¿Es Tesla una empresa de automóviles?

Tesla Model X (open wings)Durante unos días, tuve la oportunidad de probar un Tesla Model X, el modelo más alto de gama de los que fabrica la compañía. La oportunidad no vino de la propia marca, con la que mantengo una buena relación pero a la que simplemente no se lo pedí, sino por gentileza de Móviles.com, lo que me dio la oportunidad de hacer pruebas con total independencia, y hacerlo además en un vehículo equipado con Autopilot 2, la segunda versión del Autopilot de la marca, en un momento en el que aún se encuentra en su fase de desarrollo y con múltiples funciones en beta.

Como ya he comentado en otras ocasiones, no soy especialmente una car person, y el hecho de que pruebe en determinadas ocasiones algunos vehículos no tiene que ver con ningún tipo de reorientación en mi temática, sino simplemente con el hecho de que últimamente escribo más sobre automoción debido al increíble ritmo de innovación disruptiva que la industria está experimentando. Muy pocas industrias se encuentran de repente en una tesitura en la que cambia el componente principal de su producto (transición de motores de combustión interna a eléctricos), su modo de uso (de conducción humana, a asistida y a autónoma) y su esquema de propiedad (de producto a servicio), con todo lo que ello conlleva, y para un profesor de innovación, la oportunidad de estudiarlo con cierto nivel de detalle resulta un auténtico privilegio. Pero ni soy capaz de extraer todo el partido que se puede a un vehículo a la hora de probarlo ni pretendo intentarlo (seguramente me mataría o rompería algo), ni me enfrento a la prueba de un vehículo de una manera diferente a la que tendría cuando pruebo cualquier otro producto tecnológico.

El vehículo como tal es una auténtica maravilla. No entraré en un review detallado porque aparte de que pueden encontrarse en la red muchos, muy buenos, y escritos por especialistas, no es lo que realmente pretendía. Lo que me interesaba fundamentalmente era probar determinadas funciones, y tratar de entender lo que diferencia a esta marca de otras. No era el primer vehículo Tesla que probaba, el anterior fue un Model S previo al desarrollo del Autopilot. En ambos casos, la ingeniería, la atención al detalle o la interfaz de uso me sorprendieron muy positivamente, siendo obviamente consciente de que estaba ante vehículos de muy alta gama.

El Autopilot 2, para aquellos que no conozcan la historia con detalle, no solo es segunda revisión importante de la función de conducción asistida de la marca, sino la  primera tras el único accidente mortal de un conductor con la primera. El accidente de Joshua Brown cambió muchas cosas en Tesla: no solo se trataba de un fan incondicional y de una persona muy querida por la compañía, sino que su muerte pudo relacionarse con problemas derivados de determinados sensores de la empresa israelí Mobileye, recientemente adquirida por Intel. Tesla trabajó con sistemas de Mobileye hasta julio de 2016, cuando a raíz del accidente de Brown, la compañía israelí declaró que las especificaciones de sus sistemas de frenado automático no estaban preparadas para ser capaces de reconocer giros laterales de otros vehículos con interrupción de la trayectoria, y que no lo iban a estar hasta 2018. En respuesta a esas declaraciones, que podían hacer ver a Tesla como responsable del accidente por haber utilizado un sensor supuestamente inadecuado, la compañía de Elon Musk comentó que sus sistemas utilizaban una fusión de docenas de componentes tecnológicos de desarrollo interno y externo para determinar las acciones adecuadas a cada escenario, y anunció la ruptura de relaciones con la compañía israelí y su decisión de desarrollar ese tipo de sensores internamente y con componentes de Comma.ai, la compañía creada por George Hotz. Aunque nunca llegó a estar claro quién había llevado a cabo la ruptura, las acciones de la compañía israelí cayeron entonces un 7%, a pesar de la escasa importancia cuantitativa teórica de Tesla como cliente. La posterior investigación de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) sobre el accidente trazó la responsabilidad del mismo a un problema derivado de la falta de atención del conductor, que estaba viendo una película y no pendiente de las circunstancias de la autopista mientras circulaba a gran velocidad. En cualquier caso, la investigación afirmó que el Autopilot de Tesla suponía un 40% de reducción en la tasa de accidentalidad.

El Autopilot 2, por tanto, es el intento de Tesla de reconstruir un sistema de conducción asistida a partir de nuevos componentes, con todo lo que ello conlleva de ensayos y adaptación: en muchos sentidos, la funcionalidad de Autopilot 2 cuando la probé era aún inferior a la obtenida con Autopilot 1, y desde aquel momento, ha sido ya actualizado. Pero en efecto, mi experiencia fue muy coherente con la que podría esperar de un producto en beta: hablamos de un sistema que en Alemania no puede ser denominado Autopilot, porque realmente está aún muy lejos de serlo. Se trata de un sistema de asistencia a la conducción muy potente, que permite en numerosas ocasiones que el vehículo circule en modo prácticamente autónomo, pero que no es en modo alguno un piloto automático. De hecho, en mi entusiasmo por ponerlo a prueba, experimenté no pocos sustos, como la falta de detección de determinados elementos de la vía. No nos equivoquemos: hablamos del vehículo más seguro del mundo, el mejor sitio en el que uno podría estar sentado en el desgraciado evento de tener un accidente de automóvil. Pero probar Autopilot 2 en el momento en que lo probé ofrece una visión inmediata y clara de la mentalidad de una marca que no responde en absoluto a los esquemas habituales en automoción, sino más bien a los de una marca de tecnología: un producto se lanza, y es mejorado de manera continua cuando ya está en manos de sus clientes. Ninguna marca de automóviles de las que conozco lanzaría un producto considerado en beta si esa funcionalidad pudiese suponer un riesgo en caso de un uso mínimamente negligente. Tesla, en cambio, hace lo que hacen la mayoría de las marcas de tecnología, y como demuestra la escasísima incidencia de accidentes relacionados con el sistema, lo hace por una razón: los conductores son conscientes de que participan en un sistema que está siendo mejorado gracias a su aportación.

Mi impresión de Autopilot 2 fue relativamente decepcionante. Llamar Autopilot a algo que no lo es, por mucho que espere serlo en un futuro no muy lejano, genera una sensación desasosegante. Cuando en mis circunstancias habituales de conducción me encuentro con que el sistema no puede ser activado más que en un tercio escaso de ocasiones, o cuando, peor aún, tengo la sensación – y no del todo infundada – de que mi coche no está viendo al ciclista o motorista que tiene delante, la impresión es que estamos ante un producto prometedor, pero también complejo, porque si te relajas en su uso y monitorización constante, puede llegar a resultar peligroso. Tras unos días, te acostumbras a pensar que eso no es un piloto automático ni está cerca de serlo aún, que en realidad se parece mucho en prestaciones a lo que he experimentado en otros vehículos, y por tanto, es necesario mantener la atención a todas las circunstancias de la ruta. No deja de ser, indudablemente, más cómodo de conducir, pero no es un Autopilot. Todavía. En el tráfico de Madrid, además, y con la poca experiencia que la marca tiene en nuestras ciudades, la experiencia se vuelve aún más caótica: los carriles tienden a ser sensiblemente más estrechos que en la ciudad media norteamericana, a veces aparecen desalineados tras un cruce, y la distancia que el vehículo mantiene con los que están aparcados o en el carril de al lado cuando va en modo Autopilot resulta a veces bastante inquietante.

La experiencia del Tesla Model X, en todos los sentidos, ha sido maravillosa: es, sin duda, uno de los mejores automóviles que he probado en mi vida. Pero sobre todo, me ha llamado la atención la diferencia de planteamiento entre los vehículos que llevo conduciendo y probando toda mi vida, fabricados por marcas tradicionales de automoción, y la de este. Una diferencia que comienza con los detalles mas nimios de la interfaz, que es tan sencilla e intuitiva como cualquier app bien diseñada, y que continúa con esa idea de “estoy participando en un beta-test” que obviamente puedes evitar si no quieres probar funcionalidades que estén etiquetadas como tales, pero que sí puedes probar si lo estimas oportuno. Los Tesla son actualizados de manera habitual: es relativamente frecuente llegar a tu vehículo por la mañana y encontrarte con un aviso de que ha sido actualizado en modo OTA durante la noche, junto con un detalle de los cambios y una zona del menú que permite ver nuevas funciones en beta. La filosofía de probar funciones en beta no es una cuestión puntual, sino habitual, embebida en la filosofía de la marca.

Mover un vehículo como ese, grande y pesado, desde una app en un smartphone resulta, nos pongamos como nos pongamos, una experiencia impresionante, sin duda, totalmente distinta a lo que otras marcas suelen pensar en ofrecer, y es tan solo un ejemplo. Mientras Tesla asume que sus usuarios van a ser suficientemente inteligentes como para probar funcionalidades con prudencia y buen juicio, la industria tradicional del automóvil lleva muchos años suponiendo que sus clientes son tontos y que si cualquier funcionalidad puede ser relacionada con un fallo de su diseño, serán llevados ante los tribunales y tendrán que afrontar consecuencias duras. La escasez de accidentes de vehículos Tesla hasta el momento parece validar que el sistema puede funcionar, pero por otro lado, no deja de ser enormemente arriesgada, y susceptible de tener problemas en el caso de que un cliente quiera llevar un fallo derivado de una función en beta hasta sus últimas consecuencias legales. Posiblemente sea algo que puedas hacer si en lugar de clientes, tienes auténticos fans.

Habría mucho más que contar sobre mis pruebas con el Tesla Model X: el diseño de la interfaz me ha parecido fascinante, la usabilidad en general es fantástica, o los detalles como las puertas que se accionan solas o que, al hacerlo, evitan golpear a alguien o algo porque detectan proximidad. Muchos detalles que demuestran que hablamos de un producto encuadrado en una gama altísima, de precio muy elevado, y que la marca fabrica con auténtica devoción. Pero sobre todo, que no hablamos como tal de una empresa de automoción comparable a las tradicionales, sino de otra cosa, sea una empresa de tecnología, o de baterías, o ya veremos de qué. Una marca que, decididamente, no es para todo el mundo: ni por precio, ni por filosofía. Veremos cuánto de esa filosofía es posible mantener tras el lanzamiento del Model 3.

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Is Tesla a car company?” 

 

59 comentarios

  • #001
    Héctor - 14 junio 2017 - 12:11

    La pregunta que creo nos hacemos muchos tras leer esta entrada, ¿ha cambiado tu percepción sobre la problemática de la conducción autónoma y su viabilidad para ser adoptada de forma masiva en un futuro próximo, o realmente piensas que para eso deberías probar el coche de Google en las mismas condiciones que has probado este Tesla? ¿puede ser que si Tesla está en este precario estado en cuanto a conducción totalmente autónoma en el resto de “pruebas” de otros fabricantes las experiencias no sean tan buenas como nos hacen querer ver cuando se los expone a situaciones 100% reales?

    • Enrique Dans - 14 junio 2017 - 15:14

      No, mi percepción no ha cambiado. Tengo claro que la evolución desde nivel 2 a nivel 5 es muy complicada. Pero queda la otra vía, la que como dices ha emprendido Google (y otros) de eliminar el conducto de manera directa y plantear ya el nivel 5 sin pasar por los anteriores. Y esa, el año pasado, fue capaz de evolucionar desde las 0.8 intervenciones del conductor hasta tan solo 0.2 cada mil millas, datos supervisados por el DMV, lo que me parece una autentica pasada. A prácticamente todos los efectos, eso es ya es un coche autónomo… ¡¡y estamos en 2017!!!!

  • #003
    marcelo - 14 junio 2017 - 12:21

    a mi esas puertas de gaviota se me antojan peligrosísimas para cualquiera que sea un poco alto. No hay peligro de abrise la cabeza?

    • Enrique Dans - 14 junio 2017 - 15:12

      No, se abren muy arriba, y si estás debajo cuando se cierran, te detecta. También detecta el techo del garaje para evitar golpearse.

      • Dani - 14 junio 2017 - 20:27

        Eso no es verdad, dispone de un sensor para ni golpear el techo, pero no dispone de sensor bajo para no golpear a una persona. Lo probé la semana pasada en directo en mi cabeza y espalda..

  • #006
    Gorki - 14 junio 2017 - 13:15

    Me ha gustado el post, porque he visto una postura mucho más comedida sobre la realidad de la conducción automática.
    — ¿Se ha avanzado ? – Muchisimo,
    — ¿Falta mucho para llegar al vehículo automático? – Sin duda,m aun estamos es los comienzos, y con lo mas avanzado actual, aún sentimos, (justificadamente o no), que vamos en un vehículo poco gobernado, que es potencialmente muy peligroso.

    Con todo, lo que a mi me preocupa en cualquier vehículo de conducción, mas o menos ayudada, pero lejos del nivel 5, es el momento del traspaso de poderes, entre el dispositivo automático y la conducción manual,

    — ¿Cuanto tiempo precisa el ser humano, para “salirse” del vídeo que le entretiene, o le libro que está leyendo, porque no tiene nada que hacer y darse cuenta de la situación que le deja la conducción automática, para reaccionar a ese imprevisto como corresponda?

    Por eso salvo ayudas muy puntuales, como pueda ser mantener la velocidad de crucero, o aparcar automáticamente, casi prefiero saltar directamente al nivel 5 como intentó Google, aunque sea mucho más tarde.

    • Krigan - 14 junio 2017 - 14:14

      Hombre, Gorki, me parece que mezclas churras con merinas. Lo de Tesla nunca ha sido conducción autónoma, sino ayuda a la conducción, nunca ha sido un producto final sino beta, y lo que probó Enrique ni siquiera es lo más avanzado que tiene Tesla, sino que hubo una actualización posterior. Como han cambiado el Autopilot 1 por el Autopilot 2 (con cambio de sensores incluido), pues el Autopilot 2 al principio no iba muy fino, era peor que el Autopilot 1, y fue entonces cuando lo probó Enrique. Está todo en el artículo.

      De ahí pegas el salto a “lo más avanzado actual”, cuando resulta que Google el año pasado promedió 8.000 Km en que sus coches iban solos, entre intervenciones del conductor de seguridad.

  • #008
    ElementalICT - 14 junio 2017 - 13:24

    Buenos días, tal y como comentas en tu articulo llevar un tesla ModelX es espectacular. Todas las opciones que lleva son impresionantes. Pero lo mejor de todo el concepto de Tesla. Es que puedes actualizar el coche. Cuando creas una empresa de tecnología, cosas asi son las que más nos llaman la atencion. Tener la posibilidad de que tu coche mejore con el tiempo.

    PD: El articulo ha sido impresionante.

    • Daniel Terán - 14 junio 2017 - 14:40

      Lo puedes actualizar hasta que Tesla diga que no lo puedes actualizar. Y, según la experiencia previa, te puede ocurrir incluso dentro del mismo modelo y antes de lo que piensas.

      • Enrique Dans - 14 junio 2017 - 15:10

        Lo puedes actualizar hasta que tu modelo no permita más actualizaciones, porque simplemente no las admite. Es lo normal, en un vehículo tradicional jamás has podido ir al concesionario y que te pongan un motor turbo porque cuando salió tu coche no lo había, ni cambiar prácticamente ninguna pieza por otra más actualizada. Y en ese caso, Tesla ha dicho que lo siente mucho, pero que no puede meterse en el mundo del retrofitting, porque eso le desenfocaría en su estrategia. A partir de ese fatídico momento en que la tecnnología ya no puede construirse sobre las piezas que tiene tu coche, si quieres tener actualizaciones y funciones novedosas, te tocará, si es posible, pasarte al mundo libre y trabajar con Drive.ai, que viene a ser como el Linux de la automoción… y eso generará otros problemas, obviamente!

        • Daniel Terán - 14 junio 2017 - 15:25

          Estoy de acuerdo, solo pretendía señalar que esta sentencia sobra: “Pero lo mejor de todo el concepto de Tesla. Es que puedes actualizar el coche.”

          Cuando en 2-3 años, que puede ocurrir, le digan que no lo puede actualizar, a ver si el entonces el concepto le parece lo mejor de todo.

          • Enrique Dans - 14 junio 2017 - 15:34

            Hombre… supongo que te parecerá mejor que el concepto anterior de “tal y como lo compraste, así va a seguir hasta que lo jubiles”, ¿no? :-)

          • Daniel Terán - 14 junio 2017 - 15:49

            Por desconocimiento, ¿en qué consisten exactamente las actualizaciones? Porque es obvio que el hardware no cambia así que, ¿qué añaden?

            A los vehículos del concepto anterior también los actualizan el software de vez en cuando, aunque sea para camuflar las emisiones :D

          • Enrique Dans - 14 junio 2017 - 15:52

            Las actualizaciones son nuevas funciones, nuevas posibilidades desarrolladas a partir de lecturas de los sensores, de nuevas prestaciones del algoritmo, etc. Los vehículos llevan, según la marca, todos los sensores y cámaras necesarios para ser autónomos, pero ni están activados todos (sería innecesario) ni cuentan con el software para serlo… aún. A medida que se perfecciona, se va incorporando al parque instalado que lo permite.

          • Daniel Terán - 14 junio 2017 - 16:01

            Gracias. Por todo lo que has contado en la entrada, parece que lo que hacen es lanzar un producto ‘capado’ con funcionalidades (software) beta y jugar con la falsa de ilusión de “eh, mira, te lo actualizamos periódicamente”. Así hasta que alcanza la máxima funcionalidad que el hardware puede ofrecer.

      • Elementalict - 14 junio 2017 - 19:38

        Si, eso es cierto. pero si solo es una vez. Ya es una vez mas que cualquier coche…

  • #017
    JJ - 14 junio 2017 - 15:41

    Con que exista la menor duda sobre la seguridad en conducción autónoma ya será suficiente para que muchos posibles clientes ni se lo planteen.

    Es un coche caro, entre 100 y 160 mil €, dirigido a un mercado selecto, al que debe convencer de cambiar su Porsche, Mercedes o BMW con su solera, por la nueva tecnología.

    Existe el antecedente de los todoterreno híbridos, que en un momento casi se pusieron de moda en muchos países, pero que tampoco llegaron muy lejos.

    Tesla, lo quiere todo al mismo tiempo. Era suficiente con sacar al mercado un coche eléctrico revolucionario, pero Musk (hombre que trabaja mucho, que no contesta llamadas telefónicas y tiene e-mail secreto para que no puedan contactarle) quería mas, lo quería también casi autónomo.

    Las puertas traseras “alas de gaviota” muestran que la empresa tiene cierta falta de sentido común. Este tipo de puertas, muy espectaculares, nunca logró practicidad ni fomentó las ventas sino mas bien al contrario.

  • #018
    Daniel - 14 junio 2017 - 16:37

    ¿Pero entonces Enrique en el 2020 puedo seguir siendo taxista o no?

    • Daniel Terán - 14 junio 2017 - 16:49

      Juro que estuve a punto de preguntar lo mismo XDDD

    • Enrique Dans - 14 junio 2017 - 16:51

      Podrás, pero el negocio será cada vez más pequeñito, y terminarás encontrándote con que llevas solo a viejecitos, a personas a las que un coche autónomo les da miedo, y a desinformados que no saben que es mucho más barato… vamos, como las agencias de viajes a día de hoy, que son el sitio donde compran sus billetes los que no saben que existe internet! :-D

      • Daniel - 14 junio 2017 - 16:58

        Seguramente si pero vamos algunos artículos atras decias que en 3 años NADIE(asi con mayúsculas)se ganaria la vida conduciendo.Le dire a la caixa que todavia algun año mas puedo pagar la hipoteca

        • Enrique Dans - 14 junio 2017 - 17:30

          No, hombre, esos procesos no son así, de un día para otro. Las industrias no mueren en un año, se van reduciendo, se quedan los que más aguante tienen y con rendimientos descendentes… nada que no hayamos visto en muchos otros sectores de la actividad económica! Durante muchos años, los barrios elegantes aún tenían serenos, y los edificios de postín y hoteles caros tenían ascensorista!! :-)

          • Gorki - 14 junio 2017 - 18:41

            Precisamente ayer compré hielo en la gasolinera, Mira que hace años que se divulgó el frigorífico familiar, pues todavía existe una fábrica de hielo que distribuye a las gasolineras.

            Supongo que en el futuro cuando, se generalice la conducción automática, seguirán existiendo, gondoleros, cocheros de coches caballos, fábricas de hielo, y también taxistas.

      • José Enrique - 15 junio 2017 - 00:31

        Menudo desatino… ¿Eres de los que van a ver viajes a Nuba y luego compras billetes y estancias por internet?

        ¿De los que vas a probar os zapatos al Corte Inglés y después los compras en Amazon?

        Señor profesor de innovación… lo que tiene que hacer Amazon es inventar la manera de usted pueda probarse los zapatos en Amazon… Si no, nunca será un verdadera tienda online. Tienda implica que tienes que poder probarte los zapatos. De otra manera será siempre una puñetera venta por catálogo a la que sólo se acude por ser más barata… que muchas veces ni eso.

        ¡Viva lo moderno!

        ¿Va a estar mi madre metiendo y sacando las maletas del taxi? ¿Va tu taxi autónomo a ayudar a subir a un discapacitado? ¿Qué pasa si me olvido algo? ¿Qué ocurre con los menores de edad?

        Se me ocurren infinidad de situaciones ante las que el servicio tradicional seguirá siendo competitivo. Y no sólo eso: la existencia de esa competencia hará que use ese servicio mucha gente que ahora ni se plantea parar un taxi por la calle.

        • Krigan - 15 junio 2017 - 01:15

          Con aliados como tú los taxistas no necesitan enemigos. Si no llevas maletas, no eres discapacitado, y los menores van contigo, adiós al taxista.

          ¿Si te olvidas algo? Eso no lo sabías antes de coger el taxi o robotaxi, y se soluciona con una opción en la app que permita cambiar el destino a mitad de trayecto.

          ¿Llevas maletas? Todo depende de si puedes meterlas y sacarlas del maletero. La gran mayoría de la gente sí puede, o viajan con alguien que sí puede. Una anciana que va a viajar sola no se llena un maletón que no va a poder ni sacarlo de su casa.

          En cuanto a Amazon, no sé si vende muchos zapatos, lo que sí sé es que cada vez vende más cosas y en mayores cantidades, y conforme va expandiendo su red de almacenes reduce los plazos de entrega en cada vez más sitios. Vamos, que sí le está quitando negocio a las tiendas físicas.

          • José Enrique - 15 junio 2017 - 12:56

            Dudo que los taxistas me tenga por aliado… la verdad.

            Lo que quiero decir es que muchas veces las “disrupciones” esas se quedan en fogueo.

            Llamo la atención porque Amazon no disrumpió (supongo que se dice así) el comercio sino la venta por catálogo (y muy bien, por cierto)… eso sí, como colateral, el comercio ha sufrido y mucho.

            Al final, Amazon vale porque vende lo mismo más barato, pero hay que llamar la atención sobre el hecho de que muchas de las actividades que desempeña el comercio tradicional quedan aún muy lejos de Amazon.

            Pasa que ese comercio no cobra por esas actividades sino por la venta.

            Amazon se ha cargado buena parte del comercio tradicional y lo ha hecho perdiendo millones cada hora. No sé si eso se puede considerar competencia desleal. Ni siquiera sé si se puede considerar competencia. Lo que sí sé es que ni en velocidad de servicio pueden ganar: de la zapatería sales con los zapatos puestos… si quieres.

            Lo mismo hizo la piratería con la música o los DVD (que tampoco eran santos de mi devoción)… no se puede decir que los videoclubes hayan cerrado por Netflix… no cerraron porque se baja contenido gratis de internet.

            Así puedo seguir…

            Me encanta este blog porque da una visión muy clara de muchas cosas. Pero esas cosas son problemas poliédricos. Esta es una aproximación a un problema viendo sólo una de las caras. Las otras te las tienes que buscar por ahí… en otros blog.

            Cuando alguien dice algo fuera de tono desde alguna de las otras caras, yo lo expongo aquí. ¿Os da igual? A mí también…

            Desde luego, la referencia de Enrique a las Agencias de Viajes o los “viejecitos” me parece de lo más fuera de tono. Y así lo digo.

            Sobre todo sabiendo (por otros blog y por comentarios de amigos y conocidos que saben más de esto que todos nosotros juntos… eso sí: desde su particular cara del poliedro):

            – En 2030, el 50% de la población serán “viejecitos”
            – A día de hoy, los servicios de transporte público que atienden a la población que habita el 80% de España tiene como público objetivo a esos “viejecitos”
            – El objetivo del negocio de las Agencias de Viajes no es vender los billetes… aunque sí, hubo muchas agencias que sobrevivieron muchos años a base de eso; y como la zapatería, al final es por lo que cobran.

            Sigamos con lo de ahora…

            El taxi es un medio de comunicación que forma parte del servicio público de transporte: dan servicio 24 horas al día 365 días al año y a domicilio al 100% del territorio nacional.

            ¿Que pueden funcionar mucho mejor? Seguro… que lo harán con robotaxis… también. Pero… ¿y lo demás? porque a eso que forma parte de “lo demás” los robotaxis y los taxidrones van a tener que adaptarse… lo mismo que Daniel.

            Y si no se adaptan, pues se les para y se les multa.

            Pero ¿qué pasa? Pues que esto no es una disrupción sino una extravagancia (es un suponer) y se queda en un efecto WoW que puede llevarse por delante los ingresos de miles de personas sin llegar a sustituir su trabajo… su esfuerzo; que es lo que vale.

            Y lo hará en Madrid, Barcelona, Palma y, si acaso… Sevilla. En Gijón seguirá habiendo taxistas y el aeropuerto está en Soto del Barco (es un ejemplo).

            Entonces… ¿qué pasa con los urbanistas que sueñan con peatonalizar los centros de las ciudades? ¿con los sociólogos que sueñan con una ciudad para las personas (y el transporte público)? ¿con los ecologistas que sueñan con que esa ocupación sea sostenible? ¿con los economistas que entienden esa sostenibilidad desde su particular punto de vista?

            Para ellos la visión del robotaxi es más bladerunner que otra cosa…

          • Krigan - 16 junio 2017 - 08:56

            No veo que sean cosas incompatibles. Puede haber zonas peatonales (y parques) como los hay ahora. Puede haber metro y autobús. Los robotaxis pueden ser eléctricos, y con electricidad de renovables. ¿Algún motivo para pensar que soy contrario a todo eso? Es al revés, y así lo he manifestado cada vez que se ha planteado alguno de estos temas.

            El robotaxi va a barrer a los taxis con conductor, y va a desplazar a la mayor parte de los coches propios. Es solo eso (nada menos). Lo que no veo es que el metro y el autobús vayan a cubrir todas las necesidades de transporte, por su inherente falta de capilaridad. Por definición, son vehículos que transportan a muchas personas al mismo tiempo.

            En las tiendas online (no solo Amazon, aunque sea la principal) tienes una oferta mucho más amplia que en las tiendas físicas, no es solo el precio, que también. Es evidente que una ventaja de la tienda física es la inmediatez, pero con Amazon reduciendo cada vez más los plazos de entrega esa ventaja tiende a desaparecer.

            Que me hables de probarse los zapatos y la ropa, pues vale. Pero hay infinidad de productos que no son calzado ni ropa, e incluso eso se está vendiendo online.

            Al final tanto poliedro tan solo sirve para llevar la contraria por llevarla. Es pasmosa la falta de imaginación que a menudo se muestra. Por ejemplo, al final del camino el que menciona que la conducción autónoma también puede transformar el metro soy yo, no ninguno de los ardorosos defensores del “solo transporte público”, ni tampoco ninguno de los “poliédricos” (también conocidos como rebeldes sin causa).

            En efecto, si los vagones se pueden conducir solos ya no es necesario que vayan enganchados en largas hileras que lo único que hacen es reducir la capilaridad y aumentar los tiempos de espera.

            También se pueden interconectar las líneas, que los pasajeros no tengan que hacer transbordo, sino que sean los vagones los que pasen de una línea a otra. La tecnología actual permite gestionar sin problemas la complejidad añadida.

            ¿Crees que alguien va a recoger el guante y se va a poner a explorar esta idea? ¿Hacer que el metro sea más eficaz mediante la conducción autónoma de vagones? Ni de coña. No encaja con ninguna de las caras del poliedro preexistente. Esta clase de cosas tan solo se nos ocurren a los defensores del robotaxi.

          • José Enrique - 16 junio 2017 - 10:01

            Por aclarar… que sí. Que se me fue un poco de frenada. Estoy poniendo ejemplos al tun-tun. No quiero decir nada ni bueno ni malo de las empresas de las que hablo.

            Claro que nada es incompatible a priori… y toda acitividad automatizable se va a automatizar antes de lo que pensamos.

            A lo que me refiero es que sí… permitámonos el lujo de soñar. ¿Cómo va a ser el mundo (de los ricos) dentro de 20 años?

            Pero hagámoslo partiendo del conocimiento lo más completo posible del mundo actual y de las circunstancias que han hecho cambiar el mundo en los 20 años anteriores. ¿Quiere jugar a la prospectiva? Pues lo primero que tienes que hacer es aceptar la enorme complejidad del mundo… y hacerlo entendiendo que es una de sus mayores riquezas.

            Si no… vuelves a la ciencia reductiva; aquella de “sea una vaca esférica de un metro de radio”

            Para cualquier de las cosas que has mencionado, hay muchísimas especialidades que tienen mucho que decir: arquitectura, urbanismo, economía, sociología, de consumo, ciencias políticas, legislación (civil, administrativa, mercantil e, incluso, penal), derecho administrativo, fiscal, el código de la circulación, normativas de protección, de sostenibilidad, varias ingenierías, ciencias naturales…

            A eso me refiero yo como poliedro. No puedes separar las posibilidades tecnológicas de todo lo demás.

          • Krigan - 16 junio 2017 - 13:36

            José Enrique:

            No, si en eso estamos de acuerdo. Tan solo hay que ver que las ediciones en papel de los periódicos siguen existiendo.

            Pero tan pronto como llega la posibilidad tecnológica, no en todos los casos pero sí en muchos (incluidos los periódicos), lo que acaba por suceder es que hay una adopción masiva, la cual a menudo se produce en muy pocos años.

            A Henry Ford se le atribuye la frase “Si le hubiera preguntado a los clientes qué querían, me habrían dicho que un caballo más rápido”.

            Diga lo que diga la propaganda de unos y los prejuicios de otros, la gente no quiere conducir mejor, quiere ir del punto A al punto B, de forma rápida, cómoda, y barata.

        • Carlos Quintero - 15 junio 2017 - 09:41

          Hace muchos años para subir a un autobús o tren tenías que subir dos o tres escalones. Hoy en día los trenes modernos están al nivel de la plataforma y los autobuses son de piso plano, se inclinan si hace falta y despliegan una rampa para las sillas de ruedas.

          El maletero de los coches hoy en día está condicionado por tener que llevar una rueda de respuesto, que en un taxi autónomo no es necesaria por razones obvias. Se puede hacer un diseño donde subir la maleta no requiera más esfuerzo que subirla a la cinta de facturación de un aeropuerto. Eso sin mencionar que a algunos aviones hay que subirla por una escalera desde la pista.

  • #031
    Alfonso Prim - 14 junio 2017 - 19:19

    Me ha gustado mucho el artículo y sobre todo que no es una review al uso, lo prefiero así con un toque personal y hablando con realismo. En cuanto a las posibilidades de ver un coche que realmente sea autónomo en la conducción, yo lo estoy deseando. Gracias por el artículo Enrique. Saludos

  • #032
    Carlos Quintero - 14 junio 2017 - 19:29

    ¿Soy el único al que le resulta chocante que, mientras la mayoría de fabricantes están en el nivel 2 y, según dices, les va a costar evolucionar al nivel 3, 4 y 5, otros, como Google, ya están prácticamente en el nivel 5?

    ¿No lleva Google demasiada ventaja? ¿Y a qué se debe? ¿Es porque empezó antes? ¿Porque tiene mejores ingenieros? ¿Porque fue directamente a por el nivel 5?

    • Gorki - 14 junio 2017 - 20:24

      Empezó en el nivel 5 en un recinto muy acotado.y preparado, Eso le ha dado una gran ventaja inicial, pero ahora tiene que saltar a un recinto abierto, Dudo mucho que por ejemplo, el coche de Google se pueda mover en un garaje subterraneo como el del Corte Inglés, cubierto, donde no tiene GPS, no hay señales en el suelo y el sentido de la circulación es caótico y hay muchos coches moviéndose por todos los sitios.

      Si ahí no es capaz de hacerlo, seguirá teniendo necesidad de volante y de conductor, por tanto de nivel 5 nada.

      • Asier - 14 junio 2017 - 21:23

        El coche autónomo como servicio no necesita saber moverse por garajes subterráneos, te recoge y te deja en la calle.

        De todas formas si algo así fuera una necesidad, para escenarios poco corrientes se podría implementar (no sé si hay algo relacionado en marcha) una señalización especial para que un coche autónomo sepa cómo moverse en lugares poco comunes. Imagínate garajes homologados con el lema “Autonomous car ready” :-)

        Si gastamos millones en señalizar las carreteras para las personas no veo por qué no íbamos a hacerlo para los coches autónomos.

        • Enrique Dans - 14 junio 2017 - 21:32

          El coche autónomo usa muy poquito el GPS, únicamente para tomar opciones en cruces. En realidad, la inmensa mayoría de las decisiones se toman mediante las lecturas de los sensores. En un garaje, los sensores funcionan exactamente igual que fuera de él, leen el entorno, las distancias, los obstáculos… todo. No sé por qué asumís que no va a funcionar, la verdad. Ya hay bastantes coches que aparcan solos, y lo hacen también en los garajes.

          • Gorki - 14 junio 2017 - 21:43

            Pese a lo que cuentas, dudo mucho que ni siquiera supiera encontrar la salida , Hasta a los conductores nos cuesta encontrarla y distinguir si el cartel donde pone salida, se refiere a los coches a los peatones.

          • Asier - 14 junio 2017 - 22:44

            Confío en que lleguen a funcionar bien en ese entorno también, lo decía principalmente porque como se está utilizando IA, en ciertos entornos particulares o diferentes a los habituales podría ser que estuviera menos ‘entrenado’ que en la calle y que no pudiera actuar con seguridad, pero no lo sé, tal vez se arreglan muy bien con lo que ya saben.

          • Rodrigo Filgueiras - 14 junio 2017 - 23:04

            Es que si el coche autónomo dependiese únicamente del GPS para poder circular sin conductor sería imposible ya que el porcentaje de eror del GPS lo haría inviable.

            GPS accuracy

            Error analysis

          • JB - 15 junio 2017 - 10:27

            Gorki, al respecto de lo que dices de que cuesta encontrar la salida del garage, ten presente también que si le cuesta encontrarla al coche autónomo (porque no haya carteles, etc.) sólo le costará la primera vez al primer coche. Una vez aprendida para ese garage tanto él como todos los demás ya lo sabrán para siempre. Nota1: hay algoritmos para encontrar salidas de laberinto, no es para nada ninguna dificultad. Nota2: vehículos conectados, algoritmos en cloud, actualizaciones OTN, ¡vaya! ;)

        • JJ - 14 junio 2017 - 21:58

          No podemos limitar los escenarios… O no quiero que me deje en la calle porque mi coche autónomo no quiero que esté en la calle constantemente a 40ºC al sol (el calor que hacía hoy era de órdago). Las inclemencias meteorológicas estropean la pintura y la chapa del coche y calientan todo lo que haya dentro. Y digo MI coche porque hablo de propiedad (optativa). El que quiera un coche como un taxi (servicio de uso/alquiler), perfecto, pero puedo querer tener mi propio coche como uno también puede optar entre vivir en una vivienda de alquiler, o bien, comprarse una vivienda en propiedad. Las razones pueden ser muchas y variadas, racionales o no tan racionales, pero cada uno tendrá las suyas y no podemos limitar escenarios cuando hablamos de tecnología para, entre otros objetivos, aumentar la libertad del individuo.

      • JJ - 14 junio 2017 - 21:50

        Efectivamente. El gran problema va a ser la convivencia de vehículos autónomos (o semiautónomos) con vehículos conducidos por humanos en entornos donde no haya apenas reglas (o las reglas sean “reglas no escritas” dependientes de ese entorno particular). El ejemplo que has puesto es bastante claro: un parking subterráneo donde el GPS no llegue, donde no haya señales ni referencias más que los pilares y por donde haya coches que se puedan mover caóticamente en dirección prohibida, atravesando plazas vacías de garaje (atravésando perpendicularmente carriles) para no tener que hacer todo el circuito externo del garaje, etc. Implicará conductores de dicho vehículo autónomo MUY responsables, del estilo de Enrique pero es que, no nos engañemos, la inmensa mayoría de la gente no es Enrique Dans ni es tampoco la gente que participa en este foro. La inmensa mayoría de la ciudadanía no prueba Tesla (ni model X, ni S), ni está pendiente de las noticias relativas al vehículo autónomo ni eléctrico, ni está pendiente de la última actualización del SW de Tesla ni vive pendiente de la tecnología a todas horas. Usan la tecnología pero no son ni siquiera tecnólogos aficionados. Ser usuario de algo (tecnología, coches) no implica ni conocerlo bien ni tener buen criterio de uso (pues posiblemente siempre se podría utilizar mejor). Al ciudadano medio (no público objetivo de un coche de 100-160.000€) lo que le interesa es que, cuando compra un producto, éste funcione bien, le dé un servicio y el coste sea el menor posible (tanto de adquisición como de mantenimiento). En casos más afortunados, le interesará la imagen y el estatus que le otorgue el mismo pero, indudablemente, cuando el pago de la hipoteca aprieta y el llegar a final de mes se complica, este tipo de “cuestiones de apariencia” quedan muy en segundo plano o, directamente, desaparecen de la mente del individuo.

        • JJ - 15 junio 2017 - 15:37

          Solo aclarar que somos dos JJ diferentes. Yo solo he escrito el comentario 017.

          En todo caso, si el otro JJ es anterior cambiaré mi nick.

        • JJ - 15 junio 2017 - 15:46

          JJ, veo que no has aclarado que eres otro JJ.

          Y veo que has leído antes de escribir los tuyos mi comentario 017, porque te refieres al precio del coche en mis mismos términos e incluso con el símbolo del euro…

          Y otra cosa, no coincido con tus comentarios.

    • Krigan - 14 junio 2017 - 23:03

      No dudo de las buenas intenciones del organismo que inventó eso de los niveles, pero no sé si ha hecho más mal que bien.

      A efectos prácticos, solo hay 2 casos: ayuda a la conducción, y conducción autónoma. Con conductor o sin conductor. Son 2 situaciones radicalmente distintas.

      Google empezó con la conducción autónoma (la de verdad, sin conductor) en el 2009. Al principio el conductor de seguridad tenía que tomar los mandos continuamente, en el 2010 Google contaba con orgullo cómo su coche había conseguido cruzar un puente (el Golden Gate). Pero el caso es que todas y cada una de esas situaciones en las que el conductor tomaba los mandos eran casos a eliminar. Desde el principio.

      La ayuda a la conducción es otra historia. Tienes como objetivo algo sencillito. Por ejemplo mantener velocidad de crucero en un carril de autopista. Lo consigues y lo sacas al mercado. Después te planteas otra cosa. Por ejemplo, que cambie de carril en autopista. Lo consigues y lo sacas al mercado. Y así hasta el infinito.

      Mientras que Google ha estado años resolviendo infinidad de problemas en paralelo, todos los demás, que apostaban por la ayuda a la conducción, han estado resolviendo algunos problemas en serie. Primero una cosa y después otra.

      Ahora, claro está, todos están como locos con la conducción autónoma (la de verdad, sin conductor). Han visto que Google se acerca al objetivo final, saben que eso va a ser toda una revolución, y ahora (no antes) todos se meten de cabeza ahí. Pero Google les lleva años de ventaja, por la sencilla razón de que Google ha sido la única que apostó por la conducción autónoma desde el principio.

      • pepelu - 15 junio 2017 - 08:58

        Pues parece que hasta Google tiene otra idea sobre los coches totalmente autónomos , al menos de momento.

        Los famosos Koala (que en realidad se llaman Firefly) dejan paso a integrar la tecnología en coches tradicionales.

        http://www.bbc.com/news/technology-40261009

        En mi opinión un movimiento bastante lógico y racional. Probablemente tampoco piensen que el conductor es un elemento a “eliminar” (o que eso no es lo que se está demandando)

        • Krigan - 15 junio 2017 - 22:12

          ¡Dios mío! ¡Vaya ganas de agarrarse a un clavo ardiendo!

          Las intenciones de Waymo/Google están más que claras y no han cambiado ni un ápice. Tan solo tienes que visitar la web de Waymo.

          Lo primero que te aparece es el famoso vídeo del ciego dando una vuelta solo en coche.

          Lo segundo que te aparece es un texto que empieza así “We’re working towards fully self-driving cars”.

          Como YA SABES el vídeo del ciego es real, y fue grabado hace 2 años.

          • pepelu - 15 junio 2017 - 22:22

            ¡Dios mío! ¡Vaya ganas de seguir con tu discurso!!!

            El vídeo del ciego es real, y también lo es que están trabajando” hacia coches totalmente autónomos!! ¿Y?

            ¿A acaso he dicho que hayan abandonado ese objetivo??? Creo que no. Sólamente que, lo que a ti te parece la única solucion posible (coches sin volante) han decidido “dejarla aparcada”, y buscan integrarla en coches normales.

            Algo que para ti es un absoluto fracaso (según lo que has comentado en otras ocasionea), y para mi, y creo que para la mayoría es un movimiento lógico. Integrar la tecnología de la que disponen en coches “tradicionales”.. Si tu “talibanismo” con el famoso robotaxi, no te deja verlo, pues que quieres que te diga..

            Igual de real es el vídeo del ciego como la declaración de que abandonan los “koalas”. ¿Que en algún momento pueden volver a la idea? Pues probablemente…

          • Krigan - 16 junio 2017 - 01:17

            Pepelu:

            Sí, has dicho que han abandonado ese objetivo (coches sin conductor), al menos de momento.

            Y ahora estás diciendo lo contrario.

          • Pepelu - 16 junio 2017 - 09:22

            Krigan:

            Si esta discusión va de lo que “tu dices que he dicho” (que también lo sabes mejor que nadie en le mundo mundial), pues mejor terminarla aquí.

            Al final el 2020 está a la vuelta de la esquina, así que tampoco hay que esperar mucho.

          • Krigan - 16 junio 2017 - 13:08

            Pepelu:

            No es que yo lo sepa mejor, es que nuestros mensajes están ahí, a la vista de todo el mundo.

        • Carlos Quintero - 15 junio 2017 - 22:43

          Los nuevos coches de Waymo, sin conductor:

          https://medium.com/waymo/a-first-look-at-our-waymo-fully-self-driving-chrysler-pacifica-hybrid-minivans-5677e5e67750

      • Carlos Quintero - 15 junio 2017 - 09:29

        Entonces todos van a tener razón: para algunos fabricantes la conducción autónoma llegará en 2020 y para otros… en 2030 :-)

        • Krigan - 15 junio 2017 - 22:16

          Jejeje.

          El problema (para ellos) es de qué van a vivir los que no lo consigan hasta el 2030.

  • #054
    Mauricio - 14 junio 2017 - 23:43

    Enrique, estas experiencias de primera mano me parecen importantísimas para formarse una idea verdadera sobre el avance de la conducción autónoma. Espero no solamente que puedas probar otros vehículos con algún nivel de autonomía sino que también tengas todo el espíritu crítico para analizar el grado real de madurez de estas tecnologías. Tus lectores te agradeceríamos mucho si compruebas de manera práctica si estas tecnologías efectivamente están a la vuelta de la esquina o si todavía hay que esperar diez o veinte años para que los autos con un verdadero nivel 5 de conducción autónoma puedan ser adquiridos masivamente.

    • Enrique Dans - 15 junio 2017 - 00:38

      No serán adquiridos masivamente. Serán utilizados masivamente, pero no adquiridos. Los coches autónomos no serán para los particulares, que solo los usan un 5% del tiempo como mucho, son para flotas que los rentabilizan de verdad. Podrás tener uno si tienes mucho dinero, pero será un capricho equivalente al del que hoy tiene un avión privado…

      • Mauricio - 15 junio 2017 - 01:30

        Gracias, Enrique, por tu respuesta. El escenario que describes sería el de los denominados robotaxis, que pese a los interesantes argumentos dados por Krigan no ha terminado aún de convencerme, no porque técnicamente sea imposible sino porque ya he visto en Latinoamérica que los taxis baratos no le quitan a la gente el anhelo de tener su propio auto, además de que incrementan los atascos en las ya congestionadas ciudades.

        Estaríamos, por lo tanto, hablando de que el porvenir del taxismo lo tendrán en sus manos Uber y Google (o alguna combinación similar), que con sus rickshaws eléctricos y autónomos prescindirán del mal pagado conductor para llevarnos al futuro.

        • Carlos Quintero - 15 junio 2017 - 07:24

          No sé en Latinoamérica, pero en Madrid los taxis no son baratos, al menos para desplazamientos largos diarios (si lo fueran, yo no tendría coche). El escenario de los robotaxis de Krigan tiene todo el sentido, y dependerá no solo de Uber, Google, etc. sino de las autoridades. Por ejemplo:

          – Llevamos unos meses en los que cada semana muere un ciclista atropellado por un conductor borracho, drogado, demasiado mayor, o despistado, todas ellas muertes evitables cuando la tecnología esté a punto. Las autoridades de momento hacen planes inútiles de concienciación.

          – En capitales como Madrid, cada vez se reduce más la circulación de vehículos por el centro. Gran Vía, Plaza de España, etc. van a reducir sus carriles para coches y aumentar las aceras o hacer carriles para bicis. A ver si algún día hacen lo propio con la Castellana.

          Yo creo que si hubiera tarifas planas de robotaxi por el mismo precio que los abonos de transporte, mucha gente prescindiría del coche. Si quieres mostrar “status”, te puedes comprar un móvil, ropa o una casa mejor (además todos ellos los usas más tiempo). Sólo el tiempo que te ahorras en buscar aparcamiento ya sería importante (ayer estuve más de 20 min dando vueltas para aparcar, y unas horas más tarde el coche estaba a casi 40 grados, como ha mencionado JJ).

          Finalmente, si se trata de tener el coche en propiedad, un coche autónomo permite un escenario nuevo en muchas parejas o familias: un único coche que usan sus miembros si no solapan sus horarios de entrada/salida al trabajo (cuando el coche deja a uno en su oficina, vuelve a por el otro a casa).

          • Gorki - 15 junio 2017 - 10:46

            Todo lo que cuentas está muy bien, pero de momento los robotaxis, sólo existen en el país de las piruletas. Hoy por hoy, ni existen ni se les espera y el problema es cómo remediamos los problemas que tenemos HOY, pues otra solución evidentemente es esperar a que aparezcan los “taxidrones” aunque sea con taxipilotos.

          • Daniel Terán - 15 junio 2017 - 10:53

            En América hay varios países productores de petróleo por lo que el combustible suele ser barato y, por ende, los taxis más baratos.

            Allí lo que les ocurre es que una ciudad como Sao Paulo, con 15-20 millones de habitantes, tiene solo 60 y pico estaciones de metro; por las 200 y pico de Madrid.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados