Miles de planets

ImagenVeo en Loogic y en PJorge información sobre Teleplaneta, iniciativa que ya conocía porque, entre muchos otros blogs, agrupa al blog de mi mujer, la chicadelatele (que tiene algún problema con su feed y sólo aparece en el planet con los titulares). Para los menos avezados en vocabulario blogosferil, un planet o planeta es un sitio que agrega entradas de otros blogs en función de algún criterio (temático, geográfico, etc.) y que toma su nombre del primer programa que se hizo en Python para tal efecto. En realidad, un planet se puede hacer con cualquier otro procedimiento o incluso de manera manual, pero la referencia al nombre persiste del mismo modo que llamamos rimmel a cualquier cosa que sirva para pintarse la pestaña.

La cuestión que acertadamente extrae Loogic y recoge PJorge es la de los planets como tendencia: ¿qué ocurre cuando alguien a quien le gusta la televisión, por ejemplo, encuentra un planet que recoge muchos blogs sobre ese tema, y decide suscribirse a él? (aunque en el caso de Teleplaneta, inexplicablemente, parece ser no tiene RSS) En ese momento, ocurren varias cosas: el blog agregado, en función de que haya decidido aparecer con feed completo, parcial o sólo con titulares, podría pasar a recibir una visita menos. Algo que si lo que el autor del blog busca es ser leído, podría no preocuparle o incluso gustarle, pero si busca ingresos mediante publicidad, posiblemente no le haga demasiada gracia. Sin embargo, si decide quedarse fuera (lo que se suele conocer como “ofuscación”), se arriesga a que muchos lectores opten por poner al planet en una posición central como fuente de referencia de noticias de ese tema, y acaben desechando los sitios no agrupados en él. Si además el planet decide poner publicidad, el conflicto de intereses está servido, puesto que está generando ingresos con el contenido de otros, uno de los temas sujetos a mayor discusión en la web en estos días. Sin embargo, el atractivo de la propuesta es evidente, y puede ocurrir que muchos lectores empiecen a suscribirse a planets de diversos tipos en lugar de hacerlo a blogs individuales.

Desde mi punto de vista, yo siempre he buscado difusión. Cuantos más sitios muestren mi contenido, mejor, según los términos de mi licencia CC. Si además ganan dinero al hacerlo, enhorabuena, olé por ellos. Y si por su iniciativa pierdo visitas a mi página o suscripciones a mis feeds, me da exactamente igual, porque ni una cosa ni la otra me dan de comer. Pero claro, seguramente mi caso no es el más representativo a todos los efectos…

Desde mi punto de vista, el atractivo de un planet puede venir dado por algo que llamaría laxamente “línea o criterio editorial”. Si el planet simplemente agrega entradas de muchos otros blogs, posiblemente me interese más suscribirme yo a ellos, meterlos en una carpeta de mi agregador, y verlos ahí. La cosa cambia si el planet, además, ejerce un control, y deciode qué noticias subir y cuales no. En ese caso, suponiendo que a mí me guste su criterio, podría optar por “aceptar ese filtro” que tal vez me ahorra trabajo, y sustituir mi listado de blogs por ese planet correspondiente, que me habría, por tanto, añadido un valor adicional al de la mera agregación. De hecho, podría incluso ocurrir que en la esfera corporativa, una empresa que quiera ser referencia en un tema desarrollase un planet que le permitiese ocupar, en caso de hacerlo bien y de ganar popularidad, una posición central, ser reconocido como fuente de influencia, y plantearse, además, introducir artículos propios a modo de “editoriales”.

¿Nos dirigimos hacia un escenario con miles de planets en función de temas, preferencias, líneas editoriales u otros criterios, y con una menor relevancia del blog como individualidad? En el fondo, estamos reinventado cosas conocidas, pero el darle vueltas al concepto es algo que me resulta sumamente enriquecedor.

9 comentarios

  • #001
    Consultor Anónimo - 14 diciembre 2005 - 10:16

    Mmmm… para mí, un agregador (o planet, o como quieras) que no aporte criterio, no aporta valor. Prefiero suscribirme yo a lo que yo quiera. Ya expuse esta opinión cuando lo de 10blogs o 9rules.

    Si selecciona entradas, aporta opinión propia, etc… sí aporta valor. Pero entonces… ¿qué le diferencia de un blog normal? En un blog normal (o al menos, una subespecie de ellos) citamos a otras fuentes, añadimos nuestros comentarios o nuestros posts… se convierten, en definitiva, en un blog estándar.

    Por poner un ejemplo, ¿eStartap es un planet de emprendedores? Entiendo que no, porque hay posts “propios”, aunque también hay referencias a los blogs de la red de los que se alimenta(eso sí, sin poner contenidos completos).

    No sé, este planteamiento de los “planetas” me parece un poco liar la madeja e intentar clasificar algo que no es del todo clasificable… y que no lleva a nada.

  • #002
    Pep - 14 diciembre 2005 - 10:50

    Como ejemplo interesante de un planeta autogestionado por sus propios usuarios, http://meneame.net/, iniciativa de Ricardo Galli, con la colaboración de Benjamí Villoslada y Guillem Cantallops.

    Basado en Digg, cuya funcionalidad realmente no conozco, permite enviar una noticia y ésta “ganará” puntos según los usuarios la voten o no. Por tanto, ocupará un lugar más o menos privilegiado en función del criterio de los propios usuarios.

    El propio Ricardo, en su blog, cuenta más cosas sobre esta iniciativa: http://mnm.uib.es/gallir/posts/2005/12/08/535/

  • #003
    swaze - 14 diciembre 2005 - 11:42

    No se como lo haces para hablar siempre de cosas que me rondan la cabeza XDD. Hara una semana estaba recopilando informacion para escribir un articulo sobre blgo canarios en el mio propiamente dicho.

    Buscando buscando, encontre http://www.atlantes.org/ un blog recopilatorio de las entradas de todos los blog canarios que han encontrado, dicho de otro modo, un planet y como dices tu, si mi finalidad es que lean mis articulos esta genial (yo me lleve una alegria al ver que estaba en el) pero si quieres ganar dinero, o simplemente tener muchas visitas es dificil que te gusten estas paginas.

    Todo en esta vida es clasificable, solo hay que encontrar el mejor criterio para hacerlo.

    saludos

    swaze

  • #004
    Pep - 14 diciembre 2005 - 13:39

    Sólo un apunte. Los planets no entran en contradicción con la filosofía de las bitácoras “comerciales”.

    El uso que una persona cualquiera puede hacer de los contenidos de una bitácora están perfectamente explicitados en su licencia o, en caso de que no disponga de la misma, deberá sobreentenderse que están bajo copyright.

    Entonces, no hay ningún problema. Si una persona cree que puede verse perjudicado por la existencia de estos agregadores públicos, puede libremente escoger una licencia que lo impida.

    Otra cosa está, claro, en que esto pueda repercutir en una disminución de tus visitas, cosa que es muy probable que suceda. Recordemos que cuando ElPaís cerró sus puertas a su edición on-line, muchos de sus lectores dejaron de apuntar enlaces hacía la web…

  • #005
    Ferran - 14 diciembre 2005 - 14:00

    Yo creo que los Planets no ‘roban’ ingresos de publicidad. La publicidad de un blog (adsense) puede venir en un 90% de las visitas que recibe vía buscadores, de visitas ocasionales. El planet, si hospedara el contenido bajo su dominio sí estaría robándonos ingresos. Es más, al copiar contenidos, al no ser originales, Google probablemente le sitúe muy por debajo del blog original en sus listas de resultados. Otra cosa son patrocinios que vienen por visitas… pero un planet no es más malo que un lector de feeds, sino que está ‘precargado’, presintonizado con unos blogs de una temática. El problema pues, no es el feed. Sí es cierto que perder visitas directas puede producir a medio plazo perder enlaces entrantes (en favor del planet) y perder por tanto posiciones en buscadores. Y lo que es peor, uno crea un blog para contar sus cosas él, no que otro las recoja y se ponga a contarlas junto a las de otros (planet). Un blog tiene una personalidad, un planet puede afectar a la personalidad transmitida por ese blog, por ese motivo prefiero los feeds, lees cada blog como un bloque, identificando al autor y su personalidad. En un planet se mezclan los post de unos y otros, se diluye la personalidad que uno trata de expresar en un blog propio.

  • #006
    Josep - 14 diciembre 2005 - 17:29

    Creo que los planets son un buen lugar donde buscar blogs y también darse a conocer, más que restar visitas creo que probablmente sirvan incluso para que nuevos lectores conozcan tu blog. Acabo de probar www.meneame.net y ya he recibido unas cuantas visitas de navegantes curiosos. No llego a percibirlo como una amenaza para los blogs que buscan ingresos por publicidad, sino más bien como una oportunidad.

  • #007
    Julio Alonso - 14 diciembre 2005 - 22:34

    En condiciones normales, que alguien lea un blog en un planet o que lo lea en un agregador de feeds es exactamente lo mismo para un blog comercial. Ni se pierde ni se gana nada. Otra cosa es que usuarios que antes no te leían en feed sino directamente, pasen a leerte en el planet.

    En cuanto al tema de mostrar publicidad, efectivamente ahí si que habría conflicto. Si se da, todo depende de la relevancia del planet y del blog. No es lo mismo para un blog incipiente que para un blog muy establecido. Y por otra parte siempre está la opción de aparecer en el planet con el feed abreviado.

    Pero volviendo a la sustancia. Coincido en que sólo si se añade algo de valor, ya sea filtrando con criterio, ya sea comentando o completando, tiene el planet sentido para como alternativa a las fuentes. Si no hace nada de eso su papel es fundamentalmente de descubrimiento de fuentes interesantes. Y una vez que las descubres te vas tan ricamente a leerlas directamente. Vamos, digo yo.

  • #008
    RBA - 15 diciembre 2005 - 00:04

    Según Enrique, los bytes son libres, por tanto, según esa teoría, si “cuelgas” algo en la red (llámalo tu blog, etc) cada cual podrá hacer con ese contenido lo que le dé la real gana, por muchas licencias que adjuntes.

    Yo no estoy de acuerdo con eso por obvias razones. La mayor libertad es la del autor, porque sin autor, no hay obra. Si el autor no puede tener la libertad de elegir cómo se usará su obra ¿por qué va a tener más libertades el que la “usa”?

  • #009
    Enrique Dans - 15 diciembre 2005 - 02:02

    Disiento, Rogelio. El autor puede invocar su libertad todo lo que le dé la real gana. Pero si ha creado bits y se los quieren copiar, no podrá impedirlo, se ponga como se ponga y diga la ley lo que diga. Es IMPOSIBLE. Tendrá que aprender a vivir con ello y buscarse las lentejas con otros modelos que no emerjan del intentar (infructuosamente) impedir el acceso de otros a sus bits.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados