Facebook y la desinformación

IMAGE: Facebook killing people (@TheHill on Twitter)

La pregunta, publicada por The Hill en su Twitter, es clara: «¿qué mensaje tiene para las plataformas como Facebook?» Y la respuesta de Joe Biden, Presidente de los Estados Unidos, reafirmando la opinión del administrador de la sanidad pública del país, también lo es: «están matando gente«.

El presidente se refería de manera inequívoca a lo que ocurre cuando determinados colectivos, los llamados «antivacunas», son algorítmicamente encerrados en ambientes sociales que refuerzan sus creencias y su cámara de eco, con el único fin de que pasen más tiempo en la plataforma y vean más publicidad.

En este momento, en los Estados Unidos, la práctica totalidad de las muertes debidas al coronavirus se producen entre personas no vacunadas, fundamentalmente entre el colectivo de los antivacunas, que además, lejos de ponerse simplemente en peligro a sí mismos, se convierten en vectores para sus comunidades, para las personas que les rodean, y para todos, incluidos los vacunados, debido a la posibilidad de que se conviertan en auténticas incubadoras caminantes para nuevas cepas del virus y a que impidan la posibilidad de alcanzar la inmunidad de grupo.

Facebook ya ha contestado, fundamentalmente haciendo lo que hace siempre: afirmando que se trata de «acusaciones no soportadas por datos», y que «dos mil millones de personas han utilizado Facebook para ver información correcta sobre vacunas y para saber cuándo y dónde vacunarse». Sin embargo, basta entrar en Facebook y hacer un par de búsquedas para encontrar grupos de antivacunas organizados, y difusión de todo tipo de argumentarios demenciales, contra los que la compañía no toma ni la más mínima medida.

Cuando el mismísimo presidente de los Estados Unidos afirma ante una cámara que las prácticas de tu compañía están matando gente, a lo mejor deberías plantearte que no se trata simplemente de que «te tenga manía» o de que «esté mal informado». Posiblemente deberías pensar hasta que punto tu compañía está jugando un papel en algo tan importante como amenazar la salud pública y la posibilidad de acabar con una pandemia, simplemente a cambio de que unos cuantos usuarios se queden un poco más en tu red y puedan ver un poco más de publicidad. Deberías plantearte hasta qué punto tienes tus prioridades equivocadas, y como es posible que estés dispuesto a que muchísimas personas sigan no solo recibiendo información falsa, sino realimentando su negacionismo en grupos dedicados a recircular tonterías, falacias de autoridad y barbaridades acientíficas.

¿Está Facebook matando gente, como afirma el presidente de los Estados Unidos? ¿O simplemente permitiendo que determinados grupos de ciudadanos ejerciten libremente su derecho a la libertad de expresión? ¿Cuántas cosas deben caber dentro del ejercicio de los derechos individuales y la libertad de expresión? ¿Cuántas oleadas más antes de que nos demos cuenta de que no se puede salir de una pandemia cuando una parte de la población se empeña en convertirse en repositorio de un virus «porque está en su derecho»?


This article is also available in English on my Medium page, «Facebook and the right to spread lies that endanger lives«


35 comentarios

  • #001
    Fran - 17 julio 2021 - 21:46

    Sólo Facebook? En Twitter y YouTube (quizás menos aquí) también me he encontrado ese tipo de mensajes. Cada vez menos porque el algoritmo se da cuenta de que no soy afín a esa idea, pero están ahí.

    Responder
    • Matt - 18 julio 2021 - 01:26

      Eso digo yo. Las críticas en estos temas (bulos, antivacunas, etc.) normalmente se centran en Facebook pero a mí me parece mucho más perjudicial y dañina en ese aspecto Youtube.

      Responder
  • #003
    Krigan - 17 julio 2021 - 22:15

    Volvemos a tener toque de queda en media España, causado por los grupos de edad que están todavía sin vacunar. Por supuesto, un antivacunas jamás reconocerá este simple hecho, porque implicaría reconocer que las vacunas son efectivas. Por supuesto, un antivacunas buscará propagar sus propias ideas, como hacemos todos. Y por supuesto, un antivacunas no te empieza diciendo que las vacunas (todas ellas, no solo las del Covid-19) según él no funcionan e incluso son perjudiciales, sino que va paso a paso y con tácticas FUD.

    No, no es lo mismo una opinión basada en hechos que una basada en la más pura negación de la realidad. Y no es lo mismo un negacionismo inofensivo como el de los terraplanistas, que un negacionismo peligroso y perjudicial para los demás como el de los antivacunas.

    A ver si va a resultar que por los señoritos antivacunas los demás nos vamos a tener que joder. Pues no, lo siento, los antivacunas no tienen derecho a perjudicar la salud, la libertad, y la economía de los demás.

    Responder
    • Dorado Comandante - 18 julio 2021 - 00:37

      Cuidado, que lo de los inofensivos terraplanistas me da la risa. Por lo general, cuando no hay nadie al volante, en esos cerebros permean todas esas magugadas. Así que el que es terraplanista, también va a ser antivacunas (o lo acabará siendo), no olvides que para los terraplanistas todo es un montaje de las élites y gobiernos, justo el mismo argumento que el de los antivacunas…

      Así que son lo mismo, igual de peligrosos. Tarde o temprano, te acaban metiendo en su discurso en tema de las vacunas, los microchips y el complot mundial.

      Responder
      • Krigan - 18 julio 2021 - 14:43

        Sí, a veces son los mismos, pero el terraplanismo en sí no trae ninguna consecuencia negativa para los demás. Me da lo mismo si me empiezan con el discurso terraplanista, con otro discurso, o con ninguno. Es en el momento en que empiezan con el discurso antivacunas cuando empiezan a perjudicar a los demás.

        Responder
  • #006
    Pedro - 17 julio 2021 - 22:21

    Facebook y el resto de sitios deberían eliminar (mejor dicho: deberían impedir la publicación) de inmediato toda «información» contraria a la salud pública.
    En pleno siglo XXI no se puede consentir que nadie, absolutamente nadie, diga que si te vacunan te meten un chip, por ejemplo, porque la ignorancia es muy atrevida y habrá gente que creerá esa «información» y no se vacunará.
    Y, recordemos, los derechos de unos terminan donde empiezan los de los demás. Y entre los derechos de los demás está el de acabar cuanto antes con este «bicho».

    Responder
  • #007
    Mauricio - 17 julio 2021 - 23:07

    Estoy totalmente en contra de los antivacunas. Esta pandemia es claramente un enorme problema de salud pública que necesita de acciones decididas por parte de los gobiernos. Sin embargo, para mi sorpresa, muchos países han tendido a ser enormemente blandos con respecto a este tema. ¿Es que acaso los gobiernos no pueden decir sencillamente que las vacunas son obligatorias? ¿O es que a algún gobierno se le ocurriría decir, por ejemplo, que el respeto a las señales de tráfico es opcional y que se permite que haya grupos organizados que afirmen que dichas señales coartan la libertad de los ciudadanos?

    En mi país, por ejemplo, es obligatorio votar en las elecciones y la inmensa mayoría de la gente no tiene problema con esta norma, que ha servido para tratar de consolidar una democracia todavía frágil. Por otro lado, en muchos sitios del mundo hay vacunas que son obligatorias para poder entrar a la escuela, entre otros requisitos. ¿Por qué hay temor ante lo obligatorio cuando se trata de temas que realmente son de bienestar público?

    Responder
    • Marcos - 17 julio 2021 - 23:59

      Lo siento, pero me parece totalmente autoritarias algunas de las propuestas que mencionas.

      ¿Lo de las señales? Perfecto.

      ¿Obligación de votar? Lo siento pero no.

      Responder
      • Mauricio - 18 julio 2021 - 01:58

        Marcos, seguramente te parece autoritario porque no lo has vivido, pero la obligación de votar funciona muy bien y se ha dado normalmente de una manera muy simple: Luego de votar, recibes inmediatamente y de manera gratuita un carnet que suele ser un requisito a presentar cuando haces trámites en oficinas públicas. ¿Qué sucede si no vas a votar y no obtienes este carnet? Pues sencillamente vas al tribunal electoral de tu provincia, pagas una multa de 40 dólares y lo obtienes. No es ningún drama y de este modo el estado se asegura de que todos y todas elijan al presidente, a los diputados, a los alcaldes y a otros dignatarios y que haya una menor probabilidad de que algunos grupos movilicen a sus bases y queden con una representación superior a la que les correspondería.

        ¿No quedas convencido? Pues te cuento un ejemplo muy europeo y que alguien podría calificarlo como muy autoritario: En Alemania, como estudiante extranjero de postgrado de fuera de la UE he tenido que bloquear obligatoriamente mi cuenta bancaria de modo que no he podido gastar mi propio dinero por encima de un cierto límite. ¿Te parece esto justo? Pues a mí no me parecía justo hasta que tuve que vivirlo durante varios años y logré ahorrar mucho más dinero del que hubiera tenido si no hubiera estado sometido a dicho requisito para poder permanecer en Alemania.

        Responder
    • Matt - 18 julio 2021 - 01:23

      Por favor Mauricio, no les des ideas con lo de las señales que ya me veo a los «amantes de la libertad» reivindicando su derecho a saltarse las normas de trafico liberticidas y llamando borregos a los que paran en los semaforos.

      Responder
  • #011
    Dorado Comandante - 18 julio 2021 - 00:52

    Mucha obsesión con Facebook me parece que tenemos…

    ¿Os habéis parado a pensar que la gran mayoría de contenidos que hay en Facebook no son propios? ¿Que Facebook no es más que un lugar donde compartir enlaces a contenidos de terceros? Todos esos mensajes y chorradas que se comparten en muros, o conversaciones que se producen en grupos públicos y privados, suelen tener origen en contenidos traídos a Facebook desde otras plataformas.

    A ver si en vez de tanto despotricar de Facebook, empecemos a ser consecuentes y pongamos el punto de mira en todos esos lugares donde se generan esos contenidos de mierda: YouTube, blogs y foros en menor medida.

    Y a ver si ponemos también el punto de mira en el hervidero de miasma mental que es Twitter, donde este tipo de magufadas campan igual de libres que en Facebook. Y mucha atención a la peor de todas, TikTok, de la que no decís ni mu los anti Facebook. Un auténtico peligro por el público tan joven que tiene. Expuestos a todas estas burradas de desinformación y con una penetración mucho más potente (que la anticuada Facebook) dado su formato, especialmente con los retos estúpidos (aunque maravillosamente darwinistas) que campan a sus anchas por esos sembrados de atontados mentales.

    Responder
  • #012
    Matt - 18 julio 2021 - 01:19

    Eres un liberticida intolerante, Enrique. Hay que defender la libertad de los antivacunas de matarnos a los demas.

    Responder
  • #013
    Javier Lux - 18 julio 2021 - 07:12

    Dato interesante de caracter NO científico, pero que intuyo que puede generalizarse añadiendo pocas excepciones.

    Ayer dijo un director médico de un gran hospital frances:

    El 100% de los ingresados en reanimación por COVID-19 la pasada semana eran NO VACUNADOS. Y todos ellos se arrepienten de NO haberse vacunado.

    Responder
  • #014
    menestro - 18 julio 2021 - 10:07

    Estoy de vuelta, si me dejan escribir.

    No, no he tenido COVID, hace un año me dolió la garganta unos días después de convivir con otras personas que lo padecieron y desapareció con toda amabilidad. En mi caso claro, que no es ejemplo de nada.

    Simplemente, no quise sumarme a la histeria «Informativa» sobre la pandemia, lo que ya en sí fue un sintoma bastante preocupante y que dejo un montón de lecciones. De lo que no se debe hacer.

    Los problemas nunca van a ser los algoritmos, sino el uso que se hace de ellos, exactamente igual que un avión puede transportar medicinas o bombas. Bernoulli y su algoritmo poco pueden hacer al respecto.

    El auténtico problema es distinguir lo que es falso de lo que es real.

    Facebook o Twitter solo son un vehículo para la desinformación, que no se genera de manera espontanea y aleatoria y, precisamente, los «algoritmos» pueden ser el primer indicio que sirva como vacuna para detectarla.

    El verdadero problema es ya un clásico enunciado por Marx. No, el político no, el otro.

    .
    «¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?»

    Porque lo real se está rompiendo por la costura más floja, la de las personas que crean una realidad paralela e invasiva en las redes sociales.

    La galería de arte de George Orwell.

    .

    Responder
    • FANBOY DE DON JUAN TENORIO - 19 julio 2021 - 17:49

      Bienvenido a este fake world.

      Te habrás reciclado ya no se habla de singularidad tan a menudo como antes…

      A ver si pones orden !!

      Responder
  • #016
    Enrique - 18 julio 2021 - 10:08

    Lo de Matria es desinformación?

    Responder
  • #017
    Javier Cuchí - 18 julio 2021 - 10:43

    Mi total aversión a Facebook y mi inmensa antipatía hacia Zuckerberg (ver su foto me produce hasta sarpullidos) y, consecuentemente, el placer que me produce todo lo que perjudique a ese tío y a sus negocios, no me impide ver también dos cosas: una, como ya se ha dicho, que parece que sólo Facebook provoque esos problemas, cuando hay otras plataformas que los causan en igual medida; otra, que se está incurriendo en la práctica habitual de matar al mensajero. Esto de la censura provoca una especie de orgasmo sideral mucho más allá de gobiernos y a la gente le encantaría poder silenciar todo lo que no le gusta o le contraría.

    ¿Qué es esto de los bulos? ¿Qué es esto de poner en peligro a la gente? ¡Chorradas! Si la gente es imbécil, que se joda, así de claro, porque prácticamente a través del mismo vehículo que la intoxica puede obtener la vacuna contra ello.

    Ni Facebook ni nadie tienen la culpa de que un idiota se deje matar por el COVID-19 negándose a ser vacunado. Simplemente ha sido su opción, ha sido tan gilipollas que se ha creído lo que le gusta creer, que detrás de la pandemia hay conspiraciones universales de gobiernos malvados.

    Internet está lleno de páginas serias que transmiten información seria que contrasta con las chorradas que se dicen por ahí. Yo, que no tengo formación científica y, por tanto carezco de criterio propio para contrastar sin más una información científica o pseudocientífica, me guío habitualmente (que no únicamente) por el boletín del FECYT y también soy cliente -cuando no miembro- de asociaciones racionalistas diversas cuyas afirmaciones siempre vienen referenciadas por estudios serios y académicamente ortodoxos.

    El que sea tan perezoso o lerdo como para no utilizar todos estos medios (y más que no he citado) y se crea lo primero que lee o lo primero que masajea sus filias y fobias políticas y personales, que apenque con lo que venga.

    Y que dejen tranquilos a los medios y a las plataformas. O, en último caso, que les den un premio Darwin.

    Responder
    • Ignacio - 18 julio 2021 - 11:07

      Facebook (u otros) es mucho, mucho más que el mensajero. Probablemente no se debería impedir a nadie colocar su mensaje en las redes, te guste o no dicho mensaje. Pero Facebook y sus algoritmos son responsables directos de extender el mensaje.

      Responder
      • Dorado Comandante - 18 julio 2021 - 12:02

        No. Los algoritmos no hacen más que mostrarte tu sesgo. Aquello que TÚ te ahs dedicado a alimentar en tu perfil. Si no buscas mierdas, no ves mierdas. Y si algún contacto (eso te pasa por tener desconocidos como «amigos») comparte algo y te llega, con no pinchar, no leer o dar a las opciones y bloquear o borrar es más que suficiente. Y si te faltan dos dedos de frente y no haces nada de esto y encima te crees lo que lees. TÚ eres el responsable.

        Llegan más mierdas desde WhatsApp, Telegram y Tiktok que desde la inutilidad de Facebook.

        Ya está bien de tanta niñera y tanto papá estado. El que sobre y le falte un hervor, que se extinga y deje paso a alguien más capaz.

        Responder
    • Krigan - 18 julio 2021 - 15:02

      No es tan fácil como decir que se joda el que sea imbécil. Si el número de imbéciles es suficientemente reducido, no afectará a la inmunidad de grupo. Pero si es lo suficientemente elevado, sí que la afectaría.

      Hay gente que no puede vacunarse aunque quiera, porque lo tienen contraindicado. Si el virus sigue circulando por ahí puede generar mutaciones que se salten aunque sea parcialmente la protección de las vacunas. Incluso sin mutaciones, un vacunado también puede llegar a contraer la enfermedad aunque sea mucho menos frecuente, la efectividad no es del 100% (ni nunca se dijo que lo fuera).

      Con la inmunidad de grupo el virus se extinguirá o casi. Así que si hay que vacunar a la fuerza a unos cuántos imbéciles, se les vacuna. No por ellos, sino por los demás.

      Responder
      • Javier Cuchí - 18 julio 2021 - 15:42

        ¡Por favor, hombre! Contraindicaciones para la vacuna del COVID-19… Puede haberlas, claro (supongo, sin haber contrastado tu comentario, déjame hacer esa reserva), pero no tienen entidad numérica como para ser tenidas en consideración estadística (forman parte de lo que, en este ámbito, se considera magnitud despreciable para el cálculo). En tales casos, supongo que los médicos podrán valorar cada situación individual.

        Y sobre la obligatoriedad de vacunarse -del COVID-19 y de lo que no es COVID-19), estoy de acuerdo: las vacunas deberían ser obligatorias. El problema es que la ley -o la interpretación que de ella hacen los jueces- no lo permite. Es una normativa que habría que revisar pero que, ahora mismo, está como está.

        Responder
        • Krigan - 18 julio 2021 - 17:19

          Tal vez no quedó claro, pero mencioné a los contraindicados como ejemplo de personas que dependen de que haya inmunidad de grupo para vivir seguras.

          Son pocos, en efecto, pero ¿vamos a condenarlos a vivir con una inseguridad permanente porque unos cuantos imbéciles no quieran vacunarse? Si se alcanza la inmunidad de grupo sin los antivacunas, perfecto. Si no se alcanza, se les fuerza, por los 3 motivos que ya dije, incluidos los contraindicados.

          Ni idea de si la ley actual permite la vacunación forzada, pero no me preocupa porque como consecuencia de esta pandemia han sido aprobados algo así como una docena de decretos-leyes, y para imponer una multa al que se niegue a vacunarse basta con un decreto-ley. Si fuera pena de cárcel ya necesitarías una ley orgánica, pero no para una vulgar multa (no penal).

          Responder
  • #023
    Ignacio - 18 julio 2021 - 11:09

    Facebook (u otros) es mucho, mucho más que el mensajero. Probablemente no se debería impedir a nadie colocar su mensaje en las redes, te guste o no dicho mensaje. Pero Facebook y sus algoritmos son responsables directos de extender el mensaje.

    Responder
  • #024
    KOLDO SARRIA - 18 julio 2021 - 13:01

    ¿Si además de tener el sacrosanto derecho de decir lo que nos plazca (faltaría más), tuviéramos simultáneamente LA OBLIGACIÓN DE RESPONSABILIZARNOS DE ELLO, asumiendo todas las posibles consecuencias (incluso judiciales, si cupieran), ayudaría esto a cambiar algo las cosas?

    Si en la red se pusiera cerco al anonimato, me temo que más de uno y de dos se mordería la lengua antes de decir según qué cosas y como consecuencia obtendríamos un ambiente más limpio y sano, aunque probablemente también más aburrido.

    En el balanceo entre derechos y obligaciones, me temo que nos estamos olvidando demasiado de los segundos. La prueba es que hace tiempo que tenemos esa gran creación que es la declaración universal de LOS DERECHOS HUMANOS y todavía estamos esperando la creación de la declaración universal de LAS OBLIGACIONES HUMANAS.

    Responder
    • Javier Lux - 18 julio 2021 - 13:53

      Espero que nunca se pierda el anonimato en la red.

      El anonimato ha existido siempre, con seudónimos y/o acrósticos. Todavía hay mucha intolerancia para escribir sobre algunas cuestiones. El estado español persigue sin tregua a raperos, músicos y payasos porque según dicen ellos, hacen algo delictivo, como es rapear, cantar o hacer números humorísticos. De hecho ahora hay algunos en la cárcel como Valtronyc o Hassel.

      Mientras haya países como Marruecos, Turquía, españa o Irán, irán mal los amantes de la libertad de expresión.

      Responder
  • #026
    Nosequé - 18 julio 2021 - 15:58

    No mecles las cosas. Lo de Valtronyc o Hassel ha sido juzgado y entendido como enaltecimiento de terrorismo, humillación y amenaza a personas concretas. Nada que ver con la libertad de expresión.

    Y sí, mejor que no se pierda nunca el anonimato en la red.

    Responder
    • Javier Lux - 18 julio 2021 - 17:14

      Intenta convencer a Amnesty Intl. Yo estoy en otra onda.

      Realidad Rapers

      Responder
      • Juan T. - 18 julio 2021 - 20:36

        El delito de esos raperos es que tienen menos talento que un poste, y lo intentan suplir con esas extravagancias.

        Responder
        • FANBOY DE DON JUAN TENORIO - 19 julio 2021 - 17:46

          Hablando de talento… mira quien habló

          Responder
  • #030
    Xaquín - 18 julio 2021 - 16:23

    «basta entrar en Facebook y hacer un par de búsquedas para encontrar grupos de antivacunas organizados» (EDans).

    Y si vas a un servicio de cualquier bar y metes la mano en el inodoro puedes cubrirte de mierda… pero es la culpa del inodoro? O del dueño del bar, aunque te cobrase consumición por ir al retrete?

    Item más, es culpa acaso del que se dejó el cagallón sin tirar de la cisterna (bueno, este algo sí)?

    Ya está bien de tanto subvencionar las ganas de no esforzarse en aprender, que tiene el personal, mayoritaria y democráticamente defendidas. ¡Incluso con orondos títulos universitarios!

    Responder
  • #031
    Lobocom - 19 julio 2021 - 07:41

    Desde hace años los grupos de Facebook son la forma de conectar personas con intereses comunes, no me extraña que también existan antivacunas en la red social más utilizada del mundo.

    Instagram para fotos y jóvenes, Facebook para grupos.

    Responder
  • #032
    Fran - 19 julio 2021 - 13:26

    Ah, el irresistible atractivo de la censura, sea por motivos humanitarios, científicos, sanitarios o… caprichosos. El problema es el de siempre: ¿quién controla al censor? ¿Quién decide qué publicar o no?

    Facebook es una máquina muy bien engrasada para publicar y amplificar ideas de cualquier tipo. En una sociedad ideal, bastaría con concienciar a sus usuarios de este hecho, para que lo usen con mesura y a sabiendas de sus riesgos. Abrir la caja de Pandora de la censura, seguramente, traerá más problemas que ventajas.

    Me parecería perfecto que las vacunas fueran obligatorias. Una cosa es la libertad de expresión (puedes estar en contra), y otra la necesidad organizativa de un estado, en situaciones de emergencia. Hacemos ya miles de cosas que son obligatorias de facto, como para escandalizarnos por otra más.

    Cheers!

    Responder
    • FANBOY DE DON JUAN TENORIO - 19 julio 2021 - 17:52

      El censor está desatado, quien lo atará. El psiquiatra que lo encierre buen profesional será si las claves de la jaula del «loro» tirara.

      Responder
  • #034
    Luis - 19 julio 2021 - 17:21

    Si estas en contra del sistema sanitario común y público ¿ cual es tu propuesta ?, ¿ tenemos que pagar por curarte de algo que niegas o desprecias ?, ¿ quien paga los costes de que me contagies ?. Lo jodido de dejar fuera del sistema sanitario a los antivacunas es que siguen contaminando, que si no …
    También es cierto que la IVERMECTINA esta ya muy estudiada y reduce la mortalidad precticamente a cero, hay bastantes ejemplos de paises y regiones con mucho éxito, pero por «algo» se silencian o desprecian estas realidades.

    Responder
  • #035
    Dedo-en-la-llaga - 20 julio 2021 - 19:02

    Tengo todo en contra de Facebook, pero lo que me parece de hijoputa demencial es que salga todo un presidente de los EEUU, -psicópata por naturaleza; y es que no puede ser de otra forma si quieres estar ahí, ahí y en la práctica totalidad de los puestos presidenciales del mundo-, a acusar a otro de que mata a gente, cuando a él, de sus asesinatos con saña, alevosía y nocturnidad a veces, y otras a plena luz del día, le llega la sangre hasta las orejas… Lo que hay que escuchar por no ser ciego…

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG