Replantea tu espacio de oficinas

IMAGE: Av. of the Americas in NYC - E. Dans (CC BY)

Las consecuencias de la pandemia y del hecho de haber puesto en marcha el mayor experimento de trabajo desde casa en la historia de la humanidad parece que podrían empezar a notarse en el mercado inmobiliario, y fundamentalmente, en el espacio de oficinas, hasta el punto que algunos predicen un auténtico apocalipsis, sobre todo en los centros de algunas ciudades como Nueva York.

Desde el inicio de la pandemia, Google ha dado marcha atrás a contratos inmobiliarios que habrían supuesto unos 185,000 metros cuadrados de espacio de oficinas. Otras compañías, tras poner a prueba la experiencia del trabajo desde casa, se han desprendido ya del 50% de sus oficinas, mientras otras piden a sus trabajadores que no acudan a sus instalaciones hasta el año que viene, o que si no quieren, ni eso. Todo indica que en el futuro cercano, muchas oficinas podrían quedarse vacías, y eso incluso considerando que hablamos de un mercado con una considerable inercia: son muchas las compañías que poseen contratos de alquiler de muy larga duración.

Por el lado de los trabajadores, encuestas recientes afirman que dos tercios de los norteamericanos podrían tener la posibilidad de trabajar desde casa, que en la franjas de edad más avanzadas en torno al 75% quieren pasar a trabajar desde casa de manera permanente, y que en general, la mitad quieren seguir haciéndolo cuando la pandemia haya concluido. Muchos de los que han experimentado la posibilidad durante varias semanas han ido encontrándose a gusto con la idea de una mayor autonomía, de controlar mejor sus jornadas de trabajo, de organizar su espacio en casa para trabajar con mayor comodidad o de sustituir interminables reuniones por ver a sus compañeros a través de una pantalla. Obviamente, algunos llevan el proceso de adaptación mejor que otros, otros tienden a sentirse solos, pero todo indica que el resultado del tiempo de confinamiento va a ser un replanteamiento de las oficinas tal y como las conocemos.

Desde la óptica de la gestión de las ciudades, la posibilidad de que más personas trabajen desde su casa de manera habitual representa la posibilidad de reducir atascos, horas punta, contaminación y, en general, algunos de los elementos más importantes de la fricción de la vida urbana. Ciudades como Seattle, que durante la pandemia prohibió la circulación en más de treinta kilómetros de calles, han tomado la decisión de hacer esos cambios permanentes, como forma de desincentivar que sus ciudadanos vuelvan a utilizar sus automóviles regularmente a medida que la ciudad se reabre.

La idea más importante en torno al futuro que nos espera es entender que, contrariamente a lo que fueron los inicios del teletrabajo hace algunas décadas, ahora no se trata de enviar a tus trabajadores a casa sin más. Aquel planteamiento, que fue en su momento muy criticado por supuestamente generar desvinculación y llevó a algunas compañías a cancelar sus programas de teletrabajo, está siendo cada vez más sustituido por planteamientos flexibles que ofrecen a los trabajadores llevar a cabo su tarea desde su casa de manera habitual, pero que no pierden la posibilidad de acercarse a la oficina de manera ocasional para determinadas actividades. Pretender seguir relacionando trabajo en casa con desvinculación resulta ahora completamente anacrónico: con las herramientas de coordinación disponibles actualmente, muchos trabajadores han visto más a sus jefes durante las semanas de confinamiento de lo que los habían visto durante todo el año anterior.

Lógicamente, ese tipo de planteamientos supone que el trabajador deja de disponer de un espacio asignado en exclusiva en la oficina, y que en su lugar, esos espacios pasan a plantearse como sitios en los que apetece estar, espacios agradables más centrados en la socialización y el intercambio de ideas, determinados tipos de reuniones cómodas, o zonas en las que sentarse con alguien un rato para trabajar o intercambiar ideas. A ello ayuda no solo la tendencia de la tecnología a hacerse cada vez más ligera y portátil – cada vez son menos las compañías que optan por ordenadores de sobremesa para sus trabajadores – sino también metodologías de trabajo como el design thinking, que pueden llevarse a cabo en espacios distintos de la sala de reuniones tradicional. ¿Parking? Olvídate de que todos tus trabajadores traten de estar en la oficina al mismo tiempo, y por tanto, deja de pagar una buena proporción de las plazas que ahora pagas.

De una u otra manera, todas estas tendencias apuntan a un replanteamiento de las oficinas tal y como las conocemos: drástica reducción de la superficie total, espacios abiertos sin asignación y con una orientación completamente diferente a la que teníamos antes, y zonas funcionales para pasar períodos mucho más cortos en lugar de jornadas de ocho horas. En la práctica, una auténtica revolución asentada sobre metodologías directivas basadas en la confianza, en lugar de en las antiguas nociones de control y autoridad.

Quienes no quieran verlo y simplemente pretendan volver a las mismas oficinas y metodologías de trabajo que tenían antes de que todo esto empezase hace tan solo unos meses, como si nada hubiera pasado, que lo hagan a su propio riesgo.


This article was also published in English on Forbes, «Rethink your office space«


38 comentarios

  • #001
    Krigan - 17 mayo 2020 - 15:19

    El gran impedimento para el teletrabajo en todos los casos en los que se puede hacer (que son muchísimos) siempre estuvo en que las empresas percibían que no iban a poder controlar la faena hecha. Ahora esas empresas se han dado cuenta de que sí pueden controlarla, y por tanto el teletrabajo es una de esas cosas que han llegado para quedarse.

    El ahorro de costes (no solo económicos) es evidente. Las empresas se ahorran un montón de espacio de oficina, los trabajadores se ahorran el tiempo de ida y vuelta al trabajo, y todos nos ahorramos un buen pedazo de contaminación en las ciudades.

    Responder
  • #002
    Carlos - 17 mayo 2020 - 15:54

    Este un cambio mas que esperado y como bien apuntas puede tener un cambio en la fisionomía de las ciudades.

    Por ejemplo, mi trabajo se puede hacer perfectamente desde mi casa, y lo he hecho durante esta cuarentena, tan bien o mejor que antes. Esto puede ahorrar a mi compañía mucho dinero, en alquiler de plantas en pleno centro financiero (baratas no son) en servicio de limpieza y mantenimiento, en cantina, etc.

    Lo mas importante, la mayoría de mis compañeros están contentos con el cambio y les gustaría mantenerse así, y trabajador mas contento, mas productivo y leal.

    Por supuesto, más allá de la anécdota personal, me gustaría poder leer trabajos sobre el impacto del teletrabajo en la sociedad, seguro que ya los hay y muchos se estarán elaborando ahora.

    Responder
    • Gorki - 17 mayo 2020 - 23:17

      Quizá no has pensado que TU, puedes ser sustituido por un CARLOS cubano con tus mismos conocimientos, al que un sueldo mensual 200 U$ $ tiene un sueldo de Capitán General con mando en plaza

      Responder
      • Gorki - 17 mayo 2020 - 23:31

        Sueldo mínimo oficial en Cuba 15 US $ al mes. un medico gana unos 60 US $
        Por eso los hijos del Régimen se matan por ser camareros en los hoteles de Meliá

        Responder
        • Carlos - 18 mayo 2020 - 00:52

          Hay colegas míos en México más baratos y aquí sigo pero lo de Cuba no se me había ocurrido, con lo complicado que es hacer negocios allí. Mi empresa trabaja en Cuba y no veas los «trucos» que hay que hacer para facturar a nuestros colaboradores allí.

          Nada, lo de sustituirme por un cubano no lo veo hasta que cambien de régimen. Mexicanos, Gorki.

          Por cierto, lo de sustituirnos por alguien de otro país, qué tiene que ver con que trabajemos desde casa o en la oficina?.

          Responder
          • Gorki - 18 mayo 2020 - 11:20

            Pues es palmario, si trabajar en casa deja de ser un problema, nada impide que tu casa esté en Jalisco :

            Claro que si es imprecindible que de vez en cuando visites fisícamente la oficina, el vivir en Jalisco encarece, Pero se te pueden sustituir por un CARLOS que sea un autónomo, Con la flexibilidad de contratacion, salarios y despidos que eso genera.

        • Carlos - 18 mayo 2020 - 13:07

          Si mi trabajo no es de cara al público que mas daría que la oficina estuviera en Monterrey o en Londres? Es mas, ya las tenemos en ambos sitios. Que el trabajo sea en casa o en una de esas oficinas no cambia nada. Ya te había dicho, tengo compañeros en México entre otros muchos países, que ya les salen mas baratos, por que no me podrían sustituir ya trabajando desde una oficina?.

          El trabajo desde casa afecta cero. Es mas, los ahorros en temas de oficina son mayores aquí e incluso se pueden ahorrar el bonus por trabajar en una ciudad cara y yo ahorrarme un pastizal en alquiler.

          Responder
          • Javier - 18 mayo 2020 - 15:25

            Lo que quiere decir Gorki es que uno de los condicionantes de una empresa a la hora de contratar gente, en la situación pre-Covid-19, es que vivan lo suficientemente cerca para poder desplazarse a la oficina.

            Con teletrabajo para todos ahora puede contratar, en lugar de a ti, a una persona con tus mismos conocimientos en India, Ecuador o de dónde sea, pagándole la mitad. La empresa no sólo ahorrará en oficinas, también en salarios.

          • Carlos - 18 mayo 2020 - 21:02

            Gracias, tiene su sentido y lo entiendo, pero las empresas que mas fácilmente eso ya tienen oficinas en el extranjero o empresas externas en esos países trabajando para ellos. Es más, aunque seas una empresa local y pequeña, te va a ser más fácil externalizando, sea en una empresa con oficina o sin ella.

            Lo que yo quiero decir, es que se trabaje en oficina o no no es un factor relevante, si el trabajo no necesitaba ser presencial, ya lo podían hacer en un país más barato, el que cierren tu oficina local no va a cambiar eso, solo va ahorrar costes emplearte, haciéndote más competitivo que el mexicano.

  • #010
    Xaquín - 17 mayo 2020 - 16:43

    Quizás un cambio de paradigma profesional. Como bien indica Krigan, se puede ahorrar en costes de todo tipo y se revaloriza además la casa hogar, siempre claro está que no se decida teletrabajar sentado/a en una silla del pasillo.

    La clásica y elitista habitación «del papá», sería un nuevo «trozo de casa» dedicada al trabajo profesional y pagada claro, por la empresa contratante.

    Importante no olvidar el tiempo que se gana, para interacción familiar y de «tensión urbana de desplazamiento». Y desde luego muy importante considerar la transición del trabajo en cadena y similares (muy robotizados), a un trabajo (inspección «de cadenas», por ejemplo) sin salir de casa.

    Todo esto requiere, desde luego, una impoluta sociedad democrática. para tener un sistema telemático en total libertad y al 100% de rendimiento.

    Responder
  • #011
    Daniel Terán - 17 mayo 2020 - 21:34

    Se van a ahorrar dinero en oficinas y en salarios, pues tenderán a contratar en países con sueldos más bajos.

    Responder
    • Benji - 17 mayo 2020 - 22:22

      Eso es lo que siempre dice amigo Félix. Pero discrepo. En mi alemania natal se intentó mover oficinas de la occidental a la ex-soviética y hubo muchísimos problemas (siendo mismo idioma y todo) culturales, de training, de moral de trabajo y demás. Al final muchos se volvieron y ahí siguen en Berlin muchas oficinas vacías.

      Recuerdo que telefónica también se llevó las centralitas a Marruecos y Argentina… y acabaron volviendo por 3/4 partes de lo mismo.

      Sé que suena un poco a racismo, pero no lo es para nada. Simplemente se trabaja de distantas maneras en distintos países y culturas. Por eso los chinos ni se plantearían abrir una fábrica de algo en europa. No hay esa cultura de trabajo extremo aquí.

      Responder
      • Gorki - 17 mayo 2020 - 23:22

        Pero las abrían en Vietnam. Ahora quizá se lo piensen y vayan a la India

        https://pe.fashionnetwork.com/news/Fabricas-chinas-incendiadas-o-cerradas-en-vietnam,406808.html

        Responder
      • Javier Lux - 18 mayo 2020 - 10:10

        A largo plazo no creo que se sostenga. Seguro que los jovenes alemanes del este son ya mucho más parecidos a los de occidente.

        Sin las facilidades de video conferencia y otras herramientas colaboratibas que hoy tenemos, los gigantes «Tech» ya habían llevado miles de empleados de alto nivel desde los 90 a la india. Yo mismo he trabajado infinitas horas con gente de Hyderabad, Bangalore y Mumbai simplemente con eMail y conference Calls solo audio.

        Con las herramientas actuales, es cuestión de tiempo.

        Responder
    • Mauricio - 17 mayo 2020 - 22:55

      Daniel, no sé en qué medida se va a contratar gente que vive en países con sueldos más bajos. Esto ha tendido a pasar, a veces, especialmente en Estados Unidos, con algunos programadores o empleados de call center, pero no me queda claro que se trate de algo porcentualmente significativo o que tenga reales perspectivas de ampliarse en el futuro a otras áreas.

      El trabajo a distancia implica dificultades en lo que se refiere al tipo de contrato, al pago de beneficios sociales, a los impuestos, a la legislación laboral aplicable y, aunque parezca increíble, al propio pago del sueldo. Hace poco transferí 200 euros desde Alemania hacia América Latina, tuve que pagar 4,90 como costo de transacción y a la persona receptora le entregaron solamente el equivalente de 178 euros. En otra ocasión hice una tranferencia entre cuentas bancarias y aunque el costo global fue más conveniente, el dinero fue recibido tres semanas después.

      Por otro lado, con el auge de los mini jobs ya no es necesario que las empresas busquen mano de obra barata en el extranjero. Simplemente ofrecen este tipo de contratos y a mucha gente no le queda más posibilidad que sencillamente aceptarlos.

      Responder
      • Carlos - 18 mayo 2020 - 00:55

        Te recomiendo transferir con Ria, lo hago con frecuencia a Colombia, coste de 3 euros, tipo de cambio real y le llega todo al receptor.

        Responder
  • #017
    lector - 17 mayo 2020 - 22:41

    Como siempre no todo es oro lo que reluce. Hay empresas que creen que con dar un portátil al empleado ya será suficiente y alguna ni eso, y hay empresas que esperan diluir el derecho a la desconexión digital con la excusa del teletrabajo y su expectativa de flexibilidad.

    Como si todo el mundo tuviera un lugar en casa para trabajar de forma ergonómica, para mucha gente supondría cierta inversión empezando por una buena silla.

    Y veremos qué opinan los seguros de estas condiciones de trabajo en cuanto a coberturas, e.g túnel carpiano? Culpa del trabajador por no usar teclado/ratón ergonómico, lumbalgia? Silla inadecuada.

    En conclusión, a priori el teletrabajo parece todo ventajas para el trabajador pero como siempre el demonio está en los detalles, hay que planearlo bien a todos los niveles. Quienes lo hayan hecho por primera vez en la pandemia por pura necesidad seguro que hacen aguas en varios aspectos. Es un tema interesante, es el futuro como mínimo como modelo mixto viniendo de un presencialismo absurdo pero habrá que evolucionar en muchos niveles, el teletrabajo no es pillar un portátil y sálvese quien pueda.

    Responder
    • Jaír Amores Laporta - 18 mayo 2020 - 00:52

      ¡Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida.es
      Coincido totalmente.
      Un planteamiento equilibrado de la situación, más allá de las enormes ventajas evidentes, es pensar qué gana la empresa, y qué gana el trabajador.
      Hay muchos gastos ocultos en el teletrabajo, incluyendo algunos cognitivos y emocionales.
      ¿Y qué gano yo con el teletrabajo?
      ¡Saludos desde Las Palmas de Gran Canaria!

      Responder
  • #019
    Gorki - 17 mayo 2020 - 23:11

    Por lo que se, una compañía, (se cual es pero no lo voy a decir),, que tenia en marcha el cambio de oficina, no a dejado la nueva oficina,; porque ya había firmado un contrato de larga duración, (para segurar el alquiler u el tiempo de amortizar la remodelación, pero la que iba hacer. la han echado abajo, para hacer mas salas de juntas y un espacio diáfano, con menos mesas, donde la gente no tiene plaza fijo, porque se espera que muchos de los empleados solo vayan lo imprescindible y solo esporádicamente.

    Repito lo que dije eneste blog el 12/5/2020

    Sin embargo a mi me preocupan mas los efectos a largo plazo:

    Cambios de domicilio a domicilios lejanos y mas amplios que tengan espacio para montar un despacho
    Decadencia de barrios cuya única virtud es que están comunicados con todas partes
    Decadencia de los centros empresariales dentro y fuera de la ciudad por cierre de oficinas
    Reducción de impuesto en las urbes a favor de mas impuestos en loa ciudades dormitorio
    Implosión de las urbes
    Sustitución de teletrabajadores con sueldo fijo por teletrabajadores autónomos
    Sutitución de teletrabjadores autónomos por teletrabajadores del Tercer Mundo
    Cambio del domicilio legal de los negocios en la nube a oficinas ficticias situadas en paraísos fiscales,

    Las repercusiones del teletrabajo están por saberse, pero tenemos las repercusiones del colocar las fábricas en China, que es de otra forma, una forma de teletrabajo y hay que ver Detroit para darse cuenta lo que ha supuesto. ¿Y si la implosión de las urbes es algo parecido?
    ..

    Responder
    • Gorki - 17 mayo 2020 - 23:27

      Me molesta la auto cita, pero, ventajas, desventajas a medio y largo plazo, las escribí en este blog el 12/5/2020 en el siguiente comentario copio un trozo.

      https://pe.fashionnetwork.com/news/Fabricas-chinas-incendiadas-o-cerradas-en-vietnam,406808.htm

      Responder
    • Enrique - 18 mayo 2020 - 12:38

      Teniendo en cuenta que la única razón de la inmigración interna en Madrid es la oferta de trabajo, me da la sensación que esta ciudad se quedaría vacía.

      Seamos honestos, Madrid es un ciudad que entró en el siglo XX siendo pueblo y que se construyó con el dinero que había, nada. A día de hoy, hay calles chavolistas en todos los mejores barrios. Por poner un ejemplo de actualidad, Núñez de Balboa, en plena joya madrileña (Barrio de Salamanca) en su tramo más al norte, es una calle fea y estrecha. Lo único que le salva es que hace esquina con Juan Bravo.

      Tenemos el commieblock más grande de Europa, ríete tú de la Europa del este. (Otra foto)

      Y si nos vamos ya a las ciudades dormitorio del sur, colmenas levantadas hace 50 años en un secarral. Dile a ese millón de personas que le cambias su cuchitril en la nada por un apartamento en la costa alicantina, ¿cuanto tardarían en cargar el coche?

      Y ojo, no tiene por qué ser malo, viviremos mejor y de paso cambiamos la capital a un ciudad monumental homologable a las europeas; Toledo, Segovia, Ávila…

      Responder
  • #022
    Alex - 18 mayo 2020 - 08:12

    Soy tremendo defensor de lo teletrabajo, desde mi punto de vista las barreras culturales y sociales han sido las más difíciles de derribar hasta el momento.

    Escribí sobre este tema y cómo los políticos podían ayudar a repoblar la España vaciada, con el fomento del teletrabajo.

    https://alexfuenmayor.com/el-teletrabajo-como-arma-para-repoblar-las-espana-vacia/

    Pero creo que el confinamiento ha hecho que todo el mundo al mismo tiempo, trabajadores, empresas y gobiernos, se planteen el teletrabajo como una opción real. Para muchos costará adaptarse, hay vicios adquiridos durante años que habrá que sustituir, pero creo que como sociedad nos merecemos una oportunidad de aprovechar aquellos que no podemos controlar ni generar, el tiempo.

    Responder
  • #023
    R. Jaén - 18 mayo 2020 - 10:36

    Gracias, con una buena formación orientada a la productividad y a potenciar la iniciativa del trabajador podría ser la revolución que necesitamos.

    Responder
  • #024
    Lua65 - 18 mayo 2020 - 11:48

    Primero y para ahorrar polémica: Soy partidario del teletrabajo, allí donde pueda ser aplicado. Desde hace muchos años.

    Una de las muchas razones que me hicieron abandonar la informática (mentira, nunca la dejas), fue un “shock de estrés”, me quede “plegado” en una reunión a las 9am. Ya hacia tiempo que el medico me advertía… “relajate… ese ritmo es inaceptable” (y la palabra fue “inaceptable”). Ambulancia y pa’lante.

    En años, no conseguí que mi jornada laboral, bajara de las 10h, bien fueran presenciales o en “tele”. A diario o fines de semana. Ni os cuento al personal que tenía a mi cargo. Al menos, al principio, (hablo de cuando asomabas la cabeza por la ventana y veías pterodáctilos volando), aun se veía recompensado, bien fuera en remuneración o en días de vacaciones “extras”… Después, simplemente regalabas tu tiempo a la empresa… Tu tiempo, lo mas valioso que tienes en esta vida…

    Si un problema le veo (y así se esta constatando ya) al teletrabajo, es ese “abuso”, en el que estas desprotegido frente al hecho de “poder desconectar” cuando ha llegado el momento.

    Hay que legislar, mucho y bien sobre ello para que sea factible… y lo veo difícil.

    Si en presencial, ya es difícil…

    Responder
  • #025
    Lua65 - 18 mayo 2020 - 14:01

    Dejadme ahora contaros un anécdota, digamos, “divertida” …
    Ya dije hace poco, que abogar por el teletrabajo (y lo hice en tiempos de ADSL 256), casi me cuesta el puesto.

    El problema, no podía ser de otra manera, es que si un día estas de wiskises con tu jefe, sigue siendo tu jefe, no tu colega… error mío…

    Andaba yo por el tercer Bourbon (Solo bebo Jack Daniel’s o cerveza) cuando amanecí con mis propuestas… que fueron fulminadas por un argumento irrebatible:

    “Tengo 16 comerciales, los mejores. En la primera semana de mes, hacen una operación y cumplen con su ratio. Los otros 25 días, están de Gin Tonics en el bar. Y tu me dices, que les deje trabajar desde casa…”

    Silencio por mi parte….

    “Te imaginas donde llegaría la empresa, si el resto del mes, hicieran lo mismo que la primera semana??? Te imaginas si los dejo sueltos en su casa sin controlarles???”

    KO Técnico. Pedí otra ronda y me callé. (a continuacion vino mi bronca) XDDD

    No digo con esto, que siempre tenga que ser asi… por supuesto… but This is Spain… XDDD

    Responder
  • #026
    LEON - 18 mayo 2020 - 16:35

    Primera etapa: Los empleados se van a casa y hacen desde allí su trabajo.

    Segunda etapa: La empresa sustituye los caros empleados locales por otros situados en países con menores costes laborales y sin cobertura legal en el país en que está la empresa.

    Tercera etapa: La empresa sustituye a todos los empleados por Inteligencias Artificiales.

    Responder
  • #027
    Gorki - 18 mayo 2020 - 18:25

    Segun comunica Idealista, en este momento se estan trasformando locales de negocios en vivienda, pues el COVID-19 ha cerrado muchos negocios y los propietarios de los locales ven mas poibilidad de sacar beneficio de ellos como vivienda que de local comercial,

    https://www.idealista.com/news/inmobiliario/vivienda/2020/05/14/782595-el-posible-aluvion-de-locales-comerciales-vacios-por-la-crisis-del-covid-19-relanza

    Por otra parte conozco casos de quien alquilaba inmuebles¡ por AirBnB, que están cambiando dormitorios por despachos para coworking.

    Las Urbes están ya cambiando al son de Teletrabajo y las nuevas espectativas de negocio que esto genera.

    Responder
    • Lua65 - 18 mayo 2020 - 18:44

      Ya te digo yo, que conseguir la cedula de habitabilidad, no es nada facil… (al menos en el area metropolitana de BCN)

      Dos años llevamos esperando para convertir un local de 300m2 en dos loft de 150m2 y ya nos han dicho que esperemos sentados…

      Responder
      • Gorki - 18 mayo 2020 - 19:32

        Antes del «Boom Inmobiliario», he conocido a empresas que se dedicaban específicamente al negocio de cambiar de uso locales comerciales y algunos aun persisten. .
        https://esarco.es/transformar-
        convertir-local-vivienda/

        No es esencillo pero sepuede hacer, quiza en Madrid mas facil que en Barcelona, no lo se. Luego estanlos trucos semi legales de hacerlos «Loft» que nadie sabe lo que son,

        En el fondo nadie te impide tener una cama y una cocina en un local comercial o una oficina.

        Responder
        • Lua65 - 18 mayo 2020 - 19:56

          Gorki… ya se que a ti solo te ha faltado ser astronauta y quimico-biologo en tu vida porque has hecho de todo y en todo has sido un crack, pero no me vas a dar lecciones de «inmobiliarias» en un asunto que llevo de primera mano…. asi que no patines.

          Las recalificaciones dependen, sobretodo de la pasta que metas por medio, de la insensatez ( corrupcion), y ya despues, de lo ventajoso del asunto…

          No se que conoces (o no) del asunto, pero yo me refiero a MI realidad…

          Responder
        • Lua65 - 18 mayo 2020 - 20:26

          Y si, hay directivas municipales que te impiden, tener esa cama y esa cocina en cualquier lugar, de hecho, si te pillan y les viene «bien», te puede caer un puro, que igual te hubiera salido mas a cuenta, ir directamente a por una casa (piso o lo que sea)… de ahi viene lo de la cedula de habitabilidad… por vivir, puedes vivir dentro de un coche… las consecuencias son las que son….

          Responder
          • Gorki - 18 mayo 2020 - 21:59

            Realmente LUA65 tienes mala suerte, comprendo que no consigas el cambio de uso

            Con mi mujer y mi hijo arquitecto, he tenido una oficina inmobiliaria Puedes buscar Grupo Puentebedón puede que aun lo encuentres en Internet.

            He vendido solares en Barajas, donde se construyo un hotel, porque era de uso terciario,, que es un loft, en realidad un montón de apartamentos,

            Vendí pisos hechos en unas antiguas cocheras de carruajes que daban a un patio interior de un vivienda del siglo XIX cerca del Rastro,
            y en mi mismo edificio de viviendas hay hoy dos apartamentos donde antes había un papelería y una tienda de ropa

            He dicho que no se si es posible hacerlo en Barcelona, pero en Madrid, cualquier tienda que tenga puerta a la escalera de la casa, tiene muchas posibilidades de que les dejen cambiar el uso del local.a vivienda, el ayuntamiento no pone muchas dificultades, las dificultades vienen de la comunidad de vecinos, pero cuando les dices que si no son viviendas, va a ser un bar de copas, el 90 % de las comunidades prefieren viviendas.

            Lo siento, se de lo que hablo, y se quien conseguía esos permisos en Madrid, hoy no porque ne salí de la «burbuja inmobiliaria» antes de que estallara. poer

          • Lua65 - 19 mayo 2020 - 08:58

            Sera eso, que habre pisado mierda o me habre cruzado con un gato negro… XDD

            Por muy arquitecto que sea uno…. si el ayuntamiento te dice que no te da permiso y no te recalifica (nuestro caso)… dos piedras.

            Como te he dicho antes: yo me refiero a MI realidad (nuestro local)…

            Nuestro vecinos (el local de al lado) tardaron 4 años en hacer lo mismo.

  • #034
    Xavier - 18 mayo 2020 - 19:18

    De verdad creeis q las pimes van a desprenderse del CONTROL, que es su pegamento? Esos para los que la digitalizacion es aun física cuantica y su clientela està cerca? (El 90% en el Estado)
    Ojo que doy por supuesto que se puede. En empresas grandes o micro y modernas puede ser.
    Me parece que la Nueva normalitat tiene fecha de caducitat. De verdad ojala me equivoque en todo.

    Responder
    • Lua65 - 18 mayo 2020 - 19:30

      Ojala te/nos equivoquemos en todo…

      ahi va la cosa… entre lo que nos pareceria cojonudo, y lo que en realidad es…

      Por mi experiencia, ya no como trabajador, sino como profesor de formacion continua, en la que he visitado cientos de empresas en estos ultimos años, te puedo asegurar que esa «norma» de, «prefiero tener al trabajador en casa aunque se toque los huevos, que descontrolado por ahi», es una realidad «inamovible»… por desgracia…

      Responder
    • Gorki - 18 mayo 2020 - 19:47

      No estoy en edad de poner un negocio en marcha, pero si lo hiciera seria con personal a media jornada teletrabajando en su casa, (mujeres con hijos , con frecuencia con magnifica formación y experiencia, pero que quieren conciliar trabajo y familia),

      Los presenciales en la oficina, gente a pocos años de jubilarse, parados de larga duración, que necesitan como sea trabajar para llegar a la edad de jubilación.

      Y la empres radicada legalmente en Inglaterra (algo que hoy volvería a repe3nsar en vista del Brexit),

      https://felixmaocho.wordpress.com/2013/07/02/no-seas-tonto-crea-tu-empresa-en-inglaterra-y-no-en-espana/

      Responder
    • Krigan - 18 mayo 2020 - 21:17

      No era solo cosa de las pymes. Que el teletrabajo no se implantase por el tema del control era una percepción errónea común a casi todas las empresas, pequeñas o grandes. Ahora se han dado cuenta de que era eso, un error. Yo creo que hasta las más pequeñas se han dado cuenta de eso. Han aprendido (por la fuerza) a operar mediante teletrabajo.

      Otra cosa es que me digas que en el caso de muchas pymes no haya manera de partir el local, entre trabajadores que podrían teletrabajar y los que no. Por ejemplo, un taller de coches. Los mecánicos no van a poder teletrabajar, la administrativa del taller sí, e igual ahora mismo lo está haciendo, porque su anciana madre es especialmente vulnerable al virus.

      Ahí el dueño del taller no lo tiene fácil para ahorrarse el pequeño espacio del taller donde trabaja habitualmente la administrativa. En cuanto el virus pase, la administrativa volverá a trabajar en el taller.

      Responder
  • #038
    Krigan - 18 mayo 2020 - 20:58

    El argumento de Gorki y otros es que el teletrabajador de los países desarrollados se verá sustituído por el teletrabajador del Tercer Mundo, con salarios mucho más bajos. Sin embargo, hace ya bastantes años que se fue a otros países la faena que podía irse. ¿De dónde creen que vino que China se convirtiese en la fábrica del mundo? ¿Y la multiplicación de call centers en Latinoamérica para atender llamadas en español? ¿Y la multiplicación de call centers en la India para atender llamadas en inglés? Lo de la India además pasó antes que lo de Latinoamérica.

    Se hizo con tal pasión (o codicia) que algunos de esos puestos (una minoría) incluso acabaron por volver a los países desarrollados, porque se trasladó incluso lo que no podía ser trasladado.

    Así pues, no confundamos churras con merinas. La externalización en países de bajos salarios es un fenómeno (ya viejo, además), y el teletrabajo es otro muy distinto. El obrero fabril chino no está teletrabajando, ni tampoco el teleoperador latino o hindú, que ha menudo ni tienen conexión fija a internet en sus casas, sino que conectan con sus móviles (no con PC), o bien desde un cibercafé.

    El teletrabajo, que es algo que se podía haber hecho desde hace décadas, pero no se hizo (lo otro sí), ha llegado para quedarse. Cosa que hace tan solo un par de meses mucha gente no se lo creían, se pensaban que era algo temporal. Podemos hablar de ello, y de sus consecuencias, que sin duda las tendrá, o seguir por los cerros de Úbeda, pensando que hablamos de un fenómeno ya viejo, cuando en realidad es un tema muy distinto.

    Dicho gráficamente, no vas a ir al paro (sustituído por alguien allende los mares), vas a estar trabajando en casa. O mejor dicho, vas a seguir trabajando en casa. Así que, entre otras muchas implicaciones, preocúpate por cómo es la silla que usas.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG