Cámaras por todas partes

Ring Stick Up Cam

Mi primer contacto con los productos de Ring, compañía adquirida por Amazon en febrero de 2018, fue a través del Ring Video Doorbell 2, y fue un desastre. El producto me pareció incompleto, nunca llegué a ver claro el concepto de un videoportero que no sirve para abrir la cerradura de la puerta sino solo para poder hablar cuando alguien llama, y además, a pesar de que mi puerta exterior no está a demasiada distancia de la de casa, nunca llegué a conseguir en ella una conexión WiFi razonable.

Sin embargo, del producto me interesaron varios conceptos: el primero, el de un packaging que incluía absolutamente to-do, hasta el último tornillo, los tacos, la broca adecuada para colocarlos, e incluso el destornillador. Realmente era recibir el producto, hacer un par de agujeros en la pared, y tenerlo ya colocado. El segundo concepto que me gustó fue el de una batería que recargas en una noche, que te dura meses, que evita el problema de cablear tu instalación, y que simplemente avisa a través de la app cuando necesita recarga.

Cuando probé su segundo producto, la Ring Stick Up Cam, mi opinión mejoró sensiblemente: una cámara de videovigilancia que instalas en un suspiro en interior o exterior, que no tienes que preocuparte de cablear porque sigue funcionando con la misma batería de larga duración, y que controlas a través de una app que te permite configurar su sensibilidad, ver los vídeos que graba cada vez que detecta movimiento (permanece en reposo si no detecta nada, de ahí la duración de la batería), ver en tiempo real, e incluso hacer sonar una estridente alarma o hablar a través de ella. La idea de diseñar nuestro propio sistema de seguridad perimetral me pareció interesante, y de hecho, tras probarla unos días, adquirí otra más.

Cuando una cámara de seguridad se convierte en algo que se instala, se conecta y se integra en una red en cosa de quince minutos y sin complicaciones de ningún tipo, lo que cabe esperar es que, en un plazo no muy largo, el mundo se llene de cámaras particulares, que se unen a las muchas ya instaladas por negocios y ayuntamientos. Y efectivamente, eso es lo que parece estar pasando: sea con Ring o con otras marcas, el mercado norteamericano para este tipo de productos parece estar teniendo un momento dulcísimo, al hilo además del rápido crecimiento de nuevos problemas como el porch pirating vinculados al desarrollo del comercio electrónico.

Amazon, de hecho, parece estar desarrollando toda una estrategia envolvente en torno a la adquisición de Ring, que comienza con la seguridad perimetral, sigue con el portero automático que puedes contestar desde el smartphone, y termina con las cerraduras inteligentes para que puedas abrir al repartidor para que te deje los paquetes en la puerta de casa o en el garaje por dentro, mientras ves todo lo que hace en la cámara correspondiente. Una estrategia envolvente que, salvando algunos problemas de seguridad que es imprescindible y taxativo poner bajo control, parece estar imponiéndose en cada vez más vecindarios norteamericanos.

Ahora, además, la estrategia parece estar llegando a lo social: integrar esas cámaras cada vez más ubicuas situadas en las viviendas para contestar las llamadas a la puerta o para controlar el porche, en una suerte de red social de la seguridad que permite a los vecinos de una zona determinada tratar de controlar los problemas de su barrio. La idea, que evoca casi a las inquietantes patrullas de vigilancia ciudadana, se denomina Neighbors by Ring, está disponible tanto en Android como en iOS, por el momento solo en los Estados Unidos y Canadá – mi impresión es que traerla a Europa plantearía numerosos problemas legales – y parece estar convirtiéndose en tendencia.

Mi impresión de la cámara, aparte de su sencillez, inmediatez de instalación y calidad de imagen, es que elimina mucha de la complejidad de este tipo de productos. Está lejos de ser perfecta: la calibración adecuada de la sensibilidad lleva tiempo, y mientras no la consigues, recibes alertas absurdas cuando pasa un coche o cuando el viento mueve una rama a todas horas – a veces en medio de la noche, con la ilusión que eso hace. Los vídeos tardan, lógicamente, un rato en moverse por la red, lo que lleva a que, en ocasiones, recibas una alerta, tardes más de un largo minuto en poder verla, y sea más productivo obviarla y simplemente lanzar el vídeo en directo.

Sin duda, este tipo de productos acercan la posibilidad de diseñar sistemas de seguridad perimetral a cualquiera. Tecnológicamente, me parece un desarrollo muy interesante. Lo que no estoy completamente seguro es que eso sea, como tal, una buena cosa. Entre controlar discretamente que no te roben un paquete que te han dejado en el porche de tu casa y convertirte en una especie de vigilante neurótico conectado con tus vecinos y pasándote con ellos alertas de seguridad sobre personas que habéis etiquetado como presuntos delincuentes puede ir una distancia muy corta. En España no creo ni que llegue a ver aplicaciones de seguridad vecinal de ese tipo, pero en un país como los Estados Unidos, me da hasta miedo. Y creo que supone una evolución de la sociedad que no tengo nada claro que nos lleve a ningún buen fin.


This post is also available in English in my Medium page, “Video doorbells: maybe there are enough cameras out there already…«


13 comentarios

  • #001
    hipohipo - 1 mayo 2019 - 10:27

    Muy interesante. Igual me pillo una.

    El enlace a Neighbors by ring falla, Enrique. Un saludo.

    Responder
  • #002
    Gorki - 1 mayo 2019 - 12:59

    Como indicas, la tecnología es neutra. Este invento puede ser muy útil para ver desde la oficina, que pasa en el porche de tu casa, o si eres un marido celoso, que es lo que hace tu mujer.

    El aparato es el mismo y cumple en ambos casos su función, ser un elemento sencillo de instalar que permite ver a distancia, Es el uso el que se le de, lo que le transforma en un dispositivo práctico, o perverso.

    Responder
  • #003
    Matt - 1 mayo 2019 - 17:33

    Pues yo espero que sean ciertas tus predicciones y esto presente complicaciones legales en Europa que imposibiliten su desembarco y que nunca lo veamos en españa. Yo si tengo completamente claro que esto no nos lleva a ningun buen fin y que nos vamos acercando peligrosamente a la distopía.

    Responder
  • #004
    Yarch - 1 mayo 2019 - 19:13

    ¿Sabéis cuando sacarán en Europa Ring Alarm? Estoy muy interesado, pero nunca dan fechas.

    Responder
  • #005
    xaquin - 1 mayo 2019 - 21:45

    Con cerraduras analógicas superfiables algún ratero especializado puede entrar en casa.

    A cualquier «robot» se le puede hackear con medios apropiados.

    ¿Dónde radica la seguridad? Y, ¿como ir parando la carrera de trastos (porque non son tan útiles como parecen) varios que tanto contaminan?

    Y, por cierto, dónde queda aquello de que el exceso de información genera caos?

    Responder
    • Jose Miguel - 1 mayo 2019 - 21:53

      Hombre, Xaquin. No genera caos. Eso era antes del Big Data. :)

      Responder
  • #007
    Jose Miguel - 1 mayo 2019 - 22:03

    Redes sociales de cámaras vecinales para controlar la seguridad del vecindario. En un país donde mucha gente tiene armas en casa. ¿Qué puede salir mal?

    ooops… recibí una alerta de la red social, salí escopeta en mano, vi a un tipo entrando en mi jardín y le descerrajé unas postas. No sabía que venía a hacer una encuesta.

    Responder
  • #008
    ALAN TURING - 2 mayo 2019 - 08:22

    ¿Y dónde se guardan las grabaciones? ¿En un disco duro en la propia cámara, en el móvil/tableta o en la nube?

    Responder
  • #009
    LEON - 2 mayo 2019 - 10:13

    Personalmente que un producto, además de tornillos y brocas traiga la llave y la broca para colocarlos me parece una barbaridad antiecológica.

    Ya tengo la caja de herramientas llena de llave allen repetidas de Ikea y otras marcas, pero lo de la broca ya es retorcido, porque si tienes el taladro seguro que también tienes la broca ¿o lo siguiente es que te endosen también un taladro de un solo uso con cada compra?.

    En cuanto a la epidemia de «camarítis», otra barbaridad por la que acabaremos pagando un precio. Para abrir la puerta al mensajero no hace falta una cámara es suficiente con un sistema de voz, mucho menos intromisivo que una cámara.

    Responder
  • #010
    Enrique - 2 mayo 2019 - 11:06

    Los comentarios en Amazon de los artículos de Ring son para temblar. ¿Quieres un videoportero 2.0? Acude a los que saben fabricar videoporteros: 2N, Fermax…

    Responder
  • #011
    Joseba Casanova - 2 mayo 2019 - 13:56

    No es por desilusionar, pero si la consequencia de que te roben en casa, es que el caco entre por una puerta de comisaría y salga por otra…

    «La justicia española.» Seguro que las pruebas no son procedentes por que no eres quien para grabar nada.
    A lo mejor hasta el caco te denuncia por atentar a su privacidad, se rie y además te ganas a un enemigo insolvente.

    We are not in USA my friend.

    Un saludo.

    Responder
  • #012
    IzK - 2 mayo 2019 - 14:02

    Aunque no he mirado el producto, por la explicación que das del montaje sobreentiendo que para su uso se depende de un servidor externo (de Ring o de Amazon).
    Tanta preocupación con la privacidad que sale en los medios, pero a la hora de la verdad a nadie le importa un comino.
    Mientras el producto funcione no importa lo demás. Da igual si la empresa tiene acceso a imágenes, vídeos y sonido de nuestra casa o incluso el acceso a nuestra red interna, detectando qué otros dispositivos tenemos conectados y qué finalidad le dará a esos datos.

    Responder
  • #013
    Julio - 5 mayo 2019 - 05:42

    La verdad que me parece una excelente idea, ojala me la pueda comprar de oferta!
    Saludos

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG