Sustituyendo la firma

IMAGE: Lewis Keegan - Unsplash

Es un tema al que tiendo a volver con cierta periodicidad a lo largo de los años, para encontrarme hasta el momento con que aún no tenemos ninguna solución razonable: el absurdo uso de la firma en documentos de todo tipo.

Con la mayoría de los colegios en muchos países abandonando la enseñanza de la caligrafía más allá de lo que supone saber escribir, y tras una pandemia que convirtió la escritura manuscrita en completamente inútil, cada vez son más los padres que se encuentran con que sus hijos, cuando se les pide que firmen en cualquier tipo de documento, son prácticamente incapaces de hacer más que escribir su nombre en letras mayúsculas y echar un garabato cualquiera. En la práctica, poco se puede culpar a una generación incapaz de entender qué diablos de valor como tal puede representar algo tan absurdo como una firma.

La firma es, claramente, un atavismo absurdo. Cualquier firma hoy en día es susceptible de capturarse y de reproducirse sobre cualquier documento en un instante. Cada vez que me piden un documento firmado para alguna cosa por correo electrónico, alguien que no soy yo toma una firma digitalizada de un archivo, la estampa en el documento y lo envía, sin que en muchos casos yo llegue a enterarme. Cualquiera de los sitios a los que esos contratos son enviados podrían, con suma facilidad, extraer mi firma de ese documento y dedicarse con ella a firmar otros.

Si tengo que firmar un recibo de una compra, afortunadamente cada vez menos veces, puedo poner lo que quiera en la firma, porque nadie jamás la va a comprobar, y si lo hicieran, podría perfectamente negar que es mía. Hay algunos envíos que recibo en mi casa en los que el repartidor aún me pide que firme con el dedo en la pantalla de un dispositivo: el parecido entre esa firma hecha así y la mía real es prácticamente pura coincidencia. Por alguna razón anclada simplemente en la tradición, el acto de firmar sigue estando rodeado de un ceremonial absurdo cuando, en realidad, es cada día más inútil y sin sentido. Por no hablar de los sellos de caucho… pon uno, el que sea, en cualquier documento, y te lo aceptarán en prácticamente cualquier sitio!

Pero curiosamente, el desarrollo de alternativas para ello basadas en tecnologías digitales o en criptografía sigue llevando un gran retraso. Cada vez que, por ejemplo, accedo a un avión, la azafata en la puerta me pide que le enseñe un carnet de identidad que solo va a intentar verificar en una fracción de segundo, cuando sería mucho más práctico, más seguro y más eficiente – sobre todo ahora que la tarjeta de embarque ya está digitalizada – que me pudiese autenticar en el mismo momento de generar la tarjeta de embarque con mi smarpthone y mi cara o mi huella dactilar, que indudablemente verifica mucho mejor que soy efectivamente yo.

Una firma se puede cambiar, te puede salir irregular o diferente, se puede copiar con relativa facilidad – todos, hasta mi hija, han falsificado alguna vez la firma de sus padres – y no debería ser acreditativa de nada. En su lugar, deberíamos recurrir a otras tecnologías: desde la biometría de nuestros dispositivos, hasta, aprovechando la transición hacia la Web3, el wallet criptográfico, pasando por muchas posibilidades más que podrían mejorar el estado actual de la seguridad y de la acreditación de la identidad personal.

¿A qué estamos esperando para plantear la sustitución de una tecnología tan anticuada y tan inútil como la firma, un simple garabato que no prueba nada, por cualquier tipo de alternativa digital? ¿Qué expectativas de desarrollo tiene el mercado de productos de firma electrónica capaces de enviar al pasado a unas firmas manuscritas cada vez más arcaicas y sin sentido? ¿Cuando podremos empezar a firmar con nuestro smartphone utilizando sus capacidades biométricas o mediante algún tipo de certificado criptográfico?


This post is also available in English on my Medium page, «Why it’s time to sign off on the signature»

33 comentarios

  • #001
    Gorki - 15 enero 2023 - 15:12

    En efecto yoy una imagen de lo que sea y una foirma es eso es tan sencillo de copiar/falsificar por cualquiera que ha dejado de ser lo que pretendía , el verificar que alguien esta vonforme con lo que indica el documento que firmas.

    En efecto está anticuada, pero ¿Qué la puede sustituir? ¿Qué mecanismo garantiza que lo que dice un contrato lo he leído y aceptado? La verdad es que no se me ocurre

    Responder
    • Miguel Durán - 16 enero 2023 - 18:33

      En los tiempos de los disquetes de 8 pulgadas, solo 1 de cada 50 clientes que tenía se leisl el contrato de seguro. Le podías haber puesto que debería sacrificar en holocausto a su primogénito o a su coche y lo firmaría igual. Y ahora es peor co. Parrafadas legales solo aptas para masoquistas.

      Responder
  • #003
    Xaquín - 15 enero 2023 - 17:25

    La firma, como la foto, son restos de un pasado que la mayoría de seres humanos (con poder) no quieren dejar en la cuneta del avance humano (tecnológico desde al rueda), lo que son auténticas reliquias de un pasado tecnológicamente primitivo. Yo desde hace años solo escribo una especie de rúbrica, en forma de garabato.

    Y lo de la foto es mucho peor. Les está costando mucho, y hablo de «muchos paragenios» de la ciencia, asumir que el paso de la imagen analógica a la digital es un salto de tremenda obscenidad. Supongo que el asombro al ver «rayitas» contorneándose en forma de letras, fue algo parecido a lo que nos está pasando con la escritura basada en ceros y unos.

    ¿Cómo vamos a entender el profundo significado de mensajes, como los que aparecen en La llamada (peli)?

    Y como no entender la cara de auténticos dinosaurios que se ven en la serie que habla de Spotify. No hay que ser muy besugo, para perderse con esas explicaciones que un programador «enterao» nos quiere dar sobre el nuevo reproductor musical. Si ya los «torrent» nos dejaban un hueco neuronal de mucho cuidado.

    Pero todos tenemos algo del tío gordo de Sony Corporation, que se niega a ver las evidencias de un mundo más nuevo que la propia América.

    Joder, ¡y lo que tiene que aguantar el Musk!

    Responder
  • #004
    JM - 15 enero 2023 - 18:19

    Personalmente utilizo la firma digital siempre que me es posible.

    Responder
  • #005
    menestro - 15 enero 2023 - 18:43

    Y este, es un buen ejemplo de lo que podemos llamar «Analfabetización digital» cuando la tecnología se convierte en una escusa para cubrir carencias formativas básicas o disminuir destrezas o habilidades sociales.

    ¿Hay algún argumento real sobre que la firma no tenga utilidad o no cumpla una función? No.

    No solo cubre la plana en el aspecto biométrico casi también como una huella digital, sino que además, añade una capa de seguridad adicional, como es el sencillo acto de implicar un acto de voluntad.

    No se pueden automatizar actos de voluntad, aunque se puedan suplantar. Por eso existe la autenticación de dos factores y se nos pide introducir un código o aceptar en un botón. Que eso sí que es inseguro y vetusto.

    No hay dos firmas iguales y una firma manuscrita es igual que una huella digital.

    ¿Qué sucede entonces con ese asunto de que la escritura manuscrita está obsoleta, porque tenemos botones donde apretar las teclas de los caracteres?

    Pues lo de siempre. Un deseo de manipular la realidad y adaptarla las propias carencias, salpimentado con un poco de, las máquinas son nuestro nuevo culto y maestros, y deben guiar nuestra vida.

    Carencias fundamentales de madurez y de entender mal lo que es la tecnología y el papel que tiene en la sociedad, no solo psicomotrices.

    Ale, a otra cosa.

    Yo nunca falsifique la firma de mis padres. Prefiero suspender. No soy idiota, soy moralmente consecuente. Eso me da una ventaja.

    Responder
    • Michel Henric-Coll - 16 enero 2023 - 11:06

      Totalmente de acuerdo,. Menestro.

      Además, me resulta extraño que Enrique lamente ahora la progresiva incapacitación de la escritura manuscrita después de haber abogado fuertemente por su abandono en las clases en provecho de un teclado.

      Y me gustaría recalcar el acta de voluntad en tu comentario, porque el día que nos implanten un microchip bajo la piel, ya no será necesaria ninguna firma, ni manuscrita ni digital, pero la voluntad invidual… será un concepto aún más anticuado que la firma manuscrita.

      Responder
  • #007
    Ricard Castellet - 15 enero 2023 - 19:28

    Estoy seguro que, en un rato, seríamos capaces de hacer una lista con un centenar de situaciones que solo generan fricción en las interacciones comerciales.

    Por ejemplo, las copias de pagos con tarjeta. Cada día se imprimen millones de comprobantes duplicados, para el comercio y para el cliente, cada vez que se hace una transacción.

    Y asi, hasta cien ejemplos, por lo menos.

    Responder
    • Miguel Durán - 16 enero 2023 - 18:43

      Una de las cosas que trajo la pandemia es el abandono del ticket en Carrefour y Lidl
      ING lleva lahuevaños que solo te envía por correo la tarjeta.
      Y ya os podéis atar los machos que va a ser cosa de tiempo el que cualquier transacción electrónica acabe directamente en Hacienda

      Se acabarían muchos fraudes (saldrían otros) y podría controlar al bit ssi el Dia te esta descontada el 4% de IVA del pan o te está metiendola clavada

      Responder
  • #009
    Alfredo Hoz - 15 enero 2023 - 20:24

    Hellraiser nos enseñó que hay que dejar quietecicos los rompecabezas raros… no desperdicieis vuestro sufrimientooooo….

    Responder
  • #010
    Alfredo Hoz - 15 enero 2023 - 20:54

    Por lo pronto, una vez más, el enfoque ya es erróneo. Volvemos al “o lo haces como yo digo o eres un troglodita”. Culpar al usuario por encima de la empresa.

    Esta bien, y soy propenso a pensar, que la tecnología avanza, para darnos facilidades. Eso es innegable. Pero también soy partidario de que cada cual, actúe según su libre albedrio, que para eso existe. Y que una persona, prefiera firmar con su boli y su letra, no la hace menos que quien quiera usar cualquier otro medio, sea un móvil, una huella dactilar o un escupitajo que sea susceptible de ser analizado vía ADN.

    Al fin y al cabo, tenemos preferencias (que son libres, democráticas y personales) y nadie tiene porque inducirnos a no utilizarlas, o lo que es lo mismo, nadie tiene porque dictar nuestra vida o como llevarla, siempre que no suponga un perjuicio a los demás.

    Nos cuenta el Sr Dans, que ha tenido que hacer un garabato con el dedo al recibir un paquete…
    Desde antes de pandemia, no recuerdo haber tenido que hacer ni siquiera eso. El repartidor pregunta en el interfono por mi mujer (la dueña de la cuenta) y le responde un tío (yo, que tengo mucha “voz de Beatriz”). Me deja el paquete en el puñetero ascensor. Y ni firmo, ni miro, ni pongo el dedo, ni na’.

    El problema, no es que método utilice yo. El problema es, con que veracidad actúan las diferentes empresas de logística. Y ahí si que se puede poner el grito al cielo. No pocas veces he pensado que de ser un poco mas “mala persona” de lo que ya soy, podría haber dicho no recibir el paquete y hacer un dos por uno.

    Los avances tecnológicos nos permiten unas facilidades que tampoco no están exentas de error u incidencia. Quedar fuera de cobertura en el momento menos indicado? Fallo de comunicación? Robo del dispositivo? Y entonces? Entonces, ese boli que tanto se denosta…

    El mismo artículo, sin el peyorativo sobre la firma “de toda la vida” hubiera sido igual de valido. Y hasta generaría menos rechazo.

    Desgranando el artículo, me vienen preguntas…

    el absurdo uso de la firma

    Absurdo… por que? Que razón hay para decir que es absurdo? No es igualmente valido? Es como decir que llevar calderilla en el bolsillo, es absurdo. Por que? No es dinero valido?

    países abandonando la enseñanza de la caligrafía más allá de lo que supone saber escribir

    Acaso la caligrafía, no es un buen arte y bien hacer? Acaso no da vergüenza ajena, cuando según quien, debe escribir con métodos tradicionales, y lo hace con esa llamada “letra de medico” o con un conjunto de faltas de ortografía que asustan?

    incapaces de hacer más que escribir su nombre en letras mayúsculas y echar un garabato cualquiera

    Ejem… creo que por ahí empezamos todos, al menos hasta hacernos nuestro primer DNI y tomárnoslo un poco mas en serio…

    En lo de falsificar la firma de padres… no me meto eso sería abrir un melón innecesario… :P

    Por lo demás, puedo estar de acuerdo… Recuerdo haber firmado un (varios) recibo de tarjeta de crédito (cuando las usaba) en Alcampo como Micky Mouse, y coló…

    Es decir, que una cosa es aseverar que la tecnología puede darnos mas seguridad (si queremos usarla), y beneficiarnos de ella en pos de que no nos la cuelen y se hagan pasar por nosotros con una falsificación (ahí esta el phishing, y los duplicados de tarjetas tanto de crédito como SIM, etc para demostrarlo), que firmando digitalmente no nos la cuelan (si, sarcasmo).

    O ahí esta, el encomendar a las diferentes empresas, que se pongan las pilas y utilicen esa tecnología, para verdaderamente, denegar la probabilidad de estafa.

    Mientras tanto… que cada cual use aquello con lo que se sienta más a gusto.

    Es que mira que nos gusta ser radicales, ehh??? o Todo o nada… :P

    Responder
    • Jpr - 15 enero 2023 - 21:47
    • Michel Henric-Coll - 17 enero 2023 - 14:51

      disculpa, al teclear mi comentario, no lo puse como respuesta al tuyo y por error sale mas adelante sin la referencia. Perdón.

      Responder
  • #013
    Gorki - 15 enero 2023 - 22:59

    Vuelvo al principio, Cuando firmo un contrato, lo que estoy haciendo es dejar una muestra de que conozco las clausulas del contrato y las acepto.

    Reconozco que hoy la firma se puede mandar copiar de muchas formas y que es prácticamente imposible saber si la firma de un documento fue hecha por mi, o por cualquier procedimiento que la imite, Por tanto la firma es de poca o nula validez actualmente.

    Ahora bien ¿Qué se puede hacer para sustituir la inútil firma por otra cosa que de alguna forma demuestre que yo voluntariamente he conocido y aceptado las cláusulas del contrato?.

    Cualquier imagen carece de valor, pues es igual de fácil copiar la firma que la huella dactilar, que un sello de goma, o una fotografía de mis rostro.

    La firma digital, puede valer para identificarse on-line, pero no entiendo de que forma se puede adherir a un documento de texto de forma que quede indisolublemente anclado y le documento no se pueda modificar..

    Sinceramente no se me ocurre como sustituir la firma por algo mas útil. pese a reconocer sus problemas.

    Responder
    • Alfredo Hoz - 16 enero 2023 - 10:52

      Normalmente, los documentos suelen acabar en formato pdf. Desde Acrobat (herramientas/certificados) puede incluirse una firma electronica (un certificado y una contraseña) al documento, que, en teoria, no deberia poder ser modificado.

      Hay otras aplicaciones que tambien lo hacen (GoSign, Nitro, etc)

      Responder
      • Gorki - 16 enero 2023 - 11:47

        puede incluirse una firma electronica (un certificado y una contraseña) al documento, que, en teoria, no deberia poder ser modificado

        No conozco esa teoría, pero conozco bastantes programas gratuitos para modificar un pdf

        Responder
        • Jcaubin - 16 enero 2023 - 12:30

          La firma electrónica es extremadamente segura, y por eso es tan engorrosa, pero esa garantía se pierde cuando el documento electrónico se convierte en un documento en papel al imprimirlo. La solución habitual es incluir en la impresión un CSV (básicamente un enlace al documento electrónico «original» alojado en la web).
          P.D. efectivamente puedes modificar un PDF pero la firma electrónica dejará de ser válida y el visor de PDF te avisará de ello.

          Responder
    • Marcos - 17 enero 2023 - 21:40

      Me meto en un jardín en el que absolutamente desconozco, pero allá voy. Hablo, como lo haría el propio Paco Martinez Soria (con todo el respeto a ese gran SEÑOR).

      Los NFT, han demostrado ser, al igual que bitcoins y todos sus semejantes, un sistema mayoritario para hacer dinero fácil y engañar al que viene por detrás y es más tonto (pintándolo con brocha gorda, por favor…).

      Pero si los NFT, sirven para verificar la autenticidad de un documento, de un archivo, de algo concretamente virtual…

      ¿No hay una manera en la que mediante Bluetooth, puedas traspasar ese archivo? O una copia del mismo, vaya.

      Y si fuera así… ¿recordáis cuando se “puso de moda” eso de que dos smartphone se tocaran para pasar la tarjeta de visita de uno al otro?

      Estoy seguro de que la tecnología podría encaminarse hacia esto y que con documentos oficiales que tuvieran un formato NFT, pudieras compartir con otra persona (digamos que te da el alto un policía en un control, que vas a firmar una hipoteca o comprar algo en una tienda que necesitara de firma….) pero que el archivo que compartes solo es de lectura, nunca editable.

      Claro, alguien dirá que siempre se podría editar. Obviamente sí, pero así como él repartidor de Amazon nos pide el número de DNI y se lo solemos dar, aquí no habría transferencia de datos. En el archivo que tú ofreces faltaría la información que validaría que es el original, como, un número de registro (DNI), matrícula o como queráis llamarlo.

      ¿Por qué el repartidor de Amazon tiene ese archivo? Como medio de verificación de identidad. ¿Puede hacer algo con él? Generalmente no, porque obviamente sería como falsificar la firma o hacer propio Phising y estaría demostrable que no ha sido compartido el NFT original.

      Seguro que le faltan flecos a rabiar, pero quiero pensar que se puede hacer algo en esa dirección.
      Aún recuerdo cuando era un enano y viendo jugar a la gente en las boleras al Street Fighter II, solía pensar… “¿y si alguien en la otra parte del mundo, casualidad ha elegido al otro personaje contrincante y Justo está jugando contra el personaje que ha elegido este chico… en este mismo momento? ¿No sería alucinante la coincidencia? En mi inocencia y mundo interior inventé el juego online jajajaja.

      Responder
  • #018
    Chipiron - 15 enero 2023 - 23:01

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Llevo años ejerciendo mi profesión con el certificado digital de la FNMT y no lo cambiaria por nada. Es más, obligaría a todo el mundo a usarlo.

    Responder
  • #019
    Julio - 15 enero 2023 - 23:07

    En la administración la firma tiene un papel muy importante y llevamos años intentando que la firma electrónica funcione, todos llevamos en el bolsillo un dispositivo seguro de firma, pero la usabilidad es la que es y el resultado a la vista está, frustrante

    Responder
  • #020
    Estacium - 16 enero 2023 - 09:47

    Realizando el servicio militar (no ha llovido ni nada), siendo chófer de un alto mando, un día éste me llamó a su despacho para ordenarme que fuera a un taller a cambiarle los neumáticos de su coche particular (no el oficial). Para pagar me dio su tarjeta de crédito, y acto seguido me dijo… «… tendrá usted que firmar por mí, así que practique…», y a continuación me estampó su firma en un papel. Me retiré a un despacho contiguo y estuve practicando para imitar su firma lo mejor que pude. Cogí su coche, salí del cuartel, y cuando llegué al taller ya no recordaba su rúbrica, pero dio igual. Llegado el momento de pagar, entregué la tarjeta de crédito y firmé con un garabato que comparado con su firma era un absoluto churro. Pero no hubo problema alguno. No tenían con qué comparar, pues no llevaba su DNI. Sobran comentarios.

    Responder
    • Raúl - 17 enero 2023 - 17:56

      Pues acabo de comentar un caso más sangrante, año 2022, un dni robado permite sacar 3000€ y comprar un bmw y dos iPhones….

      Responder
  • #022
    Chipiron - 16 enero 2023 - 12:49

    Para mí, como ya he dicho antes, lo mejor que se ha inventado (lejos de ser óptimo) es la firma digital emitida por la FNMT.

    La instalas en el ordenador como un certificado en la carpeta correspondiente y puedes:
    – acceder a todo tipo de servicios y gestiones de TODAS las administraciones públicas
    – Puedes firmar documentos de forma criptogràfica con Adobe Reader
    – Puedes instalarte el certificado en el móvil y, en vez de utilizar CLAVE (una especie de quasimodo) fuciona a la primera.

    El problema? Que no todos tienen conocimientos informáticos suficientes y si alguien accede a tu ordenador (por falta de precaución) puede firmar criptográficamente en tu nombre.

    La solución? Combinar el cerficado digital instalado como perfil en tu móvil con una forma biométrica de utilizarlo. Y todo bien simple de instalar y utilizar, vamos un «plug and play», pero para validarlo por primera vez, tener que ir a un organismo oficial a que verifiquen tu identidad.

    Nos ahorrariamos todos muchos trámites, desplazamientos inútiles e impugnaciones por firmas falsas que, como tu bien dices, hasta tu hijo puede falsificar.

    Un saludo!

    Responder
  • #023
    SERGIO - 16 enero 2023 - 13:10

    Ahora resulta que los notarios hacen cosas absurdas.

    Responder
    • Enrique Dans - 16 enero 2023 - 14:19

      Los notarios están más que al cabo de la calle de la cadena de bloques, de las firmas electrónicas y de otras posibles tecnologías que necesariamente reemplazarán a la firma…

      Responder
      • RaulSB - 17 enero 2023 - 06:50

        Hasta donde yo se, la función de un Notario no es solo dar fe de lo que se firma, sino que los firmantes lo han entendido. No pocas veces tras la explicación del Notario hay cambios en los documentos y negativas a firmar. Como vamos a cambiar eso?

        Responder
      • Sergio - 18 enero 2023 - 21:10

        Pues la notaria que me acompaña en casa me dice que ni de broma están en esa calle. Supongo que después de 12 años en esa profesión me debo fiar de ella.

        Responder
  • #027
    Benji - 16 enero 2023 - 13:37

    La verdad es que no sé por qué otra cosa se podría sustituir, pero de alguna manera hay que constatar que has leído y entendido algo. Se me vienen las preferentes de Caja Madrid a la mente…

    Responder
  • #028
    JPR - 16 enero 2023 - 13:49

    Modo irónico

    Como bien dice Enrique se repite con su verdad absoluta. Si hoy no fuera de esa generación de idiotas funcionales que no saben escribir tendría un problema. Si fuera de esas personas, normalmente ajadas, tampoco podría escribir con un teclado.

    ¿Y que pasaría si quisiera apoyar a Enrique con esas dos trabas mentales? Sencillo me comería una sopa de letras y haría una foto a la salida para mostrar las ideas que surgieran del brainstorming para apoyar con argumentos sólidos el tema que defiende.

    PS: Lo bueno de la tecnología es pensar en colateral para sacarle beneficio y provecho al modo bitcoin.

    Responder
  • #029
    Miguel Durán - 16 enero 2023 - 20:36

    Llevo unos 8 años de «autónomo» En. cada uno de ellos he firmado un contrato mediante un enlace único a un Tercero de Confianza que acredita que el contenido es el mismo para la empresa y para mí
    . Se puede presentar en un juicio igualico que el contrato de papel y boli.
    Dooy por hecho que muchos hacéis la renta por el móvil (lo he hecho un año) o un ordenador
    Los autónomos casa trimestre hacemos una de IVA. En todos ellos Hacienda firma digimente tu declaración que tú has firmado Clave PIN o eDNI por medio
    ¿Y todavía os preguntaste quepuede sustituir a la firma?
    Ya solofirmo los tickets de DIA cuando pago con Finandia, que si fuera con la tarjeta ni eso

    Y en el notario cuando compramos el otro día un trastero. Las escrituras es algo en lo quenp van avanzado un comino. Como se les incedie un día la oficina va a ser un chiste malo. Y eso que los notarios fueron de los primeros que anunciaron servicios digitales…

    Responder
  • #030
    Sellos de caucho - 16 enero 2023 - 21:16

    Por no hablar de los sellos de caucho… pon uno, el que sea, en cualquier documento, y te lo aceptarán en prácticamente cualquier sitio!

    Utilizar sellos de caucho con datos que no son propios o falsos es un delito. Ha diferencia de un garabato con un bolígrafo, del cual nos podemos desvincular con cierta facilidad, tal y como indica en su artículo, cuando utilizamos un sello de caucho falsificado simplemente estamos certificando el propio delito, la estampación sirve tanto para demostrar la legitimidad como el delito de falsificación, como fabricante de sellos personalizados he sido requerido en varias ocasiones por juzgados para certificar quien había encargado la fabricación del sello y su contenido. Los certificados digitales son una gran herramienta, pero no necesariamente son el sustituto absoluto de otras formas de supervisar, la historia reciente ha demostrado que desmantelar todo en favor de una única opción es una muy mala idea. Saludos Don Enrique.

    Responder
    • Raul - 17 enero 2023 - 17:54

      Genial. El delincuente que falsifica un sello sabe que es un delito. Que gran mecanismo de protección para la víctima del mismo….

      Responder
  • #032
    Michel Henric-Coll - 17 enero 2023 - 14:49

    Preguntas: «Absurdo ¿por qué?

    Es que absurdo es el calificativo fetiche de Enrique, sale casi en todos sus artículos y a veces varias veces en el mismo. Hay que tomarlo en el significado amplio, polisémico y polivalente propio al autor.

    De hecho puedes googlear: absurdo site:https://www.enriquedans.com/ para comprobar que tiene 2.410 resultados (y contando).

    Definir «absurdo» en la literatura enriquiana sería un poco como intentar definir «existencial» en la obra de Søren Kierkegaard.

    Responder
  • #033
    Raul - 17 enero 2023 - 17:53

    A los defensores de la firma física igual este caso de robo de la documentación de una persona (es algo reciente y conozco personalmente a la víctima, no es un ejemplo random buscado específicamente para el asunto a colación) y su posterior suplantación de identidad les resulta sorprendente, dado el gran nivel de seguridad que aportan las firmas físicas.

    A una persona le roban el bolso y con su documentación y datos consiguen hacer transferencia online de 900€. Para ello se personaron en una oficina bancaria y con el dni de la víctima cambiaron teléfono y email. Recuperaron claves, descargaron app y a operar. No tengo claro el timing de esta transferencia, ni si se pudo hacer más por evitarlo, pero todo lo que sucedió a continuación ya ocurrió con la denuncia del robo y las entidades bancarias sobreaviso. Después sacan 2001€ presencialmente sin problemas. A los pocos días quieren más, pero exceden el límite de retirada y deben volver otro día a por el dinero, el banco por fin hace su trabajo, avisa a la policía y los detienen. Pero ya habían comprado un BMW (LOL) y 2 iPhones en dos compañías distintas (4 en total), todo esto último presencialmente con la documentación robada.

    Como podéis imaginar, se tuvieron que hartar a firmar en las operadoras, concesionario, oficinas bancarias, etc. y cero problemas. Si es necesario os puedo pasar enlaces a las declaraciones públicas de la propia víctima donde lo explica todo.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG