Servicios y privacidad: una buena mezcla

Apple's revenue from iTunes, software and services* from 1st quarter 2013 to 4th quarter 2018 (in billion U.S. dollars)**

Si te levantaste alarmado esta mañana leyendo las noticias sobre la vulnerabilidad de seguridad de FaceTime, puedes relajarte. La compañía ha deshabilitado temporalmente la fuente del problema, la función de llamada de grupos de FaceTime, el tema estará solucionado en la siguiente actualización, y tú puedes seguir tranquilamente con tu vida sin necesidad de hacer nada. Tomando todos los factores en consideración, Apple y sus productos son todavía la mejor opción para cualquier usuario que valore mínimamente su privacidad.

De hecho, la privacidad se ha convertido en un elemento fundamental en el futuro de Apple. La cotización de la compañía recupera los valores previos a la caída del pasado diciembre, al tiempo que confirma su cada vez más acusada orientación hacia los servicios con el aparentemente próximo lanzamiento de una plataforma de suscripción para juegos y otra orientada hacia la gestión de la salud, además del cada vez más sólido crecimiento de Apple Pay y de otras categorías ya exploradas como contenidos a través de Apple TV, seguros, almacenamiento o apps.

El crecimiento de los servicios hacen que la categoría apunte a convertirse ya en la segunda fuente de ingresos de la compañía tras el iPhone, y posibilita un análisis interesante: que el fuerte enfoque hacia la causa de la privacidad que la compañía está convirtiendo en toda una bandera diferencial frente al resto de las compañías tecnológicas pueda convertirse precisamente en el complemento ideal para su estrategia basada en el crecimiento de los servicios.

Pocas cosas pueden ser un atributo más valorado para los servicios que una percepción adecuada sobre la importancia de la privacidad. En algunos casos, como los datos de salud o los financieros, la cuestión resulta más que evidente. Pero en realidad, un análisis así puede extenderse a lo que uno quiera, sea una plataforma de juegos, una de pagos o, eventualmente, una social: considerando la evolución de las percepciones sobre la privacidad en el mundo actual, es más que posible que se puedan diseñar de manera viable servicios de diversos tipos bajo la premisa del respeto a la privacidad de los usuarios, con una óptica renovada que haga énfasis en que la información que compartes con la plataforma no será recopilada, analizada y vendida al mejor postor.

Una estrategia así podría permitir a Apple plantear la competencia frente a otras compañías no desde un punto de vista puramente tecnológico, sino desde uno de preferencias del cliente: Google, Amazon o cualquier otra compañía puede ser capaz de diseñar una plataforma de gestión de información similar al que puede plantear Apple, pero indudablemente, le resultaría mucho más difícil convencer a los usuarios de que su información no es compartida con nadie y no forma una parte implícita del modelo de negocio que el usuario aceptó en algún momento sin darse cuenta al firmar unos términos de servicio determinados. El planteamiento de Apple en ese sentido es mucho más claro, sencillo y directo, así como el énfasis que la compañía lleva tiempo haciendo sobre ello.

Los servicios los puede ofrecer cualquiera, pero los servicios unidos a una fuerte garantía de privacidad, no. Visto desde el lado de la demanda, ese planteamiento dejaría muy claro que el usuario tiene una opción: entregar su información a servicios de compañías que le plantean monetizarla a cambio de una oferta gratuita, o pagar a Apple y obtener a cambio una garantía de privacidad.

En unos tiempos en los que cada día vamos adquiriendo más conciencia sobre la importancia de la privacidad, la estrategia de Apple de vincular servicios con privacidad podría terminar representando una ventaja competitiva más que interesante, sobre todo ante un posible horizonte en el que la regulación tomase un papel más activo. Servicios y privacidad pueden llegar a ser muy buenos ingredientes en una propuesta de valor. Y decididamente, un cambio muy refrescante en el horizonte.


This article was also published in English on Forbes, “Services and privacy: a good mix


11 comentarios

  • #001
    Gorki - 28 enero 2019 - 20:57

    Solo se me ocurren tres servicios en los que la privacidad sea un valor que realmente coticen en la sociedad actual, la salud, el juego y el sexo., Puede que en aras de mantener los ingresos, Apple se prepare para ser la Celestina del siglo XXI.

  • #002
    JM Robles - 29 enero 2019 - 11:31

    Privacy first services es una de las tendencias que pronosticamos para este 2019. Por lo que veo parece que se confirma.

  • #003
    Gorki - 29 enero 2019 - 12:39

    Si la privacidad fuera una obsesión para el público ya exiwstirian muchaqs aplicaciones que “engañaran” a los recojedores de datos y que hicieran por ejemplo las siguientes cosas.

    Modificar los datos de la cookies cargando cookies de sitios que no has visitado, borrándote otras y cambiando los datos que recogen aleatoriamente pero por valores que pudieran ser ciertos.

    Hacer en segundo plano, visitas aleatorias de paginas web y pinchar en algunos enlaces cerrandolas después. Encendiendo y apagando el ordenador y haciendo consultas en cuando lo tienes en standby.

    Enviar mensajes con textos sacado de por ejemplo la Wikipedia a otras personas que los detectan y borran automáticamente a la vez que te mandan mensajes similares a ti.

    Efectuar consultas aleatorias pero posibles a Google, Amazón, El tiempo, Airbnb, Tripadvisor,…

    En resumen organizar un tráfico paralelos aleatorio que ocultara tu tráfico real.

    Lo que aun no se me ha ocurrido es como ·engañar al teléfono móvil. ¿A alguien se le ocurre como hacerlo? https://www.youtube.com/watch?v=NPE7i8wuupk

    • MORTADELO - 29 enero 2019 - 15:32

      Gorki

      El link que nos mandas sobre Marta Peirano. Está bien pero si te quedas ahí no aprendes nada. Si lees su libro: “El pequeño libro rojo del activista en la red” verás que tu estrategía que siempre repites en este blog de enmascarar tu tráfico con “tráfico basura” es muy simplona y que en definitiva no enmascara nada. En ese libro te enseñan como navegar con una versión de TOR y ser bastante invisible en la red. (En realidad eres invisible para las empresas estilo google, pero no lo eres para organismos estilo NSA que están infiltrados en ella.)

      Por otro lado el hackear un móvil depende a lo que te refieras, si utilizas Telegram sea “supone” que el tráfico está encriptado. Pero tampoco está 100% libre de “vistazos”, pero se lo pones más dificil a tu querido FB. (Si utilizas Whatsapp se lo pones más fácil). Por otro lado la comunicación siempre pasa por tu proveedor de servicio, si llamas en abierto con voz, la interceptación legal es posible, si lo encriptas, sabran que hablas con un determinado lugar, pero no tendrán acceso a su contenido, salvo que te hayan pinchado el móvil en origen (o destino). Cuando alguien dice que no es posible desencriptar un mensaje, es porque asume que es inviolable el algoritmo, pero con un software residente, lo mismo que esa voz es escuchada por ti, lo es por un tercero, que está captando esa señal… y no digo más.

      ¿Le importa a Apple tu seguridad? No, Lo que le importa es que tu pienses que si le importa, y vender más iphone, asumiendo que tu piensas que es más seguro que el de la competencia. ¿Le importa la salud? si puede venderte más relojes y que tu pienses que sirven para algo… etc etc Al menos la estrategia no es engañarte descaradamente como FB

      • Gorki - 29 enero 2019 - 18:26

        En la tradicional lucha entre la muralla y los asaltantes siempre terminan ganando los asaltantes como bien demuestra la Muralla China. Si, si es cierto que puedo anonimizar mi IP utilizando TORr, pero Telefónica siempre sabrá que es lo que pido y que es lo que recuperoy por otra parte solo se trata de hakear las webs anomizadoras, Si entran en Facebbok, no creo que sea difícil entra en un servicio TOR, hay desde el ingenio, al soborno pasando por la coacción, y detrás esta la CIA el KGB y Amazon, (entre otros). y no hay nada mas peligroso que “saberse a salvo” y estar confundido. .

        Sin embargo como informático he tenido que depurar redes de datos que por un motivo o por otro se habían contaminado de datos falsos y pese a ser generalmente por acción de procesos defectuosos y no intencionadamente introducidos, puedo asegurarte lo extremadamente complejo que es eliminar los datos erroneos, y la abundantisima colección de falsos positivos y falsos negativos que arrastras .

        Si tu añades un 10% de datos falsos a los tuyos verdaderos, no solo te harás un favor a ti, sino a todos, porque con solo dudar de la veracidad de los datos que tienes, desvirtúa toda la base de datosy lo que de ella se deduzca.

        Si por ejemplo, datos contenidos en tus cookies. digamos la fecha de la ultima visita y el número de veces que has visitado el lugar, los cambias por otros reales, pero falsos, cualquier decisión que tomen los “algoritmos”, estará desvirtuada. Nada digo si ademas leen las cookies que copiaste del ordenador de un amigo y las toman como tuyas.

        Si un bot desde tu ordenador visitara paginas web de forma aleatoria, por ejemplo una dirección aleatoria entre las que devuelve Google a una palabra aleatoria mayor de seis letras de la web que realmente visitas, y ademas pincha a veces en un enlace, ¿Significaría algo el medir las visitas, o los pinchazos en un banner? ¿Sacarían algo en limpio de tu historial?

        Si un bot manda emails con textos aparentemente normales sobre educación física a otro ordenador elegido aleatoriamente entre un grupo de personas asociadas, ¿Valdría para algo pensar que ese señor es amigo mio y que hablamos de educación física?

        Ahora imagina que existiera un programa llamado ADPRIVA, que hiciera eso y un 30% de la población lo tuviera instalado, como hacemos con ADBLOCK , ¿Valdría para lago “vigilar” la red?

  • #006
    Pedro Torres Asdrubal - 29 enero 2019 - 17:40

    Recuerdo cuando los números eran tan bajos que se justificaba iTunes en termino del valor añadido que daba al dispositivo el tener un ecosistema de aplicaciones.

    ¿Puedes poner software de google en un iPhone pero no puedes poner software de Apple en un Android? iTunes es sus patio privado donde cobran por lo que otros tienen gratis, por ejemplo el mejor GPS.

    La privacidad solo la valoran los perseguidos. Los mediocres valoramos la comodidad.

    • Gorki - 29 enero 2019 - 18:30

      La privacidad solo la valoran los perseguidos. Los mediocres valoramos la comodidad.

      ¡¡¡ Plas, plas, plas,…!!! y la gratuidad

      • Pedro Torres Asdrubal - 31 enero 2019 - 13:42

        ¡Exacto querido Gorki!

        Flipo con este “hacker” obsesionado con la privacidad que sigue usando cuenta de Gmail:

        La cuenta de correo principal de Adolfo es de Gmail y no Protonmail, el mail preferido por interesados en privacidad. ¿Por qué prefiere Gmail? Uno, porque ofrece gratis 15 gigas en la bandeja de entrada y Prontonmail solo 500 megas.

        Bueno, bonito y… gratis.

      • Pedro Torres Asdrubal - 31 enero 2019 - 14:05

        Cita sacada de este articulo de El Pais:

        https://elpais.com/tecnologia/2019/01/29/actualidad/1548717345_728824.html

        P.D. Iba en mi comentario, pero no se publico el enlace.

  • #010
    Francis - 30 enero 2019 - 13:56

    Apple debería lanzar iMessage y FaceTime en Android como alternativa segura a WhatsApp y a su posible fusión con FB Messenger y mensajes directos de Instagram.

    • Pedro Torres Asdrubal - 31 enero 2019 - 14:07

      Apple debería poner Android y competir por un mercado universal, pero eso sería como pedirle a la iglesia católica que quite el celibato.

      Microsoft necesitó 40 años para abrazar el software abierto y dejar de perder el tiempo escupiendo a quienes tenían una mentalidad que ha demostrado estaba décadas por delante.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados