Blogs y niños

ImagenAyer, en un post del blog que mi hija tiene con unas amigas (entre once y doce años) en el que hablaban de su actriz favorita, apareció alguien que puso un comentario en el que decía algo así como “yo la conozco, tengo su messenger, es xxxx@hotmail.com“. Desconozco, por supuesto, la identidad del sujeto, no tengo ni idea de si sería un crío haciendo una broma o algo más grave, pero a las niñas, al verlo, les faltó tiempo para llevarse esa cuenta al messenger y se pusieron a hablar con esa persona como si efectivamente fuera la actriz. Obviamente no era la actriz, sino alguien haciéndose pasar por ella, con intenciones que, como digo, pueden ser simplemente de gastar una broma o tal vez de algo más serio. La cosa no fue más allá, borré el comentario, eliminé la dirección de esa persona del messenger de mi hija y la pasé a “no admitidos”. No quiero darle demasiada importancia al tema ni tengo demasiadas ganas de seguir investigando mucho más allá, la verdad. Como digo, es posible que fuese simplemente algún chaval queriendo gastar una broma, y casi prefiero pensar que era así.

En general, tiendo a no obsesionarme demasiado con este tipo de cosas, aunque obviamente intento darles la importancia que tienen, dado que se trata de mi hija. En principio, gracias a un evento que ha acabado siendo inofensivo, la niña ha sido instruida convenientemente en los peligros que puede traer hablar con desconocidos en Internet y además ha vivido un “caso práctico” relacionado con ello, lo que hace mucho más difícil que vuelva a caer en algo así. Obviamente, la niña ya sabía que las cosas en Internet no siempre son lo que parecen, pero el hecho de que una persona haya aprovechado la imagen de una actriz que le encanta para hacer algo así le da un atractivo difícil de resistir.

Ni mi hija va a dejar de bloguear, ni de entrar en Internet, ni yo quiero que deje de hacerlo. Desde ayer, simplemente, conoce lo que pulula por la red desde un poco más de cerca. Posiblemente más de cerca de lo que yo hubiese querido, y al menos hemos tenido la suerte de que al sujeto en cuestión no le ha dado por decir alguna barbaridad o intentar alguna cosa extraña como conseguir una dirección física o un teléfono. Conociendo a mi hija, sé que la cosa no habría llegado muy lejos, nunca habría ido a ningún sitio, ni dado un teléfono o una dirección física (aunque, siendo niña al fin y al cabo, se le escapó el detalle de que al dar de alta a la persona en su IM, esa persona pasaba a tener su dirección – error que por otro lado, no volverá a cometer), pero me da sudores fríos simplemente pensar en ese tipo de cosas.

Hace tiempo escribí un post sobre Internet y los niños, y mi posición al respecto no ha variado ni un ápice. No me arrepiento de que mi hija utilice Internet, a pesar de los peligros que pueda haber ahí fuera, y creo que es bueno que con once años ya haya tenido oportunidad de desarrollar su criterio al respecto. Lo de ayer, simplemente, fue un “caso práctico”, que afortunadamente se quedó en eso, y tengo cierta sensación positiva con respecto a que no podría haber llegado a mucho más allá que, puestos en plan mal, a unos cuantos comentarios de mal gusto a través de una ventana de MSN. Si ese sujeto hubiese intentado algo más, creo (aunque obviamente no se puede poner la mano en el fuego) que mi hija habría sabido reaccionar. Pero mi hija no está sola, no escribe sola en ese blog, siento obviamente cierta responsabilidad hacia lo que sus amiguitas puedan hacer al respecto, y estas cosas son, en definitiva, peligrosas. Hay que estar prevenido y preparado para ellas, y la vía para ello es la educación. Desde ayer, estoy un poco más prevenido y un poco más preparado. Y mi hija y sus amigas, creo que también.

16 comentarios

  • #001
    alidhaey - 14 julio 2005 - 14:28

    La educación sirve para preparar situaciones para saber reaccionar a tiempo.

    Si has educado bien a tu hija, no habrá problemas, pero siempre te quedará una duda (y más siendo tu hija). Imagino que será lo misma sensación ‘de sudor frio’ que cuando enseñas a montar en bici. Al principio tiene que dar miedo dejarla que pedalee sola.

  • #002
    Antonio - 14 julio 2005 - 15:12

    La primera frase de alidhaey es lo que iba a decir. La educación y la cultura son las que nos permiten reaccionar ante cosas extrañas o dificultades y saber sacar provecho o minimizar los daños. Estoy cansado de verlo en las empresas y en sus clientes…

  • #003
    deif - 14 julio 2005 - 15:53

    No te digo nada cuando veas a tu hija salir de casa con escote, minifalda… y al día siguiente llame a la puerta un tal “Richar” con un casco de moto en la mano y preguntando por ella xD

    Sí, ya sé que soy un … por recordarlo, pero no me he podido resitir

  • #004
    F Polo - 14 julio 2005 - 15:54

    Justo estos días le daba vueltas al hecho de leer el blog de mis hijas (si en un futuro lo tienen). Ahora pienso que quizá sea necesario, al menos durante un tiempo.

    Es una lección, Enrique.

  • #005
    aercilur - 14 julio 2005 - 16:24

    Aupa Enrique,
    Tu siendo un padre que está “on”, puedes vigilar, pero ¿los padres de las amigas de tu hija están tambien “on”?

  • #006
    Serlio - 14 julio 2005 - 17:25

    Al final no es muy distinto que enseñarle a los hijos dónde no deberían ir en el mundo real (poblados chabolistas, zonas sin luz, etc.). Se puede controlar simplemente no dejando a los hijos salir de casa, pero así poco iban a aprender. Posiblemente alguna vez se equivoquen (huy, no sabía que esto era un prostíbulo) pero si están bien educados no se equivocarán mucho.

    No dejar a tu hija usar Internet sería como no dejarla salir de casa. Matar mosquitos a cañonazos, le llaman…

  • #007
    Jean Bedel - 14 julio 2005 - 20:37

    Me temo que el grueso de padres y madres de este pais no estan muy preparados para educar en temas de internet. Yo que ya tengo mis añitos tuve que convencer a mi progenitor (sigue sin convencerse creo yo) que Internet es algo más que lo que sale en los telediarios y el diario de patricia. Es cierto que hay peligros, pero no menos que los que hay en el mundo off-line. Prohibir Internet es como prohibir usar un cuchillo. Te puedes cortar si lo usas mal, pero si no lo usas, te cuesta más comerte el filete.

  • #008
    Onice - 14 julio 2005 - 21:54

    …Mis sobrinos (edades desde los 17 a los 13) tambien son muy aficionados a Internet, y no estan preparados para ello. La “gente” en general no sabe las utilidades positivas que tiene esto y muchos lo utilizan con fines no precisamente didacticos..(eso lo sabemos todos). Deberia haber alguna manera de controlar todo esto y no solo desde el control paterno y ridiculo que tiene el asesor de contidos de “opciones de Internet”…Yo me pregunto, si yo que crecí con un ordenador (nivel usuario, por supuesto)se me escapan ún monton de cosas..¿Como mis hermanos, el mayor con 45 años va a poder controlarlo para proteger a sus hijos?. Efectivamente con la educación, pero bien debeis de saber que eso no es siempre suficiente; a veces, simplemente por curiosidad o por infringir las normas, los niños traspasan los limites interpuestos por sus padres…y el peligro sigue, está y estará ahí. No solo es la educación, requiere algo más…
    ¿No?

  • #009
    Pableras - 15 julio 2005 - 00:03

    Estoy muy de acuerdo con vuestras opiniones y con el post de Enrique. Me ha recordado un poco a la educación sexual que hay que darle a los hijos: Teniendo en cuenta que al final siempre se van a encontrar a solas con el tema, es una tontería negar la situación o prohibirla.

    Lo mejor que podemos hacer es haberles dado valores y educación para que se sepan enfrentar a ello.

  • #010
    Arantxa - 15 julio 2005 - 07:42

    Personalmente, creo que la experiencia que has contado, Enrique, no difiere mucho de lo que es la vida “off-line” o “real”. Es decir, no fiarte de extraños.

    me ha recordado a lo que a mi me enseñaron de no coger caramelos de personas que no conoces, menos aún en la puerta del colegio… Puede que la intención no sea mala… pero puede, como dices tú, que tampoco sea buena. Y es así tanto en Internet como fuera de ella

  • #011
    Nmigo - 15 julio 2005 - 07:59

    los famosos caramelos que se supone que repartían en la puerta de los colegios

    ¿alguien se topó alguna vez con el que los repartía?

    Me pasé toda mi época del instituto buscándolo

  • #012
    el que en buena hora ciñó un t - 15 julio 2005 - 09:24

    Educación, control, tutela… nos manejamos mucho en estos conceptos. Pero hay que tener cuidado con el modo de hacerlo, se pueden sacar de quicio las cosas más que antes porque se tiene más información.
    Es fácil perder el equilibrio primando seguridad sobre libertad… y esto no sólo puede pasar en ámbitos estrictamente familiares.

    Anyway, just a comment!

    greetings,

    Luis

  • #013
    jose luis portela - 19 julio 2005 - 13:45

    Hola

    Como tu muy bien sabes todo evoluciona rapidamente y las cosas que eran validas hace 5 años ahora ya no lo son. Pues bien en el tema de la educación ocurre lo mismo, a principios de siglo XX no se educaba en como se tenia que cruzar las calles con semaforos en verde, porque simplemente no existían, y ahora es algo que cualquier niño de 4 años ya sabe muy bien. Pues bien ahora nos toca educar en el mundo Internet a nuestros hijos advirtiendo de todas las cosas malas y peligrosas que tiene como esta que comentas tu, o como la de introducir nuestros password o datos datos personales.

    Saludos

  • #014
    Araucaria. - 20 julio 2005 - 05:31

    Enrique, me parece de risa :-) que te preocupes tanto x el tema del messenger y el blog de tu hija con sus amigas. Dices… me entran sudores frios si hubieran dado un telf o direccion fisica… Pero vamos a ver,,, despues de dar en varios post la posicion GPS de tu casa, las fotos via satelite a maxima resolucion de tu casa, Fotos del interior de tu casa con ventana al exterior incluida ….Linkear el blog de tu mujer, que tu mujer a su vez linkea el de tu hija + sus amigas y que tu hija habla en sus post de que tiene un padre con un Blog mega molon y que van a salir en la tele en un reportaje sobre blogs …. etc….

    Cuantos minutos tardaria alguien en estar frente a tu casa, con un Cv familiar deducido a traves de la informacion de los blogs en los que posteais ?¿ ( Ojo, y todo esto sin haber tenido la oportunidad de ver el reportaje de television cuando se emita.)

    A ver si van a ser Cla, San, y Alb las q te eduquen a ti y a tu EgoBloging en temas de seguridad.

    Pequeña recomendacion : si quieres proteger a tu hija de los “peligros de internet”, empieza por protegerte con maxima eficacia a ti mismo, ademas de dar consejos basicos y de sentido comun a tu hija. Y esto tambien vale para la chica de la tele. ¿?no?¿

    Cuando alguien se pone en el “escaparate” al nivel que tu lo estas evidentemente arriesga parte de su seguridad y los suyos. A mi me preocuparian mas mis enemigos directos, los envidiosos de mi siempre relativo exito profesional y personal, y demas fauna suelta, que un ganso que seguramente es de su entorno mas cercano y que seguramente no sabe como ligar con ese trio blogero que le tiene loquito.

    Te aprecia Araucaria.

    PD: Si piensas que puede ser conveniente borra este comentario despues de leerlo. Yo lo haria, y de paso inaguraria una nueva etapa de seguridad y sentido comun basico por el mismo precio. ;)

  • #015
    Enrique Dans - 20 julio 2005 - 06:51

    NO, prefiero no borrar comentarios, Araucaria. Aprecio tu preocupación y consejo, pero yo no soy capaz de vivir así. No me considero suficiente importante como para tener que proteger mis datos hasta ese punto. No soy un artista, ni un político, ni un futbolista, sólo soy un simple profesor que tiene la suerte de pasárselo bomba con su trabajo. Si alguien se empeña en conseguir los datos de alguien, lo hará, seguro, es una consecuencia de la intensidad informativa en la que vivimos. Prefiero que mi hija tenga de vez en cuando ciertos riesgos razonablemente controlados a meterla en una urna de cristal por aquello de que el mundo está lleno de gente mala. Tiendo a creer que no hay tantos malos ahi afuera, y no quiero educar a mi hija a que viva atrincherada en el anonimato. Le doy consejos que estimo razonables: no pongas tu dirección, ni tu teléfono, no hables con desconocidos, pregunta todo lo que no sea normal, etc. pero no te vuelvas una neurótica. Eso no quita que pensar en un tipo quie se pasa el trabajo de crearse una identidad falsa para participar en un blog de niñas para que éstas entren en su messenger me den sudores fríos, no por lo que hizo (nada) sino por lo que podría haber intentado hacer. Pero a pesar del riesgo, que intentaré limitar en la medida de mis posibilidades, creo que el sentido común es hacer que la niña se desarrolle en un entorno que le permita ir preparándose para el escenario en el que va a vivir.

    En cualquier caso, como te decía al principio, te agradezco y valoro tu preocupación y tu consejo.

  • #016
    Aníbal - 26 julio 2005 - 15:43

    Yo también pienso que es mejor permanecer con las puertas abiertas y enseñarles a que ellos mismos se defiendan.
    Salud.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados