La publicidad y la normalización de lo que nunca debió ser normal

IMAGEN: Portada de El País online (Enero 2020)

Fíjate en la imagen que ilustra esta entrada. Fíjate bien, por favor. Te recomendaría incluso que hicieses clic en ella para verla en su tamaño original y sin sobreimpresiones en rojo, para apreciarla en su plenitud: es la home de El País, uno de los diarios de referencia en España, de hace un par de días. Pero está tan absolutamente llena de publicidad, que centrarse en las noticias que lleva en portada resulta prácticamente imposible: una campaña de publicidad ocupa ambos márgenes de la página, un banner ocupa la parte inferior, otro módulo adicional se sitúa en la derecha pero sin llegar al margen… al final, una rápida cuenta de píxeles nos revela que el contenido no publicitario, las noticias que se supone que son la razón de ser del periódico, ocupan tan solo un 40% de la superficie de la página, mientras que la publicidad de diferentes marcas ocupa el 60% restante. Si descontamos el espacio que ocupa la barra con la mancheta en la parte superior, el contenido ocupa menos aún.

Un ratio 60/40. ¿Qué lleva a lo que se supone que es un diario de referencia a ocupar el 60% de la superficie de su página con un contenido que los lectores no han solicitado y, además, no quieren ver? Tus usuarios entran en tu página para informarse leyendo las noticias que produce tu redacción, los periodistas que aportan al medio su prestigio y su influencia, pero tú te dedicas a castigarlos y a llenar nada menos que el 60% del espacio disponible de pantalla con algo que claramente les molesta, que no han pedido, que no quieren ver, y que les lleva a pensar que han aterrizado en cualquier página basura, en un panfleto cuya función es acomodar cuanta más publicidad sea posible. Visto así, cualquiera podría pensar que las noticias, en realidad, son simplemente eso, una simple excusa para poder llenar la mayoría del espacio de la página con publicidad. De alguna manera, alguien en El País ha pensado que un balance así podía ser algo normal, algo de alguna manera lógico o aceptable, que a los lectores no les iba a importar.

¿No se ha detenido ese alguien en el equipo de El País a calcular ese simple porcentaje? ¿El ratio 60-40 de publicidad frente a contenido no le resulta ni siquiera mínimamente alarmante? ¿Se ha parado a pensar en lo que dirían los lectores de su periódico en papel si la superficie de sus páginas se repartiese con esa proporción? ¿No deberíamos tener algún tipo de línea roja que impidiese semejante degradación? ¿Tiene algún sentido llegar a prostituir y a ensuciar la presencia en la red de un medio supuestamente prestigioso de semejante manera?

¿En qué momento empezamos a considerar como normal o aceptable algo así? ¿Cómo puede llegar algún directivo de un medio supuestamente prestigioso a normalizar el que se dedique a la publicidad bastante más espacio que el que se dedica a la razón de ser del medio, a la información? ¿Cómo puede no caérsele la cara de vergüenza? ¿De verdad le extraña a alguien que, ante semejante experiencia rayana ya en lo extravagante, sus lectores se instalen un bloqueador de publicidad? ¿Les resulta extraño que más de un tercio de los usuarios en Europa se instalen uno? Con una página así diseñada, ¿todavía tienen el cuajo de adjetivar negativamente a esos usuarios?

¿Y las marcas? ¿Algún director de marketing en su sano juicio cree que un impacto publicitario como ese posee algún valor más allá del de molestar, incomodar a los lectores de ese medio? ¿O son tan profundamente irresponsables que se limitan a desperdiciar su presupuesto entregándoselo a sistemas automatizados, carentes completamente de sentido común, que simplemente disparan anuncios a espacios disponibles como si fueran monos provistos de ametralladoras?

Cuando un directivo en un medio normaliza una imagen como esa, es que sencillamente ha perdido el norte, y debería dedicarse a cualquier otra cosa. Da igual las presiones económicas que tengas, los condicionantes que te impongan o que tu bonus esté en juego: cuando eres capaz de plantear semejante basura, cuando restringes el espacio dedicado a las noticias a menos de la mitad del área de tu página, deberías plantearte si de verdad quieres trabajar en un medio de información de prestigio. Haz un favor al medio en que trabajas y hazte un favor a ti mismo: dimite, déjalo, y busca trabajo en una página porno, en un casino online o en cualquier otro negocio de dudosa reputación. No le digas a tu madre que trabajas en un periódico, cuéntale mejor que eres pianista en un burdel. Pero no por lo que decía aquella vieja frase sobre periodistas que algunos atribuyen a Tom Wolfe, sino porque el que de verdad provoca con sus decisiones que ese medio de información pierda su dignidad… eres tú.

La publicidad online ha perdido el norte. Y algunos medios, claramente también.


This post is also available in English on my Medium page, «Advertising and the normalization of the abnormal«


42 comentarios

  • #001
    Javier Cuchí - 1 febrero 2020 - 10:59

    Llevo treinta años como funcionario público y aunque antes había estado doce o catorce en el mercado privado, la verdad es que tantos años en la administración pública pueden -digo pueden– embotar un poco la competencia mercantil de uno. Por otro lado, formé parte de la primera ola de la red en España (mediados de los 90) y soy, digamos, activista internauta desde el 2000, o sea que conozco un poco el medio.

    Digo todo esto, esos más y esos menos, para que se ubique con alguna precisión mi opinión en este caso. Allá va.

    La suscripción clásica no funciona. Los internautas españoles -que vamos siendo ya la mayoría de los españoles- nos hemos acostumbrado a nuestro particular, personalísimo y diario press clipping, así que la suscripción electrónica, entendida como el abono a un solo medio, está abocada al fracaso, entendiendo por tal que no va a ser capaz de sostener por sí sola a las empresas dueñas de los medios, ni siquiera complementando a, o siendo complementada por, la suscripción clásica al papel, cuya fuerte decadencia no es ningún secreto para nadie.

    La publicidad en los medios digitales tampoco funciona. Me sorprende Enrique cuando dice que un tercio de los internautas utiliza cuando navega un bloqueador de publicidad; me sorprende no porque dude de sus datos, en absoluto, sino porque yo creía mucho mayor esa proporción. En todo caso, seguro que irá creciendo.

    El misterio para mí es: ¿cómo rentabilizar económicamente entonces la prensa de calidad que, evidentemente cuesta mucho dinero? No lo sé, seguramente por la parte de mi ignorancia funcionarial; pero tampoco la sabiduría internáutica me da respuesta. Intuyo que, quizá -sólo quizá- la respuesta podría venir de algo que he mencionado como de pasada: el press clipping individual. Yo creo que por un servicio así, a un precio adecuado y bien prestado -es decir con una selección bien ajustada a los deseos del usuario- y a un precio razonable, muchos pagarían. Yo pagaría: me ahorraría mucho tiempo tener en mi buzón de correo cada mañana un newsletter así.

    Pero más allá de eso, la verdad, no sé ver alternativas. Y lo peor es que no sólo no las veo yo, sino que tampoco las ve el mundo de la prensa que lleva años buscando la fórmula y no da con ella.

    Pero sí, está claro: tal como lo están haciendo ahora, lo están haciendo fatal.

    Responder
    • Marcos - 1 febrero 2020 - 15:17

      El problema… es el que ellos mismos se han generado.

      Leía hace muchos años, en pleno auge de las descargas digitales y el problema
      Cinematográfico con estas, una reflexión interesante.

      Venia a decir “nos han dado mierdas esperando una rentabilidad, sin preocuparse de domesticar el paladar del espectador, creando y preocupándose solo por el dinero…. ahora, nadie es exigente para ver cualquier película en un streaming guarro”.

      Y claro…., tenemos unos medios de comunicación, el periodismo, una carrera o profesión de prestigio… que ha acabado por ser utilizada para intereses políticos, sociales o económicos; sesgada, se ha la hoy mucho de las Fake News cuando en este país ha habido portadas de periódicos donde se veía la marca de la goma de borrar del editor gráfico de turno!!!!!!!

      Esto, es porque no se valora una profesión y un medio como se debería de valorar. Al final es un negocio, sí, pero me imagino que quien más quien menos, lleva su zapatería, su estanco, su taller mecánico, siendo honesto, siendo imparcial y no intentando estafar a sus clientes.

      De esos polvos estos lodos. Porque me parece a mi que una profesión y un medio este tan poco valorado, tanto como para no pagar una suscripción, porque no han hablado de los cosas que deberían porque han sido parciales, porque…. muchos por qués.

      Si no hubiera sido así, el propio Enrique ya ha dado a lo largo de los años ejemplos en esta web de gente que merece ser retribuida por su trabajo y OH!!!! así ha acabado siendo.

      Lo que expongo es solo parte del problema; luego está la inmediatez de compartir o leer esa información en otra parte, pero venga… eso no está valor a lo que digo. Lo que ha acabado perdiendo valor es l profesión por mala praxis.

      Responder
    • Gorki - 1 febrero 2020 - 15:59

      ¿cómo rentabilizar económicamente entonces la prensa de calidad que, evidentemente cuesta mucho dinero? No lo sé

      Yo tampoco, y a veces pienso que va a ser tan difíicil, como conseguir la cuadratura del círculo, o sea imposible.

      Aunque me queda la duda de si estaré confundido, porque tampoco descubrí como podian hacerse rentables los videojuegos, con el pirateo desaforado que existía y ahi está esa industria, que ha superado en ingresos a la industria del cine. Quiza haya una solución para la industria periodística que yo no soy capáz ni de intuir.

      Lo que es cierto y seguro, es que los dos caminos que han empredido, el cerrar parte del periódico digital con el muro de las suscripciones, y el prohibir el uso de AdBlok, para llenar después su página con anuncios insoportables, no lleva a ningun lado. Un dia desaparecerán y nadie los echará de menos, porque habran pasado meses que no los vistamos.

      Responder
    • Anisótropo - 2 febrero 2020 - 15:08

      Quizás la solución esté en el modelo de negocio del navegador Brave. Aunque tampoco lo tengo claro.

      Responder
    • Héctor Quispe - 3 febrero 2020 - 20:00

      Creo que el futuro será algo así como el patreón.

      Responder
  • #006
    Joan Francesc Fondevila Gascon - 1 febrero 2020 - 11:57

    Interesante análisis. En la línea que se deja entrever en el artículo y en el comentario de Javier, el modelo ideal se aproxima al del «Daily Me» negropontiano. Cada lector se establece su itinerario digital personalizado de contenidos, y los algoritmos deberán intentar adaptarse a ello, en una especie de concatenación de micropagos que beneficiarán a quienes contraigan microméritos en función de la calidad de sus contenidos.

    Responder
  • #007
    Angel "El bueno" - 1 febrero 2020 - 12:16

    Me gustaría poder titular mi comentario «la prostitución de todo».

    Hace ya años leo y sigo casi todo lo que puedo seguir de lo que públicas. Empecé a discrepar contigo no en algunas opiniones si no en la dirección hacia dónde iban las cosas en una publicación tuya sobre airb&b.
    Recuerdo perfectamente que hice un comentario en el que decía algo así: «si con blablacar mi coche se puede transformar un vehículo de transporte semiparecido a uno público, si con vizit mi casa puede ser un restaurante y con Airb&b mi casa puede ser un hotel, ¿Qué será lo próximo, alquilar a nuestras mujeres por horas? ¿O que nos alquilen ellas a nosotros???
    Entiendo que eres profe en una escuelas de negocios, entiendo que enseñas cómo gestionar crear o escalar un negocio pero de hacer eso a convertir todo en uno dista mucho.
    Lo he dicho desde que comencé a leerte: «no, no se puede hacer negocio con todo, ni con la publicidad, lo que por cierto, he visto la entrada hace poco sobre la publicidad exterior llegando a un escenario Blade runner. Ni con nuestras propiedades inmobiliarias, ni con nuestros coches ni con todo lo demás…
    Básicamente porque entonces volveríamos a la edad Media dónde se podía hacer trueque y negocio con todo y eso, amigo mío a todas luces es inviable y parece imposible en la época actual, básicamente porque si todos esos modelos de negocio, todas esas cosas tan guays de las que nos habláis desde hace un tiempo se llevan a cabo acaba ocurriendo exactamente lo que explicas en esta entrada luego hay que poner límite, pero hay que ponerlo desde el principio hombre.
    No, no se puede hacer negocio con todo! !!!
    Respecto a que el que gestiona esta situación en El País se llama zoquete pues probablemente tengas razón, pero tengo la sensación de que ni es el único, ni esto se va a parar sopena que alguien intervenga, alguien con el suficiente poder como para pararlo.

    No sé si sabes que hay una empresa que me ahorraré mencionar que es capaz de meter publicidad en medio de los vídeos que tú y yo publicamos en nuestras redes sociales??? Es decir si yo soy amigo tuyo en Facebook o te sigo en Instagram y públicas un vídeo de tu fin de semana en no sé dónde, esta empresa es capad de meter publicidad en medio de ese vídeo que tú has publicado y yo voy a ver porque me apetece saber lo que ha estado haciendo mi amigo Enrique estos días. Qué intrusivo por Dios!!! Si no es ilegal debería serlo !!!
    Tengo la terrible sensación que hemos llegado a un punto en el que todo vale siempre y cuando la gente le parezca bien, nadie proteste simplemente porque es considerado una…. «disrupción».

    No, no se puede porque luego ocurren
    cosas como esta….

    Ale, espero que hayáis aprendido la lección los que os dedicáis a enseñar «business».

    Responder
    • Angel "El bueno" - 1 febrero 2020 - 15:37

      Por cierto, no creo que me hayas copiado tú a mí y yo a ti pero quería decir que me encanta la parte en la que recomiendas que el director de ese medio se dedique a otra cosa y se busque un trabajo.
      En mi modesta opinión es demasiado agresivo, no es necesario recomendarles que se pongan a trabajar en una página porno, lo que yo recomiendo habitualmente es que se abran un perfil en LinkedIn y se busquen en un trabajo, esta red es un mundo lleno de oportunidades….

      Imagina a la cantidad de políticos que les he derivado a LinkedIn…..

      Responder
      • Gorki - 1 febrero 2020 - 16:10

        Sacas a colación otro para mi insondable misterio de Internet,

        ¿Como puede ser el porno negocio en Internet, con la abundantisima oferta de porno gratis existente?, Digo yo, que si las paginas porno son, (para mi, inexplicablemente), negocio, El País puede copiar adqaptandolo a su caso, si no el contenido, la forma de monetización

        Responder
        • Angel "El bueno" - 1 febrero 2020 - 17:47

          Pues no tengo ni idea amigo.
          El negocio del porno y su monetización es para mí uno de los grandes desconocidos….
          Pero siempre estoy dispuesto a aprender….

          Responder
      • Carlos - 4 febrero 2020 - 03:31

        No les hace falta. Queda muy bien organigrama empresa aparezca alguien que ha estado como ministro.. pesar de ser un incompetente

        Responder
  • #012
    Gorki - 1 febrero 2020 - 12:19

    Pues añade, que para llegar ahí, te han pedido que previamente quites em bloqueador Adblock y que a continuacion te colocan una PopUp pidiendo permiso para el uso de cookies.

    Yo he decidido, que quien pide que quite el desbloqueador, es que no desea que entre y por lo tanto, donde no soy bien recibido no acudo.
    y si entro por despiste, me retiro de inmediato

    Como actualmente parece que todos los periódicos digitales españoles, se han puesto de acuerdo para pedir que quite el desbloqueador, lo que hago es acudir a la habitual fuente de la noticia la Agencia EFE, que tiene magnifica informacion y no dqa tanto la lata https://www.efe.com/efe/espana/1

    Responder
    • José García - 1 febrero 2020 - 18:42

      ¿que te piden qué?
      Eso es porque usas el navegador de la empresa de publicidad.
      Prueba Brave browser (https://brave.com/) y te olvidas de popups, cookies, permisos y anuncios.

      Responder
      • Carlos - 4 febrero 2020 - 03:34

        ¿Estas seguro? No he configurado bien el navegador, varias paginas saltar el bloqueador de cookies. Agradecia ayudes a que no aparezca el molesto mensaje de las cookies

        Responder
    • Carlos - 4 febrero 2020 - 03:32

      Estoy totalmente de acuerdo contigo.. Gracias por el consejo agencia Efe.
      Un saludo.

      Responder
  • #016
    RAUL OFFSHORE - 1 febrero 2020 - 12:22

    Yo, hay webs que he dejado de visitar por la publicidad. No es normal que pinches en una noticia y en vez de abrirse la noticia se te abre una pestaña con publicidad en la que no he pinchado. Hablo de eleconomista.es
    Y también hay ya cadenas de TV que prácticamente he dejado de ver por la cantidad de anuncios que meten y también por su informalidad en el horario. Dicen que algo empieza a las 22:40 y empieza luego a las 23.
    Otro tema a analizar es que las cadenas de TV ponen la programación «buena» de prime time a partir de las 23 horas llegando a terminar a la 1 am. Parece que la programación la ponen para jubilados y parados que no tienen que madrugar. Una pena

    Responder
  • #017
    Victor - 1 febrero 2020 - 12:38

    Avanzando a una de las soluciones, la subscription, tiene otro problema: no están preparados para proporcionar una experiencia digital aceptable. En muchos sentidos esto me recuerda a tu artículo donde hablas de la tendencia a poner a los directivos de tecnología como director de la empresa.

    En mi caso me he intentado subscribir al The economist y The new York times.

    El primero tenía una interfaz en el móvil tan mala que no conseguia leer un artículo medio largo.

    El segundo me timo literalmente cargando a mi cuenta una cantidad de dinero que no era la que anunciaban. Otros genios del growth marketing supongo.

    Lo peor del tema era que si me quería desubscribir de cualquiera de los dos tenía que llamar por teléfono ya que las bajas se gestionan conjuntamente digital y papel.

    Te registras en Internet pero solo te puedes dar de baja por teléfono. Alguien se imagina a Netflix siendo lo que es con esa filosofía?

    Lo bueno para la industria es que aún hay demanda y gente dispuesta a pagar por periodismo de calidad. Lo malo es que buena parte de los periódicos clásicos van a quebrar a este paso.

    Acabará Automatic o El Español comprando el dominio en Internet, lo único de valor, de alguno de estos dinosaurios?

    Responder
  • #018
    Carlos - 1 febrero 2020 - 13:10

    https://www.levante-emv.com/
    Va un paso mas alla

    Responder
  • #019
    Javier - 1 febrero 2020 - 14:46

    Facts:

    1- Uso AdBlock casi desde que salió. Cuando a mis conocidos les hablo de esto, es como si de repente hablara en algún dialecto klingoniano. Ya ni me molesto.

    2- Así y todo, en ciertas webs que me dan lo que busco, y bajo la estricta condición de que no sea molesta e intrusiva, desbloqueo gustosamente la publicidad. Porque así siento que ambos ganamos.

    3- En cuanto al periodismo (…de calidad…) tenemos un gran problema. Como dijo Bill Gates:

    «Banking is necessary; banks are not”

    Se necesitan periodistas, no medios.

    Si yo fuera periodista, trataría de pensar estratégicamente, como tener un sitio con noticias de calidad y con publicidad que mantenga los costos, y no sea intrusiva. Y pensando en el nicho que quiero ocupar.

    De hecho conozco a un periodista que ha sido un gran periodista en medios para los cuales trabajaba, ha investigado y ha sabido pegar verdaderos «bombazos» periodísticos que ha hecho tambalear gobiernos en la década del 90.

    Ahora tiene su propio medio, y ha seguido destapado ollas podridas, y de a poco se ha ido convirtiendo en un referente por derecho propio. Y haciéndolo para él: él lo cocina y él se lo come.

    Puedo estar más o menos de acuerdo con su linea editorial, pero el hecho es que lo está haciendo. Y cuando destapa un hecho de corrupción, todos los medio lo llaman.

    Este es otro ejemplo exitoso de un periodista que en su nicho es un referente para muchos.

    Siempre me queda la duda hacerca de si mi respuesta está influida por el sesgo de cherry picking, porque cito a solo dos medios cuando la verdad es que hay más periodistas que no lo están logrando, pero también me pregunto cuantos de ellos están preparados, dispuestos y en condiciones (internas y externas) de llevar adelante esa empresa.

    Responder
    • Javier - 1 febrero 2020 - 15:37

      «hacerca»… perdón, me voy a flagelar con el látigo de puntas metálicas y vuelvo…

      Responder
    • Gorki - 1 febrero 2020 - 16:29

      Yo sigo a periodistas que tienen newsletter con su propio trabajo. Ahora sigo a Kiko Llaneras, que tiene una muy buenas prospecciones de fguturo nasado en estadísticas,

      Antes seguia a Frank Bruni que da muy buena informacion sobre la política americana el boletín en español de The New York Times , que suele dar uhna buena vision sobre los problemas de Iberoamerica.

      Pero tos tienen el problema de tener detrás un periódico, si el periódico cierra perderán su sopoeerte económico y dejarán de escribir (supongo)

      Responder
    • Sergio - 2 febrero 2020 - 19:21

      Recomiendo Fernando Díaz Villanueva, es un periodista independiente de culaquier medio, pública un podcast de noticias internacionales con foco en el mundo hispano de lunes a jueves. También sigo un newsletter diario: koshletter

      Responder
  • #023
    Carlos J. - 1 febrero 2020 - 18:49

    Un Netflix de los medios de comunicación, pagando una cuota por acceder a un amplio número de medios sin anuncios podría ser oportunidad. Ahora bien, los periódicos tendrían que entender que esa cuota no tiene nada que ver con lo que solían cobrar por un periódico físico.

    Me temo que la prensa se resistiría como las editoriales de libros, que creen que los ebooks tienen que costar lo mismo o más que un libro de bolsillo físico. Aunque a los libros físicos les va mucho mejor que a ellos.

    ¿Cuanto pagaríais al mes por un acceso sin anuncios a una amplia pero limitada oferta de medios de comunicación con la que te pudieras informar casi de cualquier tema?.

    Responder
    • Greg - 1 febrero 2020 - 22:59

      Estoy al 100% contigo Carlos: un servicio de tarifa plana que te permita acceder a toda la prensa que se apunte al concepto me parece a mí también el futuro sin duda de la prensa. No es -por ahora- incompatible con la prensa en papel porque algunos prefieren/preferimos (tengo 50 tacos ) el periódico acompañado de un café en un bar por la mañana. Convivirán los dos formatos durante x años hasta que el periódico en papel (y por consiguiente los kioscos de prensa) desaparezca(n) porque ya no pintará(n) nada. Como desapacieron los videoclubes, DVDs y otras cajas de plástico del siglo pasado.

      Pero podemos ir más allá: de la misma manera que Netflix ha entendido que el negocio está en producir sus propios contenidos, dicho servicio de acceso a la prensa tradicional se planteará proveer sus propias noticias hasta convertirse en la principal fuente de información. ¿Que no le hará gracia a los medios de prensa tradicionales? Seguro, pero no les quedará más remedio que aguantarse, igual que las grandes productoras de cine siguen en Netflix. Ya sé que algunas como Disney están intentando ir por libre pero no les auguro mucho futuro porque, IMHO, muy muy poca gente se va a suscribir a 2 plataformas de streaming. Menos aún cuando ya pagas a mayores todos los meses por otro servicio del mismo tipo llamado Movistar. El tiempo lo dirá. O no.

      Responder
  • #025
    Xaquín - 1 febrero 2020 - 19:16

    Dado que Javier Cuchí redondeó muy bien el problema, con ese centro en el «pressloquesea», o simplemente «buscar en modo independiente», solo marcarme como otro megacansado del acoso publicitario.

    Pero lo del periolistismo va más allá, porque la portada de la Vanguardia, por ejemplo, usa casi un tercio de su espacio informtivo, en auténticas noticias rosa. Incluso con un recuadro dedicado en exclusiva al HOLA.

    Por lo de ahora, me sigue siendo más cómodo trasladarme por el muro del facebook, que por la portada de cualquier periódico con versión web.

    Y pensando en los viejos tiempos, en que Apple demostró la obsolescencia de buscar información, por la memoria central de un ordenador by Mocrosoft, estamos esperando que el tío Google despierte de su sueño casi eterno y ponga en circulación una aplicación, que realmente sirva para navegar con eficiencia por diversos medios de comunicación. Sin y con pago desde luego, pero sin olvidar (por parte del empresario de papel) que también los cocheros y los ascensoristas tenían una función social de primer nivel. Y, por otro lado, que la interacción con el internauta capaz, hace cada vez más interesante (sobre todo si mejora con el tiempo) la sección de comentarios. Porque, en algunos casos, tiene más de cartas al director, que de una real y cómoda interacción con el lector.

    Y sin olvidar también, que el ser humano tiene un ego que se lo pisa. Y si le dan una pluma entra en las cacharrerías como un auténtico elefante.

    Pero semos sapiens, en algún momento se tendrá que notar.

    Responder
  • #026
    Marcos - 1 febrero 2020 - 20:55

    Es más fácil crear un nuevo modelo de negocio que adaptar tu modelo de negocio, ese que da beneficios, que reparte dividendos, que ha permitido enriquecerte durante muchos años y que ha servido para que los que toman decisiones maduren, se apoltronen, se hagan menos atrevidos y mas conservadores. Esto provoca que los nuevos modelos de negocio vengan de la innovación de los que no están establecidos. Dicen que las risas de Nokia ante android eran tremendas…
    Los caballos y el coche, la radio con la llegada de la tv y ésta con la llegada del VOD (video-on-demand), bueno netflix, las discográficas con sus discos y la llegada, primero del mp3 y después de spotify. Los coches de combustion (Grupo Volkswagen y Ford) y la llegada de los coches electricos (TESLA) son claros ejemplos de lo que todos sabemos.
    ¿Porque iba a ser diferente en la prensa? No van a seguir cobrando por el periódico diario, no. Mi abuelo es el que queda.
    Si no han aprendido de todos los demás caerán, sino lo que lo hagan, deben hacerlo ya, contenido que los diferencie, de calidad, asequible, accesible… El problema de esto es que suponen cambios en su modelo de negocio y es lo que no quieren

    Responder
  • #027
    Pedro de la Cruz - 2 febrero 2020 - 00:30

    Buenas tardes.Viendo lo demostrado, realmente es preocupante que la publicidad sea mucho más destacada que la mismísima noticia. Esto en un lapso de tiempo puede convertirse en un problema más grande.

    Sin embargo, tampoco hay que apuntar a los directores de la página, pues necesitan de que vivir, así que se tendría que revisar el contexto para averiguar de quien es la culpa: de los administradores, que han decido colocar ese tamaños, o las patrocinadoras y sus condiciones.

    Responder
  • #028
    Pedro de la Cruz - 2 febrero 2020 - 00:44

    Buenas tardes. En cuanto a tu comentario, tienes mucha razón, pues es insoportable e inaudito ver que la mayoría de la página sea cubierta por anuncios. Sin embrago, habría que ver el contexto en el que fue realizado, debido a que sea culpa de los patrocinadores por ciertas condiciones requeridas. Recuerden que de esto gente vive, y no podemos echarles toda la culpa.

    Responder
  • #029
    Juan Carlos - 2 febrero 2020 - 07:05

    El País es tedioso leerlo. Diseño página apenas puedes leer texto. Parece mentira que un medio tanto alcance haga uso de ese tipo publicidad parece una página de recortes. Único están consiguiendo obtemos otro medio información y que al final nadie lea ese medio. Como bien comento otro compañero otros periódicos tomado mismo camino.. Quieres ver/leer noticias pausar bloqueador qué precisamente instale por lo mismo.
    Afortunadamente existen otros medios informarse.. Como periódico deja muy mal periodismo con tanto imtrusionismo publicitario

    Responder
  • #030
    Sachse - 2 febrero 2020 - 09:12

    A título ilustrativo cuento mi experiencia personal.
    Yo compraba con frecuencia «El Mundo» desde principios de los noventa hasta hará unos diez años. Me gustaba comprar el periódico junto al trabajo y en ratos de descanso ir leyendo lo más interesante. Los sábados y domingos era de comprarlo y leerlo en la terraza de un bar, tomando el sol y con una vermut. Dejé de comprarlo porque cada vez de sentí más en desacuerdo con su línea editorial sobre política internacional. Una mañana estaba leyendo un artículo sobre aquella «flotilla de Gaza» que salió de Turquía y pretendía entrar en Israel y me pregunté qué hacía yo leyendo aquella bazofia antisemita. No volví a comprar el diario. Me pasé a La Gaceta, que compré cada fin de semana hasta que la cerraron. Nunca más compré un periódico en papel.
    Me informo desde hace veinte años en Libertad Digital (donde ciberconocí a nuestro anfitrión) y secundariamente en otras páginas. Cada mañana desayuno ante la computadora y se me abren automáticamente las páginas de Libertad Digital, de Enrique Dans, del diario local y de El Confidencial. Tal es mi dieta informativa.
    Contribuyo económicamente de forma periódica al sostenimiento de dos medios: Libertad Digital y la tertulia de El Búho (soy fán de José García Domínguez) y lo hago por sentido moral. Lo hago porque considero que me aportan mucho y porque quiero que lo sigan haciendo. Es un gasto mensual que considero bien aprovechado, y que en el caso de Libertad Digital me permite navegar de forma más cómoda y acceder a contenidos de interés. Estoy sopesando mucho hacerme patrón de Disidencia por los mismos motivos.
    Yo no creo que la prensa deba de ser plurar. Yo no quiero un medio plural en un sentido amplio. Al madurar todos tenemos nuestras cosmovisiones y es muy difícil que renunciemos a ellas para adoptar otras. A mí no me interesan tertulias en las que conservadores y progres, fachas y rojos, se tiran los trastos a la cabeza ni medios en los que junto a una columnista «de derechas» escribe su columna otro «de izquierdas». Yo tengo mi cosmovisión y filtro la información a través de ella. Disfruto con el pluralismo dentro de esta cosmovisión y con el perfilamiento de matices diversos enriquecedores. Valoro estas aportaciones nutricias para mi espíritu y estoy dispuesto a pagarlas de forma selectiva. De hecho así lo hago. No sé si este será el camino para la supervivencia de una prensa de calidad.

    Responder
  • #031
    Sergio Martinez - 2 febrero 2020 - 11:31

    Curioso, hoy la portada del elpais.com hoy solo con un banner en la parte superior.
    Parce que hay gente que lee a edans más de lo que pensamos :-)

    Responder
  • #032
    Gorki - 2 febrero 2020 - 11:50

    Ayer fui a un cine ver la retransmision en directo de una ópera que se celebraba en el Met de Nueva York.

    Los teatros de ópera tienen un problema parecido a los periódicos, por mas que tengan sponsotización, los espectáculos de ópera son tan caros, que es imposible ofrecer una ópera medianamente digna, con la suma de sus ingresos de taquilla y subvenciones.

    Pero han encontrado un nedio adicional de financiacion, retransmitir en directo o diferido el espectáculo en salas de cine.

    Ayer unos 1700 cines en todo el mundo daban la ópera del Met. En la sala donde yo fui sería,pos unos quinientos espectadores, que pagamos 22€ por entrada, es decir, dejamos en taquilla 11.000.

    Si dejamos limpio para el Met, un 10% son 1100 € que por 1700 cines, suponen unos 18 millones de euros adicionales.

    Claro está, comseguir esto no es sencillo, exige un cambio de mentalidad de los directivos de los teatros de la ópera, pues para darlo en directo el Met hace una funcion adicional mas económica, que comienza a la 1 de la tarde, hora local, para que en Europa se vea por la tarde/noche y no solo eso, el maquillaje, las coreografías. decorados,… se piensan no solo para el patio de butacas, sino además para retransmisiones en primer plano.

    Yo digo, si los tradicionalmente «carcas» y fosilizados directivos de la Ópera han sido capaces de entontrar salida a sus problemas económicos, ¿No podrian hacer algo los directores de periódicos, encontrar un a salida adaptada a su características?

    Responder
  • #033
    Garepubaro - 2 febrero 2020 - 15:04

    Se puede explicar lo mismo con los podcats, como IVOOX, hace unos años la gente fue pasandose de las radios generalistas, FM, a los podcats, va pasando el tiempo y como siempre en internet pasa la novedad, pasa el impulso inicial … y la gente se va dando cuenta que los podcats de usuarios web son de un tio en calzoncillos con el pijama lleno lamparones, como mucha elocuencia y discurso largo en el mejor de los casos, pero sin infraestucturas y sin medios, sin asesores colaboradores con sueldo, profesionales, porque ni siquiera el locutor principal lo es, asi que se nota programas cada vez mas flojos y dispersos, que le falta algo, solidez, divagaciones y los programas consisten en decir lo mismo que ya cualquiera podia leer en las webs de internet, copiar contenidos y creatividad decreciente …

    Asi que de nuevo la gente se esta pasando para los programas generalistas en directo o en diferido, la Ser, Onda Cero, Cope etc y se los encuentra tambien dispersos y destrozados por el efecto de competir con los podcats de internet …

    Asi que en radio, peridiodismo escrito y cualquier sector al final la disrupcion que traia internet consistio en fragmentacion, miles de contenidos pero pocos valen algo, y destruccion de la industria para pasar al amateurismo, dispersion y fragmentacion de baja calidad generalizada y no tiene vuelta atras, la gente se da cuenta que los contenidos de pago no van a frenar esta demolicion

    Responder
  • #034
    Michel Henric-Coll - 2 febrero 2020 - 15:46

    Hola. Una pequeña aclaración para quien interese: la frase original no es de Tom Wolfe, sino el título de un libro de Jacques Séguéla sobre publicidad. Publicado en 1992.
    https://www.amazon.fr/dites-publicit%C3%A9-croit-pianiste-bordel/dp/2080642170

    Responder
  • #035
    Michel Henric-Coll - 2 febrero 2020 - 15:59

    «La suscripción clásica no funciona. »

    Es posible, pero yo pago una cuota de suscripción a ElPeriodico.com para, espero, defender a un periodismo que no esté vendido al político de turno o al presupesto publicitario.

    Responder
    • Javier Cuchí - 2 febrero 2020 - 20:39

      ¿De verdad cree usted eso? ¿De «ElPeriódico»? Madre mía… :-O

      Responder
  • #037
    Alfredo - 2 febrero 2020 - 22:59

    No es solo la publicidad, es la redacción de las noticias. Aqui en Perú muchos medios supuestamente «Serios» recurren a encabezados incompletos y a una redacción tipo «si quieres saber lo que ocurrio, sigue leyendo…» y «mas adelante te diremos lo que paso» convirtiendo un parrafo en 4 o 5 para poder acomodar más publicidad.

    Responder
  • #038
    EMA - 3 febrero 2020 - 09:34

    Estoy de acuerdo con todo lo que se ha dicho aquí de los intereses políticos de los periódicos y la poca imparcialidad que tienen. Es vergonzoso!!! Yo no pago por algo así.

    Por aportar algo nuevo, decir que la mayoría de los artículos está escritos deprisa y corriendo, y son de bastante baja calidad. Ahondan poco en los temas, son refritos copia/pega de cosas que ven en internet… y ya no te digo cuando van a dar un dato… ha subido un x por ciento el no sé qué. Ok, pero en cuánto tiempo? Último año? Último mes? Día? Es que sencillamente no saben.

    Y ya lo más patético es cuando ponen en verano al becario a escribir. Mi sobrina de 12 años os lo prometo que lo haría mejor. Dan mucha pena. A veces al becario le prorrogan la beca hasta septiembre/octubre y todo empeora más.

    Eso cuando no hay un artículo con palabras o frases cortadas que nadie vio.

    O cuando ponen titulares usando palabras como “incidente terrorista” cuando es “ataque terrorista” y cosas así.

    Para mí decir que eres periodista es como decir que trabajas en el Mac Pollo, no lo digas con la boca muy grande no vaya a ser que parezca que estás orgulloso de ello y encima hagas el ridículo.

    Dan mucha pena.

    Responder
    • Julio - 3 febrero 2020 - 17:55

      Recuerda el caso de Maria de Villota que tubo un accidente de coche en el circuito y perdio el ojo derecho, pues un medio dijo que perdió el oro derecho y todos detrás, publicando el mismo artículo con la misma errata, revisar para que, copia y pega y a correr.

      O lo de Juego de Tronos, en la temporada 1 alguna web que se dedicaba a series de TV comentaba el capítulo el jueves. En la temporada 8 todas las web de TV, periódicos, noticias de todo tipo tenían publicado el artículo (largo) el lunes a las 8 de mañana (la serie se emitía en USA los domingos por la noche)

      Responder
  • #040
    Julio - 3 febrero 2020 - 17:26

    Cuando el papel empezo a venderse menos y los bancos empezaron a controlar más lo que se decía, perdieron independencia. Cuando los grandes anunciantes empezaron a decir no hables mal de mi o quito la publidad de tu periódico, sabiendo que esa vez si que le harían caso. Cuando el Gobierno dice al director del periódico no me critiques mucho o te quito la publicidad institucional o al revés, habla bien de mi y pondré más publicidad institucional. Cuando una empresa compra la portada de los periodicos de tirada nacional, 3 veces que yo recuerde. Cuando publicas cosas que te han mandado que publiques que sabes que son mentira. Cuando disfrazas publicidad como un artículo en portada. Cómo vas a pedir que la gente te crea y lo que es más, que pague por leerte/te compre un ejemplar del periódico.

    Suelo navegar con el adblock o ublock, depende el ordenador en que lo haga. Entre una vez hace semanas a la web del As y luego a la del Marca y parecían un soporte para anuncios en en que había algunas noticias, en lugar de noticias con algunos anuncios. Encima los anuncios eran casi todos de casas de apuestas distintas

    Responder
  • #041
    Dedo-en-la-llaga - 4 febrero 2020 - 17:28

    Se habla de una ratio 40-60% a favor de la publicidad. Yo lo que veo es así como un 5-95% a favor de dicha publicidad, porque lo que hay que tener en cuenta es en manos de quiénes están en este fuck país los «grandes» medios de supuesta comunicación. A partir de ahí, todo ya es coser y cantar.

    Responder
  • #042
    Franc - 6 febrero 2020 - 11:44

    Es tan sencillo como dejar de leer ese periódico que al obligarme a tragarme su publicidad me está abriendo la puerta de salida.
    Les invito a que visiten «Todos los periódicos de España» donde podrán sorprenderse de la cantidad de noticias que periódicos poco serios como El país nos oculta. De esta manera encontré este instructivo blog. Leía mucho El País pero me di cuenta que soy yo el que elijo qué quiero ver y no ellos. Soy muy feliz de que no me permitan leer su periódico, se me ha abierto un mundo nuevo.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG