Mejorando el transporte público: autobuses eléctricos

IMAGE: LN9267 - CC BYEl transporte público está destinado a ser una de las formas prioritarias de moverse por las ciudades, y su tecnología está también en fuerte transición hacia la electrificación. Ahora, el estado de California, en su propósito de llegar al 100% de energía limpia consumida en su territorio en el año 2045, ha decidido implantar un programa de conversión que llevará a que las agencias de tránsito gubernamentales adquieran progresivamente autobuses eléctricos, hasta llegar a la prohibición total de la adquisición de autobuses diesel o de gas en 2029 y la conversión total de la flota a energías limpias.

Las buenas intenciones de California, no obstante, palidecen frente a la descomunal ciudad china de Shenzhen, que rivaliza en la vanguardia tecnológica con el mismísimo Silicon Valley, y que en este año 2018 ha terminado el proceso de conversión de los más de 16,000 autobuses de su flota a eléctricos, culminando así un proceso que comenzó en el año 2011. Como punto de referencia, la flota de autobuses más grande de los Estados Unidos, en Nueva York, posee 5,800 unidades, y una ciudad como Madrid posee 2,050. El proveedor del 80% de los autobuses de Shenzhen es una compañía radicada en la misma ciudad, BYD (Build Your Dreams), que actualmente vende sus vehículos en más de cincuenta países y que en 2016 sobrepasó a Tesla como mayor fabricante de vehículos eléctricos del mundo.

Los autobuses eléctricos son mucho más baratos de operar y de mantener que los propulsados por diesel o gas, además de un factor considerado cada vez más importante en las ciudades: son sensiblemente más silenciosos. El autobús eléctrico se constituye cada vez más como el único futuro para los operadores de transporte público. Su precio, además, está disminuyendo a medida que se reduce el precio de sus baterías, que ha caído un 80% desde el año 2010, poniendo de manifiesto lo importante que resulta tomar las opciones adecuadas en tecnología. En los Estados Unidos, únicamente 300 autobuses sobre un parque total de 65,000 vehículos en el país son eléctricos, mientras que en una ciudad como Madrid, la errónea decisión de optar mayoritariamente por la conversión de su flota a gas natural (62.58%) supuso un retraso en la adquisición de autobuses eléctricos, que actualmente suponen únicamente un 1.76% sobre el total. Según muchas de las agencias de transporte, la rápida caída en el precio de los autobuses eléctricos, junto con el hecho de que su tecnología no estuviese ampliamente probada a gran escala, hizo que las decisiones de compra se retrasasen, por miedo a terminar adquiriendo unidades a precios mucho más caros que si se esperaba algunos años.

Si alguien tiene dudas sobre el futuro del transporte, que se lo vaya haciendo mirar: será eléctrico o no será.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Buses will electrify urban public transportation”  

 

9 comentarios

  • #001
    Krigan - 22 diciembre 2018 - 16:08

    En Valencia han puesto algunos híbridos, y se nota mucho la diferencia cuando el bus usa el motor fósil. Cuando no, el ruido pasa a ser un suave zumbido, y desaparecen las molestas vibraciones.

  • #002
    Gorki - 22 diciembre 2018 - 18:40

    Uno ha conocido los trolebuses en Madrid. Desconozco por qué razón los quitaron. Sobre los autobuses eléctricos tienen la ventaja que pesan mucho menos y no tienen que parar para recargar las baterías y el inconveniente de necesitar una infraestructura de cables bastante fea.

    • Krigan - 23 diciembre 2018 - 00:58

      Supongo que los quitarían porque decidieron (acertadamente) apostar por el metro. Este requiere una mayor obra inicial, hay que excavar los túneles, pero es mucho más rápido, porque no tiene que parar en los semáforos.

      • Gorki - 23 diciembre 2018 - 12:04

        El metro en es como 60 años anterior al trolebus, Lo cierto es que por un motivo u otro se quitaron todos los transportes eléctricos trolebuses y tranvías. Desde le 2007 hay experimentalmente unas líneas de autobuses eléctricos, una por el centro con microbuses de 20 plazas y desde hace poco. otra que une un bario extremos, Carabanchel con el centro, donde ademas se cargan sin cables en la cabecera de la linea. Pero no dejan de ser mas que nada experimentales.

        El problema es que la autonomía de estos vehículos es 130 KM, lo que es bastante en un trayecto urbano con velocidad media de 15 Km (contando las paradas), pero no para viajes interurbanos.

        Como siempre todo queda pendiente de que se invente esa batería maravillosa que no llega a aparecer.

  • #005
    Mauricio - 23 diciembre 2018 - 03:43

    Enrique, lo que están haciendo en California o en Shenzhen me parece excelente y digno de destacarse.

    Lo que no me parece de ninguna manera correcto es que la conocida empresa Volvo le esté vendiendo sus obsoletos motores diésel Euro 5 a la Alcaldía de Bogotá. Son cerca de 700 nuevos buses del conocido sistema Transmilenio los que estarán impulsados por dichos motores.

    Al respecto, resulta bastante ilustrativo el artículo titulado Cada vez menos diésel en Alemania y más en Colombia. Algunos datos adicionales al respecto se pueden encontrar en la entrevista titulada “La licitación no nos beneficiaba”: Gerente de Volvo en Colombia o en la noticia titulada Alcaldía de Bogotá concluye licitación para renovar buses de Transmilenio.

    • Jose Miguel - 23 diciembre 2018 - 11:54

      Pues si. Debería ser preocupante para los bogotanos. Pero el problema es más de quien compra que de quien vende. Si quieres comprar mierda porque ahora mismo es más barata con toda seguridad vas a encontrar a quien quiera lucrarse contigo y te la venda. Pan para hoy y hambre para mañana.

  • #007
    Javier Lux - 23 diciembre 2018 - 10:27

    En la cuestión de autobuses me parece aún más urgente hacer un servicio de microbuses con aplicaciones del tipo uber pool, es decir vtc compartido por varios usuarios con un mismo destino.

    Con ese servicio se podría crear paradas dinámicamente para recoger pasajeros y llevarlos al destino conjunto. Por ejemplo un microbus sale de Navalcarnero con la mitad de los asientos vacíos y destino los parques empresariales de Alcobendas. Carga pasajeros en distintas paradas de Móstoles hasta Alcorcón y una vez lleno directo Alcobendas. Hoy en día las aplicaciones móviles permiten crear rutas y asignar paradas dinámicamente hasta llenar el autobús. Y con ese servicio mucha gente dejaría el coche ya que se pierde mucho tiempo con los transbordos.

    Urge un über VTC con pasajeros compartidos.

  • #008
    Marco A Bravo - 23 diciembre 2018 - 16:04

    Acá en Santiago, Chile, BYD comenzó un piloto con 200 buses eléctricos y el auspicio del gobierno. Estos cuentan con aire acondicionado y wifi. Espero que funcione ya que aparte de que estamos hyper contaminados ,el nivel de ruido de la ciudad es enfermante.
    El nivel de transporte público en este país es alto en todas sus regiones (comunas y provincias)
    Saludos de finde año y siempre leo tus artículos.

  • #009
    javier march - 24 diciembre 2018 - 01:46

    ¿16.000 autobuses eléctricos en Shenzhen?, ¡Dios mío!, ¿pero cómo pretenden dar carga a todo eso?. La potencia necesaria para enchufarlos será de Gigawatios/hora, ¿de dónde van a sacar toda esa energía?, es de locos …..

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados