Netflix y el cambio de tendencia en el consumo de contenidos

IMAGE: Netflix intro screen

Netflix y Disney anuncian sus ofertas de contenidos para el 2021, y dejan claro que apuestan por una reconversión en el ocio y por un consumo cada vez mayor en el hogar, en parte derivado de las características de un año aún fuertemente condicionado por la pandemia que lógicamente condicionará la asistencia a las salas de cine, pero sin duda, también como una tendencia a largo plazo.

Casi toda la industria está intentando que este cambio de tendencia no les pille con el pie cambiado: Warner anuncia que todos sus estrenos en 2021 estarán inmediatamente disponibles en HBO Max, Disney se descuelga con una oferta de más de cien proyectos para Disney+, y Netflix, como líder sólido de la industria del streaming, presenta una oferta de al menos una nueva película cada semana durante todo el año, añadida a su oferta habitual de series.

Una transición clara: cada vez más, la oferta de películas de estreno está disponible en tu casa. Un cambio de hábitos que abandona el ya caduco esquema de estrenos en pantalla grande que diferenciaba las películas de las llamadas TV movies o telefilms con percepción de calidad baja: basta examinar la oferta de 2021 para encontrar elencos de actores y directores de primer nivel, en muchos casos con contratos que blindan su participación en un número determinado de títulos, y con apuestas en muchos casos determinadas por algoritmos que tienen en cuenta las preferencias de consumo de los espectadores obtenidas de manera directa. Si unimos a eso la disponibilidad cada vez mayor de conexiones de banda ancha, televisores con pantallas grandes y sistemas de sonido de calidad, tenemos sin duda un cambio de tendencia que afecta a toda una industria. De hecho, otra compañía, Sony, acaba de presentar una oferta de contenidos con calidad Blu-Ray exclusivo para sus televisores Bravia, que aunque obviamente – dada su limitada oferta – no pretende competir con los grandes del streaming, sí podría tener un efecto en la calidad media de los contenidos ofrecidos por estas.

Estamos ante el mismo streaming que afectó en su momento al mundo de la música, ahora aplicado a los contenidos audiovisuales: lo que en el caso de la música fue la creación de un canal ilimitado en el que consumir cualquier contenido a cambio de una suscripción mensual, se ve reforzado, en el caso del audiovisual, por la oferta de dispositivos que posibilitan cada vez más un consumo de calidad, sin salir de casa.

El efecto de un año como el 2020, que condicionó una permanencia mucho mayor de los usuarios en los hogares y que incrementó muchísimo tanto el número de suscripciones a servicios de streaming como las horas de consumo, ha contribuido enormemente a la consolidación del fenómeno, generando todo un cambio de hábitos. Está por ver que las salas de cine puedan competir con ello, y la apuesta ya no solo de Netflix, sino del resto de la industria, parece indicarlo claramente.

El cambio de modelo afecta también de manera muy clara a los canales de televisión tradicionales: cada vez más, los canales tradicionales de ámbito doméstico van viendo su oferta de contenidos más reducida, y ven también cómo disminuye su capacidad de competir en el mercado para obtenerlos, ante la evidente dificultad de pujar contra compañías fuertemente capitalizadas y orientadas a un mercado global.

¿Estamos ante un cambio global en el modelo de consumo de contenidos? ¿Mató la pandemia a las salas de cine? ¿Estamos diciendo adiós al hábito de ir al cine, como un hábito que se sustituye por un modelo de consumo de contenidos diferente? ¿Adiós a la pantalla grande, a las palomitas y al consumo convertido en justificación para una actividad social? ¿Sustituto o complemento? ¿Os veis, cuando superemos la pandemia, volviendo a salir de casa para ir al cine, o nos hemos adaptado ya, como parece predecir la industria, a consumir contenidos en el sofá de casa?


This article was also published in English on Forbes, «Has Netflix changed the way we watch movies and television for ever?«


32 comentarios

  • #001
    Daniel Terán - 12 enero 2021 - 21:04

    Yo creo que se tratará de una actividad complementaria para quien no piense que la experiencia de ir al cine es mejor.

    Habrá que ver también cómo se monetiza. Si en casa es ‘gratis’ como parte de la suscripción o si hay que pagar y cuánto, podrá quitar mayor o menor parte del pastel a los cines.

    Responder
  • #002
    Francisco José - 12 enero 2021 - 22:01

    Cuando las cosas se estabilicen volveré al cine, para mí, esto tan solo es un paréntesis. ¿Cambiarán las cosas en el futuro? No lo sé, tal vez (de un modo u otro todo cambia y evoluciona, o involuciona), pero no es lo mismo la pantalla de un cine que la pantalla de una TV por grande que sea; de todos modos, es más fácil convencer a las nuevas generaciones que a todos aquellos que ya tienen 40 o más años con una vinculación al cine y las salas de cine diferente a la que tienen los más jóvenes.

    Responder
    • Marcos - 12 enero 2021 - 22:18

      Eh….

      No es lo mismo la pantalla de un cine que la de un salón.

      Pero la película es la misma. Dejando a un lado potencia técnica, lo que incluye definición y sonido sobre todo…

      Una película es igual en uña tipo de sala u otra y eso de que el cine se disfruta en una sala es una chorrada clasista. Y trabajo en un cine.

      Porque…

      ¿Me podéis explicar cómo sería posible que nuevas generaciones puedan disfrutar (y conozco a muchas nuevas generaciones que lo hacen en todos y cada uno de los casos que expongo a continuación) de películas de Hitchcock?

      ¿Se puede ver películas hoy como Taxi adríceme, la naranja mecánica, Regresó al futuro, Robocop, una noche en la ópera y quedar prendado, viéndolas en un sofá?

      ¿Podemos aceptar que para una generación que ya no es tan joven, sus primeros pinitos con el cine asiático moderno (y con el cine asiático en general) fue Battle Royale? ¿Y como se tenía acceso a esta película de forma generalizada? P2p

      Lo mismo pasó con Oldboy, que en España nos tragábamos el gorreando doblaje y llegaba tarde no, lo siguiente.

      Recuerdo haber visto hace menos de un año una de las películas que más me han divertido literalmente en mi vida.

      No podía ser de otra forma. Billy Wilfredo, Jack Lemon, Walter Matthau, Sudán Sarandon… Primera plana.

      Quizás tenga que ver con que programas de (nos gustara ese señor o no) Garci y su “qué grande es el cine” ya no existan. ¿Un coló Quino sobre una película? Jajajajaja Ja!.

      Y anda que no he pillado al vuelo películas en TVE2 a la madrugada en VOS, que me han dejado el cuño torcido, de las más memorables, Donnie Darko, Cómo ser a John Malkovich y Punch Drunk Love, de esas que oyes y oyes hablé maravillas y te las encuentras un día a bocajarro y las ves.

      Por favor, no seamos tan cortos de miras.
      La experiencia del cine es inigualable, pero se infravalora el medio en el que se ve una película (no defiendo verla en un móvil, cuidado, no hagamos de la parte un todo) para supravalorar el cine por sí mismo.

      Me parece clasista a falta de una palabra mejor (¿gafapasta?)

      Responder
      • Marcos - 12 enero 2021 - 22:21

        Pido disculpas por las alarmantes faltas o cambios en el texto.
        Sigo sin tener la costumbre de repasar dando por hecho que estará bien (una ****** pa mi).

        De cualquier manera releyendo el texto después, creo que se entiende perfectamente.

        De cualquier manera disculpas u_uU

        Responder
      • Daniel Terán - 12 enero 2021 - 23:38

        Todos hemos visto más películas en la tele, vídeo y streaming que en el cine, pero los mejores recuerdos siempre son del segundo.

        Soul, Mank, The Irishman o Roma, me parecen más mundanas en tele.

        Responder
        • Marcos - 13 enero 2021 - 01:01

          Nuevamente a los hechos me remito.

          Has visto MUCHAS películas que se estrenaron quizás décadas antes de que nacieras. Seguro.

          Y disfrutarlas no en cine, no les resta valor en absoluto. Porque si no, hablaríamos de un tipo de arte de rápida caducidad.

          Y no es así. Hay muchísimos trabajos que consiguen trascender de igual o mayor manera, fuera de las salas de cine.

          ¿Un ejemplo? Blade Runner.

          Cuidado! La película, 100.000 veces más apetecible en una sala de cine. Ahora bien ¿la gente que la venera, la vio en una sala de cine? Porque fue un fracaso de taquilla y crítica que es después donde ha ido creciendo.

          No niego los beneficios de una sala de cine, pero no pretendamos decir que obras como Magnolia son experiencias exclusivas de las salas.

          Por cierto…. en San Sebastián existe el proyecto “Bang Bang Zinema” desde hace años. Películas sobre todo, ochenteras, pero con claro carácter concreto. Conan, Los Goonies, Reservoir Dogs, Indiana Jones, La naranja mecánica o Súper detective en Hollywood, solo solo algunas.

          La gente grita, vitorea, acude disfrazada a cada cita, hay photocall, risas, aplausos cuando el malo recibe un puñetazo….

          En salas mejor, pero estas pelis donde han ido creciendo y creciendo han sido en cada una de las veces que pasaban por nuestro televisor.

          Responder
          • Daniel Terán - 13 enero 2021 - 09:59

            Yo me remito a mis hechos.

            He disfrutado más con los clásicos de mi tiempo que he visto en el cine que con los clásicos de toda la vida (El Padrino, Ciudadano Kane, etc.) que, por edad, vi en TV.

          • Marcos - 13 enero 2021 - 15:01

            Respondo a Daniel, que no sé porqué no me deja responderle a él directamente.

            Me parece bien que en tu caso haya sido así, pero ya no hablo ni tan siquiera de disfrutar de una película, sino de aquellas que transforman al espectador.

            Y supongo que tu caso, obviamente es el de la mayoría, claro.

            Nuevamente, a los hechos me remito. Hay decenas de películas que siguen siendo referente en diversos modelos y que no están en cartelera.

  • #009
    Beatriz - 12 enero 2021 - 22:58

    Los que íbamos al cine seguimos yendo, actividad segura y la experiencia no es la misma.

    Responder
  • #010
    Chipiron - 12 enero 2021 - 23:07

    Yo no veo que sea el fin de las salas de cine. Se dijo lo mismo hace muchos años con la aparición de la televisión: iba a acabar con el cine y la radio. Lo que suele pasar es que cada servicio encuentra su nicho de mercado. Ir al cine es una experiencia social e irreemplazable para un buen cinefilo. Se reducirá el número de salas, eso si. Pero no creo que desaparezcan, cumplen algunas funciones que ni una televisión 8k de 100 pulgadas puede suplir en según que situaciones.

    Responder
    • Marcos - 13 enero 2021 - 01:06

      Preguntas varias:

      -¿Cuantos años lleva ya “El rey Leon, el musical” en Madrid?

      -Qué precios tienen las entradas más baratas y las más caras?

      -¿Pagaría cualquiera 9 ó 10 euros para verla en el salón de su casa, dando por hecho que va a perderse el mayor atractivo, que es ver todo ese despliegue en vivo y en directo?

      Esto se extrapola al cine. Posiblemente el futuro pase por películas evento, es decir, que justifique una sala y toda la tecnología que ella pueda ofrecer. Avatar 2, sin ir más lejos como mejor ejemplo.

      Obviamente en una circunstancia tan concreta, los estrenos no serían tantos en cine, por lo que las entradas subirían (qué se sepa que SIEMPRE el precio de las entradas es en mayor responsabilidad cosa de las distribuidoras) y el resto de producciones ya sabemos donde acabará.

      Los cines de Barrio y/o cine independiente…, veremos pero sin ayudas, parece que la cosa está jodida.

      Responder
  • #012
    Gorki - 12 enero 2021 - 23:19

    Para mi nunca sera lo mismo quedar con amigos para ir al cene que ir a casa de un amigo a ver la tele.

    Lo primero lo hacía con cierta frecuencia, acompañado, antes o depues, de un picoteo y tertulia en un bar, lo segundo nunca lo he hecho-

    ¿Vas tu a casa de un amigo par ver juntos una peli?

    Responder
    • Marcos - 13 enero 2021 - 01:10

      No, pero sí que cada vez es más a menudo el “Tío, tienes que ver…”.

      Ayer sin ir más lejos se batió récord mundial en una plataforma de streamings, por un Streamer español, la audiencia conseguida, más de dos millones de usuarios (más los que se vea en diferido).

      Las costumbres están cambiando. Y mira que “el consejo de sabios” en nuestra cuadrilla (cena+cine) es algo sagrado, pero no váyanos a engañarnos…. .

      Responder
    • Pedro - 13 enero 2021 - 11:42

      El domingo hice arroz con botillo, ayer fish and chips con patata gallega, y esta noche chuletones de vaca vieja.

      Si un día vienes a casa, la película va a estar en horizontal.

      Responder
      • Marcos - 13 enero 2021 - 15:05

        Si vas a comparar, el sitio en el que un espectador disfruta de una película, con la manera en la que está se observa…, me parece que tu analogía es … bueno.

        Pensaba que La naranja mecánica, mantenía los mismos planos, el mismo formato (en teoría) y el mismo montaje en una pantalla de cine que en el salón de casa si lo ves, obviamente en horizontal.

        Aunque sí, tenemos los idiotas que ven ahora cosas a 1,5x pero aquí (no como lo antes expuesto), se cambia la manera en la que el autor ha desarrollado la película, literalmente.

        Y me refiero a aspectos más artísticos que técnicos (aunque en ocasiones el terreno pueda parecer similar).

        Responder
        • Pedro - 14 enero 2021 - 10:41

          Si nos ponemos «artísticos» hablemos de los ramalazos que tienen con el volumen, subiendo y bajándolo reclamando atención.

          La obra maestra que todavía saboreo es Inception, de Nolan, y es de hace 10 años. A ver si Villenueve me devuelve la fe con su remake de Dune.

          En cambio, The Mandalaroian, Gambito de Dama o The Crown son grandes obras y diría que apuntan a que el formato de 2 horas está superado. Al fin y al cabo, la mejor pelicula de la historia dura 6 horas y media, el Padrino.

          Responder
    • Julio - 13 enero 2021 - 15:17

      Me gusta ver las películas en el cine, pero respondiendo a tu pregunta, si, los viernes, ahora los domingos por la tarde por la pandemia, quedamos en casa de un amigo a ver películas, tiene sonido 5,1, proyector y pantalla de 105 pulgadas

      Responder
  • #018
    Francisco José - 13 enero 2021 - 00:17

    …Dejando a un lado potencia técnica, lo que incluye definición y sonido sobre todo…

    …La experiencia del cine es inigualable…

    Bien, por eso he escrito lo que he escrito.

    ¿Me podéis explicar cómo sería posible que nuevas generaciones puedan disfrutar (y conozco a muchas nuevas generaciones que lo hacen en todos y cada uno de los casos que expongo a continuación) de películas de Hitchcock?

    Bueno, Lo que el viento se llevó, Doctor Zhivago, Casablanca, Río Bravo, Primera plana, Con la muerte en los talones, Operación Whisky, Atrapa a un ladrón (Grace Kelly está fantástica) y muchas otras tampoco las pude ver en el cine por su estreno, no soy tan mayor, pero si las tengo en mi estupenda y extensa colección de blu ray (tengo DVD, Blu ray y películas en UHD).

    Me parece clasista a falta de una palabra mejor (¿gafapasta?)

    ¿Quién? ¿El que escribe? Por favor, pero si a mí las películas que más me gustan suelen ser las más taquilleras, como las de James Bond (todas), las de superhéroes (Marvel, DC), Regreso al futuro, El Señor de los Anillos, Avatar, El juego de Ender, John Carter y muchas otras por el estilo; vamos, que de cinéfilo y «gafapasta» tengo más bien poco. A mí me gusta el cine, pero mis gustos son de lo más corriente y si a otros les gustan otras cosas me parece estupendo.

    Por cierto, tengo Amazon Prime y lo que veo es: The Expanse -hasta me estoy leyendo los libros-, American Gods, y he visto la primera temporada del Cid. Pagué para ver la última temporada de Juego de Tronos en HBO. Estuve un tiempo en Netflix, pero tenía casi todo lo que me gustaba, así que pasé.

    Con todo lo que he escrito, me sigue gustando más la pantalla grande, vamos, la sala del cine. ¿Clasista? Tal vez, pero no porque me considere superior -cada cual a lo suyo- sino porque es algo que ya tiene sus años y se puede considerar como viejo u obsoleto.

    Responder
    • Marcos - 13 enero 2021 - 01:17

      Perdona si te sentiste aludido por lo de gafapasta. No era mi intención señalarte a ti directamente. Me refería más a aquel que dice “las películas mejor en el cine”, como aquellos que son fieles defensores de la VOS.

      Lo siento, pero hay veces que hay excepciones (el doblaje de súper detective en Hollywood, es más divertida que la propia VO solo poniendo la escena de cuando Axel intenta entrar al club de golf).

      No te llamo clasista. Porque creo que todos preferimos mejor la pantalla grande, es algo obvio. Solo intento matizar que no deberíamos de arrancarle la más que obvia utilidad a una obra, porque está ya no se disfrute en una pantalla más grande y una sala más oscura. Y es lo que algunos “talibanes” parecen querer venir a decir.

      A mi me encantan películas como las que mencionas, por supuesto. Ojalá hubiera visto Matrix o 127 horas en una sala de cine, pero yo incido en lo que intentan ofrecer al espectador una vez que las luces se encienden.

      Responder
  • #020
    Javier Lux - 13 enero 2021 - 09:22

    Pues yo casi ni recuerdo cuando fue la última vez que fui al cine… creo que fue para ver aquellas ridículas criaturas azules monárquicas en 3-D, Avatar.

    No echo de menos el cine. Me quedo en casa con mi TV de 65 pulgadas y equipo Logitech de sonido. A mi me basta. Entiendo que haya gente que quiera ir al cine tradicional, pero ese no soy yo. Como siempre he sido bastante malo en «Marketing», no se que harán los demas.

    Responder
    • Pedro - 13 enero 2021 - 11:39

      Disfruté con Avatar en 3D, pero igualmente las veces que la he visto en casa.

      Por muy grande que sea una pantalla de cine, la resolución, la calidad de la imagen está en torno a 2K, no llega al 4k, salvo que hablemos de IMAX y 35mm.

      La otra es que 4K exige que nos sentemos a metro y medio o no apreciamos la resolución.

      Responder
  • #022
    Lua65 - 13 enero 2021 - 10:37

    Como siempre suele ocurrir en estos casos… “para gustos, colores”

    Yo me reconozco “cinéfilo”, en tanto que soy amante de las películas, de todo género.
    Recuerdo de pequeño, mi abuelo era encargado en un cine de barrio, de esos de “reestreno” (los que te metían dos pelis al precio de una), y claro, yo no pagaba. No sabría decir la cantidad de películas que pude llegar a ver en esa época… hasta que cerro el cine en los 80. Independientemente de los estrenos que fuera a ver con mis amigos a otras salas.

    Sin embargo, cuando volví de la mili, me hice con un VHS Blaupunkt, que tenia conectado a mi equipo Akai. En ese momento, empezó mi desapego a las salas de cine. El tipo del videoclub, amigo mío, me hizo una suculenta oferta, y cada día al volver de trabajar, cambiaba una película. Los sábados por la mañana podía llegar a coger tres o cuatro y verlas del tirón… estaba viciado. Luego se me paso y volví al cine. Pero no porque el cine fuera mejor, sino porque la oferta del videoclub ya se limitaba a los nuevos estrenos y mucha “producción casera” que no merecía la pena verla. No solo el DVD mato al video, también la baja calidad de las producciones.

    Hasta el p2p. Mis equipos de sonido y mi pantalla me permiten tener una experiencia mas que aceptable, y evitarme precios desorbitados, tanto en las entradas como en las palomitas, ahorrarme la mala educación de los que me rodean, tener la temperatura que yo quiero sin asarme de calor ni congelarme, espatarrarme en el sofá, parar cuando quiero ir a por cerveza o al baño, etc… Y sobre todo, no sufrir los estragos del sonido en las salas, que muchas veces, tanto Fx no te dejan escuchar ni los diálogos. Al cine puedo ir 3/5 veces al año, y siempre por insistencia de la panda, lo que ya habéis comentado, cine+cena.

    Eso sí, si una película me gusta lo suficiente, me compro el DVD para mi colección.

    Un apunte: el 80% de lo que pueda descargar, no pasa mi prueba de los 5min. Es decir, me salto la película. Es cierto que Netflix y otras, están produciendo mucho, pero, para mí, de escaso valor la mayoría. Otra cosa son las series entre las que encuentro verdaderas joyas. Al igual que con las películas, en cuanto aparecen en pack, las compro y pasan a mi colección.

    Una vez dicho todo esto: Puede el streaming sustituir al cine “de toda la vida”…???

    En mi caso el VHS me hizo cambiar de hábitos, pero volví a la sala, y el amigo Torrent me sirve para “elegir” con que me voy a quedar. Pero no pagare por una suscripción si de cada cien, me quedo con apenas tres.

    La pandemia ha sido una de las causas del auge?
    Sin duda alguna. Con algo se tiene que entretener la gente. (Pero tambien se decia que el streaming acabaria con el p2p, y tambien la pandemia le ha ayudado)

    ps.- Solo ciertos documentales me hacen encender la TV. Las noticias ya me las trago por la mañana en internet. El resto, infumable.

    Responder
  • #023
    pedro - 13 enero 2021 - 11:34

    ¿Qué tienen en común el cine y el autobus? Me hice grande, compre coche y pantalla de 65″.

    Responder
  • #024
    Xaquín - 13 enero 2021 - 15:54

    Para no meterme con «el sexo de los ángeles», me remito a esa frase que le copio a Edans : «¿Adiós a la pantalla grande, a las palomitas y al consumo convertido en justificación para una actividad social?»

    Resume perfectamente mi posición sobre el tema. Al cine proyectado en sala grande, no lo mataron las TV y la NT, se murió el mismo con la ayuda del Hollywood, y, sobre todo, de los propios espectadores. Que hicieron un infierno, casi dantesco, del disfrute en sala oscura y silenciosa.

    Responder
    • Gorki - 13 enero 2021 - 17:51

      También es mala suerte, para un día que te entiendo, no estoy de acuerdo.

      sobre todo, de los propios espectadores. Que hicieron un infierno, casi dantesco, del disfrute en sala oscura y silenciosa.

      ¿A qué tipo de salas vas?

      Responder
      • Lua65 - 13 enero 2021 - 18:06

        A muchas, Gorki… y muy diferentes…

        No hay vez que vaya a una sala, que «OH que mala suerte debo tener», no me encuentre con los niños berreando detras de mi, el que tiene la necesidad de comentar lo que pasa en la pantalla en todo momento, a mi izquierda, el que no para de abrir bolsas, levantarse, sentarse, delante, y el «criticon» a mi derecha…

        No me jodas… no pago para eso… XDDD

        ps.- Y no te quejes… que se lia parda…

        Responder
  • #027
    sin censura - 13 enero 2021 - 17:49

    Una de las mejores películas que se ha hecho nunca fue Cinema Paradiso, y desgraciadamente en su época iba del futuro del cine…. y ahora ya estamos en esas…

    No hay cosa más triste de una ciudad que tienes que ir a trabajar una temporada y ver que no tiene cines. No, no me refiero a multicines que estrenan las americanadas n veces repetidas.

    La TV de calidad es a Netfix, lo que el Cine a los multicines. Venceréis pero no convenceréis.

    Responder
    • Pedro - 14 enero 2021 - 10:45

      Se me pone la piel de gallina solo con ver mencionada a Cinema Paradiso.

      Pero no creo que sea una historia del cine sino de la Italia del S.XX y sus profundos cambios, una mezcla de Padre Padrone y la Vida es Bella.

      Netflix es maravilloso para que la parienta se esté callada. El algoritmo logra un punto de mediocridad que logra la atracción de un todo a 100, o un buffet chino.

      Responder
      • sin censura - 14 enero 2021 - 11:41

        La escena de «las gallinas» de Padre Padrone es memorable

        De Benigni, «Noche en la tierra» su personaje de taxista de Roma es buenísimo !!!

        Responder
        • Pedro - 14 enero 2021 - 15:55

          De niño encontré esta noticia en el periódico, la recorté y me la lleve al cole, donde un profesor no tardó en pedirme que se la diera. Demasiado real para verla más de una vez.

          Responder
  • #031
    P3dro - 16 enero 2021 - 21:52

    Olvidemos las gafas Rv y su capacidad para ver en pantalla grande en entorno envolvente

    Responder
  • #032
    Gustavo Woltmann - 18 enero 2021 - 10:11

    Grandioso artículo. Sin duda este año se desarrollará una gran competencias entre las grandes plataformas de streaming.
    -Gustavo Woltmann.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG