La era Facebook – II

Sigo recibiendo pruebas de concepto interesantes sobre la decisión de integración completa de mi página en Facebook que comenté en esta entrada anterior. Un par de semanas después de iniciada dicha integración, y a falta de mejorar varias cosas en ella, Facebook se ha convertido en una pestaña permanentemente abierta en mi navegador, y en un elemento fundamental en la difusión de las cosas que escribo.

Las entradas del blog reciben un número elevado de impresiones a través de la red social, impresiones que seguramente supongan una relativa extensión de los demográficos habituales del mismo. A efectos de feedback, los Likes se reparten entre los recibidos a través de la página de cada entrada individual en el blog y los recibidos directamente en Facebook, mientras que los comentarios, en algunos casos, se aproximan o mejoran en número a los que reciben las entradas en el blog. En términos generales, el papel de Facebook como referrer de tráfico se ha incrementado notablemente. En el caso que ilustra esta entrada, podemos ver 41 likes recibidos en Facebook frente a 17 en la página de la entrada, y 22 comentarios en Facebook frente a 26 en su contrapartida (y en este caso, a 24 más en la página del artículo en Expansión): una retroalimentación completa, con matices diferentes en cada caso, y que indudablemente mejora la recibida a través de un solo canal.

Obviamente, el uso de Facebook como canal tiene sus detalles curiosos y que irán evolucionando con el tiempo: las posibilidades de moderación son diferentes y más limitadas que las que uno puede poner en su blog: la premoderación no existe, mientras que la postmoderación ofrece, en contrapartida, posibilidades muy superiores vinculadas a la identificación generalmente unívoca de los usuarios. El spam, por ejemplo, es muy habitual: muchos usuarios de Facebook consideran una página con tráfico un lugar ideal para “anunciarse” ellos o sus empresas, o para popularizar causas que nada tienen que ver con el contenido de la misma: mi política, en esos casos, está siendo la eliminación manual de dichos comentarios con independencia del tipo de información o de mi posible simpatía con la causa en cuestión, porque en caso de generalizarse ese comportamiento, el resultado sería malo tanto para la página como para su comunidad de usuarios. Cuando alguien insiste, simplemente lo bloqueo, eliminando toda posibilidad de aportación posterior a la página.

Un último detalle a mejorar: las estadísticas de la página de Facebook, tanto en nivel de detalle como, sobre todo, en velocidad de actualización. No parece de recibo que en una herramienta de este tipo, haya que esperar varios días para ver resultados consolidados. Pero incluso con este detalle, y tras un par de semanas de pruebas, me parece razonable pensar que el futuro, al menos cercano, nos ofrezca compromisos de este tipo: páginas “con dos caras”, una a la web y otra a Facebook, esta segunda con una pujanza que se va a hacer difícil ignorar.

13 comentarios

  • #001
    Miguel A. Tovar - 2 Mayo 2010 - 12:35

    Sé que Buzz no es aún comparable a Facebook, pero ¿no te parece también un canal interesante y con posibilidades? Al menos como para mencionarlo.

  • #002
    Jesús - 2 Mayo 2010 - 14:28

    ¿Y no te parece que estás fragmentando tu web como fuente única además de colaborando a que Facebook sea cada vez más identificado con “la web” con las consecuencias que ello traerá para la evolución de la neutralidad?

  • #003
    Genís Barrera - 2 Mayo 2010 - 18:19

    Aunque me pese, parece que google puede empezar a sufrir mucho…

  • #004
    Gorki - 2 Mayo 2010 - 19:51

    muy interesante tu comentario, a lo mejor me decido a imitarte, (como en otras muchas cosas)

  • #005
    Dubitador - 3 Mayo 2010 - 01:10

    Encuentro muy atinada la pregunta de @Jesus en #2

    Sospecho que la posible respuesta seria algo asi como: cuando vea que Facebook se porta mal, me salgo de Facebook y punto pelota.

    En caso de que vayan por ahí los tiros, la replica podria ser tambien algo asi como que si Facebook llega a lograr ser confundida con la WEB quizás no haya luego lugar a donde ir para salirse y las alternativas existentes resulten unas variantes de Facebook que desean ser el califa en lugar del califa.

  • #006
    mantequero - 3 Mayo 2010 - 03:43

    #2

    ¿Fragmentar? Es sencillamente “ampliar” el número de canales para impactar a más audiencia. “Fragmentar”, en mi pueblo, es dividir algo. Aquí no hay división: si antes de este re-posicionamiento en Facebook Enrique tenía unos 6.000 amiguitos y ahora tiene 13.000 tras dos semanas, me resulta extraño pensar que todos son lectores del blog. Es más: estoy seguro de que no lo son (me juego contigo mi perfil de Twitter ;-) a que mirando en el muro de Facebook de Enrique descubres comentarios que hagan ver que es la primera vez que saben de él o le leen).

    Lo de confundir Facebook con “la web” escapa a mi comprensión. ¿Cómo podría alguien confundirlos? Si te refieres a que haya gente que no salga de Facebook “ni a mear”, seguro que los hay, pero también habrá los que entren y salgan y los que no entran. De todo, como en botica (digo yo).

    A falta de mayor explicación, lo de que dicha confusión “Facebook-Web Web-Facebook” tenga consecuencias sobre la neutralidad de la red sí que escapa totalmente a mi comprensión. Sería bienvenida cualquier aclaración al respecto.

  • #007
    mantequero - 3 Mayo 2010 - 04:00

    #5 Dubitador

    El escenario que planteas sobre la confusión “Fb-Web Web-FB” es (si cabía) aún más “bizarro” y “freak” que el que al respecto planteaba #2 (Jesús).

    ¿Cómo a raíz de este post de Enrique puedes imaginar tal escenario?

    ¿Atrapados en Facebook? ¿Califatos y pseudo-califatos “facebookianos”?

    ¿Ningún sitio más a donde ir? Tío: dale caña, que tienes un guión de cine cojonudo.

    Cada día alucino más con tanta gente a-c-o-j-o-n-a-d-a con Facebook. Os juro que flipo. Abrid una cuentecita (que es gratis y no va a salir Zuckerberg de la pantalla para comeros) y trastead un poco: no es el infierno hecho bits. Es un medio para comunicarse, y como tal, será lo que tú hagas de él. Ni más, ni menos.

  • #008
    Lluis - 3 Mayo 2010 - 08:28

    No conoceis a nadie (padre, primo, hermano) que cuando se refiere a internet dice ‘google’? Mezclan internet, google, navegador,… No veis que FB está creando un cosmos separado de internet alimentado por todos los usuarios del chat y el messenger? Cuanta gente tiene un pc solo para ‘entrar, en el messenger? Es cuestión de tiempo que haya gente que solo navegue por fb y sus páginas.

  • #009
    joaquin - 3 Mayo 2010 - 09:04

    es posible analizar las visitas con google analitics de una pagina de facebook…

  • #010
    Daniel Pajuelo Vázquez - 3 Mayo 2010 - 16:05

    Gracias por el feed back, nos va muy bien a quiénes estamos metidos en esto

  • #011
    rodivi - 6 Mayo 2010 - 00:08

    Pues curiosamente desde hace una temporada he dejado de recibir el 80% de las visitas de Facebook con referrer facebook.com. Analytics las agrega como tráfico directo.

    ¿Alguien más?

  • #012
    Calçots - 6 Mayo 2010 - 18:11

    Hola de nuevo, Enrique.

    Yo también he plagado los posts de la web de calçots con los botoncitos de Twitter y Facebook. De momento no noto un incremento sustancial en las visitas, pero ya se empieza a ver algo.

    No he puesto Google Buzz ni Google friend connect porque en otras pruebas realizadas no me aportaban nada. ¿Tienes datos al respecto?

    Gracias. ;)

  • #013
    Marcelo - 14 Mayo 2010 - 21:06

    Muchas gracias por compartir este articulo.

    Saludos

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados