Slack: an amazon company?

Slack and Amazon logosUna noticia de Bloomberg, fuente habitualmente muy bien informada, apunta la posibilidad de que una de las compañías posiblemente más queridas y emblemáticas de los sistemas de comunicación interna corporativos, Slack, pudiese estar en conversaciones con Amazon de cara a una eventual adquisición.

Slack, fundada por Stewart Butterfield en agosto de 2013, ha sido considerada por muchos el auténtico e-mail killer corporativo, una promesa largamente esperada por todos aquellos que padecen uno de los males de nuestro tiempo: que si pretenden leer, procesar y contestar todos los correos electrónicos que reciben, no tendrían tiempo de llevar a cabo ninguna otra tarea. El crecimiento de Slack, con una fórmula freemium realmente generosa que permite acceder a una parte muy importante de su funcionalidad en modo gratuito y solamente pasar a pagar cuando el número de usuarios es muy elevado (más de ocho mil) o cuando se quiere acceder a algunas funcionalidades extra, ha sido muy importante a lo largo de estos tres años, lo que la ha puesto en el radar de muchas compañías que pugnan por el jugoso segmento de mercado de la comunicación interna.

Slack, en realidad, es un acrónimo que corresponde a Searchable Log of All Conversation and Knowledge”, y que permite precisamente eso: crear canales de comunicación en una compañía que funcionan en modo de mensajería instantánea, con posibilidad de seleccionar los usuarios que tienen acceso a cada uno de ellos (o de que los usuarios se suscriban si los grupos son abiertos), pudiendo integrar también a colaboradores externos, y con la posibilidad de localizar cualquier conversación o fragmento en un archivo completamente indexable y con una función de búsqueda muy buena. La sensación de utilizar Slack es de una agilización total de los procesos internos, que además incluye la posibilidad, gracias a una API enormemente abierta, de integrar prácticamente toda aquella herramienta que se nos ocurra: sistemas de ticketing, de gestión de proyectos, documentos compartidos, enlaces a bases de datos corporativas, a CRMs, etc. Slack es la reimaginación del trabajo en un entorno hiperconectado, la verdadera representación de la empresa que muchos consideran “del futuro”, pero que en muchos casos ya está aquí. 

Utilizo Slack en mi colaboración habitual con varias compañías, y me parece una herramienta fantástica y versátil. Y no debo ser el único: la compañía, gracias a su crecimiento y prestaciones, se ha convertido en uno de los ejemplos claros de los llamados “unicornios”, con una valoración de 9,000 millones de dólares en sucesivas rondas de inversión. Slack es, habitualmente, una de las herramientas que recomiendo probar a mis alumnos para coordinar sus grupos de trabajo cuando pasan por mis cursos en IE Business School.

Por otro lado, la posible adquisición choca con una cuestión personal: su fundador, Stewart Butterfield, fue anteriormente fundador de Flickr, una compañía que muchos adorábamos pero que, tras ser adquirida por Yahoo!, se convirtió en un muerto viviente. Tras tres años intentando hacer algo en Yahoo!, Butterfield abandonó la compañía desesperado, en lo que reconoció como una muy mala experiencia. Cuando creó Slack, todo parecía indicar que su inclinación a terminar vendiendo la compañía podría ser muy baja, debido precisamente a aquella mala experiencia anterior. Sin embargo, Amazon dista mucho de parecerse a Yahoo!, y una adquisición como esa podría plantear posibilidades muy interesantes para las ambiciones de una compañía que, después de todo, se encuentra en un segmento sometido a una fortísima competencia por parte de actores tan poderosos como Microsoft o Facebook, además de muchas otras compañías menos conocidas pero no por ello menos preocupantes. La otra alternativa para la financiación de la compañía y para ofrecer una salida a sus inversores, la salida a bolsa, ha sido descartada por Butterfield en algunas declaraciones, afirmando que era “una posibilidad que estaba aún a muchos años de distancia”.

¿Qué planes podría tener Amazon para una compañía como Slack en caso de fraguarse su adquisición? Todo indica que el producto podría ser una manera de sofisticar la oferta de cloud computing de Amazon, una de sus líneas más estratégicas, complementando la oferta de almacenamiento, capacidad de proceso y ancho de banda con una de herramientas que permitiese llevarse a una compañía completa, con todos sus procesos, a la nube. Una adquisición al estilo de la de Kiva Robots, planteada para un uso y desarrollo interno, no parece probable: Slack no solo cuenta con una importante base de clientes muy fieles, y salir de ese mercado sería dejar el camino completamente abierto a numerosos competidores.

En cualquier caso, hablamos, por el momento, de meras hipótesis, de simples conversaciones iniciales sobre las que ninguna de las dos compañías se ha pronunciado. Pero de una manera u otra, el interés de Amazon no deja de ser una prueba de las posibilidades de este tipo de herramientas colaborativas en entornos internos en general, y de Slack en particular.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Slack: an Amazon company?

 

7 comentarios

  • #001
    menestro - 15 junio 2017 - 18:06

    A ver; la razón de que Amazon esté interesada en Slack es por su línea de servicios empresariales en Cloud (SaaS) que compite actualmente con otros similares, de compañías como Dropbox, Microsoft, Salesforce, etc.

    Aunque no sean tan conocidos, las soluciones de Webservices de Amazon ahora están en pleno desarrollo, con productos como Workspaces, que es un competidor directo de Google Suite o el DaaS de Azure y Microsoft.

    Ese es el motivo de que Amazon pueda estar interesada en la compra, ya que se integraría en propia suite de servicios empresariales.

    Actualmente la tendencia general es migrar aplicaciones como Office 365, Skype y otras a infraestructuras SaaS alquilando el servicio, y no comprando una licencia de software. Lo que evita todo tipo de gastos de mantenimiento, renovación y asistencia.

    No es para uso interno, por supuesto.

    Amazon Chime

    How AWS’ cloud business productivity apps play into Microsoft Azure, Google Cloud battle

    • JJ - 15 junio 2017 - 23:37

      Hablando de Office 365, etc. hay que recordar las alternativas gratuitas.

      7 alternativas gratis a Office 365

      • menestro - 16 junio 2017 - 20:11

        JJ, Te he pedido en múltiples ocasiones, ni dos, ni cuatro, que dejes de intentar molestarme colgando comentarios con el exclusivo animo de importunar

        Ya has dejado claro con anterioridad, que tu único propósito es abusar de la libertad de responder a otros comentaristas para hostigar a quien te plazca, así que, se trata de un abuso, no de interés en lo que yo comente.

        Ya son varios comentaristas los que se han sentido molestos por esa insistencia en responder a sus mensajes de manera sistemática por algunos usuarios. No es un chat, ni una barra libre de acosadores.

        Si tu única motivación es la de acogotar a los usuarios que son objeto de tus atenciones, para incomodarlos, e impedirles participar sin sentirse intimidados, por no se sabe muy bien que “reglas del juego”, estás perjudicando a todos los que participan sometiéndoles a ese peaje.

        Y creo, que Enrique debería intervenir para no sentar ese precedente. Si te piden que dejes de molestar, lo dejas. Sin más explicaciones.

        • JJ - 16 junio 2017 - 22:37

          Menestro, ya esta bien de tonterías, deja de repetir una y otra vez lo del chat, chat, chat.. Parece que no sabes que un chat implica un diálogo en directo. Eres el único que puede sentirse molesto cuando recibe respuestas a sus comentarios en este Blog, y es que quizás te sientes especial, un VIP con derecho a mandar, o a ir de conferenciante en un sitio en el que solo eres un lector mas que, como todos, tiene derecho a dar su opinión, aunque sin faltar el respeto a nadie. Ni a los otros usuarios ni al autor del Blog.

          Ya te he dicho que responderé a lo que escribas cuando lo considere oportuno, y que son las reglas del juego. Pero parece que te cuesta comprenderlo. Eres tú el desubicado, el que crea un problema donde no lo hay, y el que está fuera de lugar.

          A ver si te enteras, que debajo del comentario que dejas, aparece el botón “responder”. Y está para eso, para responder a los comentarios. Te guste o no.

  • #005
    Gorki - 15 junio 2017 - 23:08

    ¿Seria posible tener todas las oficinas un negocio totalmente en la “nube” dejando en tierra externalizados los servicios de fabricación almacenamiento y distribución de los bienes?

    Imaginemos que fabrico los electrodomésticos en china, y los distribuyo a través de una empresa de servicios de almacenaje y distribución. Todos los demás departamentos, (Diseño, Ingeniería, Mareting, Ventas, Publicidad,… y Dirección General), me los llevo a la nube

    ¿Sería teóricamente posible crear negocios en “la nube” , (softnegocios), que no utilizaran un solo ladrillo, (hardnegocio), que todo el trabajo de oficina se realizara en “la nube”?

    ¿Qué implicaciones tendría eso sobre los teletrabajadores y sobre la legislación a aplicar tanto en referente a obligaciones laborales como en las fiscales?, ¿ No se crearía una competencia fortísima entre las naciones para crear legislaciones que fueran atractivas a este tipo de negocio,, para conseguir puestos de trabajo para sus ciudadanos y obtener por esta vía los correspondientes impuestos sobre Rendimientos del Trabajo?

    ¿No vamos en dirección de crear digitalmente nuevos Paraísos Laborales y Fiscales?

  • #006
    Carlos Quintero - 16 junio 2017 - 07:26

    En empresas corporativas tradicionales que ya usan Office cliente Microsoft tiene todas las de ganar introduciendo Office 365 E1/E3, como ya está haciendo, por dos motivos:

    – Los usuarios aborrecen los cambios, y Office 365 les permite seguir usando Office 2016 cliente.

    – Los directores de TI prefieren lo conocido a arriesgarse a cambiar. Ni siquiera cuando ya tienen Office 365 se arriesgan a ponerles a sus usuarios Yammer, Microsoft Teams, OneDrive, etc. no vaya a ser que “los usuarios no encuentren sus archivos o información”. Les suben la capacidad del buzón de correo a 50 GB y listo.

    El correo electrónico en entornos empresariales tendría que estar ya en desuso, porque es tremendamente improductivo y la gente lo usa muy mal. Ejemplos:

    – En muchos casos se usa para tener conversaciones que se resolverían en una llamada de un minuto.

    – No gestionan bien los destinatarios de los campos “Para” y “CC” en las respuestas. El caso paradigmático es contestar “Gracias” a un solo destinatario poniendo en copia a todos.

    – Se pasan mil versiones de un archivo adjunto que se va modificando.

    – Ponen al responsable en copia para que sepa que están encargándose de un tema, pero luego no le quitan nunca en los correos donde tratan los detalles.

    – No limpian nunca las respuestas anteriores en las nuevas contestaciones, con lo que los mensajes cada vez son más largos.

    Luego está la propia gestión de los mensajes, clasificación, archivado, etc. que consume una cantidad de tiempo increíble, aunque apliques Get Things Done (GTD) o cualquier otra metodología. Y en mi experiencia, usando Outlook es bastante peor que usando GMail o Inbox by GMail.

  • #007
    Miguel A. Tovar - 17 junio 2017 - 16:42

    There were whispers this week that Amazon was interested in buying Slack, though it appears that the workplace collaboration startup has decided to go a different route and raise $500 million instead
    .

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados