El humano digital y la sociedad del futuro

IMAGE: Samsung

El proyecto Neon de Samsung ha conseguido, a pocas horas de su presentación hoy en el Consumer Electronics Show (CES), generar muchísimas expectativas: una investigación de The Verge apunta a que se trataría de una tecnología que recuerda a la utilizada en la generación de deepfakes de vídeo, que permitiría que una persona la adiestrase para generar una copia digital de sí mismo a modo de avatar, que a partir de ahí se especula que podría ser utilizada de manera autónoma para una amplia variedad de tareas. Algunos de los vídeos que han sido obtenidos – o cuidadosamente filtrados – y los tweets y teasers publicitarios utilizados por la marca ofrecen una visión enormemente futurista de figuras presumiblemente artificiales (tan buenas, en realidad, que podrían haber sido creadas con actores, pero no tendría mucho sentido hacerlo así) que se desenvuelven de manera completamente natural, prácticamente indetectable, mejor que en algunos de los mejores videojuegos, y cuyo uso potencial abriría muchísimas posibilidades.

Podemos imaginar desde usos que ya se han llevado a cabo, como actores sintetizados que desarrollan papeles en películas después de fallecidos, hasta avatares digitales de una persona que podrían, con el adecuado entrenamiento, responder a consultas de todo tipo, incluyendo información que la propia persona no necesariamente tiene: ¿podría mi avatar digital dar una clase por mí, e incluso responder a preguntas mejor que yo, dado que tendría acceso a bases de datos que yo soy incapaz de recordar en su integridad? Y en ese caso, ¿cobro yo la sesión impartida si soy yo personalmente quien entrena a ese avatar, cobro algún tipo de derechos por ella, o simplemente soy sustituido? O peor, ¿por qué yo, que no soy particularmente atractivo? ¿Ofrecemos al alumnos que esa clase se la imparta el avatar que él o ella misma prefieran, y que puedan recibir clases de tu actor o actriz favoritos?

No tengo ninguna duda de que un avatar digital podría llevar a cabo muchas de las tareas implicadas en el desarrollo de una clase mejor que yo, desde la gestión de la participación de los alumnos hasta la respuesta a muchas preguntas, y quien plantea eso para un profesor, puede plantearlo también para operadores de servicio al cliente, recepcionistas, presentadores de noticias, o hasta para consultas médicas.

El proyecto proviene de Samsung a través de una unidad de gestión independiente llamada STAR Labs (Samsung Technology & Advanced Research), y dirigida por Pranav Mistry, conocido por su experiencia en proyectos anteriores como SixthSense, Samsung Galaxy Gear o Project Beyond. Utiliza una tecnología, Core R3, que significa Reality, Realtime, Responsive, y que viene a afirmar que resultaría prácticamente imposible diferenciar al original de su copia digital.

La incógnita sobre lo que realmente es y sobre hasta qué punto ha sido Samsung capaz de vender hype o de genuinamente crear algo muy innovador la tendremos en unas pocas horas, a las 18:30 horas en Las Vegas, pero la simple especulación sobre lo que pueda ser ya nos puede servir para alimentar muchas hipótesis sobre lo que nos puede traer la sociedad del futuro.

¿Hasta qué punto alcanza este concepto a ser mínimamente realista, o simplemente hype, humo y aire calentito? ¿Podría un avatar digital entrenado por tus propias acciones cotidianas desempeñar una parte significativa de tu trabajo? Vete reflexionando sobre ello. En unas horas, más. O no.

ACTUALIZACIÓN: poca información en la presentación, y un cierto consenso en decir que se trata de video-chatbots en los que una imagen hiper-realista actúa en función de una serie de reglas. Poco, por tanto, en el área de la inteligencia artificial necesaria para lo que sería más diferencial, la posibilidad de entrenar a ese avatar para hacer las funciones de la persona a la que representa, lo que convierte el proyecto en poco más que un preciosismo estético.


This article was also published in English on Forbes, «The digital human and the society of the future«


13 comentarios

  • #001
    Antonio Sánchez - 6 enero 2020 - 11:56

    Se espera que la presentación sea mañana Martes para que no haga sombra a las novedades de Samgsum que hará hoy.

    Se debería empezar a desarrollar los corpus legales que permitan la puesta en marcha de estos desarrollos, ya que pararlos es inútil y cierto ludismo del siglo XXI.

    La vinculación avatar a una persona física que diese todos los permisos para su uso creo que podría ser una salida legal.

    Responder
  • #002
    Gorki - 6 enero 2020 - 13:18

    Una cosa es la tecnología para generar el «muñeco» y otra muy diferente dotar al «muñeco» de inteligencia para «trabajar» en un departamento de Atención al Cliente, por ejemplo.

    La primero se ha conseguido ya hace mucho, yo he visto vídeos de cómo a un muñeco astandar, se le ajustaba la «cara» de Tom Hanks, o la de ‎; ‎Audrey Hepburn‎; y lo que era mas impresionante, podian modificar la «cara de Tom Hanks, de una personas super masculinizado a tener las facciones de una mujer.

    También he visto como unos de estos muñecos, actua imitado perfectamente los movimientos de un actor real –

    Sin embargo aun me falta por ver, bun robot que «piense». Si los de Samsung lo han conseguido, habremos avmzado un paso mas hacia a consecución del robot perfecto.

    Responder
  • #003
    Juan T. - 6 enero 2020 - 15:15

    Todo lleva a la meta de conseguir que lo virtual sea indistinguible de lo real, lo que lleva a plantear la hipotesis de si eso ya ha sucedido y estamos viviendo en la matrix.

    Mi impresión es de que no.

    Yo nunca hubiera pagado por elegir una virtualidad tan anodina como la que vivo, a no ser que vivamos en una virtualidad creada por un Gran Hermano que no nos da opción de elegir, lo que tambien es inconsistente, por que si nos tuviera en una virtualidad feliz, nos tendria lo suficientemente fascinados con ella, como para no indagar si vivimos en dicha Matrix.

    A no ser que el Gran Hermano haya llegado a la conclusion de que el sufrimiento es mas fascinante que la felicidad.

    De todos modos la Singularidad se acerca

    Responder
  • #004
    Lua65 - 6 enero 2020 - 18:23

    No viene a cuento (o si), pero como despues Xaquin dira algo de lo suyo… :)

    – Siri, Que hora es?
    – Te lo han preguntado a ti, Alexa…

    Si ya es jodido lidiar con un asistente… imaginate con una copia de ti mismo… (en mi caso, carnaza de psiquiatra, para que voy a negarlo…) :)

    Responder
    • Gorki - 6 enero 2020 - 19:26

      ¿Quiza la existencia de varios «yos» viviendo su propia vida, sea lo que nos de la privacidad en el futuro?

      ¿Ese que pasa por la esquina es Gorki, o su avatar Nº2?- Es el avatar Nº7. ¿No te has fijado que es el zurdo?

      Responder
      • Lua65 - 6 enero 2020 - 20:27

        No por dios…. Mas Gorkis (Luas) no… :)

        Pero planteas algo interesante… el zurdo, el bizco, el cojo… avatares imperfectos que se distingan del original…

        Nahhh… quita… :)
        Donde este el original, que se aparte la copia….

        Responder
        • Gorki - 6 enero 2020 - 21:08

          ja ja ja. Olvdas que Gorkis somos muchos como9 descubrió JAVIER ABASCAL https://www.enriquedans.com/2019/10/el-mundo-que-viene.html

          Responder
  • #008
    Xaquín - 6 enero 2020 - 19:34

    Todo «en regla», menos esa idea de que el alumnado, incluso universitario (pues están buenas las universidades!) escoja el tipo físico de profesor que le apetezca. Y no uso profesora, porque me parece de dinosauros futuros y además llevaría a entrar en el problema del machismo que tanto abunda (universidad incluída!!).

    La interacción positiva (bidireccional, etc.) con el alumnado, no puede conllevar la elección por parte de la cría humana, en modo ·»educacional», esta toma de decisiones. Dudo mucho que estén maduras para un nivel de selección tan complejo. No es precisamente comprar la entrada del cine, aunque lo parezca.

    Por simplificar, que me diera clase Jane Fonda o Paul Newman no entra en la ecuación de mejorar el sistema educativo que sufrí. Y que se centre la discusión entre si el profesor debe ir tatuado o no, aunque estemos hablando de «realidad aumentada» (totalmente individualizada), resulta tan eficaz, como pretender conocer la posición y el «movimiento» de una partícula subatómica.

    Aún seguimos padeciendo el trauma colectivo de vencer la presión en nuestro imaginario colectivo de la belleza clásica. Y no me vale, que ahora los adolescentes adoren diversas variantes energuménicas de belleza. Porque el problem de fondo sigue siendo el mismo. La Venus de Milo o Marilyn Mansos son polos del mismo problema : una inmensa querencia humana por confundir el equilibrio entre extremos, con su punto medio equidistante. Y eso hace que se discuta mucho tiempo aobre el sexo de los ángeles, cuando al ciencia tiene claro que los ángeels no existen. Más que en el cerebro de alguna gente o en alguna dimensión paralela a la que no fuimos aún invitados.

    La gente tiene que aprender algo de cuántica y de movimientos caóticos, para tratar de entender que el equilibrio en unas determinadas circunstancias, puede estar mucho más cerca de un extremo que del otro. Además de no tener la propiedad intrínseca de ser inamovible. Y que deje de creer que las masas se mueven de acuerdo con algún tipo de reglas permanentes. La masas son caóticas e impredecibles. Y quien las pone en movimeinto es tan descerebrado como la propia naturaleza, cuando «hace de las suyas». Con el agravante de que la descerebrada naturaleza es más sabia que cualquiere ejemplar de ser vivo producido por ella.

    Y si no que le pregunten a algunos descerebrados que rigen la política española o mundial. La investidura española o el atentado en modo de baja neuronalidad por parte del Trump, son buenos ejemplos. Y ya no digamos si tenemos a bien hacer una buena comparación con la historia de Roma, aunque sea «así como de pasada».

    Responder
    • Lua65 - 6 enero 2020 - 20:25

      No seria mas simplista (por decir algo), que hemos llevado la sociedad a un punto, donde hay una «innecesaria» necesidad de «destacar» al precio que sea?

      Lo dice el dicho: los extremos siempre son malos. Pero cuando una sociedad -casi- entera, valora mas un Gran Hermano o similares a un Saber y Ganar o cualquier documental de la 2, es que esta verdaderamente falta de valores (o enferma)

      La «avatarizacion» que se plantea, no creo que llegue a ser un estimulo para nada, que no sea ese impetu de mostrarse al mundo «diferente» al resto, como de alguna manera, lo han sido las redes sociales (si no estas en ellas no eres nadie) (yo no estoy, por cierto, y feliz)

      Responder
  • #010
    Gorki - 6 enero 2020 - 21:57

    Encontre el video del morfing que permite tomar la cara de cualquiera y ponerla en un modelo estandard. Llama la atencion que el video es de hace ya 13 años y la inmensa cantidad de expresiones que pueden conseguirse dar a la cara con este programa
    https://www.youtube.com/watch?v=2sZ1oa01WA0

    Responder
    • Michel Henric-Coll - 7 enero 2020 - 10:27

      Muchas gracias. Parece increible que con casi 1.000 visualizaciones (/solo), este video solo tenga 3 pulgares arriba (4 ahora) y ninguno abajo. ¡Cuánta indiferencia!

      Responder
  • #012
    Michel Henric-Coll - 7 enero 2020 - 10:38

    Enrique dixit: «¿podría mi avatar digital dar una clase por mí?»

    Mucho antes de que un profesor utilice un fac-simile para dar sus clases, me temo que los alumnos habrán creado el suyo para fingir que están asistiendo a las mismas.
    Tal vez la picardía sea un distintivo que los robots nunca tendrán la capacidad de copiarnos. O mucho más tarde.
    ;-)

    Responder
    • Gorki - 7 enero 2020 - 10:54

      Sería curioso que Edans pusiera cámaras para captar el nivel de atención de los alumnos y los alumnos respondieran con robots, que fingen estar tan atentos, que ni parpadean.

      Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG