Facebook: ¿qué viene tras la caída?

Facebook dislikeDesde el pasado 25 de julio, momento en el que alcanzó su máximo histórico de 218.62, la acción de Facebook no ha dejado de caer, para situarse ayer en 133.40 en lo que supone un auténtico annus horribilis para la compañía. El importantísimo papel de la compañía en la manipulación de las elecciones presidenciales del 2016, el genocidio de Myanmar, el escándalo de Cambridge Analytica, la contratación de dudosas empresas de PR para defenderse de los problemas atacando,  los chalecos amarillos en Francia, los sucesivos problemas de seguridad, la compartición de datos de los usuarios con anunciantes o con empresas tecnológicas… es verdaderamente difícil encontrar algo que la compañía haya hecho bien.

Los resultados de semejante espiral negativa son evidentes: empleados desmotivados, salida de directivos, dificultades para atraer talento, pérdida de usuarios, figuras prominentes que anuncian su salida, llamamientos para convertirse en una compañía Facebook-free o para abandonar no solo Facebook, sino también Instagram y WhatsApp… lo único que hace que Facebook aguante es el importante papel que juega su publicidad para muchas compañías, auténticas drogadictas que precisan de sus servicios para hacer llegar sus mensajes a los objetivos que estiman adecuados. Facebook consiguió enseñar a muchos a hacer publicidad hipersegmentada, se dedicó a estrangular su alcance orgánico para obligarles a pagar publicidad si querían alcanzar sus objetivos, y ahora se encuentra con legiones de directores de marketing y publicidad dispuestos a seguir pagando campañas, aunque los usuarios estén en proceso de salir por la puerta.

Ni las caídas bursátiles, ni los juicios gubernamentales ni las multas parecen conseguir efecto alguno: no es que la compañía tenga un problema, sino que el problema es la propia compañía. El año que Zuckerberg se propuso arreglarla ha demostrado ser un estrepitoso fracaso. Una compañía completamente carente de principios, capaz de decir una cosa mientras hace exactamente la contraria, de excusarse continuamente de manera hipócrita sin arrepentirse absolutamente de nada… no existe absolutamente ninguna razón para confiar en Facebook. La actitud de la compañía es la misma que la que su fundador manifestaba en 2006 cuando se refería a los usuarios que le habían confiado sus datos como “dumb fucks”: simple materia prima con la que no existe ningún tipo de compromiso, que se puede vender, regalar o ceder sin ningún tipo de remordimiento, como si fuese lo más normal del mundo, para saldar el asunto después con un simple “Ooops!”. El problema no es Facebook, es un modelo de negocio en el que cabe absolutamente todo lo que ha hecho y se interpreta como parte de una total normalidad. Ni siquiera echar a Mark Zuckerberg, algo por otro lado imposible, solucionaría un problema que es completamente endémico, propio de una organización creada en torno a la normalización de lo que nunca debería haber sido visto como normal ni aceptable.

¿A dónde vamos? Por mucho que Facebook baje, la compañía sigue siendo una máquina de hacer dinero, sostenida por compañías que la utilizan para su publicidad. Conseguir que esas compañías renuncien a un canal que ahora encuentran ideal para muchas de sus estrategias parece un fin lejano y complicado, tal vez imposible. Que la compañía cambie su modelo de negocio, por mucho que algunos lo crean, parece difícilmente planteable, como lo sería además confiar en un cambio así. ¿Volveremos a redes sociales que nos permitan ser más auténticos, a la idea que creímos que representaban en sus inicios? ¿Sustituiremos las redes sociales por páginas personales, creándonos así nuestro Facebook propio y personal en el que nosotros ponemos las reglas? ¿Quedarán Mark Zuckerberg y la era Facebook como un canto a los excesos del “vale todo” en lo social, o seguiremos rizando el rizo del absurdo?

 

 

 

This article was also published in English on Forbes, “Facebook just keeps on falling. What comes next?” 

 

15 comentarios

  • #001
    Greg - 21 diciembre 2018 - 15:17

    ¿El culpable es el modelo de negocio de Facebook en particular? O el capitalismo salvaje de muchas de las empresas que cotizan en bolsa?
    Cuando la rentabilidad se convierte en más importante que el “don’t be evil”, apaga y vámonos.

  • #002
    Marcelo - 21 diciembre 2018 - 15:55

    El descalabro ha sido general, no es cosa exclusiva de FB… Alphabet, Tesla, Netflix, Microsoft, Apple, Twitter, todos están lejos de sus máximos y no tienen los problemas de Zuckerberg.

  • #003
    Una_Caña - 21 diciembre 2018 - 16:26

    Facebook nació para ayudar a contactar con gente del pasado y ligar.

    Twitter es el sueño de algún periodista vago.

    Modelos sencillos pero difíciles de monetizar. Aunque si dejamos la moral a un lado y … sujétame la cerveza

  • #004
    Gorki - 21 diciembre 2018 - 17:06

    ¿Y por qué Facebook si y Google no? *Quien invento la publicidad contextual y emperzó a vender nuiestros datos a los anunciantes?

    Sinceramente, lo que matará a medio plazo a Facebook, no es el que la gente se vaya porque venden sus datos, o porque los rusos la utilizan para que votes a Trump. Lo que le está matando, es que cada día es más aburrida.

    He dicho y repito, que la gente normal, el usuario privado, ha dejado de contar lo que está haciendo, o simplemente lo que piensa, por decirte lo que quieren vender, Si a ello añades la inmensa cantidad de publicidad, encontrar algo que te interese en esa maraña publicitaria es casi un milagro.

  • #005
    Pedro Torres Asdrubal - 21 diciembre 2018 - 17:52

    ¿Por qué WhatsApp no incorpora un sistema de pagos con el móvil como WeChat?

    WhatsApp ha matado al correo electrónico y va camino de matar la telefonía. ¿Cuando va a matar a las tarjetas?

    El 99.99% de mis datos son basura y no se pueden usar para hacerme daño.

    • Gorki - 21 diciembre 2018 - 18:52

      Parece que están en ello, pero son mas ambiciosos, pretenden sacar una criptomoneda de cambio fijo que sirva de moneda de cambio para transacacciones mediante Whatsapp
      https://wwwhatsnew.com/2018/12/21/whatsapp-podria-tener-su-propia-criptomoneda/

      Por cierto para caída de valor la del Bitcoin . está en un 30% de su valor máximo de hace unos meses https://www.buybitcoinworldwide.com/es/precio/

      • Marcelo - 21 diciembre 2018 - 18:58

        Si es algo de cambio fijo no es ninguna criptomoneda, es un vulgar token.

      • Pedro Torres Asdrubal - 31 diciembre 2018 - 11:25

        Justo es de lo que va el artículo de hoy.

        Le preocupa la privacidad, pero como en el debate de la seguridad, observo que el mundo real es reactivo por pragmatismo, por ahorrar, por gastar menos tiempo y dinero en problemas que no se han materializado.

        Por cierto, seguro que alguno hay por ahí diciendo que el Bitcoin vale 300% mas que hace año y medio.

    • Isangi - 27 diciembre 2018 - 08:53

      “WhatsApp ha matado al correo electrónico”

      Ni de broma, Whatsapp, y otros, ha sacado del email conversaciones cortas y absurdas que no tenian practicidad en el email al igual que ha traido nuevos tipos de conversaciones.

      Pero el email sigue muy vivo sobretodo en el entorno empresarial.

      “va camino de matar la telefonía”
      No de matarla, pero si de dejarla en “un segundo plano”.

      “¿Cuando va a matar a las tarjetas?”
      Muchos seremos muy, muy reacios a dar a whatsapp datos bancarios para pagos, no creo que en eso puedan ser referente de verdad.

      “El 99.99% de mis datos son basura y no se pueden usar para hacerme daño.”

      ¿esto es la nueva forma de decir aquello de “no tengo nada que esconder”?

      • Pedro Torres Asdrubal - 31 diciembre 2018 - 11:29

        Todos somos clientes, y a los clientes nos gusta la comodidad de recibir la información en el bolsillo y no en la mesa de la oficina.

        Supongo que hay empresas que siguen usando el fax, al igual que amantes de la música que tienen vinilos.

        A ver si dentro de unos años miramos atrás y la realidad nos muestra quien de los dos acierta, que se trata de entender la realidad y ver a donde vamos.

  • #011
    francis - 21 diciembre 2018 - 18:27

    Están preparando su propia criptomoneda

  • #012
    Javier Cuchí - 22 diciembre 2018 - 10:09

    Con esto de las redes sociales yo estoy experimentando un cambio de paradigma personal. Abandoné Facebook hace ya bastantes años (dejémoslo, para no correr el peligro de exagerar, en seis) y acabo de dejar Twitter y en ambos casos por lo mismo que se ha apuntado por ahí arriba: no tanto porque las compañías propietarias sean demoníacas (que también) sino, sobre todo, porque se han ido convirtiendo, cada cual en su momento, en auténticas perreras, en un estruendo de ladridos de brutalidad y de estupidez. Me mantengo en Instagram… no, ya estaba en Instagram y tenía inactiva la cuenta: al irme de Twitter la reactivé, pero sólo por interés fotográfico, como empiecen a entrarme seguidores bordes me daré el piro inmediatamente. También estoy en Mastodon, pero eso está aún muy inmaduro, mucho; y, sin embargo, cuando pienso que a la vuelta de cuatro o cinco años podría añorar esa inmadurez -como añoré otros tiempos en Twitter, los de hace nueve años, cuando llegué- casi me dan ganas de irme ya ahora mismo.

    Me parece entender que Enrique propone o prevé algo parecido a una vuelta a la blogosfera; bueno, ojalá, pero no soy nada optimista: si no cambia el talante colectivo (y no sólo en España) dudo que la gente esté, en general, dispuesta a leer con detenimiento y a reflexionar sobre lo leído.

    Mal asunto.

    • Javier Cuchí - 22 diciembre 2018 - 10:12

      Otrosí: una red social que funcionaba muy bien (seguramente por minoritaria, y me parece que ahí está el secreto de la calidad), como es Google+ y van y nos la cierran. No somos nada… :'(

      • Juan Carlos - 23 diciembre 2018 - 19:10

        La han cerrado porque no daba el resultado esperado. Esperaban que hiciera frente a otras redes y han visto que no tiene la fuerza de estas. Ahora que se ha sabido que han tenido problemas, ya no sirve de nada que intenten mantenerla hata la fecha prevista. Trabajo con redes sociales y las estadisticas y los resultados eran bastante bajos. Por eso siempre recomiendo a mis clientes que no trabajen con Google+ desde hace tiempo.

  • #015
    Odontólogo - 26 diciembre 2018 - 14:35

    Es impresionante como facebook se comporta como si los datos de los usuarios fueran piezas de ajedrez

    Y si los usuarios dejan facebook ¿a donde irán? ¿A instagram? La cual es propiedad de facebook

    ¿Y qué ha pasado con las instituciones que deben aplicar las leyes?

    Saludos

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados