El valor de una firma

Signatures (IMAGE: EDans)¿Cuánto vale una firma? Las de la imagen, que fotografié en un momentito en un par de salas del Metropolitan Museum de Nueva York, obviamente muchísimo. Picasso lo tenía muy claro: su firma identificaba su trabajo, que reflejaba la experiencia de toda una vida pintando, y tenía un valor muy elevado.

Mastercard, sin embargo, piensa lo contrario: la firma no vale nada, y quiere eliminarla completamente de sus transacciones antes de abril de 2018. Las asociaciones de comerciantes están de acuerdo, y lo consideran un buen movimiento, porque consideran la captura de la firma como algo engorroso, que retrasa el proceso de cobro y que, en realidad, no aporta ninguna seguridad adicional.

En efecto: la firma es un método de autenticación débil, absurdo, y que no aporta ninguna seguridad como sistema de verificación. Es un tema que lleva muchos años comentándose: firmar un recibo de una compra con tarjeta de crédito es absurdo, como lo es firmar la propia tarjeta, aunque en teoría esa firma en el dorso de la tarjeta suponga la aceptación del contrato que te permite utilizarla como medio de pago. ¿Realmente es válido el intento de firma que hacemos con el dedo en la pantalla de un móvil como prueba de la entrega a domicilio de una mercancía? ¿Puedes hacer el garabato que quieras, porque en realidad no sirve para nada? En la inmensa mayoría de los casos, el que recibe la firma no se preocupa en absoluto de compararla con la del dorso de la tarjeta.

Actualmente, el 80% de las transacciones con tarjeta de crédito ya no requieren la firma del usuario, y el plan de Mastercard es terminar completamente con la firma. Simplemente, y por mucho que se siga utilizando para todo tipo de contratos, es un método absurdo y anticuado. Mi hija sabe reproducir mi firma con una gran exactitud, y yo, a su edad, sabía reproducir la de mi padre. Los chips, la tokenización y la biometría son sustitutos infinitamente más lógicos y adaptados a los tiempos. La huella digital que utilizo para desbloquear mi smartphone y pagar con Apple Pay en una tienda es una prueba mucho más segura de mi identidad que un garabato, o que el hecho de exhibir un carnet de identidad con una fotografía en blanco y negro a la que no me parezco en absoluto porque cuando la tomé, pesaba veinte kilos más.

¿Por qué seguimos otorgando valor a la firma y a otros métodos de identificación propios de otros tiempos? Simplemente, por costumbre. Las costumbres cambian con los tiempos y con la evolución del escenario tecnológico, pero lo hacen muy lentamente, de manera casi generacional. Y en ocasiones, como en el caso de la firma de las tarjetas, llegan a generar situaciones completamente ridículas. En algún momento, alguien debe plantarse, evaluar las situaciones, y solucionar estas incoherencias.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “The value of a signature” 

 

6 comentarios

  • #001
    Daniel Terán - 21 octubre 2017 - 13:31

    Por no decir que yo, al menos, soy incapaz de hacer dos firmas iguales. Hace muchos años fui a sacar dinero al banco con la cartilla y el hombre casi no me lo da porque no era como la del DNI :)

  • #002
    TORONJIL - 21 octubre 2017 - 14:27

    ¿Cuál es el método de pago con móvil más sencillo y útil?

    ¿Samsung Pay?
    ¿Apple Pay?
    ¿Android Pay?
    ¿Una aplicación específica de las que hace cada banco?

  • #003
    Angel - 21 octubre 2017 - 20:43

    En Buenos Aires no existe (Apple, Samsung, Android) Pay. Y salvo McDonals que NO hace firmar los tickets pagados con tarjeta, en todo lo demás SIEMPRE hay que hacerlo. Incluso hay supermercados en los que te obligan a escribir 4 items: 1) el DNI, es decir, el nro de documento, 2) la firma, 3) la “aclaración de la firma” -normalmente el nombre y apellido- y 4) un telefono de contacto. Tinta, tiempo, papel y privacidad tirados a la basura…

  • #004
    TORONJIL - 21 octubre 2017 - 22:40

    Bueno, me respondo a mi mismo.

    Tengo que descartar Samsung Pay y Apple Pay porque mi teléfono es LG.

    También tengo que descartar Android Pay porque parece que solo funciona con BBVA.

    Así que tendré que usar la aplicación de mi banco BKT.

  • #005
    Angel - 21 octubre 2017 - 23:41

    Un detalle notable del artículo y que no puedo dejar pasar, es la referencia a la foto del documento. Donde normalmente uno dice o piensa “esa foto cuando era mas joven” o “esa foto cuando tenía pelo”, incluso “esa foto cuando era delgado”, tu pones “esa foto cuando tenia varios kilos demás”. Definitivamente tu vives y piensas al revés que todo el mundo!!!, je je je. Perdón por el off topic.

  • #006
    JJ - 22 octubre 2017 - 18:18

    Mi comentario también será un poco off topic, pero tiene que ver con la forma de identificar a los usuarios.

    Esta semana intenté entrar a una cuenta mia de correo de Gmail mediante usuario y contraseña y me fue imposible.

    Gmail no reconoció el dispositivo y me pidió que me identificara de una de estas 3 formas: recibiendo un mensaje en mi móvil con un código, recibiendo una llamada en mi móvil con un código, o dando mi número de móvil.

    La cuestión es que ellos ya tenían mi número de móvil y lo demostraban mostrándome los dos últimos dígitos, pero el caso es que yo jamás les di mi número ni en esa cuenta ni en ninguna otra de Gmail, lo que me hace pensar que lo pillaron de Tinder, donde si, lógicamente, lo he dado alguna vez.

    No está mal que por “razones de seguridad” en Gmail tomen medidas para evitar intrusiones, pero en este caso mas parece que querían obtener el número de móvil fuera como fuese ya que, aunque ya lo tenían tuve que confirmarlo para poder acceder a esa cuenta.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados