Slack y el futuro de la comunicación empresarial

IMAGE: Slack logo

La exitosa salida a bolsa de Slack, que debutó con un valor recomendado de $26 para terminar abriendo a $38.50 llegar a estar próximo a los $42. Si el precio recomendado original valoraba la compañía en torno a los $15,700 millones, el actual por encima de los $37 lo sitúa en los $18,780 millones, muy por encima de la valoración de algo más de $7,000 que tenía en agosto de 2018.

Actualmente, Slack, cuyo nombre corresponde en realidad al acrónimo de Searchable Log of All Communication and Knowledge, es utilizado por más de medio millón de compañías para su comunicación interna, de las cuales en torno al 18% pagan por hacerlo. Entre sus usuarios conocidos, hasta 65 compañías del Fortune 100. Un modelo freemium extremadamente exitoso, cuyos ingresos han pasado de los $105.2 millones en 2017 a los $400.6 millones en 2019. Una compañía que factura de manera creciente, lo que no oculta el desafío que supone moverse en un ámbito con competidores importantes, ambiciosos y con muchísimos medios, como Microsoft, potencialmente dispuestos a sacrificar ingresos a cambio de cuota de mercado.

He dedicado a Slack numerosos artículos a lo largo del tiempo. Para entender la compañía, es importante conocer a su fundador, Stewart Butterfield, creador anteriormente de Flickr, otra aplicación que en su momento adoré, y que permite comprobar la facilidad que tiene para conceptualizar ideas complejas de una manera asombrosamente simple: tras usar tanto Flickr como Slack, te planteas cómo era posible que utilizases otro tipo de herramientas. La adquisición de Flickr por Yahoo!, en febrero de 2005, y la posterior zombificación del servicio provocó en Stewart una certeza clara: lo que fuese que desarrollase después, no lo iba a vender a un tercero para ver como lo dejaba morir. Con esa evidencia, Stewart ha sido capaz de ir diciendo no a sucesivas propuestas de Microsoft o de Amazon, haciendo crecer Slack, convirtiéndolo primero en unicornio, sacándola a bolsa cuando ya gana dinero, haciendo ricos a muchos inversores y multiplicando su valor con el fin de plantearse hacer frente a sus competidores y convertirse en un estándar de la comunicación empresarial. La herramienta tiene además una mentalidad enormemente abierta: en Slack pueden encontrar habitualmente conectores para cualquier otro tipo de servicio, infinidad de posibilidades de automatización de tareas, y muchísimas prestaciones susceptibles de mejorar la comunicación de las compañías.

¿El asesino del correo electrónico? El correo electrónico es muy difícil de matar, porque aunque quisieras hacerlo, ni siquiera depende de ti mismo. Pero sin duda, las compañías que utilizan Slack hacen un uso del correo electrónico muchísimo más saludable, sin interminables cadenas y sin poner en copia a media humanidad. Simplemente, se comunican mejor, y terminan por extender esa filosofía de comunicación incluso a cuestiones que nada tienen que ver con el trabajo. Si además, tienen administradores de sistemas capaces y espabilados, pueden llegar a prestaciones e integraciones asombrosamente sofisticadas, susceptibles de mejorar sensiblemente la calidad de vida de muchos empleados.

Llevo años recomendando a mis alumnos en IE Business School que utilicen Slack el tiempo que pasan allí para coordinar su comunicación y sus grupos de trabajo. Muchos de esos alumnos montan después compañías y siguen utilizando Slack de manera natural, o pasan a trabajar en compañías que lo utilizan. Hay quien opinan que, a pesar de tener competidores indudablemente peligrosos, la compañía ya hace mucho tiempo que ganó la batalla de la comunicación empresarial, porque simplemente, no hay otra herramienta mejor. No sé si se puede decir eso, pero sí sé, por experiencia abundante en mi comunicación con muchas compañías con las que colaboro habitualmente, que usar Slack es una delicia. No sé ni puedo saber si es el futuro de la comunicación empresarial, pero sí que me gustaría que lo fuese, y no porque tenga ningún interés en el tema, sino porque lo llevo utilizando mucho tiempo y me gusta mucho. Si no has tenido aún oportunidad de probarlo , no dejes de hacerlo.


This article was also published in English on Forbes, «Is Slack the future of business communication?«


13 comentarios

  • #001
    JM - 23 junio 2019 - 18:23

    He probado Slack y me parece muy interesante.

    Lo que no me lo parece tanto es que nos obliguen a añadir otro medio de comunicación más al móvil, el correo y Skype cuando el tipo de trabajo que hacemos requiere poder concentrarse.

    Lo lógico sería quitar uno de esos medios antes de añadir otro.

    Hasta entonces me resistiré a utilizarlo.

    • JM - 23 junio 2019 - 22:39

      Lo que quería decir, que no me he expresado bien, es que las herramientas de comunicación hay que utilizarlas con conocimiento, no dedicarnos a ir usando cada vez una más sin que se descarten otras que ya no son útiles.

      Además cada perfil de trabajador debe de usar las que más útiles le sean. No se puede usar el email como un whatsapp o WhatsApp como un tablón de anuncios en grupos de 50 personas.

  • #003
    Gorki - 23 junio 2019 - 18:27

    ¡NOVEDAD!, Sale a Bolsa una empresa tecnológica que aparte de prometer el oro y el moro, (algo lógico, que hacen todas), ya TIENE BENEFICIOS, (algo lógico , pero que no hace ninguna).

    Dicho esto , se que Slack es un mensajero instantáneo orientado a la empresa, mientras que WahtsApp se orienta a los particulares. Pero lo que y no llego a ver tan claro, es que necesidades de comunicación tienen los empleados de un empresa que no tengan los particulares y por qué razón las cuatro cosas específicas que puedan tener, como es acceder a Salck igual por el Pc que por el teléfono, o el manejo de cadenas de mensajes, no se vayan a implementar en Whatsapp el dia de mañana sin gran problema.

    Dado que WhatsApp da, (casi), lo mismo que Salck pero gratis, ¿No se exponen que de la noche a la mañana les roben el mercado?.

    • Francisco - 2 julio 2019 - 17:46

      Slack gana dinero, pero no genera beneficios todavía.

      Adjunto el informe S1 que Slack envia a la SEC ( stock exchange comission ) , como aquí la CNMV ( comisión nacional del mercado de valores ) antes de salir a bolsa.

      En la página 3 puede leerse el «net loss» o «pérdidas netas». Si está entre paréntesis significa que es negativo.

      https://sec.report/Document/0001628280-19-004786/

      Probablemente, cuando aumenten las ventas y se reduzcan el capital asignado a partidas como ventas y marketing lleguen a obtener beneficios. De momento, los que sí han hecho negocio son los que tenían acciones de la compañia ANTES de salir a bolsa y las han vendido una vez que ya cotizan en el mercado.

  • #005
    EMA - 24 junio 2019 - 09:15

    Pues para gustos, pero yo he utilizado Slack (por obligación) durante meses y me parece una herramienta muy incómoda, poco intuitiva y con un margen de mejora muy grande aún.

    Tú entras por ejemplo a Facebook y es súper fácil manejarse, es súper intuitivo, y la curva de aprendizaje es rapidísima.

    Con Slack no sabes bien -llamadme torpe si queréis- en qué hilo estás, donde puedes localizar los mensajes pendientes de leer, no queda del todo claro/intuitivo cómo responder a un mensaje… como adjuntar archivos…

    A mi me resulta muy rudimentario.

    Y que conste que me manejo perfectamente en casi todas las redes sociales y demás… pero Slack me parece incómodo, como de los primeros años de internet…

  • #006
    Alberto - 24 junio 2019 - 10:14

    Enrique, las cifras que das son de ingresos, no de beneficios. De hecho, la compañía pierde 138.9 millones.
    Lo que parece claro es que los ingresos crecen a buen ritmo.

    • Gorki - 24 junio 2019 - 12:21

      ¡Oh!, decepción. Creí que era la excepción a la regla.

      ¿Que amor a perder dinero, (del accionista, claro)?

      • Enrique - 24 junio 2019 - 12:30

        La verdad que no deja de ser irónico tanta crítica al capitalismo y alabanza a empresas financiadas con capital riesgo que por producir, no producen ni beneficios.

        • Gorki - 24 junio 2019 - 14:15

          El día en que todas las empresas tecnológicas que han salido a Bolsa, se pongan a ganar dinero, no va haber dinero suficiente en el mundo para pagar lo que vendan.

      • Fulanito de tal - 24 junio 2019 - 13:01

        Cuando un fulanito crea una startup, le pueden pasar 2 cosas:
        a) Te arruinas. Y adios
        b) Tienes éxito.
        Si el éxito es relativo, pues seguirás con tu pequeño negocio, y te dará para trabajar duramente y vivir de ello (p.ej. el típico bar, un conferenciante o negocio medio tecnológico…)
        Si tienes mucho éxito, normalmente ha requerido una gran inversión para poder crecer, y llegar por ejemplo a todo un país, o incluso a dar servicio a varios países, en ese caso te quedas con el negocio y no sueles salir a ninguna bolsa, y si eres una buena trucha en el oceano, pues serás pescado por un grande, obtendrás pingües beneficios, y normalmente el pez grande, te hará desaparecer del mercado, para imponer su forma de entender el negocio

        ¿Cuál es el caso de Slack? Pues aquel que tiene una fuerte inversión detrás y tiene que hacer la carrera de la rata para salir adelante, lo que pasa por diversificar perdida, o lo que es lo mismo salir a Bolsa para obtener pasta y seguir viviendo del cuento y del dinero de los demás,…

  • #011
    Los Panchos - 24 junio 2019 - 11:03

    Hola de nuevo Enrique

    Desde un punto de vista de comunicación enriquecida lo que hace Slack está presente en muchas empresas, como tu mismo citas, que cotizan en bolsa hace años y les superan en features,… Aparte de ser unos recién llegados al mundo de la empresa, y no teniendo una solución completa, ¿El que tengan un messenger es razón suficiente para tanta alegría desatada? Digo que algún diferenciador deberán tener para que les esté yendo bien. Si me permites el consejo deberías profundizar en el porqué de su éxito. Sin conocerles de nada, leo tu artículo y me quedo tan pancho: ¿ será el precio de sus licencias, la calidad de sus integraciones y servicios profesionales, etc etc.? Bueno que tu estabas interesado en que una empresa ha salido a Bolsa.

    ACLARACION: CLIENTES CHINOS:

    Lo primero que me vino a la cabeza con tu comentario anterior, fue la contaminación que vivimos en las olimpiadas de Pekin y como era en realidad de serio el tema… admitiendo que de 30 años para acá el país que más ha cambiado a peor y tus relaciones (comerciales o amorosas me da igual como las califiques): ¿Cuando hablas con ellos que les pides en asuntos de polución?
    Lo que seguro que no les recuerdas la contaminación que tienen o les dices que Winnie the Pooh es un imbécil por ello… pues eso que hay que tratar a todos con respeto aunque tengamos nuestras opiniones sobre ellos. Sean o no sean nuestros clientes.

    Muchas Gracias.

  • #012
    Pedro - 2 julio 2019 - 01:48

    Slack es como el mIRC de toda la vida pero con API para integrarlo con aplicaciones externas.

    Cada espacio es como un servidor de IRC y dentro de cada servidor, sus canales #general, #madrid, etc.. :-) ¡Qué recuerdos! Slackbot es el hijo de Scytale o CHaN x-D

    Esta aplicación está genial, pero el problema es que es muy intrusivo y al final pasa como con WhatsApp, esperan y esperamos, una respuesta casi inmediata.

    Ahora se está viendo mucho Twist (Que es de los creadores de Todoist), y la diferencia principal son las distracciones que provocan Slack.

    Echadle un vistazo porque es una aplicación interesante.

    Un saludo!

  • #013
    Mario - 8 julio 2019 - 14:32

    Slack es un tipo de aplicación muy útil en una empresa, si bien no es “instalar y punto”. Requiere de un diseño de implementación para que ayude más que desayude, claro, como herramienta de gestión que es.
    En todo caso a mí me parece muy cara para lo que es. Os recomiendo mattermost, muy parecida pero sin costes de licencias. Lo bueno de slack pero con absoluto control de tus datos y sin costes de licencia

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados