que sean ciertos tus razonamientos pero el ejemplo que has elegido es de lo menos adecuado. El Homebrew Computer Club como su nombre indica era un club de fans de la electrómica, pero no estaba incluido en los planes de estudio de la enseñanza Secundaria que se estudia en USA y la formación de Esteve Jobs, es mas bien autodicdacta y fuera de los planes de estudios oficiales, tanto de las instituciones públicas como privadas.

    Algo parecido se puede decir de los otros personajes que indicas, Gates, Zuckerberg o los fundadores de Google, de hecho Gates ni siquiera acabo la carrera, de los otros no se si la acabaron o no.

    Lo que es cierto, es que la enseñanza americana está orientada a que los alunos MONTEN UNA EMPRESA, mientras que en España, te preparan para que SEAS UN EMPLEADO. Esa si que es una diferencia que explica por qué estos señores aparecen en USA y no en España.

  • #007
    Miguel Angel - 7 octubre 2012 - 23:19

    La lógica impera, si hasta ahora quienes habían sido proveedores de Apple aprovechan sus recursos para morder la mano que les da de comer, no queda otra que ladearse y desarrollar aplicaciones propias para lograr la independencia y tener una posición competitiva favorable. El binomio Samsung-Google mal avenido tras la aparición de Nexus (no se respetan ni entre ellos y pronostica fricciones entre ellos) ha intentado desde el primer momento competir directamente con Apple en un mercado donde fueron pioneros. De ahí que el proceso por el que se desligan sea lento pero constante.

  • #008
    Krigan - 8 octubre 2012 - 03:04

    El valor de un tipo como Jobs no está en las decisiones del día a día, sino en las raras ocasiones en que te saca un iPod, iPhone, o iPad, y si no, que se lo pregunten a MS (no sólo móviles y tablets, recordemos el Zune). En este sentido, es demasiado pronto para saber si Apple va a entrar en decadencia, pero no creo que sea fácil sustituirle, ni por otro individuo, ni por un equipo de gente que haya trabajado con él. Después del lanzamiento del Mac, y de echar a Jobs de Apple (por su carácter intratable), ¿hizo Apple algo realmente novedoso? No, de hecho con el paso de los años acabaron por entrar en decadencia, hasta que Jobs volvió.

  • #009
    montadito - 8 octubre 2012 - 09:32

    De acuerdo Enrique. No hay más que mirar a la historia para comprobar que grandes corporaciones han superado la retirada o el fallecimiento de sus fundadores. Incluso han crecido. Así a bote pronto citaría los casos de:

    – Disney tras la muerte de Walt tuvo sus mejores resultados con Michael Eisner, y su unión con Pixar,
    – Microsoft se ha mantenido tras la retirada como presidente de Bill Gates,
    – HP sin Hewlett y Packard, ya fallecidos, etc, etc.

    Por cierto, que ya me he agenciado uno de los últimos proyectos en los que aún estaba Steve Jobs: el nuevo iPad. Es la leche. Eso si, no me he descargado el iOS 6… ;-))

  • #010
    Jose Luis Portela - 8 octubre 2012 - 10:26

    Estoy de acuerdo en lo que comentas y que Apple lo sigue haciendo bien sin el, y para muestra los números.

    Dicho esto si hay algo que han perdido y mucho y es en las presentaciones. Ahora sin el, son mucho peores y esto si que se nota. El carisma de las personas hace mucho y hay veces que una persona se identifica con algo y si se muere es muy difícil sustituirla.

    Si me permitís el símil (con mucho respeto por supuesto) es como el Papa, el nuevo Papa alemán no llega ni llena como lo hacía Juan Pablo II.

  • #011
    Carlos González - 8 octubre 2012 - 12:07

    En economía industrial hay una gran pregunta sin respuesta: ¿Que define la empresa?

    ¿Estamos ante un cambio de paradigma: La empresa como filosofía?

    Es prometedor ver la filosofía de Apple o Google que mira al futuro, haciendo la innovación y satisfacción de sus clientes su razón de ser.

    Necesitamos empresas que duren mil años. Necesitamos estabilidad en la economía y la sociedad, apostar por el largo plazo, por la objetividad, productividad y eficacia.

  • #012
    majarete - 9 octubre 2012 - 01:33

    Manuel lo que le queda a Apple hacer es innovar, mejorar lo que ya está hecho. No importa si el difunto Jobs esté vivo o muerto. ¿Que cosa nueva y sorprendente iba a tenerl el iPhone 5 que la gente se pusiera histérica? Nada. Ya el celular está casi completo. Lo que le falta es que triaga un printer. Compré el iPhone 5 pero no espero cambiarlo hasta tenga dos años y depende si me interesan las inovaciones que traiga. Asi que lo razonable es ya no esperar cosas espectaculares de los iPhone. Ya casi todo está hecho.

    Se ha criticado mucho el cambio de mapas, pero lo que menos uso del celular es el mapa. Cuando estoy en casa uso a google y si estoy en la calle uso el GPS. Asi que no me afectado el cambio de mapa, el cual reconozco su inferioridad.

    Pero debemos tener presente que ya Apple está quemando sus naves, es decir que sus principales productos – iPhone y iPad- ya casi han llegado a un desarrollo completo. Además tiene una fuerte competencia como es el sistema Androi.

    Ya que Jobs no está, cualquier falla de Apple se la atribuyen a su ausencia, pero cuando Steve estaba vivo, el iPhone 3s o el 4 tuvo su problema de recepción por colocación de la antena. De tal forma que sin importar la habilidad o capacidad de una persona siempre se puede equivocar.

  • #013
    telf - 4 noviembre 2012 - 09:33

    Lo mas importante en una empresa son las personas.
    Las personas son las que tiene motivacion, las que mueven el mundo.
    Aunque APPLE seguira, es cierto que la fuerza y espiritu de Jobs se ha perdido y con el la esencia con la que impregnaba a la compañia.

    Hace falta mas gente como el.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados